Colecciones NiKa-CyberMunicipio
Promotor: Gobierno de Nicaragua, Ejecutor: Anónimo
Escultura Realista de 69 cms. alto por 28 cms ancho por 48 cms largo.

Retrato escultórico
 Monumento a 
Fulgencio Vega

busto de   bronce del senador Fulgencio Vega, quien el 5 de febrero de 1852 firmó el decreto  que elevó a Managua a Capital de la República de Nicaragua. 

Durante la Administración Pública del Director Supremo don José León Sandoval (1845 - 1847)
hubo una fuerte controversia entre el connotado jurista leonés Pablo Buitrago y el Mandatario, sobre la capitalidad de la Nación. Por la guerra de Casto Fonseca del año 1844, Sandoval dispuso que las Cámaras se reunieran en San Fernando (Masaya) y no en León.
En el folleto que publicó el jefe de gobierno, hay una revelación valiosa sobre los cambios que ha tenido la ciudad Capital de Nicaragua. Juan Espinosa, jefe interino de su gobierno en la ciudad de Rivas, con fecha 30 de Enero de 1830, designó a Granada como la residencia de los Supremos Poderes.
El 14 de febrero de 1831, la Asamblea legislativa reunida en Granada, confirmó que fuera esta ciudad sede de los Poderes Supremos. El Jefe de Gobierno, Dionisio Herrera, por esa razón desempeñó su alto cargo en Granada.
El 17 de enero de 1832, La Asamblea reunida en Granada señaló a León, para que continuara sus sesiones a partir del dia 6 de febrero, debiendose clausurar las de Granada el 21 de enero.

La Asamblea reunida en León el 2 de noviembre de 1833, designó que sus residencia seria La Villa de Managua que deberia continuarse el 12 de ese mismo mes.

El 7 de abril de 1838, se señaló a León como residencia de la Asamblea a contar del dia 24 de ese mes. Por Decreto de 27 de agosto de 1839, el Director Supremo Joaquin Cosio, hizo saber lo resuelto por La Asamblea, esto es, que se concedia al Gobierno la facultad de residir a su juicio donde lo creyese mas conveniente, de acuerdo con la seguridad y la tranquilidad del Estado.

Por Decreto del 12 de Julio de 1839, se suspendieron las sesiones de La Asamblea en León para continuarlas en Chinandega. Posteriormente se mandó que se continuara en León por Decreto del 12 de octubre de 1840.

Concluia el señor Sandoval aseverando que la capital estaba en esa ocasion en la ciudad de León, y la Asamblea en Masaya, porque el gobierno tenia la potestad para trasladarse y visitar la poblacion que creyese mas conveniente fin de ejercer alli sus altas y elevadas funciones.

Fué en esa épocaq ue se trató nuevamente de la fijación de una ciudad estable para residencia de los Supremos Poderes y para ponerle fin a la pugna entre Granada y León, el señor Encargado de la Dirección Suprema don Fulgencio vega, dió el célebre y famoso Decreto del 5 de Febrero de 1852, por medio del cual se señalaba fija, la ciudad de Managua, como la única capital de la República.

En 1952, hubo una interesante polémica entre nuestros historiadores, sobre cual de las fechas podia constituir el Centenario de la Capitalidad de Managua, si el 5 de febrero de 1852, o el 15 de septiembre de 1853, ya que en esta fecha, la Constitución politica señaló a Managua como Capital del pais. De esa fecha, cabe reconocer que Managua ha sido la única residencia de los Supremos Poderes.
Débido a los aportes que diera el Senador Director del estado, señor Fulgencio Vega, a Mangua, es que se le erige este monumento el 5 de febrero de 1952, en el Primer Centenario de ser Capital
 

La Prensa 26 de Enero de 2002
Busto de Fulgencio Vega regresa al  Parque Central 

  Ocupó el cargo de senador director del  Estado y bajo el decreto No. 155, el cinco   de febrero de 1852, nombró a Managua  capital    El busto de Fulgencio Vega,  será ubicado nuevamente en   el parque central de esta   capital, este cinco de febrero.
 
 

              Auxiliadora Rosales 
 

              El busto de Fulgencio Vega, quien por decreto elevara a Managua capital de
              Nicaragua, será reinaugurado en medio de un acto solemne después que fue víctima
              de antisociales que lo decapitaron y destruyeron sus facciones. 

              La pieza que fue develada el cinco de febrero de 1952 en las celebraciones de
              centenario de esta capital, será llevada a su pedestal también este cinco de febrero a
              propósito del 150 aniversario de esa celebración, señaló William España, del
              departamento de cultura de la Alcaldía de Managua (AM). 

              El busto que estuvo casi diez meses en restauración por parte de profesores de la
              Escuela de Bellas Artes “Rodrigo Peñalba” está a la espera de los últimos retoques
              que incluyen pintura, pulido, restauración de la base e instalación. 

              DECAPITADO Y DESHECHO 

              “Lo encontramos prácticamente decapitado y con el rostro deshecho”, dijo
              Federico Matus, director de la escuela de Bellas Artes “Rodrigo Peñalba” y
              encargado de la restauración del busto. 

              Matus explicó que fue Ricardo Gómez, profesor de escultura de la escuela, quien
              con una carretilla fue a recoger la pieza. 

              Por su parte, Gómez expresó que al restaurar la pieza se encontraron que estaba
              hecha únicamente de concreto, y que por tanto carecía de hierro que le diera una
              mayor consistencia y fortaleza, pero esa deficiencia fue corregida. 

              Dijo que el proceso de restauración ha sido muy lento porque se carecía del
              presupuesto necesario. “Lo que sucedió es que cuando se desprendió el busto se
              acordó con Clemente Guido, en ese momento director del Instituto Nicaragüense de
              Cultura, que ambas instituciones asumirían la mitad del presupuesto, lo que al final
              no se hizo”, dijo España. 

              Tras agregar que sólo la Alcaldía cumplió con su parte ya que el INC no desembolsó
              la otra mitad. “Pero el problema ya está solucionado porque la AM ya desembolsó
              lo que faltaba del presupuesto”, agregó España. 

              Aunque se desconoce quién fue el escultor de la pieza, los profesores de la Escuela
              de Bellas Artes creen que su creador fue Genaro Amador Lira, también fundador de
              la Escuela de Arte. 

              Fulgencio Vega nació en Granada en 1805 y murió en la misma ciudad el 29 de
              febrero de 1868. Fue un político y diplomático destacado de su época. 

              Ocupó el cargo de senador director del Estado y bajo el decreto No. 155, el cinco de
              febrero de 1852, nombró a Managua capital de Nicaragua poniéndole fin a las
              pugnas entre León y Granada.
 

                 Adolfo Díaz Lacayo relata ricos detalles históricos de la
                 
Revista 7 Dias Febrero del 2002
 Managua está de fiesta. No es para menos, en febrero de este año celebran el 150 aniversario de haber sido elevada a capital de la República, y 127 años de ser elevada al rango de departamento. Managua, un vocablo que tiene varias interpretaciones similares: "lugar que tiene (donde hay) represa", o "donde hay una extensión de agua o estanque", o bien "agua grande encerrada", era una pequeña plaza indígena ante de la llegada de los españoles. Tres siglos después, por su lealtad a la Corona Española, fue elevada a villa. Y por si fuera poco -en ese mismo siglo (XIX)- la elevaron a ciudad, capital y departamento.

El historiador Adolfo Díaz Lacayo, sobrino nieto del Presidente Adolfo Díaz (1912-1916), relata en esta entrevista cómo Managua pasó de ser una plaza indígena a villa; de villa a ciudad; de ciudad a capital; y de capital a departamento (algo contradictorio). Díaz Lacayo aclara que en el Decreto del 5 de febrero de 1852, no se mencionó que Managua sería la capital, sino que la sede del Poder Ejecutivo: "Entonces, por lógica es que se asumió que Managua era la capital", afirmó.

¿En qué circunstancias es que se eleva a capital a Managua?

Managua se elevó a capital de Nicaragua el 5 de febrero de 1852, año en que el Supremo Director de Estado era el señor Fulgencio Vega Santos. Pero hay que hacer hincapié en que era Supremo Director de Estado de manera interina, ya que el titular era José Laureano Pineda Ugarte.

¿Qué paso? ¿Porqué Vega estaba en el cargo que le correspondía a Pineda?

Resulta que cuando Managua es elevada a capital, el Supremo Director interino es Fulgencio Vega Santos, pero la titularidad le correspondía a José Laureano Pineda Ugarte, cuyo período iba del 5 de mayo de 1851 al primero de abril de 1853. Sin embargo, durante su período, el supremo director Pineda Ugarte tuvo dos problemas: el primero le sucedió el 5 de agosto de 1851 -a tres meses de asumir su cargo-, día en que le dieron un golpe de Estado, precisamente como reacción a que él (Pineda) desde muy temprano en su gestión, anunció que iba a trasladar la capital de Granada a Managua. Ese aviso le costó un golpe de Estado, de tal manera que el 5 de agosto salió ex patriado junto a sus ministros a Honduras. El 2 de noviembre de 1851 regresó del exilio. Sin embargo esos tres meses fueron asumidos interinamente por dos Supremos Directores llamados José Francisco de Montenegro y José de Jesús Alfaro.

¿Ese anunció fue suficiente para darle un golpe de Estado a tres meses de asumir su cargo?

Fue el pretexto. En el fondo habían intereses creados de parte del General José Trinidad Muñoz y del Obispo Jorge Viteri y Ungo. El Obispo era un enemigo mortal de todo aquello que tenía sabor u olor a volver a crear la Federación Centroamericana. Y el General, dizque cansado de tanta anarquía en el país, quería imponer una dictadura militar para poner en orden al país. Eso fue el fondo del asunto.

Volvamos al tema. ¿Qué pasó con Laureano Pineda luego que regresó del exilio?

Tuvo el segundo problema, el cual fue aparentemente personal, porque nadie sabe realmente lo que pasó. Sucede que cuando José Laureano Pineda Ugarte volvió a Nicaragua el 2 de noviembre de 1851, regresó a su cargo, pero 48 días después el se retiró del cargo de Supremo Director. Nadie sabe porqué. Todavía la historia no lo registra. Entonces, en esos 48 días en que él se retira, ocupa interinamente el cargo de Supremo Director de Estado, Fulgencio Vega Santos, quien mantuvo el puesto desde el 20 de diciembre de 1851 al 13 de febrero de 1852. Exactamente 55 días. Así que fue a Vega a quien le correspondió firmar el Decreto de traslado del Ejecutivo de un lugar a otro. No se dijo que Managua sería la capital, pero como por lógica se sabe que donde está la sede del Ejecutivo es la capital, fue que se asumió que Managua era la nueva capital.

¿Porqué se pensó en Managua como la capital?

Nicaragua prácticamente estuvo en constante Guerra Civil desde 1823, año en que se da el levantamiento del Coronel Cleto Ordoñez Yrigoyen en Granada. Desde entonces hasta la Guerra Civil que va de 1854 a 1856 –en donde, para dolor nuestro, surgió el filibusterismo encabezado por William Walker y se dio la primera intervención norteamericana en Nicaragua- se vivió en constantes diferencias políticas entre los granadinos y los leoneses. De esa manera Managua se vino ganando poco a poco la autoridad moral, política, social y comercial, para ir creciendo como de hecho sucedió.

Managua en un tiempo relativamente corto pasó de pueblo a villa, de villa a ciudad, de ciudad a capital, y de capital a departamento. Y como Managua estaba ubicada entre Granada y León, ciudades que incitaban los constantes bochinches, revueltas, revoluciones y rebeliones de la época, provocó que la gente que iba en son de paz o en son de guerra, pasaran obligadamente por Managua de manera forzosa. De esa manera Managua se convirtió en un terreno neutral. Eso lo hizo ganarse su propio crecimiento, respeto y autoridad. Me imagino que se fueron madurando estos hechos y cuando vieron la fruta madura es que hicieron a Managua capital.

Pero quien maduró la idea fue Pineda Ugarte...

Esa idea ya venía madurada. Y si le tocó anunciarla a Pineda Ugarte o firmarla a Vega Santos, que Managua sería la nueva capital, diría que fueron circunstancias de la historia, pero Managua de cualquier modo iba a ser la capital, sobre todo por su crecimiento, comportamiento y autoridad.

Lo curioso es que se hizo a Managua capital de Nicaragua, antes de haber sido elevado a departamento. ¿Cómo fue eso?

Eso es una cosa, que por cierto muy poca gente maneja. Y sí, a pesar de que Managua llegó a capital en febrero de 1852, no existía el departamento de Managua, sino que se creó 23 años después. Exactamente el 25 de febrero de 1875. Es decir que en este mismo mes, los managuas están celebrando 150 años de haber sido elevada a capital y 127 años de ser departamento. Managua, hasta 1875 perteneció al departamento oriental que estaba conformado por Granada (que era la cabecera), Masaya, Carazo y Managua. Sin embargo, en 1875, el Presidente de la República, Pedro Joaquín Chamorro Alfaro, hombre de la crema y nata de Granada -según la historia- hizo departamento a Managua como una magistral jugada política, porque él quería imponer como su sucesor a su amigo y socio, Joaquín Zavala Solís, quien era un managüense puro.

Viendo hacia atrás. ¿Cuáles han sido las distintas etapas que ha vivido Managua?

Los conquistadores españoles llegaron a Nicaragua al mando del Capitán Francisco Hernández de Córdoba en 1522 -recuérdese que Hernández de Córdoba era un lugar teniente del controversial Pedrarias Dávila-. La fecha en que los conquistadores llegan a Managua se registra en junio de 1524. Hernández de Córdoba describió Managua de la siguiente manera: "Managua es una importante plaza indígena a orillas de una hermosa laguna. Esta plaza se puede considerar la más importante de la región". En 1528, el cronista de indias, Gonzalo Fernández de Oviedo, se refiere a Managua con términos menos entusiastas: "Managua se extiende desde la Península de Chiltepe hasta Tipitapa".

Esa es la etapa de la conquista. ¿Y de la Managua colonial que se conoce?

Entre 1720 y 1730 Managua continuaba siendo un pequeño pueblo indígena que habitaba en chozas cercadas con toscas tablas de talalate con puertas hechas de cuero crudo. Además los vecinos del poblado de Managua se dedicaban a la siembra y al cuido de animales domésticos, pero su principal actividad económica era la caza y la pesca. En 1751 el Obispo Agustín Morel de Santa Cruz, quien vino de manera personal a Nicaragua, llegó a Managua el 10 de enero de ese mismo año, y por sus propias gestiones fundó en Managua un hospital, una escuela, una carnicería, y una tienda de abastos. Para ese tiempo Managua ya contaba con la Parroquia de Santiago, y tres Iglesias: San Sebastián, San Mateo y San Miguel. También ya se identificaba el barrio Santo Domingo, Candelaria, y un área conocida como Pueblo Grande (Campo Marte). Habían 47 haciendas de ganado, nueve casas de tejas, 456 chozas de paja, 752 familias y unos 4,500 habitantes. Además ya había una estructura social: los españoles, criollos (españoles nacidos en América), mestizos y mulatos.

¿Cómo fueron los primeros momentos de la Managua de la Independencia?

Los primeros movimientos independentistas suceden en Nicaragua en 1811, sobre todo en Granada, León y Masaya. En Granada se llegó a la etapa de la rebelión y de ese movimiento, la mayoría de los líderes llegaron a ser más tarde personajes importantes de la política nacionales, tales son los casos de Manuel Antonio de la Cerda y Aguilar, y Juan Argüello y del Castillo, quienes se convirtieron en los dos primeros Jefe de Estado de Nicaragua. En esos bochinches de 1811 se empezó a manifestar la animadversión entre leoneses y granadinos, y Managua ni corta ni perezosa no se mete en esos pleitos, y decide comportarse de manera neutral. Por ese comportamiento y por su grado de lealtad a la Corona Española, es que el Rey Fernando VII premia a Managua por su neutralidad y comportamiento ejemplar, y mediante Cédula Real del 24 de marzo de 1819 se eleva a Managua de pueblo a villa, la cual pasó a llamarse la "Leal Villa de Managua". Sin embargo, como en ese tiempo no existía la Internet, la noticia de que Managua había pasado de pueblo a villa, llegó a Nicaragua un año después. De modo que es hasta el 8 de abril de 1820 que se anunció lo que se había decidido en España un año antes.

Además a Managua se le permitió tener su propio ayuntamiento y se registra como primer alcalde de Managua al español José Antonio Rovira. Luego, el 24 de julio de 1846, sucede en Managua un segundo salto de calidad, pues pasó de villa a ser ciudad de "Santiago de Managua". (Según Díaz Lacayo, Santiago ha sido y es el patrono de los managuas). Para esa fecha el Supremo Director de Estado era José León Sandoval, pero lamentablemente no se ha identificado a la persona que era alcalde de "Santiago de Managua" en 1846. En esa misma época llegó al país el primer embajador de Estados Unidos, George Squier, quien escribió un libro muy bonito sobre Nicaragua, y en una de sus páginas se refiere a Managua de la siguiente manera: "Managua es un pueblo de larguísimas calles, con ganchos y casas bajas, con una gran Iglesia de un portón espectral en su frente. Hay una espaciosa plaza, con dos o tres edificios de dos pisos...". Luego, el siguiente salto de calidad es el tema que nos ocupó al inicio de la entrevista, y es que Managua pasó a ser la ciudad capital de Nicaragua, propiamente el 5 de febrero de 1852
 
 

.


 
 
 
 
 
 
 
   Regrese al indice de Monumentos de Nicaragua.
Indice General     Managua | Alcaldes y Vice Alcaldes de Nicaragua |
Sala de Lectura Nika Cyber Municipio sobre Derecho Local
 Bibliotecas y Museos | Tour Granada Colonial Barrios de Managua