Colecciones NiKa-CyberMunicipio


  • Cementerio San Pedro 
  • Cementerio  Occidental 
  • Cementerio Oriental 
  • Cementerio Los Filos de Cuajachillo, 
  • Cementerio La Trinidad Central, 
  • Cementerio San Dionisio, 
  • Cementerio Nejapa, 
  • Cementerio Santa Maria
  • Cementerio de Ciudad Sandino
  • Cementerio Camilo Ortega 
  • Cementerio Loma Linda 
  • Cementerio San Judas, 
  • Cementerio San Isidro Libertador
  •  Cementerio de Ticuantepe
  • Cementerio Las Jaguitas Sur, 
  • Cementerio Las Jaguitas Norte, 
  • Cementerio de Esquipulas
  • Cementerio Santo Domingo 
  • (no va a ser cementerio)
  • Breve historia sobre los cementerios de Managua.

    Pese al decreto de la JGRN que en 1982 entregó esos terrenos a  la comuna de Managua, ninguno de los alcaldes que ha tenido la  capital desde esa fecha (Samuel Santos, Moisés Hassan, Carlos    Carrión, Arnoldo Alemán, Miriam Fonseca, Roberto Cedeño, Leda
     Sánchez e Ismael Mayorga) inscribió los terrenos tal como lo   mandataba la ley. 
     

    En los años 80, los planes de construcción fueron hechos cuando el    alcalde era el señor Moisés Hassan. 
    Las primeras labores del Cementerio Santo Domingo fueron   iniciadas en el año 1987 -bajo administración sandinista- cuando el     alcalde de Managua era el actual catedrático Moisés Hassan      Morales. Según Hassan, a dicho cementerio le hicieron varias calles adoquinadas, andenes y al principio, lo cercaron con   alambres de púas. 

                     «Y cuando dejé la Alcaldía en marzo de 1988, el cementerio estaba   ahí, en los terrenos de la Alcaldía con un 50 por ciento de    infraestructura», dice Hassan. Esto lo confirma el señor Jorge    Morales, entonces Secretario General de la Alcaldía, que recuerda además que al cementerio también le hicieron trabajos de    movimiento de tierra y de colocación de mojones para la ubicación  de las tumbas. 

                     «Me acuerdo que eran como cinco manzanas de terreno, pero no eran confiscadas, eran de la Alcaldía», afirma Morales. 
     

      Personas conocedoras de la historia del cementerio proyectado, el  que llevaría por nombre "Héroes y Mártires" y otros, señalan que en 1980, esas tierras pertenecieron a Financiera de la Vivienda que  había adquirido los terrenos porque allí se construiría las Colinas  Norte, pero fue dada en pago.   "Por lo tanto el dueño legítimo es el Estado, pero como los sandinistas prolongaron la pista Jean Paul Genie que llegaba hasta  Villa Fontana para conectarla con la Carretera a Masaya y pasaron   cortando cuatro propiedades", afirmó la fuente.   Además mencionó que cuando se dio el triunfo de la UNO  despuntando los años 90, se formaron cooperativas y el cementerio  queda a nombre de la Alcaldía (ALMA).  "El resto del terreno pasa a ser de una cooperativa que se llama  Francisco Zúñiga que es donde están construidos los repartos  Punta al día, Villas Italianas y otros terrenos que pertenecen a  connotados miembros del FSLN que también compraron a precio  de "guate mojado", confirmó. 

    Arnoldo  Alemán   como Alcalde desarrolló la infraestructura 
    *Alemán y Cedeño quisieron «lotificarlo» y hasta ofrecieron  «coima» a concejales, denunció Mónica Baltodano  *Terreno quedará rodeado de grandes proyectos comerciales y su  valor se elevará considerablemente
     Roberto Cedeño, quien le pidió a los concejales que le permitieran   venderlo y que, a cambio, les regalaría un lote a cada uno. A  Baltodano le ofreció dos porque fue una de las que más se opuso a  la venta.
                     Según el ex alcalde Cedeño, cuando en 1990 asumió la Alcaldía  con el actual Presidente Arnoldo Alemán, el cementerio ya estaba  «adelantado», con parte del muro de losetas y algunas calles, pero  ellos no lo continuaron porque tenían nociones de que esas tierras  habían sido confiscadas en los años 80. 

                     Para entonces, dice Cedeño, la Alcaldía aparecía como dueña de   las tierras, aunque no tenían escrituras ni títulos de propiedad. Posteriormente, dice, aparecieron los dueños del terreno, unas  familias de apellido Baltodano y Gurdián, lo cual los obligó a  desistir de seguir haciendo el cementerio. 

                     «De acuerdo a los reclamos que hacían estas familias, recuerdo  que sólo un pedazo del terreno era de la Alcaldía, era muy poco, y  entonces entiendo que así fue como pasó a propiedad privada  Todos los papeles (con sus mapas) de la devolución, están en el  Departamento Legal de la Alcaldía», dice Cedeño  En agosto del año 2000, Cedeño dejó su puesto de alcalde, y para  entonces (según él), buena parte del terreno del cementerio estaba en manos de sus antiguos dueños y otra en manos de la Alcaldía. La obra estaba paralizada y olvidada  Cedeño no niega que una vez quiso dividir este terreno en lotes (y  venderlo), cuestión que contradice todas sus palabras, pues él  mismo afirma que no podían disponer del terreno porque era «ajeno». «Es que ese terreno no servía para cementerio, sus  diseños eran viejos... pero no pudimos lotificarlo», dice. 
     

    El Banco Nicaragüense (BANIC) por medio de su gerente general,  licenciado Guillermo Lugo, desmintió al alcalde de Managua,  Ismael Mayorga, sobre la afirmación de éste de que el terreno  donde se proyectó el nuevo cementerio para los capitalinos era  propiedad de la institución bancaria. 
     una firma de bienes raíces denominada Century 21 (siglo 21  en español), en la que es accionista el ex ministro de Finanzas,  Emilio Pereira. 
                       ¿Coincidencias? Emilio Pereira, cuando fue ministro de Finanzas  en el gobierno de doña Violeta, fue quien estuvo al frente del  Sistema Financiero, mismo que, en representación del Estado, era  dueño de las 12.7 manzanas ubicadas frente a la pista Jean Paul  Genie tal como está registrado en el Catastro y en el Registro  Público de la Propiedad. 

    Tierras de cementerio devueltas a los   Somoza    * Requieren de inmediato al alcalde Mayorga para que informe de  esta operación que se hizo a espaldas del ConcejoLas propiedades, dijo el Contralor, fueron confiscadas a las familias  Sevilla Somoza, a los Somoza Debayle y a la Sucesión Somoza de    conformidad con los decretos 3 y 38.  La versión que manejan los colegiados cobra mayor fuerza,   tomando en cuenta que en los años 70 una gran cantidad de  bancos de tierra ubicados en el sector exclusivo de la carretera a  Masaya en las cercanías de la rotonda Jean Paul Genie pertenecían     Precisó que los artículos 43 y 45 de la Ley de Municipios son claros  cuando establecen que los bienes de la alcaldía no se pueden  donar y vender. "Este es un robo descarado"
                     a la familia Somoza. 
     Herty Lewites tomó en nombre   de la Alcaldía de Managua, tome posesión de esos terrenos en  base al decreto de la Junta de Gobierno de Reconstrucción  Nacional de 1982. El mencionado decreto estableció que todos los terrenos en poder  del Sistema Financiero estatal para 1982 deberían ser endosados  a las alcaldías y, en el caso de Managua, el mismo debió estar  registrado a nombre de la comuna capitalina.
     
     
     

    29 de Diciembre de 2000 |  El Nuevo Diario
    Se roban cementerio
       -Muchos lo recuerdan  como un cementerio    para veteranos de  guerra, un lugar para    el descanso eterno de «Los Cachorros». 
    El Cementerio Santo Domingo
    el antiguo Cementerio Santo Domingo, ubicado en un  exclusivo sector de la Carretera a Masaya, que sin ninguna  explicación convincente y al margen de concejales, cabildos y      ciudadanos, fue «traspasado» a manos privadas, pese a estar en  el inventario de bienes de la Alcaldía de Managua.

    29 de Diciembre de 2000 |  El Nuevo Diario 

                      Herty: Recuperación es triunfo de END
                      Ya no será cementerio    —MARIO MAIRENA MARTINEZ—
                          El alcalde electo de Managua, Herty  Lewites, expresó que gracias al  interés de EL NUEVO DIARIO los  capitalinos recuperaron lo que ahora   son terrenos valiosísimos y sobre  los que en la década de los 80 se  había proyectado construir un  cementerio para desahogar los  existentes.  Lewites informó que en las primeras   72 horas de haber asumido la  comuna capitalina procederá a   orientar al equipo legal encabezado  por el doctor Benedicto Meneses,  que se inscriban a nombre de la  Alcaldía de Managua las 12.7     manzanas que se ubican cerca de la  rotonda Jean Paul Genie. 
         Para hacer ese trámite legal, indicó,  ayer mismo el abogado Benedicto    Meneses conversaría con el  magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís Cerda,  para analizar cuáles eran los pasos que se tenían que dar para  corregir lo que el mismo Solís Cerda calificó como un error   cometido en el Registro Público de la Propiedad.       El doctor Rafael Solís fue quien en 1991, cuando hacía gestiones     como abogado, solicitó en el Registro Público de la Propiedad la   cancelación de dominio de una propiedad que perteneció a la    cooperativa agrícola sandinista «Francisco Zúniga Obando», la que  estaba ubicada contiguo a los terrenos del nuevo cementerio. 

                       Según el ahora magistrado de la CSJ, lo que él solicitó fue la    cancelación de dominio de las 73 manzanas de tierra que estaban    contiguo al cementerio, pero en el Registro Público de la  Propiedad cancelaron la parcela 12003, la que nada tiene que ver   con las gestiones que haya hecho el doctor Solís Cerda en su   calidad de abogado. 

                       3 SEMANAS DE ESTAR SIGUIENDO EL CASO 

                       Herty Lewites, quien asumirá la comuna capitalina el lunes 15 de     enero, expresó que desde que comenzó a ver en END el caso del   cementerio le dio seguimiento hasta llegar a las tres semanas en que el caso fue aclarado en su totalidad, para concluir «con la grata  noticia de que esos terrenos pertenecen a la Alcaldía de  Managua». 

                      «Felicito a EL NUEVO DIARIO y a su equipo de periodistas que se    han preocupado, no por Herty Lewites, sino por defender los  intereses del municipio de Managua y realmente es una v  investigación que si no ha sido que se dedican ustedes casi tres  semanas continuas: ir a los registros, averiguar, a discutir, a que los  engañaran, porque realmente los engañaron, continuaron y  continuaron y la verdad prevaleció», expresó. 

                       «La verdad es que esas tierras son de la Alcaldía de Managua y   para este tiempo son tierras valiosísimas ya que cada una de las 12 manzanas y pico andan arriba del millón de dólares. Te  imaginás lo que se puede hacer en bien de los managuas con ese   recurso que anda arriba de los 12 millones de dólares», expresó    Lewites. 

                       DESCARTA HACER EL CEMENTERIO PROYECTADO 

                       Consciente de que no está pecando como la moraleja de la  lechera, Herty indicó que a su criterio personal no sería factible  construir el cementerio proyectado en ese lugar, ya que a pocos  metros existe un cementerio privado como lo es el «Sierras de   Paz». 
      Herty, después de todo lo que ha leído, dice estar seguro que eso  no ocurrirá nunca, pero que no podía adelantar qué destino le irá a  dar el nuevo concejo municipal, pero descartó lo del cementerio.   «Tal vez en aquellos tiempos fue el mejor lugar para un cementerio,
      pero ahora frente a esos terrenos se construirá un inmenso centro  comercial». 
     

    Instalaciones desmanteladas y valiosa propiedad «privatizada» 
    Se roban cementerio 
    * Comenzó a concebirse al final del gobierno sandinista y  Arnoldo  Alemán   como Alcalde desarrolló la infraestructura     * Hoy saquean los adoquines y lozetas en camiones de la  Alcaldía y aparece un rótulo que dice que es «propiedad privada» 
    A finales de la década     de los 80 fue   concebido como un   moderno cementerio  (para la época), que serviría para  desahogar el Cementerio Oriental   que para entonces ya  estaba saturado.        Este cementerio estaría ubicado en la entonces zona virgen de la   Carretera a Masaya, justo en la esquina donde los managuas hacen    la tradicional «Roza del Camino», en las fiestas de Santo Domingo.  En otras palabras, saliendo de Santo Domingo, rumbo para la   Colonia Centroamérica. Para más claridad: de la Rotonda Jean   Paul Genie, 200 metros abajo.    Pues bien, este terreno (grande por cierto), desde hace unos  meses ha aparecido con un gran letrero que dice «Propiedad   Privada, Siglo XXI», sin que hasta ahora quede claro como ésta  empresa se hizo de esta valiosa propiedad, pues hasta donde se sabe, forma parte del inventario de bienes inmuebles de la Alcaldía  de Managua.   Según versiones de personas que trabajaron en la Alcaldía de   Managua, cuando el alcalde era el ahora Presidente Arnoldo  Alemán, este cementerio llamado Santo Domingo, se desarrolló en    su totalidad, pero por razones desconocidas jamás se ocupó como  había sido concebido.   La construcción de este proyecto, dicen las versiones, fue ganada    (en una licitación) por la compañía Delgado y Asociados, del  Ingeniero Alfonso Delgado Molina, quien a su vez subcontrató a la   empresa del señor Daniel Aráuz, el que una vez fue funcionario del   Ministerio de Construcción y Transporte, MCT, hoy MTI.   Esa vez, tal vez por el año 1990 ó 1991 (no recuerda bien el  ingeniero Delgado), ellos, su compañía, hicieron las bardas  perimetrales con losetas, las oficinas de Administración, la caseta   de la entrada, el estacionamiento y algunos muros internos.    «Cuando nosotros agarramos el proyecto ya habían algunas calles   adoquinadas, había luz eléctrica y empezamos a hacer el trabajo de amojonamiento de lotes, para los espacios donde estarían las umbas... pero no recuerdo más... sólo me acuerdo que ya estaba el doctor Alemán en la Alcaldía», dice.   Algunas de las cosas que no recuerda el ingeniero Delgado, fue el  porqué se suspendieron el resto de edificaciones o el porqué nunca  se usó como un cementerio.    De acuerdo al señor Samuel Santos, uno de los alcaldes que tuvo  Managua en los años 80, en esa época hicieron varios estudios  para la construcción de cementerios, un crematorio y la construcción de nichos en los cementerios ya existentes.   Así fue que nació el cementerio de San Judas, otro que casi construyeron en Ciudad Sandino y otros proyectos, uno de los  cuales fue el cementerio Santo Domingo. Para el ingeniero Agustín  Jarquín Anaya, concejal de Managua a inicios de los 90, este  cementerio «tomó forma» durante la administración del alcalde   Carlos Carrión, entre 1988 y 1989.     «Con el doctor Alemán como alcalde se inició porque los planes  eran desahogar el Cementerio Oriental... pero años después supe  que esas tierras, que eran comunales, las pensaban repartir en   lotes», dice el ex contralor. Otras versiones afirman que esa   lotificación del terreno del fallido cementerio, serían para repartirlos  entre los concejales de la anterior alcaldía.     Este cementerio, según testimonios  de vecinos del lugar, aunque ya   estaba construido en un 95 por ciento, fue usado como plantel   municipal, donde llegaban tractores   y camiones de la Alcaldía a dejar materiales de construcción.    Luego, esos camiones también   desaparecieron (dejaron de llegar),   aunque no la estructura del   cementerio, del cual, hoy, sus más  de 10 calles adoquinadas, sus  gradas, sus cunetas, sus andenes,  sus cauces, boulevares, rotondas,  muros de piedra cantera, y otros de  losetas, se pierden en la maleza.   Pero, la verdad sea dicha, no sólo en la maleza se está perdiendo   la infraestructura del cementerio, pues desde hace un mes y medio,  según algunos vecinos, varios camiones que juran son de la  Alcaldía de Managua, han llegado a sacar casi todos los adoquines  de las calles del cementerio.    Estas labores, afirman, las han hecho de día. Estos camiones (de  volquete) llegan a dejar basura y a cambio, los obreros, armados de   barras y palas, sacan grandes cantidades de adoquines y hasta la   arena que los recubre, con el supuesto rumbo de llevarlos hacia un   proyecto de agua potable, que actualmente realizan en las   cercanías de Villa Libertad.    Y de ipegüe, hace pocos días, unos obreros iniciaron a derribar el   muro de losetas que hicieron a inicios de los años 90, para instalar  una cerca de alambres de púas más un rótulo que dice: «Propiedad    Privada, Siglo XXI», empresa de la que afirman es dueño el señor   Néstor Pereira y su yerno Luis Arévalo, de la Constructora NAP.     Lo que llama la atención, es el hecho de que aparezca este terreno   como propiedad privada, cuando se sabe que es un terreno   propiedad de la Alcaldía capitalina, que hasta un cementerio construyó ahí.     Por ello vale hacer las preguntas sobre ¿por qué y cómo fue    trasladada esta propiedad de la Alcaldía de Managua hacia la   empresa Siglo XXI?, o bien si fue autorizado este traspaso por la   alcaldía y los concejales, bajo una determinada ley.    Pero, además, conociendo toda la tradición de las muchas   personas y empresas prestanombres, ¿será realidad que este   terreno fue traspasado a la empresa Siglo XXI?, o es un regalo más   de la nueva piñata que desde hace varios días se realiza con los   bienes de la Alcaldía de Managua.     Es bueno recordar que estos terrenos están ubicados en una zona  costosa, con terrenos súper valorados, colindantes en uno de sus costados con Residencial «Punta al Día», con Villa Fontana y con el  Colegio Cristiano «Stilecroft»

    30 de Diciembre de 2000 |   El Nuevo Diario —JOAQUIN TORREZ A.—
                      Propiedad «privatizada» vale más de 8 millones de dólares  ¿Quién vendió Cementerio?  Contralor iniciará las investigaciones    *Redoblan vigilancia privada, pero no dicen quiénes son los  «dueños» de las cinco manzanas  *Alemán y Cedeño quisieron «lotificarlo» y hasta ofrecieron  «coima» a concejales, denunció Mónica Baltodano  *Terreno quedará rodeado de grandes proyectos comerciales y su  valor se elevará considerablemente
        Es un terreno de unas 5  manzanas, cuyos costos superan  los 8 millones de dólares, por  estar en un sector de zonas residenciales y de futuros centros  comerciales.  Eso es lo que está en juego en el  llamado Cementerio de Santo  Domingo, ubicado en las   cercanías de la Rotonda Jean  Paul Genie, que hasta hace unos  meses aparecía en el inventario  de bienes de la Alcaldía de  Managua, pero que ahora  aparece, sospechosamente, en   manos privadas.  Este cementerio fue concebido  por la alcaldía capitalina en la   década de los años 80, para  desahogar al cementerio oriental que para entonces ya estaba  saturado. Su infraestructura fue creada en su totalidad por el  entonces Alcalde Arnoldo Alemán, que le dejó como herencia las  calles adoquinadas, gradas, bulevares, muros, rotondas, luminarias,  cauces, andenes y un costoso muro perimetral hecho con losetas. 
       «Pero hay algo más y es que este cementerio tiene un pozo artesiano y hasta una especie de capilla para hacer oficios  religiosos», dijo ayer el miembro del Colegio de Contralores, Luis Angel Montenegro, que en los próximos días le propondrá a sus  colegas una investigación para que la actual Alcaldía responda del   porqué este cementerio, propiedad de la Alcaldía, aparece ahora  como «Propiedad Privada, Siglo XXI».   Para Montenegro, en este caso hay muchos motivos para que la  Contraloría lo investigue, sobre todo porque si lo vendió, debió   primero recibir autorización del Consejo Municipal. Y en ese caso,  ¿dónde fue a parar ese dinero?. «Además que los bienes   comunales de la Alcaldía no se pueden vender porque son bienes   de beneficio público», dice Montenegro. 

                      Según Montenegro, si la Alcaldía iba a vender ese terreno, o  cualquier otro bien que pase de los 200 mil córdobas, debió pedir  una autorización de los concejales. «Pero a todas luces se ve que no hubo tal autorización y, lo que es peor, no se sabe el rumbo del  dinero ni la ubicación de las empresas Siglo XXI y otra que llaman AL FIN SA, que ahora salen como dueñas». Para que se den una  idea, estos terrenos del cementerio son más de 5 manzanas. Y si se toma en cuenta el lugar donde está ubicado, cerca de la  Rotonda Jean Paul Genie (donde cada vara cuadrada cuesta por lo   menos 150 dólares), una manzana de ese terreno vale más de 1  millón 500 mil dólares. Si este terreno es de 5 manzanas, su valor  supera los 8 millones de dólares.     «Eso es toda una fortuna y el alcalde tiene que responder qué  hicieron con ese dinero y por qué vendieron el cementerio», dice    Montenegro, quien se pregunta además cómo pudieron vender ese   lugar, si ya habían hecho una inversión millonaria al cercarlo por    completo con losetas, hacerle calles adoquinadas, pozos, muros de  contención interno, y todo lo que conlleva una obra de esas como  movimientos y compactación de tierra. 

                      «De verdad que se ve fea esa venta repentina, que me parece no   es de última hora, sino que lleva algún tiempo, quizás un año, justo  el tiempo en que han empezado a perderse los adoquines, las   luminarias y ahora las losetas que sospechosamente las están  sustituyendo con alambres de púas», dice el contralor.     Si prospera la investigación que propondrá Montenegro, la alcaldía  capitalina tendrá que responder por dos vías: una por confirmación  expresa del alcalde Ismael Mayorga (que debe revelar quiénes son  los socios de las citadas empresas) y otra por medio de la auditoría que hará la Contraloría. 
                       La presencia de los vigilantes privados, en ese terreno, según   Montenegro, no es nueva, aunque quizás no tanto como la idea de hacer el cementerio que data desde los años 80, cuando esa zona   era marginal y poco valorada.  De acuerdo a personas que conocen esa zona, un fuerte grupo  inversionista de Centroamérica tiene previsto hacer (casi al frente  del cementerio), un enorme Centro Comercial, quizás el más grande del istmo, con un parqueo para unos 4 mil carros, seis salas  de cine, gimnasio y otra serie de extras. «Hasta ahora tienen hecho  un movimiento de tierras que es millonario. Entiendo que es un   proyecto grandísimo, y ahora... imaginate el valor que tendrán las  tierras del cementerio... eso te revela que las personas que  agarraron ese terreno lo hicieron con conocimiento de causa», dice  Montenegro. 

                      Contrario a lo informado ayer, la empresa Siglo XXI (que aparece  como dueña del terreno), según el señor Luis Arévalo y don Néstor  Pereira, nada tiene que ver con ellos. Arévalo, de acuerdo a una   carta enviada a este rotativo, es dueño de una empresa metalúrgica  llamada Siglo 22 SA, que por coincidencias, tiene sus oficinas en el    mismo sector. 

      Pero bueno, el misterio sobre  el «traspaso» a manos   privadas de este cementerio    continúa. Ayer, a raíz de la  publicación en este rotativo, la  vigilancia (a cargo de la  empresa SERVIPRO), fue   redoblada y de las empresas   AL FIN SA, citada por el  contralor y la Siglo XXI, nada  se sabe a excepción del rótulo   puesto en el interior del  terreno.  En las oficinas de la Empresa SERVIPRO, empleados   consultados, dijeron  desconocer quiénes son los   dueños del terreno, pero que sí   saben que son tres los socios    Igual que en ocasiones  anteriores, vecinos del lugar  reconocen que son los camiones de la Alcaldía capitalina los que    han llegado a sacar los adoquines del antiguo cementerio.
     

    ALEMAN LO QUERIA PARA CASAS 

                      De acuerdo a la diputada y ex concejal de Managua, Mónica   Baltodano, el terreno del cementerio siempre ha sido de la Alcaldía.  En los años 80, los planes de construcción fueron hechos cuando el    alcalde era el señor Moisés Hassan.      Luego, el entonces alcalde Arnoldo Alemán, los continuó al mandar    a adoquinar las calles, a ponerle las luces y todo lo demás, pero,    según Baltodano, no para hacerlo cementerio sino para venderlo en  lotes para casas. Alemán también lo usó como plantel municipal. 

                      CEDEÑO QUISO VENDER LOTES 

                      La idea de los lotes, dice Baltodano, fue retomada por el alcalde   Roberto Cedeño, quien le pidió a los concejales que le permitieran   venderlo y que, a cambio, les regalaría un lote a cada uno. A  Baltodano le ofreció dos porque fue una de las que más se opuso a  la venta. 

                      «Pero como nunca le permitimos venderlo, las cosas quedaron ahí y cuando dejamos de ser concejales, en 1996, ese terreno aún era   de la Alcaldía», dice Baltodano, quien, igual que el contralor  Montenegro, no se explica cómo este terreno aparece ahora como  privado.     Lo contradictorio de todo esto, dice Baltodano, es que antes, en los   años 80, hubo personas que se negaron a apoyar la construcción  de ese cementerio, porque decían que era una zona marginal y   poco recomendable. Sin embargo, en la misma zona, ahora existen  varios proyectos para hacer, en el mismo sector, cementerios  privados.

    10 de Enero de 2001 |  El Nuevo Diario                   END llega al fondo y aparece una luz en el túnel     Cementerio sigue siendo de Alcaldía  * Ningún alcalde inscribió los traspasos del decreto de 1982  * Colindantes al amparo de títulos agrarios y «terceros de buena      fe» sí consiguieron cambiar los asientos del BANIC   * El próximo alcalde deberá proceder a inscribir a nombre de la   comuna la valiosa propiedad del pretendido cementerio 
                        —MARIO MAIRENA MARTINEZ—
         «La Alcaldía de Managua bien puede tomar posesión de esos   terrenos», manifestó el hoy magistrado de la Corte Suprema de  Justicia, Rafael Solís Cerda, después que la investigación de EL   NUEVO DIARIO llevó a la tarea de escudriñar en el Registro    Público de la Propiedad todos y cada uno de los tomos relacionados con el terreno del cementerio que se comenzó a
     construir cerca de la rotonda Jean Paul Genie. 

                       ¿Por qué el doctor Rafael Solís Cerda? Porque éste, en 1991 solicitó en el Registro Público de la Propiedad, en su carácter de    abogado, la cancelación de dominio de una propiedad que desde   1981 estaba a nombre del Banco Nicaragüense y que colindaba    con una cooperativa que vendió las tierras otorgadas por la Reforma Agraria Sandinista. 

                       La solicitud de cancelación de dominio presentada por el doctor    Rafael Solís Cerda, fue respondida positivamente en el Registro    Público de la Propiedad, lo que para el hoy magistrado de la CSJ    fue un error cometido en el Registro, ya que lo que único que se   debió cancelar eran los terrenos colindantes y que abarcaban unas  73 manzanas.     La cooperativa agrícola sandinista que vendió las tierras cerca de    la rotonda Jean Paul Genie llevaba por nombre «Francisco Zúniga    Obando» y en los dos títulos de Reforma Agraria que se encuentran  en igual número de tomos en el Registro Público de la Propiedad se expresaba claramente que colindaba por el este y el sur con «el  cementerio nuevo». 

                       MAGISTRADO: «NI ME ACORDABA» 

                       Luego de verificar que fue por gestiones del abogado Rafael Solís  Cerda que se había alterado lo que se mantuvo incólume en el  Tomo No. 792, folio 185, hasta el año 1991, éste expresó que ni se  acordaba haber solicitado la cancelación de dominio de esa   propiedad en virtud de dos títulos de Reforma Agraria.    «Yo ni me acordaba y no sé si los cancelaron totalmente. Pero los  dos títulos de Reforma Agraria no comprendían el cementerio. El   cementerio siempre estuvo fuera de los terrenos de la  cooperativa», reiteró el magistrado Solís Cerda.  -Entonces ¿en poder de quién quedan los terrenos del cementerio?
      «Si la alcaldía no ha inscrito todavía, bien lo puede hacer     enmendando el error cometido en el Registro Público de la  Propiedad. La realidad es que siempre se habló del traspaso de  tierras lo que el BANIC de ese tiempo debió haber pasado a la  Alcaldía de Managua», expresó el magistrado de la CSJ.    «El registrador no debió haber cancelado más allá de los dominios   de la cooperativa según los títulos de reforma agraria», manifestó  Solís Cerda. 

                       HISTORIA COMIENZA CON UNA VENTA Y TERMINA CON EL    ERROR 

                       Tal como lo indican los datos tomados en el Catastro, en el   Registro Público de la Propiedad encontramos que la parcela   12003 está registrada en el tomo 792, folio 185, asiento primero en  el que aparece que en el año 1981 su dueña era la Financiera Nicaragüense de Inversiones representada por el financista Luis   Carrión Montoya, quien vendió esa propiedad al BANIC. 

                       En representación del BANIC (en ese tiempo estatal por completo)  actuó el abogado Jaime Baca Castellón, quien aceptó la venta del   señor Luis Carrión Montoya por la suma de 5 millones 357 mil 837     córdobas, lo que era un abono a un pasivo de 59 millones de   córdobas. 

                       OTRO QUE HOY ES MAGISTRADO DE LA CSJ HIZO LA  ESCRITURA 
                       Vendedor y comprador, aparece en el Registro, comparecieron  ante los oficios notariales del también hoy magistrado de la Corte   Suprema de Justicia, doctor Fernando Zelaya Rojas el 18 de diciembre de 1981.    El 7 de mayo, todos los detalles de quienes eran los nuevos dueños  del terreno donde se proyectó el nuevo cementerio fueron     presentados en el Registro Público de la Propiedad, lo que así   quedó certificado en el asiento 5. 

                       Llegó el año 1991 y apareció el abogado Rafael Solís Cerda    solicitando la cancelación de dominio de terrenos vendidos por una  cooperativa vecina y el error, según el magistrado de la CSJ, se  cometió en el Registro Público de la Propiedad, «pero se puede
        enmendar». 

                       NINGUN ALCALDE INSCRIBIO COMO LO MANDATO LA JGRN 

                       Pese al decreto de la JGRN que en 1982 entregó esos terrenos a  la comuna de Managua, ninguno de los alcaldes que ha tenido la  capital desde esa fecha (Samuel Santos, Moisés Hassan, Carlos    Carrión, Arnoldo Alemán, Miriam Fonseca, Roberto Cedeño, Leda
     Sánchez e Ismael Mayorga) inscribió los terrenos tal como lo   mandataba la ley. 

                       LOS TITULOS DE LA COOPERATIVA AGRICOLA
                       «»FRANCISCO ZUNIGA OBANDO» 

                       En el tomo 1669, folio 226 aparece la primera inscripción que hizo   en el Registro Público de la Propiedad, la Cooperativa Agrícola   «Francisco Zúniga Obando», la que definió sus linderos de 46     manzanas de la siguiente manera: al norte cooperativa agrícola  sandinista Benjamín Zeledón; al sur cooperativa Gabriel Cardenal;  al este cementerio; oeste, Villa Panamá.     El segundo título de Reforma Agraria inscrito en el Registro Público de la Propiedad por 22 manzanas tienen como linderos: al norte  diario Barricada, Camino de Oriente, asentamiento espontaneo;  sur, cementerio en construcción; este, terrenos de la cooperativa   que fueron de radio Mi Preferida y camino viejo a Santo Domingo;  oeste, cooperativa Benjamín Zeledón y de la misma cooperativa.     Lo anterior demuestra que nada tenían que ver la cooperativa  «Francisco Zúniga Obando» con los terrenos del cementerio     proyectado cerca de la rotonda Jean Paul Genie, los que ahora      pueden ser reclamados por la Alcaldía de Managua en base al  decreto de la JGRN en 1982. 

     9 de Enero de 2001 | El Nuevo Diario       —MARIO MAIRENA MARTINEZ—             Desmiente a Alcalde
         BANIC también niega ser dueño del   Cementerio   * Un caso para Aghata Christie
        El Banco Nicaragüense (BANIC) por medio de su gerente general,  licenciado Guillermo Lugo, desmintió al alcalde de Managua,  Ismael Mayorga, sobre la afirmación de éste de que el terreno
      donde se proyectó el nuevo cementerio para los capitalinos era  propiedad de la institución bancaria.   Lo anterior fue dado a conocer en un comunicado en el cual la   mencionada entidad bancaria niega «enfáticamente que los  terrenos ubicados en el proyectado Cementerio Santo Domingo, sean propiedad del BANIC, como recientemente lo manifestó el alcalde saliente de 
    Managua, Ismael Mayorga, en El Nuevo Diario».
       El licenciado Lugo añadió que «desconocemos si en esa zona  antes mencionada el Banco Nicaragüense de Industria y Comercio,   tuvo alguna vez terrenos, pero que hoy por hoy el BANIC no es  dueño de los mismos».    Asimismo, el gerente del BANIC aseguró que también desconoce   quién es la empresa Siglo XXI, así como los otros actores que se   mencionan en el artículo publicado en este rotativo el día sábado 6   de enero del corriente. 

                       ALCALDIA DEBE ASUMIR POSESION QUE LE DIO EL
                       DECRETO DE LA JGRN 

                       El caso del cementerio proyectado cerca de la rotonda Jean Paul  Genie se está tornando un caso digno de Aghata Christie, debido a que después del «destape» hecho por El Nuevo Diario a finales de   diciembre, su posesión es como una «papa caliente». Ismael  Mayorga aseguró que esos terrenos nunca han sido de la alcaldía y le endosó el asunto al BANIC, el señor Francisco Cifuentes dueño  de Siglo XXI afirmó que nunca ha tenido la intención de tocar la  parcela 12003 y ahora viene el BANIC a decir que nunca ha sido  dueña de esos terrenos.   Sin embargo, tantas negativas más bien le sirven de apoyo al   alcalde entrante de Managua Herty Lewites para que, en nombre   de la Alcaldía de Managua, tome posesión de esos terrenos en  base al decreto de la Junta de Gobierno de Reconstrucción  Nacional de 1982. 
     El mencionado decreto estableció que todos los terrenos en poder   del Sistema Financiero estatal para 1982 deberían ser endosados  a las alcaldías y, en el caso de Managua, el mismo debió estar    registrado a nombre de la comuna capitalina.

    3 de Enero de 2001 |                  Inaudita versión llega a la Contraloría
                     Tierras de cementerio devueltas a los   Somoza   * Requieren de inmediato al alcalde Mayorga para que informe de  esta operación que se hizo a espaldas del Concejo    * Alemán y Centeno Gómez habían jurado que ni una sola   pulgada de tierra sería retornada a la Estirpe Sangrienta   * ¿Quién era el alcalde cuando se dio esta maniobra fraudulenta?
        —LUIS GALEANO y MOISES CASTILLO—
       El terreno de siete manzanas del antiguo Cementerio Santo    Domingo, valorado en más de 10 millones de dólares, al parecer   fue devuelto ilegalmente a la familia Sevilla Somoza de acuerdo a   versiones que se llevaron ayer al seno del Consejo Superior de la   Contraloría General de la República (CSCGR). 
      Según el contralor colegiado Luis Angel Montenegro, el CSCGR se   reunió ayer exclusivamente para discutir el caso del camposanto  sobre la base de la denuncia publicada por END y fue en esa  reunión donde se conoció de fuentes confiables que el terreno    presuntamente fue devuelto a la familia Sevilla Somoza. 
        Las propiedades, dijo el Contralor, fueron confiscadas a las familias  Sevilla Somoza, a los Somoza Debayle y a la Sucesión Somoza de    conformidad con los decretos 3 y 38. 

                     De lo confiscado por estos decretos en lo que a Somoza y toda su    estirpe se refiere, "no se les puede regresar ni una sola pulgada de   terreno ni un solo bien propiedad que les haya sido confiscado" y  eso ha sido expuesto por el presidente Arnoldo Alemán y por el   Procurador General de Justicia.   De ser cierto lo que se nos ha informado -agregó Montenegro- no le   encontramos ningún asidero legal, ni ninguna justificación   verdadera para invertir millones de córdobas de los capitalinos y   terminar devolviéndole a los Somoza esas tierras".   La versión que manejan los colegiados cobra mayor fuerza,    tomando en cuenta que en los años 70 una gran cantidad de   bancos de tierra ubicados en el sector exclusivo de la carretera a  Masaya en las cercanías de la rotonda Jean Paul Genie pertenecían  a la familia Somoza. 

                     La vara cuadrada del terreno del cementerio que actualmente  aparece a nombre de una empresa denominada Siglo XXI, que según versiones extraoficiales está a nombre de los hijos de Lilliam  Somoza Debayle, cuesta 150 dólares. Dicha suma, al multiplicarse   por 7 manzanas que es lo que mide el cementerio, equivale a U$10  millones 500 mil dólares. 

                     REQUIEREN AL ALCALDE 

                     Montenegro indicó que los miembros del CSCGR resolvieron ayer    solicitar en el término de la distancia que el actual alcalde Ismael    Mayorga les proporcione la información completa de la empresa a la que le fue entregado el cementerio, sobre la base de qué ley se  entregó esos "valiosos terrenos de la Alcaldía" y quiénes son las   personas que conforman la empresa Siglo XXI.  "A la CGR le tienen que proporcionar la documentación legal y los    aspectos legales que tuvo la Alcaldía de Managua y el concejo   municipal -que según tengo entendido nunca aprobó la devolución  de las tierras- para haber entregado esta propiedad en la que se  había invertido sumas millonarias de los impuestos de los    capitalinos", dijo Montenegro.                   "Nos urge investigar -añadió- porque en este terreno había sido   remodelado en hechuras de terraza, compactación de tierras,    muros de contención, calles adoquinadas, pozos artesianos,  luminarias, más una barda de concreto en función de siete   manzanas de tierras, por lo tanto no estamos hablando de   centavos, sino de cantidades millonarias". 

                     DEBE RESPONDER DE INMEDIATO 
        Además el colegiado expresó que el edil Ismael Mayorga debe  proporcionar la información solicitada lo antes posible a la CGR, ya que "es una información que tiene a mano", para así valorar con los  miembros del CSCGR si amerita enviar un equipo de auditores y  conocer a profundidad la entrega de esos terrenos.     Asimismo, Montenegro consideró "que lo grave" es que el Concejo  Municipal no tiene conocimiento del tema del cementerio "y si una operación millonaria de esta naturaleza se hizo al margen de los  concejales, lo más lógico sería sancionar al alcalde que hizo la  devolución de la tierra, pero va a ser una vez que tengamos la  documentación completa que la ley tipificará presunciones penales,    civiles, administrativas o la que corresponda". 

                     El colegiado señaló que, aunque no le consta, la administración  municipal en la cual fueron regresados los terrenos, "tengo  entendido que muchas de estas cosas ocurrieron cuando el  ingeniero Roberto Cedeño era alcalde, pero habrá que ver si hay  otros alcaldes de otras administraciones que tienen su cuota de   responsabilidad sobre este tema". 

                     No obstante, Montenegro dijo que Cedeño conoce del asunto del   cementerio, pues éste se pronunció a través de END indicando que  el "medio recordaba la situación, lo que significa que tenía  conocimiento del caso, pero además yo creo que no debería    olvidarse de una operación de tantos millones como es el caso del  cementerio".                  Para finalizar, el colegiado manifestó que requerirán la información    inmediatamente al alcalde Ismael Mayorga y que van a citar a la    CGR a todos los que estén implicados en este caso para que den  su respectiva explicación del asunto. 

                     Por otra parte, se conoció que el Alcalde de Managua, Ismael    Mayorga, brindará en las próximas horas una conferencia de  prensa para referirse a la situación legal del Cementerio Santo Domingo.   Eduardo Romero Gómez, portavoz del gobierno municipal, dijo que  el edil capitalino está recopilando información sobre todo lo que se  ha publicado en los medios de comunicación y hablará con los  periodistas.                   Mientras tanto, la concejal sandinista Iris Montenegro Blandón dijo  que ayer se reunió de urgencia su bancada y envió una carta para   que el alcalde Mayorga explique ante el Concejo Municipal por qué  la propiedad ya no pertenece a la municipalidad. 

                     Montenegro calificó como un "robo" el traspaso de la propiedad a    privados, porque no se consultó en ningún momento con el Concejo Municipal de Managua (CMM), que es el máximo organismo que    tiene que decidir por los bienes de la municipalidad.     Precisó que los artículos 43 y 45 de la Ley de Municipios son claros  cuando establecen que los bienes de la alcaldía no se pueden   donar y vender. "Este es un robo descarado". 
     

    4 de Enero de 2001 | El Nuevo Diario                    Cementerio no pasó a los Somoza
                       Cerco se cierra sobre período Alemán-Cedeño
                       * Tierras son en realidad más de doce manzanas y nunca fueron  confiscadas
                       * Pista se pierde en el período en que fueron Alcalde y  Vicealcalde Alemán y Cedeño
      —MARIO MAIRENA MARTINEZ Y MOISES CASTILLO ZEAS—
      Las pistas sobre el robo del cementerio proyectado cerca de la   rotonda Jean Paul Genie en la Carretera a Masaya, hasta el   momento apuntan hacia la administración municipal del doctor  Arnoldo Alemán y del ingeniero Roberto Cedeño, alcalde y vice   alcalde de Managua respectivamente en el período 90-97.    El actual concejo municipal no sabe nada del caso y al igual que EL  NUEVO DIARIO ayer andaban buscando información sobre el  asunto en las oficinas del Catastro, mientras, de muy buena fuente,  logramos conocer que la familia Somoza nunca fue dueña de esos   terrenos, hoy en poder de una empresa privada. 

                       Los señalamientos hacia la administración Alemán-Cedeño son en   base a que las pistas arrojan que fue durante el período en que   ambos manejaron la comuna capitalina, en el que se hizo la  transacción con terrenos que en 1980 eran propiedad del Sistema   Financiero, y por ende del Estado.     La manera en que el Sistema Financiero se hizo dueño de los   terrenos ubicados cerca la rotonda Jean Paul Genie fue por una   transacción bancaria con una persona particular, la que el 18 de  diciembre de 1980 entregó la parcela No.12003 al Estado. 

                       SAMUEL SANTOS HIZO LOS ESTUDIOS 
         Luego la comuna de Managua, con Samuel Santos como alcalde,   solicitó esos terrenos al oriente de la capital para descongestionar  los cementerios Oriental y Occidental y comenzó a hacerse  realidad un estudio hecho con la colaboración de los alcaldes  Oscar Fernández Mell de La Habana, Cuba y Enrique Tierno Galán  de Madrid, España.       Ese estudio, refirió el ex alcalde Samuel Santos, se hizo con la idea   de buscarle una salida a la saturación de los cementerios más utilizados por los capitalinos y para llevar un poco de orden a otros  panteones que se ubicaban en San Judas y Ciudad Sandino. 

                       Samuel Santos relató que la búsqueda de ese orden, en la alcaldía    de Managua se creó la Dirección de Cementerios, la que tendría   como tarea llevar un control y establecer normas en los cementerios existentes y el que se iba a crear en dirección a la Carretera a   Masaya.    En el estudio asesorado por cubanos y españoles, añadió el ex  alcalde, se estableció que por la Carretera a Masaya debía existir   otro cementerio, debido a que era una zona donde la mayor parte  de la población se estaba asentando en esos años. 

                       HASSAN, CARRION, ALEMAN Y... LA PISTA SE PIERDE 
      Samuel Santos expresó que a finales de 1985 al entregar la  comuna de Managua a Moisés Hassan, la obra estaba comenzada,  la que siguió Carlos Carrión, hasta llegar a la administración del  doctor Arnoldo Alemán y Roberto Cedeño. 
      ¿Qué pasó después? Samuel Santos no lo sabe. Carlos Carrión   tampoco y mientras Alemán no ha dicho esta boca es mía, Roberto Cedeño habló brevemente de una devolución por una supuesta  confiscación, lo que se contradice con los datos encontrados en el   Catastro, donde la propiedad en 1980 estaba en manos del   Sistema Financiero. 

                       SON 12.7 MANZANAS EN UN SECTOR PRIVILEGIADO 
      Los datos encontrados en el Catastro señalan que la parcela  No.12003, originalmente está inscrita en el Registro Público con  todos los datos que arrojan que en el año 1980 era propiedad del  Sistema Financiero, luego de una transacción con una persona  particular, la que era dueña desde 1968. 

                       En una ortofotomapa de 1986 (mosaico de fotos aéreas  rectificadas por personal especializado de INETER) se aprecia que  para ese año ya estaban hechos los accesos y las calles de lo que  sería el nuevo cementerio de los capitalinos en la Carretera a   Masaya. 

                       EN ESOS TERRENOS Y OTROS ESTABA PROYECTADO LAS
                       COLINAS NORTE 
      Personas conocedoras de la historia del cementerio proyectado, el  que llevaría por nombre "Héroes y Mártires" y otros, señalan que en   1980, esas tierras pertenecieron a Financiera de la Vivienda que  había adquirido los terrenos porque allí se construiría las Colinas  Norte, pero fue dada en pago.   "Por lo tanto el dueño legítimo es el Estado, pero como los  sandinistas prolongaron la pista Jean Paul Genie que llegaba hasta  Villa Fontana para conectarla con la Carretera a Masaya y pasaron   cortando cuatro propiedades", afirmó la fuente. 
       Además mencionó que cuando se dio el triunfo de la UNO    despuntando los años 90, se formaron cooperativas y el cementerio  queda a nombre de la Alcaldía (ALMA). 

                       "El resto del terreno pasa a ser de una cooperativa que se llama     Francisco Zúñiga que es donde están construidos los repartos    Punta al día, Villas Italianas y otros terrenos que pertenecen a   connotados miembros del FSLN que también compraron a precio  de "guate mojado", confirmó. 

      CONCEJO ACTUAL DESPISTADO Y DICE ESTAR   ¨ INVESTIGANDO¨ 
      Mientras, el Secretario del Concejo Municipal de Managua (CMM),   Edgar De la LLana, afirmó que los terrenos del antiguo cementerio  de Santo Domingo que presuntamente fueron devueltos a la familia  Sevilla Somoza no aparecen como patrimonio de la municipalidad   "y todos los terrenos que están en el centro de la capital son  manejados por el gobierno central". 

                       El Secretario del Concejo dijo que las propiedades que fueron  afectadas con los decretos de confiscación 3 y 38 están en poder  del gobierno central.  Sin embargo, De la Llana expresó que están haciendo una revisión  de las actas del concejo municipal que presidió el exalcalde de  Managua y hoy presidente Arnoldo Alemán Lacayo. 
       El Secretario del CMM estimó que de aquí al viernes se tendrá toda la información y va a ser entregada a los medios de comunicación y  a la Contraloría. 

                       De la Llana expresó que si la propiedad pertenece al gobierno   municipal tendrá que ser devuelta. "Según EL NUEVO DIARIO son  tierras muy valiosas".    No obstante, expresó que el presente Concejo Municipal no puede  decidir si hay que devolver los terrenos o no, eso le va a corresponder a las próximas autoridades de la alcaldía de  Managua o sea al alcalde electo Herty Lewites. 

                       ¿El tema lo van abordar en la próxima sesión del Concejo   Municipal? 

                       "Yo creo que no. Ya no tenemos tiempo". 

     5 de Enero de 2001 |                    Nuevas pistas sobre "privatización" de Cementerio
                       Atraco por resolverse   * Vecino de las valiosas doce manzanas compró y en la escritura   está "rodeado" por propiedades de la Alcaldía de Managua, incluyendo las del Cementerio
                       * Administrador actual ordenó alzarse con adoquines y su orden  está en poder de "El Centinela", aunque ahora se hacen los que   "andan investigando"
          —MARIO MAIRENA MARTINEZ—
      La empresa Siglo 21,   misma que está   posesionada de los    terrenos donde   estaba proyectado un  nuevo cementerio  para los managuas  sigue siendo un misterio, mientras de
      manera coincidente  existe una firma de bienes raíces denominada Century 21 (siglo 21  en español), en la que es accionista el ex ministro de Finanzas,  Emilio Pereira. 

                       Pereira, al ser consultado si la firma a su cargo tenía alguna  relación con los terrenos del cementerio proyectado cerca de la   rotonda Jean Paul Genie en la Carretera a Masaya, dijo que nada  tenía que ver, que Century 21 es una empresa mundial y que no  tenía mucho tiempo para atendernos, "porque estoy en una reunión   con la junta directiva". 

                       Entró veloz a su despacho y a los pocos minutos de la oficina de   Pereira, ubicada frente al Instituto de Previsión Social Militar en  Bolonia, salió el ex ministro de la Presidencia, Antonio Lacayo,   quien se dirigió raudo a su vehículo, al tiempo que sostenía una  conversación por su teléfono celular. 

                       ¿Coincidencias? Emilio Pereira, cuando fue ministro de Finanzas   en el gobierno de doña Violeta, fue quien estuvo al frente del  Sistema Financiero, mismo que, en representación del Estado, era  dueño de las 12.7 manzanas ubicadas frente a la pista Jean Paul enie tal como está registrado en el Catastro y en el Registro  Público de la Propiedad. 

                       Por nuestra parte, intentamos ubicar al ingeniero Antonio Lacayo  acerca de los motivos por los cuales estaba en la reunión de la  firma Century 21 y si la misma tenía algo que ver con los terrenos del cementerio en la Carretera a Masaya, donde están varios   rótulos en los que se lee: "Propiedad Privada. Siglo XXI" y fue tarea  imposible. 

                       ALFINSA COMPRO TERRENO COLINDANTE CON   CEMENTERIO 

                       Mientras, el licenciado Albert Griffith Jr., de la empresa  Almacenadora Financiera de Nicaragua S.A. (ALFINSA), confirmó que esa firma compró media manzana de los terrrenos ubicados a  la orilla de la pista Jean Paul Genie y que lo hizo de una manera legal y transparente. 
      Griffith refirió que hace cuatro años ellos compraron a los señores   Frank Amador y Claudio Morales, después de haber hecho una  revisión minuciosa de que no tendrían problemas al adquirir esa propiedad, por lo que decidieron levantar un cerco y poner el rótulo  visible a la orilla de la pista. 
        En la revisión que hizo ALFINSA, indicó, se encontraron que esa  media manzana fue propiedad del señor Juan Wong Obando por  más de 30 años y que éste se la vendió a los señores Frank  Obando y Claudio Morales a quienes le compraron en agosto de  1997. 

                       ESCRITURA CONFIRMA QUE TERRENOS SON DE ALMA 

                       El funcionario de ALFINSA dijo que para evitarse problemas  futuros, cuando hacían sus investigaciones el 12 de noviembre de 1996 la alcaldía de Managua les extendió una constancia de que el   terreno que estaban interesados en comprar no era de la comuna,
      "pero que estábamos rodeados de la Alcaldía". 

                       Griffith indicó que para ellos desde que compraron siempre han  estado colindantes por todos lados con terrenos pertenecientes a  la comuna de Managua, tal como lo confirma la escritura elaborada  en agosto de 1997 y que se encuentra debidamente registrada en   el Registro Público de la Propiedad. 

                       La escritura elaborada por el abogado Guillermo Areas Cabrera  expresa que la media manzana adquirida por ALFINSA a los  señores Frank Amador y Claudio Morales colinda: "Al norte con   terrenos de la alcaldía de Managua; al este con terrenos de la  Alcaldía de Managua; al oeste con terrenos de la Alcaldía de  Managua y al sur con la pista Jean Paul Genie". 

                       Inclusive, señaló Griffith, "antes de comprar pedimos una carta  aclaratoria al señor Amador y la Alcaldía certificó, además que el  terreno que iba a vender no era de la comuna, que los terrenos colindantes pertenecían a la Alcaldía de Managua, lo que fue  certificado por la doctora Alina Salomón Santos, directora de  Urbanismo". 

                       El funcionario de ALFINSA expresó que lo que le llamó la atención  es que hace un mes en los terrenos vecinos se comenzó a levantar   un cerco, señalando que mientras no les toquen lo que compraron  hace cuatro años no se meterá en problemas. 

                       MOVIMIENTOS EXTRAÑOS DIRIGIDOS DESDE ALCALDIA 

                       Además de ese cerco que hace un mes comenzó a levantarse en  los terrenos del cementerio proyectado, varios camiones llegaron a   la propiedad a levantar los adoquines y llevárselos con rumbo  desconocido, tal como se evidencia en lo que para estos días  debería ser el nuevo cementerio de los capitalinos. Nuestras   investigaciones llevaron a dar que quien dio la orden para que se  levantaran los miles y miles de adoquines de la propiedad en  cuestión, fue el actual director Administrativo de la Alcaldía de   Managua, licenciado Jorge Mayorga, lo que fue confirmado desde  la empresa de vigilancia "El Centinela". 

                       En la empresa de vigilancia "El Centinela", su director de   Operaciones Jorge Dávila fue quien nos atendió y después de  decirnos que no quería ningún problema con las nuevas   autoridades de la comuna de Managua, reveló lo del papel   desempeñado por Jorge Mayorga. 

                       La orden escrita para el retiro de los adoquines con camiones de la Alcaldía, se encuentra en poder de la empresa de vigilancia "El   Centinela", expresó Dávila, quien apuntó que esa empresa fue  contratada por la propia comuna capitalina para vigilar esos   terrenos.   Dávila manifestó que quería contactarse con el alcalde electo Herty  Lewites, para ponerse a la orden e informarle de quién emitió la   orden y cómo se dio el retiro de los adoquines del cementerio  proyectado en la Carretera a Masaya. 

                       "Lo que le puedo confirmar es que la orden iba firmada desde la  dirección administrativa por el licenciado Jorge Mayorga",    manifestó el jefe de Operaciones de la empresa de vigilancia "El  Centinela".   Sin embargo, ayer jueves, desde otra dirección de la comuna capitalina, enviaron a varios trabajadores para que hicieran "el  cuadro," de que se estaba investigando lo que es parte de un  saqueo descomunal de los bienes de los managuas, a pocos días  de que asuma como nuevo alcalde Herty Lewites.   El señor Raúl Sánchez era quien andaba al frente de varios   trabajadores de la alcaldía de Managua diciendo que su misión era  investigar quién había sido la o las personas que se habían llevado  los adoquines del cementerio, cuando la empresa de vigilancia "El   Centinela" tiene la respuesta. 

                       Mientras el señor Sánchez hacía una labor encomendada desde la  comuna capitalina, personas particulares se encargaban de  levantar otro cerco en terrenos que, según la escritura en poder de  ALFINSA, son propiedad de la comuna de Managua. 

    31 de Diciembre de 2000 | El Nuevo Diario 
                     Salen con que Cementerio fue «devuelto» a espalda del Concejo 
                     Zarpazo a la vista
                     * Ex edil habla de lotes confiscados
                     * Se abrirán tres frentes de investigación para aclarar caso
                     * Roberto Cedeño asegura que se devolvieron terrenos
                     comunales, pero ¿fue por sus pistolas? 
                     *Concejales ignoran este «traspaso» e indagarán hasta llegar a
                     fondo
                     *Contralor Colegiado: nadie se mete a hacer una inversión
                     millonaria para luego devolverla tan fácilmente. Eso es irracional

                      —Joaquín Tórrez A. —
       Un contradictorio Roberto Cedeño salió del «anonimato» para  declarar sobre una supuesta devolución del terreno del cementerio   de Santo Domingo a sus «verdaderos» dueños, lo cual es totalmente desconocido por los concejales de la alcaldía de  Managua.   Los concejales, efectivamente, ignoran, desconocen, jamás se  dieron cuenta de lo que ahora habla Roberto Cedeño: Haber entregado todo un cementerio a unos supuestos dueños que fueron  confiscados por el gobierno sandinista. 

                     El desconocimiento es total por parte de gente que sí tiene por qué  darse cuenta cuando se ejecutan este tipo de movidas, además  que las leyes son claras al respecto y nadie «por sus pistolas»  puede romper lo que está legislado. 

                     TRES INVESTIGACIONES SIMULTANEAS 

                     La inconsistencia y alarma es tal que por separado se abrirán tres  frentes de investigación en la primera semana de enero: La   Comisión Anticorrupción de la Asamblea Nacional, la Contraloría y  el propio Concejo Municipal de Managua.      Las tierras del frustrado cementerio de Santo Domingo, construido  por la Alcaldía capitalina, de acuerdo al ex edil no fueron pasadas a  manos privadas, sino que fueron «regresadas» a sus antiguos    dueños que empezaron a reclamarlas a inicios de la década de los noventa. El Cementerio de Santo Domingo está ubicado cerca de  la Rotonda Jean Paul Genie, en la Carretera a Masaya. Ahora  aparece como propiedad de las empresas Siglo XXI y AL FIN SA. 

                     Esta versión, de la devolución de las tierras, es totalmente  contradictoria a lo que cuentan los concejales Iris Montenegro y  Denis Alemán, quienes no desconocen sobre tal devolución, por lo que a inicios de enero del año 2001, pedirán al alcalde saliente   Ismael Mayorga, que aclare sobre el «traspaso» de este terreno, de  beneficio público a manos privadas. 

                     ¿TERRENO HABIA SIDO CONFISCADO? 

                     Según el ex alcalde Cedeño, cuando en 1990 asumió la Alcaldía
          con el actual Presidente Arnoldo Alemán, el cementerio ya estaba  «adelantado», con parte del muro de losetas y algunas calles, pero    ellos no lo continuaron porque tenían nociones de que esas tierras  habían sido confiscadas en los años 80. 
       Para entonces, dice Cedeño, la Alcaldía aparecía como dueña de  las tierras, aunque no tenían escrituras ni títulos de propiedad.    Posteriormente, dice, aparecieron los dueños del terreno, unas  familias de apellido Baltodano y Gurdián, lo cual los obligó a  desistir de seguir haciendo el cementerio.      «De acuerdo a los reclamos que hacían estas familias, recuerdo    que sólo un pedazo del terreno era de la Alcaldía, era muy poco, y  entonces entiendo que así fue como pasó a propiedad privada.   Todos los papeles (con sus mapas) de la devolución, están en el   Departamento Legal de la Alcaldía», dice Cedeño. 

                     En agosto del año 2000, Cedeño dejó su puesto de alcalde, y para  entonces (según él), buena parte del terreno del cementerio estaba  en manos de sus antiguos dueños y otra en manos de la Alcaldía.  La obra estaba paralizada y olvidada.    Cedeño no niega que una vez quiso dividir este terreno en lotes (y  venderlo), cuestión que contradice todas sus palabras, pues él  mismo afirma que no podían disponer del terreno porque era    «ajeno». «Es que ese terreno no servía para cementerio, sus  diseños eran viejos... pero no pudimos lotificarlo», dice. 

                     CONCEJALES DESCONOCEN TAL DEVOLUCION 

                     Contrario a lo dicho por el ex alcalde Cedeño, el concejal  conservador Denis Alemán no recuerda haber votado (ni haber sido  puesto en consideración el tema) para que la Alcaldía haya  regresado las tierras del cementerio, devolución que requiere  necesariamente la previa autorización, por medio de una votación calificada, del Consejo Municipal de Managua y cumplir otras  normas jurídicas que van más allá de la municipalidad. 
       «Mirá, hasta que regresemos a la Alcaldía el 2 de enero del 2001    vamos a saber qué está pasando. Pero te aseguro que ahí hay un   `trinquete’ feo porque nosotros los concejales no hemos aprobado   ninguna venta, ni concesiones sobre ese terreno», dijo ayer el   concejal Alemán. 

                     LA LEY ES CLARA 

                     Para la concejal Iris Montenegro, este caso del cementerio les era   totalmente desconocido. «Pero en todo caso, la Alcaldía no podía   regresar estas tierras porque de acuerdo a la Ley de Municipios,    los bienes que pertenecen a las Alcaldías no pueden ser vendidos».      Además, cualquier disposición que desee tomar la Alcaldía, tiene    que ser con autorización de los concejales, que son los que   representan los intereses de los pobladores. Hasta ahora, ninguno  de los concejales entrevistados, afirman haber autorizado la   devolución de las tierras del cementerio. 

                     HUELE A ALGO FEO «Pero es que todo este caso está sucio,   porque si han puesto vigilantes privados, aparecen rótulos de    empresas fantasmas, y sabiendo que es una zona donde las  propiedades son caras, es que algo hay detrás», dice Montenegro  que igual que el concejal Alemán, dijeron propondrán una    investigación sobre el destino de estas tierras. 

                     Esta percepción también la comparte el miembro del Colegio de  Contralores, Luis Angel Montenegro, a quien le parece raro que el   ex alcalde Cedeño hable de que las tierras del cementerio fueron    devueltas a sus antiguos dueños, cuando no existe ninguna   autorización por parte del Consejo Municipal. 

                     CEDEÑO SE CONTRADICE 

                     «Además creo que el ex alcalde Cedeño se contradice porque nadie se mete a hacer una inversión millonaria como la de ese    cementerio, para luego devolverla así, tan fácilmente, de la noche a  la mañana. Eso es irracional», dice Montenegro. En los últimos  días, según personas que viven en zonas aledañas al cementerio,  varios camiones que reconocen como de la Alcaldía de Managua,   han entrado al antiguo cementerio para llevarse grandes cantidades   de adoquines, quién sabe con qué rumbos y autorizados por quién. 

                     Este terreno del fallido cementerio está bien custodiado por  vigilantes de una empresa de seguridad, pagados por las   empresas Siglo XXI y por otra supuestamente llamada AL FIN SA,  de la que se desconoce quiénes son sus dueños. Al parecer, estas   empresas son las que han mandado a derribar el muro de losetas  que tenía para ponerle cercas de alambres de púas. 

                     CEMENTERIO LO INICIO MOISES HASSAN 

                     Las primeras labores del Cementerio Santo Domingo fueron   iniciadas en el año 1987 -bajo administración sandinista- cuando el     alcalde de Managua era el actual catedrático Moisés Hassan      Morales. Según Hassan, a dicho cementerio le hicieron varias
     calles adoquinadas, andenes y al principio, lo cercaron con   alambres de púas. 

                     «Y cuando dejé la Alcaldía en marzo de 1988, el cementerio estaba   ahí, en los terrenos de la Alcaldía con un 50 por ciento de    infraestructura», dice Hassan. Esto lo confirma el señor Jorge    Morales, entonces Secretario General de la Alcaldía, que recuerda además que al cementerio también le hicieron trabajos de    movimiento de tierra y de colocación de mojones para la ubicación  de las tumbas. 

                     «Me acuerdo que eran como cinco manzanas de terreno, pero no    eran confiscadas, eran de la Alcaldía», afirma Morales. 

                     AN TAMBIEN INVESTIGARA 

                     Igual que las investigaciones que iniciará la Contraloría de la  República y los concejales, el diputado Víctor Hugo Tinoco, dijo que  pedirá a la Comisión Anticorrupción del Parlamento, que investigue  a los altos funcionarios de la Alcaldía de Managua, para que   respondan el porqué este cementerio aparece ahora en manos privadas.   Esta investigación será, dijo Tinoco, para que los diputados estén   atentos sobre este caso y los muchos que espera surjan este año,  debido a que es el último de la administración del Presidente    Alemán. «Y como sabemos que los funcionarios del gobierno han  usado sus cargos para volverse ricos, vamos a investigar sobre el   caso de este cementerio».
     

     2 de Enero de 2001 | El Nuevo Diario 
                     Corrupción no respeta ni la tranquilidad de los difuntos
                     Managua urge cementerio
                     * La capital tiene sus camposantos saturados
                     * Si se descuida la familia, sacan y desaparecen los huesos de
                     sus deudos
                     * Familias de renombre no pagan ni visitan a sus muertos, pero
                     nadie se atreve a vaciar las tumbas
                     * Cementerio «piñateado» hasta tenía su muros y calles
                     adoquinadas
                      —Joaquín Tórrez A.—
                       Alguien dijo una vez  que difícilmente un  gobierno se   preocupará por los  vivos, cuando ni  siquiera se preocupa   por vigilar la memoria  de los muertos, a los  que, a lo sumo, se les  dedica una costosa  corona y la trillada  frase de «descanse  en paz». 
       El nuevo concepto es    «el muerto al hoyo y el  vivo a... cobrar». Y con ello se inicia la devaluación del «descanse  en paz», deseo que cada vez más pierde validez en los rincones de los cementerios capitalinos, sobrepoblados desde hace muchos años. A ello se le suma otra gran verdad: Managua no tiene más  cementerios y por ello, los muertos capitalinos no pueden   descansar en paz, porque ante la falta de espacios en los  camposantos, son sacados de sus tumbas para darle lugar a otros  muertos más «nuevos». 

                    Los datos sobre la población de Managua dicen que, en la capital,   desde hace mucho se superó el millón de habitantes, incluyendo a  los niños y los que tienen derecho al voto.     La cantidad de personas que a diario mueren es algo difícil de     precisar. Pero no tanto como el contraste de ver el misterio que  envuelve al antiguo Cementerio Santo Domingo, ubicado en un  exclusivo sector de la Carretera a Masaya, que sin ninguna  explicación convincente y al margen de concejales, cabildos y      ciudadanos, fue «traspasado» a manos privadas, pese a estar en  el inventario de bienes de la Alcaldía de Managua. 

                     HASTA CALLES ADOQUINADAS 

                     La construcción de las calles adoquinadas de este cementerio, con   sus andenes, rotondas, bulevares, luminarias, gradas, pozos y los   muros internos y externos, la iniciaron a finales de los años 80. La   idea era crear otro cementerio porque los cementerios occidental y   oriental, entonces, ya estaban más que colmados.    A inicios de los 90 lo continuaron, pese a que había planes de  venderlo en lotes. Pero esta idea no prosperó, y el cementerio ahí      quedó. No se supo más hasta que, hace unos meses, apareció  como propiedad de dos empresas, una llamada «Siglo XXI», y  como suplidor de adoquines para varios camiones, que más de un  vecino del lugar identifica como de la Alcaldía de Managua. 

                     MUERTOS IMPORTAN POCO 

                     A esta situación se le suma la inseguridad y la misma suciedad del   lugar, lo que más de una vez ha decepcionado a extranjeros que   llegan al cementerio a conocer la tumba de familiares y amistades.   ¿Falta personal?. «No, eso significa que les importan poco los
     muertos», afirma. 

                     Pero yendo más allá, una cosa podría surgir de esto: el hecho de
                     que, estando en la época de las privatizaciones, se esté
                     alimentando la posibilidad de mandar a los pobres de la tierra a
                     enterrar a los suyos en los cementerios privados, que justamente
                     están ubicados en la zona donde está el terreno del antiguo
                     cementerio Santo Domingo, hoy propiedad privada y con un valor
                     superior a los 8 millones de dólares.
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

     


     
       Regrese al indice de Monumentos de Nicaragua.
    Indice General     Managua | Alcaldes y Vice Alcaldes de Nicaragua |
    Sala de Lectura Nika Cyber Municipio sobre Derecho Local
     Bibliotecas y Museos | Tour Granada Colonial Barrios de Managua