Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Museos de Nicaragua
 


MUSEOS Y GALERIAS DE NICARAGUA


 
 
Otros Museos de Nicaragua         Chinandega 
1,200 piezas arqueológicas, algunas de las cuales datan de más de 3,500 años
Museo Chorotega-Nicarao
“Enrique Berio Mántica Deshon”
Chinandega, Nicaragua.

Loable esfuerzo de Fundación Betania a través del padre Marco Dessy quien durante la inauguración del Museo dijo:

" A lo largo de muchos años, en la soledad de mi casa, he contemplado con embeleso cada una de las piezas de la colección y me he trasladado espiritualmente a los tiempos que fueron elaboradas y he sentido nacer en mi alma sentimientos de admiración, agradecimiento y respeto hacia aquellos que hicierón grande a su patria y en homenaje a ellos considero que el actual pueblo de Nicaragua ya puede dejar de soñar y simplemente trabajar para hacerla mas grande".


 


500 a. C - 300 d. C. Tempisque
Hasta la fecha la arqueología de Nicaragua no ha reportado objetos de cacería en contexto asociados a restos de megafauna, aún así, en éste Museo usted tiene la oportunidad de ver una colección interesante de poyectiles, Resaltan puntas de hacha, proyectiles, puntas de lanza con péndulos, con formas de hojas, entre otras herramientas de piedra correspondientes a la industria lítica asociada a los períodos iniciales de nuestra cultura, y a las huellas de Acahualinca, que datan de hace 8 mil años. en Managua. Además, figura un mapa de la Nicaragua Precolombina que abarca los perdidos territorios de Guanacaste y Nicoya, que políticamente pertenecen a Costa Rica, pero culturalmente son de nuestro país.
Considerar que el territorio de Guanacaste y Nicoya, especialmente la Peninsula de Guanacaste y Nicoya, culturalmente pertenece a una raíz de nuestros grupos ancestrales Los Chorotegas-Nicarao y el hecho de que ésta Provincia de Guanacaste y Nicoya actualmente pertenezca al territorio de Costa Rica no significa que la cultura que se desarrollo en este espacio geográfico de la Nicaragua pre-colombina formara parte directa. 


Por ésta interpretación antropológica, etnica y cultural sabemos que no existe diferencia entre la cerámica, litica, jade, lengua (evidencias del nahualt), patrones alimenticios, costumbres sociales entre nuestro actual territorio y la Provincia de Guanacaste y Nicoya.

"Los documentos históricos conectan la provincia de Guanacaste con los Chorotegas Mangues y los Nicaraos Pipil.

Debido a la presión política en el Antiplano de México y después en Chiapas, estos dos pueblos emigrarón y arribaron a la Peninsula de Nicoya aprox. 800 - 100 d. C."

Los Chorotegas Mangues hablan Mangue y fueron los primeros en posesionarse de la Peninsula de Guanacaste y de algunas de las islas del Golfo de Nicoya.

Los Nicaraos Pipil de habla nahualt llegaron algo mas tarde y se asentaron en en el delta del Rio Tempisque, entre los antiguos habitantes de la región que eran los Corobicíes y los recién llegados los Chorotegas Mangues".

Collar y colgante de jade, ofrendas funerarios. Colección Betania
Nuestros pueblos autóctonos practicarón las mismas costumbres
y utilizaron los mismos materiales como formas de ofrendas que consistían en:
Vasijas de cerámica de diferentes tamaños y tipologías, artefactos elaborados con piedras (lítica), jade o "jadeíta", navajas prismáticas elaboradas con obsidianas, metates y manos de piedra, artefactos elaborados con metal, cuenta de collar elaboradas con arcilla,
adornos elaborados con restos óseos, vertebras, y agujas elaboradas con espina de pescados.
............
............www.manfut.org



El arqueólogo Ramiro García Vásquez dijo que el museo es el resultado de un año de trabajo, y está fundamentado en investigaciones científicas que él ha desarrollado durante 20 años en toda Nicaragua.

Reconoció la labor del padre Marco Dessy, y de un grupo de jóvenes que recibieron un curso intensivo de dos meses, tiempo durante el cual conocieron la colección, y ahora son guías de los visitantes.
 


Cerámica Chávez blanca sobre rojo. Zona de Managua, y de San Jorge, Rivas.Período de Bagaces 300-800 d C. , posiblemente de la zona de Rivas

“No tenemos que envidiar nada a las culturas Maya, Azteca e Inca. Somos un pueblo digno, con una impresionante riqueza cultural”, dijo el arqueólogo  Ramiro García Vásquez     "Raza rica, inteligente y extraordinaria."
 

"El museo muestra que los nicaragüenses provienen de una raza rica, inteligente y extraordinaria, con habilidades manuales, mucha dignidad y amor por el medio ambiente." dijo el padre Marco Dessy, perteneciente a la congregación Jesús Divino Obrero, con 34 años de residir en Chinandega, e impulsor de una serie de proyectos sociales,

y agrega: " el Museo no es de mi propiedad sino de Nicaragua entera, cuya historia no comienza el 12 de octubre de 1492 con el descubrimiento de Cristóbal Colón".
 

Más de mil 200 piezas arqueológicas de cerámica policromada, monocroma, cabezas trofeos, piedras, metates, estatuarias, oxidianas, jade y oro, forman el Museo Chorotega-Nicarao “Enrique Berio Mántica Deshon”, el mejor de Nicaragua, auspiciado por la Fundación Betania, dirigida por el padre de origen italiano Marco Dessy.



14 DE FEBRERO DEL 2006 / La Prensa  Los ministerios del padre Marco Dessy
A partir del próximo sábado, los beneficiarios de la Fundación Betania, en Chinandega, y los pobladores de esta ciudad, contarán con dos joyas envidiables: un teatro y un museo. Muchas actividades se desarrollarán en esos escenarios


Leslie Ruiz Baldelomar   laprensa.com.ni
En la Fundación Betania, ubicada en la ciudad de Chinandega, se ha construido una capilla para la oración, una casa pastoral, un parque infantil, una escuela-comedor y talleres de formación técnica, un museo y un teatro, que sin duda contribuirán al fortalecimiento de los conocimientos históricos y al desarrollo artístico y cultural de las personas beneficiadas directa o indirectamente por la Fundación Betania.
 
 
 

UN MUSEO REPLETO DE HISTORIA
El museo lleva por nombre Enrique Belio Mántica y exhibirá alrededor de 300 piezas, aunque la colección completa abarca más de mil piezas, que el padre Marco Dessy ha reunido durante los 34 años que tiene de vivir en Nicaragua.

Cuenta que su interés por las antigüedades y las piezas precolombinas comenzó cuando conoció a una familia distinguida que colecciona este tipo de “joyas históricas”.
“Luego comencé yo a coleccionar... sólo que después uno dice esto no es mío, esto es de Nicaragua, amén de que siempre me impresionó negativamente el desinterés de los nicaragüenses por su historia. Para el nica, la historia de Nicaragua comienza el 12 de octubre de 1492”, comentó el padre Marco Dessy.

Este museo en parte quiere reflejar que los nicaragüenses descienden de una raza, según el padre, “tan extraordinaria, tan rica e inteligente, con habilidades manuales, eran grandes comunidades las que habían”.

El padre Dessy enfatizó que la colección deja en evidencia todo esto y la gran organización, capacidad, buen gusto y conocimientos científicos de los indígenas que habitaron Nicaragua hace cientos de años.

“Mucha gente cuestiona este proyecto, hasta han dicho que estoy loco, pero a mí este museo me sirve para que los nicaragüenses, o por lo menos los chinandeganos, se reconcilien con su historia y que sientan el orgullo de su origen”, manifestó.

Es una colección muy completa, y la pieza más antigua data de 500 años antes de Cristo, y las más “recientes”, se remontan a la llegada de los ometepes, hace mil 500 años.

Sobresalen vestigios que representan el período Palio Indio, hace 12 mil años, cuando el hombre era cazador, recolector y existía la megafauna como el mamut y el bisonte. También hay cerámica de hace 3 mil años antes de Cristo.
 

 
UNA PROMESA CUMPLIDA

Este teatro, de acuerdo con el padre Dessy, nació para el Coro Getsemaní, integrado por niños menores de 10 años, quienes han llenado de orgullo no sólo a él mismo, sino a la Fundación Betania y a toda Nicaragua, al representar al país de manera excelente en distintos eventos internacionales.
 

“Yo siento que el teatro es algo que le debía a los niños del coro, porque ellos han tenido que ensayar en patios, en cuartitos... cuando ellos son el centro de todo esto. El teatro es el lugar digno que ellos se merecen”, dijo el padre Dessy.

La capacidad de este sitio es de 400 personas y también servirá como sala de cine, que en realidad será la única que tenga Chinandega.

¿QUÉ ES BETANIA?

El coro Getsemaní al cual pertenece el Niño Byron Luna (su historia en esta pagina) es el instrumento de mayor propaganda del Proyecto Betania que inició en 1992 en la ciudad de Chinandega, como una pequeña escuelita integrada por 75 niños sacados del basurero de la ciudad, hoy son 700 estudiando todos los niveles de la educación formal.

Este proyecto ha ido creciendo gracias al apoyo de varios auspiciadores, ahora a la escuela de los niños del basurero se le han sumado la escuela de los niños ciegos, la casa de mujeres embarazadas que lleva por nombre Refugio Belén, varios centros de salud, un hospital, una clínica de hemodiálisis, el Conservatorio y escuelas técnicas vocacionales.

El padre Marcos Dessy, creador de Betania, dice que este proyecto necesita del apoyo de fundaciones y empresas para seguir adelante. “Nosotros ponemos la fuerza de trabajo, pero necesitamos del apoyo de fundaciones o empresas”.

Entre las firmas que por ahora apoyan el proyecto del padre Marcos Dessy se encuentran la Fundación Pantaleón, la Fundación Coen, el INSS, Almori y Se Empeña.

“Estas alianzas nos dan para mantener lo que tenemos. Necesitamos del apoyo de empresas que se hayan metido en el campo del servicio. Se trata de compartir algo para aliviar un poco la situación del país”, dice Dessy

¿QUÉ ES BETANIA?

El Proyecto Betania tiene como misión intervenir eficazmente en situaciones de riesgo y abandono de niños, adolescentes y jóvenes, de sectores vulnerables en el mundo entero, rescatándolos, educándolos y atendiéndolos con el deseo de construirles un mundo mejor. Sobre la base de la justicia, igualdad y caridad.
 


 

-El terreno fue adquirido por donación de ALMESA en el Reparto Monserrat, en los alrededores de la ciudad.

-“Atendí una señal divina para atender espiritualmente a una comunidad que por su marginación no goza de atención de los servicios pastorales”, asegura el padre Marco, quien puso interés especial es construir inicialmente la Iglesia Nuestra Señora del Pilar, luego se elevó la casa pastoral, el parque infantil y el Seminario Getsemaní.

-Otras obras como la Casa Santa Lucía, hogar para niños no videntes, se abrió gracias al espíritu de servicio del religioso y del grupo de voluntarios que le rodean.

-La Escuela “Aldo Dubón”, el comedor escuela “Heidi Rusnak” y el refugio Belén para adolescentes embarazadas, como el hospital “San Martín de Porres”, son anexos a estos proyectos de gran envergadura social.

-“Hay una riqueza de especialistas que se ofrecen a cooperar voluntariamente con Chinandega, y habiendo dificultades al acceso de la salud, sobre todo en los servicios de cirugía, es que no sólo se inauguró recientemente el hospital sino que estamos pensando en ampliarlo, anunció.

-El programa de ayuda se extendió a comunidades de Villanueva y Somotillo.

-La construcción de aldeas para perjudicados por el huracán Mitch, los proyectos de desarrollo agrícola en comarcas campesinas, la perforación de pozos, reforestación y la explotación de fincas para alimentación de niños, es parte de esas realidades que impulsa el padre Marco.

-Tales iniciativas mejorarían y sostendrían la seguridad alimentaria a nivel doméstico y local en los grupos vulnerables y su principal impacto es aliviar la pobreza, promocionar el autoabastecimiento, protagonizar a la mujer y proteger el medio ambiente, comentó la licenciada Sandra Carrasquilla de Baltodano, Responsable del Proyecto Agrícola de la fundación.

-Se mencionó que se ha capacitado a la población beneficiaria para que siembre hortalizas en sus patios, siembre árboles frutales y haya crianza de gallinas, producción que será comprada en “Betania” para ser utilizada como materia prima para la preparación de los almíbares y alimentación de los niños, significando que habrá reciclaje de sus esfuerzos a favor de los necesitados.
 
 
 
 
 

GUARDIANES DE LA HISTORIA !!!

Un proyecto a futuro del padre Marco Dessy, de la Fundación Betania, es la creación de un centro en el que se prepare a jóvenes para que sean los guardianes del patrimonio nacional. “Muchas piezas valiosas han salido de Nicaragua, pero todo lo que podamos encontrar o se pueda encontrar, vamos a cuidarlo.Varios chavalos recibieron un curso intensivo de dos meses, de parte del arqueólogo del proyecto, en el que conocieron la colección que se expondrá en el Museo Enrique Belio Mántica, para servir de edecanes”, afirmó
 

12 DE OCTUBRE DEL 2005 /
Un nica en el Festival Zecchino D’Oro

    Byron José Luna representará a Nicaragua en festival de la canción infantil que se realiza en Bologna, Italia, con el tema Un mundo de chocolate

Byron Luna junto al resto de niños participantes en el Festival de canto infantil Zecchino D’ Oro.
 

Auxiliadora Rosales
 

Desde que aprendió a hablar, Byron José Luna Somarriba, ahora de 10 años y originario de Chinandega, ha sentido pasión por el canto influenciado por su abuela materna Angelita Sáenz.

Esta pasión lo llevó a ingresar al coro Getsemaní cuando tenía siete años. Pero su talento lo ha empujado mucho más allá. Y es que en el mes de noviembre este pequeño de gran voz representará a Nicaragua en el Festival de canto infantil Zecchino D’Oro.
 

En el festival que se realizará del 16 al 23 de noviembre el intérprete pinolero que cursa quinto grado cantará el tema Un mundo de chocolate, cuya música fue compuesta por el grupo italiano Ipooh.

El padre italiano, Marcos Dessy, fundador del proyecto Betania y del coro Getsemaní, explica que en este concurso de canto Byron competirá con niños representantes de Grecia, Alemania África, Japón, Estados Unidos, Brasil, ente otros y se enfrentará a tres tipos de jurados.

“En noviembre Byron va con su mamá a presentar su tema y se enfrentará a tres tipos de jurados, el primero son niños, el segundo es un jurado de expertos y el tercero son los televidentes que votarán por su favorito”, dijo Dessy.

El pequeño cantante dijo a LA PRENSA: “Yo me siento muy alegre por representar a Nicaragua en un concurso tan importante. No estoy nervioso, ni tampoco tengo miedo”.
 


Cerámica Bocana inciso, Tempisque(500 a. C. - 300 d. C) Este tipo de cerámica ha sido encontrada en contexto funerario en gran cantidad de sitios dispersos. Isla de Ometepe, Cementerio de las Pilas, Los tambores y sus motivos decorativos.

 

Comentó que una vez que fue seleccionado grabó su tema musical en italiano, donde sólo una estrofa es cantada en español. “Ya grabé el tema y hasta me dieron a escoger cinco trajes con los que saldré en televisión durante los días del concurso”.

Byron, quien ama la salsa tanto que la baila, señaló que “durante una semana ensayamos apoyados de varios maestros y posteriormente grabamos un CD”.

El padre Dessy explicó que durante la gira anual del coro Getsemaní fue que el niño grabó el tema Un mundo de chocolate. “La grabación fue algo impresionante, todos estábamos muy nerviosos y los técnicos nos habían dicho que eso se demoraba, pero en menos de media hora ya Byron había grabado. La verdad que para él nada era nuevo, con el coro Getsemaní ha cantado desde hace 3 años en varios escenarios del mundo”.

 CON GETSEMANÍ

Marcos Dessy recuerda que conoció a Byron Luna cuando tenía siete añitos.

“Se apareció un día aquí vistiendo sus mejores galas y me dijo que venía a que le hiciera una prueba para entrar al coro.

Me dijo: ‘porque no me prueba’, y le conteste ok.

Empezó a cantar y se enredó, pero tuvo una reacción tan rápida que no se intimidó y dijo: ‘no, espere, me equivoqué’ y empezó de nuevo.

Y me llamó la atención porque le vi que tenía muchos deseos, porque además es un niño suelto”.

Añadió que “inició cantando y ahora hasta toca percusión y baila.

Estos niños no saben leer notas, todo es puro instinto y dones naturales”.

Para Dessy “Nicaragua vivirá con orgullo la presencia de un niño nicaragüense, integrante del coro Getsemaní del Proyecto Betania en un festival internacional Zecchino D’Oro que es famosísimo en Europa y con más de 50 años de existencia.

El programa es transmitido en vivo en Europa por Eurovisión y se lanza al resto del mundo por Mundovisión.
 

MENSAJE A LA NIÑEZ

El sacerdote señala que “el hecho que este niño represente a Nicaragua es de gran importancia pero sobre todo es un mensaje de esperanza para la niñez nicaragüense. Una niñez bastante sufrida, pero que tendrá un representante que la ensalzara, porque escogieron a ese niño de origen humilde por su voz, por su talento”.

Agrega que “la gran riqueza que tiene el niño nicaragüense es su talento, pero nadie le sale al encuentro a decirle yo te voy a apoyar. Entonces quien pierde es Nicaragua, porque estos niños los hay en Managua, en Chinandega y en cualquier departamento, pero pasan inadvertidos”.
 
 

CON EXPERIENCIA

Byron José Luna, vocalista del coro de niños Getsemaní, señala que su mayor sueño es que se termine la pobreza en el mundo. Comenta que está muy confiado de su participación en el Festival de canto infantil Zecchino D’ Oro.

“Sólo estoy emocionado, no siento nervios. Estuve más nervioso cuando el coro Getsemaní participó en el 2002 en el Festival de Amigos de Pavarotti donde hicimos coro a cantantes como Ricky Martin, Laura Pausini, Andrea Bocelli”, dijo Byron.

El coro Getsemaní también han participado en un mano a mano con la Orquesta de Dallas.
 
 
 


 

13 DE MAYO DEL 2002 / La Prensa  Carol Munguía
De una vagabunda vida a un futuro promisorio

    Atrás quedó la “descalabrada” vida de decenas de menores en los barrios marginales de Chinandega. Ahora, los “chavalos” tejen un futuro mejor en el Complejo Betania. Parte de las y los jóvenes que están integrados a los talleres de cristalización de frutas tropicales, cuya exportación es un proyecto a corto plazo en el Centro Betania

Un silencio se dejó sentir en el aula donde se encontraban los estudiantes, y un llanto colectivo los invadió. Las historias personales de aquellos menores procedentes de ocho barrios de la periferia de la ciudad de Chinandega, no era menos desgarradora que la de Marcos Antonio Rivera. Marcos es uno de los 230 niños integrados en la Escuela Técnica Vocacional “Juan Carlos I”, una de las obras sociales del complejo “Betania”, que preside el padre Marco Dessy. El menor fue aceptado por sus dotes de liderazgo y sus inclinaciones al oficio del metal.
 
 

“Yo me siento contento de estar aquí porque me siento en familia, mis padres se fueron a Costa Rica y en este lugar aprendo algo útil y estudio”, dijo emocionado.

“Queremos tener un oficio con dignidad, transmitir valores a nuestros vecinos, ser útiles a la sociedad”, dijo Ana Delys Rubio, de 16 años, integrada a los talleres de cristalización de frutas tropicales, en el complejo humanitario.
Todos los menores estudiarán del primero al tercer año de secundaria y aprenderán un oficio, sin embargo, lo más hermoso es que están conscientes de que con su trabajo se ayuda a niños y familias pobres, como las de donde ellos provienen.

25 DE MARZO DEL 2002 /
     Coro Getsemaní, un orgullo chinandegano

 Niños rescatados de la calle o con discapacidad, ponen su talento artístico a la disposición para apoyar a otros niños indigentes
 

Carol Munguía
CORRESPONSAL/ CHINANDEGA

Su talento de bailarines y cantores, pero sobre todo el deseo de ayudar a sus compañeros, ha llevado a un grupo de niños hasta Estados Unidos y Europa, donde con su canto, bailes y tocando instrumentos musicales, dejan una excelente impresión de nuestro país y a la vez colaboran con las obras de la Fundación “Chinandega 2001”. Ellos conforman el Coro Getsemaní.
Sus rostros inocentes, voces sutiles y los sentimientos que ponen en sus presentaciones nacionales y en el extranjero, es la llave que abre las puertas a los múltiples donantes que colaboran con las obras de la Fundación presidida por el padre Marco Dessy.
“Los niños se motivaron a ayudar a sus compañeros. Se han dedicado a bailar, cantar o tocar instrumentos en Estados Unidos y Europa, como a dar ejemplo a sus espectadores y transmitir la necesidad de ayudar a miles y miles de niños en Chinandega. Ellos lo lograron”, expresó el padre Marco Dessy, quien ha puesto el corazón a sus obras, pero humildemente reconoce que todo fue un esfuerzo del Coro Getsemaní.
 

Los integrantes comenzaron a salir fuera del país en 1984 en una gira hacia Miami y San Francisco, Estados Unidos. Al inicio cantaban en cenas benéficas en comunidades de compatriotas, eran veladas nicaragüenses organizadas para recaudar fondos para el Hogar del Niño y sus primeros proyectos sociales.

Luego salieron hacia Italia. Relata el director del Grupo, Ludwig Vanegas, quien desde los nueve años integra el coro, que ese viaje hacia el Viejo Continente fue con pasajes al crédito y que demoraron cinco meses en regresar porque las presentaciones no eran tan fluidas y habría que recaudar suficientes fondos para pagar los pasajes y para las obras.

Los viajes han sido gratificantes porque la comunidad internacional que acude a sus presentaciones generó un clima de solidaridad alrededor de ellos, dijo.

NIÑOS NO VIDENTES Y RESCATADOS DE LA CALLE

Los niños que forman el grupo son no videntes, rescatados de la calle, de los basureros, o estudiantes del Colegio “Paulo VI” que cantan y ejecutan instrumentos como la guitarra, la marimba, el órgano y percusión.

El repertorio está lleno de canciones religiosas para animar las actividades eucarísticas, pero también interpretan canciones latinoamericanas, que transmiten un mensaje de solidaridad y esperanza a aquellos hombres y mujeres de buena voluntad que deseen extender la mano al necesitado.

La última gira del Grupo Getsemaní fue en el mes de abril del año pasado a Cancún, México, donde asistieron por invitación de los Rotarios de Houston, Texas, para amenizar el evento de su organización, dijo Vanegas.

Cada presentación despierta sentidos de solidaridad entre los asistentes, su canto penetra en el alma de los donantes y el aporte que genera el espectáculo es visible y palpable, son las hermosas obras sociales que el padre Marco ha realizado para la niñez chinandegana.

El padre Marco elogia la labor de estos niños. “Yo no quiero jerarquizar a los donantes. Diferentes organizaciones se juntaron para respaldar las obras de la fundación de ‘Chinandega 2001’, entre ellos Los Amigos en Cristo, Rotary Internacional, Food for the Poor, American Nicaraguan Foundation, Médicos sin Fronteras, Cruz Roja Internacional, donantes italianos, todos ellos son apreciables, pero quienes son importantes es el Coro de niños, pues no están en la cola de esta red de ayuda a los más pobres”, opinó.
 

MÁS PROYECTOS EN LA MENTE DEL RELIGIOSO

Chinandega es la segunda patria del padre Marco Dessy, religioso de origen italiano, que cumplió 30 años de vivir en esta ciudad.

“Amo a esta ciudad y me siento correspondido y cuando las cosas son así las cosas se hacen más fáciles”, confiesa el artífice de los comedores infantiles en la zona rural de “El Higueral”, en el reparto “Carlos Fonseca Amador”, aldeas en la zona de Villanueva y Chinandega, proyectos agrícolas como explotación de patios, huertos, etc. y el proyecto Betania (talleres, hospital, casa pastoral y templo), un complejo de estancias de ayuda para gente necesitada.

“Todo lo que ha nacido simplemente es porque Dios lo permitió y porque las necesidades son muchas. No hemos aún tocado nada el problema de los niños huele pega, los enfermos de Sida; en fin, ayudar a los menores en riesgo, pero todavía no tenemos los recursos para iniciarlos”, comentó.

“Cuando me dicen hasta dónde voy a llegar, espero que haya más gente que dé esas respuestas, personas que me den su apoyo. Espero contar con Chinandega. La ayuda económica es insignificante cuando no hay apoyo moral, sería cerrar los ojos ante la tragedia que está viviendo Nicaragua y especialmente Chinandega”, indicó.


 30 de Abril de 2002 | La Prensa
    Para construir anexo al hospital San Martín

Padre Dessy consigue más ayuda para Chinandega
—RAMÓN CRUZ DOLMUS.—
 Un financiamiento para construir un anexo al hospital «San Martín de Porres» ubicado en el complejo Betania que dirige el Padre Marco Dessy en esta ciudad, más cuatro modernas máquinas para efectuar diálisis en personas con problemas renales, se hará una realidad gracias a la cooperación que se hizo efectiva con un benefactor de la república de Italia.
«Aquí ya se encuentran dos aparatos similares donados por la familia Mohamed, por lo tanto se hace necesario ampliar el centro médico quirúrgico dotado únicamente para realizar cirugías programadas, y no para mantener internado al paciente», indicó el padre Marco Dessy.

«Este donante italiano de muchos recursos y que cree que el mundo puede ser mejor, está otorgando el financiamiento para la construcción del anexo al hospital y entregando las modernas máquinas para atender a 12 pacientes por día en dos turnos», explicó.

«En este departamento se presenta un alto grado de incidencia de personas que padecen de los riñones y los hospitales no cuentan con estos medios, se necesita dotar a este centro de estos modernos aparatos con un costo de 25 mil dólares cada uno sin incluir el material que se usa para su funcionamiento», afirmó.

«Otra de las cosas importante es que el personal que se hará cargo de practicar las diálisis, manejo y mantenimiento, saldrán en los primeros días del mes Agosto hacia Italia, donde recibirán la capacitación precisa para el desarrollo de su trabajo con los aparatos», apuntó.

SE PREPARA PARA RECIBIR MEDICOS EXTRANJEROS

El líder espiritual también anunció que próximamente llegará una brigada médica de los Estados Unidos especialistas en realizar cirugías plásticas en quemados, paladar hendido, ortopedia, y oftalmología, operaciones que realizarán a personas de escasos recursos económicos de esta localidad.

Los pacientes serán valorados por médicos de la zona, quienes priorizarán los casos de mayor urgencia dependiendo de la cantidad de especialistas que ingresen al país y así determinar cuantas operaciones podrán efectuar, anunció.

En otro orden, el sacerdote aprovechó para informar que ya se están obteniendo los primeros frutos de los más de 200 menores, varones y mujeres procedentes de los barrios marginales de esta zona, integrados a diferentes actividades internas del complejo Betania, tanto en la carpintería, metal mecánico, costura, bordado y manualidades.

En una reciente expoventa, se aprovechó para anunciar que en el centro se fabrican excelentes muebles de calidad, elaborados por los jovencitos, además de la cristalización de frutas tanto para el mercado nacional como para la exportación, lo que servirá para el autosostenimiento del centro en sus distintas labores sociales, concluyó.
 
 
 

SALTAN EN BUSCA DE MERCADOS
Las obras del padre Marco comienzan a dar sus frutos. Un salto de la instrucción escolar y el aprendizaje a la productividad es lo que desean alcanzar para autosostenerse.
 

Es que necesitamos vender nuestros muebles, nuestros almíbares, frutas deshidratas y artesanías para continuar esta obra”, reconoció doña María Torres de Picado, responsable del área educativa del Proyecto Vocacional, donado por el Rey Juan Carlos I, de España.
 

El primer objetivo del proyecto es hacer de estos estudiantes multiplicadores del oficio y portadores de sentimientos positivos, porque de acuerdo con un estudio previo se les seleccionó según sus preferencias en carpintería, cristalización de frutas, costura, metal-industrial e instrucción de danza, para ser ejemplos en sus barrios.

Los primeros resultados se están generando en carpintería. La primera expoventa local fue de mucha aceptación por la calidad del tallado y novedosos diseños que elaboran los menores.

La producción formal ya inició. Aprovechando las habilidades de los estudiantes se preparan muebles de fina calidad que se comercializarán por encargo, y del subproducto de esta actividad se elaborarán artesanías en madera como repisas, retrateras, mesas y pesebres, cajas y relojes calados, expuestos también a la venta para generar fuentes de ingreso al centro.
 

En el taller de costura y bordado a mano se generan muñecos, tortilleras, paneras, papeleras y limpiadores, y todo hace indicar que con las máquinas industriales que se adquirieron a través de donación y la capacidad de aprendizaje de las alumnas se podrían aceptar pedidos de maquila, sostuvo Torres de Picado.

MASIFICAR LA VENTA NACIONAL E INTERNACIONALMENTE

El costo de cada niño en el centro es de aproximadamente $30. dolares o 450 córdobas mensualmente. Esto implica los gastos de transporte, alimentación, educación y capacitación vocacional. “Debemos masificar la venta local y al menos extendernos al resto de Centroamérica”, dijo el padre Marco Dessy, al comentar que se encamina al autosostenimiento.

Si usted desea ayudar:
 

El religioso opina que se contempla realizar dos expoventas antes de finalizar el año. Las mismas podrían desarrollarse en un hotel de Managua donde se exhiban los trabajos de los niños que salieron de sus barrios a educarse y colaboran para que otros menores tengan algún beneficio social.

Dessy analizó que mensualmente hay que pagar instructores, material didáctico, adquirir máquinas, desarrollar tecnología y hay planes de extenderse del ciclo básico al diversificado, que únicamente se alcanzarán comercializando los productos que se elaboran en el centro.

“Siempre que pueda daré mi reconocimiento al Coro Getsemaní, que con sus viajes al exterior se ha materializado este programa, pues fue a través de los niños que las donaciones extranjeras vienen, y por eso es que hay que buscar mercados locales y nacionales para saltar a las exportaciones”, indicó.

Dessy reflexionó que vivir de la caridad es penoso. “No podemos pretender que el donante nos sostenga todo el tiempo”.

Para el presidente de la Fundación “Chinandega 2001”, los donantes son fruto de la labor del Coro, porque fueron de ciudad en ciudad presentando las necesidades de un pueblo como Chinandega y se conmueven de las necesidades de Nicaragua. Sin embargo, hay otras realidades a nivel mundial que desvían su atención, y por ello es que debemos ser ingeniosos e impulsar las ventas nacionales de los productos, indicó.

El esfuerzo está proyectado al exterior del país, pero debemos darnos a conocer en Nicaragua, dijo Dessy.

Las primeras producciones se venden a nivel de barrios, pues a los alumnos se les proporciona cinco productos semanales, que se venden localmente.



 

 

Piero Coen Montealegre, presidente de la fundación Coen, agradece a miembros de la brigada médica que concluyo 35 operaciones en Betania, Chinandega. /La PrensaC. Munguía  Carol Munguía Mayo 12 2005
 Concluyen campaña “Salud con amor”

 Médicos italianos operaron gratuitamente a chinandeganos

Una brigada de médicos italianos finalizaron ayer una jornada de cirugías, dando curso al proyecto de atención continua a la población chinandegana que dirige desde el Hospital San Martín de Porres, el padre Marco Dessy.

El cirujano cardiovascular, Carlo Atzeri, originario de Cagliari, Italia, comentó que se encuentra desde la semana pasada en esta ciudad, con la misión de realizar las cirugías y luego observar la evolución de cada paciente.

Durante la campaña médica denominada Salud con Amor se realizaron cirugías en varices, hernias y una amputación. La doctora Rafaela Bura, esposa de Atzeri, apoyó la organización y valoración de los pacientes.

“Es la primera vez que estoy en América, después que un amigo me comentó la necesidad que había y he visto muchos niños pobres en condiciones higiénicas muy decadentes”, dijo el galeno.

El anestesiólogo leonés Rodolfo Calderón, un instrumentista y enfermeras locales, acompañaron a los médicos italianos durante esta intensa jornada.
 

AGRADECIDO

El sacerdote Marcos Dessy, director de la Fundación Betania, dijo que este es un proyecto para personas de escasos recursos y, satisfecho, informó que es la primera brigada médica cardiovascular que llega desde Italia, su tierra natal.

“Ellos están abriendo el camino a otras brigadas y su compromiso es regresar en diciembre próximo con más personal”, mencionó el religioso.

Dessy dijo que los médicos atendieron a mujeres con várices, enfermedad de alta incidencia en nuestro país, además abrieron fístula a quienes se someterían a hemodiálisis.

El sacerdote agradeció el convenio de ayuda que logró con el Hospital Roberto Huembes, del Ministerio de Gobernación, el cual fue mucha ayuda para los pacientes.

En octubre podría llegar una brigada ortopédica para realizar implantes de prótesis, además de brigadas de oftalmología y pediatría, procedentes de Estados Unidos e Italia.

Desde inicios del año 2004, más de dos mil pacientes de escasos recursos fueron atendidos en este centro asistencial, con auspicio de la Fundación Coen, que costea el alojamiento de cada brigada y dota de materiales de reposición y medicinas durante las jornadas.
 


 

12 DE MARZO DEL 2002 / La Prensa   Carol Munguía
 Más obras benéficas de “Chinandega 2001”

    En Chinandega inauguran viviendas para familias desposeídas de la Aldea Santa Matilde y un hospital para cirugías ambulatorias
 Presidente Enrique Bolaños ofreció sistema de energía eléctrica

Viviendas para 330 familias de la Aldea “Santa Matilde” fueron inauguradas en Chinandega.

Un hospital para cirugías ambulatorias, y 330 nuevos hogares en la Aldea “Santa Matilde” inauguró ayer la Fundación “Chinandega 2001”, que dirige el padre Marco Dessi, en presencia de un importante grupo de donantes procedentes de Houston, Texas.

Al corte de cinta del nuevo asentamiento, ubicado frente a los volcanes San Cristóbal y Casita, de la comarca rural “El Pellizco”, asistió el Presidente de Nicaragua, ingeniero Enrique Bolaños.

“Son tantos los problemas a los que nos enfrentamos”, afirmó Bolaños a la concurrencia, tras asegurar que encuentra respuestas en “la solidaridad y la hermandad de hombres y mujeres que interpretan fielmente el espíritu de nuestro Creador”.

Este proyecto habitacional que nació de la angustia de los sobrevivientes de la tragedia del huracán Mitch, fue financiado por la organización norteamericana Feed the Poor, la cuarta organización más grande en apoyo humanitario internacional en Estados Unidos y que es manejado en Nicaragua por la Fundación “Chinandega 2001” que preside el Padre Marco Dessi y un grupo de filantrópicos ciudadanos de la ciudad.

El caserío de “Santa Matilde” cuenta con sistema de agua potable, dispondrá de su propia escuela y casa comunal y con la visita del mandatario Enrique Bolaños se ofreció sistema de energía eléctrica para los casi dos mil habitantes.

ENTREGAN EL HOSPITAL SAN MARTÍN DE PORRES

Una clínica para cirugías ambulatorias cuenta ya entre la infraestructura del Proyecto Betania, que alcanzó levantar talleres de carpintería, herrería y cristalización de frutas tropicales, como educación secundaria a más de 200 líderes de barrios periféricos.

El ingeniero Léster Salinas, supervisor general de la nueva obra, dijo que el espacio de 620 metros cuadrados cuenta con sala de admisión, laboratorio, sala de hemodiálisis (equipo donado por la familia Mohamed), sala de recuperación y de cuidados intensivos y dos quirófanos.

El costo de la obra es de 212 mil dólares, asumido directamente por el Señor Pat Mcaleer, empresario norteamericano, integrante del grupo “Amigos en Cristo”.

El equipamiento de la clínica que prestará el servicio a enfermos con problemas de cataratas en los ojos, con malformaciones congénitas que requieran cirugías reconstructivas y casos de traumatologías en menores, fue donado por Rotarios de Houston, Texas.
 

LOS BENEFACTORES

El señor Frank Huezo, representante de los donantes ante la fundación, declaró que “es hermoso ver cómo estos donantes, en su mayoría gente de negocios, comparten su dinero con los indigentes de Chinandega, en vez de pasear por Cancún, México, Bahamas o Hawai”.

Huezo fue quien inició la cooperación organizando las cenas benéficas donde se presentaba el Coro Getsemaní y se recolectaba dinero para los proyectos que el padre Marco impulsaba a través de su fundación. Hoy por hoy mantiene vivo el ánimo en el corazón de quienes deseen seguir integrando el proyecto internacional, pues es modelo para el mundo entero.

El padre Marco Dessi al dirigirse a todos los benefactores rindió las gracias por la enorme generosidad que albergan sus corazones y pidió las bendiciones para quienes desprendiéndose de tiempo, espacio y dinero, vuelven sus ojos a los necesitados de Chinandega.
 

 2 DE OCTUBRE DEL 2002 / La Prensa   Obras del padre Marco Dessys despiertan interés de rotarios   Carol Munguía
 El presidente de Rotary International, Bhichai Rattakul, visitó Nicaragua, motivado por los proyectos para la niñez, impulsados por la Fundación “Chinandega 2001...”, que preside el padre Marco Dessys.

La delegación escogió entre las obras del padre Marco, a la aldea “Santa Matilde”, donde se construyeron 330 casas para familias de las zonas marginales, la escuela de primaria y puesto de salud, realizados gracias a la valiosa contribución de Rotary International, que extendió posteriormente su ayuda a los beneficiarios con un proyecto de huertos familiares.

El señor Rattakul se sintió impresionado por cambio que se promovió. “Hace dos años vivían en situaciones precarias, cerca de un basurero y en pésimas condiciones y hoy por hoy podemos observar su bienestar”, dijo el padre Marco, al dar la bienvenida al visitante, que antes estuvo en Bolivia, Venezuela y que de los países centroamericanos escogió a Nicaragua para conocer especialmente a los niños indigentes, por quienes trabaja incansablemente el religioso.

Una humilde canasta con vegetales le fue entregada a Rattakul, quien se mostró feliz de compartir momentos con la comunidad y que rompió —en algún momento el protocolo— al conducir una bicicleta con la cual recordaría viejos tiempos en Tailandia, su país de origen.

SUJETOS DE CAMBIO

“El sufrimiento es difícil de comprender. El mundo rotario y otras organizaciones no han hecho posible su cambio, sino que ustedes mismos con su deseo de superación es lo que lo han logrado”, expresó en sus breves palabras a los asistentes, auxiliado por un traductor de idiomas.

Indiana Martínez, en nombre de las Mujeres Productoras, habló del grupo que apoyado por Rotary sembró en su patio pipianes, ayotes, chiltomas, tomates, frijoles y maíz, cuya producción le origina mejoría en la dieta familiar y un excedente que vende dentro de la comunidad, lo cual le deja pequeñas ganancias para comprarse otros productos de la canasta básica.

“Tengo ilusión de tener mejor cosecha y vender en el mercado local y eso me dejaría otras utilidades”, dijo emocionada a quienes han aportado un grano de arena para la sobrevivencia de los más necesitados.
 
 
 
 


 
 



 

 12 DE DICIEMBRE DEL 2002 / La Prensa

 
Coro Getsemaní impresiona a Pavarotti
 
 
 

 El Coro Getsemaní, compuesto por niños del Proyecto Betania y el Colegio “Hogar Paulo VI”, dirigido por el padre Marco Dessy, conquistó la admiración de un selecto público italiano, en el transcurso de su tercera visita a ese país europeo.
 Pavarrotti felicitó uno a uno a los 18 integrantes del Coro Getsemaní, y en su comentario preliminar destacó el desarrollo de estos niños (cuyas edades oscilan entre los 9 y 15 años) en sus interpretaciones de música sacra y nacional.
 

El Coro Getsemaní hace el último recorrido del año. Antes estuvo por varias ciudades de Estados Unidos, donde fue escuchado por gran cantidad de espectadores, a través de quienes se consigue la ayuda para las obras sociales de la fundación “Chinandega 2001” y para el Proyecto Betania.

Los pequeños cantantes chinandeganos salieron del país el pasado 29 de noviembre, días después de haber sido respaldados por el público chinandegano que se muestra consciente del trabajo y la entrega del conjunto. Estiman retornar a su terruño natal el 3 de enero del año próximo.

Se informó que se presentaron oportunamente en una cadena de televisión nacional en Roma, Italia, donde el padre Marco brindó una amplia entrevista sobre el trabajo del grupo y el alcance que tienen las utilidades de sus presentaciones internacionales, dirigidas todas a apoyar proyectos para los niños pobres del departamento de Chinandega.

“A través de su canto transmiten a su público la esperanza que en su tierra haya un mañana mejor”, aseguró el padre.

Es una de las primeras obras del padre Marco Dessys, presidente de la Fundación “Chinandega 2001”, que lleva adelante las obras de desarrollo en “Betania”.

Este proyecto alberga esperanzas para niños huérfanos, sin oportunidades de estudio, con vocación religiosa y de extrema pobreza, y para favorecerlos es que el Coro Getsemaní recauda dinero.
 
 

     Museos de Nicaragua           Chinandega           MANFUT.ORG

internet: Eduardo Manfut P  Diciembre 2000 revisada Octubre 2008