Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Nueva Segovia Nicaragua

MUNICIPIOS DE ESTELI 
SANTA MARIA NUEVA SEGOVIA NICARAGUA


www.manfut.org
Coleciones MANFUT.ORG
Alcaldes de Nueva Segovia
Municipio de Santa María

 
 SANTA MARIA   fundación : 1,850  Extensión territorial : 168 km²  Su cabecera municipal está ubicada a 276 kms. de Managua, capital de la República de Nicaragua. Límites  Norte y Oeste : República de Honduras.  Sur : Municipio de Somoto (Dpto. de Madriz). Este : Municipio de Macuelizo.  Población  3,784 habitantes. (Censo Nacional 1995)  Urbana: 408 habitantes (10.8%).  Rural: 3,376 habitantes (89.2%).  densidad poblacional es: 23 hab/Km².












DATOS DEL MUNICIPIO
Departamento: Nueva Segovia.
Municipio: Santa María.
Fundación: 1850.
Extensión territorial: 168 km2.
Población: 4,200 habitantes.
Altura sobre nivel del mar: 770 metros.
Temperatura media: 23ºC-24ºC

LÎMITES:
Norte y Oeste: República de Honduras.
Sur: Municipio de Somoto, departamento de Madriz.
Este: Municipio de Macuelizo.
 
 
 
 

 



SITIOS TURISTICOS 
Guambuco (1.700) and  Capire (1.550). 4.500 and 4.300 feet
Cerro Flor Blanca,1,132 mts  --Sangarro, 1,413 mts--Cerro La Picona, 1,869 mts.-- Cerro el Mogotón, 2,107 mts. Visite el hermoso parque municipal de Ocotal una obra ecológica digna de que otros municipios sigan el ejemplo: mucha vistosidad, sus árboles, sus plantas, su kiosco y la estatua a Monseñor Nicolás Antonio Madrigal y García. 
 

Visite el Majestuoso  Río Coco por corre por estas tierras, al igual que los ríos Jícaro, Quilalí, Dipilto y Poteca, bañando Las Segovias.

Visite 2 sitios que revelan parte del escenario de lucha del General Sandino
El cerro El Chipote (Quilalí) 
Las Minas de San Albino (Murra)

Monumentos históricos 
San Francisco de La Paz, 

Visite el cerro La Pedregosa que se caracteriza por
sus gigantes piedras de granito caladas con jeroglíficos, en San Fernando
 

"Parque Mirador en el Cerro La Cruz" en Ocotal
 

Visite la a
hermosa cascada de El Rosario en Murra rodeada de una exuberante selva que la embellece

Visite los vestigios del 
monumento al Cristo de Limpias

Y en la cuesta del barrio Sandino, viste 
La Fortaleza, donde los españoles se atrincheraron para defenderse de los ataques piratas. 
 
 

"Ciudad Vieja" 

 Fundada en 1,500 por los  españoles en lo que ahora conocemos como Panalí (Quilalí); 

Conozca los vestigios de lo que en 1,531 se llamó El Pueblo del Espíritu Santos, en Jalapa. 

Además visite , las ruinas de una villa ­tal vez una de las primeras fundadas por los españoles- conocida como Santa María de la Buena Esperanza en el Municipio de Santa María; 

Conozca   lo que fue la primera reducción de Segovia en lo que ahora se conoce como Ciudad Antigua y fundada en 1,611; 

Visite los túneles de las antiguas minas de oro en Macuelizo  evidencia viva de la explotación a la que fueron sometidos nuestros antepasados.

Montañas del municipio: Guasapo, 
Cerro de La Cruz, El Cerro La Campana, Guásara 
Cerro Grande.

 Rio Dipilto 

Rio Macuelizo 

Un refrescante chapuzon frio en la Presa El Quebrantadero, ubicado 700 mts snm y a un kilómetro al noroeste del
área urbana del municipio de Ocotal.

Aqui estan las famosas aguas termales en Las Brisas (Santa María)

Admire el
Santuario a La Virgen de La Piedra, en
el pintoresco municipio de Dipilto

Visite  la
imagen del Señor de Los Milagros, en Ciudad Antigua.

Visite la Gruta de
Guadalupe, en Mozonte.

Templos de Ocotal:

El templo Parroquial Ermita de San José,

La Capilla de Jesús
Obrero, 

Ermita del Corazón de María 

Discoteca Star Light en Ocotal

Casa de cultura se imparten cursos como: manualidades, danza moderna y folklórica, teatro, música, clases de guitarra, pintura, dibujo y carpintería

 
  Santa María del Pedregalito

Orlando Valenzuela  La Prensa 
 Apesar de estar asentado en una de las zonas más ricas de Nicaragua, Santa María es considerado uno de los municipios más pobres del país, a tal punto que actualmente vive un estado de emergencia alimenticia provocada por una prolongada sequía.”

Tradicionalmente los pobladores de este municipio fronterizo con Honduras han vivido del cultivo del maíz, frijol y sorgo, pero desde hace algunos años sufren por malos inviernos, y la pobreza se agudiza cada vez más.

Lo irónico del caso es que debajo de los pies de estos pobladores existen grandes yacimientos de minerales: oro, plata, plomo, cobre, cal, zinc, mármol y hasta carbón mineral, según estudios realizados a mediados de la década de los años sesenta.

Otra de las riquezas naturales de este municipio es su potencial maderero, constituido principalmente por un nutrido bosque de pinos, que además de ser sobreexplotado, actualmente enfrenta el peligro de su desaparición total por el ataque de la plaga del gorgojo descortezador. Por esa razón, muchos propietarios de parcelas de pinos cortan, de raíz, miles de árboles de pino carcomidos por este insecto.

ENTRE MONTAÑAS
Santa María es uno de los doce municipios de Nueva Segovia y se ubica a 274 kilómetros de Managua y 54 kilómetros de Ocotal, cabecera departamental. Este poblado está asentado entre las montañas del suroeste de la Cordillera de Dipilto, a 770 metros de altura sobre el nivel del mar, por eso disfruta de un permanente y agradable clima fresco.

En todo el municipio viven cuatro mil doscientos habitantes, de los cuales unos quinientos cincuenta se ubican en el casco urbano. Es un pueblo pequeño, con calles ondulantes y accidentadas que suben y bajan siguiendo la topografía del terreno. Sus casas, como la mayoría en el departamento de Nueva Segovia, son de adobe, y algunas de ladrillos de cuarterón o de bloques de cemento.

Pintar una casa en Santa María es barato, ya que en todo este municipio existen minas de cal que a diario producen centenares de quintales de este blanco mineral, que es utilizado en la construcción y actividades agrícolas, pero, además, para embellecer las fachadas de casas, cunetas, iglesias, bancas de parques... y hasta las tumbas del cementerio.

LEJOS DE A CIUDAD Y SIN OPCIONES DE DIVERSIÓN
Por su lejanía de la capital y de los grandes centros urbanos, la población de Santa María vive en un virtual aislamiento del resto del país, a tal extremo que la juventud de este municipio casi no juega béisbol, sino que practica masivamente el fútbol, deporte rey de sus vecinos hondureños.

En el pueblo no hay opciones de diversión. No hay cine, discotecas ni restaurantes, sólo el pequeño parque municipal y la iglesia. Para colmo, las radios nacionales se escuchan poco, y los únicos canales de televisión que se ven nítidos son el cinco y el ocho de Honduras.

UN POCO DE H ISTORIA
La primera mención que se tiene de Santa María aparece en un documento de 1840, donde se indica que para entonces este poblado era sólo una “reducción católica” conocida con el nombre de “Santa María del Pedregalito”. En otro documento, fechado en octubre de 1850, se dispuso que varios valles formaran una sola población, con el ya familiarizado nombre.

Sin embargo, la mejor prueba de la existencia de este poblado está en el documento encontrado por el ya fallecido investigador Julián N. Guerrero, donde se consigna que por decreto legislativo del 15 de febrero de 1862, durante la administración del general Tomás Martínez, se le concede al pueblo de Santa María del Pedregalito, el producto del impuesto de la taquilla del aguardiente de la población, por tres años, bajo la condición de que dicho producto sea invertido necesariamente en la edificación de su iglesia, lo cual se cumplió a cabalidad.

GENTE CON CALOR HUMANO
Hasta antes de 1975, la población se alumbraba con rajas de ocote y candiles de carburo o kerosine, pues hasta ese año llegó la luz eléctrica a las calles y hogares de este alejado pueblo segoviano. Por eso no es extraño que hasta entonces los pobladores de Santa María conocieran la magia del cine y otros inventos que sólo funcionan con energía eléctrica.

A pesar del abandono y marginación a que se ha visto sometida, en Santa María la gente es amable y generosa con los visitantes, a quines tratan con cariño y cordialidad. Es ese calor humano lo que hace agradable la visita a este pequeño pueblo, donde todavía en la correspondencia se acostumbra escribir: “Dirección conocida”, porque toda la gente aún se conoce por sus nombres y apellidos.

LAS CALLES DE SANTA MARÍA
A unos diez kilómetros al sur de Santa María se encuentra la comunidad de “La Calera”, nombre que proviene de la actividad económica de sus 112 habitantes, quienes se dedican a la explotación de cal mineral mediante el más atrasado método artesanal.

En esta comunidad existen seis hornos donde laboran aproximadamente doce trabajadores en todo el proceso productivo, que consiste en extraer la piedra de cal a punta de barra desde lo profundo de la mina, para luego someterla a 48 horas de fuego en las campanas de hasta dos metros de alto, que le dan forma a los hornos de “quemado”.

El proceso es más que agotador. Todo se realiza manualmente y en condiciones precarias de seguridad para la salud de los trabajadores; sin embargo, es la única alternativa de trabajo para los habitantes de esta zona, pues las haciendas cafetaleras no emplean mano de obra por falta de financiamiento, y las cosechas de granos básicos se perdieron por la sequía.

Don Julio César Moncada, propietario de una de las minas de cal que hay en esta montaña y que empezó a explotar desde 1992, explicó que antes sacaban la piedra de cal a golpe de barra, pero desde hace algún tiempo emplean fuego para “suavizar” la piedra y extraerla con mayor facilidad.

La piedra es llevada hasta el patio de su casa, donde tiene el horno que utiliza para la “quema” de la roca mineral, que una vez que pasa por altas temperaturas durante dos días, es enfriada con agua fresca, hasta convertir la dura peña en una suave y porosa pelota blanca que se deshace en polvo al apretarla con los dedos. El paso siguiente es colar la cal en cedazos de acero y una vez que queda bien fina, se echa en sacos de 50 libras, donde queda lista para su venta.

Don Julio explicó que esta cal es utilizada en la industria de la construcción, para “blanquear” casas, así como para actividades agrícolas, ya que se usa como abono orgánico en viveros de café, hortalizas, aboneras y otras labores de fertilización en el campo.

En su calera, “quema” una vez al mes, pero normalmente se hacen dos “quemas”, en las que se producen unos 600 sacos de 50 libras de cal en cada una, los cuales son vendidos a razón de 20 córdobas por unidad.
 
Trabajando con las uñas

Orlando Valenzuela
 La carpintería de los hermanos Miguel y Enrique Castillo no tiene competencia en toda Santa María, y la razón no es sólo porque es la única en el pueblo, sino porque, además, sus trabajos son de muy buena calidad, ya que ambos son egresados de un Colegio Técnico Vocacional de Honduras, de donde regresaron hace tres años luego de una ausencia de dos décadas.

Cuando volvieron a su pueblo natal trajeron de la nación del norte unas cuantas herramientas con las que hace dos años empezaron a realizar sus primeros trabajos para la comunidad.

Así, poco a poco, la población reconoció su calidad como carpinteros y ebanistas de primera línea, y los pedidos no se hicieron esperar: camas, escritorios, archivadoras, esquineras, planchadores, puertas, sillas abuelitas, mesas y todo tipo de trabajo tallado en madera ya es posible en Santa María gracias al talento de estos dos artesanos segovianos.

El mérito de estos dos jóvenes carpinteros es mayor si se toma en cuenta que todo el proceso de fabricación de muebles se realiza manualmente, pues desde el corte de la madera hasta el pulido se hace con herramientas rudimentarias.

En vista de que en toda la jurisdicción de Santa María no existe ningún aserrío, para trabajar ellos buscan en el bosque la madera que utilizarán, luego compran el árbol al propietario, sacan un permiso en la Alcaldía y contratan un aserrador que tenga motosierra para que corte el tronco seleccionado. Luego, el aserrador saca las tablas con la motosierra, y con ayuda de bueyes o en camión trasladan los tablones hasta su casa. Lo demás es trabajo de ellos.
 

Un agricultor con vocación de minero

Orlando Valenzuela
 

Algunos lo tildaron de loco, pero de chiflado es lo que menos tiene. A sus 75 años, don Ramón Moncada Bustamante sigue convencido que bajo la tierra que pisan los pobladores de Santa María existen incalculables riquezas en minas de metales preciosos.

Y su criterio hay que tomarlo en cuenta, porque está basado en la experiencia propia, ya que él mismo fue testigo de las exploraciones que en 1963 hizo un grupo de científicos de la oficina del Servicio Geológico Nacional, que en ese entonces encontró vestigios de importantes vetas de plomo, plata, mármol, zinc, oro y carbón mineral.

Don Ramón siempre ha sido agricultor, y como tal conoce todos los recovecos de Santa María y otros municipios vecinos, “como la palma de la mano”. Por esa razón lo contrataron en la década de los años sesenta para servir de guía de los geólogos que exploraron estas montañas, según dijo.

Como prueba de sus aseveraciones, don Ramón aún guarda en su casa varias piedras que contienen residuos de algunos minerales existentes en la zona. “En estas montañas hay mucho oro, todavía quedan molinetes y hornos que se usaban para moler la broza y fundir el oro en una de esas viejas minas”, aseveró.

Se sabe que durante la época colonial los españoles sacaron mucho oro de estas montañas, y que hasta principios del siglo pasado aún se explotaban algunas minas, las que fueron abandonadas por los constantes conflictos bélicos, según explica don Ramón.

“Cuando anduve con los geólogos me di cuenta de las riquezas que tenemos, pero que no explotamos. Sólo aquí nomás, en Los Robles Norte, hay indicios de una buena veta de cobre. En Quebrada Honda hay vestigios de oro, y en La Quebrada del Cristo, cerca de El Aguacate, hay zinc, plomo y un poco de plata”, aseguró.

Sus declaraciones podrían comprobarse con nuevos proyectos de exploración y explotación de estos recursos, utilizando alta tecnología para convertir en realidad el viejo sueño que lo animó a explorar por su cuenta muchas montañas de la región: “Mi interés era que Santa María prosperara y que hubiera mucho trabajo con la minería”.

El rico pan dulce segoviano

Orlando Valenzuela
 
Desde que los gallos empiezan a despertar con sus alegres cantos a los pobladores de Santa María, doña Alicia Olivera Estrada, de 67 años, abre la puerta de su patio para bañarse y prepararse para una dura jornada de trabajo.

Una vez refrescada, doña Alicia prepara la masa de harina para elaborar las ricas piezas de pan dulce que su mamá le enseñó a hacer desde muy joven.

Aunque empezó a hornear pan para vender a la comunidad hace apenas quince años, doña Alicia dice que en realidad aprendió desde chavala sólo “viendo” trabajar a su mamá. “Como una es sacona, va viendo y se va fijando, así yo llegaba a ver cómo revolvía mi mamá la masa y aprendí”, dice sonriente.

EL PROCESO
Cuando ya tiene preparada la masa, limpia los sartenes y enciende el horno. A continuación, empieza a preparar las piezas de pan dulce que deposita con cuidado en los sartenes de aluminio.

Mientras la masa se crece en las bandejas, ella revisa que el horno tenga buena temperatura, y una vez que está “en su punto”, una a una va metiendo las bandejas al horno artesanal, de donde a los varios minutos salen bien doraditas y con ese agradable olor a pan caliente, las piezas de pan dulce que tanta demanda tienen en estos lugares.

Doña Alicia también hace galletas, polvorones y tortas, las que distribuye entre las pulperías locales, donde entrega con “vendaje” del veinte por ciento.

Su casa está en la propia entrada del poblado, frente al parque municipal, mano derecha. Cuando tenga ganas de probar el legítimo sabor del pan segoviano, nada mejor que aventurarse por los caminos que llevan a Santa María, donde doña Alicia le estará esperando con una taza de café caliente y un par de piezas de pan dulce.

 

 
Buses de transporte colectivo desde Ocotal hacia El Jícaro, Jalapa, Quilalí, Murra y el resto de municipios del departamento; así como al puesto fronterizo de Las Manos, Estelí, Somoto y Managua.vv
 
Indice de Nueva Segovia         Indice de manfut.org