Colecciones manfut.org++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++Museos de Nicaragua
 
 
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

INDEX PERSONALIDADES de la música en nicaragua
 


 
 
 

PERSONALIDADES DE LA MUSICA EN NICARAGUA


 

GRUPO SINAI

 

 


HOMENAJE A 

ERWIN KRUGER U.

Por Carlos Mantica A.
Diciembre,12, 2001

Ni se les ocurra que voy a empezar estas palabras con los saludos
protocolarios y cara de circunstancia. Se reiría el difunto “hojomeneado”.
Erwin sigue todavía estando demasiado cerca de nosotros para poder
ponernos serios. Disculpen pues todas las ilustres personalidades que hoy
nos acompañan si los tratamos con la misma confianza con que lo hubiera
hecho el occiso.
El Programa me invita a decir unas palabras sobre el compositor. Muchos de
los presentes podrían hablar sobre el Erwin compositor con más autoridad
que yo. Sobre el Erwin persona sólo los que tuvieron el privilegio de
conocerlo y gozar de sus amistad. A estos los marcó para siempre y por eso
muchos de los que están hoy aquí han venido, no para recordar sus
canciones sino porque no han podido olvidar a un personaje inolvidable.
Lo voy a decir de una vez: Erwin encabeza mi lista de hombres de éxito. El
problema es que para ponerlo a la cabeza de tal lista se necesita tener
conceptos muy claros sobre en qué consiste el éxito verdadero. Les doy
unas pistas:
Erwin enamoró a una mujer fuera de serie, que también dejó huella en
cuantos la conocieron, y que 25 años después de muerto el marido seguía
tan enamorada de su Erwin como el día de su primera serenata. (Los que
crean haber superado este logro que levanten la mano.)
En medio de grandes dificultades económicas supo educar a todos sus hijos
en los mejores colegios y Universidades del país. (Algunos estudiaron más
de la cuenta y a veces olvidan que más vale ser ingenioso que ingeniero.)
Fue un gran apoyo para su madre y sus hermanos. No le conocí enemigos.
Perdonó a cuantos lo ofendieron y nunca enturbió su corazón con envidias,
ni rencores. Se codeó con grandes y pequeños pero nunca se humilló ante
los poderosos, ni menospreció la amistad del humilde. Supo siempre
detectar las virtudes y bondades de las personas y jamás le oí expresarse
mal de alguien o criticar sus defectos.
Sabía encontrar la belleza en todas partes y dedicarle el tiempo necesario
para empaparnos de ella . El nos enseñó a contemplar un Guanacaste Blanco
que había estado siempre allí y que nunca aprendimos a mirar. Con un alma
así cualquier baboso es compositor. Basta con ponerle un poquito de música
a lo que ya se lleva en el corazón.
Recorrió 22 países en la farándula, y anduvimos juntos por Venezuela,
Perú, Argentina y Brazil, Holanda, Francia y España. En el Crillón de
París se codeó con Príncipes y Presidentes y en el Maxim’s o Le Lido (
donde ordenó huevos de paslama con chile y yuca ) se sintió tan en casa
como en el Guayacán Número 2.
Fue un portador infeccioso de alegría. Una alegría que no se le apartó ni
en el terremoto ni en la adversidad, ni en la muerte misma, bromeando y
riendo durante la unción de los enfermos.
Para colmo, en Septiembre de 1965 tuvo un Encuentro Personal con
Jesucristo que transformó su vida para siempre, pero sin restarle un ápice
de su simpatía y picardía. Y así quien fuera un hombre de éxito aquí en la
tierra, habiendo vivido a plenitud la vida, vive ahora a plenitud la
verdadera, donde aseguran haberlo visto con Jorge Arguello en una nube con
aire acondicionado y motor fuera de borda con rumbo desconocido.
Ese es mi esbozo de un hombre de éxito. A fin de cuentas la medida del
éxito es la felicidad.
Pero aún esta tiene tres grados:
La del hombre feliz que es la más barata de todas, aunque que cada día es
más escasa.
La del que hace felices a los demás y es además feliz haciendo felices a
los otros, que es mucho más hermosa y que casi siempre esconde una
santidad no comprendida.
Y finalmente la felicidad eterna que es el éxito total y verdadero.
Ahora entienden porque Erwin encabeza mi lista de hombres de éxito. Con un
Master en Alegría y un Doctorado en Felicidad, goza ahora del éxito total.
Yo le doy una vez más las gracias por haber sido mi maestro.
Y ahora los dejo con su música. ¡Cómo no pasar la vida cantando cuando se
tiene tanta alegría!. ¡Como no morir cantando cuando se lleva a Dios en el
pecho!. ¡Cómo no recordar su música si su música nos recuerda a Erwin!.
Cómo no recordar a Erwin si sigue estando presente y hoy nos dice: “Ya me
voy...a echar el otro.” Con permiso.
Publicado por nica en 13:26 0 comentarios
Erwin Krüger (Tomado de Nicaragua Actual)

Erwin Krüger nació en León, en el año de 1915. Su padre fué alemán y su
madre nicaragüense. En 1938 recibe un premio por su canción "La sierra de
mi tierra".
Le siguen premios con la canción "Monimbó" en 1941 y por la que muchos
años más tarde salvó su vida en una calle del barrio al cual había
compuesto la canción.

Erwin Krüger integró el renombrado "Trío Monimbó" con su hermano Carlos
quien era cantante y el guitarrista Pepe Ramírez. Erwin Krüger fundó el
conjunto "Los Alzacuanes" en 1932 y, ese mismo año, el famoso "Trío
Xolotlán"; luego "Los Pinoleros" en 1934 y posteriormente el ya referido
"Trío Monimbó".

Si bien Camilo Zapata, con el "Caballito chontaleño", había incorporado el
son nica a nuestro cancionero culto y los sones de marimba a la guitarra,
Krüger descubrió en su canto el paisaje y la tierra, valorándola con amor.
De ahí se haya infundido mucha poesía a la letra de sus canciones. Las más
celebradas fueron: "Barrio de pescadores", "El sabanero", "El lechero",
"El zenzontle", "Mi pueblito" y "Queja india" – quizás la primera canción
de protesta de Nicaragua -, aparte de "Monimbó".

Al respecto, Carlos Mántica ha contado que en una visita a ese barrio de
Masaya – para asistir a la toma d posesión del "Alcalde de vara"-,
deambulaba con Krüger entre los solares, cuando les salió al encuentro un
monimboseño machete en mano y muy pasado de tragos. "Me preguntó mi nombre
con cierta malacrianza – recuerda – y desde luego, mi nombre no le dijo
nada, luego se dirigió a Erwin y cuando le dijo soy Erwin Krüger, se le
iluminó la cara y dijo: Elver Griber, el compositor de Monimbó. Se le echó
encima, le dio un gran abrazo y le dijo: Hermano, ahora puedo morir en paz
y finalmente le tomó las manos y se las besó".

Mántica opina que es en "Barrio de pescadores" donde Krüger mejor recoge y
conserva el paisaje, pero no se agota allí su pincel de acuarelista. Hay
estrofas que superan a las de la canción anterior, pertenecientes a sus
composiciones "Luna en el estereo", "Estampa serrana" y Mi pueblito",
escritas en México, donde vivió varios años trabajando para la radio
emisora YNOW. Asimismo, su labor de reivindicación musical fue tan
profunda y acentrada que la realizó en no menos de 14 países, conquistando
aplausos y premios en festivales internacionales: los de Manizales,
Colombia, Miami, República Dominicana y en diversas representaciones en
cada uno de los países de Centroamérica. Fue también, con Carlos Mántica,
el coproducto del Primer Festival Folklórico Nicaragüense.

En esa dirección, Krüger realizó otra labor: la de musicólogo, rescatando
del campo y repopularizándolas – a través de sus conjuntos y del disco –
canciones folklóricas como "Palomita guasiruca", "La canción del garrobo"
y "Doña sapa". Pero este bohemio responsable y alegre, trabajador y
forjador de un hogar modelo, tuvo un encuentro definitivo con Cristo el 14
de septiembre de 1965, sin modificar su alegría y picardía connaturales.
Nicaragua Hoy

"Para quienes lo conocimos de cerca y a fondo –ha escrito Mántica-, Erwin
es uno de esos personajes que marca, que deja huella, porque contagiaba a
los demás con su propio ser... Sabía que amaba lo que hacía y hacía lo que
quería. Difícilmente se puede tener más éxito que esto. No le conocí
enemigos, nunca alimentó rencores, no lo envaneció la fama, no le
esclavizó el dinero y nunca lo venció el dolor. En su compañía se
igualaban ricos y pobres que con igual ilusión buscaban su amistad, le
hicieron círculos teólogos y artistas, sabios e ignorantes, santos y
pecadores".
Publicado por nica en 11:11 0 comentarios
ERWIN KRÜGER: POETA Y ACUARELISTA MUSICAL (Tomado de Pinoleros.com)

Por cesar
Publicado: Marzo 6, 2008

Tras Camilo Zapata, un joven nacido en León, de padre alemán y madre
nicaragüense – continuó renovadoramente la música vernácula al obtener un
premio en 1938 con "La sierra de mi tierra". A esta canción siguió, en
1941 "Monimbó": "Masaya, tierra de flores, /Monimbó es tu corazón: /San
Jerónimo bendito / te ha dado su protección..." Su autor era Erwin Krüger
(1915 – 1973), quien integró el renombrado "Trío Monimbó" con su hermano
Carlos – cantante – y el guitarrista Pepe Ramírez.

Transcendente fue la carrera de este compositor, publicista y dueño de
imprenta que conoció casi todas las regiones y los caminos del país,
contribuyendo a introducir la canción popular a la vida culta nicaragüense
y a proyectarla en el exterior. Primero fundó el conjunto "Los Alzacuanes"
en 1932 y, ese mismo año, el famoso "Trío Xolotlán"; luego "Los Pinoleros"
en 1934 y posteriormente el ya referido "Trío Monimbó".

Si bien Camilo Zapata, con el "Caballito chontaleño", había incorporado el
son nica a nuestro cancionero culto y los sones de marimba a la guitarra,
Krüger descubrió en su canto el paisaje y la tierra, valorándola con amor.
De ahí se haya infundido mucha poesía a la letra de sus canciones. Las más
celebradas fueron: "Barrio de pescadores", "El sabanero", "El lechero",
"El zenzontle", "Mi pueblito" y "Queja india" – quizás la primera canción
de protesta de Nicaragua -, aparte de "Monimbó".

Al respecto, Carlos Mántica ha contado que en una visita a ese barrio de
Masaya – para asistir a la toma d posesión del "Alcalde de vara"-,
deambulaba con Krüger entre los solares, cuando les salió al encuentro un
monimboseño machete en mano y muy pasado de tragos. "Me preguntó mi nombre
con cierta malacrianza – recuerda – y desde luego, mi nombre no le dijo
nada, luego se dirigió a Erwin y cuando le dijo soy Erwin Krüger, se le
iluminó la cara y dijo: Elver Griber, el compositor de Monimbó. Se le echó
encima, le dio un gran abrazo y le dijo: Hermano, ahora puedo morir en paz
y finalmente le tomó las manos y se las besó".

Mántica opina que es en "Barrio de pescadores" donde Krüger mejor recoge y
conserva el paisaje, pero no se agota allí su pincel de acuarelista. Hay
estrofas que superan a las de la canción anterior, pertenecientes a sus
composiciones "Luna en el estereo", "Estampa serrana" y Mi pueblito",
escritas en México, donde vivió varios años trabajando para la radio
emisora YNOW. Asimismo, su labor de reivindicación musical fue tan
profunda y acentrada que la realizó en no menos de 14 países, conquistando
aplausos y premios en festivales internacionales: los de Manizales,
Colombia, Miami, República Dominicana y en diversas representaciones en
cada uno de los países de Centroamérica. Fue también, con Carlos Mántica,
el coproducto del Primer Festival Folklórico Nicaragüense.

En esa dirección, Krüger realizó otra labor: la de musicólogo, rescatando
del campo y repopularizándolas – a través de sus conjuntos y del disco –
canciones folklóricas como "Palomita guasiruca", "La canción del garrobo"
y "Doña sapa". Pero este bohemio responsable y alegre, trabajador y
forjador de un hogar modelo, tuvo un encuentro definitivo con Cristo el 14
de septiembre de 1965, sin modificar su alegría y picardía connaturales.

"Para quienes lo conocimos de cerca y a fondo –ha escrito Mántica-, Erwin
es uno de esos personajes que marca, que deja huella, porque contagiaba a
los demás con su propio ser... Sabía que amaba lo que hacía y hacía lo que
quería. Difícilmente se puede tener más éxito que esto. No le conocí
enemigos, nunca alimentó rencores, no lo envaneció la fama, no le
esclavizó el dinero y nunca lo venció el dolor. En su compañía se
igualaban ricos y pobres que con igual ilusión buscaban su amistad, le
hicieron círculos teólogos y artistas, sabios e ignorantes, santos y
pecadores".
Publicado por nica en 11:03 0 comentarios
Homenaje póstumo a Krüger

Wilder Pérez R.
wilder.perez@laprensa.com.ni

A los 28 años de haber fallecido Erwin Krüger, el Ministerio de Educación,
Cultura y Deportes (Mecd) hará un homenaje póstumo al “acuarelista
musical”, como también se le conoció.

Con una velada que iniciará al las siete de la noche, y en la que
participarán algunos de los mejores exponentes de la música nacional, el
titular del Mecd, Fernando Robleto, entregará una placa de reconocimiento
a los hijos del gran compositor de la música nicaragüense.

El galardón ordenado a Krüger en forma póstuma, tiene como leyenda: “Por
su valioso ingenio y dedicación a la cultura nacional a través de la
música”.

Y es que el cantautor logró una personalidad plena de armonía y le dio
vida a su música, tal como se destaca en la web www.musicanica.com al
referirse a Krüger. Asimismo, la fuente informática menciona que él
“introdujo el canto folclórico en la vida del pueblo nicaragüense y en
llevarlo al exterior y hacerlo triunfar en festivales y concursos”.

Krüger, nacido el 2 de noviembre de 1915 y fallecido el 28 de julio de
1973, también produjo el Primer Festival Folclórico de Nicaragua. Además
fundó los famosos Trío Monimbó, Trío Xolotlán, Los Pinoleros y Los
Alzacuanes.

Entre sus canciones más conocidas están “Barrio de pescadores”, “Mi
pueblito”, “La Madrugada”, “Mentira”, “Sinceridad”, “Luna en el estero”,
“Monimbó”, “El sabanero” y “El Arriero”.

El homenaje será en el campestre “Intermezo del bosque”, ubicado cinco
kilómetros al sur del colegio Centro América. Habrá un acto cultural
durante la ceremonia, en el que sobresaldrá la participación de Norma
Elena Gadea con “Los Juglares”, Carlos Mejía Godoy y “Los de Palacagüina”,
Otto de la Rocha, el ballet Masehuatl y la Camerata Bach.

El musicólogo Carlos Mántica brindará una biografía del homenajeado al
momento de presentar el galardón.
Publicado por nica en 11:02 0 comentarios
Erwin Krüger Urroz, el acuarelista musical

lunes 13 de agosto de 2007

Publicado por Erwin Krüger Maltez (su hijo) el 11 de agosto 2007

Diario La Prensa
 

Erwin Krüger Urroz fue un pionero en abrir espacio a la música nacional en
Nicaragua. En un tiempo en que la música nacional era vista de menos, él
vio su belleza, la exaltó y la divulgó como pocos hasta colocarla en el
sitio que le correspondía en el corazón de los nicaragüenses.

Con orgullo, llevó nuestra música a la arena internacional, en misiones
artísticas a más de 14 países de América, cantando lo mejor de nuestro
folclor y de nuestros mejores compositores. Este esfuerzo lo extendió al
baile nacional, montando en 1970, junto con Chale Mántica, quien llega a
convertirse en su más íntimo amigo, y en la arena de la entonces Feria
Ganadera, hoy Centro Comercial Managua, nuestro Primer Gran Festival
Folclórico Nicaragüense, con la participación de más de 120 “bailantes” y
de nuestros mejores tríos e intérpretes.

Su padre alemán le imprime el carácter y la vocación familiar por la
música, y su madre nicaragüense, su alma gemela, poeta y cuentista por
mérito propio, de alma delicada, le transfiere también la musicalidad de
la familia Urroz, agregándole su fineza poética.

Con nombre extranjero, de ascendencia europea y nicaragüense de nacimiento
y de corazón, se transformaba completamente al vestirse de cotona y
caites, y con su guitarra, con una profunda alegría en el rostro, cantaba
a Nicaragua, cantaba lo de Nicaragua, y cantaba para Nicaragua.

Pero lo más sobresaliente de su obra fue su composición musical que
combinaba la música con la poesía, el paisaje con los colores y olores, el
ritmo y la candencia con la polifonía de los sonidos.

Pablo Antonio Cuadra alguna vez dijo que había descubierto al canto del
movimiento de vanguardia, ya que su música era poesía, y su poesía se
convertía en música. En una simbiosis especial, y con un refinamiento y
complejidad tal, que un artista europeo me dijo una vez: la belleza y
complejidad de la música de tu padre se notan al instante.

Y esa sensibilidad, que no conocía el egoísmo, y en la que predominaba más
bien la humildad al referirse a su obra, comparte sus conocimientos y
talento con otros artistas, alentándolos e impulsándolos. Haciendo
arreglos musicales para ellos. Tino López Guerra, su amigo entrañable, nos
contaba que al escuchar por primera vez su arreglo musical de Chinita
Corronga, con lágrimas en los ojos le dijo: “Erwin, ya esa canción no es
mía, sino tuya; yo hice una china fea pero vos la vestiste de seda”. Fue,
con su legendario trío Monimbó, el intérprete principal de Camilo Zapata,
y alentó desde un inicio la carrera artística de Carlos Mejía Godoy, entre
otros.

Cantó con Otto de la Rocha y muchos otros artistas y compositores la
música de Nicaragua. Y al escuchar su música, ver nuestras danzas
folclóricas, leer nuestra literatura, nos sentimos orgullosamente
nicaragüenses. Más aún, nos proclamamos nicaragüenses, en donde sea que
estemos.

Además de su faceta de compositor y arreglista se convierte en un gran
recopilador de la música nacional. Fue rescatando verdaderas joyas de
nuestro folclor, como Palomita guasiruca, que muchos creen es parte de su
obra musical, Los Garrobos, Doña Sapa y tantas más que décadas después se
incorporaron al libro Cantares Nicaragüenses, Salvador Cardenal y su Radio
Centauro, Carlos Mejía Godoy, Los Bisturices Armónicos, la Brigada de
Salvación del Canto Regional Nicaragüense encabezada por Wilmor López, y
muchos más lo acompañaron o siguieron sus pasos. Y es así también como
este esfuerzo le imprime el carácter campesino a sus propias canciones
como El Sabanero, su primer son nica, en donde se destaca el galope del
caballo y el paisaje chontaleño.

Su afán por difundir lo nuestro, en la búsqueda de expandir su carrera
musical lo lleva al México de finales de los años cuarenta, en donde tiene
una actuación distinguida con su legendario Trío Monimbó, en compañía de
la voz inigualable de su hermano Carlos, y la guitarra insuperable de Pepe
Ramírez, la lejanía y nostalgia de su patria fueron también fuente de
inspiración para canciones como Mi Pueblito.

Mi papá encabezó con su trío y una caravana de artistas nacionales, que
incluían a la voz incomparable de Magda Doña, la delegación que asistió al
primer festival de música latinoamericana, en Manizales, Colombia, que fue
seguido por otras giras musicales que lo llevaron a Miami, gira para la
cual compuso Como me gusta cuando me miras, inspirándose en el contoneo de
una señorita caminado en la antigua Avenida Roosevelt.

Carlos Mántica repite que mi papá fue la persona de mayor éxito que ha
conocido en su vida, “…pues simplemente hacía lo que quería y amaba lo que
hacía; educó a sus hijos muy por encima del nivel profesional que la vida
le permitió alcanzar, y se sentía tan cómodo en el Hotel Crillón, de
París, como en el Guayacán Número 2 de Managua. En su presencia se
igualaban todos, ricos y pobres, sabios e ignorantes que buscaban
ansiosamente su amistad.

Mi padre fue un hombre libre, que amó su Patria y le entregó lo mejor de
él, su música. Un día el Señor Jesús tocó a sus puertas en un cursillo de
cristiandad y su vida cambió completamente. Desde entonces, sin perder
nada de su alegría o de su picardía, se volvió un cristiano a tiempo
completo, arrastrando a muchos, entre ellos a toda su familia, a los
caminos del Señor.
 
 

domingo 15 de junio de 2008  María Teresa Pérez 
En un emotivo y nostálgico homenaje revivieron a Kruger

Juan Solórzano, Normal Helena Gadea, Keyla Rodríguez, Luis Pastor
González, entre otros, fueron algunos de los artistas que rindieron
homenaje a esta leyenda de la música nacional
 

Las palabras se evaporaron y los suspiros empezaron a brotar en más de uno
al recordar el incalculable legado musical, ejemplo de vida, de Erwin
Krüger. El cuarto homenaje al canto regional que otorga el Teatro Nacional
Rubén Darío, el sábado pasado reunió los más representativos temas del
acuarelista musical.

Tras recibir los respectivos reconocimientos, escuchar las palabras de
agradecimiento de su hijo mayor, Erwin Krüger, y apreciar un vídeo que
enmarcaba una recopilación del aporte artístico y vida del homenajeado dio
inicio la gala musical.

Luis Pastor González inauguró la noche con el tema “La Madrugada”,
acompañado por la danza del Ballet Folklórico Macehuatl. Uno de los
méritos atribuidos a Erwin Krüger fue su aporte como recopilador de temas,
entre ellos “Palomita Guasiruca”, que se escuchó al son de la marimba de
María José Okarina y la danza del Ballet Folklórico Haydée Palacios.

Norma Helena Gadea con el potencial de su voz interpretó “Acuérdate de mí”
y “Mi pueblito”. Otto de la Rocha se desplegó con “Monimbó” en compañía de
Macehuatl. Entre los temas más populares de Krüger cuentan “Estampa
Serrana” y “Lechero”, los cuales fueron interpretados por “Quinteto”.
Sublimes y angelicales
Con movimientos uniformes de sus manos y voces melodiosas se apareció
sobre el escenario el coro español conformado por Morning Singers in the
fields, quienes participaron como invitadas especiales; bajo su
responsabilidad estuvo “Campanitas de mi pueblo”, completamente a capella.
Su canto se alió a la sorpresa de la noche: Carlos Mejía Godoy, el
homenajeado de 2006, quien no aparecía en el programa debido a su gira por
España, pero se rehusó a perderse el tributo a Krüger y se sumó con su
tema “Nicaragüita”.

“Los Zenzontles”, uno de los temas favoritos de Krüger --muchos decían que
en su afán por atraparlos también inspiraba el canto-- fue interpretado
por el príncipe del son nica, Juan Solórzano, quien acompañado de
Macehuatl también cantó “El Sabanero”.

“Queja India”, primera canción de protesta del repertorio de Krüger, y
“Luna en el estero”, una más de las descripciones que reflejan la pasión
del cantautor por los paisajes nicaragüenses, estuvieron bajo la
responsabilidad de Luis Enrique Mejía Godoy.

“Mentiras”, uno de los temas más significativas de Krüger -- cuentan sus
amigos y familiares que fue la responsable de su feliz matrimonio-- y
“Cómo me gustas”, un estupendo tema que creó para ser cantado por una
mujer, no podían estar en mejores manos que en las de Keyla Rodríguez,
quien se lució con su voz e hizo partícipe al público de la fiesta.

Con broche de oro los artistas participantes entonaron uno de los temas
más emblemáticos del legado de Erwin Krüger: “Barrio de pescadores”, en
una despedida en la que también participó el Ballet Folklórico Haydée
Palacios.

http://www.elnuevodiario.com.ni/2007/08/06/variedades/55559
lunes 16 de junio de 2008

Tras Camilo Zapata, un joven nacido en León, de padre alemán y madre
nicaragüense – continuó renovadoramente la música vernácula al obtener un
premio en 1938 con "La sierra de mi tierra". A esta canción siguió, en
1941 "Monimbó": "Masaya, tierra de flores, /Monimbó es tu corazón: /San
Jerónimo bendito / te ha dado su protección..." Su autor era Erwin Krüger
(1915 – 1973), quien integró el renombrado "Trío Monimbó" con su hermano
Carlos – cantante – y el guitarrista Pepe Ramírez.

Transcendente fue la carrera de este compositor, publicista y dueño de
imprenta que conoció casi todas las regiones y los caminos del país,
contribuyendo a introducir la canción popular a la vida culta nicaragüense
y a proyectarla en el exterior. Primero fundó el conjunto "Los Alzacuanes"
en 1932 y, ese mismo año, el famoso "Trío Xolotlán"; luego "Los Pinoleros"
en 1934 y posteriormente el ya referido "Trío Monimbó".

Si bien Camilo Zapata, con el "Caballito chontaleño", había incorporado el
son nica a nuestro cancionero culto y los sones de marimba a la guitarra,
Krüger descubrió en su canto el paisaje y la tierra, valorándola con amor.
De ahí se haya infundido mucha poesía a la letra de sus canciones. Las más
celebradas fueron: "Barrio de pescadores", "El sabanero", "El lechero",
"El zenzontle", "Mi pueblito" y "Queja india" – quizás la primera canción
de protesta de Nicaragua -, aparte de "Monimbó".

Al respecto, Carlos Mántica ha contado que en una visita a ese barrio de
Masaya – para asistir a la toma d posesión del "Alcalde de vara"-,
deambulaba con Krüger entre los solares, cuando les salió al encuentro un
monimboseño machete en mano y muy pasado de tragos. "Me preguntó mi nombre
con cierta malacrianza – recuerda – y desde luego, mi nombre no le dijo
nada, luego se dirigió a Erwin y cuando le dijo soy Erwin Krüger, se le
iluminó la cara y dijo: Elver Griber, el compositor de Monimbó. Se le echó
encima, le dio un gran abrazo y le dijo: Hermano, ahora puedo morir en paz
y finalmente le tomó las manos y se las besó".

Mántica opina que es en "Barrio de pescadores" donde Krüger mejor recoge y
conserva el paisaje, pero no se agota allí su pincel de acuarelista. Hay
estrofas que superan a las de la canción anterior, pertenecientes a sus
composiciones "Luna en el estereo", "Estampa serrana" y Mi pueblito",
escritas en México, donde vivió varios años trabajando para la radio
emisora YNOW. Asimismo, su labor de reivindicación musical fue tan
profunda y acentrada que la realizó en no menos de 14 países, conquistando
aplausos y premios en festivales internacionales: los de Manizales,
Colombia, Miami, República Dominicana y en diversas representaciones en
cada uno de los países de Centroamérica. Fue también, con Carlos Mántica,
el coproducto del Primer Festival Folklórico Nicaragüense.

En esa dirección, Krüger realizó otra labor: la de musicólogo, rescatando
del campo y repopularizándolas – a través de sus conjuntos y del disco –
canciones folklóricas como "Palomita guasiruca", "La canción del garrobo"
y "Doña sapa". Pero este bohemio responsable y alegre, trabajador y
forjador de un hogar modelo, tuvo un encuentro definitivo con Cristo el 14
de septiembre de 1965, sin modificar su alegría y picardía connaturales.

"Para quienes lo conocimos de cerca y a fondo –ha escrito Mántica-, Erwin
es uno de esos personajes que marca, que deja huella, porque contagiaba a
los demás con su propio ser... Sabía que amaba lo que hacía y hacía lo que
quería. Difícilmente se puede tener más éxito que esto. No le conocí
enemigos, nunca alimentó rencores, no lo envaneció la fama, no le
esclavizó el dinero y nunca lo venció el dolor. En su compañía se
igualaban ricos y pobres que con igual ilusión buscaban su amistad, le
hicieron círculos teólogos y artistas, sabios e ignorantes, santos y
pecadores".

Fuente: Héroes sin fusil: 140 nicaragüenses sobresalientes (Jorge Eduardo
Arellano)
 
 

* (Recopilador de datos biográficos).

 

 .Autor de canciones de 

Jorge Paladino 

Carlos Largaespada, compositor monimboseño 
——
 
 
 

  Don Carlos Largaespada, compositor de muchos, pero muchos años. Jorge Paladino interpreta sus temas. (Foto Félix Aguirre). 

Carlos Largaespada tiene en su haber unas cien composiciones, de las cuales han sido grabados unos 45 temas y de éstos, una gran parte los ha interpretado Jorge Paladino, que incluyen el primer CD «Reencuentros de Jorge Paladino con su pueblo», del cual se está elaborando la portada. 
Don Carlos tiene actualmente 64 años, compone desde los 18 y además de componer tiene por oficio el de comerciante. Su actividad política se remonta a los años 75/79 cuando fue diputado por el Partido Conservador. Es originario de Masaya, donde reside en el barrio Monimbó. Refiriéndose a este CD que pronto estará a la venta, señala que se trata de una producción «cibernética» y las voces se efectuaron en Radio Sandino. 

Concretamente al CD éste contiene 10 temas, todos de su autoría que incluyen rancheras, valses, cumbias y boleros. Entre los títulos encontramos «Quiromancia», «La mujer de mi compadre», «Mujer triste», «Maldito», «Madrecita», «Historia de Adán», «Canto a mi padre», «Noche buena con mi madre», «Para olvidar» y una más, de título polémico, que don Carlos defiende muy bien. 

Refiere que con Paladino, a quien conoce desde el año 1962, han grabado unos 15 temas de su autoría, todos en acetato; «éste que él vino a dar a conocer es el primero en compacto», acotó

 

 Los Nuevos Clark’s
 
 

—EDGARD BARBERENA S.—
Managua
 
 

  Los Nuevos Clark’s de León actuarán hoy en la Casa del Obrero en una nueva tardeada musical con Llama Viva. En la fotografía aparecen Frank Torres, primer vocal; Wilfredo Galo, bajo y vocal; Lenín Galo, bajo y coros y Manuel Salgado director de la agrupación y tecladista. 

Los Nuevos Clark’s de León, donde aún militan dos de los integrantes originales de los 70, será el nuevo grupo musical de occidente que alternará hoy domingo con Llama Viva en las instalaciones de la Casa del Obrero en una nueva “tardeada musical”. 
Manuel Salgado, director de la agrupación leonesa, dijo que la agrupación ha tenido dos etapas: la de los viejos Clark’s que se estructuraron a finales de la década de los 60 con un “gran triunfalismo a nivel nacional”. 

Posteriormente, debido a la poca cabida que tuvo la música de los 70 durante la década de los 80, unos emigran al exterior “de forma tal que el Revival que se abre en los años 90 lo toma su servidor, y nos damos a la tarea de hacer lo que se denominan Los Nuevos Clark’s”. 

CINCO INTEGRANTES, DOS DE ELLOS FUNDADORES DEL GRUPO 

En la actualidad, la agrupación está integrada por cinco músicos. El guitarrista y vocalista Wilfredo Galo y Manuel Salgado, en los teclados, son de la vieja guardia y fundadores del grupo. 

Los demás integrantes de la agrupación son, como primera voz (vocalista), Frank Torres; en el bajo está el hijo de Wilfredo Galo, Lenín Galo; en percusión computarizada actúa Jhovanny Rojas. En las percusiones menores (congas, bongoes) Napoleón Escorcia que militó en las filas de los Hermanos Cortez y actualmente actúa con Luis Enrique Mejía. 

RELANZAMIENTO DE MATERIAL DISCOGRAFICO 

Salgado no descartó la posibilidad de que los Nuevos Clark’s hagan un relanzamiento de los viejos temas de esa agrupación y con nuevos arreglos, aprovechando la tecnología digital de ahora, y temas propios para estar presente con la “fanaticada” de la música nicaragüense de aquellos tiempos. 

Con respecto al público que asistirá hoy a la “tardeada musical”, Salgado dijo que “los nuevos Clark’s estamos metidos en la bella música de los años 60, 70 y 80, porque nuestra línea es hacerle homenaje a esas grandes instituciones musicales que le dieron mucha honra a Nicaragua”. 

Dijo que hoy al público le ofrecerán un menú musical de esa música que llegó para quedarse. Además la agrupación viene abierta para actuar en dos direcciones: con un listado de temas para cada set, tal a como lo acostumbra Llama Viva, y también para complacer piezas musicales que el público los pida “porque estamos para complacer a ese selecto público”. 

Los Nuevos Clark’s ha venido actuando en occidente así como la parte norte de Nicaragua, como Ocotal, Nueva Segovia y Matagalpa y “por eso es que entramos a una etapa de reestructuración para hacer un lanzamiento importante que podría ser este domingo en Managua”. 

Hace unos 20 días, los Nuevos Clark’s estuvieron actuando en Estelí en algo que se denomina “Noches estelianas”, mientras que en León han participado en actividades culturales de INTURISMO en lo que se ha denominado como “Tertulias leonesas” y muchas actividades privadas en el occidente. 

MOISES URBINA LLEGARA EN DICIEMBRE 

Sobre una posible visita de otro de los fundadores de Los Clark’s, Moisés Urbina, Salgado dijo que llegará a Nicaragua en diciembre, por lo que será uno de los invitados por Llama Viva en los conciertos musicales que esa agrupación ejecuta todos los viernes en Ruta Maya, según confirmó Amir Avilés, percusionista de la otra agrupación. 

Y para los que quizás no les recuerde nada sobre quién era y es Moisés Urbina, él fue quien vocalizó los temas que pegaron de los Clark’s, entre ellos “La voz de alguien que espera”, “El amor que no es para mí”, y otras interpretaciones que algunas fueron rescatadas y digitalizadas en Miami por el ya fallecido Carlos Alvarado. 

Refrescándoles la mente, a continuación les reproducimos una estrofa de la canción “La voz de alguien que espera” que cantaba Moisés Urbina. 

/”No debes tú hacerme esperar/ no debes tú hacerme sufrir más/ no debes tú hacerme esperar/ no debes tú hacerme sufrir más/ tú no debes dejar que los días borren nuestro amor/ porque un amor tan bello y tan grande se debe cuidar/. 

/”Y olvida los recuerdos que hay en ti/ olvídalos porque me haces sufrir/ que siendo así/ muy feliz seré/ y un día esa tristeza tendrá fin/.

 

 Alfredo Martínez,
medio siglo de locución 
Falleció ayer el “Matancero Mayor”
* Su cuerpo estuvo en la Casa del Obrero, donde fundó el Club de los amantes de la Sonora Matancera y se entierra hoy por la tarde 
Edgard Barberena 
END - 21:57 - 14/07/2009

Víctima de un fulminante infarto, hombre de radio y creador de los matanceros, Alfredo Martínez Martínez se dobló ayer ante la muerte, la que le sorprendió en su casa de habitación en San Judas, a las 8 y media de la mañana.

“El infarto fue fulminante, porque no dio tiempo a la llegada de la ambulancia”, dijo muy adolorido a EL NUEVO DIARIO su hijo William Martínez, quien estuvo apoyando a su padre en los encuentros matanceros que por años se realizaron en La Casa del Obrero. Tenía 70 años.

Durante su vida fue un eterno enamorado de la música de la Sonora Matancera y lo entrevistamos por primera vez a finales de julio de 2007.

Alfredo se abrió campo en la locución por más de 50 años, pasando por las mejores emisoras de la época y los radioperiódicos más famosos de los años 50, 60, 70, 80 y 90 del siglo pasado.

Reconocimiento
El viernes 17 de octubre de 2008, en el lugar donde funcionó el Latino´s Bar en la Carretera a Masaya, un grupo de amigos, entre ellos Rodolfo Tapia Molina, el doctor Danilo Aguirre, William Roiz Murillo y la empresa Evomensa (Evolución Metal Mecánica) le hicieron un reconocimiento a su medio siglo de locución.

Rodolfo Tapia Molina, Director de Radioinformaciones, recordó ayer a END una serie de anécdotas con Alfredo, con quien trabajó en los años 70 y en los 80, haciendo la locución de los comerciales en el decano de los radionoticieros.

“Su fallecimiento me ha causado mucho dolor, porque mucho lo apreciaba y él siempre se acordaba de mí. Era una gran persona”, dijo Tapia Molina, quien también resaltó el trabajo de Alfredo en haber conformado el Club de los Matanceros, hazaña que ninguna otra persona podría repetir. “Éste fue uno de sus grandes éxitos”.

Último adiós en casa de los matanceros
Sus restos ayer fueron trasladados a las 5 de la tarde a la Casa del Obrero, donde sus seguidores --especialmente gente de la tercera edad y los miembros del Club Matancero-- le llegaron a dar su último adiós, recordándolo como fue con ellos, alegre y cordial.

A las 2 de la tarde de hoy, después de la realización de una misa de cuerpo presente, sus restos serán trasladados al cementerio “Jardines del Recuerdo”. La familia pondrá buses a disposición de sus amigos, para que éstos acompañen a la última morada del hombre que hizo revivir a muchas generaciones con la música de la Sonora Matancera.

El personal de EL NUEVO DIARIO se solidariza con la familia del inolvidable Alfredo, el “Matancero Mayor”, en estos momentos en que él ha trascendido a la inmortalidad. 

Silvio Linarte
Los de Pacalagüina
Música revolucionaria con Los Palacagüins 
—Carlos Martínez Sánchez—
 
 
 

Para quienes tienen muchos recuerdos y quieren realmente a Nicargua, Los Palacagüina tendrán esta noche un verdadero repertorio de canciones revolucionarias en el Centro Ruta Maya, a partir de las nueve de la noche. 
Este grupo, que como tal ya tiene 30 años, brindarán a los asistentes una selección de lo mejor del repertorio de compositores nacionales y latinoamericanos. 

Conformado hace 30 años, Los Palacagüina tiene entre esos fundadores a Silvio Linarte. En la actualidad actúan con Carlos Mejía Godoy y también lo hacen como agrupación. 

«Silvio Linarte es la primera voz y sin temor a dudas —dice Osman Delgado—, una de las mejores. Además es la guitarra de acompañamiento, que con sus cuerdas le brinda sonoridad y ese toque especial, que sólo Silvio sabe imprimirle». 

Ofilio Picón es la voz y guitarra de Los Palacagüina en tanto Osman Delgado es además de voz, el requinto y bajo. 

Raúl Martínez complementa la agrupación con la flauta y los coros para hacer de Los Palacagüina un grupo compacto y bien afinado, perfectamente acoplado. 
 

Los de Palacagüina estremecen a «rocos» 
—Frank Cortés—
Managua

  En vivo y a todo color aparecen en esta fotografía el grupo Los de Palacagüina durante su presentación del domingo. 

Luego de tener una semana súper apretada, el grupo musical Los de Palacagüina concluyeron su agenda de trabajo con una sorprendente presentación en la fiesta «La Familia de La Sonora Matancera», que organiza don Bayardo «El Indio» Corea. 
Hasta allí llegaron los muchachos con un arsenal musical de primera, que hicieron explotar en mil pedazos los corazones de los «rocos» al interpretar una serie de boleros de tríos latinoamericanos, del compositor nacional ya desaparecido Erwin Krüger y hasta canciones a ritmo de vallenato. 

La presentación de Los de Palacagüina prácticamente fue una sorpresa, ya que la agrupación musical que estaba metiéndole candela al asunto eran Los Grandes del ‘70, que dirige Clayton, grupo que lleva dos domingos de estar repartiendo y compartiendo canciones románticas llenas de nostalgia que llevan en una travesía por el mar de la imaginación a quienes asisten a las pachangas de Los Tayacanes. 

VIEJOS CON JOVENES 

Para quienes piensan que Los de Palacagüina no hacen recordar a los mayores de edad sus días de juventud, esta es la mejor prueba, y para que no quede duda de lo que estamos diciendo los jóvenes del 40 al 70 y hasta del 80 bailaron las melodías que este tremendo grupo musical interpretó. 

Nadie, absolutamente nadie se quedó sentado escuchando el ramillete de bellas canciones que interpretó el cuarteto y el súper invitado especial que ellos tienen en el bajo: el doctor Erwin Ramírez. 

Antes de iniciar su presentación, Ofilio Picón dijo: «Esta tarde hemos venido hasta ustedes para darles nuestro saludo y nuestro abrazo, sabemos que ustedes bailan muy bien y es por esa razón que hemos preparado un material musical para que ustedes continúen bailando». Acto seguido se dejó escuchar una descomunal explosión musical que bañó con su armonía y su ritmo la ciudad capital por sus cuatro puntos cardinales. 

Los de Palacagüina hicieron que hasta «Al Pajarito Musical» meneara su plumaje al compás de la canción titulado «Testamento» que es a ritmo de vallenato. Esta melodía es original de Rafael Escalona, pero la agrupación nicaragüense le ha hecho su arreglo y la ha incorporado a su repertorio dándole un «feeling» más sabroso. 

PRONTO LOS GRANDES DEL 70 Y LOS SM-70 

Como dijo doña Socorro, «esta es una magistral combinación en donde se siente el sello pinolero», mientras el emplumado que se ha convertido en un personaje popular se despachaba hermoso revoloteando sus vigorosas alas con dos elegantes jovencitas. Luego que Los de Palacagüina concluyeron su presentación, la fiesta continuó con el grupo Los Grandes del ‘70, quienes siguieron amenizando la fiesta interpretando temas inolvidables como: Qué Soledad!, Nocturnal, Suenan los tambores, La Perspicacia, Yolanda, de la Sonora Santanera y de La Sonora Matancera. 

Como siempre, la pachanga fue todo un éxito, pero antes de concluir don Roberto Larios retó a Los Grandes del 70 a un mano a mano con Los SM-70, invitación que fue aceptada para realizarse el domingo 18 de marzo en el local de El Ateneo. 

Los que asistieron a la fiesta dominical se llevaron un bonito regalo, pues en esta ocasión don Bayardo «El Indio» Corea realizó varias rifas. Otro que estuvo en acción fue el maestro de la locución Rafael Urbina Brizuela, quien dio un verdadero empuje a la fiesta de Los Tayacanes. Uno que llegó y se fue temprano fue don Gustavo Ortega, quien no pudo ver en acción al grupo Los de Palacagüina. Será la próxima. 
 
 
 
 
 

.Para los Mejía Godoy 
* Creen que el gobierno bajó el gas contra ellos. “Nosotros somos hombres de paz”, reiteran 
Matilde Córdoba 
END - 21:23 - 14/07/2009

Tres décadas después del triunfo de aquella revolución que inmortalizó Carlos Mejía Godoy en cada una de las letras musicales que aún los nicaragüenses tararean, el cantautor tomó una decisión: no cantar más en una tarima política-partidaria. “Quiero ser sólo un ciudadano”, asegura.

Mejía Godoy, ése que le cantó a las mujeres de El Cua, a Clodomiro “El ñajo”, a Monimbó, a Panchito Escombros y a Quincho Barrilete, entre otros, “quiere ser factor de unidad”. Él compitió por la Vicepresidencia de la República en las elecciones de 2006 al lado del Movimiento Renovador Sandinista, MRS.

El año pasado el cantautor llevó públicamente una dura pelea contra el gobierno por el uso de una de sus canciones más emblemáticas: La Consigna, aquella que pregunta por las siglas del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y responde: “F, de fuerza insobornable; S, de sol de libertad; L, de lucha inclaudicable; N, de no retroceder”.

En un acto de provocación, el gobierno hizo arreglos musicales y Mejía Godoy amenazó con demandarlos por derechos de autor. Meses después de ese agrio conflicto que movilizó a poetas y músicos de todas partes del mundo a solidarizarse con el cantautor, el presidente Daniel Ortega dio un paso atrás.

En un acto público este año, Ortega reconoció el legado artístico de los hermanos Mejía Godoy, además, cantó y bailó “Los hijos del maíz”, de Luis Enrique Mejía Godoy, “de ese hermano y gran compositor”, dijo Ortega.
“No queremos confrontación”
Bajo un frondoso árbol de mango, los hermanos Mejía Godoy, Carlos con el acordeón, y Luis Enrique con la guitarra, recuerdan sus inicios en la música y hablan sobre el conflicto que tuvieron con el actual gobierno del FSLN.

“Creo que ellos han tomado la actitud de bajar el gas, de bajar la retórica. Somos gente de paz. Nosotros no podemos renunciar a esa música”, dice Luis Enrique refiriéndose al argumento que entonces usaba el gobierno, de que la música era del pueblo.

“No queremos autocensurarnos ni confrontar. Particularmente me alegra que así sea (el cambio de actitud del gobierno)”, prosiguió Luis Enrique.

Carlos explicó por qué desistió de la demanda por derechos de autor contra el Ejecutivo: “Cuando se habla de demanda la gente piensa en dinero” y él, dice, planteaba su “derecho moral”.
Una vida cantando
Esta semana los Mejía Godoy realizarán una jornada llamada “Siempre será 19”, en la que evocarán los tiempos de la lucha insurreccional y los de la revolución.

Los Mejía Godoy, cuentan, “nacieron marcados por la dictadura”, y aunque no fueron apaleados ni torturados les cantaron a todos aquellos a los que consideraban héroes y que sí sufrieron los desmanes de la dictadura somocista.

“Aprendimos a hablar el lenguaje de la lucha”, recuerda Luis Enrique Mejía Godoy, quien rememora que con su hermano fue convocado por los miembros del Frente Estudiantil Revolucionario, FER, y del CUUN, para cantar, cuando la lucha contra Somoza era principalmente en la montaña.

“Éramos una herramienta de desahogo”, cuenta Luis Enrique Mejía Godoy, autor de “Venancia” y de “Eran 30 con él”, dedicada esta última a Sandino.

A pesar de su legado, Carlos Mejía insiste en recordar que el trabajo musical “no fue sólo de los Mejía Godoy. También estaba Pancasán, Mario Montenegro”.
El “Cristo de Palacagüina” de Carlos Mejía Godoy
END - 21:22 - 22/07/2008

Francis Bustos Ortez, Msc
“Esto también te pertenece”.
 

Estimado Carlos, la mañana del pasado 13 de julio de 2008, leí el reportaje publicado en EL NUEVO ODIARIO, que narra parte de tu invaluable obra artística. Me cautivó el nacimiento de tu “Cristo de Palacagüina”. Como sobrina de Miguel Ángel, te expreso mi más franco agradecimiento por el tributo que le rindes cada vez que haces palpitar tu acordeón, y por todos esos destellos, que duermen y despiertan con vos, para escribir tu poesía social hecha cantar.

Carlos, tu Cristo nace un 4 de noviembre de 1907 en la hacienda El Recreo, jurisdicción de Mozonte, municipio de Nueva Segovia; hijo mayor del matrimonio de José Salvador Ortez Marín y Clotilde Guillén. Los Ortez fueron tradicionalmente Conservadores, desde el tatarabuelo Julián Ortez hasta su padre. Dn. Julián está citado en la historia, en la época de los Timbucos y Calandracas, nominado candidato a la dirección de Estado en aquellos tiempos. Es posible que haya militado en las filas de Dn. Fruto Chamorro. Sus descendientes fueron legitimistas, en épocas anteriores a Sandino.

Tu “Cristo de Palacagüina” físicamente era de estatura pequeña, tez blanca, cabello rubio, ojos azules. Sus antepasados descendían de europeos del sur de Francia, frontera con España, de un pequeño poblado llamado Ortez. Tan finas eran sus facciones que de pequeño fue elegido como ángel en los altares y procesiones religiosas de aquel tiempo. Ya un poco mayor, en su hacienda El Recreo, Miguel Ángel se hizo experto tirador de venados, y por su carisma líder nato en la región.

Cursa estudios primarios en el Colegio Don Bosco, de Granada; en 1925 su padre lo envía a León para iniciar sus estudios de secundaria en el Instituto de Occidente, los cuales interrumpió en 1926 al estallar la guerra civil en mayo de ese mismo año. En los disturbios de la guerra civil no tomó parte, ayudó a su familia en la labores de la hacienda. Transcurrió el período de la guerra civil, y aún en los primeros meses de ocupación norteamericana, en 1927, continuó trabajando junto a su padre.

A finales de 1927 un grupo de disidentes conservadores conducidos por Anastasio Hernández -- tildado de asesino --, al terminar la guerra civil asesinaron a liberales, sobre todo en Mozonte, y en otras localidades. Es entonces cuando liberales de Ocotal depositaron en manos de Miguel Ángel pertrechos militares, a fin de capturar a Anastasio. Para esta época se desconocía su paradero. Los rumores eran que andaba un grupo armado bajo el mando de un general llamado Gregorio Ferrera. Poco tiempo después se supo que el citado Ferrera era el propio Miguel Ángel Ortez.

En las memorias escritas por el sandinista Santos López, habla de que el General Sandino tuvo conocimiento del General Ferrera, y lo invita a unirse a sus filas. En lo sucesivo fue figura destacada, casi siempre permanecía en la zona de Cuje, jurisdicción de Totogalpa, desde donde incursionaba con periodicidad y victoria. Pero en la madrugada del 14 de mayo de 1931, la columna del Gral. Ortez se infiltró en la ciudad de Palacagüina, rodeando el cuartel de la Guardia Nacional. Los soldados estaban a punto de aniquilar la guarnición de guardias y marines, cuando el raso GN, José López, logró distinguir en la penumbra a un atacante que se acercaba al cuartel. El soldado GN disparó un proyectil, acertando en el abdomen de Miguel Ángel. Sus tropas lo auxiliaron y lo llevaron a casa de la Sra. Juana Martínez.

Carlos… tu “Cristo de Palacagüina”, agonizante dio sus últimas órdenes:
“Déjenme aquí y llámenme a los oficiales”. Cuando estos llegaron, les dijo: “No temo ser capturado…sé que voy a morir, quiero nombrar como jefe de mi columna al Gral. Juan Pablo Umanzor, a quien deberán obedecer”. Seguidamente falleció… a los 24 años de edad. Eran las 04:15 de la madrugada, cuando sus soldados salieron de Palacagüina con el cadáver para sepultarlo al pie del cerro El Sua, aproximadamente, a 6 kilómetros de Palacagüina.

En carta fechada del 22 de mayo de 1931 y dirigida a su lugarteniente, el Gral. Augusto César Sandino escribe…

Mis queridos hermanos:

Terriblemente impresionados nos hemos sentido, al tener la fatal noticia de haber sucumbido en el combate de Palacagüina, nuestro queridísimo hermano y glorioso Gral. Miguel Ángel Ortez y Guillén. Nuestros corazones se sienten embargados de pesar, y en medio del pesar se nos vienen oleajes de cólera mayor contra el enemigo…

Patria y Libertad.

(f.) A.C. Sandino.
 

Carlos, te acompaño en tu lucha, a fin de que ningún partido político -- sin tu autorización --, haga uso de lo que por ley te pertenece; adelante compañero…hasta la victoria siempre.
 

licbortzf@yahoo.com 
 

Los Palacagüina, juntos nuevamente 
No se trata de un simple reencuentro, sino de un concierto que marca el regreso de Silvio Linarte a los escenarios. Otro elemento importante es el invitado Humberto Quintanilla, uno de los miembros fundadores de la agrupación, pero que reside en Estados Unidos desde hace diez años 
Eunice Shade 
 
 

Los Palacagüina. 

Luego que Silvio Linarte, uno de los integrantes de Los Palacagüina, ganara su batalla contra los pronósticos médicos, los artistas han decidido reunirse nuevamente y ofrecer un concierto en homenaje a los 26 años de Revolución que se celebraron en Nicaragua ayer 19 de julio. 

Los Palacagüina realizarán un recorrido por las canciones más representativas de ese momento histórico. Canto de meditación o canto de los pájaros, La bala, Nicaragua Nicaragüita, canciones de Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Violeta Parra, Los Guaraguo. 

Según Ofilio Picón, músico de Los Palacagüina, este concierto marcará el regreso de Silvio Linarte a los escenarios, es por eso que no será cualquier presentación. 

Otro elemento importante es la presencia de Humberto Quintanilla, uno de los miembros fundadores de la agrupación, quien reside en Estados Unidos desde hace diez años. “Dentro del contexto de su visita a Nicaragua, Quintanilla incluyó este concierto en su agenda y nosotros nos sentimos muy contentos al respecto”, dice Picón. 

Los Palacagüina se fundaron hace 29 años. En el mes de julio de 2006, cumplirán 30 años y para esa ocasión especial grabarán un disco doble que será “el testamento musical”, del grupo. 

Los integrantes de esta conocida agrupación son: Silvio Linarte (voz principal y guitarra), Raúl Martínez (flautista), Omar Delgado (bajo, requinto y voz), Ofilio Picón (compositor, guitarra y voz). Entre los invitados especiales que figurarán en este concierto revolucionario se encuentran Humberto Quintanilla (guitarra y voz), Marcos Zamorio (piano) y César Esquivel (guitarra y voz). 

Ofilio Picón conversó sobre Los Palacagüina con Variedades de El Nuevo Diario. 

¿Cuál es el aporte de Los Palacagüina a la música nacional? 

-- Primero, solidificar el legado de los grupos y compositores anteriores. También creo que elevamos el nivel de ejecución técnica de los grupos musicales. Contribuimos a internacionalizar la música nica, así como a quitar el estigma de que la música nicaragüense es “jinchada”, ese desprecio a lo nacional. También colaboramos en elevar la música nica de lugares públicos como el Munich, a salas de concierto en el mundo (Japón, Alemania, Corea, Holanda). Hemos aumentado el repertorio nacional. Hemos hecho escuela, creamos un estilo de interpretación de la música nicaragüense. Hemos servido de respaldo a grandes figuras de la música nica como Camilo Zapata, Otto de la Rocha, Norma Helena Gadea y Carlos Mejía Godoy. 

El hecho de que hayan servido de respaldo a grandes figuras de la música nicaragüense, ¿no cree que le ha quitado un poco de proyección a Los Palacagüina? 

-- Pienso lo contrario, a pesar que el grupo se creó o nació prisionero de un estilo y un autor, supo abrirse camino y abrir un mercado laboral propio del grupo, ése es un fenómeno reciente, de hace cinco o seis años, y lo importante es que todo mundo sabe quienes son Los Palacagüina. 

¿Cómo fue ese fenómeno de hace cinco, seis años? 

-- El grupo comenzó a trabajar con independencia y tuvo respuesta por parte del público. 

¿Es posible concebirlos sin Camilo Zapata o Carlos Mejía Godoy? 

-- Si no fuese así, no estaríamos haciendo este concierto, aunque no voy a negar que ha sido difícil crearnos un espacio propio. 

Entonces los han apoyado… 

-- Nos hemos apoyado nosotros mismos. Y sí los medios, televisión y escritos, han reconocido nuestro trabajo. 

Y la radio no… 

--- La radio es más difícil, no es dada a poner música nicaragüense. Esto de la radio es un fenómeno antiguo, es que hay una mala idea de que lo nacional no puede competir con la música extranjera. 

Usted habla de música nicaragüense, pero ¿a qué música se refiere? ¿a la música que canta a la Revolución? ¿sólo la música revolucionaria es música nicaragüense? 

--- La música de la Revolución tiene que ver con un momento definido, nosotros hemos incluido lo nacional de muchos autores, hemos cantado diversas temáticas, como el paisaje, el amor de pareja y temas sociales y políticos. Aún en las épocas más fuertes de militancia se cantaron canciones populares que no tienen nada que ver con temas políticos, y son canciones nicaragüenses. 

Me comentaba que en julio del año que viene cumplirán 30 años de estar juntos como agrupación musical, ¿a qué se debe que no hayan grabado un disco antes? 

-- Creo que la razón fundamental es que no hubo coyuntura que permitiera que grabáramos un disco. Hemos grabado, pero con diferentes autores no propiamente como Los Palacagüina. Por otro lado, pienso que al tener un mercado laboral no dependemos de un disco para que la gente nos conozca y vaya a nuestros conciertos, por ejemplo, Serrat no necesita de un disco para que la gente vaya a sus conciertos, porque tiene prestigio, Serrat no necesita que una canción que “le pegue” en la radio para que la gente lo respete. Con nosotros pasa algo parecido. 

Pero Serrat, también ha grabado discos… 

--- Sí, es importante grabar para dejar un legado. Ésos son precisamente los planes que tenemos para celebrar nuestros 30 años. Grabaremos un disco doble con todos nuestros temas para que quede como nuestro testamento musical. 

Ese disco que grabarán para sus treinta años, ¿incluirá temas de otros autores o será de temas sólo de Los Palacagüina? 

-- De los dos, será un disco histórico, representativo de la música que hemos interpretado, tanto de diferentes autores como la que hemos compuesto. 

El disco será sólo de son nica… 

--- La música nuestra se basa en el son nica, pero tenemos apertura a otros ritmos como la mazurca, el son de marimba, boleros, baladas, y los incluiremos. 

 


 
Fruto Montes 
.Ayuda de Clemente Guido tardadita...pero segura

Fruto Montes lucha ante la adversidad
* Los salvadoreños del barrio Buenos Aires.
* Fruto Montes, un luchador ante la adversidad.
* Ultima presentación al lado de Lucha Ordoñez.
* Doña Estela (q.e.p.d.) le dejó como herencia silla de ruedas que hoy le es de mucha utilidad
 
 

—Frank Cortés—
 
 
 

Hace unos días visitamos en su lecho de enfermo en el Hospital Escuela Antonio Lenín Fonseca a don Fruto Aurelio Aranda Montes, mejor conocido en el mundo de la farándula nacional como "Tuti". Junto a él se encontraba su inseparable y viejo cartapacio color café donde guarda las fotos que ha tomado y los apuntes de sus próximas cuartillas sobre algún artista nicaragüense. Después de verlo tendido en su cama y con los ojos húmedos por las lágrimas que no lograron salir gracias al coraje y al esfuerzo sobrehumano que hizo cuando le dijimos: "no llore es mejor que platiquemos y empiece a echarse una cancioncita de esas que está preparando para el concierto e inmediatamente se puso a entonar varias de sus canciones y jugando jugando escuché un repertorio musical con el que fácilmente se pueden sacar dos Compactos de su propia inspiración. 
LO CONOCIMOS ALLA POR LOS 60 A inicio de la década del 60 conocimos a don Fruto Montes en el Barrio Buenos Aires, él habitaba del Cine México una cuadra arriba y cuadra y media al lago, a escasos metros del Mercado Oriental; para esa época parece que él y toda su familia estaban recién llegados a Nicaragua de El Salvador, por lo que los pobladores del barrio los llamaban popularmente "los salvadoreños". 

Este artista al que hoy me refiero era uno que vendía toallas, colchas y camisas para ayudarle a su progenitora en la alimentación de sus hermanos cuyos nombres son: Esther, Nubia, Jorge, Julio, Rita, Rosario, Estela y Fruto. Ese mismo joven que deambulaba por las calles de la vieja capital de Managua era el mismo que aparecía en el programa Nuevos Valores de Radio Mundial que dirigían Luis Méndez y Gustavo Latino. Su mamá (q.e.p.d.) con el tiempo tuvo una ventecita en la casa donde habitaban y en ella se ofertaban productos salvadoreños. Don Fruto en aquel entonces era muy apreciado por todos sus vecinos ya que supo ganarse el aprecio y el cariño de los pobladores del lugar. 

A él lo vimos actuar junto con Lucha Ordoñez, Consuelito Espinoza y otros artistas más de aquel entonces que también desfilaron por el mejor programa artístico de la radiodifusión nacional "Nuevos Valores Radio Mundial". 

SU ULTIMA ACTUACION 

La última vez que vi actuar a Fruto Montes haciendo el personaje de "Tuti", fue en el Teatro Popular Rubén Darío al lado de la embajadora de la canción romántica la nicaragüense Lucha Ordóñez. 

Recuerdo que después de esa presentación iba pasando por la calle donde habita don Fruto Montes y me lo encontré sentado en la cuneta con una camisola, un short y en chinelas, ido pensando en su problema de salud y en una deuda que tenía que pagar sobre la casa que habita. 

En esa ocasión lanzamos un S.O.S. alertando a las autoridades sobre su situación pero...nadie acudió. También recuerdo una de sus frases como que si hubiese estado sintiendo que alguno de sus miembros se le estaba escapando por falta de atención médica, por no tener un trabajo con cierta remuneración económica y recuerdo bien que me dijo: "quiero trabajar aunque sea de CPF o de mensajero, yo no estoy pidiendo un gran puesto ya que mi trabajo lo puedo realizar desde abajo ocupando cualquiera de esos dos cargos, tal vez el licenciado Clemente Guido lee tu artículo y me brinda ayuda", me expresó "Tuti". 

GASTOS POR CUENTA DEL INC 

Pero como dice el refrán pinolero "nunca es tarde hijo mío". Y en la hora más crítica apareció la mano amiga del Ministro Director del Instituto de Cultura Clemente Guido Martínez. Clemente fue informado sobre la perdida de un miembro de Fruto Montes "Tuti" y de inmediato ordenó que lo ubicaran en una sala privada y de esa forma Fruto fue trasladado al pensionado del mencionado Hospital. 

Todo gasto sobre la atención que don Fruto Montes recibió durante su estadía en el Pensionado del Hospital fue asumido por el Instituto de Cultura de Nicaragua, llevándose de esa manera las palmas el licenciado Clemente Guido, quien es uno de los poquísimos funcionarios que conoce bien los problemas y dificultades de los artistas nacionales. 

Fruto Montes es de esos hombres que lo da todo a cambio de nada. "Tuti" se ha entregado sin condición alguna al arte y sus canciones han ido más allá de nuestras fronteras nacionales. Lo vimos postrado en una silla de rueda que le dejara como herencia su mamá doña Estela (q.e.p.d.), previendo la necesidad que su hijo en un futuro fuera a tener por el problema de la diabetes que desde niño "Tuti" padecía. 

Ahora desde su lecho trabaja en lo que desde ya se anuncia será un acto cultural de gran envergadura, de lo cual asegura, nos brindará amplios detalles más adelante. 

 

 .Desde San Rafael del Norte para todo Nicaragua

Impulsan polka y mazurca 
*** Todos se dedican a la agricultura.
*** Tienen amplio repertorio inédito.
*** Está el dúo Pájaros de la Concordia.
 
 

—Carlos Martínez Sánchez—
 
 
 

  Es la sala de redacción de EL NUEVO DIARIO. Los Pinares del Norte están sueltos y dejan ir polkas y mazurcas además de una canción sobre el Río San Juan. En un extremo Xiomara Chamorro goza con la interpretación y los bailes. (Foto Frank Cortés). 

"Los Pinares del Norte" Aunque ya tienen cinco años de haberse formado, es la primera vez que realizan una gira artística a Managua y ahora tienen la esperanza que sus casi 40 canciones inéditas, de polkas y mazurcas, sean pronto grabadas. Ellos son "Los Pinares del Norte", que viven en San Rafael del Norte, Jinotega. Llegaron entrada la mañana a la redacción de EL NUEVO DIARIO muy alegres y entonados. Los Pinares del Norte está compuesto por siete integrantes de los cuales 5 son hermanos, los otros dos también son hermanos y todos ellos son a la vez primos. Saúl Gutiérrez Méndez es el director y también vocalista de la agrupación. También lo integran Francisco Herrera Blandón, vocalista y a quien le denominamos el "showman" por la peculiar manera de bailar a la vez que canta; Luis Emilio, José Jesús, Alejandro y Denis, todos Herrera Blandón, además de Nelson Gutiérrez, hermano de Saúl, conforman el conjunto. 
PRIMERA GIRA PROMOCIONAL 

Saúl explica que esta gira es promocional lograda a través de una visita que hace pocos días hizo Clemente Guido a esa zona. Les prometió traerlos y ya están aquí. La gira es de dos días pero se extendió un día más. 

"SOY PINOLERO", SOBRE EL RIO SAN JUAN.... 

Entre el repertorio que cuentan, su más reciente producción es la dedicada a Río San Juan que en una de sus estrofas dice: "Soy pinolero, por gracia de Dios..." y más adelante: "el tico ambicioso se quedó como bolero...". Esta canción, que ellos califican como un claro mensaje patriótico, nacionalista, en momentos que la nación así lo requiere es un claro mensaje del puro pueblo. Más claro que las actitudes de un gobierno ambivalente. 

TODO PURO NORTE 

Con las clásicas camisas cuadradas, botines y bluyines esta gente se arranca sin miedo alguno. La sala de redacción se convirtió casi en sala de baile. Tal el entusiasmo que arrancaron. Llegó un momento que Saúl o Francisco sacaron a bailar a Silvia Hernández, que aunque sonrojada hizo sus pasesitos. Explican que todos ellos se dedican a la agricultura y que es en los momentos de descanso ya por las tardes cuando ensayan o escuchan la letra de las composiciones de Luis Emilio, quien tiene en su haber unas cuarenta canciones, inéditas todas. Esta agrupación cuenta con acordeón, guitarra, vihuela y guitarrón. DE TODO EN EL REPERTORIO PERO IMPULSAN POLKA Y MAZURCA 

Saúl también da a conocer que ocasionalmente han hecho presentaciones, casi una por mes o cada tres semanas. Tocan de todo pero más que todo les interesa divulgar la polka y la mazurca. Entre algunas que tienen están "La cumbia de San Rafael", "Mi San Rafael", "Maribel", "El Cafetal", "El Campisto" y otras más. 

EL TRIO PAJAROS DE LA CONCORDIA 

Con ellos también han viajado un trío, aunque sólo nos visitaron dos y son Simeón Rodríguez, requinto y vocalista; Julio Herrera, guitarra y vocalista además de Ajax Rizo, compositor y consertina, quien no pudo viajar. Este trío se acopla con "Los Pinares del Río" aunque también trabajan por su cuenta. E igualmente están dedicados a divulgar la nota musical norteña. Todos han sostenido durante su visita que lo que los motiva es el de levantar las raíces culturales, especialmente la zona donde viven. Aprovecharon para agradecer la gestión del director del INC, Clemente Guido, además de Ever Villegas, el promotor cultural que anduvo con ellos. Ojalá que tanto "Los Pinares del Norte" como "Los Pájaros de La Concordia", tengan eco en sus llamados y podamos pronto tener a mano las grabaciones de sus interpretaciones. 

 

 .Jurado de "II Festival de Música Ranchera" fatal 

Medalla del ganador en pecho de perdedor
*** Marina Cárdenas confirma: me presionaron
 

—Frank Cortés —
 
 
 

* Jurado con oídos desafinados.
* A ese paso van a terminar con el arte nacional.
* El verdadero ganador fue el de Chinandega.
* Marina: Calificaron a los participantes como si era un desfile de moda.

El sábado recién pasado se realizó el "II Festival de Música Ranchera" en el Centro Cultural Managua, participando un representante por cada departamento quienes se hicieron presentes muy puntualmente a la cita. Para seleccionar a los finalistas y escoger a los ganadores se conformó un jurado calificador que estaba integrado por el Agregado Cultural de la Embajada de México, Evelin Martínez, la propietaria de la Escuela de Manejo "Joven Señora", Marina Cárdenas y el hijo de Tino López Guerra. 

La actividad musical empezó un poquito después de la hora señalada, pero eso fue tontería para el público asistente. En este tipo de eventos nunca se ha calificado a los participantes por su forma de vestir ya que el que puede y tiene para comprarse un traje al mejor estilo mejicano (ranchero), lo hace y el que no, pues ni modo, participa en traje casual (ropa normal). 

LO QUE CALIFICA UN JURADO 

Un jurado calificador lo que califica de los intérpretes es la calidad de la voz del o los participantes, su afinamiento, las salidas y entradas (caídas acorde con la armonía musical del grupo que lo respalda), entre otras cosas. 

Bueno pues alguien que estuvo presente en el "II Festival de Música Ranchera", que miró la injusticia cometida por el jurado ni corto ni perezoso se dirigió hasta nuestras oficinas para hacer la siguiente denuncia cometida en dicha actividad musical, con la única condición de no revelar su nombre. 

Escuchamos atento al señor que se quejó sobre el daño que el jurado calificador le puede haber causado con su actitud a los participantes, porque moralmente muchas veces los artistas sufren la vergüenza moral de haber sido despojados del merecido primer lugar y en muchos casos los jurados se lo entregan a otros sin tener méritos suficientes a no ser que existan otros intereses, ajenos a los parámetros con los que se califican a los ganadores. 

Al señor que identificaremos como Leandro Positivo dijo: "de todos los participantes en el festival de música ranchera sólo dos lucían el traje típico ranchero; el que representó a Estelí y una niña de Ciudad Darío, los demás vestían como ando yo mire", expresó molesto. 

EL DE CHINANDEGA EL MEJOR 

"El muchacho que representó a Chinandega fue el mejor cantante de música ranchera para mí, su voz tiene más calidad, nunca se desafinó y tiene gran futuro por delante, pero al parecer no fue del agrado o no le cayó bien al jurado por no andar vestido como verdadero cantante vernáculo", manifestó don Positivo. 

"Mi susto fue cuando el jurado calificador sube y anuncia al "ganador" del primer lugar, el que según los señores que impartieron "justicia" lo obtuvo el representante del departamento de Estelí, quien no tiene nada en la pelota, se desafinó dos veces, trato de imitar al cantante mejicano Alejandro Fernández y lo único que en realidad tenía el joven de aspecto ranchero era el traje que vestía", refirió don Leandro. 

"Una cosa que me llamó mucho la atención fue que el jurado a la hora de dar el fallo no subieron todos lo que a mi parecer deben haber sido tal vez por algún descontento ante la decisión", señaló el señor. 

VERSION DE UNO DE LOS JURADOS 

Quisimos saber la versión de algunos de los integrantes del jurado y para ello llamamos a Marina Cárdenas para ver si nos podía atender y "La Gordita de Oro" accedió a recibirnos. 

Le dijimos a Marina sobre la denuncia interpuesta en la redacción del periódico e inmediatamente reaccionó diciendo lo siguiente: "Es cierto, el representante de Estelí estuvo desafinado en un par de ocasiones, mientras que el de Chinandega cantó muy bien, con buena voz y pienso que es gran prospecto en el género de la música ranchera", manifestó la cantante. 

LO QUE DICE Y SOSTIENE MARINA 

Preguntamos a Marina Cárdenas: ¿cuál fue el puntaje que usted como jurado calificador del "II Festival de Música Ranchera" dio al representante por Chinandega? 

-- "El puntaje que yo di al muchacho fue de treinta (30) puntos que era el máximo, expresó "La Gordita de Oro". 

Cuántos puntos le dio usted al joven de Estelí? --"Inicialmente le di veinticuatro (24) puntos, para ser honesta no merecía más y pienso que hasta le di demasiado", refirió Cárdenas. 

¿Cómo es eso que inicialmente usted le había dado veinticuatro puntos y que piensa que le dio demasiado? 

--"Bueno resulta que otros miembros del jurado me dijeron que tenía que cambiar esa puntuación y hacerla favorable al de Estelí, a lo que yo inicialmente me negué", expresó Marina. 

Insistimos ¿Por qué piensa que le dio demasiado puntaje al de Estelí; hubo presión hacia usted para que reconsiderara su votación? 

-- "Chocho, qué insistente que sos. Realmente hubo presión y eso fue lo que me obligó a darle un punto más al que canto por Estelí", confirmó la artista. 

¿Quienes fueron esas personas que ejercieron presión sobre la calificación del "II Festival de Música Ranchera"? 

(Aquí nos limitaremos a decir que fueron dos, de acuerdo a Marina). 

Y agregó, "para mí el virtual ganador era el muchacho de Chinandega quien vestía camisa blanca manga larga y eso parece que no los convenció. Era un festival de música ranchera y no un desfile de trajes y al parecer eso fue lo que algunos calificaron", enfatizó la intérprete. 

Concluyó diciendo "al muchacho de Chinandega quiero pedirle disculpas públicamente y reconozco mi error por haber dado un punto más al de Estelí, como persona seria y como miembro de un jurado calificador nunca debí haber permitido bajo presión semejante ingratitud", finalizó Marina. 

Entre los miembros que participaron como jurado fueron el hijo de Tino López Guerra a quien no pudimos ubicar lo mismo que la directora de la escuela de manejo "Joven Señora". 

 


 
 .Local de la Ruta Maya resultó pequeño para la

Llama Viva celebra su III aniversario
* Diplomáticos, médicos, ingenieros y otros profesionales entre los asistentes
* Edgard Barberena recibe reconocimiento público
* Grupo valora labor de EL NUEVO DIARIO
 
 

——
Managua
 
 

Con la asistencia de una gran cantidad de personas, entre ellos una delegación diplomática salvadoreña que vestía de traje (uno de ellos entró bailando), Llama Viva celebró su tercer aniversario de haber iniciado el camino del Revival en las instalaciones de la Ruta Maya. 
El local del centro resultó pequeño -la noche del viernes 25 de septiembre- para la gran cantidad de personas que antes de las 9 de la noche llegaron a ubicarse en los lugares más estratégicos para ser testigos de la presentación especial que hizo el grupo que dirige Augusto Gallegos. 

Varios minutos después de las 10 de la noche se inició el "bombardeo" musical del grupo que viene escalando posiciones en los diferentes sectores de la sociedad, especialmente los que andan arriba de los 40 años de edad y que lograron transportarse mentalmente a aquellos dorados tiempos de finales de la década de los 60, los 70 y hasta los 80, porque la escuadra musical interpretó hasta música disco. ALGO INESPERADO Para los asiduos fans del grupo fue notoria la ausencia del percusionista, Amir Avilés, pero fue Gallegos quien dijo ante los micrófonos el porqué de su ausencia, y fue debido al fallecimiento de su progenitora doña Francisca Mairena. EL NUEVO DIARIO le hace llegar las condolencias al percusionista de Llama Viva. 

La primera descarga musical, cargada con temas "pegajosos" despuntó con el tema de Santana "Esperando", siguiéndole con "Evil Ways", entre otros, pero la sorpresa para los asistentes fue en la segunda "refriega" musical donde un buen sector de los asistentes hicieron un alto, dejando a un lado el vaso cargado de licor, para escuchar un cóver de los 70, y de un guitarrista que nació en Seatle, EE.UU, pero que se popularizó en Inglaterra. 

Fue con el tema "Purple ace" de Jimmy Hendrix, que fue vocalizado por el bajista, Francisco Gaitán. Nelson Vargas no se quedó atrás porque también se llevó las palmas cuando en el cuarto tema de la segunda tanda le tocó vocalizar "Godd Golly Miss Molly" (La Plaga), versión del grupo Credence Clearwater Revival. 

"White Room" (Cuarto blanco) de los Cream y Eric Clapton, "Celebration". "My self". "El hombre que vendió el mundo". "Sunshine", y "Bord to be Wild", formaron parte de la segunda tanda musical que antecedió la entrega de dos reconocimientos especiales que hizo el grupo. 

El primero fue a nuestro compañero de labores, Edgard Barberena y de paso a EL NUEVO DIARIO, como también al fans de mayor tiempo que tiene el grupo, Raymundo Merlo. Frank Cortés también fue mencionado para recibir un reconocimiento, pero no estuvo presente. Los reconocimientos fueron entregados por la voz estelar del grupo, María Eugenia Urroz. 

Dentro de los asistentes estaban doña María López, la Secretaría de la Redacción de END, acompañada de uno de sus hijos y un amigo de familia que tiene 21 años de vivir en el Brasil, quien comentó que la música y calidad de Llama Viva lo transportó hacia las doradas décadas. CASI LLEVAN UN QUIROFANO A LA RUTA MAYA Igual cosa le pasó a un grupo de médicos de una conocida clínica capitalina, quienes casi se llevan el quirófano a la Ruta Maya para disfrutar del "masaje" cerebral de los muchachos que comanda Gallegos. Dentro de ese grupo de médicos estaba la doctora Julieta Alvarado. 

El ingeniero Antonio Salinas, con más de 40 años de edad, comentó la calidad de Llama Viva y dijo que Jhonny McDonald tiene una armonía que no la ha podido encontrar en otros bateros, ni los chavalos jóvenes que ahora han iniciado el camino de la música en otros grupos que están haciendo rock en Managua. 

"No existe otro grupo igual como Llama Viva, ya que sus integrantes tienen una armonía total a la hora que están actuando", dijo Salinas, quien se encontraba dentro de los asistentes a la Ruta Maya, en un show que el sábado 26 de septiembre se volvió a reeditar en el local de Mi Tierra, pero donde fue otro público el que asistió. 

Otro de los que "saborearon" el "masaje cerebral" -a como decía del poeta César Estrada- fue el profesor Bruno Gallardo.

 


William Calderón
En busca del éxito 
Entró al reality show En Otra Onda el año pasado, pero desde entonces se ha esforzado mucho y pulido en el mundo de la música, anhelando ganarse un buen lugar en la farándula nacional
 
 

El año pasado gozamos en Nicaragua del primer ‘reality show’ de producción nacional. Ya se rumora que viene una segunda temporada en un canal de televisión abierta, pero mientras tanto, los concursantes de la primera edición no se han quedado quietos descansando en la fama cosechada por su esfuerzo.

Uno de ellos se puso las pilas y ya tiene listo su primer sencillo, está por rodar su vídeo y en febrero nos regala su primer disco. Es William, de los más recordados del show. Buena Onda te cuenta un poco quién es, de dónde viene y pa’ dónde va.

El reality
Previo al reality, William no tenía preparación formal en lo musical, pero las ganas no le faltaban.

En el reality recibiría todo el entrenamiento necesario, pero a un precio justo: tendría que convivir con 17 extraños, durante dos meses, rodeado de cámaras de televisión, con jornadas de ejercicios físicos y clase de canto y música desde las seis de la mañana, con los apuros de realizar un programa todos los días por televisión, conciertos de eliminatorias, jueces implacables y los propios nervios.

A pesar de todo eso, de las camas incómodas, de los jueces necios, de las comparaciones, de las cenas de arroz y frijoles de los últimos días, William quedó como el más votado del público por mensajitos de celular, y con el impulso necesario para empezar su carrera musical.
Su primer sencillo
Luego del reality, William se acercó a cantantes establecidos, participó en la banda de Keyla Rodríguez haciendo coros, ha trabajado canciones a partir de líricas de Elsa Basil, se ha rodeado de personas que le apoyan en su trabajo. Fruto de eso le tocó ser uno de los cantantes nicas que sirviera de telonero en el concierto de Marco Antonio Solís, el “Buki Mayor”, en el pasado mes de mayo.

William no había vivido algo así, pues en el reality tuvo a lo sumo cinco mil personas como público en el concierto de cierre, pero en el concierto de Marco Antonio tuvo a 20 mil personas presentes, por lo que los nervios no eran pocos.

En nuestras oficinas de prensa ya recibimos el fruto de su trabajo. Es el sencillo titulado ‘Prohibido’, con letras del ganador del ‘reality’, Maycol Corrales, con arreglos de Arnulfo Oviedo, y Keyla Rodríguez y Rommel Ocampo en los coros. La canción ya está en Radio Futura y otras radios, por lo que podemos decir que se suma a la armada de músicos nicas en rotación en radios locales.

A finales de este mes, William empieza a rodar el vídeo de esta canción. La realización será hecha por un director colombiano y el equipo de Canal 11, algo que promete mucha calidad y, según el mismo William, será un vídeo controversial, algo nunca visto en la televisión nacional; y no sólo por la temática, sino también por la calidad de la producción, la cual será de estándares internacionales. En el mismo participará la reina del Carnaval 2005, Ivana Molina.

El disco completo estará listo en febrero de 2007, contará con diez canciones: una de Maycol Corrales, otras de Elsa Basil, y quizás un par de canciones de su propia autoría.
Sobre William
William tiene 20 años de edad y es de San Juan del Sur. De niño fue monaguillo en una iglesia local, pero al final decidió quedarse entre nosotros, ‘la gente de este mundo’. Estudia diplomacia en la UAM. En el carro siempre anda música de Katia Cardenal, Perrozompopo, Celine Dion y Tonny Braxton.

El disco que siempre escucha, pero que nunca cuenta que tiene, hasta ahora, es el primero de los Backstreet Boys, que hace poco sacó del armario para recordar los tiempos de chavalada.

Ahorita está soltero y totalmente concentrado en la producción de su disco, y la ‘venganza’ que le gustaría realizar es que lo invitaran como juez a la segunda temporada de En Otra Onda, para poder decirle a los participantes todas las verdades, muy al estilo de los jueces de esos programas, pero siempre en plan tranquilo; tampoco quiere ser un juez nefasto, pero hay que saber decir las cosas a como son y no quedarse callado. 
 

William Calderón, hace el lanzamiento en vivo de su segundo material discográfico “Retro” en el área verde de la Universidad Americana a las 11:00 a.m. del 18 de Julio del 2009 Para la ocasión, el artista contó con el acompañamiento musical de: Augusto Mejía en el bajo, Edgard Aguilar en la guitarra, César Rodríguez en los teclados y Fabio Buitrago en la batería.   Con “Retro”, William “une lo útil con lo agradable”, ya que el disco es parte de un proyecto universitario del artista. Cuenta que para el Programa Emprendedores, de la universidad, diseñó junto a su grupo de clases la propuesta de una disquera a la que le dieron por nombre “Indi Music”, cuya primera producción obviamente es “Retro”.

En esta aventura los ha apoyado financieramente la Alcaldía de Managua y la municipalidad de San Juan del Sur.

Es por eso que “Retro” será presentado en dos etapas. La primera está programada para el 18 de julio en el contexto de la muestra empresarial de la Universidad Americana, donde William estudia Licenciatura en Relaciones Internacionales y Diplomacia. Luego, en agosto, el artista lanzará masivamente “Retro”, lo pondrá en los escaparates de las tiendas de discos y emprenderá una gira promocional. Cree que para octubre ya estará listo el video del sencillo promocional aunque dice promocionará dos: el tema de su autoría y un cover.

Tomado de END
 


 
 .