En cada lugar...algo especial...
Colecciones manfut
DISFRUTE SU TOUR DIGITAL "BIBLIOTECAS, MUSEOS, ARCHIVOS DE NICARAGUA.
Museo General Augusto Cesar Sandino
San Rafael del Norte, Jinotega, Nicaragua.
 



INCLUYE LA PRESENTACION DE Flavio Rivera Montealegre "CRONOLOGIA DE LA VIDA DEL GRAL SANDINO .

Cronología de la vida 
del Gral. Augusto C. Sandino 
(1893-1934)
Y hechos acaecidos después de su asesinato en 1934.

Investigado realizada por:
Flavio Rivera Montealegre*
 
 


Gral. Augusto C. Sandino
"Una pugna entre el pasado y el porvenir, entre los que llevan muy profundos sentimientos ancestrales de dominación y los que tienen la mente libre de prejuicios" Augusto C. Sandino (31 de Julio de 1928, declaraciones al periodista español, Luis Araquistain)

"Los homicidas que hundieron en la eternidad a Sandino, no comprendieron que su anticipada y trágica muerte iba a poner aureola de inmortalidad a su nombre. Sandino vive ya en la Gloria y vivirá eternamente en el corazón de los que lo amaron y en el remordimiento perenne de sus victimarios" Salvador Calderón Ramírez (del libro "Últimos días de Sandino")

"Fidel Castro es la antítesis de Sandino. Uno luchó contra la intervención armada; el otro, la convierte en su instrumento", Gral. Anastacio Somoza D.,tomado del Diario Novedades, No.1368, domingo, 14 de Noviembre de 1976, bajo el título: Enérgica denuncia de Somoza.
 
 


 
 
Introducción
Todo nicaragüense debe conocer obligatoriamente la historia de Nicaragua. Igualmente, debe conocer lo que sucedió en esa guerra anti intervencionista encabezada por el Gral. Augusto C. Sandino, cuáles fueron sus motivos, las causas que lo llevaron a tomar la decisión de defender la dignidad nacional. Independientemente de las ideologías que muevan a cada nicaragüense, todos tenemos la obligación de conocer los hechos tal y como sucedieron, basados en esos hechos, debemos formarnos nuestro propio criterio al respecto. Lo que no tiene justificación es vivir en la ignorancia, y peor aún, emitir juicios sin conocer los hechos históricos. En mi opinión personal, el Gral. Sandino junto con el Gral. Benjamín Zeledón Rodríguez, junto con ese puñado de hombres que les siguieron en sus luchas bajo la inspiración de sus ideales, merecen nuestra admiración y respeto; porque fueron ellos los que dieron la cara de la nación para mantener incólume nuestra dignidad de pueblo amante de la libertad. Aquél que no quiera entender esta posición, lógicamente pertenece a ese sector de la población que ha tenido como modus vivendi el robo de los recursos del estado, bajo la sombra del caudillo, del dictador, del gamonal o del mafioso que en el poder ha llegado gracias al apoyo de las lacras sociales que han mantenido en la pobreza a las grndes mayorías de los nicaragüenses, en el subdesarrollo a la nación, y, en el oscurantismo mental a una gran porción de los nicaragüenses; manteniendo con ello una deleznable calidad cultural de la sociedad, sin importar si parte de esos ignorantes ostentan o no algún diploma académico, porque la cultura no está en función de un pergamino obtenido en alguna universidad, sino, en función de una actitud positiva ante el desarrollo integral de una nación, pensando siempre en el futuro bienestar de las generaciones venideras, teniendo siempre en mente que esas futuras generaciones obtendrán una mejor calidad cultural que la anterior.

 

Cronología




1893


Fecha de nacimiento de Augusto Nicolás Sandino Calderón: 18 de Mayo de 1893, Niquinohomo (antes conocido como La Victoria), Masaya. Sus padres fueron Don Gregorio Sandino López, (n. 1868) y Doña Margarita Calderón Ruíz. Fue hijo fuera de matrimonio. Contrajo matrimonio eclesiástico el 18 de Mayo de 1927 con Blanca Estela Aráuz Pineda, natural de San Rafael del Norte, Jinotega. El eclesiástico fue primero, mediante permiso concedido por el sacerdote que los casó:Alejandro Mejía Aráuz, primo hermano de Blanca. No fue hasta el 27 de Mayo de 1933 que casaron por lo civil ante los oficios de don Gonzalo Rodríguez, Juez Local del pueblo de San Rafael del Norte. El 2 de Junio de 1933 nacía su hija única Blanca Segovia Sandino Aráuz, y en el parto fallece su madre. Sandino muere asesinado el 21 de Febrero de 1934. El 22 de Febrero de 1956 es ajusticiado Anastasio Somoza García.

En este año, 1893, el Gral. José Santos Zelaya López se aprovechó de una revolución que le hicieron al Dr. Roberto Sacasa Sarria sus mismo correligionarios conservadores, para tomar el poder y quedarse como dictador en nombre del liberalismo hasta el año 1909. Con Zelaya terminan treinta años de administración
conservadora, para dar inicio a una dictadura militar de corte ideológico liberal de dieciseis años, en donde se cometieron muchos abusos en contra de personas pertenecientes al partido conservador. Zelaya es el fundador del Partido Liberal Constitucionalista en 1894.

Sandino, como era hijo natural y al ser reconocido por su padre posteriormente, solía poner su nombre de la siguiente manera: A. C. Sandino, dejando la inicial en el lugar que le corresponde al apellido de su madre. Pero sus detractores, de mentalidad baja y mezquina, decían que usaba el César de los emperadores romanos. Pero no, era la C de Calderón. Y el César se lo puso el músico de San Rafael del Norte, Pedro Cabrera, conocido como "Cabrerita", quien al componer los corridos, lo usaba para ajustar la métrica musical.

La única hija del Gral. Sandino fue Blanca Segovia Sandino Aráuz, contrajo matrimonio con Enrique Castillo Delgado y procrearon a los siguientes hijos:
Augusto César Castillo Sandino, Julio César Castillo Sandino y Walter Ramiro Castillo Sandino.

El abuelo paterno del Gral. Sandino fue don Santiago Sandino y su abuela paterna fue doña Valentina López.
 

1896 



El 1 de Febrero de 1896 nace Anastasio Somoza García, hijo de Anastasio Somoza Reyes y Julia García.
 

1897



El padre de Augusto Nicolás Sandino contrae matrimonio con la señorita América Tiffer, de este matrimonio nacieron Sócrates, Asunción y Zoila Sandino Tiffer. El señor Gregorio Sandino no se preocupó de la suerte de su hijo y de la madre del pequeño Augusto, Margarita Calderón Ruíz.

Con la señora Margarita Calderón Ruíz, procrearon, además de Augusto Nicolás, otros hijos que fueron: Julio, Carmen, Fernando, Antonia y Manuelita.

Durante toda su niñez sufrió Augusto el abandono de su padre. Dice Volker Wünderich en su libro "Sandino, una biografía política", lo siguiente: "En los primeros diez años de su vida, el pequeño Augusto disfrutó muy poco del bienestar en que vivía su padre". El mismo Sandino, en 1933, le confesó al poeta, escritor y periodista, Don José Román, autor del libro "Maldito País", lo siguiente: "Abrí los ojos en la miseria y fui creciendo en la miseria, aun sin los menesteres más esenciales para un niño, y mientras mi madre cortaba café, yo quedaba abandonado. Desde que pude andar lo hice bajo los cafetales, ayudando a mi madre a llenar la cesta para ganar unos centavos. Mal vestido y peor alimentado en aquellas frías cordilleras. Así es como fui creciendo o quizá por eso es que no crecí. Cuando no era el café, era el trigo, el maíz u otros cereales los que nos mandaban a recolectar, con sueldos tan mínimos y tareas tan rudas que la existencia nos era un dolor."
 
 

1898



Estados Unidos se encuentra involucrado en la guerra contra España, en dos frentes: el 1 de Mayo de 1898 libra una batalla en Manila, Filipinas, en donde el Comodoro George Dewey destruye tres barcos españoles, tomando control del archipiélago de Filipinas. En Cuba, el 1 de Julio de 1898, el Coronel Teodoro Roosevelt se toma en las batallas de El Caney y San Juan el control de estas comunidades, posteriormente, el 3 de Julio, en la batalla en la Bahía de Santiago, Cuba, derrota a las tropas españolas, tomando el control de Cuba. España pierde a su colonia más preciada.

1899 



Durante este año, Estados Unidos, libra una guerra en Filipinas. Al año siguiente, 1900, se involucran en una guerra en China.

1903



Sandino cuenta que a la edad de ochos años, trabajaban su madre y él en una finca del alcalde del pueblo recolectando café, siendo su padre el juez del pueblo. Su madre había recibido un anticipo de unos pocos pesos, pero como le ofrecieron pagar mejor en otro cafetal, resolvió aceptar para pagar más pronto su deuda, pero el señor alcalde, temeroso de perder el dinero que le había anticipado a su madre, dio orden de captura contra doña Margarita Calderón Ruíz. Su hijo, Augusto C. Sandino narra lo siguiente: "Y así, una buena tarde se aparecieron unos soldados y nos metieron a la cárcel. El disgusto y el maltrato brutal, produjeron a mi madre un aborto que le ocasionó una copiosa hemorragia, casi mortal. Y a mí, solo, me tocó asistirla. ¡Íngrimo! En aquella fría prisión antihigiénica del pueblo....ya dormida mi madre, insomne, me acosté a su lado en aquel suelo sanguinolento y pensé en mil atrocidades y venganzas feroces, pero dándome cuenta de mi impotencia...."

El 3 de Noviembre de 1903, el gobierno de Estados Unidos intercede en la separación de la provincia colombiana, Panamá, para hacer de ella una República cuyas autoridades le permitan construir el Canal Interoceánico. El presidente era Teodoro Roosevelt (1901-1909) y la Junta de Gobierno de Panamá estuvo integrada por Don Federico Boyd, Don José Agustín Arango, Don Tomás Arias y Don Manuel Espinosa Batista. El primer presidente de Panamá, en 1904, fue el Dr. Manuel Amador Guerrero y el Primer Designado fue Don José Domingo de Obaldía.

1904 



A la edad de once años, tres años después de la experiencia en la cárcel, el niño Augusto Sandino Calderón, decide reclamarle a su padre por el abandono en el que tiene a su madre a y él mismo, y expresa lo siguiente: "Bueno, es el caso que un día, hambriento, haraposo y acarreando unos paquetes para ganarme unos centavos, me encontré por casualidad con mi señor padre en la calle. Puse los paquetes en el suelo, me arrimé a él y le interpelé llorando, pero enérgicamente: Oígame, señor, ¿soy su hijo o no? Y mi padre contestó: Si hijo, yo soy tu padre. Entonces yo le repliqué: Señor, si yo soy su hijo, ¿por qué no me trata usted como trata a Sócrates? Al viejo se le salieron las lágrimas. Me levantó hasta su pecho. Me besó y me abrazó fuerte y largo....y me llevó a su casa. Iba yo a cumplir once años." Augusto Sandino asistió a la escuela primaria y solamente terminó el cuarto grado. Sufrió humillaciones por parte de su madrastra, América Tiffer, pero tuvo que ganarse un lugar en los negocios de su padre hasta ser indispensable mediante su diligencia y esfuerzo. Así transcurrió la juventud de Sandino, hasta la edad de veinte años.

1909-1910 



El 20 de Diciembre de 1909 Zelaya renuncia ante el Congreso y sale al exilio a España y Bélgica, junto con su esposa Blanca Cousin-Oudart, nacida en Namiur, Bélgica, y sus hijos. Uno de los motivos de la caída de Zelaya fue su iniciativa de busca financiamiento en Alemania y Japón para construir el Canal Interoceánico, ya que Estados Unidos se decidió por Panamá, consecuentemente, no era conveniente a los intereses norteamericanos una competencia en el área.

Es nombrado presidente de la República de Nicaragua, por el Congreso, el Dr. José Madriz Rodríguez. Le suceden el Coronel José Dolores Estrada Morales, interinamente, a éste le sucede su hermano el Gral. Juan José Estrada Morales, luego le sucede el Gral. Luis Mena Solórzano que es desconocido por Estados Unidos, nombran en su lugar, en 1912, a Adolfo Díaz Recinos quien se queda hasta 1916.

1911 



El presidente de los Estados Unidos, William Howard Taft (1909-1913), reconoce al gobierno del Gral. Juan José Estrada Morales, liberal. La Asamblea Nacional Constituyente es disuelta por el presidente Juan José Estrada Morales. El 8 de Mayo de 1911 es arrestado el Gral. Luis Mena Solórzano, líder conservador, Jefe del Ejército. Posteriormente estuvo exiliado en Panamá, en donde lo encarcelaron.

El 9 de Mayo de 1911 renuncia el presidente Juan José Estrada, asume el poder el vicepresidente, Adolfo Díaz Recinos, conservador.

El 14 de Junio de 1911 los gobiernos de Nicaragua y Estados Unidos firman el Tratado Knox-Castrillo, firmados por Philander C. Knox y José Salvador Castrillo Medina, esposo de Da. Carmela Gámez Guzmán que era hermana del historiador e ideólogo liberal Don José Dolores Gámez Guzmán.
 
 


Gral. Benjamín Zeledón

 

 
 

1912



El 4 de Octubre de 1912 es capturado con vida el Gral. Benjamín Zeledón Rodríguez, y asesinado por las tropas norteamericanas, por órdenes del Mayor US Smedley D. Butler, del Coronel US Pendleton y del Almirante US Southerland. El joven Augusto Sandino vió pasar el cadáver del Gral. Zeledón, imágen que nunca borró de su mente. El Gral. Benjamín Zeledón Rodríguez fue en Nicaragua el primer anti-imperialista y anti-intervencionista. Este asesinato, previa captura, fue denunciado por la prensa norteamericana (The New York Times y The Washington Post) y reportado el 6 de Octubre de 1912 por el embajador USA en Nicaragua, George T. Weitzel.
1913 Cuando Sandino llega a la edad de veinte años abandona la casa de su padre para buscar la manera de hacer su vida por sí mismo, y así recorre haciendas y plantaciones hasta que decide hacer un viaje a Costa Rica pero se detiene en una hacienda y se queda trabajando como aprendiz y ayudante de mecánica, luego pasa a San Juan del Sur, Rivas, un puerto marítimo en el Océano Pacífico, en donde se enroló como maquinista auxiliar en un barco. Más tarde, estas experiencias le serían de mucha utilidad, y desde entonces decidió que su vocación era la mecánica.

1916 



Trabaja como ayudante de mecánica en la hacienda "Ceilán" de Pablo Jiménez Román, cerca de la frontera con Costa Rica.
 
 
 

 

1917-1920 Gobierna en Nicaragua el Gral. Emiliano Chamorro Vargas.

1918 



Estados Unidos se involucra en la Primera Guerra Mundial, enviando tropas a Francia y Bélgica. Alemania perdió esta guerra, quedó totalmente devastada.
 

1919 


Volviendo más tarde a su pueblo natal, Niquinohomo, en 1919, para dedicarse al comercio de granos y con la intención de contraer matrimonio con su prima, María Soledad Sandino Benavides, hija de María Benavides, pero este noviazgo no resultó, pues hubo un enfrentamiento frente a la iglesia con Dagoberto Rivas, en 1921.
El Gral. José Santos Zelaya López murió el 17 de Mayo de 1919 en un hospital de Nueva York, sus restos descansan en el histórico y abandonado Cementerio de San Pedro, en Managua.

1921


Sandino tuvo un pleito, el 18 de Junio de 1921, con un tal Dagoberto Rivas, a quien Sandino le compró una carga de frijoles, pero no sabía que estaba podrido el frijol, motivo por el cual Sandino le reclamó y exigió la devolución del dinero, previa devolución de la mencionada carga de frijoles. Reclamo que no aceptó el tal Dagoberto Rivas, de supuesta buena familia. Con el tiempo se complicó el incidente mezclado con un asunto relacionado con una hermana de Dagoberto Rivas, quien acusaba a Sandino de acosarla para enamorarla, hasta que un día intercambiaron golpes y Sandino sacó un revólver propinándole un balazo en una pierna. Esto lo ubicó fuera de la Ley, motivando a Sandino huir hacia la Costa Atlántica, zona aislada del país en donde la justicia no llegaba, tampoco llegaban los medios de transporte. Al igual que en la actualidad, la Costa Atlántica es muy distinta a las poblaciones ubicadas al centro y al oeste de la nación, en el Pacífico. Este hecho marcó definitivamente a Sandino, cuando vió las condiciones de vida en esa zona. Posteriormente, Sandino sale hacia Honduras, empleándose en La Ceiba, Honduras, como cuidador de un almacén del Ingenio Montecristo, propiedad de la "Honduras Distilling Company".

El gobernante en Nicaragua es Diego Manuel Chamorro, en el período desde 1921 hasta 1923, terminando el período Rosendo Chamorro Oreamuno.

El gobierno bajo la administración de Don Diego Manuel Chamorro era prácticamente un negocio de familia, los funcionarios de este gobierno eran los siguientes:

Ministro del Interior: Rosendo Chamorro
Embajador en Washington: Emiliano Chamorro
Presidente del Congreso: Salvador Chamorro
Consejero del Departamento del Tesoro: Agustín Chamorro
Jefe de la Policía de Managua: Filadelfo Chamorro
Jefe de la Fortaleza Militar de Managua: Frutos Bolaños Chamorro
Director de la Renta Interna: Dionisio Chamorro
Jefe de la Policía del Puerto de Corinto: Leandro Chamorro
Jefe del Ejército en la Zona Norte: Carlos Chamorro
Cónsul en San Francisco, California: Fernando Chamorro
Cónsul en Nueva Orleáns, Lousiana: Agustín Bolaños Chamorro
Cónsul en Londres, Inglaterra: Pedro C. Chamorro
 

1923 



Trabaja como jefe de cuadrillas de limpieza en el pueblo de Montecristo, Honduras. En el año 1923, Augusto Sandino Calderón, abandona Honduras para dirigirse al vecino país del norte, Quriguá, Guatemala, en donde encuentra trabajo en las plantaciones de la "United Fruit Company" y en este mismo año sigue su viaje hacia México, en donde comienza a trabajar en Tampico para la "South Pennsylvania Oil Company".

Al morir el presidente Diego Manuel Chamorro, le sucede el vicepresidente, Bartolomé "don Bartolo" Martínez González, terminando el período de 1923 a 1925.

1925 



En este año cambia de trabajo y se ubica en el campamento de la "Huasteca Petroleum Company", refinería en Cerro Azul, Estado de Veracruz, México; en donde permanece trabajando hasta que emprende viaje de regreso a Nicaragua, en el mes de Junio de 1926. En México, Sandino se vinculó con líderes sindicales, obreros, militantes socialistas, anarquistas y masones. Es ahí donde conoce de las luchas sindicales, de la agresión norteamericana contra México para lograr el control de los yacimientos petroleros. Conoce de la Revolución Mexicana y del progreso de las luchas de los sectores obreros y campesinos. En el libro editado por la Universidad Autónoma de Santo Domingo, basado en los escritos de Gregorio Urbano Gilbert, "Junto a Sandino", se asegura que Augusto C. Sandino combatió al lado del Gral. Francisco "Pancho" Villa, contra las tropas norteamericanas comandadas por el Gral. John J. Pershing.

En 1925 es elegido presidente Don Carlos Solórzano Gutiérrez, conservador, y su vicepresidente es el Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, liberal.

Este año, 1925, el Gral. Alfredo Rivas, cuñado del señor presidente, Don Carlos Solórzano Gutiérrez, se levantó en armas y un grupo jefeado por Don Gabry Rivas Novoa y su hermano, ambos conservadores naturales de Chinandega, asaltaron el 28 de Agosto de 1925, un día viernes, el Club Internacional, en Managua, en el mencionado local se realizaba un baile en honor al Dr. Leonardo Argüello Barreto, Ministro de Instrucción Pública, con motivo de su cumpleaños; hubo disparos de armas de fuego, mucho alboroto, las damas gritaban unas, se desmayaban otras y en medio de la confusión y griterios que armaron los asaltantes, secuestraron a los prominentes liberales que se encontraban en el homenaje al Dr. Leonardo Argüello Barreto , entre otros: al Dr. Segundo Albino Román y Reyes, Don José María "Chema" Castellón, Gral. José María Moncada, Don Joaquín Navas, Gral. Samuel Santos, Federico J. Lacayo, Ministro de la Guerra, Juan Ramón Avilés, periodista, Andrés Largaespada, Dr. Gerónimo Ramírez Brown, Justo L. Castillo, Oficial Mayor de Instrucción Pública, Don Lisímaco Lacayo, Dr. Bernardo Sotomayor, Gral. Antonio Corrales, Don Emilio Bermúdez por oponerse a la captura del Gral. Corrales y otros distinguidos liberales fueron secuestrados. Don José Dolores Estrada no fue capturado porque no llegó al baile.
 

1926



Se encuentra en Tampico, México. El 18 de Mayo de 1926 sale de Tampico en el vapor "México" a Veracruz, luego hacia Nicaragua, con el propósito de ingresar a las filas del Ejército Constitucionalista de Nicaragua, "que combatía contra el régimen impuesto por los banqueros yanquis en nuestra república". A su regreso a Nicaragua, llegó a Catarina, el país se encontraba sacudido por una guerra civil, llamada Constitucionalista, resultado de la lucha entre los liberales y conservadores por alcanzar el poder político. En esta guerra, los conservadores una vez más habían solicitado la intervención yanqui para mantenerse en el poder. En Octubre compra unos rifles a traficantes hondureños y arma a un grupo de 29 hombres.

En 1926 es asignado como Jefe Político de la ciudad de León el joven Anastasio Somoza García.

El 6 de Enero de 1926, el Gral. Emiliano Chamorro Vargas recibe la notificación de manos del embajador norteamericano en Nicaragua, Mr. Charles C. Eberhardt, la nota que desconoce a su gobierno.

El 16 de Enero de 1926 renuncia a la presidencia el Dr. Carlos Solórzano Gutiérrez y su vicepresidente, el Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, como producto del golpe de estado conocido por "el lomazo", propinado por el Gral. Emiliano Chamorro Vargas, conservador.

Desde Manzanillo, México, salen el 16 de Agosto de 1926 un grupo de combatientes encabezados por los generales Saúl Sediles, Samuel Sediles, Roberto Bone, Julián Vanegas y José María Moncada Tapia. Con ellos venían obreros y estudiantes como Virgilio Godoy Gutiérrez. En Salina Cruz, México, se le unieron otros como los Doctores Crisanto Sacasa, Arturo Vaca, Julián Irías y el Gral. Salvador Sobalvarro.

Las fuerzas norteamericanas fueron enviadas a Nicaragua en 1926.
El 2 de Mayo de 1926 estalló la llamada "Guerra Liberal Constitucionalista" iniciada por el Gral. Luis Beltrán Sandoval, liberal, en la Costa Atlántica, contra el gobierno ilegítimo del Gral. Emiliano Chamorro Vargas, conservador, autor del golpe de estado conocido como "el lomazo".
 
 


Gral. José María Moncada Tapia

 

 

El 25 de Agosto de 1926, fuerzas liberales leales al depuesto vicepresidente, Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, y conducidas por el Gral. José María Moncada Tapia, desembarcan en la Costa Atlántica de Nicaragua y en poco tiempo toman control de la franja comprendida entre Río Grande y Puerto Cabezas.

Entre el 19 al 23 de Octubre de 1926 se realizan las pláticas a bordo del buque norteamericano, "Denver", anclado en Corinto, los representantes eran: Don Carlos Cuadra Pasos, conservador, y Don Rodolfo Espinoza Ramírez, liberal. El Gral. Emiliano Chamorro Vargas renuncia al poder el 30 de Octubre de 1926, quien asigna al Senador Don Sebastián Uriza para asumir el poder.

Augusto C. Sandino libró la primera batalla de su vida el 2 de Noviembre de 1926, en un lugar llamado "El Jícaro"; enrolado con los liberales del Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa y el Gral. José María Moncada Tapia. En esta ocasión, acompañaban a Sandino veintinueve hombres y se enfrentó a una fuerza de doscientos guardias nacionales que por la superioridad numérica vencieron rápidamente al grupo armado y dirigido por Augusto C. Sandino. Se dirige a Puerto Cabezas usando pipantes y atraviesa la selva de la Costa Atlántica usando sus ríos.

El 11 de Noviembre de 1926, renuncia a la presidencia provisional Don Sebastián Uriza en el Senador Don Adolfo Díaz Recinos quien asume el mismo día, domingo, 11 de Noviembre de 1926 y es reconocido por el gobierno norteamericano. El 18 de Noviembre de 1926, el presidente Adolfo Díaz Recinos pidió, por segunda vez, la intervención de tropas norteamericanas al presidente Calvin Coolidge (1923-1929) y el 24 de Diciembre de 1926 las tropas norteamericanas impusieron las zonas neutrales en el país. La primera intervención había sido solicitada en 1912, en la guerra con el Gral. Luis Mena Solórzano.

El 1 de Diciembre de 1926, el depuesto vicepresidente Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, acompañado de casi medio centenar de seguidores, desembarca en Puerto Cabezas y se proclama Presidente Constitucional de Nicaragua y organiza su gabinete.

1927 



El 6 de Febrero de 1927, la ciudad de Chinandega fue escenario y víctima de un ataque dirigido por el Gral. Francisco Parajón, liberal, defensor de la constitucionalidad enfrentado al Gral. Diego Vargas Abaúnza, conservador, primo del Gral. Emiliano Chamorro Vargas, y, al Gral. Bartolomé Víquez. En Marzo de 1927, más de dos mil marines ocupaban militarmente Nicaragua sin que Estados Unidos hubiese declarado la guerra oficialmente a esa nación centroamericana.

En Febrero gana un enfrentamiento en San Juan de Segovia.

El 28 de Marzo de 1927, el Gral. Augusto C. Sandino toma la ciudad de Jinotega, después de recios combates librados contra fuerzas conservadoras en Yucapuca y Saraguasca. El Gral. Sandino nombró al Dr. Doroteo Castillo en el cargo de Jefe Político de Jinotega. Desde Jinotega se dirige a liberar y proteger al Gral. José María Moncada Tapia que está rodeado por el enemigo, el Gral. Moncada había abandonado hasta los cañones (ver página 185 del libro "Sandino, General de Hombres Libres", de Gregorio Selser); en la ruta libra algunos combates, pero

logra romper el cerco de fuego que sitiaba al jefe de la revolución. Los oficiales que participaron en estas acciones fueron: Gral. Francisco Parajón, Gral. Humberto Torres Molina (Jefe del Estado Mayor de las fuerzas del Ejército Constitucionalista), Cnel. Porfirio Sánchez H., Cnel. Ignacio Talavera, Cnel. Cantarero, Cnel. Rigoberto Reyes, Carlos Castro Wassmer, Camilo López Irías. El Gral. Alfredo Noguera Gómez por los conservadores.
 
 

Gral. José Ma. Moncada con los militares norteamericanos con los que firmó el famoso pacto de el “Espino Negro”. 
Foto tomada durante ese evento, en la ciudad de Tipitapa, Nicaragua; en donde se encontraron las tropas del Gral. Moncada y los comandantes de las fuerzas interventoras norteamericanas. 
(Foto original, propiedad de Flavio Rivera Montealegre)

 
El Pacto del Espino Negro


Se realiza la negoción de la paz en Nicaragua, entre liberales y conservadores, que culmina el día 4 de Mayo de 1927, entre el Coronel Henry L. Stimson y el Gral. José María Moncada Tapia, bajo las sombras del histórico árbol "Espino Negro", en Tipitapa. El Coronel Stimson no necesitó más de treinta minutos para ponerse de acuerdo con el Gral. Moncada.

Antecedentes de El Espino Negro



No obstante los grandes esfuerzos que el Ministro Dr. Salvador Castrillo realizaba en Washington gestionando el reconocimiento del Gral. Emiliano Chamorro Vargas como presidente de Nicaragua, el Secretario de Estado norteamericano Cnel. Henry L. Stimson, con enérgica claridad, notificó al Ministro Salvador Castrillo que el gobierno de los Estados Unidos de América no extendería dicho reconocimiento porque el Gral. Emiliano Chamorro, uno de los firmantes de los Pactos de Washington, en 1923, los había violado, y de ninguna manera se podía legitimar el golpe de Estado, terminantemente repudiado por los citados Pactos. Perdida toda esperanza, los conservadores optaron por tomar el único camino que les quedaba: el retiro del Gral. Emiliano Chamorro de la presidencia, y que el Congreso eligiera a Don Adolfo Díaz Recinos. 

El Gral. Chamorro entregó el poder al senador Sebastián Uriza, y se marchó del país. El señor Sebastián Uriza convocó al Congreso a sesiones extraordinarias, y éste nombró primer designado a Don Adolfo Díaz Recinos y lo eligió después a la Presidencia de la República. El gobierno americano reconoció al presidente Díaz. El presidente John Calvin Coolidge (1923-1929), en su mensaje al Congreso americano, con fecha 10 de Enero de 1927, explica que extendió el reconocimiento al presidente Adolfo Díaz Recinos porque “la Constitución de Nicaragua, en su Artículo 106 establece, que en ausencia del Presidente y del Vicepresidente, es el Congreso quien designará a uno de sus miembros para terminar el período del Presidente. Como el presidente Carlos Solórzano Gutiérrez renunció y estaba residiendo en California, y el Vicepresidente Juan Bautista Sacasa Sacasa se encontraba en Guatemala, habiendo abandonado el país desde Noviembre de 1825, lo actuado por el Congreso eligiendo al señor Adolfo Díaz Recinos era perfectamente legal y de conformidad con la Constitución”.

Como se puede observar, el presidente norteamericano, John Calvin Coolidge, como si fuera dueño y señor de los destinos de Nicaragua, convertido en juez todopoderoso, sin lugar a apelación, falló a su gusto y se dispuso a hacer lo que le diera la gana en Nicaragua.

Adolfo Díaz Recinos, al asumir la Presidencia, envió una nota al Gobierno norteamericano, fechada el 15 de Noviembre de 1926, solicitando la ayuda de Estados Unidos de América “para la protección de vidas y propiedades americanas”. Y, desde luego, llegaron los marines.

Los liberales no aceptaron la presidencia de Adolfo Díaz Recinos, producto de un Congreso adulterado; pero, interesados en establecer la paz en Nicaragua, buscaron medios decorosos. Juan Bautista Sacasa Sacasa ofreció renunciar si se seleccionaba un Senador neutral que asumiera la Presidencia en una forma legal y constitucional, aceptada por los dos partidos. Y, anteriormente, personajes importantes y altos dignatarios de la Iglesia, propusieron al Dr. Salvador Calderón Ramírez para presidente, en un espíritu de conciliación. Ambas propuestas fueron rechazadas por los conservadores. El reconocimiento de Adolfo Díaz Recinos por parte del gobierno norteamericano había “engallotado” a los conservadores.

Ante el problema que presentaba Nicaragua y la generosa cooperación que México ofrecía a los liberales, el presidente John Calvin Coolidge decidió enviar a Managua al Coronel Henry L. Stimson como su representante personal, para terminar con el conflicto.
 
 

Coronel Henry L. Stimson
El Cnel. Henry L. Stimson, acompañado de su esposa y del Cónsul General, William Dawson, como intérprete, llegó al puerto de Corinto a bordo del crucero “Trenton”, a mediados de Abril de 1927. 

 

Le esperaban en el puerto el Almirante Latimer, el Ministro Eberhardt y el Gral. Logan Feland, jefe de las fuerzas de ocupación, con quienes hizo el viaje en ferrocarril hasta Managua. Estos señores le dieron todos los informes de la situación. 

Sin embargo, el Cnel. Stimson quiso hacer sus propias investigaciones, y por varias semanas sostuvo conferencias con miembros sobresalientes de ambos partidos, e hizo viajes a León y Granada, conversando con los ciudadanos que le visitaban y le exponían sus puntos de vista. 

Todos los nicaragüenses que cambiaron impresiones con el Coronel Henry L. Stimson le hicieron ver que la tragedia política de Nicaragua consistía en que el país nunca había tenido elecciones libres y honestas, porque el Partido que llegaba al poder establecía su propia máquina electoral y cometía todos los fraudes que necesitara para conservarse en el Gobierno, por cuya razón, para lograr un cmabio, se tenía forzosamente que ir a la guerra. 

Aquellas declaraciones, que estaban ajustadas a la verdad, influyeron en el ánimo del Coronel Henry L. Stimson para sugerir a Don Adolfo Díaz Recinos la conveniencia de elecciones libres y limpias. A don Adolfo Díaz Recinos le satisfizo la idea, que, desde luego, representaba la suprema aspiración de los liberales. Posiblemente Adolfo Díaz Recinos recordó que esa era la misma tesis que él presentó al Gobierno norteamericano, en 1909, cuando se lanzó a la revolución para derrocar al presidente José Santos Zelaya López.

El Coronel Henry L. Stimson, antes de proceder a poner en práctica su pensamiento, informó a Washington que él consideraba de importancia, para dirimir la discordia, que las elecciones de 1928 fueran supervigiladas. 

El cablegrama de contestación daba el consentimiento del presidente John Calvin Coolidge, siempre que lo solicitara el Gobierno de Nicaragua directamente y la supervigilancia fuera legalizada. 

Después de una conversación entre el Coronel Stimson y Adolfo Díaz Recinos, éste puso en manos de Stimson el 22 de Abril de 1927 un “Memorándum de Paz”, que pedía fuera sometido a la consideración de los liberales. 

El documento pedía lo siguiente:

1.- Paz general inmediatamente, en tiempo para recoger las cosechas, y entrega simultánea de las armas de las dos partes a la custodia de los americanos.

2.- Amnistía total, con regreso de los exiliados y devolución de las propiedades confiscadas.
3.- Participación de representantes liberales en el Gabinete de Adolfo Díaz Recinos.

4.- Organización de una Constabularia (policía), completamente apolítica y jefeada por oficiales norteamericanos.

5.- Supervigilancia de las elecciones de 1928 y años posteriores, por norteamericanos, que tendrán amplio poder policíaco para hacer efectiva dicha supervigilancia.

6.- Continuación temporal en el país de una fuerza de marinos para la garantía del cumplimiento de todo lo anterior.

Los líderes liberales de Managua, pendientes y preocupados de los acontecimientos, se habían adelantado comunicándole al presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa, en Puerto Cabezas, que consideraban prudente que viniera a la capital a conferenciar con el Coronel Henry L. Stimson, o enviara delegados con ese fin. 

Sabiendo el Coronel Stimson de esas comunicaciones, les entregó copia del “Memorándum de Paz” asegurándoles que él confiaba en la buena fe de Adolfo Díaz Recinos y encontraba que las condiciones eran generosas, estipulando también que Adolfo Díaz Recinos debía permanecer en el Gobierno hasta el término de su período de 1928. Estos hechos, junto con las proposiciones de paz, fueron cablegrafiadas al Presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa por los liberales de Managua.

El presidente Sacasa declinó viajar a Managua, pero nombró sus delegados a los doctores Rodolfo Espinoza Ramírez, Leonardo Argüello Barreto y Manuel Cordero Reyes, quienes se trasladaron a bordo del barco americano “Preston”, que los condujo a Corinto, via el Canal de Panamá, llegando a Managua el 29 de Abril de 1927. 

Por varios días conferenciaron con el Coronel Henry L. Stimson y el Ministro Eberhardt, en un ambiente amistoso y cordial. Encontraron exacto el análisis de la situación que les hizo el Coronel Henry L. Stimson, y estuvieron de acuerdo en que el cáncer político era el crónico fraude electoral, aceptando la propuesta de elecciones libres supervigiladas, como infalible forma de mantener candente el tema y lograr limpieza en las elecciones. 

Advirtieron que el Partido Liberal no era antiamericanista, y que la amistad que cultivaban con México de ninguna manera representaba hostilidad para los Estados Unidos de América. En lo que se mostraron huraños, disgustados y guardaron silencio, fue en el asunto de la continuación de Adolfo Díaz Recinos en la Presidencia hasta 1928.

Después de varias conferencias, los Delegados expresaron al Coronel Henry L. Stimson que, a juicio de ellos, se había adelantado mucho en pro de un acuerdo, pero que deseaban conversar con el Jefe del Ejército Constitucionalista, Gral. José María Moncada Tapia, y que le agradecerían si él pudiera ponerlos en contacto con el Gral. José María Moncada Tapia. De perlas le salió al Coronel Henry L. Stimson aquella petición, pues él mismo deseaba vivamente entrevistarse con el Gral. José María Moncada Tapia, y así se los hizo saber, añadiendo que, si ellos querían, él se encargaría de comunicarse con el Gral. Moncada; y que si el Gral. Moncada accedía a conferenciar entre las líneas de las dos fuerzas armadas, el Coronel Stimson, en persona, les acompañaría para que realizaran su conferencia, y después él, Stimson, conversaría con el Gral. José María Moncada Tapia.

En virtud de esa situación, escribieron al Gral. Moncada, solicitándole una entrevista o que mandara su representante para hablar de ellos. El Almirante Julián L. Latimer seleccionó tres oficiales norteamericanos para llevar el mensaje al Gral. Moncada, cruzando entre los dos ejércitos; y el Coronel Henry L. Stimson reforzó la solicitud incluyéndole copia del “Memorándum de Paz” de Adolfo Díaz Recinos, que estaban discutiendo, y una urgente invitación al Gral. Moncada para que llegara personalmente a encontrarse con ellos. 

El Mayor Humphreys, el Teniente Comandante Morán y el Teniente Frisbie cumplieron su difícil y peligrosa misión llevando las comunicaciones al Gral. Moncada a su desconocido Cuartel General, y trataron de convencerle que regresara con ellos.

El Gral. Moncada, leal en el cumplimiento de sus obligaciones, despachó aerograma cifrado al presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa, informándole de todo lo que ocurría y pidiéndole sus órdenes para decidir. El Presidente contestó inmediatamente, más o menos en estos términos: “Usted conoce ampliamente la situación del país y los sentimientos del ejército a su mando. 

Confío en su buen juicio y en su patriotismo y tiene mi autorización para decidir conforme su criterio”.
 

Los norteamericanos consiguieron que los ejércitos en lucha otorgaran una tregua o cese del fuego por cuarenta y ocho horas, para cristalizar la entrevista. El Gral. Moncada mandó una nota al Coronel Henry L. Stimson, fechada el 3 de Mayo de 1927, anunciándole que al día siguiente, por la mañana, se encontrarían en Tipitapa. El Coronel Henry L. Stimson, con los Delegados del presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa, el Almirante Julián L. Latimer y el Ministro Eberhardt, se trasladaron a Tipitapa.

El Coronel Henry L. Stimson opinaba del Gral. Moncada lo siguiente: “Yo reconocí lo mucho que dependía de esta conferencia, Moncada representaba la fuerza vital de la revolución, y él, junto con su ejército, había estado en las montañas prácticamente sin comunicación con el mundo, inclusive con su propio jefe titular, Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa. 

Por muchos años, el Gral. Moncada había sido un personaje sobresaliente en Nicaragua, tanto como soldado como hombre de letras. No obstante su liberalismo, no vaciló en oponerse, en 1909, a la tiranía liberal del Gral. José Santos Zelaya López. 

Había sido un simpatizante de la influencia de los Estados Unidos de América en Centroamérica, y ahora, a los cincuenta y seis años de edad, había conquistado el respeto de todos los observadores militares por la manera exitosa que había dirigido esta campaña al frente de sus tropas dentro de las junglas y montañas que separaban su presente posición y su punto de partida de la Costa Atlántica. 

También reconocí que como él había compartido personalmente los sufrimientos y pérdidas causadas por la revolución, podría ser menos exigente o menos técnico que los líderes civiles de su Partido en aprobar un convenio sustancialmente justo. Finalmente, no me equivoqué”.

Antes del 4 de Mayo la columna segoviana al mando del Gral. Sandino ya le había ocasionado una derrota, rompiendo el famoso "anillo de hierro" de las tropas leales al presidente Adolfo Díaz Recino, conservadores, en las inmediaciones de Las Mercedes, en Managua. 

Al firmar este Tratado, los soldados del Ejército Constitucionalista, liberales, entregaron sus armas recibiendo US10.00 por cada una. Todos entregaron sus armas, menos el Gral. Augusto C. Sandino y los que le respaldaron..

Cuando el Coronel Henry L. Stimson y la comitiva llegaron a Tipitapa, en las horas tempranas de la mañana del 4 de Mayo de 1927, ya estaban allí el Gral. Moncada y los tres oficiales americanos. Se notaban cansados del viaje difícil por las montañas, que duró hasta muy tarde de la noche, pero el Gral. Moncada estuvo listo inmediatamente para entrar a la discusión del asunto. Conferenció con los Delegados del presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa por media hora. El Gral. Moncada nunca fue hombre de preámbulos ni de puntos suspensivos; era un hombre práctico y de acción, que no gustaba perder el tiempo. Seguidamente se entrevistó con el Coronel Henry L. Stimson, sentados los dos solos, bajo la sombra del histórico árbol de Espino Negro, donde se decidió el porvenir de Nicaragua.

Aquella entrevista privada, que duró como una hora, encerró muchas cosas trascendentales, que culminaron con la paz y las primeras elecciones libres y honestas que pudo gozar el pueblo nicaragüense. El Gral. José María Moncada Tapia hablaba muy bien el inglés, aunque con acento latinoamericano, y el Coronel Stimson y el Gral. Moncada no necesitaron de intérprete. La noble amistad que se cultivó entre el Gral. Luis Mena Solórzano y el Gral. Moncada, hizo posible que Moncada le confiara al Gral. Mena los detalles de esa entrevista con el Coronel Stimson.

Visiblemente impresionado salió el Gral. José María Moncada Tapia de su entrevista con el Coronel Henry L. Stimson. Más aún, conociendo la psicología de los politicos de su tierra y las suspicacias que podrían surgir, tuvo la pena de exigirle al Coronel Henry L. Stimson le diera por escrito lo que le había exteriorizado como bases para un arreglo pacífico. A eso obedeció la nota que ya hemos citado, que con fecha 4 de Mayo de 1927, el Coronel Stimson entregara al Gral. Moncada en Tipitapa

El 11 de Mayo de 1927, Henry L. Stimson, entrega una carta al Gral. José M. Moncada Tapia en donde especifica las condiciones de la rendición y la paz suscritas entre ambos: elecciones vigiladas por los marines.
 
 


El Gral. Augusto C. Sandino y su esposa Doña Blanca Aráuz Pineda. Ella era prima del Prof. Don José Santos Rivera Siles, padre del autor del presente escrito.

(Foto original, propiedad de Flavio Rivera Montealegre)


 
 
 

El 12 de Mayo de 1927 el Gral. Sandino emite desde el pueblito de Yalí, Jinotega, una circular en donde anuncia que no acepta el Pacto del "Espino Negro" y sale con sus tropas rumbo al pueblito vecino de Yalí, San Rafael del Norte en Jinotega.

Contrajo nupcias, a las dos de la madrugada, en la misma fecha de su cumpleaños, el 18 de Mayo de 1927, con Blanca Estela Aráuz Pineda, natural de San Rafael del Norte, Jinotega, matrimonio eclesiástico. El eclesiástico fue primero, mediante permiso concedido por el sacerdote que los casó: Alejandro Mejía Aráuz, primo hermano de Blanca que era hija de Don Pablo Jesús Aráuz Pineda y Doña Ester Pineda Rivera, naturales de San Rafael del Norte, Jinotega. Los padrinos fueron Don Miguel Angel Aráuz (hermano de Blanca) y su esposa doña Evangelista Rodríguez de Aráuz.

El 20 de Mayo de 1927, el Gral. Sandino, deja el pueblo de San Rafael del Norte para internarse en las selvas de Las Segovias, primero pasa por Yalí, solamente con 30 hombres, porque al resto les había otorgado licencia para visitar a sus familias, puesto que iban a las montañas a iniciar la guerra contra los marines interventores.

El 23 de Mayo de 1927 los marines ocuparon la ciudad de Jinotega, junto con las tropas iba el Gral. José María Moncada acompañado del padre del Gral. Sandino, para convencerlo que depusiera las armas.

El 24 de Mayo de 1927 escribe una carta al Gral. José María Moncada Tapia en donde le expresa que no acepta como presidente a Adolfo Díaz Recinos.

El Gral. Sandino envia una carta a Don Arnoldo Ramírez Abaúnza, conservador, Jefe Político de El Ocotal, con fecha 14 de Junio de 1927, en donde le hace saber que lo reconoce como autoridad en El Ocotal solamente y le especifica los sitios en donde no debe practicar injerencia ninguna como autoridad, aclarándole que las tropas bajo el mando de Sandino en esos sitios tienen la capacidad suficiente, como liberales, de dar garantías a sus habitantes. El 18 de Junio establece la cabecera departamental de Nueva Segovia en El Jícaro y nombra Jefe Político al Gral. Francisco Estrada.

El 30 de Junio de 1927 ocupa la Mina de San Albino.

El 1 de Julio de 1927, el Gral. Augusto C. Sandino, expresa en su Primer Manifiesto Político, emitido desde el mineral de San Albino, lo siguiente: "El hombre que de su Patria no exige un palmo de tierra para su sepultura, merece ser oído, y no sólo ser oído sino también creído. Quiero convencer a los nicaragüenses fríos, a los centroamericanos indiferentes y a la raza indohispana que en una estribación de la cordillera andina hay un grupo de patriotas que sabrán luchar y morir como hombres."

El 2 de Julio de 1927, el presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge (1923-1929), anuncia que de conformidad con la solicitud del gobierno de Nicaragua, nombrará al Gral. Frank Ross McCoy, jefe de la misión electoral norteamericana que supervisará las elecciones de 1928 en Nicaragua. El 27 de Julio combate en Santa Clara y se retira hacia El Chipote, aquí da inicio la "guerra de guerrillas".

El 17 de Agosto de 1927, el diario "El Centroamericano", de León, y cuyo director y propietario era el Gral. Gustavo Abaúnza, publica el siguiente poema del Gral. Francisco Parajón, en apoyo de Juan Bautista Sacasa Sacasa y de Leonardo Argüello Barreto, y que dice:

Morir es mejor Leoneses, vuestros pechos inflamados de fuego deben estar. Leoneses, recordad siempre a estos héroes de la fecunda tierra del pinar. Leoneses, no olvidéis los nombres de Sacasa, de Argüello y Parajón; si siempre los amáis seguidlos de idea y corazón. Reclamad con estoicismo honor y libertad, que la Patria no quiere sufrir más orfandad. Con denuedo luchad, ¡oh, leoneses! en pro del honor, esclavos no quiere la Patria; morir es mejor!....
Poema que también fue publicado en el periódico "Los Sábados", de Tegucigalpa, Honduras, el 13 de Agosto de 1927.

El 16 de Julio de 1927 el Gral. Sandino tiene un encuentro con los marines en Ocotal, con sesenta hombres. Ya para esos días el venezolano Rafael de Nogales Méndez ya se encontraba en Nicaragua y ya había hecho contacto con Sandino.

El 26 de Agosto de 1927, el Gral. Augusto C. Sandino emite un Manifiesto, en donde expresaba su decisión de combatir a los marines norteamericanos. Fue emitido desde su Cuartel General "El Chipote".

El 2 de Septiembre de 1927, se constituye oficialmente el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua (EDSN), bajo la jefatura suprema del Gral. Augusto C. Sandino, conocido posteriormente como el "General de Hombres Libres". El documento de incorporación del ejército defensor se intituló "Artículos de Incorporación del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional".

El 9 de Septiembre de 1927, combate de Las Flores. El 19 de Septiembre de 1927 el Gral. Carlos Salgado ataca al poblado de Telpaneca.

El 8 de Octubre de 1927 es derribado el primer avión de las fuerzas norteamericanas y sus ocupantes son ejecutados.

El 22 de Octubre de 1927, el Departamento de Estado comunica a Emiliano Chamorro Vargas que el gobierno de Estados Unidos le considera inelegible para aspirar y ocupar la presidencia de Nicaragua durante el período 1929-1932. El Gral. Emiliano Chamorro Vargas anuncia, poco tiempo después, que no se presentará como candidato para las elecciones de 1928.

El 23 de Noviembre de 1927 los aviones de la marina norteamericana localizan El Chipote y comienzan el bombardeo que precede un avance por tierra en Diciembre.

El 24 de Diciembre de 1927 es enviado un telegrama a Estados Unidos, lo firma el Capitán US Thomas Bruce, y la destinataria era su madre, en el mensaje le aseguraba que pacificaría Nicaragua y que daría muerte a Sandino, el telegrama decía textualmente lo siguiente: 
"Para el día primero del año entrante le habremos cortado la cabeza al bandido de Sandino". 
Esta expresión ratifica lo que don Jerónimo Aguilar Cortés asegura en su libro "Memorias. De los Yanquis a Sandino" en donde testimonia que los marinos norteamericanos fueron quienes iniciaron la costumbre de cortar la cabeza a los combatientes que derrotaban, lo mismo que el corte chaleco.
 
 
 


 
 
 

Gral. Rafael de Nogales Méndez 

1928



Del libro del Gral. Rafael de Nogales Méndez, titulado “The Looting of Nicaragua” (El Saqueo de Nicaragua), libro prohibido en su primera edición en Estados Unidos de América, transcribo a continuación y literalmente lo que del Gral. Sandino expones en cuanto al año de 1928. Antes, quiero dejar saber quién era el Gral. Rafael de Nogales Méndez: nació en San Cristóbal, en Los Andes de Venezuela, el 10 de Octubre de 1877. Su educación fue completamente europea. Su infancia la pasó en Alemania, su adolescencia en Bélgica, su juventud en España, donde hizo carrera militar alcanzando el grado de suteniente. Recibió su bautismo de sangre en el ejército español combatiendo en Cuba contra Estados Unidos de América. En la primera guerra mundial combatió cuatro años contra los aliados, fue ascendido a General de División en Turquía y condecorado con los más altos rangos militares. Licenciado en Filosofía y Letras en la Universidad de Louvain, fue miembro activo de las Sociedades Geográficas de Estados Unidos de América, Alemania e Inglaterra. Famoso fue en Europa su libro “Cuatro años bajo la media luna”, donde resume su vida militar, apasionantes memorias vertidas al español por la escritora venezolana Ana Mercedes Pérez el año 1974.

A continuación lo que expresa el Gral. Nogales Méndez del Gral. Sandino:

“1928 fue el gran año del Gral. Augusto C. Sandino. Recién empezada su lucha se reconoce su heroísmo en los más lejanos países. Tropas del Kuomintang entran a Pekín con grandes cartelones exhibiendo el retrato de Sandino. Una de sus unidades lleva el nombre de División Sandino. En Costa Rica y México se organiza un comité pro Sandino. El VI Congreso Mundial del KOMINTERN, reunido en Moscú y el I Congreso Antiimperialista Internacional, congregado en Frankfurt, apoyan y elogian a Sandino. Alumnas de los colegios de México confeccionan banderas para que flameen en los campos de libertad de Nicaragua y enjuguen la sangre de los valientes que caen. Cunado el presidente norteamericano Herbert Clark Hoover (1929-1933) llega a Buenos Aires, Argentina, lo reciben a gritos de ¡Sandino, Sandino, Sandino! En Washington la filial de la Liga Antiimperialista organizó manifestaciones con carteles que decían: “Wall Street y no Sandino son los verdaderos bandidos de Nicaragua” Hubo más de 100,000 manifestantes.

A través de la revista ARIEL, que dirigía Froilán Turcios en Honduras, se conocen algunos de los hechos heróicos del Gral. Sandino. Merece repetirse su dialéctica pura, cuando intentaban hacerle gruesa propaganda: “No olvide usted decir que no soy político profesional sino un artesano. Mi oficio es mecánico y con el martillo en la mano me he ganado el pan hasta los treinta y tres años que hoy tengo.”

Pero su prestigiosa figura de avezado luchador aparecía por entonces en París, con los grandes que han hecho patria y gloria. En 1928 publicaba LE MONDE el hermoso mensaje revolucionario del famoso escritor francés Henry Barbusse al Gral. Augusto C. Sandino, automáticamente reproducido en el universo de hombres libres.

General:

Con mi saludo le envío el del proletariado y el de los intelectuales revolucionarios de Francia y Europa, que en muchas ocasiones me han autorizado a hablar en su
nombre para decirle que su atención está fija con admiración y entusiasmo en la heróica figura de usted y en sus admirables tropas.

Saludamos en usted a un libertador, al soldado magnífico de una causa que pasando sobre las cuestines de raza y nacionalidades es la causa de los oprimidos, de los explotados, de los pueblos contra los dominadores.

Saludamos en usted a toda la ardiente juventud latinoamericana que se agita y se levanta contra los verdugos del norte de “patas de oro” y a toda la multitud de trabajadores y de indios que en todo un continente se debaten y se estremecen, impacientes por ponerse en marcha para repeler un día esa máquina imperialista y capitalista venida del extranjero y por crear un bello mundo nuevo sobre la tierra que les pertenece.

A la vanguardia de la lucha y del continente disputado, usted Sandino, general de hombres libres, desempeña un papel histórico imborrable por su ejemplo luminoso y por sus espléndidos sacrificios.
 

Estamos de corazón con usted.

Henry Barbusse
El 1 de Enero de 1928 combaten tropas al mando del Gral. Sandino contra tropas norteamericanas al mando del Capitán US Bruce, quien fue derrotado en el sitio conocido como Las Cruces, en las montañas conocidas como El Zapotillal. Bruce murió en combate, "con la cabeza arrancada del tronco y puesta sobre la barriga y con el pene en la boca", según asegura A. Somoza G. en el libro "El verdadero Sandino". En memoria a este oficial, en Managua existe un barrio conocido como Campo Bruce.
Del 3 al 13 de Enero de 1928 sitian al poblado de Quilalí, los marinos norteamericanos sacan a sus heridos por avión.

El 10 de Enero de 1928, la Cámara del Senado de Nicaragua aprueba una nueva Ley Electoral. La Cámara de Diputados, controlada por legisladores adictos a Emiliano Chamorro Vargas, intenta cambiar algunos aspectos esenciales de la ley.

El 14 de Enero de 1928 los marinos norteamericanos bombardean El Chipote y se lo toman por asalto, alcanzan la cumbre el 26 de Enero pero sin encontrar a nadie. Sandino se había retirado a San Rafael del Norte y llega el 3 de Febrero a ese poblado en Jinotega. Este día, el 3 de Febrero de 1928, el periodista Carlston Beals, del The Nation, entrevista al Gral. Sandino. Este periodísta fue conducido desde las fronteras con Honduras hasta San Rafael del Norte por el diputado liberal y Coronel don José Santos Rivera Zeledón, natural de San Rafael del Norte y primo hermano del Gral. Benjamín Zeledón Rodríguez. El Coronel y diputado liberal por Jinotega, Don José Santos Rivera Zeledón era hijo de Don Natividad Rivera Rodríguez y Da. Jesús Zeledón Uriarte, con antepasados en La Concordia y en Estelí.
 
 
 


Coronel Don José Santos Rivera Zeledón, diputado del Partido Liberal por Jinotega y Coronel del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional (EDSN); abuelo paterno del autor de este escrito. 

(Foto original, propiedad de Flavio Rivera Montealegre)


 

 

El 27 de Febrero de 1928 se desarrolla el combate protagonizado en el sitio conocido como El Bramadero, dirigido por el mismo Augusto C. Sandino y el Gral. Miguel Angel Ortez, ese lugar era un campo sembrado de caña de azúcar y que en ese momento la vegetación estaba seca, con los disparos tomó fuego el campo cubriendo en llamas a las tropas norteamericanas. Al día siguiente, el 28 de Febrero de 1928, Miguel Angel Ortez le propina una de las derrotas más severas a los marines. En esta victoria le capturaron gran cantidad de armamento y entre otras cosas apareció un incensiario de oro que los marines se habían robado de la iglesia de Yalí, por lo que el Gral. Sandino lo remitió a través de las autoridades de El Bramadero, de regreso a la iglesia de Yalí. Al día siguiente un comunicado oficial de los marines vino a colocar las cosas en su sitio: El Gral. Augusto C. Sandino había dejado de ser un bandolero y un bandido y en ese comunicado era llamado guerrillero. Todo un ascenso.

El 20 de Marzo de 1928 se dirige hacia la región minera de Pis Pis. Colombia obtiene ilegalmente la posesión del archipiélago de San Andrés y Providencia, islotes y cayos adyacentes, mediante el Tratado Ezguerra-Bárcenas-Meneses, fechado el 24 de Marzo de 1928.

El 12 de Abril de 1928 se toman las minas de La Luz y Los Angeles, propiedad norteamericana y ocupan Bonanza. El 13 de Mayo de 1928 se da el combate de La Flor sobre el río Cuá, en este enfrentamiento muere el Capitán Hunter de las U.S. Marine Corps. El 17 de Agosto se combate en Ililihuas. El 6 de Diciembre combaten en Cuje que es la última batalla oficial de los marines que le pasan la responsabilidad bélica a la Guardia Nacional.

El 23 de Diciembre de 1928, el Gral. Sandino y sus tropas soportan un bombardeo aéreo en el sitio conocido como El Refugio.

1929



El 1 de Enero de 1929, el Gral. José María Moncada asumió la presidencia ante el Congreso Nacional entre vítores de los hombres del liberalismo. Fue la fecha en que el Partido Conservador terminó una jornada de gobierno, concluida por la montaña de errores políticos y militares de sus generales. El vicepresidente era el Dr. Enoc Aguado Farfán.
 
 
 

Lic. Emilio Portes Gil, al centro. Junto con funcionarios del gobierno de Nicaragua, entre ellos, el Prof. Don José Santos Rivera Siles, en la foto a la izquierda.
(Foto original propiedad de Flavio Rivera Montealegre)

 

El 6 de Enero de 1929 el Gral. Ausgusto C. Sandino escribe una carta al Lic. Emilio Portes Gil, Presidente provisional de los Estados Unidos Mexicanos, en donde le pide colaboración para su causa; el portador de la carta fue el Capitán José de Paredes.

El 10 de Enero de 1929 se da el combate en Guanacastillo. El 21 de Enero se combate en San Antonio, en ambos murieron muchos marines norteamericanos.

El 7 Febrero de 1929, Mr. Charles C. Eberhardt renuncia a su cargo de Embajador de Estados Unidos en Nicaragua, asumiendo Mr. Matthew E. Hanna la representación diplomática en calidad de Encargado de Negocios; seis meses después deja el cargo en manos de Willard L. Beaulac. Es conocida la influencia que la esposa de Mr. Matthew E. Hanna ejerció en el nombramiento del señor Anastasio Somoza García, quien era contador mercantil y fue investido con el rango de Coronel para asumir el cargo de Jefe Director de la Guardia Nacional, y que además era sobrino carnal del presidente José María Moncada Tapia y en cuya administración ocupó el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores. El 7 de Febrero renuncia Froylán Turcios como representante de Sandino en el extranjero.

El 2 de Marzo de 1929 es fusilado el Coronel Ruano, de las fuerzas de Sandino, por el aventurero conocido como Escamilla y que pertenecía a las fuerzas del Gral. José María Moncada Tapia.

El 24 de Abril de 1929, Mr. Henry L. Stimson, Secretario de Estado, anuncia al presidente José María Moncada Tapia (tío de Anastasio Somoza García) que el futuro de Nicaragua depende en gran medida del establecimiento de una Guardia Nacional totalmente apolítica y sin nexos partidarios, cuyo principal objetivo será la preservación de la paz, la ley y el orden.

El 2 de Marzo de 1929, Blanca Aráuz Pineda fue trasladada a Managua, detenida, por el gobierno, porque sospechaban que enviaba mensajes al Gral. Augusto C. Sandino. Con ella llegaron a Managua, detenidos, su madre, Doña Ester Pineda Rivera de Aráuz, sus hermanos Lucila, Luis Rubén, Octavio y Miguel Angel Aráuz Pineda, todos; también su cuñado Don Francisco Berríos, esposo de Isolina Aráuz Pineda. Todos guardaron prisión en una cárcel de Managua, luego fueron liberados pero bajo vigilancia. Al poco tiempo Blanca Aráuz la encarcelaron en León, en la famosa "Cárcel de la 21", la acompañaron su madre y su hermana Lucila Aráuz Pineda (n.1884-m.20 de Julio de 1966). Logró su libertad porque el Gral. Sandino amenazó con atacar León si no la liberaban, y así fue, Blanca y su familia regresaron a San Rafael del Norte.

El 20 de Mayo de 1929, el Gral. Augusto C. Sandino se encuentra, camino a México vía Honduras, en la cúspide de El Malacate a diez mil pies de altura sobre el nivel del mar, en una meseta de El Chipotón; le acompaña el Capitán Gregorio Urbano Gilbert (dominicano), el Teniente Rubén Ardila Gómez, colombiano, y otros combatientes. El 25 de Junio de 1929, el Gral. Augusto C. Sandino cruza la frontera entre Guatemala y México, con el fin de entrevistarse con el gobernante mexicano, el Lic. Emilio Portes Gil, para solicitar ayuda a la causa nicaragüense, es decir, al Ejército Constitucionalista, que había sido encabezado por el Gral. José María Moncada Tapia (tío carnal de Anastasio Somoza García) y el Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa (tío político de Anastasio Somoza García, su esposa Salvadora Debayle Sacasa era hija de Casimira Sacasa Sacasa).

El 27 de Noviembre de 1929, el Gral. Pedro Altamirano combate en el pueblo La Colonia. El 18 de Diciembre de 1929 ataca al pueblo de Cuajiniquilapa.
 

1930 



El 12 de Enero de 1930, el Gral. Pedro Altamirano combate en Buena Vista. En este año, 1930, el Gral. Somoza deja entrever y se comenta como un secreto a voces que es amante de la esposa del embajador norteamericano, Mrs. Hanna.

Por fin tuvo lugar, el 29 de Enero de 1930, la ansiada entrevista con el presidente de México, Don Emilio Portes Gil, en la que el Gral. Augusto C. Sandino disfrutó de los gestos, ademanes y palabras de cortesía y de elogios por parte del gobernante azteca, y sufrió la decepción de la negativa de cooperación efectiva para su campaña de liberación nacional. Asilo, pensión, tierras de cultivo y las consideraciones personales que merecía, las tendría en México. Todos estos gastos de permanencia los asumió el tesoro nacional de México. Fue tratado oficialmente como General de División; con seis ayudantes mexicanos que lo atendían juntamente con dos nicaragüenses.
 

El 11 de Febrero de 1930, combate en el Guapinol. El 1 de Abril de 1930, combate al cuartel de Yalí, Jinotega. El 7 de Mayo de 1930, combate de El Bálsamo. El 16 de Mayo de 1930, el Gral. Sandino ingresa a Nicaragua, procedente de México. El 6 de Junio de 1930, combate de El Tamarindo. El 19 de Junio de 1930, combate en Saraguasca. El 28 de Junio de 1930, combate en San Juan de Telpaneca. En Junio Blanca Aráuz Pineda de Sandino es obligada a trasladarse a la ciudad de León, queda detenida. El 10 de Julio de 1930, combate en Pasmate. El 27 de Julio de 1930, combate en Las Cruces. 

El 19 de Agosto de 1930, combate en el Malacate. El 20 de Agosto de 1930, combate en el Guapinol. En Noviembre de 1930, el Gral. Pedro "Pedrón" Altamirano ataca Matiguás obligando a la Guardia Nacional abandonar el pueblo. El 19 de Noviembre de 1930, el Gral. Miguel Angel Ortéz ataca al poblado de Telica, en el Departamento de León. El 1 de Diciembre de 1930, combate en Apante, luego, el 31 de Diciembre el Gral. Miguel Angel Ortéz y sus hombres emboscan a una patrulla de marinos U.S. en Achuapa y les causan ocho muertos.

En el año 1930 Estados Unidos de América pasaba por una crisis económica que se originó en el desplome de la bolsa de valores de Nueva Cork el 23 de Octubre.
 


Prof. Don Sofonías Salvatierra Aviléz

 
 

1931 


El 17 de Enero de 1931, el Gral. Miguel Angel Ortéz ataca a la ciudad de Somoto. El 31 de Marzo de 1931, un día Martes de Semana Santa, la ciudad capital, Managua, sufre un terremoto que la destruye totalmente.

El 8 de Abril de 1931, el Secretario de Estado norteamericano, Henry L. Stimson deja saber que desconfía de la capacidad de los marines para derrotar al Gral. Augusto C. Sandino, ya que no estaban preparados para hacer frente a la guerra de guerrillas. Es esta la razón por la que se decide el retiro de las tropas norteamericanas en Nicaragua.

El 11 de Abril de 1931 destruyen las instalaciones de la United Fruit Company en la Costa Atlántica.

El 12 de Abril de 1931, combate en el Río Wawa. El 13 de Abril de 1931, en un segundo combate en Logtown, muere el Gral. Pedro Blandón. El 15 de Abril de 1931, un barco de guerra norteamericano llega a Puerto Cabezas ante un inminente ataque de los sandinistas. En esta misma fecha, el 15 de Abril de 1931, fuerzas del Gral. Abraham Rivera ocupan Cabo Gracias a Dios y aviones U.S. bombardean el pueblo.

El 14 de Mayo de 1931 en el ataque a Palacagüina, muere el Gral. Miguel Angel Ortéz. El 15 de Junio de 1931 combate en El Embocadero en donde mueren dos oficiales norteamericanos. En Julio de 1931 se produce un ataque a Limay.

El 18 de Julio de 1931, ataque a Santo Domingo de Chontales y El Jabalí, al mando del Gral. Pedro "Pedrón" Altamirano. El 21 de Julio de 1931, ataque y ocupación de ciudad Rama, al mando del Gral. Pedro Altamirano. El 22 de Julio de 1931, un avión norteamericano es derribado sobre Sacklin, en el Río Coco. El 24 de Julio de 1931, combate en La Pavona.

El 8 de Octubre de 1931, el Gral. José María Moncada Tapia manifiesta al embajador norteamericano, Mr. Matthew E. Hanna, que desde 1927 el gobierno nicaragüense ha venido incurriendo en una serie de actos inconstitucionales, tales como la formación de la Guardia Nacional sin autorización del Congreso Nacional, cuerpo legislativo que no tuvo en las elecciones de 1928 y 1931 la participación conferida por la Constitución de la República. 

Para legalizar todo lo actuado al margen de la Carta Magna, dice el Gral. Moncada, es necesario reformarla y con el fin de garantizar el cumplimiento de dicha tarea era necesario prolongar el período presidencial hasta 1934, fecha en que se convocaría a nuevas elecciones. 

El candidato electo gobernaría el país por seis años. La Sección de Asuntos Jurídicos del Departamento de Estado reconoce confidencialmente que lo afirmado por el Gral. José María Moncada Tapia al embajador Hanna es correcto, ya que las medidas adoptadas para las elecciones de 1928 eran indudablemente inconstitucionales.

El 27 de Octubre de 1931, ataques en la Costa Atlántica, en Logtown y Louisiana. El 2 de Noviembre de 1931, combate en el Monte La Paloma, en Estelí. El 14 de Noviembre de 1931, el Gral. Juan Colindres ataca el poblado de El Jicaral, en León.

El 22 de Noviembre de 1931, los generales Juan Colindres y Juan Pablo Umanzor atacan y ocupan la ciudad de Chichigalpa, Chinandega. El 25 de Noviembre se combate en Mayacundo, León, muy cerca de El Sauce. El 26 de Noviembre los generales Colindres y Umanzor expulsan a la Guardia Nacional de Santa Isabela, León. El 29 de Noviembre combaten en el Valle de las Zapatas. El 22 de Diciembre ataque a San Isidro, Matagalpa.
 

1932 


El 1 de Febrero de 1932, combate de Peña Blanca. El 14 de Febrero de 1932, combate de San Antonio. El 24 de Febrero de 1932, combate de Poza Honda. El 21 de Abril de 1932, combate de Las Puertas, en el camino de Apalí a Jalapa. Grandes bajas norteamericanas y de la Guardia Nacional.

El 15 de Septiembre de 1932, el Gral. Augusto C. Sandino expresa a todos sus combatientes y a la ciudadanía en general, mediante unos volantes, lo siguiente: "Las fuerzas invisibles antiyanquistas de los hombres precursores de esta gloriosa epopeya: Generales Zeledón, Lovo y Llanes, quienes desde las cumbres o picachos de las cinco cimas históricas, los baluartes o atalayas autonomistas del Coyotepe, Chipote, Chipotón, Chipotazo y Chipotillo, nos ayudan y alientan en nuestra lucha desigual contra el ejército más lujoso de la canalla rubia...."

El 26 de Septiembre de 1932, combate de Lindo Jaguar, Jinotega. El 2 de Octubre, el Gral. Juan Pablo Umanzor toma San Francisco del Carnicero, en la costa norte del Lago Xolotlán o de Managua. El 28 de Octubre de 1932, combate de La Pelona, mueren once guardias nacionales.

El 6 de Noviembre de 1932, totalizando el 84 por ciento de los 130 mil votos depositados en las urnas, celosa y eficientemente custodiadas por los marines norteamericanos, el Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, liberal, es electo Presidente de la República, hijo del último presidente conservador de los "30 años", Roberto Sacasa Sarria depuesto por su propio partido con la ayuda de los liberales en 1893, con el Gral. José Santos Zelaya López a la cabeza.

El 26 de Diciembre de 1932, combate en la línea férrea de El Sauce, en León.


Gral. Augusto C. Sandino, óleo por Róger Pérez de la Rocha

1933 



Trinfo de la causa sandinista al iniciarse el retiro de las tropas norteamericanas del territorio de Nicaragua desde el 1 de Enero de 1933. El 2 de Enero de 1933 sale de Nicaragua el último soldado de las fuerzas interventoras norteamericanas. El 6 de Enero de 1933 se anuncian los términos de paz. El 2 de Febrero de 1933, el Gral. Augusto C. Sandino llega en avión desde San Rafael del Norte a Managua para firmar la paz, en compañía del Dr. Pedro José Zepeda, en el avión bautizado como "Tomochic". En Febrero se aceleran las pláticas de paz entre el gobierno del presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa y el Gral. Augusto C. Sandino.

El 23 de Enero de 1933 se reunen en Managua don Salvador Calderón Ramírez, el Gral. Horacio Portocarrero y el Dr. Escolástico Lara como representantes del Gral. Sandino, con el Dr. Modesto Armijo como representante pacifista por el Partido Liberal Nacionalista y el Dr. David Stadthagen por el Partido Conservador. El 26 de Enero llega desde México el Dr. Pedro José Zepeda.

El 2 de Febrero de 1933 llega a Managua el Gral. Sandino, es recibido por el Dr. Crisanto Sacasa y el Teniente Alejandro Cousin, Jefe del destacamento en la aviación. El Jefe Director de la Guardia Nacional,- Anastasio Somoza García le ofrece llevarlo en su automóvil. Firman la paz el presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa y el Gral. Augusto C. Sandino. Al día siguiente, 3 de Febrero, Sandino regresa a su campamento en las Segovias.

El 22 de Febrero de 1933, el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional es desarmado oficialmente en el pueblito de San Rafael del Norte, Jinotega, hacia donde marchan todas las columnas sandinistas.

El 27 de Mayo de 1933, en casa de Blanca Aráuz Pineda de Sandino, ante los oficios de Don Gonzalo Rodríguez Zeledón, Juez Local del pueblito de San Rafael del Norte, se realizó el matrimonio civil del Gral. Augusto C. Sandino y Blanca Estela Aráuz Pineda.

Viernes 2 de Junio de 1933, como a las diez de la mañana fallece en el parto Blanca Aráuz Pineda de Sandino, hija de Don Pablo Jesús Aráuz Pineda y Doña Ester Pineda Rivera, naturales de San Rafael del Norte, Jinotega.


Doña María Cristina Zapata Mallié de Montealegre, 
mujer intelectual y 
lidereza del liberalismo; abuela materna del autor del presente escrito. 
En esta foto exhibe la medalla de Patricia del Liberalismo. 
Esta medalla es propiedad del autor del presente escrito. 
(Foto original propiedad de Flavio Rivera Montealegre)

10 de Julio de 1933
Carta dirigida a Doña María Cristina Zapata Mallié de Montealegre, esposa del Dr. Augusto César Montealegre Salvatierra, ambos naturales del Departamento de Chinandega. Los padres de Da. María Cristina Zapata eran el abogado Don Román Zapata, natural de Chichigalpa, y Da. María Luisa Malliè, ciudadana francesa que radicó con sus padres en la ciudad de León, Nicaragua.

El Gral. Augusto C. Sandino, en respuesta a una carta recibida de Da. María Cristina Zapata de Montealegre, en donde le expresaba su sentido pésame por la muerte de Da. Blanca Aráuz Pineda, acaecida el Viernes 2 de Junio, en donde también le expresa algunos conceptos en relación a los derechos de la mujer en Nicaragua, le contesta la siguiente carta:
 

Sección Central, Wiwilí, 10/7/1933
Señora doña Cristina Zapata
Managua, D.N. Tribunal de Cuentas

Apreciable señora:
En mis manos está su muy atenta del 17 de Junio del corriente año, y si va a usted ésta en forma tan lacónica es que quiero aprovechar el correo mismo que me trajo la suya. Estoy debidamente impuesto de los importantes términos de su carta y, como le repito, en otra ocasión más tranquila seré con usted más amplio.
Con respecto al asunto trancendental de California lo trataré con toda la seriedad e interés que merece en oportuna hora, porque no quiero se me tome como un
festinado en tales o cuales asuntos, pues no quiero exponer el éxito que ha de coronar mi solicitud.

Agradezco infinito la forma y fondo de su pésame, ante el desaparecimiento corpóreo de mi Blanquita, y la idea de tomar a esta mujer como bandera de beligerancia y paz en los asuntos que atañen a la emancipación y honor de la mujer nicaragüense es sublime y propio de la sangre indohispana que corre por sus venas. Felicito a Ud. y a todas las mujeres, que corren paralelamente, con el mismo impulso, de las mujeres de otros países civilizados.

Sin otra cosa reciba, por mi medio, los recuerdos que de usted me hace el poeta don Agustín González y Moncada, gran admirador intelectual suyo, lo mismo que del Coronel José Santos Rivera Zeledón que bien conoce a usted; y de éste su hermano, en ideales patrios, reciba el cariñoso apretón de manos con que siempre la he distinguido.

Atto. S.S.
AUGUSTO C. SANDINO

El 20 de Agosto de 1933 una patrulla de la Guardia Nacional ataca a sandinistas desarmados cerca del pueblito de Yalí, Jinotega; al norte de San Rafael del Norte.

El 20 de Noviembre de 1933, el Gral. Augusto C. Sandino llega por tercera vez a Managua para discutir con el presidente, Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, las crecientes dificultades con la Guardia Nacional en el norte.

Es del criterio de Don Sofonías Salvatierra que en el período comprendido desde el 9 de Diciembre de 1933 fecha en la que el Gral. Augusto C. Sandino regresó a Wiwilí en su tercer viaje a Managua, hasta el 16 de Febrero de 1934 que llegó a Managua para no regresar jamás, se agitó en la prensa de Managua un revuelo de opinión acerca de la Guardia Nacional y del Gral. Anastasio Somoza García que no les favorecía en nada. La prensa en general desconfiaba totalmente de ese cuerpo castrense y de su Jefe Director. La Guardia Nacional era, pues, un sobresalto inquietante para todos. Violaba mujeres, como las de Apalí, en las Segovias; aplicaba la ley de fugas como a muchos se les aplicó en más de cuarenta años; apresaba a los propios Ministros de Estado como el caso del Dr. Ulises Irías y del oficial de la G.N. insolente ante la autoridad del subsecretario de la Guerra.
 


Gral. Anastasio Somoza García

1934 


El 26 de Enero de 1934, el Gral. Augusto C. Sandino le escribe al señor presidente, Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, en esta carta le expone y ratifica su criterio sobre el carácter inconstitucional de la Guardia Nacional.

El 16 de Febrero de 1934 el Gral. Augusto C. Sandino llega a Managua en compañía de su hermano el Coronel Sócrates Sandino Tiffer, del Gral. Francisco Estrada y del Gral. Juan Pablo Umanzor. Al día siguiente declara nuevamente que la Guardia Nacional es inconstitucional.

El 18 de Febrero de 1934 se realiza una reunión con el presidente Juan Bautista Sacasa Sacasa y el Gral. Anastasio Somoza García en Casa Presidencial.

El 21 de Febrero de 1934 es asesinado vil y cobardemente el Gral. Augusto C. Sandino, por órdenes del señor Anastasio Somoza García, sobrino carnal del Gral. José María Moncada Tapia hijo de Doña Zoila Tapia Somoza y Don Nemesio Moncada Machado. Junto con el Gral. Sandino son asesinados el Gral. Juan Pablo Umanzor y el Gral. Francisco Estrada en una zona que se ubica en el actual Barrio de Larreynaga, al este de las instalaciones de la policía ubicadas sobre la carretera norte. Sus restos fueron enterrados en esa zona por un grupo de soldados de la Guardia Nacional al mando de un señor de confianza del Gral. Somoza García, de apellido Duarte, padre del Ing. Roberto Duarte Solís, involucrado en delitos de malversación y robo de caudales del estado de Nicaragua, bajo la administración del mafioso politiquero, el presidente Dr. Arnoldo Alemán Lacayo.

Cuenta el Coronel Francisco Solórzano Murillo que, estando en su beneficio de café y arroz que tenía en Masatepe, en el mes de Febrero de 1934, recibió una llamada telefónica de Managua en la que se le dijo que su primo Rolando Murillo quería hablar con él antes de morir, pues estaba muy mal herido, y dice el Coronel Fco. Solórzano Murillo lo siguiente: "Salí inmediatamente para Managua y cuando llegué a su casa, me llevaron a su cuarto. Rolando al verme, me dijo: "Has llegado a tiempo, pues dentro de poco me operan y ya no hubiera podido hablar contigo. Quiero contarte que como a las ocho de la noche de ayer (21 de Febrero) llegué a
casa de mi suegro (Don Sofonías Salvatierra, Ministro de Agricultura del Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa) aunque ya se rumoraba que a César Augusto Sandino y a sus compañeros los iban a capturar en la casa de mi suegro. Encontré solo a Sócrates Sandino Tiffer, enfermo en los ojos, haciéndose unos remedios. De pronto apareció el Coronel Juan Ferreti, y dijo: "Acaban de capturar al General (Sandino), a sus compañeros y a Don Gregorio (padre del Gral. Sandino y de Sócrates Sandino), así es que vámonos antes de que nos agarren." En ese momento rodeaban la casa las patrullas de la Guardia Nacional al mando de Policarpo Gutiérrez. El Coronel Juan Ferreti huyó saltando por una tapia vecina y Sócrates Sandino corrió a su cuarto. En esos momentos se oyeron disparos de ametralladoras por el lado de la Aviación y Sócrates dijo: "Ya mataron a César Augusto!" Luego entraron los guardias a la casa y Sócrates sostuvo un violento tiroteo con ellos hasta que se le terminó el parque. Sócrates cayó muerto y yo (Rolando Murillo) caí mal herido de un balazo en el hígado. Cuando se terminó la balacera, se llevaron el cadáver de Sócrates y a mí (Rolando Murillo) me dejaron tendido en el suelo. Como el ministro americano (el embajador) Arthur Bliss Lane, llegara y andaba por ahí como inspeccionando, al pasar, cerca de mí, lo cogí de una pierna y le dije: "Señor Ministro, sálveme, yo soy civil, yo nada tengo que ver en estos asuntos." No me hizo caso y al dirigirse a la puerta de salida se encontró con el Director de Policía, Meléndez, a quien le dijo algo mientras me señalaba con la mano. Enseguida se apareció un soldado de la Guardia Nacional, el que me dijo: "Te voy a rematar." Yo le dije entonces: "no seas bárbaro! tenés familia, tenés madre, tenés esposa, tenés hijos, pues todo eso tengo yo también..." En ese momento llegó Santos Ramírez y me preguntó: "¿Qué te pasa?" "Me balearon y éste me quiere rematar." Entonces Santos me echó sobre su hombro y me llevó a su camioneta que le dicen "La Barata", me fue a dejar a la casa de mi madre. A Santos Ramírez lo echaron preso porque me debía haber entregado." En este momento entraron unos hombres con una camilla para llevárselo al Hospital, donde el eminente cirujano, Dr. Rodolfo Espinoza R. realizó la delicada operación. Pero mi primo, Rolando Murillo, murió al día siguiente, el 23 de Febrero de 1934, y se llevó a la tumba el resto de la historia de aquel suceso sangriento."
 
 


Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa y el Gral. Augusto C. Sandino


 



1935


Nace en Matagalpa, Carlos Fonseca Amador, hijo natural o fuera de matrimonio de Justina Fonseca y Fausto Amador que era contador de una compañía minera norteamericana y luego pasó a ser administrador general de las propiedades de Anastasio Somoza García. Es el fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, que luego fue traicionado por sus mismos compañeros, ambiciosos y con sed de poder, entre ellos podemos mencionar a los hermanos Daniel y Humberto Ortega Saavedra. Fue denunciado por estos traidores, dando información a la Guardia Nacional sobre su ubicación, hasta que se realiza un enfrentamiento con una patrulla de la GN en el que es muerto Carlos Fonseca Amador el 8 de Noviembre de 1976 en la región llamada Zinica.
1936 El Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, en su libro "Cómo y por qué caí del poder", expresa textualmente lo siguiente: "La lectura de este libro, deja establecidas dos verdades históricas, de carácter incontrovertible. La primera: que el doctor Juan Bautista Sacasa Sacasa rodó del poder al impulso de la traición del entonces Jefe Director de la Guardia Nacional, general Anastasio Somoza García; que al traicionar a su jefe, el Presidente de la República, Somoza arrastró tras de su aventura, el honor del ejército, que es orgullo de toda nación civilizada, desde luego que él es la garantía de las instituciones democráticas, que son las responsables del desenvolvimiento del progreso de las naciones. La segunda: que el general Augusto César Sandino, fue vil y cobardemente asesinado, en las sombras de la noche y sin haber antes sido sometido a un proceso legal, y que esta responsabilidad cae verticalmente sobre el Jefe Director de la Guardia Nacional que lo era entonces el general Anastasio Somoza García, dejando sobre el uniforme del ejército una mancha que el tiempo nunca alcanzará a borrar."

El 3 de Marzo de 1934 la Guardia Nacional ataca la colonia agrícola establecida por el Gral. Sandino en Wiwilí. Muchos sandinistas son asesinados, el Gral. Abraham Rivera se entrega.


Somoza y Sandino, antes del asesinato del General de Hombres Libres

1944



Durante este año, cuando ya el Gral. Anastasio Somoza García era un dictador bien establecido, dice don Francisco Gurdián Guerrero en su escrito “La última noche del Gral. Sandino”, lo siguiente: “el ahora fuerte dictador, mandó un día de ese 1944, a exhumar calladamente, los restos de todos los que habían muerto la noche del 21 de Febrero de 1934: Augusto C. Sandino, Sócrates Sandino Tiffer, su hermano de padre; Francisco Estrada, Juan Pablo Umanzor, todos generales, y, dos civiles: Rolando Murillo y un chavalo que pasaba cuando la Guardia Nacional iniciaba sus disparos y cuyo nombre nunca se pudo saber. Todos fueron metidos en sacos de bramante por los presos de las cárceles de la Aviación y a la mañana siguiente un camión militar los llevó a las instalaciones de la Fuerza Aérea Nacional, introducidos en un avión militar que levantó suavemente para enderezarse hacia el norte y colocarse en lo que puede ser la mitad del lago de Managua o Lago Xolotlán, donde fueron tirados los heróicos restos. Estos datos sobre los restos de Sandino, nos lo suministró el Gral. Gustavo Abaúnza, ex miembro del primer Estado Mayor de la Guardia Nacional de Nicaragua y quien en los años posteriores fue retirado de la Guardia Nacional, por no estar de acuerdo con los actos del régimen. El Gral. Abaúnza nos contaba que Somoza García al mandar echar los restos de los héroes al Lago Xolotlán o de Managua, estaba tratando de acabar con todo lo que fuera y recordara al Gral. Augusto C. Sandino. Entre las filas del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional (EDSN), combatieron hombres como Luis Muñoz Marín (1898-1980), que fue el primer Gobernador de Puerto Rico de 1949 a 1965, gobernando por cuatro periodos, era hijo de Don Luis Muñoz Rivera y Da. Amalia Marín Castilla; también militó entre las filas del EDSN, el salvadoreño Farabundo Martí; el guatemalteco Manuel María Girón Ruano, militar de carrera, graduado en Postdam, Alemania, fue Gobernador del Departamento del Petén, entró con el grado de General al EDSN.

1976



Cae en combate Carlos Fonseca Amador, el 8 de Noviembre de 1976 en la zona montañosa conocida como Zinica.

1978 



El 10 de Enero de 1978 es asesinado el Dr. Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, director del diario La Prensa. Con el tiempo se supo que fueron los dirigentes del FSLN los que planearon su asesinato para beneficiarse en la lucha contra Somoza, y así, con el asesinato levantar el ánimo de las masas populares en donde Chamorro tenía muchas simpatías.

El 1 y 2 de Febrero de 1978 el FSLN-Tercerista atacan los cuarteles de las ciudades de Rivas y Granada. En este mismo mes, Febrero, el Arzobispo Miguel Obando Bravo publica una carta en el diario La Prensa legitimizando la resistencia armada. En Febrero se lleva a cabo la insurrección en Monimbó, Masaya.

23 de Mayo 1978 El Grupo de los Doce firman y hacen pública una declaración haciendo un llamado para forma un Frente Amplio Opositor (FAO) antisomocista, sus firmantes son: Fernando Cardenal Martínez, S.J.; Ricardo Coronel Kautz; Dr. Carlos Tunnermann Berhein; Joaquín Cuadra Chamorro; Emilio Baltodano Pallais; Arq. Casimiro Sotelo Rodríguez; Dr. Carlos Gutiérrez Sotelo, médico dentista residente en México; Dr. Sergio Ramírez Mercado; Dr. Ernesto "Tito" Castillo Martínez; Miguel D'Escoto Brockmann, sacerdote Maryknoll; y el Dr. Arturo J. Cruz Porras, trabajó por muchos años para el Inter-American Development Bank, en Washington, D.C.; y Felipe Mántica, de la cadena de supermercados. Posteriormente se les unió el Ing. Alfonso Robelo Callejas y el Dr. Rafael Córdoba Rivas.

El 22 de Agosto de 1978 un comando del FSLN-Tercerista se toman el Palacio Nacional, al mando de Edén Pastora "Comandante Cero", en donde se encontraba sesionando el Congreso Nacional, secuestraron personal de la Dirección General de Ingresos, Ministerio de Hacienda y otras oficinas del Estado durante cinco días que duraron las negociaciones para obtener la liberación de miembros del FSLN que estaban presos, entre ellos, Tomás Borge.

El 29 de Agosto de 1978 la Fuerza Aérea de Nicaragua, FAN, bombardea la ciudad de Matagalpa.

El 9 de Septiembre de 1978 el pueblo le pierde el miedo a la Guardia Nacional y a Somoza, apoyan masivamente al FSLN que vanguardiza una insurrección coordinando ataques armados contra los cuarteles de Masaya, León, Chinandega, Estelí, Diriamba, Jinotepe, Rivas, Peñas Blancas y Managua. Estos ataques terminan el 20 de Septiembre y el FSLN se retira a las montañas. Fueron 6,000 muertos el saldo de estas acciones.

El 29 de Septiembre de 1978 Monseñor Miguel Obando Bravo justifica la insurrección popular y la Iglesia Católica en Nicaragua envia una carta al presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter.

1979 



El 1 de Febrero de 1979 se crea el Frente Patriótico Nacional (FPN). El 15 de Febrero de 1979 la Guardia Nacional lleva a cabo una matanza en el Barrio El Calvario.
El 8 de Febrero de 1979, el presidente USA, Jimmy Carter restringe sus relaciones diplomáticas y suprime la ayuda militar al Gral. Anastasio Somoza Debayle.

El 16 de Marzo de 1979 se realiza la unificación de las tres tendencias del FSLN: los GPP (guerra popular prolongada), los Terceristas y los Proletarios, conformados de la siguiente manera: los terceristas con Daniel y Humberto Ortega Saavedra y Víctor "El Chachalaco" Tirado López (mexicano); los GPP -Guerra Popular Prolongada- con Henry Ruíz, Tomás Borge Martínez y Bayardo Arce Castaño; y, los Proletarios eran Jaime Wheelock Román, Carlos Núñez y Luis Carrión Cruz.

El 18 de Mayo de 1979, el Diario La Prensa publica una carta que el Teniente Coronel (Ing.) Bernardino Larios escribe públicamente al Gral. Anastasio Somoza Debayle, haciendo referencia a varios puntos de carácter moral dentro de la Guardia Nacional y plante el asunto de la fidelidad a la Patria que se escribe con N de Nicaragua y no con S de Somoza.

Mayo-Julio de 1979 La insurrección victoriosa estuvo formada por el Frente Nor-Oriental Pablo Ubeda, el Frente Oriental Roberto Huembes Ramírez, el Frente de Nueva Guinea, el Frente Sur Benjamín Zeledón, el Frente Central Camilo Ortega, el Frente Occidental Rigoberto López Pérez, el Frente Norte Carlos Fonseca Amador. El 19 de Julio de 1979 entra triunfante a Managua la revolución encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Tres días antes, el 16 de Julio, el Gral. Anastasio Somoza Debayle había abandonado el país y había dejado como presidente al Dr. Francisco Urcuyo Maliaño.

1980



17 de Septiembre de 1980 Es ajusticiado en Asunción, Paraguay el Gral. Anastasio Somoza Debayle. El jefe del comando ejecutor de la "Operación Reptil", Enrique Haroldo "Ramón" Gorriarán Merlo, declara tres años después a la Agencia Gamma las interioridades de su misión secreta. Enrique Gorriarán fue el fundador del Ejército Revolucionario del Pueblo en 1970. Su nombre de guerra: "Ramón" estuvo asilado en Chile, 1972, posteriormente se trasladó a Cuba de donde luego pasa en 1973 a la Argentina. En 1976 el gobierno militar argentino hace desaparecer a miles de personas. Mientras tanto la guerrilla se encuentra activa en Argentina con "Ramón" a la cabeza. En 1978 "Ramón" forma parte del Frente Sur. 

El operativo de ejecutar al Gral. Anastasio Somoza Debayle se inicia a preparar en Enero de 1980 en un país de América del Sur. El comando de "Ramón" está formado por argentinos solamente. El Gral. Somoza es identificado como "Antonio" para evitar que su plan sea descubierto. Algunos de los integrantes de este comando habían participado en la ejecución del Comandante "Bravo" en Honduras. 

Ellos, los argentinos, sabían que no podían andar preguntando abiertamente la dirección de Somoza en aquélla ciudad. En taxi le dijeron al chofer que deseaban ir a una barbería cerca de la casa de Somoza, primero fueron al domicilio anterior y en una sección de policia les dieron la dirección exacta. Francisco y Susana fueron los guerrillerons que se ocuparon de localizar la dirección del Gral. Somoza en Asunción. En el momento del atentado "Santiago" era el portador de la bazooka que destruyó el Mercedes Benz color blanco en que viajaba Somoza, sobre la Avenida España. Nueve fueron los integrantes del comando: Armando, Susana, Julia, Enrique Gorriarán Merlo "Ramón", Santiago (Hugo Irurzún), Ana, Oswaldo y dos que se encargaron de introducir las armas al país. El 22 de Julio de 1980 fue visto, el Gral. Somoza, por primera vez a las nueve de la mañana desde un puesto de venta de periódicos. El 14 de Septiembre de 1980, el Gral. Somoza Debayle había recibido la visita de su primo hermano, el Ing. Luis Pallais Debayle, por razones personales y de negocio, según declaró a una publicación de Costa Rica, "Rumbo" del diario La Nación, en 1987.

1981 



El día sábado 5 de Diciembre de 1981 fallece en el "Hospital Alejandro Dávila Bolaños" el hermano de Blanca Aráuz, Don Pedro Antonio Aráuz Pineda, último miembro de una familia de once hermanos, fue el secretario particular del Gral. Augusto C. Sandino. Había nacido en San Rafael del Norte, Jinotega. Su hijo, Augusto César Aráuz Mairena y su nieto Ney Ordóñez Aráuz, fueron asesinados por miembros de la Guardia Nacional.
Coronel e Ingeniero Enrique Bermúdez Varela y el presidente Ronald Reagan. El Cnel. Enrique Bermúdez era cuñado del autor del presente escrito, hermano de Ligia Bermúdez Varela de Rivera Montealegre.

1991



El 16 de Febrero de 1991 es asesinado el Coronel e Ingeniero Enrique Bermúdez Varela, en el estacionamiento del Hotel Inter-Continental de Managua. Fue asesinado cobardemente por la espalda de dos disparos con una pistola rusa especial de dos balas. El Coronel Enrique Bermúdez (Comandante 380) no portaba armas de ninguna especie, tampoco se hacía acompañar de guardaespaldas, pues solía decir que no era capaz de arriesgar la vida de otras personas solamente para que lo

cuidaran y que no le debía nada a nadie. Las balas impactaron en la parte trasera del cerebro, muriendo instantáneamente. Este asesinato fue planeado cuidadosamente por los cabecillas principales de la pandilla terrorista del FSLN, encabezada por el bachiller Daniel Ortega Saavedra, su hermano Humberto Ortega Saavedra, por Lenín Cerna Juárez, Bayardo Arce Castaño, Emmet Lang Salmerón y otros asesinos. Lógicamente el asesinato quedó impune.
 


Caricatura del Gral. Augusto C. Sandino
General de Hombres Libres

Nota final a manera de conclusión.
Lo que hoy existe como gobierno en Nicaragua, año 2009, con el bachiller Daniel Ortega Saavedra como presidente, y el señor Jaime Morales Carazo como vicepresidente; el primero miembro del FSLN y el segundo supuestamente del Partido Liberal Constitucionalista; no es otra cosa que un estado delincuencial, al igual que el gobierno del presidente Arnoldo Alemán Lacayo, un politiquero corrupto y capo del Partido Liberal Constitucionalista (PLC). En ambos casos no tienen nada que ver que los ideales del Gral. Augusto C. Sandino, y, tampoco tiene nada que ver con la doctrina conocida como Liberalismo y nada que ver con el capitalismo y mucho menos con lo que se conoce con el nombre de Democracia.

En el primer caso, lo que existe es un danielismo, al igual que existió el somocismo, y en el segundo caso lo que existe es un arnoldismo que no tiene nada que ver con la Declaración de Principios de ese partido llamado PLC. En ambos casos, el FSLN y el PLC, son un par de bandas gangsteriles, delincuenciales, mafiosas y terroristas. Y la razón de esta afirmación es sencilla, me baso en mi propio concepto de lo que debe ser politica: Política es toda actividad dirigida al desarrollo integral de una sociedad; se debe de entender desarrollo integral en lo espiritual, en lo moral, en lo material, en lo cultural, en lo educacional, en lo industrial, en lo económico, en fin, en todo aquello que sirva como una vía idónea, honesta y legítima para realizar todo tipo de actividad que ayude a construir una cultura de alta calidad en esa sociedad.

Por tanto, debemos entender que un politico profesional es todo individuo que tiene como objetivo la realización de un desarrollo integral en beneficio de la sociedad a la que pertenece. Como podemos ver, ninguno de esos mafiosos que he mencionado, Ortega y Alemán, cumplen con estos conceptos de politica y politico profesional. Eso sí, podemos decir que son mafiosos profesionales, ladrones de alta alcurnia, estafadores de alto vuelo. Pero nunca podrán calificar como politicos. Por otro lado, ni siquiera tienen la calidad moral ni politica para aspirar siquiera a pretender ser aspirantes a tal condición. Ellos han podido engañar a una parte de la sociedad en Nicaragua, pero, habemos otra parte que no nos tragamos semejante estupidez.

Es importante aclarar que las doctrinas conocidas como marxismo, socialismo y comunismo, tampoco tienen nada que ver con los actos delincuenciales del FSLN y de su principal capo o gamonal, Daniel Ortega Saavedra y toda su pandilla de sicarios. Cabe aclarar que, durante el somocismo, hubo ciertos miembros de la Guardia Nacional que sirvieron de sicarios del Gral. Anastasio Somoza García y de su hijo el Gral. Anastasio Somoza Debayle. De tal forma que estos tipos de gobierno no pueden clasificarse como democráticos, tampoco como socialistas y mucho menos comunistas. El comunismo no debe confundirse con los actos criminales del genocida José Stalin, quien viene a ser el equivalente de los individuos arriba mencionados en el caso de Nicaragua. Tanto José Santos Zelaya López, Somoza, Ortega Saavedra y Alemán Lacayo son los pares, en diferentes proporciones y guardando las características propias de cada caso, del soviético José Stalin.

Para decirlo mucho más claro, me voy a referir lo que mi entrañable abuelo, el Dr. don Augusto César Montealegre Salvatierra solía decir de estos individuos de ambos bandos: son los walqueritos criollos o los stalinitos criollos. Y para aclarar mejor la calidad de mafiosos de Arnoldo Alemán Lacayo y el bachiller Daniel Ortega Saavedra, basta ver qué manera el PLC, grupo de pandilleros encabezados por el gamonal Arnoldo Alemán, junto con el Borgia de Nicaragua, Miguel Obando Bravo, su hijo putativo, Roberto Rivas Reyes; hicieron hasta lo imposible para entregarle el poder al bachiller Ortega, con la condición de compartir el botín del erario nacional y lo que reciben de afuera. Los pueblos tienen los gobernantes que se merecen, porque ademán, hubo un tercio de los votantes que le dieron el apoyo a ese mismo criminal que los llevó a la miseria y los persiguió para hacer el servicio militar de manera obligatoria, ese pueblo junto con esas mafias son los únicos responsables de la situación que vive Nicaragua. Igual responsabilidad la tienen todos aquellos sectores que se apartaron de la politica, porque decían que ellos no se metían en politica, y dejaron que los mediocres y los mafiosos se apoderaran de las riendas de la patria del Gral. Augusto C. Sandino y del Gral. Benjamín Zeledón, del poeta mártir Rigogerto López Pérez y de muchos que han muerto para hacer de Nicaragua una nación democrática, progresista y respetuosa de los derechos humanos.

Distribución Geográfica de las columnas expedicionarias del EDSN y sus respectivos jefes en 1931-1932: Departamentos de Boaco, Chontales y Matagalpa su jefe era el Gral. Pedro "Pedrón" Altamirano. Departamente de Zelaya (Costa Atlántica, zona sur) su jefe era el Gral. Carlos Salgado. Departamento de Zelaya (Costa Atlántica, zona norte) su jefe era el Gral. Abraham Rivera. Departamentos de Nueva Segovia y Madriz, zona sur, su jefe era el Gral. Juan Gregorio Colindres. En la zona norte era el Gral. Juan Pablo Umanzor. Departamentos de León y Chinandega su jefe era el Gral. José León Díaz. Departamento de Estelí, su jefe era el Gral. Ismael Peralta. Departamento de Jinotega, su jefe era el Gral. Pedro Antonio Irías.

Portada del libro “Somoza asesino de Sandino”, escrito por el Dr. Ramón Romero, abogado, natural de Chinandega, Nicaragua. (Libro perteneciente a la biblioteca privada del Prof. Don José Santos Rivera Siles (1922-1996), hoy propiedad de Flavio Rivera Montealegre)

Breve Bibliografía: 1.- "Los Leones de las batallas de Cosigüina y Potosí", por Don Raúl Sotomayor Argeñal, Managua, D.N., Nicaragua, Edit. Unión, 1971. 2.- "Una biografía en 33 años de luchas armadas nicaragüenses. Gral. Diego Vargas Abaúnza", por Don Otto Schmidt Castillo, León, Nicaragua, Imprenta Hospicio-La Salle, 1976. 3.- "El verdadero Sandino o El Calvario de Las Segovias", por el Gral. Anastasio Somoza García, 1a. Edición, 1936, Tipografía Robelo, Managua, Nicaragua. Y otras ediciones siguientes. 4.- "Sandino, General de Hombres Libres", por Don Gregorio Selser, 1a. y 2a. Ediciones, 1942. 5.- "Cómo y Por Qué caí del Poder", por el Dr. Juan Bautista Sacasa Sacasa, 3a. Edición, Editorial Vanguardia, 1988, Managua, Nicaragua.
6.- "Sandino o la Tragedia de un Pueblo", por Don Sofonías Salvatierra, 1a. Edición, Editorial Europa, Madrid, 1934. 7.- "Con Sandino en Nicaragua", por Don Ramón de Belausteguigoitia, 1a. Edición, Editorial Espasa-Calpe, Madrid, 1934. 8.- "Sandino: Una biografía política", por Volker Wünderich, 1a. Edición en español, Editorial Nueva Nicaragua, Managua, 1995. 9.- "General Augusto C. Sandino: Padre de la Revolución Popular y Anti-imperialista. 1895-1934", por el Instituto de Estudios del Sandinismo, 1a. Edición, Editorial Nueva Nicaragua, Managua, 1985. 10.- "Sandino: Iconografía básica", Biblioteca del Banco Central de Nicaragua, Managua, 1979. 11.- "Nicaragua y su Historia", por Don Marco A. Cardenal Tellería, 1a. Edición, editado bajo la presidencia del Lic. Haroldo Montealegre Lacayo, del Banco Mercantil, Managua, 2000. 12.- "Sandino: Biografía de un Héroe", por Don Xavier Campos Ponce, 3a. Edición, Editores Asociados Mexicanos, S.A., México, D.F., 1979. 13.- "Retratos de Sandino", por Don José Santos Rivera Siles, editado por el Ministerio de Educación Pública, Managua, Nicaragua, 1984. 14.- "Sandino" por Don Edelberto Torres Espinosa, 1a. Edición, Editorial Katún S.A., México, D.F., 1984. 15.- "Memorias del Coronel Francisco Solórzano Murillo", Revista Conservadora 16.- "Los judas de Sandino" por Don Carlos Castillo Ibarra, 1a. Edición, 1945, Guatemala. 17.- "Junto a Sandino", por Gregorio U. Gilbert (n. 1899, en Puerto Plata, Rep. Dominicana, m. 20 de Noviembre de 1970), 1a. Edición, Editorial Alfa, 1979, República Dominicana. 18.- "Memorias. De los Yanquis a Sandino", por Don Jerónimo Aguilar Cortés, 1a. Edición, 1972, San Salvador, El Salvador. 19.- "The Nirex Collection. Nicaraguan Revolution Extracts. Twelve Years 1978-1990. Research Guide and Historical Profile", información compilada en 12 Tomos por el Ing. Químico-Farmaceútico-Industrial Porfirio R. Solórzano (nació en Managua, Nicaragua el 29 de Julio de 1927. Graduado del Philadelphia College. Ha sido diplomático, fundador de Laboratorios Solka, Ciudadano Honorario de la Ciudad de Austin, Texas; genealogísta, aficionado a la investigación histórica y aprobó varios cursos de Historia Antigua en la Universidad de George Washington en esa misma ciudad.)
20.- “The Sandino Affair”, por Nelly Macaulay, Quadrangle Books, Inc. Editores, Chicago, Estados Unidos de América, 1967.
21.- “Desde Sandino hasta los Somoza”, por Alejandro Cole Chamorro, Editorial El Mundo, Granada, Nicaragua, 1971.
22.- “Democracia y Tiranías en el Caribe”, por William Krehm, Editorial Palestra, Colección Historia Viva, Buenos Aires, Argentina, 1959.
23.- “El saqueo de Nicaragua” (“The looting of Nicaragua”), por Rafael de Nogales Méndez, Ediciones Centauro, Caracas, Venezuela, 1981.
24.- “Augusto C. Sandino”, por Pedro A.Vives, Colección Historia 16, Ediciones Quórum, Madrid, 1987.
41
25.- “Sandino, El Libertador”, por Gustavo Alemán Bolaños, Editorial Nueva Década, Costa Rica, 1980.
26.- “El pensamiento vivo de Sandino”, por Sergio Ramírez, Editorial Nueva Nicaragua, Managua, Nicaragua, 1981.
27.- “Nicaragua. 145 Años de Historia Política”, por Alejandro Cole Chamorro, Managua, Nicaragua, Enero de 1967.
28.- “Apuntes de un soldado. Los Arquitectos de la Victoria Liberal”, por Luis Mena Solórzano, Editorial ECESA, Primera Edición, Sevilla, 1970. Presentación de Carlos Molina Argüello.
*el autor es Arquitecto, graduado de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN); co-fundador del Movimiento Cultural Nicaragüense en la ciudad de Miami, Florida; natural de San Rafael del Norte, Jinotega, Nicaragua.
42


             “Aquí, por ejemplo, nació doña Blanca Arauz, quien después se convertiría en la  esposa del general Augusto César Sandino”, refirió Absalón Arauz, alcalde del pueblo
 


Entre los años de 1927 y 1934, el General Augusto C. Sandino estableció su cuartel general, y el 19 de mayo de 1927 contrajo matrimonio religioso con la señorita Blanca Aráuz. Gonzalo Rodríguez (q.e.p.d.), fue el juez de mesta que unió en matrimonio  civil al general Sandino y a Blanquita Arauz.


.................preparando una serie sobre Sandino en la montaña..
.cualquier material que usted quiere aportar en este tema favor e-mail  a ed@manfut.org
 

4 DE MAYO DEL 2001 /La Prensa
     Un museo olvidado en San Rafael del Norte

 Provoca tristeza el abandono en que se encuentra el museo del EDSN en San Rafael del Norte, que por un mínimo decoro nacional debería estar mejor atendido para honrar al general Sandino

Luis Sánchez Sancho

El 4 de mayo de 1927, hoy hace 74 años, se firmó en Tipitapa “La Paz del Espino Negro” que puso fin a la “Guerra Constitucionalista”. El acuerdo lo firmaron el general José María Moncada -jefe de las fuerzas armadas liberales que desde diciembre de 1926 luchaban por restaurar en el poder al Presidente Juan Bautista Sacasa, derrocado por un golpe de Estado del general conservador Emiliano Chamorro-, y Henry L. Stimson, representante del gobierno norteamericano que mantenía una fuerza militar de ocupación en Nicaragua en apoyo del Presidente de facto, Adolfo Díaz.

Sólo uno de los generales liberales, Augusto C. Sandino, repudió el acuerdo de paz del Espino Negro y decidió continuar la lucha armada contra el gobierno usurpador del Presidente Adolfo Díaz y contra las fuerzas militares norteamericanas de ocupación. El 4 de mayo de 1927, pues, terminó la “Guerra Constitucionalista” pero comenzó una nueva guerra -contra la ocupación militar norteamericana- encabezada por el general Augusto C. Sandino quien dio a sus combatientes el nombre de Ejército Defensor de la Soberanía Nacional (EDSN).

La guerra de Sandino terminó el 1 de enero de 1933, cuando los derrotados marinos norteamericanos abandonaron el territorio nicaragüense. Sandino fue asesinado por orden del general Somoza García el 21 de febrero de 1934 y durante mucho tiempo la fecha del 4 de mayo permaneció ignorada, hasta que el gobierno del FSLN la rescató en 1980 y la denominó oficialmente como Día de la Dignidad Nacional. Pero después que los sandinistas perdieron el poder en 1990, la histórica fecha del 4 de mayo nuevamente ha permanecido en el olvido oficial y ciudadano.

Un claro ejemplo de esto es el abandono en que se encuentra el Museo del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, de San Rafael del Norte. Por cierto que San Rafael es una pintoresca ciudad típica del norte nicaragüense que vale la pena visitar también para ver la pintura “La profecía”, que se encuentra en el templo parroquial. Se trata de un cuadro sobre la tentación de Jesús que según me dijeron fue pintado en 1967 por un pintor suizo que trajo el padre Odorico de Andrea. En la pintura el rostro del demonio tiene un asombroso parecido con Daniel Ortega, en cuyas manos, además, sólo hay nueve dedos uñosos, lo que según gente del lugar se trata de una alegoría profética relativa al régimen de los nueve comandantes sandinistas de los años ochenta.

El museo, ubicado en el centro de San Rafael del Norte, en la casa que fue el hogar de Blanca Arauz, la esposa de Augusto C. Sandino, cuya hija Blanca Segovia la donó precisamente para ese fin, se encuentra muy descuidado y seguramente ya hubiera desaparecido de no ser por la devoción de don Tomás Herrera Zeledón, un vivaracho anciano que lo cuida y atiende a los visitantes. Según don Tomás no hay presupuesto para el mantenimiento del museo, ni siquiera para reparar el casi destruido piso de madera, que costaría apenas 67 mil córdobas.

El museo consta apenas de un par de salas y dos corredores y su riqueza consiste en varios documentos y fotografías de la época de la guerra antiimperialista, dos herrumbrosas máquinas de escribir, parte del telégrafo de magneto que usaba la telegrafista Blanca Arauz, y un hermoso retrato del general Sandino, pintado en 1989, que donó el director del gubernamental Instituto de Cultura, Clemente Guido Martínez.

Don Tomás no cobra ni un centavo por la entrada al museo, pero acepta cualquier contribución voluntaria que le ayude a sobrevivir y a adquirir algunas cositas indispensables para medio cuidar el local.

Provoca tristeza el abandono en que se encuentra este museo de San Rafael del Norte que por un mínimo decoro nacional debería estar mejor atendido, pues Sandino es un Héroe Nacional, un personaje que al margen de ideologías y banderas partidistas merece admiración por el sólo hecho de haberse alzado en armas contra una ocupación extranjera.

 
 

Augusto C. Sandino
Nació el 18 de mayo de 1895 en Niquinohomo, departamento de Masaya. 

Su madre Margarita Calderon  fué una humilde campesina, se desempeñaba como doméstica y obrera agrícola. Su padre fué Gregorio Sandino, un mediano propietario, productor agrícola. Su infancia transcurrió al lado de su madre; ahí conoció y sufrió toda clase de miserias y privaciones
 

 

Mi Mayor honra es surgir del seno de los oprimidos, que son el alma y nervio de la raza.
Era yo un muchacho de 17 años y presencié el destace de nicaraguenses en Masaya y otros lugares de la República, por fuerzas filibusteras norteamericanas. Personalmente miré el cadáver de Benjamin Zeledón, quién fué sepultado en Catarina, pueblo vecino al mío. La muerte de Zeledón me dió la clave de nuestra situación nacional al frente al filibusterismo norteamericano; por esa razón, la guerra en que hemos estado empeñados, la consideramos una continuación de aquella.
 
 

Sandino en sus 20 años.
A la edad de 20 años Sandino deja la casa de su padre para buscar la manera de hacer su vida por sí mismo, y así recorre haciendas y plantaciones trabajando como ayudante de mecánica, volviendo más tarde a Niquinohomo para dedicarse al comercio de granos.

" El amor a mi patria lo hé puesto sobre todos los amores y tú debes convencerte que para ser feliz conmigo, es menester que el sol de la libertad brille en nuestras frentes"Carta de Sandino a Blanca Aráuz

Posteriormente, Sandino sale hacia Honduras, vía Río San Juan, Bluefields y empleándose en La Ceiba como guarda almacén del Ingenio Montecristo, propiedad de la Honduras Sugar and Distilling Company.


Vista parcial de las Instalaciones de la Huasteca Petroleum Company, en Cerro Azul, Veracruz, México.

En el año 1923 deja Honduras y llega a Guatemala, donde se coloca en las plantaciones de la United Fruit Company en Quiriguá; ese mismo año sigue su viaje hacia México, donde comienza a trabajar en Tampico para la South Pennsylvania Oil Company.

En 1925 pasa al campamento de la Huasteca Petroleum Company, en Cerro Azul, Estado de Veracruz, donde permanece hasta su regreso a Nicaragua en junio de 1926.

Estando en México, Sandino se vincula con líderes sindicales; obreros, militantes socialistas, anarquistas y masones. Es ahí donde conoce de las luchas sindicales.

" En busca de los abusos de Norteamérica en Nicaragua, partí de Tampico, México, el 18 de mayo de 1926 en donde me encontraba prestando mis servicios materiales a la compañía yanqui para ingresar al Ejército Constitucionalista, que combatía contra el régimen impuesto por los banqueros yanquis en nuestra República"

A su regreso a Nicaragua, el país se encontraba sacudido por una guerra civil, llamada Guerra Constitucionalista, resultado de la lucha entre los liberales y conservadores por el control del poder político.

En ésta guerra, Sandino aparece como una nueva fuerza que representaba las aspiraciones populares contra la dominación que casi dos décadas había ejercido marines americanos en Nicaragua.

"Son traidores a la Patria: Todo nicaragüense que con miras políticas trafique con la honra de la nación, solicitando apoyo oficial de los invasores de la patria, así como el Gobierno de la Casa Blanca.. El que prestare ayuda a los invasores y traidores para asesinar a los patriotas nicaraguenses que están defendiendo la soberanía nacional".

Sandino ya en Nicaragua se emplea en el mineral de San Albino, en donde logra constituir, con algunos mineros, la primera célula sandinista con la que daría inicio a su propia batalla dentro de la Guerra Constitucionalista.

El primer combate se da en el Jicaro. La falta de experiencia de la columna sandinista, a escasez y pésima calidad de las armas harían que sufrieran una derrota, pero aquella pérdida sólo serviría para reafirmar su vocación de lucha.

Posteriormente, Sandino reagrupa a su gente y, después de dejarla bajo seguro en el Cerro El Chipote, se dirige con unos pocos hombres hacia la Costa Atlántica donde estaba el grueso de las tropas liberales, viajando en pipantes sobre el Río Coco, en medio de la selva, en una travesía de muchos días y de muchas penalidades que no podía realizarse sin la ayuda de los indígenas sumos y misquitos que pueblan la zona. Soldados sandinistas durante la guerra, esos indígenas formarían una eficiente aunque primitiva marina de guerra con pipantes, llevando por el Río guerrilleros, municiones y alimentos.

El 4 de mayo de 1927, Estados Unidos interviene en la guerra Constitucionalista, haciendo que ambos bandos firmaran el Pacto de El Espino Negro, donde se plantea el desarme general, la creación de la Guardia Nacional y la supervisión de las elecciones por parte de los marines, terminándose así con las hostilidades.

Sandino es el único de los generales que rechaza la imposición yanqui y decide continuar la lucha hasta expulsar a los marines, teniendo que enfrentarse a traidores e invasores, en una larga lucha de liberación nacional.

" Ya en el teatro de los acontecimientos me encontré con que los dirigentes políticos, conservadores y liberales son una bola de canallas, cobardes y traidores, incapaces de poder dirigir a un pueblo patriota y valeroso".

El primero de julio de 1927, Sandino lanza su primer manifiesto:
 
 

"A los nicaraguenses, a los Centroaméricanos, a la Raza Indohispana....
ante la Patria y ante la historia, juro que mi espada defenderá el decoro nacional y dará la redención a los oprimidos.
Acepto el reto del cobarde coloso invasor y de los traidores de la Patria.
Nuestros pechos serán murallas donde se estrellen sus hordas, pues tengo la firme convicción de que cuando hayan matado al último de mis soldados, más de un batallón de los de ellos habrá mordido el polvo de mis agrestes .

El día 16 de julio de 1927, sandino atacó la ciudad de Ocotal, en el departamento de Nueva Segovia, protegida por una guarnición de marines; con aquella batalla, que duró desde las horas del amanecer hasta la tarde, el mundo sabría que la guerra de liberación había comenzado.
 


Frente a la Alcaldía de Ocotal, en 1927, ésta Casa de dos pisos servía de Cuartel General de los soldados américanos.

El día 2 de septiembre de 1927, Sandino y sus hombres suscriben el documento oficial de constitución del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua.

El número de efectivos varóo en distintas ocasiones, de entre 2,000 a 6,000 soldados que llegó a tener en la época de expansión más grande de sus operaciones, en 1931 - 1932.

Sus columnas estaban bajo el mando de un General, y cada columna tenía a su cargo un área territorial para operaciones militares, organización civil y paramilitar, recolección de impuestos, lo mismo que para la organización de la producción agrícola. General Pedro altamirano; Boaco, Chontales y Matagalpa, General Carlos Salgado; Zelaya, General Pedro Antonio Irías; Jinotega, General Juan Gregorio Colindres; Nueva Segovia y Madriz, General José León Díaz; León y Chinandega, general Abraham Rivera; Zelaya.

"El Ejército es el más disciplinado, abnegado y desinteresado en todo el mundo terrestre, porque tiene conciencia de su alto papel histórico".
 
 

En esas áreas llegaron a funcionar escuelas de primeras letras para los soldados y los campesinos.

En los cuarteles de la montaña había niños huérfanos de guerra, que se les conocía como el "Coro de los Angeles". Asistían a las emboscadas y su papel consistía en dar gritos, vivas y hacer toda clase de ruidos, dando unas veces la impresión de que el número de sandinistas era mayor, y otras, que llegaban refuerzos. Estos niños, cuando crecían, llegaban a ser soldados regulares y debían conquistar su propio fusil, como el caso del coronel Santos lópez.

      Niquinohomo íntimo
                La nieta del Gral. Sandino
                * María Soledad la «novia burlada» que lo esperó hasta su muerte 
                * Mercedes Pavón Sánchez su «travesura de juventud» 
                * Y Blanca Arauz, su esposa «La Telegrafista de San Rafael»
 

                —ARNULFO AGÜERO   El Nuevo Diario—

                ¿Por que Ud. asegura de que es nieta del General Sandino? - Ah... los papelitos hablan... (Se refiere a la Acta de matrimonio de su mamá,   María Natalia Sánchez Sandino con Aristides Pavón Uzaga, albañil y  músico, casados a los 16 años, en la Iglesia de Santa Ana,  Niquinohomo, el 23 de Noviembre de 1933. 

                -Ahí sale que el General la vino a entregar; figúrese que a mí se me  perdió un telegrama que un tío de nosotros, de León, - le decían «San San»- me mandó un telegrama, diciendo que mi madre Natalia (nacida en 1917) era hija del General, y ahí está también mi tío Adalid Calderón, y toda la gente de antes, todo el mundo lo sabe. (Menos los que no lo quieren aceptar, o los que quieren confundir u ocultar la historia, por  parecerle de menor importancia política o de interés personal. 

                - Y ai tá... mi Mamita (su abuela, la primera mujer con que convivió Sandino «ilegalmente») Mercedes Sánchez, se crió en la casa de mi  papito «Goyo» (Don Gregorio Sandino), y ai tá... otra cosa idéntica: mi madre María Natalia, es igualito su rostro al de Sandino y todo. Mi mamá   me contaba muchas cosas de él, de su muerte y de su relación de padre e hija. 

                LA RECONOCIO POR MEDIO DE DON GREGORIO SANDINO 

                - El General había sido para ella un fracaso sentimental, por que él la quiso mucho, la prueba más contundente es que él la reconoció por  medio de mi papito Goyo, cuando él se fue huyendo, tras los problemas  con el señor Dagoberto Rivas (diputado conservador al que baleó en la pierna izquierda, por una deuda de frijoles, en las afueras de la Iglesia Santa Ana); entonces mi papito Goyo, quedó como responsable de ir a  ver a mi mamá Natalia, después se la trajo a vivir a su casa de  Niquinohomo. 

                - Entonces mi mamá me contaba que el General las visitaba, -estaba   jovencito recuerda -, a la casa con todo su Estado Mayor y soldados, y  que los había conocido, y que el día que se casó su mamá Natalia  Sánchez Sandino, el 23 de Noviembre de 1933, se vino Sandino de la montaña a casarla con Aristídez Pavón. El acta matrimonial que dio la  arquidiócesis de Managua posteriormente lo confirma con el sello de la  parroquia de Santa Ana. Mi mamá me contó que el día de la fiesta de  bodas, había bailado con Pedrón Altamirano y con otros guerrilleros del  Estado Mayor de mi abuelo, el General Sandino. Ella contaba que su vida fue muy triste, desde que a él lo mataron... en Managua; y que su vida hubiera sido otra, teniendo vivo a su padre. 

                SU ABUELA FUE EMBARAZADA EN LA CASA DE DON GOYO? 

                - Dónde y cómo se inició el romance de su abuela Mercedes Sánchez  con Sandino? - Antes el romance de las muchachas dilataban  bastantes años, se casaban y tenían sus hijos más maduros. Entonces   su mamá, Mercedes Rosario Sánchez, la vino a dejar donde mi papito  Goyo como «hija de casa», era una muchacha maciza, y de ahí ... cual  fue la sorpresa: ver aparecer a mi abuela Mercedes, salir...¡  embarazada !. 

                - Entonces mi papito Goyo sospechaba de mi tío Sócrates Sandino, porque dicen que era muy enamorado, entonces él aseguraba que era de mi tío Sócrates; lo llamó, pero éste le dijo que nada tenía que ver,  entonces llamó a mi abuelo Augusto (Nicolás Calderón) Sandino, que lo tenía como muy recto y serio, y él dijo que si, que era de él. Entonces mi papito Goyo le dijo: ¿sabés a que te has metido?, ¡un hijo es una  responsabilidad!. 

                - Entonces Sandino reconoció moralmente a su primera hija, mi mamá   (Natalia Sánchez Sandino). Posteriormente Sandino llegaba a visitarla al  Portillo, donde vivió mi abuela, y donde nació mi mamá. Ella, mi mamá tuvo otros dos hijos más, uno murió (en el exilio de Miami, el 17 de Feb. de 1999 a la edad de 59 años) en Estados Unidos, el otro vive en Managua.

                LA «TRAVESURA» DEL JOVEN SANDINO FUE ANTES QUE SE
                CASARA CON BLANCA ARAUZ 

                - El noviazgo de Sandino con Mercedes Sánchez Gaitán fue antes que el de Blanca Arauz (la Telegrafista de San Rafael). Cuando se enamoró  de Sandino todavía no se había ido a la montaña, era un muchacho   joven, su noviazgo fue una «travesura de la juventud», no creo que le haya gustado mi abuela, si era un campesina pobrecita, y que tuvo poca  relación con la familia Sandino. 
 
 

...



 

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
 

 


  • COLECCIONES NIKA CYBERMUNICIPIO
    Diseño y recopilación de datos por Eduardo Manfut P. (mayo - 2001).