Colecciones www.manfut.org
Visite el Monumento a Moros y Cristianos en la Ciudad de Boaco
Mural a 
YARRINCE
CAUDILLO INDIGENA DE BOACO

Fotografia de Eduardo Manfut 21 de Febrero del 2002.
1 En nuestras investigaciones históricas habíamos leído desde hace varios años el nombre de YARRINCE, denominación de un personaje indígena vinculado a sucesos coloniales del siglo XVIII ocurridos en las regiones de los actuales departamentos de Boaco y Chontales. 
Dos autores, en sus valiosas como importantes obras, nos brindaron aquella oportunidad: El Arzobispo García Peláez, en la página 32 del tomo III de su obra "Memorias para la Historia Antigua del reino de Guatemala", edición de 1943; y el historiador nicaragüense don Sofonías Salvatierra, en las páginas 490 y 491 del Tomo I de su obra "Contribución a la Historia de Centroamérica".

Sin embargo cabe hacer notar; uno y otro autor no ofrecen al respecto sino menciones breves de carácter general, insuficientes para conocer y juzgar la auténtica personalidad del caudillo indígena Yarrince, vinculado con miembros de su familia al secular y antiguo poblado indígena de Boaco y a su historia, bajo el dominio colonial de España en Nicaragua, en el siglo XVIII.

Con persistente inquietud de conocer con certeza la vida del valeroso caudillo indígena Yarrince y su odisea al servicio de España, que tuvo como final su prision en las cárceles de la ciudad de Guatemala donde murió el 26 de septiembre de 1780, aprovechamos uno de nuestros viajes de estudio a la capital de la antigua Capitanía General de Guatemala, el indio boateco Yarrince.

Nuestras investigaciones no fueron vanas y tuvimos la merecida recompensa de encontrar los documentos necesarios para esbozar este estudio biográfico sobre el célebre caudillo indígena, contenidos en el proceso que se siguió contra él; y que los procedimientos tardíos del enjuiciamiento civil de la Colonia, no permitieron que recayera sobre el indiciado, un fallo de culpabilidad o inocencia sobre los cargos que se le imputaron, por el acecimiento de su muerte en la cárcel Real de la capital del reino de Guatemala.

La fuentes, pues, de esta breve biografía de yarrince aparecen en el legajo 6056 - Expedientes 53, 629 y 53, 633 - , 1-12-1 del hoy llamado "Archivo General de Centroamérica" o antiguo Archivo general de la capitanía de Guatemala.

Hechas las explicaciones anteriores, ofrecemos a nuestros lectores la semblanza biogáfica de quien fue Capitán de su región, en tierras de los antiguos pueblos de Boaco, Camoapa y Muy Muy, por titulo expedido por la Corona de España; y con distinciones excepcionales conferidas por las autoridades coloniales, jamás alcanzadas por ningún caudillo indígena de Centroamérica al servicio de España.

Y aún cuando los historiadores García Pelaéz y salvatierra hacen aparecer a Yarrince como "Caribe", en el sentido de un individuo más de la tribus que llevaron ese nombre en nuestra Costa Atlántica, como sinónimo de "salvaje", los documentos que vamos a trascribir y comentar en este estudio, nos darán la evidencia de aquel error, pues nos muestran a un caudillo indígena con cualidades de político, de ambiciosa vida social, de amor al trabajo de la tierra, de cuyas virtudes hizo gala Yarrince en las regiones boaqueñas, donde vivió con su familia, amazó fortuna y se convirtió al catolicismo después de ser bautizado en la Ciudad de Guatemala.

La circunstancia además, de que Yarrince hablaba la lengua "parrastra", que fue idioma de las regiones de Acoyapa, Comalapa y Boaco, entre gran número de sus pobladores, aún a mediado del siglo pasado, despertaron en nosotros un vehemente entusiasmo para colocar su bíografía en esta obra de extensión y dimensión centroaméricana, pues por ese mismo hecho no puede incluirse en los ancestros de mosquitos, zambos, ramas ni caribes, sino en el ámbito de una tribu que tuvo raíces en la mezcla de quiribíes o caribíes de origen nórdico americano y los choroteganos llegados de México.

El proceso seguido contra Yarrince no aporta ninguna información sobre su vida anterior a su presencia en uno de los "puertos de la Montaña", como los españoles llamaban a los desembarcaderos de los ríos, cuyas corrientes permitían la navegación menor hacia el oriente de nuestro territorio.

Esta circunstancia nos obliga a iniciar su esbozo biográfico con la carta fechada el 11 de Diciembre de 1766., en su hacienda de Apompuá, en el Oriente del actual departamento de Chontales, y enviada por el Capitán de Conquista Don José Antonio de Vargas, al Gobernador de la Provincia de Nicaragua Don domingo Cabello, en la que el colonizador español le expuso textualmente:

"...Pongo en su conocimiento y noticia, como el día ocho del presente, vino a esta mi hacienda, José Pérez, natural del pueblo de Lóvago y me dijo: que de parte de su alcalde Antonio Hernández me venía a decir, que el día siete salió un caribe, embajador del capitán Yarrince, (también indio Caribe), mandando a convocar a todo el dicho pueblo y a mi, para que fuesemos a la boca de la montaña; que había que hablar y que le envíase yo un poco de carne, dulce y algún refresco para su gente, que también le envíase unbastón, en cuyo supuesto tuve mejor asierto no ir y remitirle con un criado mío llamado sebastián, carne y otros refrescos con mi propio bastón, porque la buena urbanidad no queda fustrada y me envió muchos agradecimientos y a decir que venía victorioso de haber asaltado el pueblo de Pantasma, que es también de caribes y había aprisionado a todos sus moradores y que había mandado el día siete a un Sargento suyo con la mayor parte de su gente, a apresar otro pueblo o palenque, que es también de caribes y que si acaso tuviera yo noticia de que por el pueblo de Camoapa había alguna novedad de Caribes, era él que andaba en seguimiento de una parcialidad de caribes que le aprisionaron a dos hermanos, y también, que si algunos Caribes saliesen a hacer daño a algún hatillo nuestro o hacienda, le avisara con correo, que él solicitaría por los piratas que fuesen o parcialidades o familias y vengaría el agravio y también que dos prisioneras cristianas que están en poder del inglés Abraham Genostón..le era fácil sacarlas con rescate de ellas y que enseñal de su buena correspondencia y que había recibido mis obsequios, me remitía un tabaquero..."

Esta Carta, en copia certificada, fue enviada por el Gobernador Cabello al capitán General de Guatemala, el 20 de diciembre, desde la ciudad de León, con el pañuelo (tabaquero) que cita la carta.

Llegada la carta de Vargas a conocimiento del Capitán general, por auto de fecha 14 de enero de 1767, pasó al fiscal de Audiencia, para su correspondiente dictamen u opinión, quien el día 16 del mismo mes dictaminó"...que era importante cultivar la comunicación y amistad de este Caribe, tanto para valerse de sus fuerzas e industria contra los zambos...y adquirir noticias..pero siempre es precisa la cautela que demanda la prudencia, lo que Ud. podrá prevenir al Gobernador y que se libre despacho provisonal. guatemala, 16 de Enero de 1767.- Romaña.-"

VIAJE DE YARRINCE A LEON 
ACOMPAñADO DEL CAPITAN JOSE ANTONIO VARGAS

Enviadas a León las diligencias en la ciudad de Guatemala, el Gobernador Cabello, en carta del 1ero de Junio del año siguiente de 1768, autorizó al capitán Vargas para que condujera a León al caudillo Yarrince, pero con sujeción a la siguientes instrucciones:
"..en virtud de todo lo que me convengo, es que referido capitán Yarrince venga a verse conmigo, con tal de que sea conducido previniéndole no le permita hablar con ninguna persona, desde que se salga de ese destino hasta que llegue a esta ciudad, en donde los tendré casa aparente para su hospedaje..encargando a Vuestra Merced mucho, que en los tránsitos del camino, le desfigure Vuestra Merced los sitios y parajes, para que no pueda enterarse de ellos; y cuando le pregunte a Vuestra Merced alguna cosa relativa a este asunto, no le conteste Vuestra Merced literalmente a esto, sino usando de una ambigüedad tal, que no venga en conocimientos de los pueblos, sus nombres ni vecindario..Una o dos leguas antes dellegar a esta ciudad, me despachará Vuestra Merced alguno de sus criados, dándome aviso de su arribo, para poderle enviar a Vuestra Merced un coche y que en él venga Merced con dicho Yarrince..No pierda Vuestra Merced de vista los encargos que le tengo hechos en este asunto, que después instruiré a Vuestra Merced de cuanto deba practicarse..."

SUFRE UN RETRASO EL VIAJE DE YARRINCE A LEON
Con fecha 5 de Agosto del mismo año, fechada siempre en su hacienda de apompuá, el Capitán Vargas acusó recibo de su comunicación al Gobernador Cabello, informándole que por encontrarse mal de salud no podía acudir inmediatamente a cumplir sus órdenes; pero que tan pronto restableciese de sus dolencias, saldría con Yarrince,. "para seguir viaje conmigo.."

En la misma carta informa el Capitán Vargas el Gobernador Cabello, que tiene en su hacienda muchas familias de caribes" que piden ser cristianas.

YARRINCE Y VARGAS LLEGAN A LA CIUDAD DE LEON
En los primeros días del mes de Septiembre de 1768, deben haber llegado a la ciudad de León el capitán Vargas y el Caudillo indígena Yarrince, pues el Gobernador Cabello, por auto de tres del mismo mes, ordenó seguir una información sumaria sobre el estado político de la Costa del Océano Atlántico Nicaragüense y el asiento de las "tribus salvajes". como llamaban los españoles a las varias tribus que poblaban en aquel entonces.

En una nueva providencia, dictada por el mismo Gobernador Cabello el 5 de Septiembre del referido año, nombró intérpretes de la lengua "parrastra", que era la lengua que hablaba Yarrince, a dos indígenas originarios del pueblo de Camoapa, que había llevado consigo el capitán vargas y que se llamaban Atanasio Hernández y Pascual López.

VALIOSAS INFORMACIONES DE YARRINCE SOBRE LA COSTA ATLANTICA, EN 1768
En Acta notarial suscrita en la ciudad de León, el 9 de septiembre del año 1768, se tomó una extensa declaración a yarrince, por medio de los intérpretes nombrados, los indígenas Hernández y lópez. aún cuando no se había bautizado, prestó juramento al igual que los interpretes.

Su declaración fue extensa y de ella extractamos lo más importante de sus informaciones, en relación a la situación política y geográfica de la Costa Atlántica en aquel entonces, sus tribus, etc. Yarrince testificó con claridad y sin reticencias:

1)
Que los Zambos, Caribes y Mosquitos ocupaban los territorios entre Laguna de Perlas y río Metapa (actual río Grande de Matagalpa), que aquellos llaman en su propio idioma Quiguasca.

2)
Que las tribus remontaban desde el mar hacia el interior de la providencia, los ríos de Metapa hasta Muy Muy.; el río Cuacotuapa (río Murra de hoy) hasta Camoapa; el río Carca hasta Lóvago, (pueblo hoy desparecido); el río Pantasma hasta el pueblo y río del Jícaro en Nueva Segovia. usan canoas con capacidad para veinte hombres. Viven a orillas del mar o en la desembocadura de los ríos.

3)
Que el jefe de las tribus es un indio zambo al que llaman "rey Quin", cuyo título se lo dió el Rey de Inglaterra, por medio de los ingleses que viven entre ellos.

4)
Que usaban fusiles, pólvora y balas que les dió su rey y a él le dan los ingleses de la Costa el nombre especialmente, de Guillermo Piche (pit) establecido en Río Tinto.

5)
Que los ingleses establecidos eran Enrique en Bluefields; Abraham Yonostón en La guna de Perlas, su hermano Cornelio más adentro de esa Laguna; el capitán Yongue, en cabo Gracias a Dios y Sandy Bay; Que comerciaban con barcos de Jamaica con telas, armas, pólvora, aguardiente, etc. a cambio de maderas, pieles e indios esclavos, a los que hacen prisioneros y los venden en Jamaica, San Andrés, santa Catalina y Cornailand, río San Juan, Punta Gorda, donde manda un Capitán inglés llamado Yanque.

6)
Que el Capitán inglés Tayles invadió Camoapa el 4 de nero de 1768, que el precio de rescate por un prisionero era; una mula, un caballo, y un vaca y cien pesos en reales. y

7)
Que el jefe de los caribes que asaltaron Camoapa se llamaba capitán Aguacate.

DECLARACION JURADA DEL INTERPRETE ATANASIO HERNANDEZ

Aunque no puede afirmarse que el Gobernador Cabello y el capitán Vargas desconfiaran de la veracidad de lo declarado por Yarrince, es cierto que en acta de 10 del mismo mes de septiembre y bajo juramento, declaró el intérprete Atanasio Hernández ante el propio Gobernador, lo siguiente:

1)
Que el rey Quin, habitaba algunas veces en el pueblo de Curre, vecino de sakleen y también en Sandy Bay, distante legua y media del último; y

2)
Que los caribes, zambos, mosquitos, etc.., tenían armas y algunos pedreros, pero no tenían amurallados los pueblos ni con estacadas, ni otra clase de defensa; y

3)
Que en sandy bay residía el Rey Indio con su Corte y los ingleses no entraban allí ni ningun otro individuo; y que en enero del año 1768, andando por la Costa el Gobernador de río Tinto Roberto Hogdson, quiso entrar a ver al rey Jorge y no se lo consintieron y más bien quisieron matarlo.

YARRINCE ES NOMBRADO INTERINAMENTE CAPITAN Y GOBERNADOR DE SU NACION
El propio 10 de septiembre de 1768 evacuadas legalmente las declaraciones de yarrince y del intérprete Hernández, el Gobernador Cabello le extendió a yarrince el título de capitán y Gobernador Interino de los Indios de Parcialidad.
Sujeto tal nombramiento a la confirmación posterior del Capitán General de Guatemala.
Yarrince recibió bajo juramento su pomposo título y con presentes oficiales del Gobernador, algunas chucherías y avalorios de España y una buena cantidad de sal de comer. El Gobernador Cabello, en esta forma cumplió estrictamente las recomendaciones del Fiscal de la Audiencia Señor de la Romaña y Herrera, en su dictamen antes de transcrito.

EL CAPITAN GENERAL DEL REINO DE GUATEMALA EXTIENDE TITULO A YARRINCE
Con fecha 7 de Diciembre de 1778, el capitán General del reino de Guatemala, Don Pedro Herrera Natera de Mendoza, con todo el ritual de escribanía otrogó y libró en la Ciudad de Guatemala a favor de Yarrince, el título de Capitán General de los Indios Caribes de su Parcialidad., después de recibir un nuevo dictamen del Fiscal de la Audiencia, en sentido favorable.

TITULO REAL OTORGADO AL CAPITAN YARRINCE EN 1778.
He aquí el texto fiel y literal conferido al capitán Yarrince, para el ejercicio de su autoridad en su parcialidad que correspondía a las regiones de Boaco Viejo, Camoapa y Muy Muy.

"Don Carlos, por la gracia a Dios, rey de Castilla, de León, de aragón, de las dos Cicilias, de Jerusalen, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de sevilla, de Cerdeña, de córdoba, de  Córcega, de Murcia, de Jáen, de lo Algarbes, de Algeciras, de gibraltar, de las Islas canarias, de las Indias Occidentales, islas y Tierra firme del mar Océano; Archiduque de Austria, de Borgoña, de Bravante, etc. Por Cuanto a don Domingo Cabello, Sargento Mayor de mis ejércitos, Gobernador y Comandante General de la Provincia de Nicaragua, en diferentes ocasiones le ha informado don José Antonio de Vargas, vecino de Acoyapa, capitán de la Conquista de las Fronteras del Norte, de los buenos servicios que en ella ha hecho un indio caribe de su Nación, nombrado Capitán Yarrince, suministrando frecuentes noticias de las operaciones de los indios rebeldes de su propia Nación y los sambos y Mosquitos establecidos en dicha Costa, añadiendo entre otras cosas, que se había dicho Capitán Yarrince, con positivos deseos de conocer y comunicar al referido mi gobernador, quien disponiendo concederle esta satisfaccion, dió ordenes al dicho José antonio de vargas, para que oportunamente se lo presentase, como lo hizo; y habiéndolo oído y entendido, mediante el permiso que mi  Capitán general le dió, después de haber manifestado el dicho yarrince su complacencia y amistad, con expresiones muy proporcionadas, de que quedó enteramente satisfecho, suplicó al mencionado Gobernador que en atención a sus servicios que constaban al capitán de Conquista, le hiciese la honra de darle una patente de tal capitán, respecto de serlo de más de cuatrocientos indios que tenía asus ordenes y obediencia, para hacerse más respetables con este honor y empeñarlos con más espíritu en las empresas que ofrecía hacer, a favor de mi real Corona y de los pueblos de aquella Provincia, defendiédola en todo trance de las invasiones de los indios mosquitos, zambos y demás caribes, con otras expresiones que hizo al dicho Gobernador Don Domingo Cabello, afianzando cumplirlas con varias razones y acciones explicadas por el intérprete, como las de levantarse del lugar en que estaba sentado, poniéndose la mano en el pecho, en testimonio de su promesa y de que juraba serme fiel y buen vasallo, advertido particularmente de las penas en que incurren los transgresores y de que en él se habían de ejecutar irremediablemente, siendo habido, resolvió el mencionado Gobernador librarle patente de capitán Gobernador Interino de los indios caribes de su parcialidad, pendiente esta elección de la Superior  aprobación de Don Pedro de Salazar Herrera Natera y Mendoza, de mi Consejo Caballero de la Sacra Orden de Montesa, Comendador de las Villas de Vinajos y Benicarlo, capitán de Granaderos de las reales Guardias Españolas, Brigadier de mis ejércitos, Presidente de mi Real Audiencia y Canciller, Gobernador y Capitán General del Reino de Guatemala, como a quién privativamente toca la provisión de estos empleos. Y habiéndo dado cuenta de todo, con testimonio, al relacionado mi Presidente, Gobernador y Capitán General, en consulta de veintisiete de septiembre de este año, deliberó remiitirla con el proceso, a la vista de mi Fiscal de dicha Real Audiencia, quien fué de parecer se confirmara la mencionada patente, despachada por Don Domingo Cabello al capitán Yarrince, librándosele por mi Presidente otra, con las claúsulas convenientes que expuso en su pedimento de veintitrés de Noviembre del corriente año, con lo que mi Presidente se conformó. Y para que tenga efecto, atendiendo a los señalados servicios que ha hecho el capitán Yarrince, constantes en la patente que le despachó Don Domingo cabello y a que honrándole con esta confirmación, tendrá mayores motivos de empeñar su valor y el de los indios que le obedecen en todas las operaciones que ofreció ejecutar, para que por este medio se logren cuantos buenos efectos pueda producir la afianzada amistad de este Capitán, con acuerdo del relacionado mi Presidente, Gobernador y Capitán General, libro la presente, por la cual haciendo Merced al dicho Yarrince, le apruebo, elijo y nombro por Capitan Gobernador de Los Indios Cariber de su Parcialidad." Para que haya de haber y gozar de todas las honras, gracias, mercedes y franquezas, libertades, preeminencias y prerrogativas que le corresponden, según se observa y debe de observarse con los demás Capitanes que nos sirven y en consecuencia ordenó y mando a todos los indios caribes, le reciban, tengan, obedezcan y respeten como a su Capitán Gobernador, en inteligencia de que faltándole a ello, serán castigados por inobediencias y a los oficiales mayores y menores, sargentos, cabos y soldados de las Milicias de la Provincia de Nicaragua y sus fronteras, que reconozcan al mencionado Yarrince por tal Capitá, quien para hacerse más visible podrá traer las insignias militares que le corresponden, advirtiendo que siempre ha de estar subordinado a las órdenes de mi Presidente Gobernador y Capitán General que reside en la Ciudad de Guatemala, obedeciendo igualmente las que le diere el gobernador que en todo tiempo fuere de la Provincia de Nicaragua y las que se le distribuyan de mi Real Servicio, por medio de algunos Capitanes y demás oficiales de las milicias y fronteras de la Propia Provincia. Y al dicho Capitán Yarrince doy facultad para nombrar y con efecto nombre los Oficiales, sargentos, etc. necesarios entre los indios caribes de su Parcialidad, a fin de que acudan al cumplimiento de lo que fuere importante a mi real servicio, en defensa de mis dominios y vasallos, procurando dicho capitán hostilizar, por cuantos medios sean posibles, alos enemigos de las naciones zambos, mosquitios, caribes y sumos, continuando en esta consecuencia los registros y recorridos en los Puertos de la Montaña Norte y demás parajes que se tenga por conveniente, con el arreglo a los órdenes que se le dieren por mí Gobernador y Comandante General de la expresada Provincia de Nicaragua, sin hacer en contrario ningún pretexto. hecha en la Ciudad de Guatemala, a siete de Diciembre de mil setecientos setenta y ocho años. 
PEDRO SALAZAR.- Sello Razón de Registro.- Agustín de Guisada y Castro.

Este título y documento, por sí sólo bastan para conocer la realidad histórica acerca de la actuación del más tarde Martir de las autoridades españolas de aquella época, el capitán Yarrince, como lo dejaremos comprobado con los otros documentos que adelante se insertan en lo conducente o por relación y comentario de su contenido.

Yarrince, que se encontraba en la Ciudad de Guatemala, en el mes de diciembre de 1778, solicitó por escrito que se le extendiera copia certificada del título que se otorgaba " para guarda de mi derecho", como lo expresó en su pedimento, en el cual manifestó que no sabía firmar, por lo que a su ruego lo hizo Don Francisco de Herrera.

LLEGA A LEON EL ORIGINAL DEL TITULO OTORGADO A FAVOR DE YARRINCE

El 16 de Enero de 1779 llegó a la Ciudad de León, el título original conferido al Capitán Yarrince y fue puesto en manos del Gobernador Don Domingo cabello, quien lo recibió "tocado con los arreos de su alto cargo".
...se puso de pies, besó los pliegos que lo contenían y prometió bajo juramento, acatar y respetar lo acordado por su Rey y Señor como consta en el Acta Notarial levantada en la Ciudad de León., en la fecha indicada ante los testigos Don Silvestre Prado y Don Ambrioso Sotomayor, por falta de Escribano Público.

YARRINCE ES BAUTIZADO EN LA CIUDAD DE GRANADA, NICARAGUA.
Capitán Yarrince fue bautizado en la Parroquia de la Ciudad de Granada, por el Ilustrísimo Obispo de la Diócesis de Nicaragua Don Lorenzo de tristán y Esmoneta, habiéndo sido su padrino el Capitán General del Reino de Guatemala Don Matías de Gálvez, representado por el teniente de capitán General y de los Reales Ejércitos Don Ignacio Maestre, a la sazón en Nicaragua, en virtud de poder conferido para el efecto. La certificación del acto religioso aparece autorizada por el propio Maestre y su texto literal es el siguiente:
":DON IGNACIO MAESTRE, teniente de Coronel de los Reales Ejércitos y teniente de capitán general de estas Provincias. CERTIFICO: que el día veintiuno de Noviembre del año mil setecientos setenta y nueve, se bautizó solemnemente, según el rito de nuestra Santa Madre Iglesia, en esta Parroquia de Granada, por su Señoría Ilustrísima de este Obispado Don Esteban Tristán, el capitán de conquista DON CARLOS MATIAS IGNACIO JOSE ANTONIO YARRINCE, siendo yo su padrno a nombre del Muy Ilustre Señor Presidente de este Reino Don Matias Gálvez. Y para que conste como convenga, doy ésta a petición del interesado, hoy día 23 de Noviembre de 1779. IGNACIO MAESTRE

Después de su bautismo Yarrince recibió del Teniente de Capitán General Coronel Maestre, en señal de dignidad, "una casaca y un sombrero de castor", además, el Sello Real" para la débida autenticidad de las órdenes que dictara en ejercicio de sus funciones. se le ordenó que se bautizara en Boaco toda su familia y que legalizara con el matrimonio, la unión que mantenían con la madre de sus hijos.

SU MATRIMONIO EN EL PUEBLO DE BOACO Y SU FAMILIA
En el expediente del proceso contra Yarrince no se indicó la fecha de matrimonio, efectuado en la Ciudad de Boaco. Su compañera y después esposa se llamaba María de la Rosa. celebró el matrimonio el Presbitero Don Manuel Pérez y fueron legitimados en el mismo acto matrimonial, sus hijos: Margarita, Juana, María, Andrés, Bernardo, Francisco, y Juan de la Rosa, quienes recibieron a continuación de la boda, el bautismo cristiano, en la misma Parroquia de Boaco.

Una de sus hijas casó más tarde con el Indio Yampó, según menciones que de este militar indígena de la tropa de Yarrince, se hacen en diferentes documentos del proceso.
La familia yarrince se había establecido en Boaco y parte del tiempo lo pasaban en su finca de Olama Real, pues los vecinos de Boaco le compraron una casa y le daban "raciones y sirvientes" cuando bajaban al pueblo en ocasión de la Semana Santa y de otras festividades cristianas.

Según se desprende de probanzas que se rindieron a favor de Yarrince, después de su prisión y enjuiciamiento, su yerno Yampó no era muy conocido en los pueblos de Boaco, Camoapa y Muy Muy.

ARREOS MILITARES Y PERSONALES QUE USABA EL CAPITAN YARRINCE

En un recibo firmado en la Ciudad de Guatemala por Don Francisco Nájera, a favor de las Cajas reales, consta que se enviaron al Capitán Yarrince, por conducto del señor Obispo de Nicaragua, para su uso personal y algunos como simbolos de sus autoridad, espadines, vestuarios, etc. que en párrafo posterior enumeramos:

Todo el ajuar fue enviado a León por medio de un correo especial, y consta documentalmente que su valor ascendia a la cantidad de doscientos cincuenta pesos y medio real.

He aqui la lista de arreos y adornos entregados al capitán Yarrince por el Obispo de Nicaragua: Una caña de china para bastón, con empuñadura de plata; un espadín con empuñadura de plata; un espadín de acero; un juego de hebillas de plata y borlas de seda negra para bastón; tela de paño azul para una casaca y dos calzones; tela de grana para una chumpa o chaqueta; dos camisas finas de muselina, bordadas; un sombrero de castor; calcetines y botonadura de plata para los puños; cuatro corbatines de muselina, galonadura de oro, charrateras de oro y galon de oro ancho, para el sombrero; y piezas de Bretaña para chaleco; cintas para coletas, etc.

HOJA DE SERVICIOS DEL CAPITAN YARRINCE EN LA REGION DE BOACO
Duante su estancia en la Ciudad de Guatemala en Diciembre de 1778, el Capitan Yarrince poco antes de recibir certificacion de su título de capitán, solicitó por escrito "amistad con los españoles y vasallaje al rey",  en el documento petitorio enumeró algunos de sus servicios a favor de España y del rey y de su actuaciones contra los enemigos de la Provincia de Nicaragua, los "Montañeses" de la Costa Atlántica de Nicaragua.

Y en memorial presentado a la Real Audiencia de Guatemala, en la propia ciudad de Guatemala, por una Comisión Especial de los naturales de Boaco, integrada por Gabriel Monroy y Patricio Sánchez, el 24 de Abril de 1781 y suscrito dicho documento por la ya entonces viuda de Yarrince, doña Maria de La Rosa Yarrince y su sobrino, el caudillo indígena de Boaco Juan de Dios robleto, se hizo a las autoridades reales, un relato de lo más importantes servicios prestados a la causa de España por el malogrado Capitán Yarrince:

He aqui un extracto de la hoja de servicio prestados por el Capitán Yarrince

1)
Que en ocasión, viniendo de casa de su amo de apellido Heríquez, en media montaña topó un correo especial, quien le informó, "que estaba robado el pueblo de Camoapa": que incntinenti se dirigió al Puerto de Olama Real, donde pidió informes de los causantes del robo y saqueo de Camoapa, actual ciudad del departamento de Boaco, manifestándole que lo habían efectuado dos Capitanes caribes zambos, de nombre Méndez y casito, acompañados de una partida numerosa de zambos.

2)
Que apenas recibidos los informes, Yarrince tomó setenta y siete hombres, entre ellos cincuenta del Capitán Blás, que eran "porteros" del Puerto de el Caballo y además, siete hombres del propio pueblo de Camoapa; haciédose acompañar, también en su viaje persecutorio por su Teniente Julián Will y sus dos Sargentos Domingo y tamber y por su Alférez Yampó y su hermano Gregorio.

3) 
Que salió de Olama Real con su gente, en jornada de cuatro días por tierra, hasta Muy Muy Viejo: que navegó catorce días en cayucos hasta el Pueblo de l capitán Luz y hasta el vecino pueblo del capitán Inglés: Que los mataron a todos y permanecieron dos dias esperando los resultados: Que cogieron como botín hachas y machetes; recuperaron algunas alhajas de la Iglesia y no encontraron prisioneros por que lo habían vendido; y que el capitán Inglés se llamaba Ebranque o Abranham.

4)
Que en las montañas del Norte habia hecho prisionero al indio rebelde Panjil o Pavón, quien fue el Capitán que acaudilló la partida de los indios que invadieron, quemaron y arrazaron con el pueblo de Camoapa en el mes de Enero de 1767.

Para inteligencia de nuestros lectores aclaramos, que el "puerto" Olama Real era un embarcadero sobre el río Olama en el actual Municipio de Matiguas,y que el puerto de caballo, era otro embarcadero inmediato al cerro conocido hoy con el Nombre de El Caballo, en el Municipio de Muy Muy, donde se libraron combates entre las fuerzas constitucionalista comandadas por el general José Dolores Estrada y Los Ejércitos del Presidente Don Adolfo Díaz en 1927.

COMIENZO DE LA TRAGEDIA DEL CAPITAN YARRINCE

Con fecha 6 de Diciembre de 1779, fechada en la Ciudad de Masaya, el capitán General del Reino Don Matías de Gálvez, entonces de visita en Nicaragua, envió una carta al Corregidor de Sébaco y Chontales don Joaquin de Plaza, en la que le expuso "sospechas de infidencias de Yarrince con los ingleses de Bluefields, con motivo de rumores corridos  en Cartago, Costa rica y en la Ciudad de Granada, de haber llegado a la Ciudad de Bluefields una Embajada compuesta por un blanco y un negro, con noticias del interior de la Provincia, según carta que le a había enviado al señor Gálvez el Comisionado Militar de Matina, de Costa Rica Don Tomás López del Corral, quien literalmente expuso al capitán general, lo siguiente:

"Este pasaje corrio en calidad de rumor por Granada, en Abril, debiéndome apartar de que tal maldad naciese de ningún Gobernador y si de alguno de los combinados de ese Indio Yarrince.
 

Una misteriosa llamada y Prisión del capitán Yarrince
En la exposición enviada por los naturales del pueblo de Boaco a Guatemala, en defensa y contradicción de los cargos formulados contra el Capitán Yarrince, basados en simples rumores y de que antes se ha hecho referencia, se afirma que el 3 de febrero de 1780, el señor Obispo de Nicaragua Monseñor Lorenzo tristán y esmoneta, mandó llamar al capitán Yarrince a la ciudad de Granada "donde pasó la cuaresma, hasta el Domingo de Pascua que regresó (Yarrince ) a Boaco".

Y agregan los naturales de Boaco, en el mismo documento, "que tres días después lo capturaron los capitanes Miguel Morales, bernardo Toledo y el sargento Manuel Duarte y varios soldados, leevándoselo prisionero a la ciudad de Granada, de donde más tarde fue conducido a la ciudad de Guatemala; y que al ser capturado se le despojó del bastón y Medalla de oro que usaba, como distintivos de autoridad".

EMBARGO DE LOS BIENES DEL CAPITAN YARRINCE
El 20 de Abril de 1780, el  Capitán Don Joaquín de la Secada, se constituyó en la finca del Capitán Yarrince, en el paraje de lama Real y procedió al embargo de sus bienes, los que consistían en una casa de paja, de doce varas de largo por ocho de ancho; dos canoas; tres taburetes; dos sillas; una mesa; una caja con cerradura; tres cajones sin tapa; tres aparejos; veinticinco vacas paridas; catorce novillos; setenta y cuatro reses "sabaneras"; seis yeguas paridas con sus crias; tres caballos; dos machos y una mula; utensilios domésticos, granos y pertenencias propias de una casa de familia.

Consta de la misma acta de embargo e inventario, que la finca del capitán Yarrince estaba cultivada en buena parte de sus tierras, con cacahuatales y algodonales.

asistieron al embargo e inventario de sus bienes, elalcalde de Campo Don antonio Rodriguez, de Boaco; Agustin González, Capitán de Muy Muy y los Alférez José García, Pedro Ramos, Juan Paiz, y el teniente Bernardo Saavedra. el Ejecutor cerró las actas de embargo, el 22 de abril del citado año y nombró depositario de todo, el capitán de Muy Muy Don Agustín González.

PERSECUCION A LA FAMILIA DEL CAPITAN YARRINCE

No precisan los documentos del proceso seguido contra el Capitán Yarrince, la fecha en que huyó su familia de su Hacienda de Olama Real, ni relatan que en su huida hubieran cometido sus acompañantes "saqueos, incendios, plagios, etc." de que nos habla el historiador Don Sofonías Salvatierra, en la página 491 del tomo I de su obra "Contribución a la Historia de Centroamérica".

Antes bien, en los documentos que tuvimos a la vista en al Archivo Colonial de Guatemala, solamente se informa que las tropas españolas persiguieron a la familia del Capitán Yarrince, aguas abajo del Río de Metapa, con cuyo nombre se conocía el actual Río Grande de Matagalpa, sin darles alcance.

Es importante señalar, como contradicción valedera contra lo afirmado por el historiador Salvatierra, que en los documentos que adelante mencionamos, consta que su familia volvió a Boaco y que gestionó la devolucion de los bienes del caudillo indígena procesado por "rumores" de infedilidad a España, como ya quedó indicado; presentación que no habría sido razonable, con la comisión de delitos por sus acompañantes en su fuga de protección contra la saña de los detractores del Capitán Yarrince.

INVESTIGACION OFICIAL SOBRE LA CONDUCTA DEL CAPITAN YARRINCE

En nota fechada en la hacienda "Apompúa", de la jurisdicción de acoyapa, el 4 de Abril de 1780. don Ignacio Maestre, teniente Capitán General del reino de Guatemala, instruyó al capitán Don Joaquin de Secada, para que siguiese una investigación sobre "puntos de que se calumnia" al capitán Yarrince, prisionero en las cárceles de Guatemala, e investigar en Boaco el paradero de Yampó, yerno de Yarrince, asi como las contribuciones que los pueblos o comunes indígenas de Boaco y de Muy Muy deban al caudillo indígena, y muy especialmente, si las Cofradías contribuian a su mantenimiento.

El informativo lo levantó el Capitán Secada, en el pueblo de Boaco; y lo declararon los siguientes testigos; Don Lorenzo López, Alcalde de Camoapa; Don Hilario Taicigua, indio cacique principal del común de Camoapa; Candelario López, matías Brenes, alcalde de la Santa Hernandad y Regidor; Andrés Sánchez, capilla de la parroquia de Boaco; Agustin González, Pascual Hernández conocido con el sobrenombre de "el mulato"; de Camoapa y otros.

Con las declaraciones de esos testigos quedó establecido plenamente:

1)
La confianza y estima de los vecinos de Boaco, camoapa y Muy Muy, para la persona del cacique yarrince; 

2)
Que le daban una res las Cofradías y vecinos de esos pueblos.

3)
Que los vecinos de Boaco, le obsequiaron una casa y le daban raciones y sirvientes cuando bajaban al pueblo, en ocasión de Semana Santa y festiviades religiosas.

4)
Que el yerno de yarrince; Yampó era poco conocido, y que su familia hab1a huido y desamparado sus casas y bienes, al ser capturado Yarrince

5)
Que su vigilancia en el Puerto de Olama Real, daba confianza a los pueblos para no temer a los zambos.

EL PUEBLO DE MUY MUY Y SUS MUNICIPES GESTIONAN EN GUATEMALA LA LIBERTAD DE YARRINCE

En el mes de abril de 1780, los  "municipes" del Común Indígena del Pueblo de Muy Muy enviaron un extensa exposición a la real Audiencia de la Ciudad de Guatemala, firmada por el alcalde don Antonio Picado. Solicitandole su libertad y haciendo franca defensa de lealtad del Capitán Yarrince para España y su Rey, así como de su actividad y valor.

Y en el documento, formularon una defensa concreta contra los rumores y cargos infundados que se hicieron al Capitán Yarrince, declarando textualmente:Que el contrato que dijeron tenía con el inglés, era falso informe que le hicieron al desdichado Capitán.

Esta petición del común Indígena del pueblo de Muy Muy fue entregado personalmente al Portero de la Audiencia en la ciudad de guatemala, por el indígena José Gómez, aquien se notificaron varios proveídos del juicio contra Yarrince, reklacionados con pedimentos a su favor, del Común de Boaco.

MUERTE DEL CAPITAN YARRINCE

El Capitán falleció en la Real Cárcel de la Ciudad de Guatemala, el día 26 de Septiembre de 1780, de "fiebre patequial" teniendo injustamente como lecho de enfermo y de muerte, el propio y duro suelo, como lo expresa textualmente su partida de defunción, cuyo tenor literal es el siguiente:
CERTIFICO en la que pueda hacer fe, a los que la presente vieren, como a las cuatro de la tarde del día de la fecha, se me expresó por el Alcalde de la Real Cárcel, Tomás José Paniagua, que de orden del señor Don Joaquin de Plaza, del Consejo de su Majestad, Oidor y Alcalde del Crimen de la Real Audiencia de este reino, pasase yo, el infrascrito Escribano, a dicha Real Cárcel, a dar fe de haber fallecido CARLOS MATIAS IGNACIO JOSE ANTONIO YARRINCE, y en efecto, habiéndole ejecutado, hallé el cuerpo de un hombre tendido en el suelo, a quien llamé tres veces por los nombres arriba expresadoa y no me contestó, observando en él, al parecer, estar yerdo cadáver, sin el vital aliento, desencajado el rostro; de todo lo cual fueron testigos Don Miguel de Mondragón, el Escribano Preceptor Don Lucas de Gueicochea y dicho Alcaide. Y para que obre los efectos a que hubiere lugar, en virtud de la expresada orden, doy la presente en la Nueva Guatemala, a veintiseis de septiembre de mil setecientos ochenta.

ESTEBAN DE VEROAS. Francisco José de Cáceres.- Secretario.

PETICION DE LA VIUDA DE YARRINCE Y DE SUS FAMILIARES

Cerrando la transcripción en lo conduncente, de documentos del proceso segudo contra el capitán Yarrince, copiamos la certificacón extendida por el Escribano de Cámara de la Real Audiencia de Gobierno y Guerra de Guatemala de la Asunción que contiene interesante información para aclarar la condición pacífica de la familia del fallecido Capitán Yarrince, cuyo tenor es el siguiente:

DON IGNACIO GUERRA MARCHAN, escribano de Cámara de la Real Audiencia de Gobierno y Guerra de Guatemala de la Asunción, certifico: Que Don Manuel Joaquín de Huete, Comisionado para la población de Teustepe, con fecha 6 de Febrero de 1781 dice: "Seme ha informado verbalmente que la familia del Capitán Yarrince, se halla deseosa de salir a seguir la Ley de Dios y que no lo hace por hallarse medrosa. Espero me ordene Vuestra Señoría si será conveniente arreglarla a uno de estos pueblos o a una parcela por separado e igualmente si la mujer del susodicho Yarrince podrá gozar libremente de sus bienes que en la actualidad se hallan embargados", Guatemala 26 de Marzo de 1781. Ignacio Guerra Marchan.-

COMENTARIO POLEMICO SOBRE EL CAPITAN YARRINCE

La narración biográfica documentada que hemos ofrecido sobre el Capitán Yarrince, nos coloca frente a un auténtico Mártir de nuestra raza aborigen, sacrificado por "rumores" de deslealtad a España, durante su dominación en nuestro territorio, hasta conducirlo a la muerte en las masmorras de la Real Cárcel de la ciudad de Guatemala, el 26 de Septiembre de 1780, después de diez meses de haber sido reducido a prisión.

CREDITOS
Tomado de YARRINCE, Guerrero y Soriano, distinguida Lolita , Madrina del Arte y Cultura de Nicaragua y la de Mujer de Nicaragua 1986 - 1987.
Los esposos Guerrero - Soriano durante sus treinta años de vida matrimonial y de solteros, han publicado en conjunto hasta el presente año de 1993, sesenta y seis obras, entre docentes históricas, literarias y darianas. de éllas, individualmente, tres conquistaron el "premio Nacional Ruben Dario, en concursos anuales promovidos por el Gobierno de Nicaragua y en mérito a su labor publicitaria, la Municipalidad de Teustepe, del departamento de Boaco, les declaró "Hijos Dilectos de la Ciudad", el primero de Mayo de 1970. 

Digitalizado para Nika CyberMunicipio, por  Eduardo Manfut Provedor, en  Marzo-12-2002. 
 

Mas sobre la historia de Lo Miskitos

 
 


 

Regresa a Boaco
Indice General     Managua | Alcaldes y Vice Alcaldes de Nicaragua |
Sala de Lectura Nika Cyber Municipio sobre Derecho Local
 Bibliotecas y Museos | Tour Granada Colonial Barrios de Managua