DIRECTORIO DE
ESCRITORES DE NICARAGUA
A   B     C     E        M     O     S
indice

 
Davis Ocón

Davis Ocón:

Nacido en Acoyapa en la segunda mitad del silgo veinte, se graduó de Arquitecto en México con postgrados de Florencia y Bruselas. Ha ejercido su profesión, siendo sus obras más relevantes el Conjunto Habitacional San Antonio y Obras Arquitectónicas en el Parque Luis Alfonso Velásquez, en el Centro de Managua. Incursionando en las Artes Plásticas, ha obtenido premios y menciones en certámenes nacionales y ha participado en cinco bienales de Arte Latinoamericano, así como en exposiciones en Museo de América, Europa, Asia y África. Sobre su obra plástica se han escrito artículos, ensayos, reseñas y estudios críticos, publicados en diarios, catálogos y libros nacionales y extranjeros.
 
 
 
 
 

El presente libro se ha editado por su obra y gracia de la chiripa, las recomendaciones de los jurados: Lic. Francisco Arellano Oviedo, Licda. Margarita López, Dr. Fernando Silva Espinosa y gestiones del Centro Nicaragüense de Escritores, pues jamás ha pretendido ser escritor, no obstante un segundo libro no le vendría mal, siempre que tratara de cocina sumeria del siglo quinto antes de Cristo o de las piedras de Amerrisque y el Ampurdán.
 
 


LA FERIA DE LA CARNE

Libro del gran artista plástico moderno, David Ocón, es una muestra de literatura (narrativa, poema en prosa, viñeta, collage, ensayo) erótica de alta calidad y gran erudicción al servicio de la ironía y el desenmascaramiento.(ANE-NORAD)
 
 
 
 
 

Ortega Manuel CASC-UCA
Antiguo edificio de Rectoría Campus UCA.
Tel.: 278 7355 / 267 8399 (e).
email: MORTEGAC@NS.UCA.EDU.NI
ORGELACA@cablenet.com.ni

 
 

Pasos Ricardo
UCA, Facultad de Filosofía,
Dirección Casa: Carretera Vieja a León,
Knm. 14, Casa VL-15,
Tel.: 265 0710.

 
 
 

Jaime Pérez Alonso

 
DOS DIMENSIONES DE LA VIDA

Jaime Pérez Alonso
 REFLEXIONES DE LA VIDA COTIDIANA

HOMBRE Y MUJER 

Ojalá Dios algún día, desde alguna parte del universo en que se encuentre de vacaciones, dulcifique esa rara mutación genética llamada humanidad, tan imposible de domesticas, que frustra, víctima de su propia demencia, la hermosa realización espiritual a la que estaba destinada. Por su parte, en la proverbial lucha de los sexos, hombre y mujer continúan librando la interminable batalla por la completa hegemonía sin lograr llegar nunca a un saludable armisticio. De allí, de esa guerra interminable (una de tantas luchas que libra el ser humano) surgen las nuevas generaciones inconformes que, a su vez, heredarán a sus hijos la misma incomunicación, la misma belicosidad y la misma incertidumbre angustiante de sus padres. ¿Quo Vadis, pareja de irredimibles irredentos?

 CUADRO DE UNA MUJER Y DE UN HOMBRE.

Marta no era ni siquiera bonita, pero se comportaba como si fuera bella. En eso residía el secreto de su encanto. Sin embargo hay hombres tontos y presumidos que, queriendo imitar a Marta, tratan de comportarse como si fueran inteligentes. El resultado es un rotundo y cómico fracaso. Porque lo que resulta un éxito en el sutil mundo de la mujer no es del todo aplicable al pragmático mundo masculino. Un bruto, por más que se esfuerce, siempre será un bruto. Porque, lo que Natura no da...

 DE LA OBSESION SEXUAL DEL HOMBRE...

  A veces me parece que la obsesión sexual del hombre, su compulsivo afán por penetrar a la mujer, se debe a una necesidad irresistible de regresar a sus orígenes, al útero femenino, única etapa de su vida en que fue feliz, sumido, como estaba entonces, en la paz de la inconsciencia. De ahí que su sexualidad tenga un trasfondo no tan lúbrico como existencial.

 INTERROGANTE

Nunca he podido comprender por qué las madres se empeñan en mostrar a sus hijos como si fueran trofeos de guerra. 

 

Petrie Henry
Colonia 10 de Junio, B-401 
De la Cruz Roja de Don Bosco 4 c. al lago 75 vrs., abajo.
Tel.: 2444822.
e.mai1: petrie@correo.asamblea.gob.ni
 petrie@ibw.com.ni


 

Biografía
Henry Alexander Petrie Bejarano, nació el 18 de mayo de 1961 en Managua, Nicaragua. Poeta y escritor, fundador y miembro de la junta directiva de la Asociación para el Desarrollo Cultural CAMINO, desempeñando el cargo de secretario y fiscal.

Sus obras publicadas: Inevitablemente Humano, novela reflexiva (2001); Guanuca-cuentos (1999); Guerra del amor y los sueños, Prosa poética (1998); Penacho de ilusiones, Poemario (1997); Alma navegante, Poemario (1995); Jóvenes de nicaragua: una historia que contar, FMS (1993). El autor tiene en cantera el poemario “Desafuero”, el libro de relatos “¡Tómame! Y te contaré” y la novela “Sólo madre y mujer”.

CAMINO publicó su última obra en género narrativo “Inevitablemente Humano”. En esta sección presentamos una antología de su obra.

HENRY PETRIE, APRIL 28, 1998

Q - So I had read a snippet in the news service about what had happened. Could you tell me what your former position was in the party?
Well, I was elected in 1994 as Secretary of Organization for the Sandinista Front in Managua. That translates into being the number two person in the Front in Managua. At the same time I am a member of the National Sandinista Assembly, elected also in the Congress of May of 1994. During the electoral campaign, I was in charge of the Executive Office of the Campaign. And well, in January of 1997 I was invited, along with Zoilamerica and other compañeros, to be a member of the Commission for the Redesign of the Sandinista Front. A commission whose principal mission was to draw up a document that would aim toward the profound transformation of the Sandinista Front. This work ended in June of last year, which means that we had about 6 months of operating as a commission. And in March, immediately after Zoilamerica's denouncement, the 5th of March exactly, the committee for the departmental leadership, presided by Mr. Emmet Lang Salmeron, decided to de-activate us, William Rodriguez and myself, from our posts. In my case, as Secretary of Organization, under the argument that we had hidden information from the party, referring exactly to the denouncement that Zoilamerica was making against Daniel Ortega. And since the 5th of March I ceased to be Secretary of Organization and member of the Committee.

Pueblo fallecido
(Cuento de Henry Petrie)
 En aquel pueblo que fue, húmedo y montañoso, de alegres mañanas y vuelos nutridos de chocoyos, vivió Esperanza, una mujer de pasado desconocido, que hastiada de la ciudad y siguiendo sus ordenanzas interiores, se apareció con un morral como propiedad universal, sola y sencillamente vestida.
 La vida calma y feliz del pueblo se complicó con los años, las marejadas de grandilocuentes influencias lo convirtieron en un punto vulnerable y comenzó a sufrir de anemia crónica. La mano extraña se apoderó del derecho y contaminó sus venas, desfloró su virginidad y corrompió su ingenuidad. Aquel momento marcó la decadencia y el desgaste; a la sobrevivencia le nacieron afilados colmillos y se adoptó una nueva esclavitud.
 
 
 
 
 

Ramírez Fajardo César
Apto. Los Cedros, Km. 13 Carretera Sur, apto.# 29.
Tel.: 265 8340 / 265 8544.

 
"Son tus perjúmenes mujer" la recopiló hace 31 años el trío "Los bisturices armónicos", de los médicos César Ramírez Fajardo, César Zepeda y Wilfredo Alvarez, quienes la oyeron de labios de una menor con problemas mentales, en Tonalá, oeste de Nicaragua,

Ramírez Fajardo, César A.    Lugares, caminos y personas :  cuentos /  César A. Ramírez Fajardo.   Managua, Nicaragua :  Editorial Nueva Nicaragua,  1992
 

Ramírez Mercado Sergio
De la Funeraria Don Bosco, 300 mts. arriba,
casa: 266 0548.
e.mail: srm@ibw.com.ni


 

Nació en Masatepe, Nicaragua, en 1942, hijo de Pedro Ramírez y Luisa Mercado, segundo de cinco hermanos. Está casado desde 1964 con Gertrudis Guerrero Mayorga, socióloga de profesión, con quien tiene tres hijos: Sergio, María y Dorel. Sus nietos son seis: Elyanne, Carlos Fernando, Camila, Alejandro, Luciana, y Andrés.

Fundó la revista Ventana en 196O, y encabezó con Fernando Gordillo el movimiento literario del mismo nombre.

En 1963 publicó su primer libro, Cuentos.

Se graduó de abogado en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, León, en 1964, y obtuvo la Medalla de Oro como el mejor alumno de su promoción.

Electo dos veces Secretario General de la Confederación de Universidades Centroamericanas (CSUCA) en 1968 y en 1976, con sede en Costa Rica.

En 1978 fundó la Editorial Universitaria Centroamericana (EDUCA).

Entre 1973 y 1975 residió en Berlín invitado por el programa de artistas residentes del Servicio de Intercambio Académico Alemán (DAAD).

Narrador, cuentista y novelista, su obra se ubica en las nuevas vanguardias del ficcionar latinoamericano, trascendiendo las limitaciones centroamericanas y circulando bajo los sellos editoriales más prestigiados de España, Francia, Italia y Alemania; de tal manera que ya Nicaragua puede decir que cuenta con un autor de excelencia y en los estantes internacionales.

Orador, ensayista y periodista, dentro de la recia tradición de los escritores americanos, vive tomándole el pulso a la historia actual y a la pasada y vislumbrando nuestro futuro.

Como intelectual comprometido con su tiempo y su patria, Ramírez Mercado militó en el Frente Sandinsta desde los duros años de lucha, formó parte del Grupo de los Doce, fue Vicepresidente de la República y miembro de la Dirección Nacional; sin embargo, en 1995, autocrítico y crítico con el proceso revolucionario y su dirigencia decidió romper y refundar un sandinismo democrático, que volviera por la ética y los intereses de la gran mayoría del pueblo nicaraguense.

Retirado de la política, pero con las ventanas abiertas, Ramírez se ha convertido en uno de los intelectuales de la nueva Nicaragua. Joven revolucionario, luchador por la autonomía y la modernización universitarias, discidente, serio en verdad, pero humorista, hoy esgrimiendo la pluma y la libertad de criterio y pensamiento, es acusado de traidor por sus antiguos compañeros de armas. Aquellos jóvenes del Frente VENTANA, de la marcha del 23 de Julio, de los temas urbanos que remozaon la narrativa anacrónica cuando no costumbrista, los que introdujeron y difundieron entre los escritores autores como Juan Rulfo, Arrerola, Joyce, Borges

Página de Sergio Ramírez Mercado
 

Ramos Helena
De la Vicky 5 1/2 c. al lago
Tel.: 278 1186-87
e.mail hramos@puntos.org.ni


 

  Helena es de ascendencia rusa. Vive en Nicaragua. Es nicaragüense. Es miembro del consejo editorial de varias revistas literarias del país y se dedica más al ensayo que a la poesía. Actualmente se encuentra elaborando una antología de poetas (mujeres) nicaragüenses que viven dentro y fuera de Nicaragua. Es una obra ambiciosa que le ha llevado, según me cuentan, varios años recopilar. A la fecha, lleva más de 80 poetas incluidas en la selección. Muchas de ellas residen en los Estados Unidos de América y escriben en inglés o una mezcla de inglés y español.

RIO DE SANGRE SERA MI NOMBRE

Primer libro de poesía de la apreciada y admirable periodista Helena Ramos, rusa nacionalizada y muy querida por la intelectualidad. Según María del Carmen Pérez revela su afición por la palabra con resplandor sonoro y simbólico y su afán de armar un discurso de la marginalidad luego del fracaso de los proyectos emancipadores".
 
 
 

 Ríos Hernán
Colonial Los Robles Apartado Postal C-334.
Tel.: 279 8856 / 279 8838.

 
 

Robleto Octavio
Calle principal Ciudad Jardín,
tope Sucursal Banco Mercantil 1/2c. al lago. Casa F-18.
Tel.: 244 1268.

 
 

Rocha Urtecho Luis
El Nuevo Diario,
Tel.: 249 0499/ 249 6501. Fax: 249 0700. (Trabajo).
e-mail NCultrural@elnuevodiario.com.ni
De donde fue el Cine Altamira; 2c. al lago, 1 c. abajo -Casa 1-21,
Tel.: 277 0780.

 

Aparece nuevo libro de Luis Rocha
——

Esta es una recopilación de documentos que ayudarán a que no se olvide la historia de los primeros años del Centro Nicaragüense de Escritores. Con la excepción de los "Estatutos de la Asociación Centro Nicaragüense de Escritores", publicado en La Gaceta del viernes 3 de febrero de 1995, todos los textos son de mi autoría.
En estos documentos el lector encontrará desde cuáles fueron las razones que nos impulsaron a concebir, en 1990, el Centro Nicaragüense de Escritores; los ideales que nos motivaron a trabajar y sumar más y más escritores a nuestro gremio, el esfuerzo por vencer desconfianzas y malentendidos políticos, hasta lo más importante que nos ha ocurrido en cuanto gremio, como lo es el Convenio Editorial con la Asociación Noruega para el Desarrollo Internacional (NORAD).

Las intervenciones públicas con motivo de la presentación de casi cuarenta obras, entre 1995 y 1998, son a la vez muestras de apertura y señalamiento de lo que consideré debíamos hacer y de muchas de las cosas que todavía no hemos hecho.Una de las cosas que si hicimos fue lograr que el 18 de enero, día del natalicio de Rubén Darío, fuera declarado Día Nacional del Escritor Nicaragüense. Quizás por ello siento que su espíritu nos congrega y da razón a estas páginas.

L. R.

16 de Noviembre de 1998.
 
 
 

JUAN ELIGIO ROCHA (1825-1873)

1.- JUAN ELIGIO ROCHA (1825-1873): GRAMÁTICO E INDIGENISTA  Jorge Eduardo Arellano
No fue el caso de este intelectual que llegó a valorar literariamente el folclore y a rescatar la tradición oral. En efecto, Juan Eligio de la Rocha había recogido dos copias manuscritas de la pieza de teatro colonial El Güegüense, las cuales sirvieron en 1874 al alemán Carl Herman Berendt (1817-1878) para obtener otra que reprodujo el norteamericano Daniel Garrison Brinton (1837-1899) en su edición de la misma obra en 1883. Basta este mérito intelectual, por tanto, para perennizar la memoria de Berendt refiriéndose a Juan Eligio, Rubén Darío anotó en su ensayo publicado en Buenos Aires “Folklores de la América Central /Representaciones y bailes en Nicaragua” (1897): “A este último se deben la conservación de algunos vocabularios indígenas, y algo sobre El Güegüence... (reproducido en Rubén Darío periodista. Managua, Imprenta Nacional, 1964, pp. 83-84).

Pero de la Rocha tuvo otros méritos de mayor importancia: haber sido el primer investigador de nuestras lenguas indígenas y uno de nuestros primeros gramáticos. Viviendo en Masaya hacia 1842, hizo unos “Apuntamientos de la lengua mangue”, de los cuales daba noticia en León el licenciado Gregorio Juárez (1800-1879) al referido Berendt. Éste redactó en Granada, el 24 de marzo del año citado, una brevísima nota biográfica sobre De la Rocha, de quien afirma que era “muy aficionado al estudio de las lenguas modernas” y “hablaba bien el francés e inglés y entendía el italiano”; añadiendo que, desde 1848, se desempeñaba como preceptor de Gramática Castellana y Francés en la Universidad de León. Allí editó los Elementos de Gramática Castellana dispuestos para uso de la juventud por don Lorenzo Alemany en la edición de ciento noventa y nueve páginas —aumentada y mejorada por él— de León, Imprenta de la Paz, 1858.

Primera gramática conocida y estructurada en Nicaragua, esta obra era más de Juan Eligio que de su inspirador catalán, como se observa en los aportes que le hizo: “En sintaxis —escribe la nota introductoria— va la edición enriquecida de mejoras que he sacado de fuentes muy puras; en ortografía es suficiente; y el tratado de análisis que le he agregado da en su línea el nombre de los más completos para la enseñanza primaria... En la designación de los verbos y conjugaciones que lleva la analogía —agregaba— he seguido a la Academia en su última edición y a Martínez López en análisis de la conjugación, derivaciones, etc. En prosodia he aumentado cuanto necesita ya la educación primaria para iniciarse en esta parte de la gramática, siempre descuidada en cultivarse; y aún puede decirse, jamás cultivada en las escuelas”. Por tales mejoras, él mismo la consideraba propiedad suya en un “Reclamo” preliminar de su edición.

A nivel de anécdota, don Nicolás Buitrago Matus ha contado que Juan Eligio ponía entre los ejemplos de diminutivos el nombre de su hermana Mariquita y que, siguiendo una tradición española, enseñaba en verso: así, como ejemplos de rima consonante, recitaba el siguiente cuarteto compuesto por él, cuyo verso final concluía con el nombre de su hermano menor: “De las carnes, el carnero, / de las aves, la perdiz, / de los peces, el mero, / de los hermosos, el Luis”. ¿Habría leído don Juan Eligio la obra de Domingo Cuet, Ortografía castellana en verso arreglada a la Real Academia, reimpresa en Masaya por el sacerdote Francisco Valenzuela en 1840? Seguramente.

Pues bien, la “Digresión final...” contiene una serie de observaciones válidas, en partes vigentes, del habla de Nicaragua y de los otros países centroamericanos, a los que visitó De la Rocha. Como se comprobará, posee una orientación normativa (especifica errores o “equivocaciones de significación, pronunciación y propiedad gramatical”) pero, a su vez, revela una apertura insólita en su tiempo como era el respetuoso aprecio a las lenguas indígenas, en concreto a la náhuatl: “rica y armoniosa como la griega”.

Esta “Digresión...” constituyó el primer esfuerzo objetivo de un gramático con oído de lingüista que reconocía la vitalidad de la lengua de su patria y de sus raíces. Así identificó el voseo, la permanencia de arcaísmos, la pronunciación de la y (yeísmo) en lugar de la ll y la entonación popular, o más bien, su ritmo propio en el lenguaje familiar que convierte en agudos los nombres graves y esdrújulos cuando se usan en vocativo para llamar a distancia y, en este último caso, se prolonga la sílaba con el acento. Ejemplifiquemos estos dos últimos rasgos.

En el caso de la pronunciación “bárbara —así calificaba esta característica general de nuestra habla popular— de la /y/ en vez de la /ll/, apuntaba este fenómeno en las palabras con hiatos que empiezan con /i/ y /e/ María, tía, llovía, veía, tío, batea, fea y Mateo, pronunciadas Mariya, tiya, lloviya, veíya, tiyo, bateya, feya y Mateyo. Así —añadimos— también Darío es convertido en Dariyo y actualmente, en los medios rurales que se inician con /e/, por ejemplo: vea > veya. “Este despropósito —comentaba De la Rocha en 1858— se escucha muchas veces aún en las gentes de universidad y salón de Nicaragua, y es de los más tolerados por los padres de familia y maestros”. En el segundo caso —conservado actualmente aún en los estratos cultos— De la Rocha afirmó que consistía en un “resabio peculiar de los nicaragüenses que afea no poco su enérgico lenguaje diciendo: Pedró, Antonió, Juaná, Fernandó, Luisá…” Pero este resabio —lo identificaría Carlos Mántica a finales del siglo XX—no era sino un elemento del sustrato náhuatl en el español de Nicaragua.

No obstante su credo nahuatlista, el gramático tenía esta convicción: “Provincialismos procedentes de lenguas aborígenes inferiores, vocales omitidas, silabeo, el hablar articulando apenas la consonante que hiere, acento falsete y de asonancia nasal (...) abundan en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica”. Abarcando, pues, el Istmo centroamericano, se empeñó en corregir esas “equivocaciones” y optar por el casticismo peninsular.

En el fondo, Juan Eligio de la Rocha asimilaba la herencia lingüística de la Ilustración del siglo XVIII, a través de su principal representante poético: Juan Meléndez Valdés (1754-1817). No en vano un epígrafe de éste, tomada del prólogo a uno de sus cuatro volúmenes de poesías, encabeza los Elementos de Gramática Castellana que el nicaragüense se empeñó en difundir y enseñar: “La lengua castellana, copiosa, noble, clara y llena de dulzura y armonía, llegaría ser igual a la griega y latina si trabajásemos en ella y nos esmerásemos en cultivarla”.
 
 
 

Rodríguez Isidro
Bolsa de Noticias, Colonia Centroamérica, detrás de la leche agria.
Tel.: 270 0546.

 
 

Rodríguez Isolda
De BANPRO de Altamira 75 varas abajo, casa n.° 93.
Tel.: 277 0699(c) 278 3923. Ofic. Fax: 267 0106.
e.mail: irr@ns.uca.edu.ni

 

19 de Junio de 1999 |  El Nuevo Diario
"Una Década en la Narrativa Nicaragüense" y otros ensayos" de Isolda Rodríguez Rosales
—Ana Nubia Orozco C.—
 Isolda, gran catedrática y narradora nicaragüense nos entrega una excelente crítica literaria sobre obras y ensayos de narrativas de escritores nicaragüenses de gran prestigio literario.
Como bien nos dice el título de este libro una década en la narrativa nicaragüense es lo que vamos a leer en estas páginas. Ha sido el estudio que la autora ha elaborado con bibliografía consultada que encontraremos al final de sus páginas.

Con críticas, comentarios y conclusiones que la escritora ha ido elaborando en años de consulta encontramos un profundo análisis sobre la narrativa nicaragüense, una elaboración exquisita en cada obra que Isolda nos comenta.

Podemos leer que en sus 221 páginas la autora nos cautiva con su visión, con su argumentación, con su contundencia de trabajo que en cada cuento o novela que nos presenta está una persona honesta con una profundidad del uso de palabras, de la forma de encantarnos con la magia que nos muestra en otro perfil cada uno de sus trabajos-comentarios; como nos dice Isolda en la introducción de su libro.

"La narrativa nicaragüense ha tenido un auge importante en los últimos diez años, después de un tiempo de permanecer aletargada, presenciamos su resurgimiento, vigorizada y con nuevos rostros estilísticos.

Si analizamos un poco nos damos cuenta que nos habla de vigor y a la vez aletargamiento, como nos lleva a ver nuevos rostros en la literatura nicaragüense o sea que estamos vigorizando aún más la cultura, la poesía y la narrativa nicaragüense como nos dice Julio Valle Castillo valorando aún más a Nicaragua como "República de poetas". Isolda nos refleja una crítica académica y sistemática, no sólo de autores reconocidos sino de académicos y universitarios.

En Isolda encontramos una mujer capaz de enfrentar nuevos retos, haciendo escritos como narrativa de ficción: La Casa de los Pájaros y Daguerrotipo y otros retratos de mujeres. Dos libros de cuentos con los que la autora incursiona en el mundo literario.

Actualmente se desempeña como directora del Departamento de Cultura de la UCA. Miembro del Centro Nicaragüense de Escritores del Instituto de Cultura Hispánica del Foro Nicaragüense de Cultura. Sobre algunos de los trabajos que encontramos en una década en la narrativa nicaragüense, encontramos:

Tres libros de Sergio Ramírez Mercado como "Castigo Divino"; "El Obispo", de Milagros Palma; "La Niña Blanca y los Pájaros sin pies", de Rosario Aguilar; Réquiem en Castilla del Oro del Poeta Julio Valle Castillo; Un sol Sobre Managua de Erick Aguirre entre ellos y "Poesía Teísta" de José Cuadra Vega: Ya que Isolda en su libro nos habla sobre 15 obras narrativas u otros ensayos.