visite  Granada Colonial Nicaragua en cada lugar.. algo especial..


 Casa La Gran Francia de Granada
 Calle El Caimito



 

La primera referencia de esta casa es una escritura de 1888. 

Su nombre se debe a que el dueño de la misma. el Dr. J. Ramón Carballo, ocultó a Carlos Lauro. Hugo Theobaldo, duque de Choisseul y Par de Francia. quien llegó huyendo en 1855 bajo el nombre de Jorge Choisseul Praslin. 

Años después, éste se internó en Matagalpa tras la muerte de otro europeo quien también habia huido. 

En septiembre de 1995, debido al estado de abandono en que se encontraba el edificio, colapsó una parte importante del mismo. 

AI final del mismo año su propietario de apellidos, Vaughan. inició las obras de restauración. utilizando técnicas tradicionales de construcción, devolviendo su antiguo esplendor. 

En el año 2000 la Alcaldia Municipal autorizó la solicitud de uso para Hotel.


 
 2 de Junio de 2000 | Managua, Nicaragua   END
 
 

Desde París con la magia del Internet y END
 
Familiares confirman apasionante historia de Choiseul Praslin
* El duque pasaba por aquí huyendo de la acusación de haber matado a su esposa 
* Dejó la Fiebre del Oro por una hermosa matagalpina, tuvo otros hijos y la historia se volvió leyenda

——

 
Nació en París en el año 1805 y murió en Matagalpa, en la entonces Metapa de Rubén Darío, en el año 1882. Casi 150 años después, por coincidencias de la vida (o de la Internet), parte de la leyenda del Duque Theobald, de la quinta generación de los Choiseul-Praslin, de Francia, se descubrió gracias a un artículo que apareció en la página de Opinión de EL NUEVO DIARIO. 
En la edición del 6 de mayo, en un artículo del historiador matagalpino, Eddy Kühl, se contó la historia de un acaudalado norteamericano, de Nashville, Tennesee, llamado Eliah Rupert Macy, quien vivió su propia fiebre del oro...pero en las minas de San Ramón, Matagalpa, a mediados de los años 1850. En esos años, escribió Kühl, también vivieron en tierras matagalpinas los franceses Jorge Choiseul-Praslin y Charles Leclaire. 

Esta historia llegó hasta Francia y sonó a música en los oídos del señor Francois Boisdeffre, quien días atrás le escribió al señor Kühl, diciéndole que cree ser descendiente del Duque Theobald, de la rama de los familiares que quedaron en París, cuando el Duque (y según la versión de la monarquía francesa de esos años), mató a su esposa, la Duquesa Altarice Rosalba (Fanny) Sebastiani. 

La muerte de la Duquesa Fanny De Choiseul-Praslin, hija de un famoso Mariscal llamado Sebastián, oriundo de la Isla de Córcega, nunca quedó clara. 

Para muchos fue un suicidio, pero a otros su caso olía a homicidio, con la marca implícita del Duque Theobald, que tres días después de ser capturado (por sospechas) huyó, vagó por el mundo para finalmente establecerse en Matagalpa, en el año 1852, en los años de la fiebre del Oro de California. 

HIJA DE MARISCAL 

Los registros del señor Kühl dicen que el Duque Choiseul-Praslin, cuyo nombre verdadero fue Charles-Laure Hughes Theobald, Conde de Choiseul, Duque de Praslin, nació en París en el año 1805 y se casó en 1823 con la Duquesa Altarice Rosalba (Fanny) Sebastiani. 

Con ella procreó nueve hijos, parte de ellos llamados Isabel, Luisa María, Bertha y Reinaldo. El matrimonio y los hijos vivieron sus vidas en una mansión de Fauburg de San Honore y en el castillo Vaux Praslin en Melum. 

El 18 de agosto de 1847, la Duquesa Fanny de Choiseul-Praslin fue encontrada muerta en su aposento. De este hecho acusaron a la institutriz (la empleada) Mlle Henriette DeLuzy Desportes, y al Duque Theobald, que fue a dar con sus huesos a la Cárcel «Luxemburgo», exclusiva para los nobles. De esta cárcel se fugó al tercer día de estar detenido. 

Un año después fue reconocido en una calle de Nueva York, aunque escudado en otro nombre. Luego, en plena fiebre del oro de California, en el año 1852 se embarcó hacia esa ciudad usando como ruta de tránsito las aguas nicaragüenses. 

SE CASA EN MATAGALPA 

Pero, al llegar a Matagalpa, cuenta la leyenda del Duque Praslin, con dos cofres como fortuna y dos ayudantes, conoció a una señora llamada Margarita Arauz Fajardo, con la que se terminó casando. En el año 1854 nació su primer hijo en Nicaragua, Jorge Choiseul-Praslin, y posteriormente nacieron Margarita, Eva, Gertrudis y Benjamín. 

En 1882, un año después de la Revolución de los indios matagalpas (hecho que registra la historia de esa ciudad en 1881), murió y fue enterrado en Metapa, la actual Ciudad Darío. 

El hecho que el Duque Choiseul-Praslin haya llegado a Matagalpa en 1852, era totalmente desconocido en Francia. Desde su fuga de la Cárcel Luxemburgo, y su posterior estadía en Nueva York no se sabía de él, hasta que el señor Boisdeffre, leyó el artículo en EL NUEVO DIARIO, y lo relacionó con sus nobles ancestros, sobre todo el Duque Theobald que vivió en París y huyó tras la muerte de su esposa, en 1847. 

«Mi familia está relacionada con los Choiseul-Praslin de Francia, y yo estaría muy interesado de ponernos en contacto con los miembros de esa familia en Nicaragua. ¿Cree que aún existan unos?», dice la carta (bueno, correo electrónico) que le envió el señor Boisdeffre al señor Kühl desde París, Francia. Mayores datos (para interés de los descendientes del Duque Choiseul-Praslin), sobre su leyenda, y de otros extranjeros que poblaron Matagalpa en el siglo XIX, aparecerá en el libro titulado «Matagalpa y sus Gentes» escrito por el historiador matagalpino Eddy Kühl, que saldrá al mercado en el venidero mes de Julio. 

Por supuesto, la saga de esta historia está en manos del señor Kühl.
 
 


 

El primer nica que se elevó al cielo
Posted on Saturday, 03 May a las 07:56:19 by maz

 También es de los pioneros de la aviación mundial El primer nica que se elevó al cieloAlzó vuelo hasta 60 pies de altura, era matagalpino y se llamó Juan Justo De Praslin. Con él se inauguró la historia de las aeronaves nacionales, antes del piloto Pasos en los años 30. Nueva York Times da créditos al pinolero que salió bien herido, tras caer el biplanoEdwin Sánchez END - 07:35 - 

02/05/2008
Un nicaragüense se encuentra entre los primeros hombres del mundo que desafió la gravedad, *****plió los sueños de DaVinci expuestos en sus esbozos para imitar el vuelo de los pájaros, comprobó en carne propia la hazaña de los hermanos Wright, y se elevó hasta los 60 pies de altura...

Pero vamos por partes, ante este cautivador hallazgo de lo que son capaces todos aquellos que sobre la faz de la tierra se llaman nicaragüenses. Los datos fueron proporcionados por la genealogista norteamericana Kim Swan al activo historiador Eddy Kühl.

Juan Justo De Praslin, un médico matagalpino, construyó su aparato y alzó vuelo siete años antes del vuelo inicial de los antiguos propietarios de un taller de bicicletas en Kitty Hawk, Carolina del Norte. Los hermanos Wright dieron el primer salto gigantesco de la humanidad el 17 de diciembre de 1903, y todavía en 1909 usaban una grúa y contrapeso para catapultar su aeroplano al aire. Esto significa que el vuelo de De Praslin era atrevidísimo para esa época.
 

Tras ese primer capítulo con que, digamos, se inauguró la aviación nicaragüense en noviembre de 1910, Kühl recuerda que “no fue sino hasta 20 años después que en Nicaragua se habla de un Pasos que fue piloto en 1930, y el piloto marine Bruce, quien murió en Ocotal en 1932”.

De biografías confusas y duques refugiados

De Praslin era un médico nicaragüense que había emigrado a Francia, y después se asentó en Estados Unidos. Lo curioso de este caso, observa Kühl, es que no teníamos noticias de este miembro de la familia Choiseul-Praslin, quien estaba ligado a Jorge Choiseul Praslin, quien vivió en Matagalpa entre 1852 y 1882.

El historiador aprovecha para afinar su olfato de pertinaz genealogista y, de paso, anotamos que no sólo individuos de biografías confusas se refugian en Nicaragua, sino hasta los duques: “Se cree sea el famoso duque Theobald de Choiseul Praslin, quien vino huyendo de Francia y se escondió en estas montañas del norte. Aquí (en Matagalpa) se casó con Margarita Aráuz, con quien procreó seis hijos, cuyos descendientes son activos miembros de nuestra sociedad”.

El reporte del NYT

Aquí la noticia en el diario The New York Times de esa época, y copia del recorte periodístico: 
“The New York Times. 9 de Noviembre de 1910
Piloto cae de sesenta pies
El Dr. John J. De Praslin, aviador aficionado, resulta seriamente herido en vuelo de prueba
East St. Louis. Illinois, 8 de Noviembre.- El doctor John J. De Praslin de San Luis, Illinois, nicaragüense, el primer aviador aficionado en volar un avión hecho en San Luis, cayó de una altura de sesenta pies en la tarde de ayer en el parque Washington y resultó seriamente herido. El accidente ocurrió pocos minutos después que De Praslin había comenzado su vuelo de prueba elevando la poderosa máquina del biplano bajo su control.

Cuando iba a la altura de sesenta pies las hélices de repente se paralizaron y el aparato se precipitó al suelo destruyéndose. El piloto fue removido de los restos y se pudo ver cómo la pesada máquina se había separado y estaba enterrada en el fango”

¿De Praslin construyó su propio avión en 1910?

Eddy Kühl refiere que el artículo del NYT fue escrito en San Luis, en Illinois. Pero Washington Park, donde voló el compatriota, queda en San Luis, en Missouri. Ambas ciudades son vecinas.

En San Louis Missouri había una compañía que fabricaba partes de aviones y vendía piezas para fabricar su propio avión. Suponemos que el nica De Praslin había fabricado su propio biplano.

Siempre reportaba a Matagalpa como su lugar de nacimiento. Así lo encontramos en 1912 en el manifiesto del barco de Chagres a Nueva Orleáns, y en un artículo de periódico en Nuevo México, cuando perteneció a la Guardia Nacional de ese Estado.

Así que no debemos extrañarnos el día, quizá no tan lejano, cuando una nicaragüense vuele al espacio como la primera astronauta de nuestra historia.

<p>Tomado de:<p>http://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/14637
 
 


 


 
 
 
La Gran Francia es una enorme y ancestral casona localizada en el propio centro de la antigua ciudad de Granada, en Nicaragua.

Historiadores argumentan que la existencia de esta joya arquitectónica se remonta a la de la fundación de la ciudad, en el año 1524.

La Gran Francia fue restaurada durante la década de 1990, así recuperando el esplendor y majestuosidad de sus primeros días y ahora alberga un elegante hotel de 21 habitaciones, el cual ofrece todas las amenidades y comodidades modernas, como habitaciones con aire acondicionado, piscina, servicio de restaurante, dos bares y un centro de convenciones.

En La Gran Francia podrá disfrutar de la calurosa hospitalidad Nicaragüense y del rústico y elegante estilo de nuestra colonia.

Proclamada Patrimonio Histórico de la Ciudad de Granada, La Gran Francia es una Joya de la Arquitectura Colonial de Nicaragua.

La primera construcción de lo que sería La Gran Francia se remonta a los primeros años de la existencia de la ciudad de Granada, hacia el año de 1524. Esta edificación, mucho más modesta que la existente, era una vivienda colonial de un piso.

A pesar del incendio sufrido y la casi total destrucción de Granada en 1856 por órdenes del filibustero William Walker, la casona sobrevivió. Con ánimo y espíritu de reconstrucción, La Gran Francia se elevó hacia las alturas— con dos plantas— y resurgió reconstruída, conservando su estilo y presentando la configuración actual, de la que se ha podido disfrutar desde 1865, fecha aproximada de la reconstrucción de la ciudad incendiada.
 
 


 


 


 
La casona debe su nombre a su más famoso habitante, el duque francés, Georges Choisseul Praslin, cuya dramática historia parece sacada de una novela.

La historia cuenta que tras asesinar a su esposa, el duque de Praslin, ayudado por el Rey Louis Phillipe de Francia, finge su suicidio y huye a Nicaragua, viviendo en la ciudad de Granada en La Gran Francia.

En el invierno de 1995, tras varios años de abandono, la pared suroeste de la casa se derrumbó completamente. 

En ese mismo año comenzó la ardua restauración del inmueble, siendo fiel a su auténtico estilo colonial, devolviéndole su majestuosidad original, la cual hoy puede apreciarse en todo su esplendor.
 
 


 
15 DE DICIEMBRE DEL 2003  La Prensa

En Nicaragua se ha comenzado a restaurar y reconstruir algunos sitios históricos, para ponerlos al servicio del turismo. En León, donde fue el Convento de los Franciscanos, construido en 1639, está ahora el Hotel El Convento. En Granada, en la casona que fue residencia del Duque Choisseul-Praslin, funciona el Restaurante La Gran Francia 
 
Roberto Sánchez Ramírez
escritor@ibw.com.ni

Donde ahora hay lujosas y cómodas habitaciones, salones y un amplio comedor, fueron en otros tiempos austeras celdas y callados corredores, testigos de oraciones en latín, con santos frailes franciscanos, ilustres sabios, entre los que se encontraba el Dr. Gregorio Juárez y gran cantidad de personajes de nuestra historia nacional y en especial de León. 

Convertido el Convento de San Francisco en el Instituto Nacional de Occidente, se impartieron clases y fueron sus alumnos personajes como Rubén Darío, el Dr. Luis H. Debayle, Santiago Argüello y Salomón de la Selva. Construido por fray Pedro de Zuñiga, en 1639, formaba parte de la Provincia Franciscana de San Jorge, Igual que sucedía en política, a inicios del siglo XIX, hubo serias diferencias entre los Conventos de San Francisco de León y Granada. 

SE CIERRA EL CONVENTO 

El 7 de septiembre de 1829, se publicó el Decreto federal, declarando que la Nación no reconocía órdenes religiosas, ni la perpetuidad de sus votos. El Decreto del 8 de enero de 1830 establece en su Arto. 1: “Quedan para siempre abolidos en el Estado, los establecimientos monásticos nombrados de San Francisco, La Merced y Recolección”. 

EN EL ARTO. 7 dice: “Las Casas Conventos de los Monasterios serán destinadas por el Gobierno con acuerdo del Concejo, a objetos de enseñanza o beneficencia pública”. 
El primer centro que se abrió tuvo el nombre de Escuela Lancasteriana, con fecha 10 de enero de 1854, el regente fue el sabio, Dr. Gregorio Juárez. Luego el antiguo convento quedó en abandono, ocurrió igual que en época en San Sulpicio, en París, que el edificio fue ocupado por menesterosos y mendigos. 

EL INSTITUTO DE OCCIDENTE 

Por Decreto firmado por el presidente Joaquín Zavala y su ministro encargado del despacho de Instrucción Pública, Lic. Vicente Navas, se crea el Instituto de Occidente, con fecha 7 de marzo de 1880, firmaron además como directores de la Junta de Padres de Familia, los señores Buenaventura Selva, Eduardo Terán y Leonardo Lacayo. La inauguración fue el 30 de enero de 1881. 

Entre los profesores estuvieron los europeos José Leonard y Salvador Calderón. El primero, de origen polaco, era de gran saber y elocuencia, introdujo la masonería en Nicaragua, tuvo mucha influencia en Rubén Darío. En 1896, ante el anuncio de reelección del Gral. José Santos Zelaya López, hubo un movimiento en su contra en León. La ciudad fue sitiada y tomada, las tropas gubernamentales causaron serios daños en el edificio donde se acuartelaron. 

DIRECTORES DEL INSTITUTO 

Estimados educadores e intelectuales se desempeñaron como directores del Instituto de Occidente, algunos lo fueron en diferentes períodos, como los profesores Ricardo Contreras, Andrés M. Zúñiga, el sacerdote y poeta Azarías H. Pallais, J. Ramón Sevilla y Leopoldo Argüello. En 1905 fue director el poeta Santiago Argüello, quien había sido alumno. 

Desde 1881 hasta 1963, además de los ya mencionados, se desempeñaron como directores: Agustín Duarte, Buenaventura Selva, Julio H. Cardón, Antonio Soler, José Francisco Aguilar, Santiago Ordozgoitia, Francisco Castro y don José T. Sacasa. 

EL DUQUE CHOISSEUL-PRASLIN, ¿LEYENDA O REALIDAD? 

Se leen tantas historias del Duque o Conde Jorge Choisseul-Praslin, noble de origen francés, que no se sabe con certeza dónde comienza la leyenda y termina la realidad, o viceversa. Lo cierto es que su historia, cierta o no, inspiró la película “El cielo y tú”, con Charles Boyer y Bette Davis. 

Todos los escritos coinciden en que el Duque o Conde, como también se le llamaba, nació en París en 1805 y falleció en Metapa (Ciudad Darío) en 1882. Fue sepultado en el cementerio de la localidad, se cuenta que en un violento invierno, fuertes correntadas destruyeron varias tumbas, entre ellas la del Duque Choisseul-Praslin. 

En 1847 una tragedia familiar le obligó a huir de Francia, pasando por Inglaterra, en cuya travesía figura un supuesto suicidio para disimular su fuga. Animado por la fiebre de oro partió de New York buscando la ruta para llegar a California. A mediados de 1852 se estableció en Granada y habitó la casona conocida como La Gran Francia, donde ahora funciona el restaurante. 

Tratando de no ser identificado por los numerosos viajeros que pasaban por Nicaragua, viajó a Matagalpa, contrayendo matrimonio con doña Margarita Arauz Fajardo. Su primer hijo, Jorge, nació en 1854 y falleció el 13 de abril de 1942, está sepultado en el cementerio de Matagalpa, yo visité su tumba en compañía de mi amigo Eddy Kühl Arauz. Otros hijos fueron: Carmen, Margarita, Eva, Gertrudis y Benjamín. El Duque fue conocido en Matagalpa y Sébaco como médico y la gente que mucho le apreciaba, le decía doctor. 

La descendencia del Duque o Conde, es conocida y numerosa, algunos familiares usan los apellidos Choisseul-Praslin, o el uno o el otro en forma separada; en el caso de las mujeres se ha perdido el apellido, incorporando el apellido del esposo, pero manteniendo el vínculo ancestral. Los primeros descendientes fallecieron pasados los noventa años. Otro, Rafael Praslin, fue asesinado por la Guardia Nacional, cuando el levantamiento de abril de 1954. 

Los apellidos de origen francés se fueron mezclando con apellidos como: Prado, Lugo, Egner, Zapata, Bermúdez, Belli, Gutiérrez, Bustamante, Molina, Burgos. La mayoría residen en Matagalpa, Managua, Granada y hasta en Río San Juan, donde está Yaro Choisseul-Praslin, quien tuvo otros descendientes del Duque con la poetisa Christian Santos López. 

En el año 1922 apareció en Estados Unidos de Norteamérica, el libro titulado “All this and Heaven too” que se puede traducir como “Todo esto y el Cielo también”, escrito por Rachel Fields Pedersen, sobrina-nieta de la institutriz Harriette De Luzy Desportes, quien fue acusada, junto con el Duque, de ser culpable de la muerte de su esposa, la Duquesa Altanice-Rosalba Sebastiani, quien apareció muerta a puñaladas el 18 de agosto de 1847. 

Harriette viajó a Estados Unidos en 1851, luego de ser absuelta del caso, en París. En 1940 se filmó la película basada en el libro, el título en español fue “El Cielo y tú”, dura dos horas y 21 minutos. El papel del Duque es interpretado por Charles Boyer y el de la institutriz por Bette Davis. Tienen la película aquí en Nicaragua, el Ing. Eddy Kühl Arauz y la familia Vaughan-Mendieta, propietaria de La Gran Francia. 

Para quienes recuerdan aquella época del cine, saben lo que significa un elenco encabezado por un Boyer y una Davis, suficiente para que los descendientes del Duque o Conde Jorge Choisseul-Praslin, tengan presente a su ancestro, quien entregó su corazón a una bella matagalpina y dejó sus restos en Metapa. 

.HOTEL EL CONVENTO, EN LEON Y LA GRAN FRANCIA, EN GRANADA 

Para quienes han viajado a Antigua Guatemala, a diferentes y viejas poblaciones mexicanas y californianas, no es sorpresa ver edificios que fueron conventos, en su mayoría franciscanos, y casas coloniales, convertidos ahora en hoteles y restaurantes, con toda clase de comodidades. 

Lamentablemente en Nicaragua, los desastres naturales y los provocados por el hombre, más un atraso que raya en la indolencia y la indiferencia, han causado que gran cantidad de sitios históricos, viejas casonas, hayan terminado sus tejados de barro y paredes de taquezal, convertidas en ruinas. 

En años recientes, un potencial auge del turismo ha dado lugar a inversiones que han restaurado y construido sitios atractivos, como el Hotel El Convento, obra de la familia Ortiz-Gurdián, esquina opuesta al Centro de Arte de la Fundación con los mismos apellidos. 

En Granada, el Restaurante La Gran Francia, inversión de la familia Vaughan-Mendieta, rescató una de las pocas casonas que se salvó del incendio que destruyó gran parte de la ciudad en la época del filibustero William Walker. Allí también residió el Duque o Conde Choisseul-Praslin. Son ejemplo para nuestros inversionistas. 

FUENTE INFORMATIVA 

“León: la sombra de Pedrarias”, obra en dos tomos, publicada por la Fundación Ortiz-Gurdián, escrita por el jurista e historiador Dr. Nicolás Buitrago Buitrago (León 1890-1985), es de necesaria consulta sobre el tema de León. Ejerció una larga carrera judicial que culminó como magistrado de la Corte Suprema de Justicia, fue docente universitario. Diputado en la Asamblea Constituyente de 1939. Miembro de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua. Progenitor de una respetada y destacada familia. “El sabio Debayle”, Dr. Jorge Eduardo Arellano. 

“Matagalpa y sus gentes”, Eddy Kühl Arauz. El libro sobre Granada del Dr. Alejandro Barberena Pérez. La Gran Francia: Patrimonio arquitectónico, del Arq. Eduardo Rodríguez Vásquez. La Gran Francia, del historiador granadino Jimmy Avilés. Datos variados proporcionados por la Lic. Ligia María Vaughan Mendieta. 
 


 

El investigador señala que Pedro Belli Chamorro tuvo una relación con Lavinia Graciela Zapata Choiseul Praslin, a quien conoció en Matagalpa, de ésta nació Humberto Belli Zapata, el tres de noviembre de 1914.

Lavinia Graciela era nieta del Duque George Choiseul Praslin, un aristócrata francés que se dijo había inmigrado a Nicaragua, donde vivió en Metapa (hoy Ciudad Darío) y en Matagalpa, para supuestamente evadir la justicia francesa que lo seguía por haber cometido un delito. Lavinia era hija de un señor Zapata y Margarita Choiseul Praslin Aráuz
Pedro Belli Chamorro se casó con Mercedes Alfaro Rivera, hija de Alberto Alfaro y Mercedes Rivera Rivera, de este matrimonio Belli-Alfaro nacieron: el ingeniero Carlos Guillermo Belli Alfaro, el 29 de agosto de 1924;Mario Alberto Belli Alfaro, el 29 de noviembre de 1925; Gladys Belli Alfaro, el siete de agosto de 1928; Alberto Enrique Belli Alfaro, el siete de febrero de 1930; Elena (Helen) Belli Alfaro, el 26 de diciembre de 1932, y Pedro Belli Alfaron, el 24 de febrero de 1939.

El doctor Sergio A. Zeledón Blandón, investigador de la Academia Nicaragüense de Ciencias Genealógicas (ANCG), elaboró el presente material titulado “Los Belli–Chamorro en Nicaragua”
 
 


 
 el duque George Choiseul Praslin no murió, hicieron ver que había muerto pero lo dejaron escapar, se fue a Nueva York en 1947 ( agosto) y en 1952 se fue a vivir a Nicaragua (en NY lo reconocieron).

Henriette Desportes se casó en 1948 con Genry Field (un reverendo protestante) y fueron a vivir a Nueva York.

Si se encontraron con el duque en la ciudad... yo creo que sí pq se ve q ella tenía como un salon de discusiones intelectuales muy conocido y en este caso como pertenecían a la misma clase social/intelectual él seguro que oyó hablar de ella e ir a verla, estoy convencida, pero ella ya estaba casada...que pena....je,je

Ella murió de cáncer en 1874.

El duque de golpe se va a Nicaragua porque quiere vivir en un sitio que no haya civilización para que no lo reconozcan y se casa con María Arauz (una víuda - mestiza) con quien tiene 6 hijos, muere en 1895 más o menos.
 


El inmueble es de claros rasgos coloniales, con una volumetría de doble altura, muestra uno de los pocos ejemplos de balcón corrido de la ciudad. 

La fachada está compuesta en su primer cuerpo por una esquina ochavada y un zócalo interrumpido por puertas resguardadas por pilastras, con simulados capiteles que terminan con arcos rebajados. Cada puerta está acompañada por dos farolas. 

El segundo cuerpo, que no llega a coincidir con la totalidad de la primera planta. está definido por un balcón corrido compuesto de canes, pies derechos y una baranda de elementos metálicos enmarcados por una estructura de madera. 

La segunda planta coincide con la parte norte de la planta inferior terminando en la esquina, y el balcón deja lugar a una ligera estructura de madera que se puede apreciar en el detalle. 

La cubierta de teja es a dos aguas que se interseptan en la esquina, con el caracteristico Mero que cubre la totalidad del balcón y sigue a un nivel inferior en los extremos del edificio. 

De planta arquitectónica irregular, los ambientes se distribuyen de forma paralela a las vias externas, conformando una alrededor de un único patio. 

La planta baja presenta un acceso principal que da a un salón principal que. a su vez, comunica a otro salón de doble altura y a un corredor que transcurre paralelo al patio. 

Este corredor permite el acceso a la planta alta mediante una escalera de caracol que concluye en dos espacios de diferentes dimensiones desde los cuales se accede al balcón sorrido. 

Ciudad de Granada  Municipios del Departamento de Granada    Eco Tour Granada      Personajes de Granada     Tour Casas Antiguas de Granada