SAN RAFAEL DEL NORTE, JINOTEGA, NICARAGUA

23  5  6  7  8  9
       San Rafael del Norte
Breve reseña histórico-artística del
Templo Parroquial de San Rafael Arcángel
declarado Monumento Artístico Nacional  el 8 de diciembre de 2000.

Templo Parroquial de San Rafael Arcangel, San Rafael del Norte, Jinotega Nicaragua
Altar Mayor original Obra artística realizada por don Santiago Gutiérrez en el año 1942.  Altar Mayor Actual: Preciosa obra en mármol realizada en Italia en el año de 1962. Después del Concilio Vaticano II, el altar fue modificado conforme las exigencias de la reforma litúrgica.El Crucifijo en madera también fue traído en ese año desde Italia.

A finales del Siglo XVIII, San Rafael del Norte es un valle atendido espiritualmente desde Jinotega. En ese entonces hubo una ermita para las celebraciones litúrgicas, pero nada sabemos de ella.

Desde el año de 1835, San Rafael tiene un cura párroco fijo.

También se dice que para esta época pasaba un sacerdote que caminaba hacia los Valles del Norte, pero, siempre se quedaba un poco de tiempo en este lugar para descanzar, solía apiarse bajo la sombra de un frondoso Roble, que se distinguía en la espesa llanura; una vez, el Padre dispuso caminar hacia el río y dirigiendose hacia al Oeste de pronto se encontró con el hermitaño, quienes conversaron con mucha satisfacción.

Despues, el Padre con mucha frecuencia le visitaba, llevandole viveres; el sacerdote, siempre caminaba con un compañero, cierta vez éste lleno de curiosidad se fue detras del Padre para enterarse de lo que el iba hacer y así llegó hasta donde estaba el hermitaño, y escuchó ciertas cosas sobre lo que ellos conversaron y por él se sabe: que el hermitaño dió la idea y animó al Padre para que hiciera en este lugar un Pueblo y hasta le dijo que debería ponerle el el nombre de San Rafael  y que  Ia iglesia se construyera en el lugar donde yacía el enorme Roble, y así fue, todo se hizo como lo dijo aquel hombre. Algunas personas cuentan que un tiempo se pensó trasladar la iglesia a otra parte, pero toda construcción, que se iba haciendo amanecía destruida, de manera que no siguieron insistiendo y dejaron en el mismo lugar la Iglesia.

El sacerdote que hizo las primeras construcciones se recuerda con el nombre de Lino. Esta leyenda data aproximadamente del año 1750 cuando comenzaron habitar este bello lugar; luego..años más tarde..  aumenta la Población, ya en 1821 se registran en los libros de Administración Eclesiástica, le notificación de la  asistencia por un Sacerdote a esta Reducción de San Rafael, que entonces el lugar se llamaba; con el nombre de Sacerdote Silvestre.

En 1822 se estableció por primera vez en este lugar (que era un hermoso Valle), el guía espiritual, llamado Padre Silvestre Lanza, quien venía de Jinotega.

Por tradición, los habitantes cuentan que, el Padre Lanzas pagó los derechos de propiedad de estas tierras, trazando las primeras calles y construyendo casas con el deseo de que los moradores no emigraran a otro lugar y lograr hacer un pueblo; el Padre asistió este poblado hasta el año 1834.

Como se sabe, la tradición arquitectónica de la construcción o el trazado de las iglesias cristianas está orientado en forma especial, en un eje Este - Oeste, es decir hacia el Occidente.

Así están todas las catedrales de Nicaragua, la de León, la de Matagalpa, la vieja de Managua, y todas las demás. Este trazo corresponde a la dirección en que se encuentra el Santo Sepulcro de Jesucristo, en la ciudad de Jerusalem, en Palestina. Lo primero que sorprende al mirar en su conjunto el imponente edificio es que nuestra nueva Catedral de Managua es una de las pocas en América que no está orientada de Occidente a Oriente, sino de Sur a Norte.  Desde la más remota antiguedad el hombre dirigía su rostro al orar, hacia Oriente. La palabra "Orientación" nos dice como prevalecía la influencia solar en las direcciones humanas. Las primeras comunidades cristianas de Asia..y luego de todo Occidente..mantuvieron esa tradición porque Oriente señala la tierra patria de Cristo.

El misterio radica, en este caso, en que los personajes de la leyenda deciden el trazo de la iglesia que se debía construir en el pueblo de San Rafael del Norte, en la segunda mitad -probablemente- del siglo dieciocho, pero con una dirección Norte - Sur, como en efecto es el eje de las Iglesias que han existido en San Rafael del Norte, como veremos, han sido cuatro.

En una de ellas, la tercera, se casó el General Sandino con Blanca Aráuz.
 

Entonces vamos a aclarar que el pueblo de San Rafael del Norte ha tenido hasta la fecha, y en el mismo sitio y con igual trazo, cuatro iglesias. 

Una iglesia de madera y techo y paredes de paja, que levantó el Padre Lino Sanfeliú, a finales del siglo XVIII, en tiempos del Ermitaño; 

Una segunda iglesia, levantada de madera y techo de tejas por los vecinos, después de la fundación de la Congregación entre 1803 y 1878; 

Otra tercera Iglesia, que fué levantada a partir de 1878 y terminada en 1906, 

y la que tenemos actualmente, obra del Padre Odorico D'Andrea.

 



PARROCOS DE SAN RAFAEL DEL NORTE
Asi, pues, con seguridad se afirma que desde el año 1822 se interesó la iglesia católica por dar asistencia Pastoral a esta pequeña  Reducción ..pues le sucedieron los siguientes sacerdotes.


1835 a 1838  Pbro. Florencio Romero
1839 a 1844  José M Pafmana
1845 a 1856  Agustín Mejía
1857 a 1871  Pantaleón Mayorga
1872 a 1875  Lino Celso Valle
1876 a 1878  Juan Somarriva
1878 a 1879  Tomás Velazquez
1880 a'1885  Timoteo Aguilar
1886 a 1890  Francisco Reyes
1891 a 1895  Antonio Pastora
1896 a 1904  José Talavera
1905 a 1911  Félix Gonzalez
1914 a 1915  José Morales
1916 a 1920  Juan Zelaya
1921 a 1922  Fernando Corrales
1923 a 1935  Alejandro Mejía
1936 a 1948  José Mamerto
1949 a 1953  Maximiliano Jarquín
1953 a 1954  Carlos Santi
1954 a 1978  Odorico D'Andrea
Historia de la Segunda Iglesia de San Rafael del Norte
San Rafael del Norte fue fundado con el carácter de una Congregación, antes de la Independencia, en el año de 1803, adquiriendo las prerrogativas de un municipio, es decir que contaba con sus autoridades municipales, su cabildo y sus tierras ejidales.

Estaba circunscrito entonces en la jurisdicción del Partido de Matagalpa, pues en ese tiempo no existían aún los Departamentos.

Según mi estimación, más o menos, es en la segunda mitad del siglo XVIII (1751-1803) que ocurren los acontecimientos que dan lugar a la leyenda del Ermitaño, y que son la base misma de la fundación del pueblo.

En efecto, a la altura de 1750, el pueblo de Jinotega fue visitado por el obispo Morel de Santa Cruz, y en su Relación, no menciona la existencia del pueblo de San Rafael del Norte. Otro documento de la época, como lo es el Título Real de la Comunidad Indígena de Jinotega, que data de 1761, solamente menciona la existencia de la parcialidad de San Juan de Ligüinagüina y San Juan de Jinotega como unidades poblacionales de esta jurisdicción.

Verificamos que en las actas de medida de las tierras de esta Comunidad indígena, de ese año, por el rumbo de San Rafael del Norte, no se menciona la existencia de ningún asentamiento o población con ese nombre, y solamente se mencionan la existencia de la hacienda San Gabriel y del sitio comunal Suní, comarcas actuales de San Rafael del Norte.

Como conclusión de lo-contenido en estas fuentes escritas, puedo deducir que para 1761 no existía aún San Rafael del Norte y que, por tanto, su fundación ocurre entre 1761 y 1803.



Historia de la tercera Iglesia de San Rafael del Norte
Durante el gobierno de los 30 años de los conservadores (1856  1893) se levantó la tercera iglesia, que era de adobe, con torre, pero no se terminó de construir sino hasta el año de 1906. Esta es la iglesia donde se casaron, el general de hombres libres A. C. Sandino y Blanca Aráuz Pineda, aquel 18 de mayo de 1927.

Esta iglesia yo la conocí. Su historia es la siguiente: para su construcción a finales del siglo XIX los vecinos solicitaron ayuda a la Prefactura de Matagalpa, hasta donde se presentó una delegación del pueblo. El Prefecto apoyó la petición autorizando la formación de una Junta de edificación de la iglesia, por medio de un acuerdo que fue emitido el 13 de febrero de 1878. Fueron nombrados vocales de la Junta, el Presbítero Bachiller Don Juan Somarriba, Asunción Úbeda, Fidelia Úbeda, Pío Picado y Rosario Herrera.

También la Junta obtuvo del Prefecto autorización para establecer una lotería pública en el pueblo, con el fin de recaudar

los fondos a beneficio de la edificación de dicha iglesia. Esta iglesia la terminó el constructor don Salvador Lemus, originario de Honduras. Don Salvador, era el padre de "Cheto", un personaje de San Rafael del Norte en la década de los añoss cincuenta e inicios de los sesenta, quien era especialista en hacer pintura de cal para "encalar" las paredes de las casas, y reparar tejados.

Esta iglesia tenía una campana grande, donada por una feligresa del pueblo cuyo nombre no recuerdo. Era una campana que habían mandado a comprar a España, y la misma tiene el nombre de la donante grabado alrededor de la campana. Dos pequeñas campanas, completaban el juego. El estilo del frontis de esa iglesia era barroco y la torre terminaba en un arco con dos bolas de cemento a los lados.

Este frontis fue derribado más tarde para levantar la cuarta iglesia de San Rafael, que es la construida por el padre Odorico. Aquellas viejas campanas españolas, las donó el padre Odorico a la iglesia de San Marcos, un pueblito vecino al nuestro, cuando él trajo de Italia, las campanas grandes que ostenta la iglesia desde 1964.



 
 

A principios del Siglo XIX el sacerdote Vicente Lanza visita la Reducción de San Rafael y construye el primer templo de adobes y talpetate, que después fue restaurado en 1904. Así rezaba una leyenda puesta en la parte alta de la antigua fachada.

Del antiguo edificio quedaron el púlpito, obra realizada por don Santiago Gutiérrez en 1942, el altar de la capilla del Santísimo y la fachada, que peró fue modificada en la parte alta..

Entre 1954 Y 1956, padre Odorico D'Andrea restauró el viejo templo a una sola nave y en 1957 inició la construcción del actual templo a tres naves y cúpula.

En los espejos están representados Jesús buen pastor y los símbolos de los cuatro Evangelistas.

Antes de morir el Padre José Mamerto Martínez, hospitalizado en el Sanatorio de Aranjuez, suplicó a la niña Lorenza que lo había ido a ver, que le llamara al padre Odorico para que lo confesara.

El padre, llamado por teléfono, acudió inmediatamente y el padre José le preguntó: - "Es cierto padre que está reconstruyendo la iglesia de San Rafael?" - " Sí, padre" - contestó el padre Odorico. "Haré una preciosa catedral sin obispo". El padre Mamerto replicó: "Muy bien padre, lo felicito, pero le pido que salve una cosa de la iglesia anterior, el púlpito".
 

Cúpula de la Parroquia:
La cúpula, realizada entre 1957 Y 1959, representa la valentía y atrevimiento del padre Odorico y del maestro de obras don Santiago Gutiérrez. Las pinturas en su interior han sido realizadas en julio de 1967 y representan a la SS. Trinidad, a la Virgen María, a S. Rafael y Angeles. La Virgen que descuella en la cumbre fue modelada en loco por don Santiago. La decoración es del año 1974.



Debido a la riqueza espiritual de los fieles que se manifiesta por las diversas y abundantes devociones, como también muchas consagraciones a Nuestra Madre Santísima Virgen María;  se han organizado las siguientes Congregaciones: La Congregación de Matronas consagrada a la Virgen Guadalupe; la Asociación de Hijas de María; La Tercera Orden Franciscana; El apostolado de la Oración; los Benjamines de Santo Domingo Savio y la Santa pureza consagrada a Santa María Goréti. Además de éstas hay otras devociones partículares.
Obedeciendo a la Iglesia que es, Madre y Maestra de todos los fieles y que desea que todos éstos sean conscientemente instruidos  para que nuestra Fe y religiosidad camine hacia le madurez, imparten charlas y catequesis presacramentales; las prebautismales se ha estipulado, para los días Jueves; los prematrimoniales los dias sábado; esta actividad se hace también en los valles y poblados de San Marcos, Suní, San Gabriel, Sabana Grande, Coyolito, y demás jurisdicciones.  También se hace la Catequesis para niños en preparación para la primera comunión y después para la dolescencia. Todo esto se lleva a cabo por el espíritu apostólico de ciertos seglares que ayudan generosamente al P. Odorico.

 San Rafael se caracteriza por el ambiente religioso en que se vive, es un pueblo de mucha devición, por tanto es meroitorio describir las festividades religiosas que se celebran. Iniciando con el primer mes de año Litúrgico, en la primera semana se celebra la Fiesta de la Inmaculada Concepción de María, que durante el Novenario se prepara a los fieles por medio de reflexiones sobre los misterios de la Santísima Virgen como Madre de Dios y de los hombres y de una forma especial se preparan las hijas de María que además de recibir las instrucciones religiosas frecuentan los sacramentos de reconciliación (confesión y comunión), durante el novenario para rezar y reflexionar haciendo una previa preparación espiritual..
 
 
 

el 25 de diciembre la solemnidad del nacimiento del niño de Jesús;

el 1ero de Enero se conmemora el niño de Praga;

el 6 de Enero Epifanía, Manifestación del Señor;

En febrero se celebra la fiesta de la Virgen de Lourdes;

En Marzo la fiesta de San José;

En abril se hace la solemnidad de San Marcos;

el 13 de Mayo la fiesta de la Virgen de Fátima; durante todo éste mes se realizan reuniones de las Hijas de María.

El 13 de Junio se conmemora la fiesta de San Antonio;

El 17 de Junio La virgen y Madre del Perpetuo Socorro;
También en este mes se celebra la devoción al Corazón de Jesús;

El 16 de Julio Nuestra Señora del Carmen, en este mismo mes se conmemora a Santa María Goréti, a Santa Ana y Santiago Apóstol;

El 2 de Agosto el perdón Asís, el segundo domingo a Santa Marta; el 15 la Asunción de la santísima Virgen;

En Septiembre, el 8 el nacimiento de la Virgen,

El 4 de octubre, fiesta solemne de San Francisco de asis a cargo de la tercera Orden Franciscana;

El 24 de Octubre; Fiestas Patronales en honor a San Rafael,

En Noviembre Fiesta de la Animas y de los Santos, y la última fiesta es la de Cristo Rey terminando así el año litúrgico de la Iglesia.

Durante el tiempo de Cuarezma todos los viernes se hace con mucha concurrencia y devoción el Vía Crucis en el Monte de Tepeyac. Durante los días grandes se hace la Representación de la Pasión del Señor.

Desde el año 1954 el pueblo de San Rafael del Norte comenzó a desarrollarse en todos los aspectos de una manera extraordinaria; gracias a las directivas ya antes mencionadas, dirigidas y encabezadas por el Padre Odorico d'Andrea; y para dar credito a esto damos copias de la Crónica que el mismo fués escribiendo através del tiempo que ha transcurrido hasta hoy; comenzando en el año 1954, año que llegó a ésta Parroquia; dice así:

Primer año Mariano, primer encuentro con un pueblo desconocido y de otras costumbres y cultura e idioma. Dios mío pero con la perseverancia y paciencia se pudo vencer el obstáculo y comenzar la renovación de un pueblo; Renovar todo en Cristo Jesús, con el propósito de darle un ambiente religioso y cultural europeo a este pequeñísimo pueblo; enseñar el saludo cristiano "Alabado sea Dios" y esto fue un exito, todo el mundo actualmente asi saluda al encontrarse con el Padre Odorico y también con cualquier otro sacerdote; de esta manera se distinguen los fieles de San Rafael; también me preocupé por infundir toda la confianza sin limites y amor verdadero de la divina providencia y la Santa Eucaristía mediante los servicios de los primeros viernes; una devoción filial y a la santísima Virgen María.

Después de haber comenzado por la labor espiritual se dió inicios a los trabajos de reparación de la Iglesia. Enumerando los trabajos y obras hechas año con año:

año 1954
Se hizo la siguiente restauración de la Casa Cural. del Atrio de la Iglesia y construcción del Monumento de la Imagen de la Virgen que esta en la salida a Yalí, también se trajerón de Italia las imágenes del Corazón de Jesús y de la Inmaculada Concepción de María así como otros Ornamentos.

1955
Entrenamiento a trabajadores en la manufacturación de ladrillo de tierra, se instalarón trés fábricas, y como principio se manufacturaron 200,000 ladrillos.

1956
Reparación del techo de la Iglesia, en éste año el Municipio tuvo el honor de la visita del Presidente de la República el otrora Dictador Gral. Anastacio Somoza García, quiénen esa época djo ésta expresión: Veo que estaán reparando la Iglesia quiero dar un poquito de arena y donó para dicha reconstrucción $500.00 dólares.

1957
Se compran dos grandes casas que estaban contiguas a la Iglesia, las casas vecinas fuerón demolidas . se pagarón casi $10,000.00 dólares por ambas casas. Los dueños eran Fausto Pineda y Erasmo Pineda

1958
El padre Odorico planificó la Casa Cural en la parte posterior de la Iglesia, en este año también se hicieron las calles nuevas y un barrio nuevo (Barrio San Francisco), se recaudó fondos para empezar el Proyecto de agua potable. al principio la gente estaba muy renuente para cooperar, pero un día salímos de casa en casa con el Comité de agua Potable..(dice P. Odorico en sus memorias.).  recaudamos $10,000.00 dólares que éra lo que el Gobierno pedía para hacer la instalación.

También en 1958 el transporte mejoró entre San Rafael y Jinotega, todo ésto fué logrado por el Superior y Visitador General de Jinotega.

En el año 1959
El Comandante de San Rafael llegó ebrio a la Casa Cural en busca del Padre Odorico para matarlo, con suerte el Padre no estaba en casa y el militar abandonó el lugar..la gente al darse cuenta se levantó energicamente y se dirigieron a las autoridades de Jinotega, demandando el traslado del Comandante, la gente estaba dispuesta a echarlo del pueblo por la fuerza. Las autoridades de Jinotega no tuvieron otra opcion que retirar al militar de ese puesto.



La Misa del Molino y la imagen de la Virgen de Guadalupe
Para terminar este trabajo instructivo y queriendo llamar al pan, pan y al vino, vino, quiero dejar mi testimonio sobre otra tradición católica de San Rafael del Norte.

Se trata de la imagen de la Virgen de Guadalupe que existe en la iglesia. Quiero decir que mi punto de vista es diferente a la narración que apareció en el periódico "La Prensa" en diciembre del año 2001, firmado por el profesor Augusto Zelaya, titulado "La Virgen de Guadalupe y Los Úbeda" en el que cuenta que su abuelo Fidel Úbeda mando a México a comprar la estampa de la Virgen de Guadalupe que existe en esta iglesia, lo cual es una mentirilla.

La verdad es la siguiente: En 1935, llega de comandante al pueblo el teniente Boanerges Fernández, con su esposa y sus dos hijos. A los pocos meses de estar de comandante pide su baja del ejército y se dedica al comercio. Alquila la casa de Clemente Rodríguez, la que es hoy de Dora Pineda, y abre una venta de mercaderías, la que se convierte poco a poco en un gran establecimiento. Un año después, compra una propiedad en el lugar llamado el Ingenio, por el sitio los Potrerillos, que le nombra "Pior es nada". Su capital va subiendo como espuma y luego compra una finca de café.

Se hace gran amigo de Don Fidel Úbeda, mi tío, quien es ganadero y productor de mulas. Don Fidel es casado con Doña Eulalia Aráuz (ambos cascarrabias). Han criado 8 hijos y por su carácter estos viven peleando, peleas que cada día son mas escandalosas "pueblo pequeño, infierno grande". Cuando pelean, todo el pueblo se da cuenta, y son tan frecuentes que Boanerges interviene y le propone al tío Fidel que se divorcie, le explica en qué consiste el divorcio, pues esto era una novedad en el pueblo. Don Fidel acepta y Doña Eulalia, también; se firma el primer divorcio ocurrido en el pueblo. La señora se va a vivir donde Doña Rosa, hija de ellos, y Don Fidel se queda en El Molino, finca de ganado, donde antiguamente se producía trigo.

El divorcio ha sido un escándalo en San Rafael del Norte, ya que es el primer divorcio que se da. Pero don Fidel, muy prontamente se aflige en la soledad de su casa, pues una vez separado le hace falta la compañera, al extremo que se enferma de amor. Don Fidel, acude ante el padre Mamerto Martínez para que le aconseje. En el cerríto que esta detrás de la casa-hacienda del Molino, el padre Mamerto lo manda a construir un nicho para la virgen de Guadalupe, como parte de una estrategia del padre a fin de lograr el reencuentro de los dos amantes. Siguiendo el plan el tío Fidel envía un trabajador hasta Jinotega a comprar una imagen de la virgen, a la que le manda a poner un marco de madera y vidrio. Luego de terminada la obra, don Fidel, siguiendo las orientaciones del Padre Mamerto llevó la Virgen de Guadalupe en procesión al pueblo, acompañada de una multitud de vecinos, con músicos, bombas y cohetes, celebrando el recorrido hasta llegar a la iglesia del pueblo, donde es recibida la procesión por el padre, con repiques solemnes de las campanas del templo, y para sorpresa feliz del tío Fidel, en compañía de doña Eulalia, quien era devota de esta virgen. De esa manera los viejitos amantes se volvieron a juntar y entraron con la procesión al templo donde se celebró la misa, que ya quedó como una tradición hacerla de esa manera.

Pero la imagen de la Virgen de Guadalupe, que aún existe en la iglesia de San Rafael del Norte es otra, esta es diferente, y es anterior a la que adquirió el tío Fidel, y su historia es ésta, contada por mi madre. Allá por los años veinte se apareció un vendedor de íconos religiosos, de origen mexicano, quien traía dos imágenes grandes de la Virgen de Guadalupe, de más de un metro de largo y otras estampas pequeñas. Mi tía María Rodríguez, mayordoma de la Virgen, era propietaria de un hospedaje donde estaba alojado el vendedor mexicano y ella reunió al resto de matronas del pueblo para, entre todas, comprar una de las imágenes de la virgen. Este señor lo recuerdo muy bien porque anduvo de casa en casa vendiendo las estampas, y no se por qué, me regaló una estampilla del Niño de Atocha. El mexicano salió rumbo a León en donde vendió la otra estampa de la virgen de Guadalupe.



 
Los Misterios de la Poza del Infierno
Insisto, los pueblos que no tienen mitos y leyendas dejan de ser pueblos. Les voy a contar el mito de La Poza del Infierno:

Se sabía en el pueblo que en una de las pozas del río se llegaba a bañar el Diablo y que dejaba sobre la poza, un peine, un paste y un jabón, los que misteriosamente no se hundían nunca. Esta era la Poza del Infierno, así se llama todavía. Nadie se iba a bañar a esa poza por el miedo al diablo. La Poza corresponde al río Viejo, esta situada entre 2 farallones de piedra caliza que lo forman la base del Cerro de la Cruz y el barranco del Potrero o cafetal que era de Fabio Rivera.

En ambos farallones hay helechos, árboles, heliconias y palmas, pero los más grandes farallones son los que hay en la base del Cerro de la Cruz, que son regados por las brisas y gotas de agua que se desprenden desde arriba hasta estallar en la poza. El lugar es paradisíaco, misterioso, propio para la meditación y la inspiración. La poza del infierno es la tercera de una serie de pozas del río Viejo, distanciadas una de otra por unos doscientos metros a lo largo del cañón del río. La primera era la poza de los hombres, la segunda era la poza de las mujeres y la tercera era la poza del infierno. Era pues, un entorno bíblico que rodeaba esas pozas, ligando la naturaleza y lo prohibido de la carne sugerido en el nombre de las pozas.

Esas cualidades del entorno de la poza eran aprovechadas en secreto nor el señor Pablo Aráuz, músico y compositor exce-que eran bellas obras, recuerdo los nombres de dos de ellas, tituladas por su autor "Lágrimas del Creador" y "Marcha Fúnebre". Era él un compositor anónimo, recóndito, también componía villancicos y misas.

Era él quien había creado ese mito del peine, el jabón y el paste del diablo, aprovechando el nombre de la poza que era Poza del Infierno, para que nadie llegara a interrumpirlo. Y en verdad, hasta entonces, nadie se atrevía a pasar cerca de ese cañón y mucho menos bajarse a la poza y bañarse allí, en la creencia de la gente del pueblo de ser un lugar donde se bañaba el diablo.

Cuando llegó el Padre Mamerto Martínez al pueblo y fundó la primera escuelita, le contamos del mito de La Poza. El Padre nos mandó un día a que nos hicieran unas calzonetas y nos llevo a todos los muchachos a La Poza del Infierno. Todos íbamos con miedo; para nosotros el Padre tenía que ir adelante por que El Diablo le tenía miedo al Padre, pensábamos nosotros en nuestra inocencia. Ya en la poza, el primero que tenía que meterse al agua era el Padre, luego uno por uno nos fuimos metiendo y la cruzábamos de extremo a extremo. La Poza es profunda y helada, entre más honda más helada y el ambiente es sumamente húmedo, pero agradable, con el embeleso de las flores, bejucos, mariposas y el trino de los pájaros que poco a poco disipó en nosotros el misterio y el miedo al diablo con su peine, su jabón y su paste.



Personajes y Otros Recuerdos de mi Niñez

Las Poncheras
Era una costumbre tomar ponche, que se daba por la noche de cada fiesta religiosa. Dos señoras, las cuales recuerdo, Doña Soledad Díaz y Doña Cherna López, vendían ponche que primero lo hacían en sus casas y lo iban a vender en los lugares contiguos o próximos a la iglesia. Llevaban de sus casas pedazos de leñas encendidas los cuales colocaban entre dos piedras para hacer un fogón para mantener calientito el ponche; bate que bate con el ponche oloroso a canela. Al cliente que llegaba a tomarse un ponche, si quería le echaban un chorro de cususa, lo que le daba un gusto más exquisito; algunos repetían la dosis, previa la solicitud de que le echaran más cususa, al extremo de que algunos salían picados.

Personajes Extraños

En todos los pueblos de ayer y hoy se dan estos personajes. Les voy a describir algunos de ellos que conocí cuando era un muchacho:

Don Andrés Rivera Rizo, tío abuelo mío. Este señor era un finquero que cultivaba muchas manzanas de caña de azúcar; su aspecto era rechoncho, chele, de barba cerrada. Cuando venia la zafra de caña, que duraba hasta tres meses, de los primeros atados de dulce que sacaba, el tío abuelo los apartaba para la fabricación de cususa. Era la primicia, misma que consumía durante toda el resto de la zafra. Los sábados, para salir al pueblo, se rasuraba la barba, pero solo la mitad de la cara,
incluyendo bigote y barba, de manera que a un lado de la cara andaba rasurado y al otro lado de la cara, no, con barba y bigote.

En el pueblo había una cantina llamada "El Gallito" que era de la Mélida Blandón, tía del escritor, periodista y doctor, José de Jesús Blandón Úbeda (Chuno Blandón). Esta cantina, quedaba contiguo a la casa de Hernán Rodríguez. Ahí llegaba el tío Andrés con su barba rasurada a medias y se encontraba con los estudiantes superiores de aquella época: Alejandro Blandón, Santos Rivera, Reynaldo Rizo, Aníbal Rodríguez entre otros, y los conminaba con preguntas filosóficas de Aristóteles, Séneca y Platón. Los estudiantes no le respondían porque no manejaban como él ese tema. Se quedaban admirados. ¿Qué es lo que pasaba? Don Andrés era un personaje autodidacta. En su finca "El Delirio"., tenía una bien surtida biblioteca con libros que quien sabe como los obtenía y los tenía ordenados de anaqueles hechos de carrizo, en la mera montaña, una biblioteca llena de libros clásicos que leía por las tardes luego de las tareas de la finca.

Don Isidro Gutiérrez (alias Chilolo), este era un campesino de San Gabriel, quien tenia dos cualidades; una en su sano juicio. Cuando llegaba al pueblo en su gran alforjía, cargaba alfeñiques, frutas y unos confites que se compraban por libra, los cuales los repartía a la muchachada que lo seguíamos por todas las calles. Para nosotros era una gran alegría la llegada de Chilolo al pueblo. La otra gracia de Chilolo, era cuando se aparecía en estado de ebriedad, entonces balaba como toro, le hacia igualito a los validos de toro en celo. No nos regalaba nada entonces, porque en el camino a San Rafael se embolaba y no nos llevaba nada; pero aquello, también era un regalo para nosotros pues sentíamos que era espectacular el Chilolo, cuando su valido hacía eco por los cerros vecinos. Todos lo respetaban y el siempre era respetuoso.

Benigno Ortiz. Este señ neral Sandino. Después que se hizo en San Rafac y cuando andaba con su: al encontrarse con gente a los pies y les decía ¡las se salía a medía calle y le con los ojos abiertos y s viejo con su vista perfecBenigno Ortiz. Este señor fue guerrillero del ejército del General Sandino. Después del desarme de las tropas del general, que se hizo en San Rafael del Norte, Benigno regresó al pueblo y cuando andaba con sus buenos tragos entre pecho y espalda, al encontrarse con gente en las aceras del pueblo se les tiraba a los pies y les decía ¡las tres Divinas Personas! y acto seguido se salía a media calle y levantaba la cabeza al cielo, a pleno sol, con los ojos abiertos y sin parpadear, viendo el sol. Murió de viejo con su vista perfecta.



 
Apuntes y recuerdos para la historia de la Educación Pública en San Rafael del Norte

No se sabe como aprendieron las cuatro reglas, a firmar y a leer, nuestros padres, pero escribían con muy buena letra. En mi niñez no había escuela pública completa, entonces, lo que había era una escuelita que funcionaba por esfuerzo propio de la gente; era incompleta, hasta cuarto grado. La primera maestra que recuerdo fue la niña Maclovia Herrera, allá por los años de 1926 cuando ella estaba de unos sesenta años de edad. Pero en esos años la niña Maclovia dejó de dar clases por razones de salud. El alcalde de la época realiza una obra digna de reconocerla. Don Ramón Lanzas se llamaba este alcalde. El manda a construir una casa con fondos municipales, y se la regala a la niña Maclovia, en reconocimiento a su labor que había hecho.

El terreno de esa escuelita era en la terminación de la calle que pasa frente a la Escuela Mamerto Martínez, hacia el oeste, terminaba en un guindo, que es el lugar en donde hoy es el patio de la casa de Aristeo Úbeda.

Los padres de familia se preocupan por la decisión de la niña Maclovia, entonces don Justiniano Blandón, el padre de doña Menua y de don Enrique Blandón, promueve una reunión con los padres de familia a quienes les propone mandar a Jinotega a conseguir una maestra, previo compromiso de todos para matricular a sus hijos pagando mensualmente una cuota para el sueldo de la maestra y comprometiéndose cada uno a mandar a sus hijos con su respectivo pupitre, cuaderno y lápiz. Encomiendan a don Francisco Rodríguez, padre de la profesora Blanca Rosa Rodríguez. para ir a Jinotega a conseguir a otra profesora, esta era la niña Lucía Mairena, una noble maestra jinotegana, que aceptó la propuesta. Se hospedó la nueva maestra en casa de Don Francisco, quien le da el alojamiento y la comida.

Cuando viene la guerra de Sandino contra los marines, la niña Lucia Mairena, por miedo, se fue de regreso a Jinotega, y volvemos a quedarnos, los muchachos, sin maestra. Ahora, para solucionar el problema, don Justiniano y Don Pancho recurren a la niña Angelita Siles, de San Rafael del Norte, quien no se anima, inicialmente alegando que solo había aprobado el 5o grado de primaria. Pero ante tanta súplica, acepta y nos da clases entre 1928 y 1929, en mera guerra. Luego, es nombrado maestro por primera vez, por el ministerio de Educación Don José María Zeledón Úbeda, quien nos llevó un día a un paseo, a la finca de don Benigno Úbeda, en plena zafra de caña de azúcar y en plena guerra. Estábamos todos los muchachos chupando caña y comiendo miel con pan blanco, cuando de pronto se apareció una escuadra de combatientes de Sandino, quienes al vernos, se nos acercaron y nos tocaron la cabeza con cariño, regalándonos guayabas.

Algunos años después de terminada la guerra de Sandino, en 1936, comienza a funcionar una escuelita de varones y una escuelita de niñas. Don Santos Rivera era el maestro y director de la escuelita de varones, y doña Ángela Siles era la directora y maestra de la escuelita de niñas. Pero luego a Don Santos lo nombran Administrador de Rentas de Jinotega, dejando de dar clases y en su lugar es nombrado por segunda vez don Jesús María Zeledón, que, a decir verdad, fue quien nos preparo para 5to grado. Él tenia una gran capacidad pedagógica e iniciativa, sus conocimientos los impartía basado en el método que usaba La Salle, ya que él había estudiado para ser cura.

Como Don Santos se traslada a Jinotega con toda la familia, la niña Angelita renuncia y es nombrada, en sustitución, la señorita Consuelo Berríos. Pero seis meses después Don Santos deja el cargo de administrador de rentas y regresa a San Rafael del Norte y lo vuelven a nombrar maestro. Don Chumaría como no le pagan, renuncia y queda solo Don Santos dándonos clases. Como vemos el funcionamiento de las escuelitas públicas, era sumamente inestable.

En 1935 el obispo de Matagalpa, monseñor José Calderón y Padilla nombra como cura párroco de San Rafael del Norte al padre Mamerto Martínez, quien llega lleno de juventud y de dinámica. El padre Mamerto va al Ministerio de Educación, en Managua, y consigue permiso para abrir un colegio parroquial de primaria. Ya con el permiso en la mano informa en el sermón de la misa dominical la apertura del colegio y da a conocer los días y horas de matrícula. Los padres de familia asisten a la cita y matriculan a sus hijos. El primer día de clases el padre Mamerto lo ocupa para hacer un examen exploratorio y ubicar a cada alumno en el grado que debía obtener; así estableció 3ro, 4to y 5to grado, y en el año siguiente, con los promovidos, el 6to grado, para sacar así la primera promoción.

Las clases que nos daba el padre eran buenísimas, se auxilio además de 2 maestras: Mercedes López y Zoila Hówaiy Úbeda, madre del profesor Douglas Stuart Háway, quien fue Vice Ministro de Educación Pública en los primeros años de la Revolución. La maestra Zoyla era una atractiva señorita del pueblo, de ascendencia japonesa por parte de padre, y sanrafailina, de madre.

Para las fiestas patrias del 14 y 15 de septiembre, el padre Mamerto le solicita al Sargento de la guardia, que era el jefe de la plaza, para que nos diera entrenamiento de marcha; este le sugiere al padre nos mande a hacer unos rifles de madera con los cuales hacíamos paradas militares, series de maniobras, etc. Indiscutiblemente el colegio marcha pomposamente en la sencillez del pueblo, uniformados y con los rifles de palo, el 14 de septiembre. Se presentó la toma de la promesa a la bandera que hizo el alcalde en la esquina noroeste de la plaza.

La escuelita pública de varones, al contrario, se presenta sencillamente al acto. Esto me causó a mí un gran impacto psicológico, el cual lo ocupe más tarde en el beneficio del pueblo; lo relataré mas adelante.

Cuando fuimos alumnos de Don Santos jamás se le ocurrió llevarnos a un paseo, solo lo hizo Don Chumaría Zeledón y luego el Padre Mamerto en su colegio, quien nos llevaba a cada quien en sus respectivas cabalgaduras a los Llanos de Yucapuca a comer "arrayanes" que son unas guayabitas ácidas pequeñitas; era un colegio alegre.

La primera promoción de primaria

En 1937 sale la primera promoción de sexto grado de primaria, en la historia de San Rafael del Norte; que creo que, por ser los primeros, merecen ser nombrados y recordados: Santos Rivera, Reynaldo Rizo, Aníbal Rodríguez, Aníbal Blandón, Alfónso Aráuz, Fabio Rivera, Ernesto García, Tirso Bustamante, Alejandro Blandón, Humberto Rizo y Tirso Rizo. Solo Alejandro y yo, sobrevivimos. El resto, ya fallecieron. Entonces yo tenía 15 años y era el menor del grupo. Como podemos apreciar éramos extra edad en términos actuales, pero en aquellos años y en aquel abandono, era la norma. Esa fue la primera promoción de estudiantes de primaria del pueblo. Las otras escuelitas, de varones y de señoritas, solo llegaban al 5o grado.

Los primeros normalistas de San Rafael
El padre Mamerto en su discurso de graduación en el sexto grado, insta a los padres de familia para que envíen a sus hijos a estudiar la secundaria, cuestión que había que hacer en las ciudades del pacífico pues en el norte no existían institutos ni colegios de secundaria, y significaba una posibilidad que no estaba al alcance de todos. Don Justiniano Blandón envía a su hijo, Alejandro, a estudiar la secundaria al Instituto Nacional de Occidente (INO) de León, quien se graduó más tarde de médico; y a su hermano, Aníbal Blandón a estudiar en la Escuela de Comercio Silviano Matamoros, también situada en León y junto con el se va también Aníbal Rodríguez. Ese mismo año, el gobierno, siendo Ministro de Educación el Dr. Modesto Armijo, abre dos escuelas Normales en el país, una de señoritas y otra de varones, con una modalidad donde todos los alumnos son becados.

Don Santos Rivera, siendo amigo personal del Dr. Armijo, le solicita telegráficamente la beca para su hijo Santos y se la concede. El padre Mamerto anima a mi papá para que mande a mi hermano Reynaldo con Santos, a solicitar personalmente una beca, y como Santos se hospedaba en casa del Dr. Armijo, le iba a salir muy fácil, por lo menos, tener la oportunidad de solicitar personalmente la beca. Don Gregorio Gutiérrez, que tenía un puesto en la terminal del tren, en El Sauce, se lleva a Santos y a Reynaldo a Managua vía El Sauce-León-Managua. Ya en casa del ministro Armijo, Reynaldo de extraordinaria prosa, le solicita la beca, pero el ministro le responde que las becas ya se han terminado. Al escuchar esto la señora esposa de Armijo, abogó por Reynaldo, y hace que el ministro le conceda la beca. Ese mismo día el Dr. Armijo los manda a la normal: beca, comida, alistado de ropa, casa y estudio.

En la Normal, el uniforme que exigia la dirección era de por lo menos media docena de cada pieza: camisa, pantalón, calzoncillos de pierna calcetines, sábanas, fundas; y zapatos, más miente un traje de gala de saco blanco de dril, cuota que mi hermano papa o Reynaldo no alcanzaba, pues llevaba como máximo tres.
de cada pieza de vestir.

El Viaje por la Picada a las Minas de la Luz Pasara

Comienza la "pedidera" de dinero. Mi papá vende unas vaqui- desput tas que tenía, pero la pedidera continúa. Desesperado mi viejo, ya cor nos propone, a mi hermano Humberto y a mí, ir a trabajar a los pre Pe minerales de La Luz, en la Costa Atlántica, que estaba en su regre~ apogeo en ese entonces, y así optamos por irnos a las minas, nombra con el propósito de sacar adelante a nuestro hermano y prepararnos también para estudiar más adelante, lo cual logramos.
 
Mi papa preparó el viaje; compró un caballo para llevar las Carlos maletas. También invita a nuestros primos, Carlos y Alfredo Rizo y les aconseja irse con nosotros. No se como se dieron directa cuenta Fabio Rivera y José Benito Aráuz, (este ultimo nieto a una de Norberto Aráuz) y le solicitan a mi viejo que los integre al grupo. Y así, un día por la madrugada salimos a pie siete san  rafailinos que éramos los seis muchachos y mi padre, rumbo a  la "picada", como era el nombre con que se conocía la ruta de becas camino hacia la Costa Atlántica. Esta fue una gran odisea, que repetimos varias veces.
 

A los 17 días de camino llegamos al mineral de la Luz. Nos hospedamos en la casa de un primo de mi papa, don José María Rizo, que se había ido a las minas desde hacía mucho tiempo. Descansamos dos días y luego fuimos a la gerencia de la mina a pedir trabajo. El gerente era un gringo y rápidamente nos enganchamos, nos encajó "la cuadrilla Rizo".

Trabajamos duro y ganábamos muy buena plata; nos pagaban quincenal. A partir de la primera quincena mi hermano Reynaldo ya tenía solucionado sus problemas para su manteni-miento en la Normal. Al primer pedimento que le llega a mi papa de parte de Reynaldo, Humberto y yo le pedimos a mi papá que le mandara el doble, cosa que siempre hicimos; ya Reynaldo con todo ese dinero tenía hasta para su recreación.

Pasamos trabajando 6 meses y nos regresamos todos, menos José Benito Arauz, quien se quedó en La Luz. Unos meses después nos volvimos a ir a las minas; ya en este viaje, como ya conocíamos el camino, solo tardamos 9 días en llegar, siempre por la picada de Waslala. Después de seis meses de trabajo regresamos de nuevo al pueblo. A mi hermano Humberto lo nombran maestro rural en una escuelita que se abría en Yalí. En 1941 mi hermano Reynaldo junto con Santos Rivera se gradúan de maestros. El año anterior a la graduación cuando ellos están en 4to año, el Director de la Escuela Normal, el Dr. Carlos Decena, quiso conocer el pueblo, y los muchachos, lo invitaron, hospedándose éste señor en mi casa. La llegada del director de la Normal a San Rafael del Norte respondía tal vez a una política del gobierno por atraer a la gente de este pueblo segoviano, pero indudablemente que la personalidad y la calidad de estudiantes que eran mi hermano Reynaldo Rizo y Santos Rivera, facilitó ese acercamiento y la obtención de dos becas más, para Fabio Rivera y para mí.

Primera escuela completa en San Rafael: una gestión estudiantil ante el magnífico rector Dr. Mariano Fiallos Gil

En 1942 llegué junto con Fabio Rivera, a estudiar a la Escuela Normal de Varones de Managua. Un día que no hubo clases, cuando estábamos en 2do año, me vino a la mente, sentado en el muro de entrada de la Normal, el recuerdo de aquella humilde escuelita. Fabio Rivera había sido expulsado injustamente de la Normal, por motivo de una huelga que se había realizado en contra del Director Ignacio Fonseca. Entonces me fugué del internado, y en un coche me fui al Ministerio de Educación a exponer la situación educativa de nuestro pueblo natal.

Al entrar, primero hablé con la secretaria, a quien me le presenté como estudiante normalista; y como en ese tiempo era meritorio ser estudiante de una escuela Normal, me permitió explicarle el objeto de la visita: una entrevista con el ministro. Después ella entró en la oficina del ministro, que era el Dr. Mariano Fiallos Gil, y me hizo pasar a su despacho. El ministro me recibió con amabilidad y después de las presentaciones le dije muy educadamente: "Señor ministro, en mi pueblo hay más de 300 niños que no van a clases por falta de maestros" "¿Cómo?", dijo el señor ministro. "¡Déme una lista con diez nombres para nombrarlos ya de maestros a lo inmediato! Le solicite me diera un plazo de una semana para conseguirle la lista, lo cual acepto el señor ministro.

Del ministerio salí directamente al telégrafo a ponerle un mensaje al alcalde, don Gregorio Gutiérrez. En San Rafael elaboraron la nómina que pedimos y nos enviaron una carta telegráfica firmada por la franquicia del diputado suplente por el partido liberal, que era don Justiniano Blandón. La lista estaba formado por mujeres del pueblo que habían logrado terminar la escuela primaria, lográndose conseguir seis candidatas de San Rafael y seis de Jinotega. Ellas eran: Ángela Siles, Rosa Alpina Blandón, Blanca Rosa Rodríguez, Francisca Rivera, Maria Jesús Pineda y Leticia Rivera. Estas de San Rafael del Norte, y se completa la lista con María Gadea, Modesta Vindel, Antonia Casco, Rosa Noguera, Esperanza Zeas y María García, de Jinotega.

Si notan, todas mujeres; pero, en vista que Angela Siles y Rosa Alpina renuncian, se integran a la lista a dos nuevos maestros, estos son dos normalistas recién graduados, que eran los profesores Alcides González y Antonia Mairena, también de Jinotega. Estos últimos fueron nombrados como los directores de ambas escuelas, varones y niñas, respectivamente. Con un previo examen aplicado a los alumnos formaron los grados, hasta el 5to. Ya desde esa época San Rafael del Norte contóde escuela superior de primaria que más tarde se fundió en una sola escuela superior mixta. El colegio del padre Mamerto Martínez también se fundió con esta escuela, y más tarde se puso su nombre al centro en reconocimiento a su labor.

En 1946 al graduarnos de maestros Fabio y yo, nos quedamos trabajando en el pueblo. La Escuela de Varones era en el antiguo Cabildo: era una casona vieja, de abobe, tejas y de piso de tierra. Con respecto a la Escuela Superior de Niñas, esta funcionaba en su propio local, que era la casa de Santos Aráuz, actualmente de los señores Zelaya. San Rafael del Norte era un pueblo de un aspecto completamente rural: era pequeño y poco poblado y las calles siempre con lodo por la abundante lluvia, prácticamente todo el año.

En ese tiempo San Rafael del Norte carecía de carretera, agua potable y luz eléctrica. El agua se acarreaba en burros desde el río o desde los "pocitos", que era un manantial al que se le habían hecho unos pocitos, también en cada casa había un pozo. Pero estas fuentes eran propensas a la contaminación. En 1947, con Fabio Rivera, siendo él director de la escuela "Mamerto Martínez", promovimos la realización de un censo poblacional y nos dio un total de 1,250 personas, y menos de 50 casas de habitación; y constatamos que el nivel de analfabetismo era altísimo.

La primera compañía de luz eléctrica

En aquel tiempo el pago de maestro debía uno ir a traerlo a la ciudad de Jinotega, de manera que debía uno restar el pasaje y el gasto de comida y dormida al salario. Con mi primer salario de maestro compré una tela para 2 pantalones y con ellos voy donde Fausto Rivera, sastre y músico, un amigo mío y correligionario político. Entonces era militante del Partido Liberal Independiente (PLI) que recién se había formado en el año 1944, en oposición a los abusos de Somoza. Fausto me dice: "Tirso, estos políticos de aquí de Jinotega no saben que hacer con el motor viejo que da la luz aquí". Y me cuenta que ellos habían ido donde Anastasio Somoza García a pedirle el motor de la base naval de Corinto, el cual estaba siendo desmantelado por los gringos, ya que había terminado la Segunda Guerra Mundial y Somoza se los había regalado. "Anda", me dice Fausto, "solicítaselo al alcalde o al jefe político, me avisas que te contestan". Yo hice lo que me dijo Fausto, lo que me había sugerido. Recuerdo que el alcalde de Jinotega me dijo que no podían regalarlo, pero que nos lo podían vender barato. Después fui donde el jefe político y me salio con el mismo cuento. Pero conseguí la información del motor y de todos sus costos.

Al llegar a San Rafael por la noche hicimos una lista de las personas con más capacidad económica del pueblo, y más progresistas, y fuimos donde el padre Mamerto, le contamos el caso, le mostramos la lista de vecinos preparada con el ánimo de proponerles entrarle al asunto de la luz eléctrica. El padre contestó: "invitémoslos aquí, a la casa cural, a esos señores de la lista, sin meterme en nada, cuando lleguen aquí, déjenmelos a mi". Así se logró hacer una especia de asamblea y como tenía un vocabulario fluido y convincente expliqué la oportunidad de adquirir el motor y poner la luz eléctrica en el pueblo. El padre tomó la palabra y a los pocos momentos estábamos haciendo una especie de acta de creación de la Compañía de la luz eléctrica, que incluía el motor, todos sus accesorios de alambres y demás enseres eléctricos. Como el motor y sus accesorios nos lo vendían en C$ 12,000 (doce mil córdobas netos) se hicieron 4 acciones de tres mil córdobas cada una, y se repartieron así: Justiniano Blandón, José María Zelaya y Carmen Blandón. Con estas tres personas se ajustaba un total de nueve mil córdobas; y la otra acción de tres mil córdobas, se dividió entre los señores Félix Blandón y Francisco Rodríguez. Eran los ricos del pueblo. Además del motor, la compra incluía al maquinista Cesario Aráuz, de Jinotega, quien se trasladó a vivir al pueblo. El motor se encendía a las 6 de la tarde y se apagaba a las 10 de la noche.

En esos días la política estaba que ardía y las elecciones se aproximan. El candidato de Somoza es don Leonardo Arguello y el candidato del Partido Liberal Independiente (PLI) es don Enoc Aguado Farfán. Los que dirigíamos la política del Partido Liberal Independiente en San Rafael del Norte, en esos días éramos don Jesús Maria Zeledón Úbeda, aquel viejo maestro, don Miguel Blandón (el padre de Chuno Blandón) y yo.

Hay una reunión en Jinotega para nominar a los candidatos a Diputado por el partido y nuestro candidato, por San Rafael del Norte y la Concordia, era Salvador López, y el de Jinotega era el Dr. Federico López Rivera. Como don Miguel Blandón estaba enfermo y considerando la avanzada edad de don Jesús María, me designan a mí para acompañarlos a la reunión de Jinotega. No había ni llegado al pueblo cuando me llega un telegrama de cancelación de mi puesto de maestro. Como me quedé sin trabajo. Le aviso a mi papa, que estaba trabajando en las minas, y él me pone el pasaje, en avión, para que me vaya a trabajar a la Costa. Me fui directo a La Luz, por tercera vez, a trabajar en las minas, ya no de pico y de pala como las dos veces anteriores, sino que ahora, como era maestro, me contrataron en trabajos de oficina, con mejor salario.

Después de cuatro meses recibo un telegrama de Don Chumaría y de Miguel Blandón, llamándome para trabajar con el partido (PLI) y poniéndome el pasaje en avión. Las elecciones se aproximaban y la situación en todo el país era candente. Renuncié al trabajo en las minas y me regreso al pueblo. Se dieron las elecciones y "perdimos" ya que Somoza se las robo, hubo opinión generalizada de fraude electoral. Ganó don Leonado Arguello, pero a quien el mismo Somoza solo dejó 25 días en el gobierno, derrocándolo mediante un decreto del Congreso que lo declaró incapaz para gobernar.

Al estar aquí en San Rafael decidí quedarme en el pueblo, consiguiendo que me reintegraran de maestro. Pero las protestan se estaban dando por toda Nicaragua por el gran fraude electoral descarado de Somoza, estas protestas llegan rápidamente a San Rafael del Norte y de nuevo me involucro nuevamente en la política y, otra vez, recibo un nuevo telegrama donde soy cancelado por segunda vez.

Todo esto ocurre a finales del año escolar de 1947. Al año siguiente me trasladé a Bluefields y conseguí trabajo de maestro en la Escuela Anglicana, que era privada, no era del gobierno. Trabajo por dos años en esa ciudad, aprendo a jugar baloncesto, ya que se jugaba mucho este deporte en las escuelas de Bluefields.

En 1950 regresé de la costa cuando me ofrecieron un trabajo de maestro en la ciudad de Matagalpa, en el Colegio San Luis, una institución privada cuyo director era el obispo Monseñor Octavio Calderón y Padilla, conocido por su abierto apoyo a los sectores populares y por su posición antisomocista. Trabajé de maestro en el 5to grado en el Colegio San Luis. En Matagalpa también se encontraba Aníbal Rodríguez, con lo que nos reuníamos tres de aquella primera promoción de primaria que mencioné antes. Además otros paisanos de San Rafael del Norte vivían en Matagalpa, eran los hermanos Paco y José Jesús Aráuz. El primero llegó a ser el mejor alcalde de la historia de Matagalpa, y el segundo fue magistrado de la Corte de Apelaciones de Matagalpa. Eran éstos hijos de un hacendado de San Rafael del Norte, quien en los tiempos de Sandino, tenía comisariatos donde se abastecían las tropas del general y como se sabe pagaban con vales, pero que por razón del asesinato de Sandino, ya nadie le pagó.

De manera que hacíamos un grupo de jóvenes profesionales entusiastas de San Rafael del Norte, en la ciudad de Matagalpa. Conocí allí una matagalpina y me enamoré de ella, es mi señora Carmen Zeledón de Rizo. El 24 de diciembre de 1952 nos casamos y allí tuvimos nuestros primeros hijos, Mario y Claudia; 4 años después regresé a San Rafael, casado y con 2 hijos. Logré que me colocaran de maestro en la Escuela Mamerto Martínez, en 1956, siendo director mi antiguo compañero de aventuras en las minas y en la Normal, el profesor Fabio Rivera. En San Rafael tuve tres hijos más, Carmen Marina, Eddy Saúl y Eréndira Sobeida.
A todos los formamos como profesionales, y ejercen en el país, salvó Eddy de quien ya dije, fue dirigente estudiantil que a sus veinte años, en 1979, vertió su sangre en la utopía de una sociedad más justa que la actual.


La carretera

Estando en Ciudad Darío, en 1952, me llegó un telegrama del Dr. Federico López, antiguo correligionario del Partido Liberal Independiente, quien para entonces estaba trabajando con el gobierno, como Viceministro de Fomento y Construcción y me dio una carta para el jefe de dicho departamento en Jinotega, que era don Carlos José Noguera, para un trabajo donde ganaba el doble que como maestro. El trabajo consistía en chequear la asistencia de los trabajadores, por lo cual tenía que ir hasta donde ellos estaban, en los planteles y en las obras que realizaban. De esa manera me fui dando cuenta de cómo, mediante amiguismo, se estaban haciendo carreteras en las haciendas de café, con dinero del estado.

Pasando algún tiempo le propuse a Carlos José Noguera lo siguiente: -Carlos, le digo: tenés 6 camiones de volquete, 2 tractores y 2 patroles, ¿por qué no mandas la mitad del equipo hacia San Rafael del Norte y se construye la carretera? o, por lo menos, quitas las piedras-. No me responde nada. Luego de algunos días le vuelvo a proponer lo mismo y pasa lo mismo: no me dice nada. Pero un día llega el Inspector General de Carreteras de los Departamentos norteños, un tal Ingeniero de apellido Jarquín, llegaba a supervisar los trabajos en la región. Tuve la oportunidad de exponerle al inspector el problema de la construcción de la carretera a San Rafael del Norte. A esto contesta el ingeniero en forma positiva. Llamó a Carlos y haciendo un gesto militar el ingeniero le dice: "mañana me trasladas todo el equipo hacia San Rafael del Norte y te doy un año para que terminés esa carretera".

La carretera se hizo, desde entonces las mulas descansaron un poco y el dulce de panela ahora se sacaba en camionetas; la gente ya no iba mas a caballo a Jinotega, ahora iba en microbús, con sus zapatos lustrados.
 



  En este año 1959
se continúa con el trabajo de la Cúpula y se compra el motor para proporcionar luz eléctrica al pueblo; se compraron unos aparatos de Cine, con lo que se recaudaba y se ayudaba a continuar los trabajos; se construyen las dos torres y se continúa la Casa Cural.

año 1961
construcciones de templos y Ermitas; en Suní y San Marcos.; asílo en San Rafael se le llamó Florecillas de San Francisco,
Escuelitas las primeras maestras fuerón: Socorro Zeledón y Dolores Zeledón, por un tiempo los padres ayudaban con C$5.00 al mes.

año 1962
El P. Odorico quien tambien estaba a cargo del Municipio de La Concordia desde 1958, comienza en 1962 a reconstruir esa Iglesia Parroquial con un modela nuevo en forma de una cruz.

En 1962 se compra el altar de marmol en la Iglesia Parroquial de San Rafael.

año 1963 continua la reconstrucción total de las Iglesias en San Rafael y La Concordia.

1963
ENALUF de ese entonces, La Compañía Eléctrica, empieza a prestar servicios en La Concordia y San Rafael.

1964
La construcción del Hospital, tambié se abrió una calle por el posterior de éste, y en éste año la visita del candidato presidencial René Schick G. quién en su visita donó 200 láminas de zinc y una libre introducción para comprar un camión para transportar los víveres que se recibían de CARITAS.

1965
Luchamos para poner el agua potable de San Rafael a Sabana Grande; se terminó y se ignauró el Asilo a un costo de C$35,000.00; se comprarón las campanas para la Iglesia de San Rafael con un valor de C$45,000.00
1966
Se sigue la construcción del Hospital y se decora una parte de la Iglesia, se compran las campanas para La Iglesia Parroquial de La Concordia y San Marcos;

1967
se hizo la Escuela de San Marcos, un dispensario médico "Domingo Savio".

1968
Continuación de la carretera Suni a San Marcos, agua potable en San Marcos.

1969
se puso el techo del Hospital, se terminó el cielo raso de la Iglesia de San Rafael.

1970
se comenzó la Ermita de los Orcones y del Zapote.

1971
continuación de la Ermita de Suni y agua potable para Suni.

1972
se abrió una trocha para conectar Ungria al Zapato, Ermita del Coyolito, gruta de la Virgen en San Rafael.

1973
se pone el ladrillo del Hospital, y cerco del mismo Hospital

1974
casa para los Médicos y enfermeros;

1975
se termina la construcción de la Iglesia de San Marcos

1976
comienzan los trabajos en Tepeyac

1977

se termina el trabajo de la Capilla de la Porciúcula, Via Crusis inicio este año en San Rafael,  comienzan trabajos para la Casa de frailes y aspirantes a la vida religiosa-sacerdotal; hasta aquí llega lo que está escrito en la crónica que el Padre Odorico lleva como testimonio de su labor durante su estancia hasta el año 1977 a 1978.




 

Fiestas patronales del
23 y 24 de Octubre



¿Cómo eran estas fiestas? La fiesta religiosa principal era dedicada a San Rafael Arcángel, consistía en una peregrinación con una imagen pequeña de San Rafael Arcángel, que venía desde la comarca de Sabana Grande y entraba al pueblo a las 12 del día 23 de octubre. Era esperada a la entrada del pueblo con los músicos, y se alegraba en forma solemne mediante el repique de una campana, bombas y cohetes. Llevaban la imagen a la iglesia, luego era llevada a la casa de un señor de nombre Francisco Aráuz, donde era velada toda la noche y amenizada con redobles de tambor, cususa, café y rosquillas. Esta vela quedaba propiamente de la casa de Don Chico Luis Úbeda dos cuadras a la quebrada.

A las 7 de la noche era el rezo del Rosario, amenizado con la música. Terminado el Rosario los músicos tocaban a las 8 de la noche un concierto en el atrio de la iglesia, alumbrados con fogatas de ocote. Al día siguiente, el 24 de octubre, era la misa solemne, misa cantada, en latín, y luego se hacía la procesión, terminando la ceremonia religiosa por la noche mediante la Colocación, que consistía en un Rosario solemne.

La fiesta popular, de la calle, se rompía a las 3 de la tarde del 23 con la entrada de los toros. Pero antes de hacer una descripción de esta fiesta quiero hacer saber como los alcaldes hacían esta fiesta. Primero los alcaldes "vendían" la plaza conforme el plan de arbitrios, quiero decir, que el que la compraba tenía el derecho a cobrar los impuestos a los buhoneros, chinamos, toro rabones, chalupas, dados, juegos de gallos y ruletas que se establecían alrededor de la plaza.

Los alcaldes citaban a los  ¡os jueces de mesta de todas las comarcas, a quienes le encargaban algunas obligaciones: los de Tierra Caliente se encargaban, unos de tumbar en el cerro del Panal varejones de ocote, otros, con bueyes, los iban colocando alrededor de la plaza. A los jueces de mesta de La Montaña, les asignaban llevar en mulas grandes rollos de bejucos para amarrar los varejones en postes clavados en la plaza. De manera que todos los vecinos del pueblo participaban dentro de un espíritu de comunidad.

A las 3 de la tarde del 23 de octubre entraban los toros; pero eran toros cimarrones, bravos, que en la montaña se enfrentaban con lo pumas; eran encerrados en redil, ubicado en una de las esquinas adentro de la barrera, de ahí sacaban al toro que llevaban al cepo para su montada. Los grandes monta toros que recuerdo son José Ortiz y Eleazar Pineda. Bombas, cohetes y música alegraban aquella barrera.

Se hacían corridas de cintas y el baile del gallo, al cual lo enterraban en el suelo con la cabeza por fuera; un bailador con un filoso machete y vendado trataba de volarle la cabeza al gallo, esto era amenizado con el acordeón que tocaba muy bien José Ortiz, con polcas y mazurcas norteñas.

A las 8 de la noche era el gran baile que obsequiaba la alcaldía. La música que tocaban era por lo general, corridos, valses y tangos. Había una tradición musical en el pueblo, nuestros músicos eran especialistas en tocar música sacra.

Volvamos a la misa que celebró el padre Lino Sanfeliú, esta misa es histórica y las siguientes misas que se celebraban en su memoria también. Me contaba el Profesor José Santos Rivera Siles, que una vez fue a Guatemala en una actividad de su trabajo en la extensión cultural del ministerio de educación, y para su sorpresa, se encontró con un maestro originario de Jinotega, viviendo allá. Este maestro había ganado una beca
ofrecida por el gobierno d Varones, en 1942, y el ap estudios que hizo se grad Nicaragua sino que se que

Pues decía el poeta Santo había visitado los Archivos Indias, que está en Guate colonial donde aparece refe feliú informándole al Obis de aquella misa y de la fund Norte. Este maestro jinoteg pañero de estudios en la Esc Francisco Chavarría.

Volviendo a la misa es bueno curas católicos celebraron s jamás ninguno, ni el Padre J Mejía, ni el Padre Mamerto Odorico, se les ocurrió termi tradición sana que por tantos do.

No es así no más poder quita que estaba arraigada en el coral siglos, repito, esta misa se ven¡ Hasta que llegó un cura párroq cultura y cambió la fecha de celi das y tradiciones cuando son sai ben borrar caprichosamente. Q Munguia lo hizo por su calidac tradición y el sentir del pueblo, peto a la fe católica. Las leyend servar, cultivar y mejorar, sin ha que un pueblo sin tradiciones yofrecida por el gobierno de Guatemala a la Escuela Normal de Varones, en 1942, y el aplicó y ganó la beca. Después de los estudios que hizo se graduó en Guatemala pero no regresó e Nicaragua sino que se quedó en ese país.

Pues decía el poeta Santos Rivera que ese maestro le contó había visitado los Archivos de la antigua Capitanía General de Indias, que está en Guatemala, y que ahí leyó un documento colonial donde aparece referido el nombre del padre Lino Sanfeliú informándole al Obispo de Guatemala de la celebración de aquella misa y de la fundación del pueblo de San Rafael del Norte. Este maestro jinotegano yo lo conocí, pues fue mi compañero de estudios en la Escuela Normal, y de Fabio Rivera y Francisco Chavarría.

Volviendo a la misa es bueno saber que decenas de decenas de curas católicos celebraron siempre solemnemente la misa, y jamás ninguno, ni el Padre Juan Zelaya, ni el Padre Alejandro Mejía, ni el Padre Mamerto Martínez, mucho menos el Padre Odorico, se les ocurrió terminar, cancelar o menospreciar la tradición sana que por tantos años y siglos se venía celebrando.

No es así no más poder quitar una tradición sana y cultural que estaba arraigada en el corazón del pueblo, por mas de dos siglos, repito, esta misa se venia celebrando el 24 de octubre. Hasta que llegó un cura párroco que cometió un error de lesa cultura y cambió la fecha de celebración de la misa. Las leyendas y tradiciones cuando son sanas, jamás, nunca jamás se deben borrar caprichosamente. Quizás el padre Francisco Paco Munguía lo hizo por su calidad de foráneo, sin importarle la tradición y el sentir del pueblo, que si no se opuso es por respeto a la fe católica. Las leyendas y tradiciones se deben conservar, cultivar y mejorar, sin hacer desaparecer su espíritu, ya que un pueblo sin tradiciones y leyendas deja de ser pueblo.Las misas más solemnes en esa época eran el 8 de diciembre, la Concepción de María; el 12 de diciembre, la Virgen de Guadalupe; la misa de la Virgen de Dolores y la misa del Perpetuo Socorro. El día antes de las misas, en la noche anterior, había un concierto amenizado por los músicos frente al atrio de la iglesia.


 

Las Luces intermitentes para la Virgen del Perpetuo Socorro, patrona de los navegantes

Quiero relatar una anécdota ocurrida en 1950. Doña María Rodríguez, mayordoma de la Virgen del Socorro, patrona de los navegantes, le pidió a mi papá que le hiciera un barco. Es mi papa quien se lo hizo, para ello le solicitó a la mayordoma le comprara una caja de baterías de foco y dos docenas de bujías pequeñas, con las cuales armó en el barco un sistema de luces intermitentes.

¿Cómo hizo mi papá para poner esas luces intermitentes cuando no existía ese sistema? Mi papa era un maestro artesano, polivalente, de gran imaginación y habilidad por lo que apodaban "El Zorro", era maestro de varios oficios entre ellos, relojero, carpintero, zapatero, minero, sastre y también fue alcalde del pueblo una vez y, secretario municipal, en otra ocasión.

Construyó el barco de cartón e ideo un artefacto de ingeniería usando los viejos relojes de su taller. Todas las bujías las conectó con una línea de alambre eléctrico que unió con estaño, mientras las baterías las usó para hacer girar una rueda, usando para ello piezas de reloj de mesa, a las cuales les quitó unos dientes de su engranaje en forma alternativa (de unos si y de otros no), de tal manera que de esta forma las bujías se encendían y se apagaban intermitentemente en la medida en - que hacía girar una de esas ruedas de reloj. Gloria a mi padre por su talento.

Esta mayordomía para la Virgen de los navegantes es una tradición que data de la colonia ya que los españoles que llegaban a Nicaragua, antes, debían atravesar el Océano Atlántico, desde España, con muchos peligros de naufragar en el mar. Esa tradición católica era una especie de pago de "manda" o promesa, por salir sano de aquella travesía en el mar océano.

La iliminación del barco le gustó tanto al cura, que solicitó no la desconectaran para las siguientes actividades.

El cura párroco era el padre Alejandro Mejía, tenía la costumbre de ir a su letrina y se tardaba sentado más de tres horas leyendo a la vez la Biblia. Otra anécdota del cura es que se iba a su patio, hoy llamado "La Zorrera", con el ánimo de trabajar en él, y a todo el campesino que por ahí pasaba, lo capturaba y le pedía una ayudadita que duraba casi todo el día.

La verdad es la siguiente: En 1935, llega de comandante al pueblo el teniente Boanerges Fernández, con su esposa y sus dos hijos. A los pocos meses de estar de comandante pide su baja del ejército y se dedica al comercio. Alquila la casa de Clemente Rodríguez, la que es hoy de Dora Pineda, y abre una venta de mercaderías, la que se convierte poco a poco en un gran establecimiento. Un año después, compra una propiedad en el lugar llamado el Ingenio, por el sitio los Potrerillos, que le nombra "Pior es nada". Su capital va subiendo como espuma y luego compra una finca de café. Se hace gran amigo de Don Fidel Úbeda, mi tío, quien es ganadero y productor de mulas. Don Fidel es casado con Doña Eulalia Aráuz (ambos cascarrabias). Han criado 8 hijos y por su carácter estos viven peleando, peleas que cada día son mas escandalosas "pueblo pequeño, infierno grande". Cuando pelean, todo el pueblo se da cuenta, y son tan frecuentes que Boanerges interviene y le propone al tío Fidel que se divorcie, le explica en qué consisteel divorcio, pues esto era una novedad en el pueblo. Don Fidel acepta y Doña Eulalia, también; se firma el primer divorcio ocurrido en el pueblo. La señora se va a vivir donde Doña Rosa, hija de ellos, y Don Fidel se queda en El Molino, finca de ganado, donde antiguamente se producía trigo.

El divorcio ha sido un escándalo en San Rafael del Norte, ya que es el primer divorcio que se da. Pero don Fidel, muy prontamente se aflige en la soledad de su casa, pues una vez separado le hace falta la compañera, al extremo que se enferma de amor. Don Fidel, acude ante el padre Mamerto Martínez para que le aconseje. En el cerrito que esta detrás de la casa-hacienda del Molino, el padre Mamerto lo manda a construir un nicho para la virgen de Guadalupe, como parte de una estrategia del padre a fin de lograr el reencuentro de los dos amantes. Siguiendo el plan el tío Fidel envía un trabajador hasta Jinotega a comprar una imagen de la virgen, a la que le manda a poner un marco de madera y vidrio. Luego de terminada la obra, don Fidel, siguiendo las orientaciones del Padre Mamerto llevó la Virgen de Guadalupe en procesión al pueblo, acompañada de una multitud de vecinos, con músicos, bombas y cohetes, celebrando el recorrido hasta llegar a la iglesia del pueblo, donde es recibida la procesión por el padre, con repiques solemnes de las campanas del templo, y para sorpresa feliz del tío Fidel, en compañía de doña Eulalia, quien era devota de esta virgen. De esa manera los viejitos amantes se volvieron a juntar y entraron con la procesión al templo donde se celebró la misa, que ya quedó como una tradición hacerla de esa manera.

Pero la imagen de la Virgen de Guadalupe, que aún existe en la iglesia de San Rafael del Norte es otra, esta es diferente, y es anterior a la que adquirió el tío Fidel, y su historia es ésta, contada por mi madre. Allá por los años veinte se apareció un vendedor de íconos religiosos, de origen mexicano, quien traía dos imágenes grandes de la Virgen de Guadalupe, de más de un metro de largo y otras estampas pequeñas. Mi tía María Ro
driguez, mayordoma daje donde estaba alo' al resto de matronas d de las imágenes de la porque anduvo de cas se por qué, me regaló mexicano salió rumbo de la virgen de Guadal
Cuando viví en la ciu mamá me había contad encontrando en la ígles' nombre, una imagen d que existe en la iglesia melas salidas del mism es la historia de la misa "La Virgen de Guadal abuelo mando a Méxicodríguez, mayordoma de la Virgen, era propietaria de un hospedaje donde estaba alojado el vendedor mexicano y ella reunió al resto de matronas del pueblo para, entre todas, comprar una de las imágenes de la virgen. Este señor lo recuerdo muy bien porque anduvo de casa en casa vendiendo las estampas, y no se por qué, me regaló una estampilla del Niño de Atocha. El mexicano salió rumbo a León en donde vendió la otra estampa de la virgen de Guadalupe.

Cuando viví en la ciudad de León, me acordé de lo que mi mamá me había contado y me dispuse a visitar sus 19 iglesias, encontrando en la iglesia de Guadalupe, en el barrio del mismo nombre, una imagen de La Virgen de Guadalupe igualita a la que existe en la iglesia de San Rafael del Norte. Son como gemelas salidas del mismo vientre del artista que las pinto. Esta es la historia de la misa que el profesor Augusto Úbeda llama: "La Virgen de Guadalupe y Los Úbeda" y que dice que su abuelo mando a México a comprar.

 Dentro de la obra religiosa del padre Odorico también está la construcción del majestuoso templo de San Rafael y la casa de retiro llamada Tepeyac.
Las torres campanarias fueron agregadas en 1969.


Entre 1967 y 1968 el Prof. Juan Fuchs Holl, austriaco, decoró las naves laterales y la cúpula con pinturas populares alusivas al titular de cada altar.

Nave izquierda: Nave derecha:
Capilla de N. Señora de Lourdes. Gruta: 1972.
Capilla del SS. Sacramento.
Bautisterio (2002). 

Pintura: 
Jesús resucitado parte el pan (Autora:
1- Altar de San Antonio de Padua. Doña Miriam Osegueda, 2002)
Pintura: San Antonio predica a los peces en la 1 - Altar de San Rafael Arcángel Ciudad de Rímini (5/19 68). Pintura: Vista del templo parroquial y parque

2 - Altar de N. Señora del P. Socorro central. En primera plana: grupo de personas
Pintura: Anunciación del Señor (4/1968) que caminan hacia Cristo. Aparecen el P. José

3 - Altar de N. Señora de Guadalupe Mamerto Martínez y el padre Odorico
Pintura: Aparición de N. S. de Guadalupe bendiciendo (28/5/1968).
en la tilma de Juan Diego al obispo Juan 2 - Altar de la Purísima.
de Zumárraga. Autor: A. Lobos, M (1921). Pintura: Triunfo de la Inmaculada Concepción

4 - Pintura: Jesús consolado por un Ángel en el entre la juventud (27/11/1967)

huerto del Getsemaní (3/2/1967) 3 - Altar de las Almas


5 - Altar del Sagrado Corazón de Jesús Pintura: Tránsito de San José (4/11/1967)
Pintura: Las tentaciones de Jesús (9/1967)
6.- Capilla de la Reconiciliacion y de Jesús Nazareno 2002

 

4 - Pintura: Resurrección de N. Señor que visitarán la capillita de la Porciúncola
Jesucristo (1/4/1968) arrepentidos y confesados (junio de 1968).
5 - Altar de San Francisco de Asís 6 - Capilla de N.S. de las Angustias y de los
Pintura: San Francisco pide y obtiene la Santos Ana y Martín de Porres.
Indulgencia plenaria para todos los peregrinos Tumba del P. José Mamerto Martínez,
fundador de la Escuela Primaria en San Rafael.
 
 
 
 


Nota final. Gracias a la ayuda del Gobierno, de los fieles sanrafelinos y de otros lugares, los trabajos del templo se han continuado: se ha renovado el techo y pintado la parte externa; se ha restaurado la fachada; se ha trasladado el bautisterio y construido la capilla de la reconciliación; se han restaurado la capilla del Santísimo y los altares laterales; se ha dotado la sacristía de muebles, ornamentos y libros litúrgicos nuevos. Un monumento tan bello y tan grande necesita de un cuidado continuo y experto. Tu ayuda es preciosa.

Párroco Fray Damián C. Muratori
 
 
 

.

 
 

......................
Entre los padres más históricos que recuerdan de una manera especial los habitantes se cuenta del Padre Francisco Reyes, llamado el Profeta, que revela muchos acontecimientos futuros que iban acontecer, uno de tantos que recuerda la gente es el siguiente: Vendrá a este pueblo un Misionero Franciscano que levantará una hermosa iglesia para posible el desarrollo de este pueblo en todos los aspectos; y de esto todos estamos convencidos de que es así, no negándo la generocidád del los habitantes que han
sabido corresponder al sacrificio del Padre Odorico.
 

Consultando los libros administrativos de ésta Parroquia de San Rafael del Norte, se constata que el Padre Odorico D'Andrea cincuenta y cuatro; y tomando copia del Acta hecha el día que recibió dicha Parroquia. dice así:

Deo Gracias!! Pueblo de San Rafael estaba con mucha pena por carecer de un guía espiritual, pero, implorando en perseverante oración la gracia de tener un Sacerdote; finalmente el Señor Obispo de esta Diócesis, de acuerdla con mis superiores establecieron mandarme para este Pueblo, recibiendo el cargo de cura Párroco, recibiendo el primero de marzo de 1954.

Tanto la Iglesia carecía como la casa cural la encontré en un estado pobre, la Iglesia carecía de Ornamentos y objetos sagrados y la Cural de todos los utencilios necesarios. Observando pues, que tenía mucho trabajo por hacer, tantó en el aspecto espiritual como en lo material, comencé a reconstruir la lglesia con el deseo de proporcionar a los fieles un lugar especial y acogedor para el Culto, la Oración y en especial para la Celebración Eucarística; empecé a decorar y embellecer la Iglesia con bellas Imágenes que han sido los primerios medios eficaces para cultivar la fé de los fieles.

Por otra parte, también se hace presente: el Acta de la primera Directiva Parroquial de hombres y Mujeres; en la de los Varones dice así: En el Pueblo de San Rafael del Norte, a las once de la mañana del Domingo 23 de Mayo de mil novecientos cincuenta y cinco; reunidos los suscritos ciudadanos y Católicos de este Pueblo, en la Casa Cural a iniciativa del reverendo Padre Franciscano Odorico D'Andrea,  con el objetivo de analizar y discutir la necesidad que hay de componer el templo parroquial de este Pueblo, así como de hacer otras mejores importantes y necesarias, como una capilla debajo de la cual se colocaré la Imagen de San Rafael.

Despues de haber deliberado lo suficiente, y tomando en cuenta que por los templos locales se manifiesta, la cultura de un Pueblo, ya que es lo primero que visitan los turistas al llegar a una localidad; asi mismo ostentando el dinamismo y empeño -del Reverendo P. Odorico, por la Iglesia y el Pueblo entero, por tanto debemos darle apoyo moral y material y con este deseo acordamos elegir la siguiente Directiva, que colaborará con el P. Adorico para realizar los trabajos en referencia.


Presidente   Don Sinforoso Blandón
Secretario    Pedro Antonio Aráuz
Tesorero      Luis Ubeda
Fiscal          J.Pamón Pineda
Vocales      Gregorio Trinidad.G.
                     Bonifacio Ubeda
                     Marcos Méndez


En el pueblo de San Rafael del Norte a las 12 M. del día 23 de Mayo de mil novecientos cincuenta y cinco se realizó una reunión encabezada el Reverendo Padre Odorico D'Andrea a quien le debemos una gran deuda por todo lo bueno que desea para bien de esté pueblo; al fin se llevo a cabo en la casa Cural para exponer las necesidades del momento, como es, la reparación de la Iglesia. Así, todas con el propósito de ayudar al Padre en comenzar dicha obra de progreso acordamos elegir la siguiente Directiva.
Presidenta  Carmen Blandón
Vice Prta.    Josefina Pineda
Secretaria   Franca R de Ubeda
Tesorera,    Santos de Ubeda
Fiscal           Mariana Lanzas
Vocales       Vilma Blandón
                      Delfina Castilblanco
                      Victoria Blandón
                      Luz Marina Pined
Colectoras: Nelly Blandón, Mireya Rizo, Socorro Blandón y Josefa de Ubeda.

1 2 3  5  6  7  8  index www.manfut.org
/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////