visite  Granada Colonial Nicaragua en cada lugar.. algo especial..


 Fortaleza San Pablo de Granada
 Isla del Castillo


 



 
Los planos de la fortaleza fueron hechos en 1783 por el  ingeniero José María Alexandre  


 
Se encuentra en la Isleta El Castillo del Gran lago de Nicaragua, de 312 m' aproximadamente. Fue construida una estructura para defender a los adversarios cuyo antecedente constructivo se remonta hacia 1670.1685 y se justificó debido a la necesidad de la ciudad colonial de hacer frente a los ataques piratas, comunes a mediados del siglo XVII. La ubicación del fuerte en la isla, permitía el cruce de dos fuegos. junto con el Fuertecito del Lago. en las cercanías de la actual Plaza de España. 
 

Según fuentes del archivo colonial de Ciudad Guatemala, el fuerte todavía desempeñaba funciones en 1809, según hace constar la solicitud para compra de un bote para servicio del baluarte. 

Fue reconstruido en 1974 por el Arq. Lorenzo Guerrero e inaugurado el 3 de diciembre del mismo año con los auspicios del Banco Central de Nicaragua.


Fuertecito de San Pablo 
En 1780 el capitán general de la  Audiencia de Guatemala ordenó construir la pequeña fortaleza para defender Granada  del acoso de corsarios y piratas 
 
   En el maravilloso paraíso que conforman las  Isletas de Granada y con sus baterías apuntando hacia el este, se encuentra ubicado para la historia El Fuertecito de San Pablo, construido en la época colonial para defender a la  Gran Sultana de las incursiones piráticas.  

 Aún se conserva el terraplén y las murallas desde donde se cruzaba el fuego de la defensa granadina con las baterías de  los corsarios, pues con el fuerte se impedía el acceso de los bucaneros al muelle y la ciudad de Granada.  

En 1974 el BCN procedió a la restauración de esa reliquia histórica  

  Este monumento histórico fue restaurado en 1974 cuando se celebró el 450 Aniversario de la Fundación de Granada, esa obra la emprendió el Banco Central de Nicaragua bajo la  presidencia entonces del doctor Roberto Incer Barquero,  dirigiendo los trabajos el arquitecto Lorenzo Guerrero Mora  (q.e.p.d.).  

 La placa conmemorativa colocada en esta construcción del siglo XVIII denomina el lugar como Reducto Batería San  Pablo.  

 El Fuertecito es una construcción de piedra de cal y canto,  ladrillo cuarterón o de barro, con dos escaleras laterales por las cuales se llega a una pequeña azotea con amplia vista hacia el este del vasto lago.  

  La forma de la instalación es la de un polígono regular recortado, con sus troneras vigilando hacia el este, explica el  arquitecto Fernando López Gutiérrez, su acceso principal es  una rampa de pura piedra que da paso hacia una gran puerta de madera, que al igual que al resto de la construcción está siendo destruida por la polilla.  

 Existen dos salas, una diseñada para bodega y otra para la guarnición de aquella época. Un patio hacia el sector este  para la formación y el ejercicio de los soldados. Al suroeste existía otra construcción que debido al tiempo, la intemperie y  el descuido desapareció.  

  Allí estaban los servicios para los soldados y una caseta para  el oficial al mando de El Fuertecito, al cual se llega por un pequeño puente de madera y piedra, por el otro lado existe un  embarcadero.  
  

             REGISTRO HISTORICO  

   La historia de la construcción textualmente dice: “En 1780, el capitán general de la Audiencia de Guatemala, don Matías de Gálvez, recomendó erigir dos reductos-baterías para proteger  la ciudad (de Granada). Uno en las isletas (Castillo de San Pablo) y el otro en la costa del Gran Lago (El Fuertecito).   Lo mismo había recomendado al ingeniero Díez Navarro a mediados del siglo. En 1783, el ingeniero ordinario José María  Alexandre ejecutaba los planos de ambas fortalezas, comenzando a construir el primero, El Fuertecito, cuyo  terraplén y parte de sus murallas aún se conservan, y luego el segundo. De manera que ya para 1790 ambas instalaciones  estaban concluidas, con sus cañones y auxiliadas por cuatro lanchas cañoneras llamadas a recorrer el Gran Lago”.  

  En aquel tiempo la invasión de piratas y filibusteros ingleses esencialmente tenían como escenario el Mar Caribe. Los bucaneros bajaban por el Río San Juan y se internaban en las  aguas del Gran Lago de Nicaragua hasta llegar a las costa de Chontales y Granada.  

             Actualmente El Fuertecito no tiene mayor importancia militar  pero sí como un lugar con potencial turístico aunque estuvo abandonado y lleno de monte por varios años.  

             Por ahora está limpio, pero en manos del Instituto Nicaragüense de Turismo a cargo del señor René Molina Valenzuela y el cuidador Francisco Mena Lacayo. 

             Entrada a  el Fuertecito aprox. US$3.00  

             Interesa saber que esta instalación militar está  asentada en una pequeña isla a la que se llega en 10 minutos desde el pequeño embarcadero “Marine” de La Cabaña  Amarilla. Por tanto está a dos kilómetros de la Cabaña y a cuatro del muelle de Granada.  
  

  Pedro J. Vindell Matus  
  LUNES 23 DE OCTUBRE DEL 2000 /  La Prensa
 
 


 
Caracterizada por su configuración de fortaleza militar, se construyó siguiendo la forma circular de la isla son paredes altas y gruesas. 

Posee tres accesos: dos en la parte frontal y uno en el costado posterior, además de dos escalinatas que conducen a la azotea del resguardo.

En los extenores e interiores de las paredes se puede notar su acabado de piedra basáltica, apreciándose también reformas en los dinteles de las puertas. 

Las murallas tienen una altura aproximada de cuatro metros y medio, lo que demuestra la importancia estratégica del reducto-batería. 

En términos de sistema constructivo, la forma utilizada para la confección de las paredes es de piedra muy similar a la utilizada en los muros de Xalteva y en el Convento de San Francisco.
 

 

 


 

 Ciudad de Granada     Municipios del Departamento de Granada    Eco Tour Granada      Personajes de Granada     Tour Casas Antiguas de Granada