PANTASMA
NO hemos hecho nada... los isneto

PRONTO ESTAMOS TRABAJANDO
 

Datos de Santa María de Pantasma, Jinotega
 
 

Departamento: Jinotega

Nombre legal del municipio: Santa María de Pantasma

Nombre conocido: Pantasma

Fecha que tiene rango de municipio:1989

Cabecera municipal: Las Praderas

Extensión territorial: 559.95 km2

Distancia de Managua: 222 km

Distancia de Jinotega: 56 km

Temperatura media: 21º a 22º Centígrados

Altura sobre el nivel del mar: 420 a.s.n.m.

Clima: Sabana tropical de altura

Clasificación población: Total 39,059 (100%) Hombres 19,120 (51%) Mujeres 19,139 (49%)

Población urbana: 4,310 habitantes (11%)

Población rural: 34,749 habitantes (89%)

Fiestas patronales: Del 15 al 20 de mayo en honor a San Isidro

Analfabetismo: 23%

Economía predominante: Granos básicos, maíz y frijol, café y ganadería
 

CARACTERISTICAS LOCALES

Pantasma en lengua miskita significa: hombre bajo, cabeza chata. Aunque personas natas de esta zona aseguran que dicho nombre deriva de los descendientes de indígenas de la región nor-central del país y que significa “lugar de pantanos”.

Santa María de Pantasma no cuenta con documentos que narren la historia de sus antepasados, dado que es un municipio de pobladores jóvenes, anteriormente este poblado se conocía como el Valle de Pantasma, en el que habitaron indígenas, hecho que se confirma en los hallazgos de ruinas en dos de sus primeros poblados. Actualmente una bien organizada comunidad indígena está asentada en este poblado.

La población del valle se ha incrementado de forma masiva a partir del año 1950, a raíz de la construcción del embalse de la presa hidroeléctrica de Apanás, la que produjo un movimiento migratorio fuerte hacia el municipio.

Una de las principales necesidades que tiene la población es el de viviendas, en un 50 por ciento de la población total. El municipio cuenta con un 11.2 por ciento del total de viviendas con servicio domiciliar y no cuenta con el sistema de saneamiento sanitario, y hace uso de las letrinas tradicionales. Los pobladores, en un 51 por ciento de las comunidades, recorren hasta 10 kilómetros hasta una unidad de salud, las que adolecen de medicamentos y de médicos.
 

 
                               Jueves 20 de Julio de 2000 | Managua, Nicaragua     El Nuevo Diario (c) 1998
 
 
 
 
 

                 Un gran potencial sin apoyo ni crédito
                 Pantasma: historia de guerra y abandono
                 * Nombre proviene de leyendas fantasmagóricas
                 * La paz llegó para asentarse definitivamente
 
 

                 —FRANCISCO MENDOZA S.—
                   PANTASMA, JINOTEGA
 

                 Pantasma, municipio jinotegano ubicado a 212 kilómetros de Managua y 47
                 de la cabecera departamental, tiene una extensión de 563 kilómetros
                 cuadrados y una densidad poblacional de 70 habitantes por kilómetro
                 cuadrado. Es el cuarto municipio del departamento de Jinotega por su
                 extensión y población.

                 En 1915 el lugar llamado «Sitio Grande» fue habitado por once personas.
                 Para entonces aún sobrevivía la leyenda que data desde los tiempos del
                 cacique Nicarao, según la cual, una gran nube blanca solía bajar hasta el sitio
                 y a todo el que cubría le daba fiebre, y la gente afectada hasta podía morir.

                 También se cuenta que habían grandes plantíos de un guineo parecido al
                 patriota blanco, pero quienes comían esa fruta estaban condenados a morir,
                 según relata el actual vicealcalde.

                 UN NOMBRE FANTASMAL

                 A comienzos de siglo, cuando llegaron los primeros colonos campesinos, una
                 manzana de tierra costaba diez centavos. Luego el valle de Pantasma fue
                 agarrando fama por su fertilidad, y sus habitantes pidieron a la Iglesia Católica
                 la presencia de un sacerdote, quien bautizó al caserío como Santa María de
                 Pantasma. El nombrecito proviene de las leyendas fantasmales de la nube
                 blanca y de las frutas prohibidas.

                 Para entonces, los principales accesos eran senderos montañosos y picadas a
                 las cuales se les llamaba caminos reales. A pesar de ser un municipio con
                 grandes perspectivas económicas, los gobiernos lo han mantenido aislado, de
                 tal modo que actualmente no cuenta ni con una agencia bancaria, por lo que
                 los ciudadanos tienen que trasladarse a 47 kilómetros de distancia para
                 depositar dinero, cambiar un cheque o sacar pagos de planillas, con graves
                 riesgos de asalto.

                 El Vicealcalde de Santa María de Pantasma, Jesús Benicio Montenegro
                 Picado, manifestó que el municipio es productor de granos básicos, café y
                 ganado. Actualmente tiene pasto para mantener a 40 mil cabezas de ganado,
                 según un estudio realizado por el Instituto de Investigación Centroamericana
                 (IICA), pero no se cuenta con créditos para la producción pecuaria por parte
                 del gobierno, ni mucho menos de la banca privada, que actualmente está
                 dedicada a la usura y a las actividades especulativas.

                 Este aseguró que los productores se han mantenido gracias al Instituto
                 Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), CARE y FRAMA, pero
                 son pequeños créditos para granos básicos fundamentalmente. El resto de los
                 rubros está descubierto, por lo que es necesario un financiamiento que llene
                 las expectativas de los productores de los diferentes rubros.

                 PANTASMA: ESCENARIOS DE GUERRA

                 En los años ochenta, en este municipio, que para entonces era un pequeño
                 poblado, se vivieron momentos de horror, especialmente cuando un grupo de
                 la contra jefeado por Encarnación Valdivia, alias «El Tigrillo», se tomó el
                 poblado y hubo varios muertos de ambos bandos durante el combate.

                 Montenegro manifiesta que la gente ya se había acostumbrado a ese sistema
                 de guerra, a escuchar los estruendos de los morteros y los disparos de
                 fusilería. «Eso era como el pan nuestro de cada día. Si durante el día no se
                 escuchaba un tiro, era motivo de admiración. La gente se preguntaba entre sí:
                 ¿hoy no hubo combate?, pues ya estaba ‘sicoseada’, como se dice
                 popularmente».

                 El segundo jefe de la comuna de Pantasma, agradece a Dios que ya se
                 acabaron esos momentos de angustia, y hasta las bandas de asaltantes que
                 quedaron después de la desmovilización están desapareciendo por la
                 presencia del Ejército y de la Policía en la zona.

                 Pero ahora está el otro fenómeno que afecta a los habitantes de Santa María
                 de Pantasma: el abandono del gobierno, que no se ha preocupado por el
                 financiamiento de los productores. Todos quieren producir más, pero no hay
                 dinero, concluyó Montenegro.