Por la no re-elección presidencial en Nicaragua.
ed@manfut.org Esta  pagina...en proceso y si puede ayudar con información bienvenidos.


 
 
 
Fruto Chamorro - José Ma. Estrada  - Francisco Castellón  - Nazario Escoto - Patricio Rivas  - Fermín Ferrer  -
William Walker  - Máximo Jerez y Tomás Martínez  - Tomás Martínez - Fernando Guzmán -Vicente Cuadra
-Pedro J. Chamorro  - Joaquín Zavala  - Adán Cárdenas  -  Evaristo Carazo  -Roberto Sacasa - José Santos Zelaya, 
José Madriz  - Juan José Estrada  - Adolfo Díaz  -Emiliano Chamorro  - Diego M. Chamorro  - Bartolomé Martínez  -
Carlos José Solórzano - Sebastián Uriza  -José María Moncada  -Juan Bautista Sacasa  -Carlos Brenes J. 
-Anastasio Somoza  G. - Leonardo Argüello  - Benjamín Lacayo Sacasa  -Víctor M. Román y Reyes  - Luis Somoza D,
Dr. Rene Schick Lorenzo Guerrero, Anastacio Somoza D, Francisco Urcuyo  Daniel Ortega S, Violeta Chamorro,
Arnoldo Aleman, Enrique Bolaños.

Historia del Siglo XX Tomo II Nicaragua 1910-1925 Oscar René Vargas
1- 
En mayo de 1911, se establece una alianza entre Estrada y José María Moncada, liberal de derecha y viceministro de Guerra, en contra de Mena. Sin embargo los conservadores y los norteamericanos tuvieron miedo que volvieran los liberales al poder, que pudo haber abierto un período de inestabilidad política para implementar los Pactos Dawson, y decidieron apoyar a Mena y a Díaz en contra de Estrada y Moncada, saliendo ambos al exilio. Díaz asume la presidencia de Nicaragua el 9 de mayo de 1911 y Mena continúa como ministro de Guerra. Sin que por ello cesaran las luchas entre las fracciones del movimiento contrarrevolucionario, "Díaz no era más popular que Estrada, el apoyo (norte) americano era necesario para mantenerlo en la presidencia".20 La contrarrevolución eliminó los restos del liberalis - mo y se derechizó todavía más.
El 30 de mayo, estalla el arsenal de "La Loma", en Managua. Entre 60 y 70 personas perecieron en la explosión y toda la munición fue destruida. Díaz y Mena acusan a los liberales de organizar un complot, pero los liberales declaran que la explosión fue debido a un corto circuito eléctrico.

El primero de junio, se dice que Julián Irías y Rodolfo Espinoza, exministros de Zelaya, están organizando una invasión a Nicaragua desde Honduras. Estados Unidos enviaron un barco de guerra, Eureka, lleno de armas y municiones para evitar cualquier movimiento armado. Zelaya que se encontraba en La Habana, Cuba, llama a un levantamiento contra el gobierno conservador.  El gobierno de Díaz, ante el aumento de la actividad política, ordena el arresto de todos los prominentes liberales que se encontraban en el país, y posteriormente todos fueron deportados. 

El 2 de junio, estalla el arsenal de la ciudad de Bluefields. Díaz solicita inmediatamente al gobierno de Estados Unidos, unos barcos de guerra para vigilar las costas de Nicaragua, a fin de evitar que la "anarquía liberal" introduzca armas y deponga al gobierno pronorteamericano. El secretario de Estado, Knox, envió el barco Yorktown a Corinto (en el Pacífico) y el Mariotta a Bluefields (en el Atlántico) para proteger las vidas y las propiedades norteamericanas.

El 6 de junio, se firma la Convención Knox-Castrillo que confirma las estipulaciones de los Pactos Dawson. Estados Unidos se compro - meten a otorgar un préstamo por 15 millones de dólares para mejorar la economía nicaragüense. 

Sin embargo, el 21 de junio, el Senado estadounidense rechazaba dicha Convención. Nicaragua se queda sin dinero y se ve obligada a firmar con los banqueros norteamericanos, en septiembre de 1911, un empréstito de sólo un millón y medio de dólares.

El 7 de octubre de 1911, una nueva Asamblea Constituyente fue electa y sus resultados confirman el control político de Mena sobre el acontecer nacional. En enero de 1912, la Asamblea Contituyente toma posición y elige al general Luis Mena como presidente de la República para el período de enero de 1913 a 1917.

Díaz se sentía incapaz de contener a su adversario. 

En diciembre de 1911, escribió al encargado de negocios norteamericano, una carta para ser trasmitida al secretario de Estado de Estados Unidos, pidiendo la concertación de un tratado entre Estados Unidos y Nicaragua, que colocara a Nicaragua en una situación semejante a la de Cuba bajo la Enmienda Platt,21 con el fin de asegurarse la predominancia política sobre Mena.
Entre tanto, la nueva Asamblea Constituyente continuaba su trabajo. El proyecto de constitución elaborado no satisfacía a cabalidad, a Estados Unidos, puesto que imponía limitaciones a las actividades lucrativas de las compañías extranjeras.

El artículo 2 decía: "no se podrá celebrar pactos o tratados que se opongan a la independencia e integridad de la nación, o que afecten de algún modo su soberanía".

El artículo 55 establecía: "Sólo el Congreso puede decretar empréstitos o imponer contribuciones directas o indirectas, y sin suautorización se prohibe a toda autoridad decretar aquellos o imponer estos, salvo las excepciones que establece la Consttución."

A pesar de la Intervención del encargado de Negocios norteamericano, que pretendía que la promulgación de la constitución se postergara, la Asamblea Nacional decidió promulgar la Constitución por un decreto que señalaba: "Que la interposición dei Encargado de Negocios de Estados Unidos conlleva intrínsicamente un Insulto a la soberanía nacional y al honor de la Asamblea" 

El Departamento de Estado, a pesar de las observaciones de su ministro en Nicaragua, dejó que la Constitución pasara. Aceptarla, no suponía cumplirla. Estados Unidos seguían desarrollando su Plan Dawson en Nicaragua, con o contra la Constitución: empréstitos, intervenciones, complots, etcétera. Todo se haría sin respetar las nuevas disposiciones constitucionales. Para los norteamericanos estaba claro, a partir de ese momento, que Mena sería un estorbo a sus planes y que tenían que eliminarlo dei poder.

Desde la elección de Mena comenzaron las agitaciones políticas en su contra, también la lucha abierta de Emiliano Chamorro y Adolfo Díaz contra el ministro de Guerra y presidente electo: Luis Mena. En el ínterin, Díaz había permitido el regreso de Chamorro para que lo ayudara a conspirar en contra de Mena.

La ruptura de la alianza contrarrevolucionaria continúa resquebrajándose con la difusión de los Pactos Dawson, al salir a luz una copia, presumiblemente facilitada por Mena. Los liberales se encargaron de reproducirla, causando un efecto que aisló aún más a Díaz y a Chamorro de la población. Al mismo tiempo, se da un resurgimiento de las actividades políticas de los liberales y corre el rumor de un Golpe de Estado encabezado por ellos.

Por otro lado, Ia Asamblea Constituyente había determinado que el General Mana deberla de ser Presidente y se oponía a loa esfuerzos dei Ganaral Chamo ro para la aprobación de la forma Financiera. El 29 de julio de 1912, el Presidente Díaz suspendió el poder del General Mena, nombrando al General Chamorro Jefe del Ejercito. El General Mena se levantó en armas.

La guerra de Mena

La guerra de Mena se inició el 29 de julio de 1912. Mena se decidió a organizar su ejército en Granada y al efecto se trasladó a esa ciudad. Los liberales no tardaron en incorporarse a su ejército. Los liberales visualizaron que el fraccionamiento de los conservadores les podía permitir un resurgimiento político y que dentro de la coyuntura que se presentaba, la fracción de Mana representaba una tendencia menos derechista y más nacionalista, a la que, correctamente, apoyaron.

De Granada partieron hacia Masaya, que fue tomada sin resistencia. Un destacamento del ejército conservador-liberal fue enviado a operar sobre Tipitapa donde sostuvo un combate con las fuerzas dei gobierno de Díaz, y dei cual salió victorioso. A continuación se dispuso a marchar sobre Managua. Mena pensaba que la situación podía definirse rápidamente, que una victoria en la capital le daría el triunfo total.

Entre tanto, el general liberal Benjamín Zeledón, figuraba como comandante en jefe del ejército libero-conservador. Zeledón era vete - rano de la guerra anterior en la que peleó al lado de los liberales.

El ejército que marchó sobre Managua se componía de unos 1,200 hombres. El ataque se inició el 5 de agosto con un feroz y prolongado bombardeo sobre la capital. La línea de fuego se extendía desde la Quinta Nina, pasando por Chico Pelón hasta la Loma de Tiscapa. El general Emiliano Chamorro comandaba la defensa de la ciudad.

El ataque riguroso y metódico duró tres días consecutivos, pro - duciendo grandes estragos. La línea de fuego permaneció inmóvil, los atacantes no pudieron avanzar y al cuarto día se retiraron. 

Zeledón con sus tropas desgastadas y cansadas regresó a Masaya y acto seguido se abocó a su reorganización, poniéndolas nueva - mente en pie de lucha.

La resistencia y la defensa encarnizada de la ciudad de Managua provocó un desbande entre los conservadores que estaban bajo las órdenes de Zeledón, ya que ellos pensaban que la contienda militar se terminaría rápidamente y sin mayores dificultades. Así la guerra quedó planteada entre conservadores seguidores de Díaz y Chamorro, y liberales que encabezaba el general Zeledón.

Al mismo tiempo, en Occidente los ánimos se enardecían y los propósitos bélicos de los liberales eran evidentes. 

El general Durán (conservador) fue enviado a León con una columna de 1,000 hombres para sofocar la rebelión. La llegada de las tropas de Díaz generó un fuerte apoyo popular para los liberales, y se entabló una batalla que los jefes liberales no llegaron a controlar; tal era el odio en contra del ejército cipayo que las fuerzas populares lo expulsaron de la ciudad. Durante la retirada el general Durán fue blanqueado por un francotirador y cayó muerto.

El pueblo leonés designó como jefe político del departamento al doctor Escolástico Lara. A los pocos días, las fuerzas revolucionarias de León se tomaron Chinandega.

El panorama había cambiado rápidamente:
a) Estaban bajo control liberal las ciudades de Masaya, Granada, Jinotepe, León y Chinandega, y las masas iniciaban un ascenso político que ponían al alcance de la mano el triunfo liberal.

b) El ferrocarril lo controlaban las fuerzas rebeldes.

c) El gobierno de Díaz se tambaleaba. La única ciudad que tenía un control efectivo era Managua.

Complicaciones en la estrategia norteamericana para asegurarse sus intereses en la región centroamericana.

El primero de septiembre de 1912, desembarcaron en el puerto de Corinto 1,500 marinos norteamericanos para evitar la caída de Díaz y el fracaso de su estrategia en Nicaragua. Ellos necesitaban un gobier no títere para implementar la política de la Diplomacia del Dólar en nuestro país.

Los marinos fueron avanzando, las fuerzas rebeldes de occidente prefirieron no enfrentarse con los invasores. Sólo Zeledón les hizo resistencia en Masaya, para la defensa de la ciudad ocupaba los puestos de El Coyotepe y La Barranca. La batalla se produjo en los primeros días de octubre, Zeledón cayó abatido por las balas enemigas el 4 de octubre de 1912.

Había transcurrido dos meses y medio de guerra que había provocado destrucción en las cosechas y pérdidas por dos millones de dólares, que representaba más del cincuenta por ciento de lo que Nicaragua recibió en ese año, debido a que:

Se paralizó el comercio exterior durante cuatro meses.
Los trabajadores, cuyo trabajo se necesitaba en las haciendas, fueron reclutados para servir en los ejércitos contendientes.
Los caballos, bueyes y otras bestias y ganado fueron tomados para las fuerzas militares, privando a la agricultura de animales de trabajo.
Muchos establecimientos comerciales y haciendas fueron saqueadas durante los dos meses de guerra civil.
Igualmente perjudicial para la situación económica-comercial del país fue la pérdidas casi total de la estabilidad y la confianza a causa de la guerra. 

El gobierno de Díaz
Adolfo Díaz asume la Presidencia de Nicaragua el primero de enero de 1913, para el período de 1913-1917.

Sin ningún rival que le hiciera sombra y con el apoyo norteamericano, Díaz entregará el país a los norteamericanos a través del cumplimiento fiel de los Pactos Dawson. Mientras tanto, Emiliano Chamorro, quien había sido nombrado Embajador en Estados Unidos, busca como mejorar su imagen en Washington y mostrar su fidelidad pronorteamericana para asegurarse la presidencia de Nicaragua en el siguiente período de 1917-1921.

El período de 1909-1912 lo podemos caracterizar de la siguiente manera:
1. El aislamiento internacional del gobierno de Zelaya y su política represiva, a nivel interno, van a permitir crear las condiciones objetivas para el éxito de un levantamiento armado.

Esto va a crear fisuras al interior del liberalismo tanto de derecha (Estrada y Moncada) como de centro izquierda (Madriz).

En el movimiento contrarrevolucionario se van a aliar la derecha liberal y los conservadores. Este movimiento tiene éxito por el apoyo abierto de los norteamericanos. El movimiento de masas tiene cierta presencia en la contienda apoyando al liberalismo sin proyecto propio.

2. La derrota del liberalismo fue un revés para el movimiento popular, sin que por ello significara su atomización. Cuando la lucha entre las diferentes fracciones de la contrarrevolución les abre una posibilidad de expresarse lo hacen a través del general Zeledón. En ese sentido el movimiento de Mena era muy peligroso para el imperialismo.

3. Muerto Zeledón, derrotados y exiliados los liberales radicales, el movimiento popular queda descabezado y se hace sentir muy poco en el acontecer politico cotidiano de los años 1913-1918. Solamente conoceremos de sus manifestaciones públicas con la huelga de Corinto en 1919.

4. Los norteamericanos crearon todas las condiciones: económicas, políticas, sociales y militares para establecer un régimen neocolonial y pronorteamericano. Eso es lo que representó el gobier - no de Adolfo Díaz.

Durante el gobierno de Díaz conoceremos la profundización de la crisis económica, la entrega de las aduanas, ferrocarril, bancos y vapores a los banqueros norteamericanos. Se firmará el Tratado Chamorro-Bryan por el cual se entrega a perpetuidad el derecho de construcción de un canal interoceánico a Estados Unidos. Se contra - tarán préstamos leoninos y se ejecutará una política pronaiteamerlcana sin tacha. Sin embargo, la lucha entre las diferentes fracciones de la burguesía nicaragüense y dentro dei Partido Conservador continuarán.

- Las elecciones de 1916
Las elecciones de 1916 fueron muy complicadas, y esa vez la influen - cia de Estados Unidos hizo posible la elección de Emiliano Chamorro. En diciembre de 1915, el Departamento de Estado le hace saber a Díaz su desacuerdo a cualquier intento reeleccionista.

Díaz solicita el apoyo de Chamorro para lanzar la candidatura de Pedro Rafael Cuadra, sin embargo, los norteamericanos están por la candidatura de Chamorro.
Chamorro regresa a Nicaragua a finales de abril en un barco de guerra norteamericano, e inicia su campaña política para las elecciones de octubre de 1916. El 28 de mayo, la fracción de Díaz y Cuadra boicotearon la convención del Partido Conservador en la cual es nominada oficialmente la candidatura de Chamorro a la presidencia y Nemesio Martínez a la vicepresidencia.
El 23 de junio de 1916, Díaz y sus seguidores lanzan la candidatura de Carlos Cuadra Pasos, y el fraccionamiento del Partido Conservador hace temer a Chamorro que una alianza entre Cuadra Pasos y los Liberales dé resultados victoriosos en las elecciones. Durante dos meses, Díaz mantiene una posición fluctuante: primero dice que esta de acuerdo que Jefferson, el ministro norteamericano en Nicaragua, escoja al candidato; luego dice que él no está de acuerdo que sea Chamorro. Estas vacilaciones tienen su explicación: era ganar tiempo.
En el ínterin, Cuadra Pasos está negociando con Julián Irías, liberal radical y prozelayista, ofreciéndole posiciones en el Gabinete de gobierno si los liberales lo apoyan en las elecciones. Esto significaba que la posible política del gobierno de Cuadra Pasos y liberales no iba a ser totalmente dócil a los intereses norteamericanos.
La respuesta norteamericana no se hizo esperar: el Departamento de Estado autoriza que navíos de guerra de Estados Unidos hagan maniobras en las costas del Pacífico y del Atlántico, e instruyen a Jefferson que le diga a Díaz que ellos no van a reconocer al nuevo gobierno, si no es a través de elecciones completamente libres. El 17 de septiembre, Jefferson reporta que todo el Partido Conservador está unido alrededor de la candidatura de Chamorro, y que Cuadra Pasos renuncia a la condición de ser Ministro de Nicaragua en Washington. Por otro lado, le impide a Irías participar en las elecciones; de esa forma Chamorro es electo presidente en forma Incontestable.31 Chamorro fue electo con 51,810 votos.32 No había otro candidato y los barcos norteamericanos garantizaban la libertad electoral.
 
 
 



 
 

1910-1911 Tras el derrocamiento de José Santos Zelaya alcanzó la presidencia José Madriz. Debido a las presiones de los conservadores y norteamericanos, entregó el mando a José Santos Zelaya, alcanzó la presidencia José Madriz. Debido a las presiones de los conservadores y norteamericanos, entregó el mando a José Dolores Estrada, en septiembre de 1910 asumió el cargo transitoriamente Juan J. Estrada. Durante su mandato se emitió una Ley Electoral, de acuerdo con lo estipulado en los Pactos Dawson, se convocó a la Asamblea Constituyente. 

En la mencionada ley se restituyó el voto público. El 5 de abril de 1911, después de disuelta la Asamblea, se declaró una nueva Ley Electoral para conformar otra Asamblea Constituyente. Esta nombró a Juan J. Estrada y Adolfo Díaz como presidente y vicepresidente, respectivamente.
1911 Durante la ocupación norteamericana en Nicaragua se llamó a elecciones donde se impuso la presencia del partido Conservador a través de Adolfo Díaz. Este nombramiento cumplía con lo establecido en los Pactos Dawson. Sin embargo, la Asamblea nombró al general Luis Mena. Esto causó un levantamiento armado que fue sofocado por los marines norteamericanos. Este episodio se conoce como la Guerra de Mena se emitió una Ley Electoral en 1912 y otra en 1913. en noviembre del último año se procedió a una reforma electoral. En 1916, se ofrecieron nuevos cambios en la ley para los comicios.
 
 

    Siendo Presidente de Nicaragua Adolfo Diaz, los marines norteamericanos ocupan el pais y acaban con los ultimos focos liberales del General Benjamin Zeledon (agosto).

4 de octubre de 1912 en que se principió a bosquejar en los círculos políticos de Nicaragua el proyecto para la celebración del escandaloso Tratado Chamorro-Bryan. Los rumores acerca de ese proyecto produjeron en aquel pueblo fuertes conmociones de inconformidad y se desarrolló una sangrienta revolución contra el ya vende-patria Adolfo Díaz, instrumento reconocido de la piratería yanqui, que era también en aquel entonces Presidente de Nicaragua. 

1914 Emiliano Chamorro, Ministro de Nicaragua en Washington, recibe instrucciones del Presidente Don Adolfo Díaz para que firme el Tratado conocido con el nombre de Chamorro-Bryan por el que se le concede a los Estados Unidos una opción para la construcción de un canal en Nicaragua.
1914          Bajo la presidencia de Adolfo Diaz se firma el Tratado Bryan- Chamorro por el que se conceden a Estados Unidos, en exclusividad y a perpetuidad los derechos canaleros por Nicaragua, el arrendamiento por 99 años de las Islas del Maiz y una base en el Golfo de Fonseca. Estados Unidos se compromete a entregar a Nicaragua US $3 millones (5 de agosto). 
 
 
 
 
 

Diario Barricada, y recopilación de Aldo Díaz Lacayo 
 
 
 
 

Fruto Chamorro - José María Estrada  - Francisco Castellón  - Nazario Escoto - Patricio Rivas  - Fermín Ferrer  - William Walker  - Máximo Jerez y Tomás Martínez  - Tomás Martínez - Fernando Guzmán - Vicente Cuadra - Pedro Joaquín Chamorro  - Joaquín Zavala  - Adán Cárdenas  -  Evaristo Carazo  - Roberto Sacasa - José Santos Zelaya  - José Madriz  - Juan José Estrada  - Adolfo Díaz  - Emiliano Chamorro  - Diego Manuel Chamorro  - Bartolomé Martínez  - Carlos José Solórzano - Sebastián Uriza  - José María Moncada  - Juan Bautista Sacasa  - Carlos Brenes Jarquín   - Anastasio Somoza García  - Leonardo Argüello  - Benjamín Lacayo Sacasa  - Víctor Manuel Román y Reyes  - Luis Somoza Debayle, Dr. Rene Schick Lorenzo Guerrero, Anastacio Somoza Debayle, Daniel Ortega Saavedra, Violeta Chamorro, Arnoldo Aleman, Ing. Bolaños.

.