Colecciones NiKa-CyberMunicipio
  Las Torres Gemelas en Nicaragua      
  en el costado sur del  salón Rodrigo Peñalba del Palacio Nacional de la Cultura   del pintor italiano Jeancarlo Splendiani,   junto a estudiantes de la Escuela de Artes Plástica y la pintora Cecilia  Salaverry, 
              Milagros Sánchez Pinell 
Colores, imágenes de niños, mujeres, las torres gemelas de Nueva York entre otros elementos, serán plasmados por el pintor Italiano Jeancarlo Splendiani en un mural  que hace un llamado a la hermandad. 

              “Intercambio y cooperación entre los pueblos” es el nombre que lleva la obra que  engalanará el costado sur del salón Rodrigo Peñalba del Palacio Nacional de la   Cultura. 

              El mural de dos metros de ancho por cuatro de alto es elaborado por Splendiani con  apoyo de cuatro alumnos de la Escuela de Artes Plástica de Nicaragua, una   estudiante italiana y la pintora Cecilia Salaverry. 

              UN LLAMADO AL ENTENDIMIENTO 

              Splendiani explicó que la simbología de las imágenes radican en la torres gemelas de  Nueva York derrumbándose, dos personas de diferentes sexo y raza que se abrazan,   una mujer, un niño y frutas. 

              “Tenemos pensado que la mujer tendrá en una de sus manos un papelito que tendrá  un pensamiento que podría ser algo como: vive y deja vivir como quisieras vivir. En cambio el niño tendrá en sus manos una hoja de laurel como símbolo de la paz y   esperanza”, manifestó. 

              Dijo que el mural podrá interpretarse hacia dos direcciones: del centro hacia abajo   o del centro hacia arriba. 

              El mural reafirma el mensaje del 11 de septiembre pasado cuando “los canales de  televisión repetían una y otra vez” las imágenes de los edificios derrumbándose. 

              Cabe recordar que Splendiani visitó Nicaragua en los años ochenta y es uno de los precursores de la Escuela Pública Monumental en Nicaragua/

 21 de Diciembre de 2001 |  El Nuevo Diario
                Mural reflexiona sobre destrucción de las Torres Gemelas
                El ojo Foto-Painting figurativo de Giancarlo
                Splendianni

                —ARNULFO AGÜERO—

                MURAL EN BUSQUEDA DE UN "REALISMO HUMANISTA
                ACTUAL" 

                El 11 de septiembre fue el "Día Negro" para miles de ciudadanos
                norteamericanos y de otras nacionalidades que vistieron de dolor y
                luto; en el mundo el espanto y la incertidumbre cuando vieron a
                través de los diversos medios de comunicación las terribles e
                impactantes imágenes visuales de la caída del símbolo que
                enarbolaba el orgullo de Nueva York: sus Torres Gemelas. 

                El pintor italiano, Giancarlo Splendianni, (maestro de artes por más
                de 30 años, imparte clases en la Escuela de Macerata, Italia) fue
                uno de esos espectadores europeos que fue conmovido en su
                conciencia social, crítica y humanitaria y que para concretar su
                reflexión ha pintado en conjunto con estudiantes de la Escuela de
                Artes "Rodrigo Peñalba" una Obra de Arte Público Monumental, a
                la que cataloga en su técnica como MURAL DE CABALLETE con
                una tendencia particular, explorando la posibilidad de una
                readecuación ingenieril con tendencia a un "realismo virtual crítico,
                humanista". 

                Su ubicación en el propio Palacio Nacional de la Cultura de
                Nicaragua, frente a otra obra mural de un colega suyo, el maestro
                Maurizio Governatori, titulándola para el propósito referido: "LA

                COOPERACION E INTERCAMBIO ENTRE LOS PUEBLOS",
                realmente el título es de protocolo oficial, ya que esta obra bipanel,
                de imagen doble, repetida, trata en verdad de ilustrar sin caer en la
                crónica real de los hechos, la destrucción masiva de las Torres
                Gemelas de Nueva York. 

                Pero más que la estrepitosa caída, reflexiona a fondo sobre la
                injusticia del hecho, el dolor de las víctimas inocentes y trata de
                plantear una salida al problema a través del respeto, la
                cooperación e intercambio entre todos los seres que habitamos el
                planeta, (centroamericanos, africanos y árabes) que se han visto
                estremecido también por las explosiones de misiles tierra-aire en
                regiones empobrecidas e inhóspitas como Afganistán, nos
                comenta. 

                ACLARA QUE "ARTEFACTOS" ORIGINALES SON ARTISTAS
                "CHARRULAS" 

                Otro asunto que quiere dejar planteado es su batalla estética
                profesional en contra de los "artistas charrulas" (teóricos
                conceptuales trasnochados), que emergieron a inicios del siglo
                pasado, auspiciados por instituciones contemporáneas que tratan
                de masificar el "nuevo producto cultural con pedigrí de bienales"
                para oficializar el mercado de sus estrellas Light. Sostiene de que
                hace unos 15 años la corriente de las expresiones figurativas ha
                venido recuperando espacios en el mundo contemporáneo. Jean
                Clark, un crítico francés, organizador de la bienal del "Centenario
                de Venecia", Director del Museo Picasso en Madrid, acaba de
                publicar un libro titulado: "La crisis de la modernidad", donde
                reflexiona sobre la proliferación comercial del arte conceptual y los
                nuevos comerciantes de los conceptos. 

                Participaron en este inusual "Mural de Caballete" ejecutado en tres
                semanas, el muralista Giancarlo Splendianni, Heizel Guevara
                Saavedra, la joven italo-nicaragüense, Giovanna Turri, la pintora
                Cecilia Salaverry, Claudia Corea, Johayda Escorcia y Allan García.
                Cada panel mide dos metros por cuatro sesenta pulgadas. 

                Cada uno repite el mismo tema, es "como recordar las escenas de
                la televisión pasando o repitiendo las escenas de la destrucción de
                las torres", afirma Giancarlo. Fue patrocinado por la OGN italiana
                de cooperación Movimondo y la Escuela de Bellas Artes. 

                En días anteriores también inauguró una exposición de arte
                exploratorio, 30 obras de pequeño formato impresas sobre papel
                fueron realizadas en computadoras, su realización técnica no es
                computarizada mediante programas específicos, sino que está
                ejecutada artísticamente con el mouse y en el programa
                foto-paiting. "Este programa me ha permitido usar la simulación
                contemporáneamente de muchas técnicas o elementos pictóricos.
                Su reproducción tiene un valor de estampa litográfica 10 por 15
                pulgadas", aclara el italiano, quien viene trabajando desde hace un
                año. Inicialmente la primera propuesta del anteproyecto era un
                estudio en tres paneles verticales y se iba a pintar en el ala
                izquierda del Palacio de la Cultura de la planta baja trasera,
                contiguo al mural de Mauricio Governatori, pero se concluyó por
                uno de dos imágenes manteniendo la esencia del tema. Recordó
                que él y otros amigos, como Mauricio Governatori y el pittore Nato
                a Pordenone, Sergio Michillini, vinieron en los 80 a fundar una
                Escuela de Artes Mural-ENAPUM-DAS (Escuela de Arte Público
                Monumental - David Alfaro Siqueiros), "entonces los primeros años
                que estuvimos en Florencia estudiando nos dimos cuenta de que
                no solo había arte académico, tradicional, de caballete, había otro
                tipo de artistas que hacían cosas que a nosotros nos parecía
                buena: como el arte mural en México, buscamos información sobre
                este arte, conseguimos algunos libros de Orozco, Rivera,
                Siqueiros; desde entonces surgió una actitud hacia un arte más
                grande, que empezamos a desarrollarla inicialmente en Italia, luego
                aquí. De los años 75 hasta la fecha, cuando hay oportunidad de
                hacer un arte mural lo vamos desarrollando, a pesar de que ahora
                yo he tenido algunas reflexiones críticas inclinadas sobre el arte
                mural. El arte mural es una de las expresiones artísticas, es una
                posibilidad como puede ser otra de las tantas posibilidades, a
                como lo puede ser un cuadro de caballete. Pienso de que no hay
                diferencia entre el arte mural y el de caballete. Siempre es arte.
                Después se puede hacer arte bueno y arte malo. .

 1 DE DICIEMBRE DEL 2001 / La Prensa

Nika CyberMunicipio             Indice de los Monumentos