www.manfut.org
Fundación : 1,524 Extensión: 531 km² Densidad poblacional : 180 Hab/km². 110,326 habitantes  57,509 votos
Esta ciudad, localizada a 45 kilómetros de Managua, tiene el privilegio de estar asentada en las costas de uno de los 20 lagos más grandes del mundo: El Lago Cocibolca o Gran Lago de Nicaragua. Cocibolca en lengua náhuatl significa «Lago». Los Chorotegas le decían Cuahacapolca, que significa: Donde se destruyen los camaroncitos. Los Guatuzos le llamaron Ukurikitúkara o sea: Llanura que ondula, según el historiador Alejandro Barberena Pérez (q.e.p.d.).
GRANADA

Apuntes de Historia y Arquitectura
Por Jimmy Avilés Avilés y Fernando López Gutierrez, Abril 2001
 
 
Granada urbanisticamente es, como el resto de ciudades de Nicaragua, producto de una concepción arquitectónica impuesta por los españoles a los indígenas. La "Cuadricula" y demás normas constructivas se generalizaron con carácter de ley en el trazado y configuración de las primeras ciudades nicaraguenses. Tales principios, desde el inicio de la conquista, sentaron supremacia, contraponiéndose a la lineal disposición de los poblados indígenas, con dispersas y separadas construcciones. No menor fue el cambio sufrido en los materiales de construcción, anteponiéndose a la paja, barro elaborado en teja y ladrillo.
 
El espacio que concedio la imposición permitió por diversas razones, la confluencia de técnicas y sistemas indígenas y españoles que dieron lugar a una especie de "hibridación arquitectónica' Producto ésta de apropiación, combinación y adaptación de materiales unas veces y de técnicas otras, sin excluir clima, geografía y demás variantes que a un europeo del siglo XVI, imponía el nuevo mundo. La suma de siglos con sus propias características, irá consolidando dicha hibridación, hoy expresada en sistemas de vetilación, soluciones de drenaje, detalles ornamentales, decorativos y otros. A estos factores habrá que agregar los económicos, sociales y políticos, que Granada, ha sufrido desde su fundación, hasta el presente.
 
El primer punto de referencia, gran mojón o 'primera piedra'para el estudio histórico del desarrollo urbano de Granada, es la carta de Pedrarias al Rey de España, detallada crónica de la fundación de Granada por Francisco Hernández de Córdoba. Punto de partida, en el que están contenidos - en mayor o menor grado - los elementos que han influido, sin pretender ningún determinismo, el posterior desarrollo urbano de la ciudad.
 
De la mencionada carta, se precisan los elementos siguientes:

1.- Ubicación geográfica de la ciudad.

2.- Caracteristicas topográficas del terreno.

3.- Toma de posesión el Lago.

4.- Primeras construcciones levantadas

8.- Los dos tipos de encuentro: el pacífico del cacique Nicaragua y el violento Diriangen.

Derivan de aquí los hechos principales que han marcado desde entonces la historia urbana de Granada pudiendo servir de cordón umbilical, para no explicar su historia, sino para seguir como hilo conductor, su diseño y configuración posterior.
 
Ubicacion Geográfica y Caracteristica topográfica del tereno, elementos de primordial importancia en el posterior desarrollo de la ciudad; arrojan datos tan relevantes como que ën medio de ella (La Provincia Nequecheri) se fundó y pobló la ciudad de Granada y que en la dicha "provincia hay más términos de tres leguas de poblado"y que además - sigue relatando Pedrarias - existen "muy buenos ríos y hurtos y pesquerías y materiales en esta ribera de la mar dulce".
 
Escuetos datos que revelan la existencia de poblados urbanisticamente conformados a lo largo, horizontales, casi lineales, "de tres leguas'en palabras del conquistador. Ubicando la presencia del fenómeno de dispersión urbana" y "poblacional" establecido por la relación entre la longitud de la Provincia, unos quince kilómetros y su población de "hasta ocho mil vecinos de 6 miembros por familia, establecerían unas 312 chozas por la misma distancia, presumiendo una choza por familia".
 
Hay que apuntar además, con la ubicación del sitio de fundación, la existencia - a la par del poblado indígena de Xalteva - superponiéndose así dos poblados: el indígena y el español, demarcados ambos por la hoy "Calle el Palenque"y los "muros de Xalteva".. 

 

Esta pareada situación fué engarzada en un todo por el eje presente en la Calle Real españolizada con la presencia de dos poderes recién impuestos, el rey, resguardado en su extremo occidental por a Fortaleza "La Polvora", simbolo del poder militar y el rosario de Iglesias, que en la misma vía se inician desde Xalteva hasta Guadalupe, símbolo de poder religioso, herederos del muy suntuoso templo, el cual está bien servido y adornado , que en 1524 erige en la ciudad Hernández de Córdoba.
 
La geografía impone su presencia en Granada, donde existen, citando la carta, "muy buenos ríos y huertos y pesquería y materiales en esta ribera de la mar dulce", Garantizándose así la población - que por sus recursos hidrográficos - buena parte de su alimentación permitiéndoles desde tiempos precolombinos el desarrollo de una cultura fluvial y lacustre.
 
Más de una vez se ha referido la importancia que el Lago Cocibolca o Lago de Nicaragua  ha tenido para Granada que desde su fundación comenzó a incidir en su desarrollo posterior. De cuando Gil González tomó posesión del lago, data su papel protagónico, haciéndose sentir en la búsqueda del Ëstrecho Dudoso"luego el "Desaguadero", la penetración pirata por el Río San Juan, La Ruta del Tránsito y su muda participación en la 'Guerra Nacional" entre otros. estableciendo la inevitable ligazón, ciudad-lago, relación que sigue concretándose enla granada "Puerto"del Lago de Nicaragua, que en combinación con el Río San Juan, pasando por el eslabón de San Juan del Norte, propiciaban, tener de frente el Océano Atlántico y por tanto acceso a las distintas rutas marítimas que la comunicaban con Europa, principales puertos de América y resto del mundo, permitiendo así a sus habitantes - casi como impulso genético - dedicarse al comercio, actividad que da una forma de "ser"al Granadino y un "gustar"determinadas formas arquitectónicas.
 
A la caracteristica lacustre debe agregarse la comunicación con el Río San Juan, Rivas e Islas Ometepe y Zapatera. Situación que propicia el desarrollo hegemónico que esta ciudad va adquiriendo sobre la Región, convirtiendose en obligado "punto de irradiación fundacional "polo de confluencia"e inevitablemente "eje de influencia", el lago mueve granadinos, tanto a la actividad comercial internacional (importación-exportación, como a la interna dobre actividad agrícola y comercial que se hace sentir en su configuracion constructiva.

Era frecuente - casi usual - que los hacendados pasaran largas temporadas al año en grandes propiedades, alternando su tiempo con el que permanecían recluidos en casonas de Granada, normalmente provistas de zaguän, patio y traspatio espacioso para albergue de carretas y mulas, que de la hacienda transportaban los productos agropecuarios producidos.
 
Ligado a los elementos proporcionados por la carta en lo que respecta a la ubicación de la ciudad y de primer orden en su posterior configuración, lo es la precipitación de altura que Granada tiene de oeste a este, que oscila entre los 250 y 70 pies en su parte baja junto al lago. Este prolongado declive ha impuesto a Granada fuertes conrrientes de agua que en época lluviosa se precipitan por la ciudad - con tal magnitud  y fuerza - que muchas de sus calles y avenidas han sido formadas o delineadas por ellas, llevando necesidad de desviarlas hacia los "ärroyos", que constituyen un gigantesco drenaje natural. De no menor importancia han sido los "puentes" que al salvar los arroyos Permitieron el crecimiento de la ciudad.
 
Debe agregarse a esta influencia de las corrientes de agua en la configuración de la ciudad, los distintos sistemas de "terraplenes"o rampas que hasta la década del cincuenta existían en las principales calles granadinas, así como "gradas" y "pretiles" que poco a poco han ido desapareciendo producto de la pavimentación y nivelado de las calles. en su momento esta "rampas. útiles  para aminorar las fuerzas de las corrientes. ran tan continuas, que daban la impresión que la calle toda estaba ëmpedrada" o "calzada".

 
PERÍODO DE LA GRAN DESTRUCCIÓN ( 1823 - 1856)

Las tensiones sociales acumuladas entre los distintos sectores y las contradicciones a lo interno de la oligarquía, dieron paso a continuas "guerras civiles",  en donde la disputa del poder hegemónico prevaleció como el móvil principal entre comerciantes y hacendados. Este período reviste especial importancia por el signo que lo marca la destrucción arquitectónica de la Ciudad. Son años de involución urbana producto de laguerra entre legitimistas y democráticos, que con Walker en la escena posterior, se transforma en "Guerra Nacional".

A pesar de lo corto del período, en su aspecto urbano, pooco más de 30 años fueron suficientes para que su trascendencia fuera de tal magnitud, que marca el hito más importante de la historia urbana de Granada, tanto que se puede hablar de un '"antes y despues" del incendio de Walker, pues afectó las partes más desarrolladas arquitectónica y ubanísticamente. Históricamente refieren al período - con detalles de testigos participantes - Jerónimo Pérez y Ortega Arancíbia, que a pesar de los tintes partidistas de ambos, los datos que aquí interesan se pueden desbrozar de los sobrantes rojos ó verder que alteran la verdad, pasándolas por el tamiz de documentos que ha ido aclarando y enriqueciendo el período, desde la perspectiva que permite el transcurso de casi siglo y medio de sucedidos los hechos.
 
Los acontecimientos que van a incidir en lo urbano, se desencadenan desde la independencia en los que el sector dominante granadino es integrante protagónico en la contienda por el poder y que en sus multiples contradicciones del momento - en el recambio de gobierno por indecisión camaleónica el pueblo al mando de Cleto Ordoñez sobrepasa planteamientos y argumentos de las autoridades de Granada y se enfrenta - en insurreción popular a las fuerzas de la reacción local y leonesa la que en histórico acomodo y defendiendo sus intereses económicos estan a la expectativa que "pasen los nublados del día".

La primera etapa del período que parte desde los años inmediatos a la independencia y concluye con el sitio a Granada por Jerez  , está marcado por las "guerras civiles", determinando su poder destructivo por primitiva armas y la escenificación de escaramuzas, cuartelazos, pequeñas guerrillas, levantamientos, revueltas, en donde los ïncendios"y las "piezas de artíllería"eran las principales causantes del deterioro urbano y arquitectónico que durante estos años se agudizó po la casi paralización de las actividades económicas y su consecuente repercusión en todos los órdenes de la sociedad granadina.
 
La destrucción propiamente dicha comienza desde que los legitimistas se apoderan y parapetan en La Plaza e Iglesia de Xalteva, desde donde - en repetidas ocasiones - abrieron fuego de cañones contra la parte central de la ciudad, durante los largos ocho meses que duró el sitio.

Con ánimos de protegerse, la fuerzas granadinas establecieron su linea defensiva "entre el recinto fortificado, comprendido desde La Merced, el callejón de los Cáceres, la esquina del Condeso y la de la Piedra Bocona", tan grande y fortificada fue esta linea que el mismo Pérez, sigue diciendo "es sorprendente que una ciudad tan pequeña como Granada, sin estar preparada para la guerra, y en toda clase de materiales de edificación para habr hecho y reparado a cada momento una espesa muralla que defendía la extensa línea que circundaba La Plaza, con no menos de mil varas de diámetro", (J. Pérez). pero a pesar de tal precaución la línea defensiva fué rota, razón por la que el propio Don Fruto Chamorro, Jefe de las fuerzas granadinas, dió orden de pegar fuego a las manzanas adyacentes al sector de la Plaza de Xalteva.
 
Para los efectos de este trabajo es importante tal orden, por la destrucción causada en "la extensa cuadra de sólidos y espléndidos edificios de la ciudad, dramatizando el pasaje, y dice "Pedro Morales, músico distinguido de Granada, encuentra a los oficiales Sebastián Espinoza y Salvador Abáunza que van a incendiar su casa de orden del General en Jefe, porque podía servir al enemigo como punto de apoyo, Pedro Morales, informado de la certeza de la orden, se va con los oficiales y cuando todos esperaban de él lamentaciones, con palabras entrecortadas por la emoción pide la tea y él mismo pone fuego a su morada". (Perez. p 183).
 
Es simbólico el grabado de la época en que aparece la Iglesia de La Merced, con su torre truncada, producto de un certero cañonazo. Jerónimo Pérez, al respecto dice ün espantoso Cañonero se dirigió es mismo día (24 de diciembre), a la torre de La Merced hasta que a la cinco de la tarde cayó el cuerpo, superior y cimborrio. Haciendo un estruendo terribles". Son estos los primeros episodios del trágico destino de Granada, que Jerónimo Pérez salpica en su historia, con pringues de dramatismo individual y humano.

Terminando el sitio "el vecindario se precipitó a Xalteva y ni sus dueños podían reconocer el sitio de sus casas, poruqe el fuego había devorado media ciudad y las ruinas se habían amontonado y cubierto de hiebas, quedando un Templo medio Destruido, Cuartel Principal de los jefes y los toruosos sendas por donde caminaban los democráticos", (Pérez, p. 104).

A la par del recrudecimiento y prolongación de la guerra, la destrucción continua en la que sería la segunda fase de éste período, y en plabras del mismo Pérez se afirma que "ël General Martinez persisitió en el propósito de San Francisco, no ya estrellando su tropa sobre las murallas del edificio, sino tomando las manzanas circuvecinas que ya estaban incendiadas" (p 287).

 
De acuerdo  cuanto historiador o cronista de la época se consulte, la situación de la ciudad, luego del incendio ordenado por Henningsen, es de entera desolación y a la medida destructiva del arrogante invasor, que en carta a Walker le informa, luego de su retiro del lugar, "Granada ha dejado de existir", expresión tan patética, como el "Aquí fue Granada" que recoge la tradición oral.

Lamentablemente Pérez atestigua, "A las 2 de la tarde desfilaba sobre las pequeñas colinas de la "Otra Banda" y desde allí se divisaba la inmensa hoguera encendida por los hijos de Washington, en que consumían siete templos, algunos magnificos y los edificios públicos y de los particulares que embellecían dicha ciudad. Daba lástima ver salir de los montes las familias arruinadas que habían abandonado sus hogares cuando los entregaban a la llamas los titulados regeneradores de la América Latina".
 

Tanta y tan completa fue la destrucción, que ha decir de Barberena Pérez en su libro "Granada", solamente 16 casas fueron las que sobrevivieron al incendio.

El Período de destrucción que aquí termina, abre a su vez el ciclo de "reconstrucción que se dará, alrededor de los años 70 del siglo pasado.
 
 

PERIODO DE RECONSTRUCCIÓN

Durante el último cuarto del Siglo XIX, época que coincide con los llamados "30 años de Gobierno Conservador", se dan en la ciudad una serie de indicadores que permiten establecer con claridad el período que se ha denominado de reconstrucción.
 
Aunque la recuperación económica fue lenta, pococ a poco se fué concretando en obras urbanísticas que reafirmen la relación existente ente "la base económica", y "estructura constructiva" planteando a su vez, la existencia  - cada vez más perfilada - de las distintas clases sociales. Las unas sustentado su poder hegemónico en el desarrollo de la Hacienda y el comercio y los otros, asumiendo el papel de artesanos y vendedores de mano de obra, en la reconstrucción de la ciudad, que ya ha definido - delimitando - los sectores gráficos - urbanísticos, para cada uno de estos grupos. La "Calle Travesada", esta en auge y desde el poder que da el dinero, controla la política del país.

Por el año 1879 - producto de la necesidad y el desarollo- se opera en el país un cambio económico importante, se emiten documentos de crédito público, llamados "Billetes del Tesoro", que van a sustituir las monedas de plata, dificiles de transportar. Se imprimen billetes de varias denominaciones, llegando la suma total hasta 250,000 pesos. Para la fecha ya habían transacciones propiamente bancarias y la satisfacain algunas "Casas Bancarias" que se dedicaban al negocio del crédito, con proyecciones en lo oficial financiero de "Maliaños y Morales".

 
Este auge económico - acumulado a 25 años del incendio - permite entre otros , la construccion de los principales "Puentes", de la Ciudad, que hasta 1856 estaba limitada a los arroyos que la circundaban, por el Norte hasta el actual "Puente de los Dardanelos", hacia el sector sur, por el Puente de la Calle Palmira", En el sur-oeste por el "Puente del Cementerio", y al nor-oeste, por los "Puentes de Valeriano Torrez el de "Guzman", "La Islita", y el de Don Isidro", un poco al nor-este por el "Puente de la Estación".
 
Los datos demuestran que uno de los impulsos urbanísticos más importantes, lo constituye, la construccion de esos puentes, permitiendo a los granadinos "Saltar los Arroyos", sobrepasando así los límites señalados. Estos arroyos no sólo han contribuido a configurar la fisonomía de la ciudad - imponiendo sus cursos al diseño Damero - sino que también, son elementos claves para entender el desarrollo posterior, más allá de esos límites, que coincide más o menos con el espacio que actualmente - en el Plan Regulador de la Ciudad elaborado por el Ministerio de la Vivienda en 1982 - se ha denominado e "Transición ", (así igualmente considerado en la propuesta para la definición del área histórica, presentada por Patrimonio Histórico en 1987).
No es impropio establecer la rlación entre este crecimiento en extensión con el lento crecimiento poblacional de la ciudad, aumentando la oferta de mano de obra artesanal a las clases superiores de Granada, este sector de "Transición"se fue poblando de parroquianos de medianos recursos, conformando el sector que podría llamarse "proletario", de la ciudad, que a su vez implica, el aumento de demanda de "mano de obra calificada", producto del desarrollo económico logrado por la misma clase.
 
También, indicador importante es la existencia por ésta época (1891) Del "Tranvía de Sangre", que circulaba entre la Estación del Ferrocarrill y el Porton del Mercado.  Avances en el transporte urbano que da una idea del desarrollo económico de la ciudad, y que unía la parte norte con la sur, vinculando las esferas, "Transporte - Mercado", (Ferrocarril - excedente de producción), a lo largo de la Calle Atravesada, arteria principal de la ciudad, que con su complemento, la calle Real, dividen a Granada en cuatro cuadrantes. En ésta última, pocos años más tarde, circuló el "Tranvia a Vapor", del Lago Cocibolca al Cementerio, producto en buena medida de la primera acumulación de capital del transportista lacustre Alfredo Pellas en sociedad con el comerciante Santiago Morales, unidos al poder político y militar del General Zelaya, quién también fungía como socio de la empresa.
 
Otro indicador, es la construción de los primeros edificios y obras públicas de la ciudad. Así entre los años 1870 y 1892, se dan los siguientes avances.
 
1.- Se concluye el cordón de La Polvora
2.- Finaliza el camino al "Paso de Panaloya".
3.- Se nombra una comisión para designar el lugar del Cementerio.
4.- Se termina el "pretil", de la iglesia Guadalupe.
5.- Se establece el alumbrado oúblico.
6.- Se instala el "Faro" del Muelle
7.- Se proyecta el ferocarrill Granada-Tipitapa.
8.- Se firma contrato entre la Municipalidad y Mr. Simpson, para establecer el sistema de Agua Potable.
9.- Empieza a dar servicio la Barcaza del Río Panaloya.
10.- Se construye el puente de Xalteva
11.- Se construye el puente de Otra Bandita
12.- Se establece el primer "Tren de Aseo",
13.- Llega a Granada el Vapor Victoria.
14.- Se inaugura el Teatro de Los Leones.
15.- Se inaugura el Parque Colón.
 
En las postrimerias de este mismo período ocurren fenómenos que alteran y ransforman las construcciones granadinas. Los temblores de 1890 general en la población gran temor por las construcciones de piedra, y la presencia de varos extranjeros portadores de concepciones, técnicas y recursos en la concepciones, técnicas y recursos en la costrucción arquitectónica y urbanística. Nótese inicialmente la estancia en la ciudad del constructor de origen italiano, Don Andrés Zapata, quién introdujo nuevos métodos para edificar casas, sustituyendo el dintel español de las puertas, por el arco romano, y el reemplazo del "ädobe" por el henchido de reglas y ripios en las paredes, sostenidas por horcones del ädobe, por el henchido de reglas y ripios en las paredes sostenidas por horcones de madero negro, introduciendo así el "taquezal'.

Por la misma época residió en Granada el sacedote Jesuita Nicolás Cácerea, quién trajo los planos iniciales de la Nueva Parroquia, hoy Iglesia Catedral, otro extranjero que participó en esta época en la construcción de algunos edificios fué el también Italiano Signor Coschitto, quién construyó el edificio de la Estación del Ferrocarril.
 
Deben mencionarse también, entre otros constructores de la ciudad, al arquitecto Mastessi, el Ingeniero Teodoro Hocke, el arquitecto Von Rainiche, y los nacionales Don Carlos Ferrey,  Alejandro Bermúdez, Salvador Ximénez, Eduardo Arévalo, y ya por los últimos años al Italiano Don Mario Favilli.

PERIODO ACTUAL

Desde el punto de vista atquitectónico, las caracteristicas que predominan e Granada corresponden al período que parte de los primeros años de este siglo, hasta nuestros días.

La primer hibridación -mezcla de distintis estilos y formas arquitectónicas importados de Europa -concluye al desplazarse el eje de interés comecial de Europa hacia los Estados Unidos. La penetración se da no sólo en términos económicos, sino culturales, además de transferirnos a su esfera neocolonial, trasladándonos finalmente y - y nosotros asumiendo formas constructivas, como el "Chalet", en que predomina el criterio del "espacio rentable", desplazando concepciones de los edificios en funcion de valores humanos.
 
Estos criterios dan contenido al nacimiento de grandes empresas contructoras, tanto estatales como privadas, que crecen al calor de las leyes propias del capitalismo, por ese entonces en franco vuelo y que desmbocan en la fundación de Financiadores y  Bancos que hicieron de la actividad constructiva su principal negocio. No obstante, su incidencia menor de la ciudad al desplazarse  a Managua el interés, al devenir en capital del país.

En fin transcurridos estos cinco períodos se puede observar que la Granada delineada en 1524, a pesar del tiempo y circunstancia descritas, en lo fundamental, - se mantienen -.

El paso del tiempo fue aportando elementos, que en definitiva no rompieron la estructura de "cuadricula", La relación entre esta suma de elementos no desequilibró el conjunto urbano de la ciudad, que hoy al observarla da la sensación de coherente integración. Factor determinante para este resultado final han sido; la forma de ser del granadino, cuya psicología social lo mueve hacia una tendencia conservadora y el lento y aminorado crecimiento poblacional, lo cual permitió que la demanda habitacional, fuera satisfecha e acuerdo a los canones tradicionales, aspectos que empiezan a entrar en crisi por los años cuarenta con seccionamiento y división de los inmuebles para albergar las familias en reproducción.
 
Sin embargo, tal situación no hace crisis total por la inmigración de granadinos hacia Managua que por tales años se esta consolidando como Capital, y atrae con su comercio floreciente los principales capitales de Granada.

No debemos dejar de apuntar también que durante los últimos diez años por distintas razones -objetivas y subjetivas - Granada ha entrado en un franco proceso de deterioro.



Cronologia
EVOLUCIÓN CONSTRUCTIVA DE GRANADA

Fernando López Gutiérrez

Hasta comienzos de este siglo, casi todos los historiadores y cronistas que han escrito sobre la Ciudad de Granada, o al menos los más leídos o conocidos coinciden afirmando que su desarrollo ha sido lento. Apuntan como causas, las desconfianzas, intrigas y discordias del poder entre el grupo de conquistadorees españoles, las codiciosas incursiones de piratas y corsarios, hasta la emergente y próspera Granada comercial, las luchas intestinas entre facciones politizadas que derivaron en guerras civiles, la aventura filibustera que arrasó la ciudad, hasta la naturaleza, que da un sacudión la hizo padecer, oblogándola a reforzarse en procura de seguridad para las "vidas y haciendas"de sus habitantes.
 
LA PRIMERA GRANADA

Si se piensa en la "Primera Granada", habría de imaginársela como un nucleo urbano iniciador,  pequeño, con su plaza central, la fortaleza, el templo y las casas de los principales o autoridades a su alrededor, su acceso principal comunicante, sus calles, pocas, a lo sumo 4 en ambos sentidos, orientadas y cruzándose de Norte a Sur y de Este a Oeste. Según 4 en ambos sentidos orientadas y cruzándose de Norte a Sur y de Este a Oeste, según los patrones reales de las Leyes de Indias. Y el aspecto de sus construcciones con un fuerte tono rural, por el uso e materiales para construir que se ofrecían de fácil aprovechamiento y de frecuente empleo en las viviendas de los naturales de Nicaragua.

La ciudad no permaneció estática. A la par de su progreso económico y consolidación como centro multifuncional, crecía su importancia urbana. Mejoró con la aparición de nuevas construcciones, más sólidas, con materiales más seguros y durables trabajados con técnicas y sistemas constructivos similares a los usados en las ciudades españolas de la Peninsula. Este proceso puede verse en correspondencia a un desarrollo basado en el cada vez mayor  dominio de las tierras productivas aledañas y el incipiente comercio con la Metropolí.
 
La madera labrada, el ladrillo y teja de barro y el adobe se combinaron para asimilar un modelo de arquitectura peninsular matizada por las condiciones naturales y crear, en una geografía distante y distinta, la Granada Colonial.

LA SEGUNDA GRANADA

Quien pretenda hacerse una idea de esta "Segunda Granada" deberá hacerse un recorrido a pie por los grabados del artista James McDonough que vino con Squier, o si se prefiere, escuchar al mismo Aquier describiendo su entrada a la ciudad, subiendo desde el lago,  mientras va diciendo:, "Caminamos unos tres cuartos de milla hasta una empinada rampa, subida la cual nos encontramos e pronto entre nítidas casitas de caña de los arrabales que habítan los más pobres. La mayor parte de estas viviendas, al igual que la de San Carlos y San Juan del Norte, son de caña y paja, u hojas, las hay también de barro y encaladas. Pasadas las casitas comienza la ciudad propiamente dicha, Aquí ya sus casas son de adobe, sobre cimientos de piedra y entejadas... Los aleros de todas las casas tienenvarios pies de vuelo que sirven pra proteger de las aguas llovedizas a las paredes. y a los transeúntes del sol y de la lluvia.Las aceras están todas a uno o dos pies sobre el nivel de la calle..y son enladrilladas, pero apenas lo suficiente anchas para dejar paso a las personas con quienes se topa. Algunas de las calles de la ciudad son empedradas.

Así era Granada por los años 1849. Desde su fundación en 1524 hasta esa fecha se conformó en una urbe de tipo colonial.
 
La descripción de Squier, aunque inexacta al no considerar la ciudad con su periferia y el centro como un todo, supone un grado de desarrollo y crecimiento urbano con su nucleo y su alrededores acorde a los diferentes sujetos sociales que habitan la ciudad. Y éstos a su vez, en una clara asociación con los tipos de construcciones y materiales empleados.

LA CONVIVENCIA DE DOS IMÁGENES

De ésta forma, 325 años después (1524 fundación, a 1849, crónica de Squier), es una ciudad en la que conviven yuxtapuestas sus imágenes, La Granada de la implantación de contrastes verdes y amarillo ocre por la vegetación circundante y los materiales caña, paja, hojas y barro que utilizó el español para construir sus primeras viviendas, similares al de los "vecinos", de las comunidades indígenas de Xalteva, Cuiscoma y Tepetate. Y la Granada de la consolidación . El centro urbano de la colonia asociado al color blanco por el uso de la cal para proteger sus paredes de adobe. Desde entonces datan en la escena granadina "Sus Calles pintorescas, de sus casas de una o dos plantas, con enormes aleros y lindas portadas". Para los que usaron "la piedra viva"de Posintepe, el barro cocido transformado en teja de color y la madera talada en curvas caprichosas que se exhibían protectoras de caminantes sobre sus cabezas haciedo los aleros y pórticos, elementos todos que le imprimen sus caracteristicas
 
LAS LLAMAS MERCENARIAS DEL 56.

El incendio de 1856, es el hecho más destructivo que registra la historia urbana de Granada. Desapareció la ciudad casi por completo bajo las llamas mercenarias. Ahora cuando se trata de reconocer los modelos seguidos en su reconstrucción, resulta confuso comprender las opiniones distintas de los historiadores, pues unos afirman que la reedificación no se ajustó a su original arquitectura, y otros que se reconstruyó totalmente de adobes y de estilo colonial como lo eran al principio.

LA GRANADA RECONSTRUIDA

Pudiera tratarse de los dos cosas a la vez. Probablemente un amplio de la población, lo que actualmente se calificaría de "clase media",  optó por reproducir el modelo de sus predecesores, no sólo por una cuestión exclusiva de gustos, sino también por economía. Pués es de suponer que un sistema y materiales de construcción conocido por años resultara menos costoso y además gozará de la confianza de sus usuarios. Así de esa forma reaparece en Granada a lo largo de 16 años, que transcurren aproximadamente entre 1856 y 1870, la tipología e vivienda de la ciudad anterior al siniestro.
 
Para entonces en el país se imponen nuevas corrientes estilísticas de la arquitectura básicamente la neoclásica, con la cual se construyen los principales edificios públicos religiosos y viviendas de los sectores dominantes. Y Granada, como centro importante participa de esa tendencia siendo asumida por los grupos económicos más fuertes ese momento.

Quizás  debido a estas razones. La Granada reconstruida resurge exhibiendo dos arquitecturas, la colonial y la neoclásica. El contraste es válido visto desde una perspectiva histórica. Pareciera que en cada cambio después de violentas luchas, la conquista primero y la guerra civil-guerra nacional después. surge una nueva ciudad asentandose sobre los restos de la anterior, pero co-existiendo por largo tiempo juntas. De la implicación española se inicia la Granada coloinial y de las luchas inter-oligárquicas emerge una Granada reconstruida. Es un proceso de 60 años (1856-1915), se forjarón las bases de la nueva ciudad.

 
La novedad arquitectónica empezó a disputarle terreno y fachadas a las limpias y gruesas paredes de adobe. Empezó el ambiente a poblarse de una arquitectura artística más elaborada y recargada. Las Iglesias quisieron estrenar nuevas vestiduras y antiguas casas emplearon muros de taquezal pra convertirse en edificios de dos plantas. Las casas de corredores frente a las plazas mudaron de rostro adquiriendo el porte neoclásico y escondiendo detrás su antigua personalidad colonial. En otros casos se juntaron los dos estilos, uno a la par del otro, existiendo en una armonía no muy persuasiva.

Continuó creciendo la Granada post-incendio con paso lento. Se expandía superando sus arroyos por medio de los puentes reci;en construidos. Las edificaciones de adobe continuarón levantándose, se aposentaban en los alrededores, desplazando a las antiguas y marginadas moradas de caña y paja hasta el entorno rural enmediato alejándolas más del centro histórico, donde ahora hicieron presencia alternando con la colonial hasta imponer su fisonomía, los volúmenes verticales, estilizados, de rica ornamentación egocentrista de las fachadas neoclásicas.
 
Si se ententaría graficar esta expansión de la ciudad y el comportamiento en el uso de los materiales y tipos constructivos, se diría que ha sido en cierta forma casi por desplazamientos concéntricos.

Al iniciarse la reconstrucción de algunos edificios en 1880 se empleó en sus paredes mampostería de piedra basáltica labrada a mano, y débido a los temblores de 1890 que causaron alarma general y cierto daño a las casas, se introdujo en las edificaciones del centro el sistema de taquezal. El adobe y el ladrillo continuó utilizándose para las viviendas de clase media también en el centro y sus alrededores y, en las afueras e la ciudad los sectores sociales más pobres construían sus casas combinando la caña, el barro y la madera de acuerdo a su pobreza.

 
LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS ( 1950 - 1980).

132 años han transcurrido desde el incendio. La ciudad se ha hecho más grande. En sus principales edificios predomina el estilo neoclásico, y la sensibilidad común de sus habitantes ha desarrollado una vivienda típica, creando un conjunto armonioso de tipo colonial. En lo fundamental mantienen su trazado urbano de la Plaza y calles principales como aporte del "urbanismo español".

Conserva sus ricos interiores de cielos rasos de machimbre, molduras y celajes. Sus pinturas decorativas en cielos y paredes. Pisos de mosaicos estampados al estilo italiano. Amplias, frescas y semi oscuras habitaciones. Sus corredores llenos de luz, estancias preferidas alrededor del patio central con su fuente y jardines. Los muebles torneados o tallados artisticamente por manos anómimas dan el toque de antiguedad al recinto. Atrapan el tiempo de la otrora prosperidad granadina evocada en cantos y memorias de sus herederos.
  
Aún lucen colores amarillos, verdes y celestes las que antes fueron paredes blancas que cromalizaron con la introducción de los tintes que trajo el italiano Mario Favilli.

En los últimos 50 años 1930-1980, el aspecto urbano de la ciudad ha sido alterado en varios puntos conla introducción de modernos conceptos e hacer arquitectura que no se ajustan a su entorno. Los recién construidos edificios de tipo "norteaméricano", considerados aisladamente, quizás sean diseños bien elaborados y funcionales, pero dentro del conjunto se colocan como muestras discordantes en perjuicio de la unidad de su entorno inmediato.
 
Para su edificación se han empleado la últimas técnicas constructivas que incluyen el concreto, el acero estructural, el aluminio, el vidrio, la madera y el zinc, combinados para crear inmuebles de buen aspecto. En contrastante imagen con la que producen los desvencijados albergues de los suburbios, verdaderas obras de remiendos heredadas por siglos de marginación y miseria.

LA PRESENTE DECADA 1980-1988

En la Plaza mayor se han congregado las diferentres corrientes arquitectónicas que han influenciado Granada desde su consolidación hasta el presente. Si los españoles la concibierón como el asiento obligado del poder, los grupos dominantes a ravés de la história han sellado su presencia dejando huellas a su alrededor sin reparar en su armonía.

Un inventario actual de los tipos e viviendas tendría que señalar que las hay de adobe, mampostería de piedra labrada, taquezal, ladrillo de barro, bloque de concreto, piedra cantera, madera y de ripios de madera, latón (aluminio de deshecho) y plástico. Y desde ls más opulentas en espacio y decoración hasta las más elementales en su desgracia. Esta es la ciudad actual 464 años (476 en 2002), después de fundación. Tal vez por razones de estrategia militar la ciudad no sufrió los estragos del bombardeo de La Guardia de Somoza que se ensaño con Masaya y Estelí destrruyendolas parcialmente durante la insurreción de 1978-1979.

 

.
 

Continue en Granada Colonial
 Granada 
Arquitectura de Granada

   Se estan remodelando todas las páginas de Granada, regrese en unos dias.
   Se estan remodelando todas las páginas de Granada, regrese en unos dias.