Memoria de Managua  1 2  3  4


Parque Rubén Darío en 1970
             
LA TERCERA MANAGUA CRECE 

              La tercera es la Managua postcolonial, del año 1800 en adelante. Y aunque no tiene  muchos cambios, sí tiene crecimiento, aparecen más barrios que son los de la clásica Managua: barrio San Miguel, el San Antonio, etc. Hay un crecimiento hacia el  este, al oeste y un poco al sur, pero Managua ni siquiera pensaba llegar hasta la zona  de la Loma de Tiscapa. 

              Para este período aparecen algunos elementos de importancia: había diligencias,  por las noches funcionaba el alumbrado de gas, había algunas instituciones de  servicios, y sobre todo las casas eran una continuidad de la arquitectura colonial. 

              “Hay que recordar que acá no hubo una revolución técnica constructiva, sino que  las casas se siguieron haciendo de tejas, adobe y taquezal, y los cambios que  existían en Managua eran de fachada, pues cuando venía un estilo de moda, el neogótico, el historicismo, lo que pasaba era que transformaban la fachada. Ésta fue  la que destruyó el terremoto de 1931”, comentó García Romano. 

La Casa Presidencial fué construido en 1930 con un diseño que refleja influencia árabe e inaugurado el 1ro de enero de 1931. El Presidente de la República y sus Secretarios despachaban en esta residencia ejecutiva y los embajadores presentaban sus credenciales en ceremonias especiales hasta el 23 de Diciembre de 1972. Desde sus abiertos Salones de amplios barandales, se apreciaba el panorama de la ciudad capital, su lago y volcanes al fondo.        Casa o Palacio Presidencial inaugurado por el Presidente José María Moncada Tapia el 1ero de Enero de 1931, tres meses antes del terremoto del 31 de Marzo, que causó graves daños a su estructura, sin embargo e autorizó su reparación y 41 años después cayó en colapso total en el terremoto de 1972.
 

El arquitecto señala que después del terremoto de 1931 la arquitectura de Managua  no cambió. Siguió siendo la misma porque no existía una industria de la construcción, no había ni siquiera una fábrica de cemento. La primera cementera surgió en los años 40. 

            LA MANAGUA DEL DECÓ 

              “Entre los primeros grandes edificios que se hicieron en Managua está la Catedral Santiago de Managua, construida en 1936, pero el cemento que se ocupó allí fue   traído de Panamá. 

En 1940 se hace el Palacio Nacional, hoy Palacio de la Cultura, el Ayuntamiento.

El Palacio del Ayuntamiento fué inaugurado en 1927 por el Presidente Adolfo Díaz y el Alcalde de Managua don Pablo Leal, su constructor. Fué dañado por el terremoto de 1931 y luego reparado. Cuando desapareció la Institucion de La Alcaldia y se substituyó por el Distrito nacional, la costumbre popular le llamó también a éste edificio El Distrito, aún cuando siempre ostentó su nombre original en el frontispicio. El edificio que continúa a la derecha era el Hotel Lido Palace. Todo lo visible en ésta foto sucumbió al terremoto de 1972.
Con la llegada de los edificios de concreto en los años 40 y comienzos de los 50 surge la cuarta Managua, la Managua del Decó”, relató el profesor de la UNI. 
              El estilo Decó comenzó en 1925 en Francia, con una exposición que se llamó “la  exposición de las artes decorativas”, de ahí se tomó el nombre Decó. De Francia  pasó a los Estados Unidos, sobre todo a Miami, donde mucha arquitectura es Decó, pues los edificios llevan elementos decorativos asirios, egipcios, pero con una construcción moderna, es decir, de concreto armado con cemento y hierro. Eso vino a Managua. 
              Los edificios de la Managua del Decó que aparecen a finales de los cuarenta e inicios de los 50 son los cines Margot y González, el edificio de la Aguadora, la Fosforera, la Farmacia Managua, los Laboratorios Bengoechea, el mismo Palacio Nacional en su  interior, pero fue el Palacio de Telecomunicaciones el edificio más representativo  de esa época, que hasta el mismo Somoza lo ocupó para casarse. 
 
 

             LA QUINTA MANAGUA 

              La quinta Managua es la moderna. Que va desde finales de los 50 hasta finales de los setenta. Aquí surgen nuevas edificaciones de concreto como el Banco de América de 19 pisos, que aún está en pie, y el antiguo Banco Central que sucumbió ante el  terremoto de 1972. Otros edificios de la era moderna son el antiguo Edificio Carlos   Cardenal, el antiguo Palacio de Justicia, el Teatro Rubén Darío y el Hospital Militar. 

              En este período aparece un crecimiento de Managua con un tipo de planificación
              urbana que se usó en varias ciudades de América Latina y Estados Unidos, conocido
              como estilo “Zoning”. 

Hospital El Retiro,
El Hospital El Retiro era uno de los más modernos y grandes de Centroamérica, construido en 1968,
se vivieron escenas de hondo dramatismo y gran heroicidad. Al quedar la ciudad sin energía eléctrica, los médicos de turno utilizaban los faros de los automóviles para prestar los primeros auxilios a la con cada minuto creciente masa de lesionados que llegaba desde todos los rumbos de la ciudad destruida. A esos médicos se sumaron otros que abandonaron a sus familias para acudir al llamado del deber. Muchas vidas quedaron en los quirófanos sin energía, mientras otras se perdieron debido a la desesperación que se apoderó de pacientes que recuperaban después de delicadas operaciones y que se lanzaron escaleras abajo o por las ventanas hacia la muerte.    ANUAR HASSAN /La Prensa
El Hospital General de Managua  "El Retiro", Este moderno edificio fué lesionado levemente..en apariencia..por el terremoto de la Colonia Centroamérica en Enero 4 de 1968, éste terremoto afectó al Sur de Managua desde San Isidro de la Cruz Verde. En su fachada pueden verse las grietas reparadas de aquél sismo. En 1972 quedó totalmente destruido junto con el resto de Managua, el edificio fué demolido. Este Hospital uno de los primeros en Centroamérica que instaló una bomba de radiaciones de cobalto para el tratamiento del cáncer. Véanse los amplios terrenos del fondo totalmente vacios, la parte de la antigua Hacienda El Retiro de don Julio Balke, expropiado por ser un ciudadano Alemán durante la II Guerra Mundial. Las propiedades del señor Balke fueron compradas en una memorable subasta al Banco Nacional de Nicaragua por el Presidente A. Somoza García. Todos estos campos vacios en ese entonces fueron invadidos por miles de precarios asentamientos espontáneos y parte de la Hacienda El Retiro fue utilizada por su hijo ex Presidente Anastacio Somoza Debayle, para construir su residencia. Hoy son instalaciones del Instituto de Juventud y Deportes; y otra parte cuarteles militares del Ejército de Nicaragua.  Otras Haciendas como la Santa Feliciana, en donde hoy está construida la nueva Catedral de Managua y el Centro de Compras Metrocentro también eran de don Julio Balke.

“Este estilo rompe con la estructura de urbanizar por manzanas y se empiezan a  crear barrios nuevos caracterizados por sus calles curvas, en oposición al tipo de  trazado rectangular de la Managua antigua. Así surgen las zonas como Bolonia, la  Colonia Centroamérica, Bello Horizonte, etc.”, comentó el profesor de la UNI. 

El edificio Cerna que albergaba una sucursal del Banco Nacional de Nicaragua en la planta baja y en todos los pisos superiores al Ministerio de Educación Pública. Estaba ubicado en la Calle Este entre la 3ra y 4ta Avenidas, en el Barrio Santo Domingo. Fué reparado después del terremoto de 1972 y hoy es la sede de Petronic.
 

              LA MANAGUA DEL DESORDEN 

              El desarrollo de Managua después del terremoto fue bastante desigual porque la   economía jamás volvió a ser como antes, y no hubo nuevas construcciones de   importancia. Para finales de los setenta comenzó la guerra de liberación contra la dictadura de la familia Somoza, y es así que la arquitectura postmoderna o contemporánea comienza en los años 80.

              “En esta década en Managua hubo muy pocas construcciones porque se priorizó   construir en otros departamentos del país. Aunque un edificio importante postmoderno en la capital fue el de Plaza España con estilo neocolonial, donde sí  hubo una preocupación por conservar la historia, la identidad nacional”, aseguró  García Romano. 

              Otros edificios construidos en los 80 fueron los del reparto habitacional San  Antonio y la remodelación del Edificio Cerna, donde actualmente funciona Petronic.