WWW.MANFUT.ORG    LEYENDAS DE NICARAGUA 
LEYENDAS MAYAGNAS, MISKITAS Y CREOLE
                                                                 DE NICARAGUA    1  2  3 


El Cuento de Masapau
(cuento)

Había un rey que tenía varias hijas, y no las dejaba salir fuera del palacio.

Un día llegó , al palacio un hombre procedente del este, su nombre era Masapau.

En su comunicación con el rey, éste le dijo que tenia un trabajo que consistía en cuidar sus hijas en el palacio.

Cuando Masapau escuchó la oferta le respondió al rey: ay mi rey buen trabajo, yo soy excelente cuidador, como yo no hay otro mejor, pues con gusto cuidaré tus hijas.

Masapau, preguntó al rey; ¿las cuidaré de noche? el rey le dijo que si.

Dormirás debajo de las camas de mis hijas, así no podrán escaparse con hombres.

Yo no deseo que hombres mentirosos molesten a mis hijas.

A partir de esa fecha las hijas del rey pasaban observando a Masapau, buscando una oportunidad para verse con sus novio.

Esa noche, el rey y su esposa salían de la ciudad para asistir a una gran fiesta de príncipes.

Cuando el rey y su esposa se preparaban para salir, una de sus hijas también se ponía de acuerdo para verse con su novio.

Masapau desde un escondite oyó toda la conversación de los novios, corrió donde el rey y postrándose bajo sus pies le dijo: rey, no salgas a ningún lado, su hija ha acordado verse con su novio, cuando la joven se enteró discutió fuerte mente con Masapau.

Caída la tarde, Masapau cruzado de brazos se encontraba al lado del rey, al instante llegó el novio de la joven y se dirigió al rey diciéndoles: ¿puedes emplearme, aunque sea para limpiar tu casa? sos buen joven ¿cómo puedes solicitar el aseo de una casa? el joven respondió; deseo trabajar, no importa el tipo de trabajo.

Finalmente el rey le dijo; pues aquí tengo a Masapau, a cada rato me cuenta historias y vos lo acompañarás a él, ¿deseas ese trabajo? a lo que el joven respondió, si; yo busco dicho empleo.

El rey les ordenó vivir en el palacio desde ese día, le orientó hablar con Masapau para mayor información sobre el empleo y con la condición de que estuvieran siempre juntos, ya que si Masapau andaba sólo, los novios de sus hijas podían matarlo.

Hoy estaré ausente, voy a otro palacio a una fiesta, donde tomaré misla y bailaré, por eso estaba preocupado por dejar sólo a Masapau, pero ahora que estás tú, me voy sin preocupación, dijo el rey.

El joven aseguró ser buen cuidador, y le dijo; no se preocupe rey, el que venga morirá o lo dejo atado; el rey ordenó no matarlo sino amarrarlo y dejarlo en prisión.

Sintiéndose motivado por lo que acababade escuchar se montó en su carroza con su esposa y se fueron a la fiesta de agasajos.

Masapau hablaba a sí mismo; el rey es baboso, vendió a su hija y se va sin darse cuenta. Vos verás, pensó, ¡ yo también tengo mi mujer iré, a quitarme el frío.!

Pero en ese momento, el joven le interrumpió preguntándole; ¿ vos sos Masapau? le dijo que sí,
¿sabes que el rey nos ha dejado para cuidar el palacio?

Entonces el joven le dijo a Masapau, vos a la otra punta de la casa, yo dormiré debajo de la cama de la joven.

Masapau aceptó, porque ya sabia las intenciones del joven ... Se fue, pero no dormía, estaba atento a lo
que pasaba, se puso un vestido y se dirigió a la habitación de las jóvenes.

Encontró al joven en la cama de su novia y los ató.

Cuando la hija. cumiche vio el suceso reclamó a Masapau; Masapau le respondió que era una orden,
diciéndole, yo como cuidador cumplo con dicho mandato.

La joven respondió; mi papá no piensa, como deja a hombres cuidándonos, en vez de dejar mujeres.

Cuando las otras hijas del rey se enteraron, suplicaron a Masapau diciéndole.

No seas malo, venga, acuéstate con nosotras y suéltalos.

Masapau dijo, acepto, si ustedes quieren estoy a sus órdenes.

Se acostó con cada una de las hijas del rey; con la cumiche, acordó unirse en matrimonio y huyeron del palacio. Sobre un cerro construyeron su casa y procrearon sus hijos.

Cuando el rey volvió al palacio, se volvió loco.

Sus otras hijas le comunicaron que Masapau fue muerto por un hombre.

Bueno, dijo el rey... Sin embargo, Masapau procreaba animosamente en su poblado.

Al cabo de pocos años llegó donde el rey otro hombre del este, le dijo al rey, por lo menos dame un
trabajo, bien respondió el rey, te puedo dar un trabajo, pero ¿qué tipo de empleo necesitas?

cuidar tus hijas o lavar tus pies contestó el hombre.

El rey le contestó, que dos de sus hijas fueron llevadas por unos hombres que había dejado a Masapau que lo
quería como a su hijo y que no sabía si lo habían matado, el hombre cortando la plática le dijo: allí, por
esos árboles espinosos está un hombre.

Parece estar muerto, te traeré los huesos por lo menos.

El rey aceptó la oferta, sin enterarse que ese nuevo hombre al que empleaba, era el mismo Masapau.

Esta vez regresaba al palacio con el objetivo de llevarse a todas las hijas..

No encontró los restos del hombre, pero se llevó a otra hija del rey.

Varios años después regresó donde el rey, como no sabía quien era, lo empleó una vez más; raptó a otra hija; después otra, la última también se la llevó.

Con las manos sobre la cabeza lloró pensé que sólo yo era hombre mas sabia que habia otro superior a mí
diciendo todo esto lloraba desconsoladamente el rey.

Muy lejos del palacio, en otra ciudad Masapau tenía a todas las hijas del rey en una sola casa, disfrutan
do de relaciones íntimas procreando hijos año tras año.

Dicen que vivieron bien hasta que murieron.

Contado por: Marlin Standford
Andrés, Río Coco. 1981.




Masapan Kisi Ka

Kin kum kan luhpa mairin manis brikan,ai luhpia mairin nani bara anira suin takras kan, utla bila kat baman brikan.

Yu kum kan taim, lalma mapa winaa waitna kum balan kin watlara, al nina lika MASAPAU, witin wark pliki balan kan.

Kin wal aisan taim, kin bila, yan wark kum brisna, baha lika waitlara luhpi mairin nani main kaikaia.

Masapau naha walan taim Kin ra win: Ay kinki uba wark painkira aikuma, yan lika wastman pain yan purira upla wala apu, bara yan lilia kira ni mainkaikamna.

Masapau ka kli Kin ra makabi walan; dia tihm ia watsmanka ki? Kin bila au win. Man luhpi matras ka muhta kat yapaia, baku lika waitna wal taki wabia apia. Yan want apiasna waitna rukkira nani luhpira ambuk munbia.

Kin luhpia mairin nani kataba baha piuwa wina dis Masapau watska takaya baman kan sans kum pliki bahwi kan, nahki waitna wal triswaia dukiara.

Baha tihmika ba Kin ba aimia wal plis walara auyakan, Kin nani sut filia tara bri pliskara.

Kin aimia wal midi takikan piuwara luhpia mairin kum sin wahma kum wal barkin daukikan.

Bara Masapau biki wali kan tiara ba al waitnika wal barkinka; plapan yaba Kin mina muhta kat kahwi
win: Kin man anira wapara, luhpiam naku, naku alwaitnika wal barkin daukisa. Tiara ba naha walan
taim Masapau wal kasak brukwan.

Tutni iwan taim Masapau ba Kin lamara al biara taya alki bui kan piuwara, tiara waitnika kata ba kinra balan bara naku aisan: Kin man sipsmaki wampla klin daukaia pan aikaia? Kin bila, man wahma painsmana nahki utla klin daukma win taim wahma ba bila,-yan wark kum watsna, Mi sat kabia sakuna trabil apu-.

Kin ka las kat win, wil yan Masapau nara brisna, witin tisku kan bál naku, naku wisa, kli tisku balki diara wala aisisa bara man witin yula kahbaika mai brisna man baha warka wants ma ki walan wahma bila au yan baha sika plikisnana.

Kin bila man naiwa wina waitla bilara dimaia, man Masapau wal aisi kaiks warkam dukiara, kanMasapau yakan kaka bankra pruki ikbia mair nani waitnika buwi.

Yan naiwa Kin wala watlara paiwan ka tara kum brisna mita diaya bara wira kauhbaia sin, baha mita sari kapri Masapau yakan suiaia, kuna man wal kaismanara liliasna.

Wahma ba bila yan lika watsman pain bara man sari takpara, ya balbia kaka nara prubia u priski suimna:
Kin bila silak watlara priski suis, Ruba lilia ai dara wali Kin ba aimia wal mahka wan paiwanka tara ra,
ai truk ka painkira purara.

Masapau lika al lukanka kat aisi kan: ay, Kin ba rait sinskas ba.

Paih, al luhpia atki swisi auya ba al dara sin walras pali.

Man kaikma si, lukan, yan pall sim mairki brisnana, kauhla iwina wira tikaia wamni.

Baha minitkara wahma ba bila Masapau wiba man ki? makabi walan; au win taim, win nusmaki? yawan wal watsman wan suin ba bara man bukra utla to walara wih yaps, yan lika tiara na krikrika munhta kat yapaisna.

Masapau, bila arait win, kan pain nukan wahma ba dia plikiba.

Masapau mahka wan, kuna yapras kan dia takisa sapa al dara wali kan, mairin praka tara kum dimi tiara kuartu kara balan.

Tiara bara wahma ba wal umukwi kan alki priskan wal sutra, bara Kin luhpia plasni ba kaiki muni Masapau ra brukwan dia muní baku daukisapa.

Masapau bila adar ba mita win, yan watsman baku baha adarka brisna.

Tiara bila papiki sika sinskas, nahki yan nani main ai kaikaia waitna suisa, mairin suiaia sirkara.

Kin luhpia mairin wala nani naha kaiki Masapau maisa nihkan naku aisi:
       Ay, bal, Masapau, saura kapara yan nani wal yaps bara wilkram ba lanhs.

Masapau bila arait, sip banhwisma kaka manani mihtamrasna.

Bara tiarka kumi bani wal yapan; las plasni mairin wal lika aimia takaia pramis taki wal plapan.

Il kum purara wih aí watla maki luhpa sah wikan.

Kin lika kli aí watlara balan taim krisi takan.

Luhpia mairin nani mita al aisara win, Masapau lika waitna wala mita ikan, Kin hila pain.

Masapau ka lika ai tawankara liliakira pali sah wikan.

Piu klutka luwan taim, lalma taniwina waitna wala balan kinra wark pliki; Kin wark kum pan aik.

Kin bila pain, yan liliasna wark kum maikaia, bara diasat wark ka wantsma? waitnaba bila luhpiam u man
minan pan sikbaia.

Kin bila, yan luhpi mairin wal waitna buwi brih plapan, Masapau luhpi baku nara suiri kan, ikan sapa lika nu apu, sakuna naha wina pisa baku ban tiwan win taim waitna ba bila Kin, naura siriri tilara waitna dusa kum sa, ahkia wina pruan sapa lika nuapu, yan dusa pan bribalaisna, Kin bila arait pain, sakuna nu apukan waitnika wark
yaban ba sika Masapau kan ba.

Masapau kli Kin watalara wan ba lika, tiara nani sut brih plapaya lukanka wat.

Masapau ka dusa sakras kuna Kin luhpía mairin wala brih plapan.

Taim wihka luwan bara kli kinra balan, Kin ka saura nu apu nara kli wark yaban; luh pia wala brih plapan, kli wala, las kanba sim brih plapan.

Kin aí lal alki, naku aisi inan: Ay, yan kau waitna wiri sakuna waitna wala bara kan ba n kapri aisi inikan.

Masapau lika tawan walara Kin luh ia mairi sut utla kumi bilara dinki luhpa sahwikan las kat, pain iwisi pruwan wiba.




El Hombre Haragán

Un hombre tenía esposa e hijos, pero no le gustaba trabajar ir y sólo la mujer se afanaba y asi vivian.

Despues de gastar todas las cosas, comprendió ese día que había perdido a su hijo mayor para siempre, pues se dice que selo llevó el dueño de las montañas.

Otro día el hombre iba en su pipante y de repente salió del agua un hombre Y le dijo , soy el dueño de todos los peces.

Si me das a tu hijo menor, te puedo dar muchos pescados.

Un día el hombre vio la necesidad de buscar ropa porque no tenía; decidió entonces ir a hablar con el dueño de las montañas.

El dueño de las montañas le dijo al hombre, si me das a tu hijo mayor, puedo darte muchas cosas.

Está bien, le respondió el hombre haragán.

El hombre aceptó y en seguida, llevó muchas cosas a su casa.

La mujer le preguntó, de dónde había conseguido tantas cosas y el hombre le contestó, las habia recibido como regalo.

El hombre aceptó y en ese momento se llenó su pipante de pescado.

Al llegar a su casa le orientó a su hijo, ve a traerme agua del río para beber.

El niño se fue obedeciendo a su padre, pero al llegar cerca del río, vio que estaba un hombre extraño, le dio miedo y regresó corriendo a su casa para avisarle a su padre.

Ahora, el padre bajó junto con su hijo al río y metió al niño por la fuerza al agua y así lo perdió para siempre.

De esta manera, el hombre haragán traicionó a sus dos hijos al intercambiarlos con el dueño de las montañas y el dueño de los peces.

Contado por: Víctor Lucas Padilla
Waspam, Río Coco.
Anciano de 60 años



Waitna Srinwaskira
(kisi)

Waitna kum kan aimia mairin bara luhpa sim brikan, sakuna wark takaia laik apia kan, dis mairin ba bahian, bara baku iwi banhwilcan.

Yu kum waitna ba kuala nit takan kan apu kan ba mita; bara wilin taki unta tara dawanka wal aisaia wan.

Unta dawanka ba mita waitna bara win: Man luhpi am almuk ba aikma kaka diara manis pali maikam na.

Au pain wisi, waitnika au takan bara sim minitkara diara manis ai watlara brih wan.

Mairin ba mita makabi walan ansa wina dukia nani ba sakan bara waitnaba dis naku win: Prisant kum baku briri.

Kualka nani sut tikan katra al dara walan bankaiara al luhpia alumk lus tiwan kan ba, unta dawanka mita brih wan.

Piu wala waitnaba aí duarkara auiakan bara minitkara li wina waitna kum taki naku win: Yan inska nani sut dawankasna.

Luhpiam plasni ba aikma kaka inska manis maikamna.

Waitnika au takan, bara minitkara aí duarka kataba inska baman banhki takan.

Ai watlara balan taim al luhpiara win: Awalara wih diaya laya sal aik.

Tuktan ba ai aisabila kat wall wan, sakuna awala lamara wan taim waitna sat aihka kum iwikan kaikan, ai taya alkras luwan taim plapi bal ai aisara maisapakan.

Nanara waitnaba ai luhpia wal awalara balan bara aí paunka wina tuktan bara liura dinkan.

Baku banka iara lus tiwan.

Ai dara walan taim al luhpia wal sut pat atkan kan unta tara dawankara bara inska nani dawankara.




 

El Cuento Del Ulak
(Gigante)

Habían dos mujeres... ambas se dirigieron hacia el oeste en busca de leña; buscaron e inicialmente no encontraron, entonces acordaron dividirse, vos anda por allí, yo iré por esta dirección.

Encontraron la leña, la amarraron y cuando se prestaban a cargarla sintieron un fuerte viento por la espalda... Las dos gritaron asombradas solicitando auxilio, que clase de viento es este, gritaron!!!!

Una de las dos mujeres sintió como que alguien la levantaba por la espalda... Cuando se percató vio que un enorme hombre la tenía en sus brazos, era alto con brazos largos y grandes, todas las aves caían a sus pies.

El Ulak, cargando a la mujer echo correr hasta entrar por el hueco de un enorme árbol, el vivía allí, dejó en ese mismo lugar a la mujer, esto significaba que ya la habia escogido para que fuera su compañera.

El enorme ser se encargaba de buscarle comida a la mujer, le traía tortugas y venado comía cruda.

Ella le dijo que no podia comer crudas unicamente cocidas..,  Entonces el Ulak fue en busca de leña, hicieron una fogata. La mujer únicamente le sacaba las vísceras a los animales y se los comían asados.

Al cabo de dos años tuvo un niño, hijo del Ulak lo que permitió ir acostumbrándose a la nueva vida.

Se embarazó de nuevo y dio a luz a otro ser, este era idéntico a los humanos.

La mujer pensó, voy a escaparme, me he quedado aquí por mucho tiempo.

El Ulak salía toda las mañanas a la montaña y regresaba hasta la noche, por lo mujer tenía oportunidad para realizar sus deseos.

Cumpliendo con su plan huyó con uno de sus hijos, el que se parecía a los humanos y dejó al que se parecía a su padre.

Corrió, corrió y corrió hasta salir al bosque cerca del mar, cuando vio a su espalda, miró que el enorme hombre la perseguía, traía en sus brazos al niño parecido a él.

En ese mismo instante pasaba un barco, haciéndole señas lo llamó; el barco se detuvo y subió a la señora junto con el hijo.

Como estaba sin ropa, la vistieron y le dieron de comer.

En la costa, el Ulak lloró apasionadamente, lanzándose al mar a nado, pero vio que no podía detener a la mujer.

Cogió a su hijo que traía de los pies y lo partió en dos, tirándolo a las aguas del mar.

Vomitó todo lo que consumió por primera vez, comió por segunda vez y su estómago no lo rechuzo.
 
Después de llorar incansablemente se lanzó a la montaña.

La mujer fue entregada a sus familiares, quienes ya vestían de luto pensando que estaba muerta.

Ella estaba junto a sus familiares, pero al recordar sus relaciones con el Ulak se entristecía.

Estando en el poblado se enfermó hasta quedar desahuciada.

Finalmente murió enferma.

Contado por: Víctor Lucas Padilla Waspam, Río Coco. Anciano de 60 años




Ulak Kisi Ka

Yukum piuwara mairin wal kan bara wal sut munara pauta tuilka wan, pata plikan, plikan apu kan, pana pana aisikaikan; man nahak was yan nahak auna bara pata saki banhwan, mahka wilkan bara al ninara sunaia win taim pasa tara kum balan al nina sait wina.

Aí dara walan taim naha dia pasyaska tara wisi win taim mairin bara ban prak alkan taim tawi kaikan taim waitna tara kum buwi alkan kan, klahkla tara an yari tara ban dusra sut luwan, ban piawira nani sut tasbara man kahwikan.

Bara mairka mahka brih plapan, plapan dus kum ra wih diman kat. Daiura nina lika ULAK win, bara bahara mairka takaski kan, Ulak ka mita aimia brikan.

Ulak ba mahka mair ba pata pliki sim lan takan kan bara Siakwa an Sula nani alki brisal yabikan raya pibia wisi.

Bara mair ba bila, yan raya piras piakan lika pisna, bara Ulak witin pauta pliki wan ansara impiara aman nani wina brisal yaban.

Mairin ba daiura nani kataba biara saki anki pikan.

Mahka mani wal alkan taim tuktan kum sakan, baha lika Ulak luhpia waitna, baha wina ban, ban mairin ba mahka Ian takan.

Kli kuihra tiwan bara baikan taim upla talia takan, mairka ai darawalisi win, yan mahka plapaisna uba piu wihka takaskuna nahara.

Baha wina Ulak kaba untara auya taim tihmiara bali kan, bara mairka bila nanara plapaisna wisi ai luh pia upla talia kata brih plapan,. wala Ulak talia kata lika swin.

Plapan, plapan, plapan, plapan bara twiratakan, kabu lamara, al ninara kaikan taim daiura kata aula kan, Ulak ka kataba aula kan tuktika wait na Ulak takankata ba brih aula kan al klahklara.

Mairka takan taim but kum luyakan, al mihta wauh wi winikan bara butka taskaski mairka manki kuala bara plun yaban kan kuala luha kan mita.

Pata lika aikabi sakan sakuna kli yaban ba lika pain pin.

Ulak ka plapi bal inisi kabura dimi yawi takan, sip mairkara alkras kan kaikisi al luhpia al talia kataba mina wina alki saka kalki lulkan wan. Inisi untak dimi wan.

Mairka lika taika nanira sal yaban. Taika nani lika pat pruwan wisi kuala siksa sut dimikan.Mairinba al taika nani lamara balan, sakuna Ulak lamara kan tiara lukuia taim pain al dara walras kan.

Ban tawan ra taukisi siknis lora takan. Las kat sik nis kira taki pruwan.




Madal El Adivino
(Cuento)

Madal era hijo de Tracón y nieto de la abuela Tutisa.

Como su abuela era experta en urus bamba y los mensajes por telepatía él desde muy niño soñaba ser un adivino famoso.

Desde los diez años empezó a practicar sus trucos de adivino, por lo que él mismo agarraba las pertenencias de sus hermanos (as), amigos y demás vecinos de Ulwas, las escondía y luego anunciaba que él podía adivinar en donde estaban los objetos
desaparecidos.

Siempre tuvo el cuidado que sus clientes no se enteraran que él los había escondido.

Con el paso del tiempo y demostración en demostración, Madal se iba haciendo famoso como adivino.

Un día llegó a Waspam, lazó el caballo alazán de Noel Maibit y lo escondió en una burra de monte que quedaba en Kayu Tingni, al día siguiente el dueño buscó su caballo por todo el pueblo y el llano, al no encontrarlo comenzó a preguntar a los demás pobladores, si habían visto su caballo alazán, pero nadie le brindo una buena información para encontrar la bestia.

Madal al día siguiente, muy temprano corrió donde estaba la bestia y con un garrote golpeó fuertemente las patas delanteras del animal; después mandó a Ceferino su primo a la casa de Noel, para decirles que Madal el adivino de Ulwas, podía adivinar en
donde estaba su caballo.

Como Noel era un negrito muy alegre, pero muy desesperado; corrió a la casa del adivino para solicitarle sus servicios y encontrar su caballo.

El adivino le dijo que tuviera paciencia y que le diera diez horas de tiempo, para adivinar donde estaba su caballo.

Antes de que se cumplieran las diez horas, el adivino anunció a los presentes el destino del caballo desaparecido y el estado en que se encon traba; entre los presentes estaba Tramontina el reportero más famoso de Radio Bejuco quien se encargó de difundir por todos los medios del Wangki Awala la hazaña del adivino.

Cuando Noel encontró su caballo y lo trasladó a su casa, allí estaban el alcalde de Waspam, el juez, el responsable de la policía y
ejército; cuando el dueño del caballo le contó todo lo sucedido y como pudo rescatar a su animal, las autoridades del pueblo felicitaron a Madal, dándole constancia y autorización para que públicamente se desempeñara como tal.

Como la fama del adivino había crecido tanto por toda la Mosquitia y más allá de las fronteras, un día de tantos fue llamado por el jefe de la guardia hondureña, para que le adivinara quien había robado su anillo de diamantes... Madal se dejó ir a Honduras; luego de escuchar al general le solicitó dos días para esclarecer el caso ... Cuando se había distanciado de la presencia del general se dijo a sí mismo; ahora sí me he metido a un tremendo lío.

Pasaron los dos días y como el adivino no pudo decir quien se había robado el anillo del general, este desconfiando de él, lo mandó al calabozo.

Ahora, desde el calabozo Madal preparaba su escape, pero como su fama era tanta, los ladrones del anillo estaban sumamente preocupados y deseaban platicar con él, para llegar a un arreglo entre caballeros.
 
Madal se preparaba para escapar en el tercer y último canto de los gallos y los tres ladrones espiaban y escuchaban paso a paso lo que el adivino hacía dentro del presidio.

Los tres ladrones eran: el cuque, el escolta y el jardinero del general... Justamente, cuando el primero estaba espiando al adivino, los gallos cantaron por primera vez; oyendo esto, Madal dijo, el primero, pero cuando el cuque oyó eso, salió corriendo y asustado le contó a sus amigos; ya el adivino sabe que soy uno de los ladrones.

Estos no convencidos, mandaron al escolta para que siguiera espiando y en ese momento los gallos cantaron por segunda vez;
entonces el adivino dijo, el segundo; oyendo esto el escolta fue corriendo a avisar a sus amigos que el adivino ya sabía que élera el segundo de los ladrones.

Estos no convencidos de lo que sus amigos le contaron, decidió, personalmente ir a espiar al adivino y cuandoestaban espiando, los gallos cantaron por tercera y última vez y el adivino dijo, ajá, el tercero y el último; entonces el jardinero muy asustado llegó a contarles a sus dos amigos que el adivino ya sabía que él también era uno de los ladrones...

Entonces los tres acordaron negociar con el adivino para que no les acusara con el general.

Después del tercer canto de los gallos, Madal ni corto ni perezoso se escapó de la cárcel y cuando pasaba en puntillas por una esquina del comando, aprovechando la oscuridad de la noche, los tres ladrones apresuradamente se le presentaron diciendo, no hermano, no hermano, no le digas al general que nosotros somos los ladrones, te vamos a pagar bien para que no le digas la verdad al general....

Entonces, aún sin salir de su asombro el adivino le preguntó a los ladrones, y ¿dónde está el anillo del general? Estos le respondieron; aquí está nuestro querido adivino y se lo entregaron.

Luego, el adivino en respuesta a la petición de los ladrones, puso el anillo en el comedero de un chompipe hambriento y este sin esperar mucho tiempo, se tragó el anillo pensando que era parte de su alimento.

Después, antes que los zopilotes dijeran buenos días a sus suegras, Madal estaba golpeando la puerta de la casa del general, para avisarle que su anillo estaba en el buche de su chompipe.

El general mandó a sacrificar al ave y en efecto allí estaba el anillo de diamantes.

Madal fue elogiado por el general y como pago, le dio dos mulas con dos sacos de plata y una constancia para que funcionara como ADIVINO.  .

Dicen que después de este susto, Madal regresó a su comunidad natal y nunca más engañó a nadie.
 

Autor: Rufino Lucas Wilfred. 1993
La Luz, Siuna




Yapi Kakaira, Madal
(kisi)

adal ba Trakun luhpia kan bara kuka Tutisa mulika. Kukikaba yamni kaikan bara wawisa karna brikan, baha mita witin tuktan palikan wing al brinka kan yapikakaira tara kum kaia.

Mani matawalsip brikan wina yapikaikaia samtkaba takrikan, baha dukiara witín silp ai taya nani bara Ulwas luhpika wala nani prapatika alki yukuki muni aisi kan witin sipsa wiaia dukia tiwan nani ba anirasa sapa.

Witin piua bani suin nutakras kan pra patika nani ba witin yukukikan ba.

Piua nani luwikan taim Madal ba yapikakaira baku kau upla manis wal kakaira takikan.

Yu kumi Waspamra balan, Nuil Maibit araska pihni kum wawi muni kayu tingni utika dakra ra yukuki swin; yahwankika wala dawanka tawan ulra plapi plikikan bara sakras kan taim, tawan luhpika nani sut ra makabi walikan ai araska pihni ba kaikras kan
sa sapa, sakuna upla kumi sim wiraskan aras kaba kaikan sapa.

Yahwankika wala titan pali, Madal ba plapi wan araska yukukanba pliskara, dus kum alki muni daiu ra mina nanira latwan saura pali yaban; baha wina ai muihni Sipriano ra win; man Nuil watlara wihki naku wis: dis Madal, Ulwas, yapikakairika ba baman sipsa araskam aniraba mai wiaia.

Nuil ba waitna siksalpia kum kan bara pulaia sim laik kan, sakuna witin uba wihka bila kaikaia lanapiakan, baha mita sim minitkara Madal watlara plapan ai aras kaba anirasa sapa wibia dükiara.

Madal mihta win, awar matawalsip sans yabia bara witin mita wiaisa ai aras kaba anirasapa.

Kau awar ka mata walsip alkras kan taim upla manis mawan ra Madal ba nu munan aras kaba anirasa sapa; upli ka nani ba tilara Tramuntina sim barakan Kiwa Radiu aisasarika bara naha mita Wangki Awala tawanka nani sutra pasak aisi win yapikakaira wark
yamni daukan ba.

Nuil, ai araska saki muni ai watlara brih balan taim, watlara barakan Waspam alkaldika, tawan witka, pulls lalka bara militar nani lalka sim; Nuil buwi nahananira ai araska nahki muni kli sakanba tanka nani sut win taim linstar nani na mita Madalra tin kitara yaban bara adar sim yaban param pali ai warka dauki kabia dukiara.

Miskitu tasbaika aiskara plapi tawan kan Madal ninaba baha mita lapta kumra Hunduras militarka lalka ba bu¡ Madalra paiwan ya mita ai daimans matadinka ba implikan sa sapa wibia dukiara.

Madalka Hunduras ra wan, militar lalka wal aisi luwan taim lapta wal makaban, baha piuara yapi kaiki wiaia dukiara. Sakuna militar lalka lama wina laiura takan taim naku aisata: nanara lika yan rait pali pat tara mihtara dimirisa.

Laptika wal luwan bara Madalka sip wiraskan ya paliba matka dinkaba implikan sapa, bara militar lalkaba mita silak watlara mankan.

Nanara Madalba silak watla wina plapaia ridi takisa sakuna ninaba plis manisra plapitawan na mita ayimplirka nani sari pali bahwikan kan witin nani Madal wal aisi kaikaia wantkan waitna baku pramis kumra takaskaia dukiara.Madalba pat ridi takansa las kalila awanuya ba wal plapaya, sakuna ayimplikrira naniba sim biki wali bahwisa Madal ba silak watlara dia aisi bara dauk isa sapa.

Matdinka ba lika naha nani implikan kan: Kuk ba, escolta ba bara tangni main kakaira ba. Bara kuk ba biki walikan taim kalila naniba pas trip aiwanan, naha wali Madal ba aisata: pas ba, sakuna kuk ka kataba siran iwi plapi wih ai pana nanira naku win:
yapikakairaba pat nusa yan na ayimplikrira kumsna.

Sakuna panika wala nani kasak lukras kan, baha mita nanara escoltaba blikan biki walbia dukiara.
 

Bara biki wali kan taim kalila naniba aima wala aiwanan, walisi Madalba naku aisan: wala, naha wali escoltaba plapi kriura, kriura aí panika nanira wih win: pat nutakan yan simsna ba.

Tangni main kakaira ba kasak lukras kan bara witin pali wata biki walaia dukiara. Bara mahka biki walbia wisata taim kalila nani ba aima yumhpa aiwanata, baha minitkara yapikakaira ba naku aisan: ahah, yumhpi ka bara las ba; naha wali tangni mainkakairaba
plapi wih ai pana nanira naku win,pat nu takan yan sim ayimplikrira kumsnaba...Baha minit kara yumhpa sut au takan Madal wal aisikaikaia ai kiaptínka wal aí dusa kuhbia apia dukiara.

Kalila naniba las aiwani luwan taim, Madal ba kau bila kaikras pali mahka silak wátla wina takan bara tawa tawa sap pali ai mina taura kuartil snaya timh ka bak luya kan taim ayimplirka nani yumhpa sut istikira pali plapi wih naku aisi banhwan: Apia muihka, apia muihka kiaptinkira wipara yan nani ayimplirka nanisnaba tanka, yan nani lalah manis maikaisna.

Baha minitkara, Madalka kau ai síaranka wina takras pali naku walan: bara matkadinka anisaraki? ayimplirka nani bila: narasa, narasa muihki laitwankira wisi yaban.

Baha wina Madalka matka dinka brih muni Kaliltara kum pata pankara suin, bara kalilkatara ai pata wisi lankan iwan.

Bara kau usus nani ai mulayaptira titan yamni wiras kan taim pat Madal ba militar lalka watlara kunhbi kata.

Buan taim naku wisata: Linstar, matdinkikamba kalil kamtara ba klumhkarasa bara baha minitkara linstarba ai suliarka nanira adar yaban daiura ba ikbia dukiara, bara ikan taim ra`it pali daimans matadinkika bahara kan.

Nanara sika militar lalka ba mita Madal kara mayunanka tara daukan, baha wina muyul wal, lalah bik wal bara adar kum yaban witin yapikaika ia wark kaba Hunduras tasbaika aiskara dauki kabia dukiara.

Upla manis naha sturka nu naniba bila wisa, naha ta iwanka tara brih luwan wina Madal ba kli ai tasbayara balan, sakuna baha wina kli ai uplika wala nanira kunin munras kan.




Nataniel
(cuento mayangna)
Historia del lagarto de arriba
(cuento rama)
Hermano Anancy y los monos
(cuento creol)
Como perdió la voz el Danto
El ULAK y el Hombre
El Relámpago y el Trueno
La desaparición de Wiswis
Asang Busna y Kara
El dueño de la Laguna
Damhpuni.
LA ISLA DE WAIHWAN
El pez de oro
(cuento creol)
Garra grande y garra pequeña
(cuento creol)
El Sustituto del Diablo.
Lusipa Pliskara Aimakan Ba
El Tigre y La Tortuga
Limi Kusua Wal Sturka
Una Mujer Resucitada
Mairin Kum Pruan Wina
La mujer que se Convertía en Mona
Urus Mairin Pruan Tanka
La Venada Que Se Transformo En Mujer
Sula Mairin Upla Takan Ba Sturka
Los Comedistas Del Pura Yapti que se
Transformaron en Pez Sierra
Pura Yapti Papulra Nani Tuaina Takan Ba
El Cazador
Antin Dadimra
El Cuento de Masapau
Masapan Kisi Ka
El Hombre Haragán
Waitna Srinwaskira
El Cuento Del Ulak
Ulak Kisi Ka
Madal El Adivino
Yapi Kakaira, Madal
El tigrillo y el hombre
(cuento creol)
El camino y los pinos del Nikiniki
Plais tara, los caucheros y el diablo
Aimapaya
El León y El Venado
El invierno y el verano
El camino y los pinos de Niki Niki
El viaje al otro mundo
Los buscadores de oro
La historia de los hijos pérdidos
El perro y el lagarto
La venganza del hermano pobre
Las coloradillas y las garrapatas pequeñas y grandes
Los duhindu de Kambla
Los mangos de la muerte
La resurrección de un tigre
EL TIGRE QUE COMIA PERROS
EL MISTERIO DEL GOLFO DE FONSECA
EL CACIQUE DE TEZOATEGA
Un güegüe me contó
LA NEGRA CAMILA
La TACONUDA

WWW.MANFUT.ORG    LEYENDAS DE NICARAGUA 
LEYENDAS MAYAGNAS, MISKITAS Y CREOLE  DE NICARAGUA    1  2   3