Nicaragua 
En cada lugar...
algo especial....
REYES DE LA MOSKITIA DE NICARAGUA
 Old Man I  1670 - 1685 Oldman II   1677-1686  Jeremy 1, 1686-1718  Jeremy II, 1718-1728  Eduardo I, 1728-1762 George I, 1762-1799  George II, 1799-1816 
Stephen 1, 1816-1820 George III, 1822-1823   Roberto II, 1823-1841 George IV, 1841-1849
 LA ALIANZA ANGLO-MISKITA: 1640-1820

Index www.manfut.org    Index RAAN    Index Alcaldes RAAN   Ciudad de Bluefields       Ciudad de Managua    Ciudad de Granada
 Tour Piratas del Rio San Juan       Colección de Documentos Históricos Index    Quien fué Yarrince    Historia de la RAAS
Relaciones Sexuales afectivas entre los Miskitos de la Costa de Mosquitos, siglos XVII y XVIII

REYES DE LA MOSKITIA DE NICARAGUA
 Vimos que los aborígenes de la Mosquitia habían logrado rechazar a los españoles.   No hubo otra potencia extranjera hasta la llegada de los ingleses. Los nexos que existían entre los ingleses y los indios fueron únicamente nexos comerciales. Las colonias comerciales establecidas tenían su base en la Providence Company, que se había establecido en 1630.

La Compañía floreció hasta 1635. Fue en este año que el gobierno de Madrid, bajo el potente conde Duque Olivares preparó un contraataque en el Caribe contra la expansión inglesa. Fue así que fuerzas españolas atacaron la isla de Tortuga en 1635, logrando expulsar a los colonos ingleses en dicha isla.

La isla de Providencia fue atacada también en ese mismo año pero los colonos rechazaron la invasión. 

El 6 de mayo de 1641 sufrió un segundo ataque. Francisco Díaz de Pimienta, comandante de los galeones españoles, atacó a la colonia principal de la isla con 2.000 tropas. Los 400 habitantes fueron obligados a rendirse. Los hombres fueron deportados a España a las galeras y las mujeres y los niños a Inglaterra.174 Esto realmente fue un duro golpe para la Providence Company.

Este hecho tuvo su repercusión directa sobre los indios de la Mosquitia. Estaban cortados de su base, es decir de la isla de la Providencia. Vetan que tarde o temprano estarían a la merced de los españoles. En esta situación desesperante buscaron el apoyo de Carlos I (1625-1649), rey de Inglaterra.

Se cree que éste fue el primer intento de una alianza formal entre los mískitos y los ingleses.175

Y asi tanto los españoles en el Pacifico y Norte como los ingleses en el Atlantico robaron los recursos naturales de Nicaragua... Los europeos dejaron una herencia de odio y explotación en éste país.

Es en este punto donde ubicamos el inicio de la dinastía mískita que fue establecida gracias al apoyo de Gran Bretaña en 1661.176
1670 - 1685                Old Man I
La dinastía se inicia con el gran cacique que los piratas apodaron Old Man (gel viejo»). Este cacique tenía su residencia en Cabo Gracias a Dios. Los colonos ingleses y el mismo conde Warwick, aprovechando el nexo comercial que tenían con los indios de dicho lugar, lograron que los indios demostraran mucho afecto hacia su cacique. Estos ingleses, aun antes del establecimiento formal de la dinastía, comenzaron a llamar al cacique Old Man, rey, obedeciendo las instrucciones secretas del gobierno inglés. Esto ocurrió en el año 1640. Los ingleses:lograron también que Old Man enviara a su primogénito a Londres para educarse por cuenta del rey Carlos I. Por reconocerse como vasallo del nuevo rey de Inglaterra Carlos II, el gobernador de Jamaica, el honorable Thomas Lynch al saber de esto, le otorgó el nombramiento de monarca del territorio mískito en nombre del rey Carlos II. Para formalizar dicho nombramiento, Old Man, fue conducido a Jamaica donde fue coronado con grandes ceremonias en el Palacio del Gobierno monárquico. El cacique fue coronado bajo el nombre de Old Man I. De esta manera quedó establecido la dinastía mískita. Old Man I reinó hasta 1677.177

No es nuestro intento en la presente obra entrar en los pormenores de la historia de la dinastía mískita. Nos limitaremos a los hechos más sobresalientes transcurridos durante las épocas colonial y pos-colonial. La época pos-colonial abarcará dos etapas. La primera etapa tendrá como punto de partida el año 1821 y finalizará en 1847, ya que en dicho año ubicamos el inicio de la empresa misionera morava en Nicaragua. La segunda etapa tendrá como punto de partida el año 1847 y finalizará en 1894, año en que la Mosquitia fue reincorporada a la República de Nicaragua. Con esta aclaración, continuemos la historia de la alianza anglo-mískita. Antes que consideremos al sucesor de Old Man I queremos señalar lo que ocurrió en Cabo Gracias a Dios y decir algo sobre la alianza de los mískitos y los bucaneros.

Fue en el año 1644 cuando el famoso pirata Morgan destruyó la ciudad de la «Natividad» que así se llamaba la población principal de Cabo Gracias a Dios, bajo los dominios del cacique Old Man I. Todo el mundo temía por su suerte. Resultó que el pirata no les hizo nada. Morgan más bien le hizo su aliado. Basándose en esta alianza el pirata logró que los expertos marinos mískitos le condujeran a Nueva Segovia por el Río Coco. Esta ciudad fue invadida por Morgan y sus aliados en 1654.178

En el siglo xvii los mískitos se aliaron con los bucaneros. El período de éstos comprendió más o menos 20 años, de 1665 a 1685. Durante este lapso los bucaneros llegaron a dominar el Mar Caribe.179 Los mískitos, por ser ágiles marineros, fueron de gran ayuda a los bucaneros. Además hasta llegaron a portar armas. Juntamente con los bucaneros invadían los pueblos del interior de Honduras y Nicaragua : ascendiendo  los ríos mayores. Tomaban por sorpresa a varias colonias españoles, saqueándolas y capturando a mujeres y niños. Estos ataques se extendían aún hasta muy al norte de Honduras por el río Chamelecón. Asimismo invadían la región del río Matina en Costa Rica..180

La dinastía mískita experimentó una expansión durante los siglos xvii y xviii gracias a su alianza con los bucaneros. Los mískitos no solamente ayudaron a los bucaneros a saquear los pueblos del interior de Honduras y Nicaragua sino que subyugaron a las otras tribus indígenas de la Mosquitia. Con la ayuda de armamentos provistos por los bucaneros de Jamaica, los mískitos pudieron subyugar a varias tribus sumos. Estos pagaban impuestos en forma de canoas, piel de venado, maíz, cacao, hule, etc. En Honduras expulsaron a los payas que vivían en la costa. Los mískitos avanzaron hasta el río Tinto o río Negro. Los payas tuvieron que retroceder y refugiarse en las cabeceras de varios ríos. Los payas también fueron obligados a pagar tributo.

Con el tiempo, los mískitos no solamente llegaron a extender sus dominios desde el río Tinto hasta el San Juan, sino que armaban expediciones en canoas llegando hasta la Laguna de Chiriquí y aún más allá. Fueron estas incursiones que causaron la despoblación de la región Talamanca de Costa Rica. Aún se atrevían a viajar por el Río Sixaola o Tilití llegando hasta el punto donde se encuentran los ríos Coen y Lari.

Los mískitos llegaron aún a subyugar a los indios Valientes y a los de San Blas, pero no sin sufrir resistencia de parte de ellos. Los mískitos señalan el Peñasco de Buppan181 situado como a 22 millas al este del Escudo de Veragua, Panamá, como el punto más meridional donde llegaron sus antepasados. La presencia de nombres mískitos en el Litoral Caribe de Costa Rica y Panamá refleja las incursiones de éstos.

La expansión de los mískitos comenzó en el siglo xvii y siguió durante casi todo el siglo xviii. Respecto a esta expansión, Conzemius dice lo siguiente:

Así, el mískito adquirió una ascendencia prácticamente sobre todo el Litoral Atlántico desde Cabo Honduras (cerca de Trujillo en Honduras) hasta la Laguna Chiriquí (Panamá). Su idioma es entendido por muchos indios de las tribus vecinas ('sumo, rama, y paya), y todavía juega el papel de una lingua franca en ciertas partes de la Costa Mosquitia.l82


Old Man II   (Coronado en Jamaica)
Oldman II, 1677-1686. Reanudamos ahora nuestro relato acerca de los sucesores de Oldman I. A éste le sucedió en el trono su hijo, conocido bajo el nombre de Oldman II. Como su padre, fue coronado en Jamaica. El Duque de Albemarle le confirió los honores de rey, y reconoció su comarca como nación independiente aunque bajo la protección del rey de Inglaterra; además, extendió títulos de almirantes y capitanes a los principales indios, con el fin de que éstos se integraran a la corte del indio soberano.

Jeremias I
Jeremy 1, 1686-1718. A Oldman II le sucedió su hijo Jeremy I quien gobernó hasta 1718.
Jeremias II
Jeremy II, 1718-1728. En 1718 falleció el Rey Jeremy I llegando a ocupar el trono su heredero, conocido bajo el nombre de Jeremy II. Como éste no tenía vocación para gobernar, las riendas del gobierno pasaron a dos jefes mískitos. Fue durante este período que se firmaron dos tratados entre el gobernador de Jamaica y el rey mosco. En el primer tratado, el depuesto rey, es decir, el jefe rnískito que actuaba en nombre del rey Jeremy II, prometió capturar esclavos que solían refugiarse en el dominio mosco. El gobernador de Jamaica prometió en cambio entregar armas, municiones, pólvora, botes y aguardiente.184

Según Conzemius este tratado que fue firmado el 25 de junio de 1720 entre el rey Jeremy II y el gobernador de Jamaica, Sir Nicholas Lawes, tuvo que ver más con la supresión ele la rebelión de los maroon (esclavos fugitivos). Fue en esta supresión que los miskitos ayudaron a frenar la rebelión.185El supuesto rey mosco también gestionó que la Mosquitia pasara a estar bajo la protección inglesa. Para formalizar esto se firmó un tratado en el año referido. En dicho tratado quedaba establecido de hecho, el protectorado de S. M. B. (Su Majestad Británica), sobre la costa de los Mosquitos.186Según Mueller, la razón que motivó al rey mosco a buscar la protección del rey de Inglaterra respondía al hecho de que ya antes de este tiempo el poder de los bucaneros en el Caribe había menguado.187

En fin, queremos señalar que otro jefe miskito de nombre Anibel, había asumido el título de Jeremy II.  Este pseudo Rey apresó mas de 2.000 indios de la región de Talamanca y en las Islas del Tolar, los que fueron vendidos como esclavos en Jamaica.188


Eduardo I,
Eduardo I, 1728-1762. Cuando gobernaba este nuevo rey mosco, Inglaterra había declarado la guerra a España. Entre los planes de Inglaterra figuraba un ataque contra las colonias españolas. Se contemplaba asimismo la toma definitiva de la Mosquitia. Dicha decisión fue comunicada al rey mosco y a sus súbditos por Robert Hodgson. El rey moscó y los suyos recibieron con regocijo las nuevas de esta ocupación. Asimismo, el comisionado Hodgson logró algunos nombramientos de almirantes y generales para unos mískitos que él había recomendado al gobernador de Jamaica, el Honorable señor Trelawney.189 En 1730 fueron fundadas tres colonias inglesas. Asimismo, fue enviado un gobernador. Se construyeron también tres fortalezas para rechazar al enemigo.l90 En 1743 la ciudad de Jinotega fue invadida por los zambos-mískitos.191

George I
George I, 1762-1799. Fue el de este rey un reinado de intrigas, no solamente a nivel nacional sino internacional. Comenzó con la invasión inglesa por el río San Juan. `Dicha invasión fue detenida por Rafaela Herrera en el año 1762.

En el vaivén del conflicto político entre Gran Bretaña y España, toéaba a Inglaterra, según el tratado de Fontainebleau firmado en 1763, desocupar la Mosquitia.192 Dicho tratado se conocía también bajo el nombre de Tratado de París. 193 Sin embargo en 1766, apenas tres años después que se hubo firmado el Tratado de París, Inglaterra volvió a ocupar la Costa.194

En 1777 Robert Hodgson, hijo del finado primer superintendente (representante del Imperio Británico en esta región) inglés del mismo nombre (quien fue superintendente de la Mosquitia en el tiempo del rey mosco Eduardo I), concibió un vasto proyecto de ocupación y dominio inglés en casi todo Centroamérica. Inglaterra había aceptado con beneplácito dicho plan,195 ya que coincidía con el grandioso proyecto del gobierno inglés de trazar un canal interoceánico por Nicaragua que le proporcionaría la hegeinonía comercial. Para esto, Inglaterra tendría que dominar el río San Juan y el Gran Lago,196

De modo que en 1779, cuando estalló nuevamente la guerra entre Inglaterra y España, el gobernador de Jamaica, Sir John Darling fue notificado desde Londres de este vasto proyecto de Hodgson. Darling sin demora comenzó los preparativos para la ofensiva. Según el plan, la ofensiva en Centroamérica comenzaría por Nicaragua. El objetivo inmediato sería la captura de las fortalezas del río San Juan. La rapidez con que Darling había despachado la expedición había frustrado los planes de Hodgson quien traía consigo desde Londres su nombramiento (de Hodgson) de Comandante General en Jefe de la expedición invasora. Hodgson y sus fuerzas llegaron tarde a Jamaica. Cuando arribaron a dicha Isla, ya el gobernador había enviado
la expedición bajo otro jefe197 de apellido Polson.198 En esta expedición se encontraba Horacio Nelson, el futuro gran Almirante de la Flota Inglesa y héroe de la batalla naval de Trafalgar. La invasión inglesa contaba además con 400 mískitos y sambos que el Rey George I condujo hasta San Juan del Norte. A pesar de que por un momento la situación parecía ser favorable para los ingleses, la expedición fue un fracaso. Los ingleses perdieron más de tres millones de pesos y cuatro mil hombres de su ejército veterano.199


Detengámonos por un momento en nuestra narración respecto al conflicto a nivel internacional para ver lo que ocurría en la dinastía mískita. Sucedió que en el año 1.782 los mískitos y zambos, bajo el jefe mosco Bretton, subalterno de George I, invadieron la ciudad de Juigalpa. Bretton se hacía pasar por rey cuando no estaba ni cerca de la corte de su soberano el Rey George I. Pero fue de esta manera que pudo invadir la ciudad de Juigalpa. 

La población fue saqueada y muchos fueron hechos prisioneros. Entre los prisioneros se encontraba María Manuela Rodríguez, niña de 10 años que más tarde jugaría un papel muy importante en la historia de la Mosquitia. Entre los prisioneros se encontraban también a las hermanas Brígida, Manuela, Antonia y Anita Sanabria, Juan Bello, Ana Valdez y María Centeno. Los nexos con estos prisioneros condujeron más tarde al bautismo de Bretton por la iglesia católica que tuvo lugar en Cartagena, Colombia y su casamiento en León con María Manuela Rodríguez.

El jefe Bretton, después de su bautismo, fue llamado Bernabé Carlos Antonio de Castillo y Sanabria. España aprovechó esta oportunidad para nombrar a don Carlos (es decir a Bretton) Gobernador del Litoral Mosquito. Pero, como veremos más adelante, esto fue una equivocación. En esta gira, el rey George I había acompañado a su jefe guerrero Bretton pero a diferencia de él no se hizo católico.

Fue hacia mediados de 1790 cuando tuvo lugar la tragedia de Twappy, lugar donde vivía Bretton. Por la maquinación de sus sobrinos, Alparis y Sotero y el rey, fueron asesinados Bretton y otros leales a su gobierno y persona. Así terminó Bretton -en quien los españoles habían puesto tanta confianza- trágicamente su vida. Al año siguiente de esta tragedia, el rey George I rompió sus relaciones amistosas con los jefes mískitos. Mató a Alparis y a otros, estableciendo de esta manera una monarquía absoluta.200

Basta lo anterior respecto a los conflictos internos de la dinastía mískita. Volvamos nuevamente nuestra mirada al conflicto internacional en torno a la Mosquitia. En 1783, según el Tratado de Versalles, a Gran Bretaña le tocaba dar a sus súbditos las órdenes de desocupación de la Mosquitia.201. Pero Inglaterra no cumplió con este tratado.201 Los súbditos británicos obedecieron sólo parcialmente las órdenes de desocupación. El informe que dio Bryan Edwards parece corroborar esto. Según él, allá por el año 1770 como 14.000 colonos ingleses se habían quedado en la Mosquitia llevando a cabo un gran intercambio comercial con Europa, Jamaica, y las colonias británicas y españolas al norte 203

España no quedó contento con lo estipulado por el Tratado de Versalles en 1783. Demandó una ampliación. Dicha ampliación que tuvo lugar en 1786 favorecía a España en cuanto a la ocupación de la Mosquitia. Intentó, pues, formar cuatro ciudades coloniales: una en la desembocadura del río Aguán, Cabo Gracias a Dios, Bluefields y en la boca del río San Juan. Lamentablemente los colonos españoles que llegaron a poblarlos tuvieron que regresar a España debido a las condiciones climatológicas, por la rebeldía de los indómitos indios ya que éstos odiaban a los españoles y, además, por la tardía atención del reino de Guatemala y virreinatos vecinos. Por este nuevo fracaso de España en su intento de colonización de la Mosquitia siguieron ocupándola los ingleses.204En 1796 España declaró la guerra a Inglaterra.205 Los españoles lograron capturar la fortaleza del río Negro pero fueron desterrados en el mismo año por el indio Robinson.206

 

George II
George II, 1799-1816. George Augusto, hijo de George I fue coronado en Belice con gran ostentación y conducido después a Bluefields, que llegó a ser por aquel tiempo la nueva sede de los reyes moscos. Este rey continuó el gobierno absoluto de su padre. Heredó un ejército de 6.000 guerreros. Fue muy visitado por europeos quienes aprovechaban sus visitas como pretexto para ver la posibilidad de hacer un canal interoceánico por Nicaragua. Dicho proyecto fue presentado por don Martín de Labastide en Madrid y su publicidad hizo gran impacto entre las potencias del globo .205

Stephen 1,
Stephen 1, 1816-1820. Stephen, 18 años antes de la muerte de su abuelo George II, visitaba las provincias de El Salvador y Guatemala en jira de amistad. Fue muy bien recibido por las autoridades españolas en dichas provincias. Le aclamaron rey. De esta manera, los oficiales reconocieron la soberanía e independencia de la nación mískita, cosa que no resultó ventajosa para ellos. En 1816 Stephen fue coronado en Jamaica bajo el nombre de Stephen I. Por este tiempo ya estaba en pleno desarrollo la guerra de independencia de las colonias españolas. Inglaterra se aprovechó de la situación para renovar su amistad y seguir dominando la Mosquitia.238

Antes de terminar este período queremos señalar la extensión del dominio mískito a fines del período colonial. Según los ingleses,,el reino mískito se extendia desde la Laguna Chiriquí en Panamá (latitud 9° N.) hasta el Cabo Honduras. Dentro de estos límites la Costa se extendía por unas 700 millas. El limite occidental no estaba muy bien definido. Posiblemente llegaba hasta los primeros poblados españoles en el interior. Las islas del Maíz y las numerosas islas pequeñas y cayos situados en las cercanías de la Costa estaban bajo la jurisdicción del rey mosco.209

Como hemos podido notar, el conflicto político anglo-español, lejos de ser resuelto de una vez por todas persistió. Pero como veremos más adelante, con la llegada de una nueva época para las colonias españolas habrá un cambio en la naturaleza de este conflicto. Ya no será con España que Inglaterra tendría que contender sino con Nicaragua. Intervendrán también los EE. UU. pero mayormente para ventaja suya en su expansión colonialista. Pero dejemos por el momento este conflicto para tratar el tema de la Epoca PosColonial.

III. EPOCA POST-COLONIAL: 1821

EL CONFLICTO POLITICO ENTRE INGLATERRA Y NICARAGUA: 1821-1847
Este conflicto fue la secuela del conflicto anglo-español en la época colonial. En esta segunda etapa vamos a ver lo que ocurrió desde 1821 hasta 1847, ya que en este año aparecieron los primeros misioneros moravos en la Mosquitia. Sin embargo, debemos aclarar que el conflicto político por la Mosquitia no quedó solucionado sino hasta 1894.

George III, 1822-1823. El período se inició con el gobierno del rey George III, conocido también como George Frederick. Este rey fue un negro puro que había sido elegido por los ingleses para sustituir a Roberto I ya que éste se mostraba amistoso hacia los españoles. Sin embargo los indios y los caudillos de las tribus reclamaron que el trono fuera ocupado por el legítimo heredero. Fue de esta manera que la corona pasó a Roberto II, hijo de Roberto J•215 Fue durante el efímero reinado de George III que se intentó colonizar la región cerca del río Negro. Para tal fin el rey había concedido a un escocés, Sir John McGregor, tierras en la referida región.

Lamentablemente la colonia terminó en fracaso y las familias escocesas regresaron a Belice. Debido a esto, nadie quería venir a vivir en las pantanosas
costas de la Mosquitia.216

Roberto II

Roberto II, 1823-1841. Este rey llamado también Roberto Carlos Federico tenía la debilidad de entregar terrenos a cambio de licores y trajes vistosos. Por este despilfarro fue deportado a Belice. En 1840 le obligaron que nombrara como tutor de sus hijos al Coronel Alejandro McDonald, superintendente inglés de Belice y regente del reino de la Mosquitia mientras era menor de edad el príncipe heredero 217
 

El sol estaba radiante y la mañana fresca., El séquito se encaminó por la calle principal hacia el Palacio. Los principales iban a caballo y marchaban delante de la muchedumbre con paso garboso.

Los uniformes de los jinetes indicaban su alto rango y de sus hombreras colgaban doradas charreteras. Uno de ellos, en un alazán con las crines trenzadas, era alto y fornido. Vestía una casaca roja abotonada hasta el cuello y traslapada con botones grandes y relucientes, que conjugaban con unos estrechos pantalones blancos. Los galones en las mangas y su casaca revelaban que era un mayor inglés, así como la insignia de su sombrero bajo el cual surgía un tupido cabello que le llegaba hasta los hombros.

El séquito compuesto en su mayoría por hombres uniformados con casacas de distintos colores y rangos, destellaban con el movimiento de sus charreteras y bajo los regios,  atavíos. Se acomodaron en la nave central del Palacio, mientras ell mayor inglés se sentaba, a la orilla del altar.

Un Capellán,  vestido en forma parecida al Arzobispo de Canterbury, inició un oficio de bautizo "...In the name of the Father, the Son and the Holy Spirit..." y después celebró un Te-Deum. Las sirenas de los barcos al llegar la bendición,  ulularon y afuera se oía él estruendo de las salvas confundidas con la melodía grave y sonora de un órgano. God save the King! God save the King! tronaron las gargantas. " i VIVA EL REY ROBERTO!, ¡VIVA EL REY DE LOS' MOSQUITOS! ¡DIOS SALVE AL REY!" El Príncipe Robert Charles Frederick, había asumido la corona del mítico reino Mosco de Nicaragua, bajo el nombre de Robert I, en el año 1825 en Belice. Al igual que su padre, George Frederick, había sido llevado a Jamaica para ser educado en la lealtad a Inglaterra, en el cristianismo y en un estilo de vida que habría de convertirse en elemento de su enajenación.

No sabía, como tampoco lo supo su padre, que eran los primeros de una serie de reyes que estaban destinados a ser los agentes ideológicos y culturales para fomentar los intereses ingleses en Nicaragua, objeto de escarnio de españoles y de mal disimulada burla de sus "protectores" ingleses.

Porque para el pueblo de Robert I, la monarquía no era una institución indígena, pues si bien adoptaron el término y tomaron parte activa en la formación de la misma bajo la influencia colonial; no alteraron en lo básico los patrones socio-culturales propios, de por sí, más democráticos y colectivos. El rey en realidad era uno de los tres jefes regionales principales; el pueblo seguía funcionando siempre bajo sus jefes de comunidad -y su Consejo de Ancianos.
A como describiría el Superintendente Hodgson, estos tres jefes gozaban de poderes hereditarios pero "ninguno tenía mucho más que el derecho a veto y nunca se atrevían a realizar acción alguna sin consultar al Consejo de Ancianos"; y este Consejo ejercía influencia sobre el pueblo, donde discutían sus asuntos y llegaban a acuerdos por unanimidad.

Para los miskitos en realidad la monarquía era algo informal y la función del rey era, más bien mantener el vínculo entre la comunidad y los colonos británicos. La investidura de la dinastía hecha con Robert I y su padre, obedecía más bien a la necesidad inglesa de dar cierta legalidad a actos de cesión territorial de cara a España, a quien habían reconocido su soberanía en la región.

Al igual que su progenitor, Robert tampoco pudo aguantar las diferencias del estilo de vida que había conocido en Jamaica y el de su gente y ahogó sus desiluciones en alcohol; en el fino ron de la isla que los ingleses le proveían y al que se había vuelto aficionado. Bajo la influencia de ambos, repartía alegremente el territorio:

"Sepan todos los presentes y venideros que Nos Roberto Carlos Federico, rey de la nación Mosquitia, considerando los servicios a Nos y a dicha Nación puedan hacer en lo venidero Juan Sebastián Renneck de la ciudad de Londres en el reino de Inglaterra, comerciante y la suma de mil pesos españoles (...) por nuestra propia y libre voluntad concedemos (...) a favor de dicho Juan Sebastián Renneck, sus herederos y representantes, todo el río Patoock... junto con todo el territorio adyacente; a saber: 10 millas inglesas medidas desde cada orilla de dicho río, desde su embocadura hasta los límites españoles, con más todas las tierras arables, prados, pastos, agua, bosques, montes, corrientes y vertientes, pescas, caminos, derechos y servidumbres pertenecientes a dichas tierras o a cualquiera parte de ellas—.

El afortunado Juan Sebastián Renneck, sus herederos y representantes podían con ello erigir casas y edificios, minar y extraer minerales, cortar maderas, cazar y pescar y usar como le pareciera todos los productos de la tierra.

Es cierto que las deudas contraídas con los ingleses en el comercio tenía bien agobiado al rey y sus súbditos, pero el monarca se ha de haber sentido más alegre y generoso de lo usual el día en el año de 1839 en el que cedió, con el consentimiento de su Consejo, a favor de los súbditos ingleses Samuel y Peter Sheperd y Stanislaus Thomas Kaly, de Jamaica, todo el territorio comprendido desde el río San Juan a lo largo de la Costa hasta Bocas del Toro y la Laguna de Chiriquí, ¡en Panamá! Por si fuera poco, les cedió también desde ese punto en línea recta hacia el sur, las cordilleras de montañas que separan al Atlántico del Pacífico, un lugar donde posteriormente se abriría el Canal. Ese día también. cedió Corn Island.

Un enjambre de extranjeros nuevos empezó a llegar a la Costa: norteamericanos, escoceses y alemanes. El liberalismo del rey comenzó a preocupar a los ingleses.

LA DIVINA COMEDIA SE CONVIERTE EN UN EMBROLLO
Los avatares y conflictos de la independencia de España y el fracaso de la Confederación Centroamericana, ubicaban a Nicaragua -o más bien, la región del Pacífico- en la fase de gestación tanto del Estado Nacional como de la auto-conciencia de la heterogénea población; gobernada por una pequeña oligarquía que acababa de establecer la primera Constitución y un primer jefe criollo (Manuel de la Cerda).

Las particularidades de la historia en el Atlántico habían avanzado en un sentido distinto, dándole un rasgo de territorio casi-autónomo a toda la Costa; donde privaba una auto-conciencia de etnia sin una idea clara tampoco sobre la noción de Estado, pero que tenía su propia vida política.

Así estaban las cosas tanto en el Pacífico como en el Atlántico, cuando al Intendente de Belice, se le ocurrió hacer de este último lugar la capital del pequeño imperio inglés del Mar Caribe desde donde se establecería el llamado -Protectorado sobre la Mosquitia". Ambos lugares deberían proporcionarle a Inglaterra toda la tela necesaria para tejer hasta donde hiciera falta la mortaja para envolver los despojos de la naciente soberanía centroamericana. Era por eso que inventaron la realeza mosquita -que ningún país del mundo reconocía y que sólo Inglaterra entendía- que consagraban en la iglesia anglicana de Belice con arreglo a ¡a liturgia y ceremonial de la corte británica. Pero Robert I se estaba convirtiendo en un sinsentido.

El superintendente de Belice, Coronet Alejandro McDonald y su secretario, Patrick Walker, convencieron al rey de que anulara las concesiones territoriales dadas a otros ex- , tranjeros, con excepción de los ingleses. El asunto no funcionó muy bien, y entonces intentaron asegurarse por la vía del testamento del rey.

En éste nombraba a McDonald regente de su reino y tutor de sus hijos George William Clarence príncipe heredero, de su hermano Alejandro y de las dos princesas Inés y Victoria. En su testamento pedía además a la Reina Victoria de Inglaterra que continuara prestando "protección a mis herederos y mi nación—."lodo esto en momentos en que Inglaterra se encontraba haciendo reclamos a las recién nacidas repúblicas centroamericanas por actos de expropiación de bienes ocurridos durante el tumulto de la Independencia. El Cónsul inglés en Guatemala, Frederick Chatfield estaba a cargo de estos reclamos.

EL PRIMER WALKER
Fue por esa época cuando el superintendente de Belice pasó con el Rey Roberto por San Juan del Norte para capturar en su despacho al Coronel Manuel Quijano, jefe de Aduanas, a quien se llevó preso a bordo de la fragata Tweed para abandonarlo posteriormente en una costa desierta.

Ese acto provocador quería dejar establecida la jurisdicción del rey mosquito sobre la zona y la legitimidad inglesa en "protegerla"

Nicaragua protestó ante el Cónsul en Guatemala, Chatfield, quien contestó quedaba por bien hecho el procedimiento de McDonald. Esto puso en guardia a, Estados Unidos que ya había comenzado su expansión territorial interna e iba tras los pasos de sus primos ingleses en Centroamérica, por el control de la ruta intéroceánica.

Después de esta incursión, moriría el rey Roberto a bordo de un pipante, por lo cual McDonald trató de dar enseguida cumplimiento a su testamento que lo transformaba a él en Regente de la Costa Atlántica, puesto que los hijos del rey de los cuales era tutor eran menores de edad. Sin embargo, McDonald no pudo hacerlo porque -por ambicioso fue retirado de su cargo regresándose a Londres con los hijos del rey, con excepción del heredero, príncipe George William. McDonald moriría a su vez y en la regencia y tutoría le sucedería su secretario, Patrick Walker.

Walker regresó a Bluefields en 1844 con el nombramiento bajo el brazo de "Cónsul General de Inglaterra ante el rey de los Moscos" . El Rey George William tenía sólo 15 años por lo que Walker gobernaba en su nombre.
Tomado de Memorias del Atlántico   Diario Barricada 

En 1841 el rey, en un intento de colonización dio a los ingleses, el capitán Mattehw Henry Hillock y un oficial Arthur Alexander, una concesión de terreno de 108 millas cuadradas en extensión. Dicho terreno estaba situado al norte de Cabo Gracias a Dios. Como ninguno de estos ingleses poseía el capital necesario para emprender el proyecto, intentaron vender los derechos de la concesión. Para tal fin hicieron un viaje a Inglaterra pero su oferta fue recibida negativamente ya que las personas con quienes querían negociar, no habían olvidado el fracaso del escocés Sir John MacGregor.
 


Grants ... King George Frederick. While there, in return for rum and the items cherished by the Mosquitos, he obtained from the king a grant to a huge tract of land in the area of Black River, which included a tributary region called the Poyais, the homeland of a tribe of Indians called Poyers. 

Pero los dos ingleses no se dieron por vencidos y uno de elles, Hillock, se dirigió a Alemania. Allí explicó su propósito a los príncipes Carlos de Prusia y Schonburg Waidenburg. Estos príncipes se mostraron muy interesados en emprender una colonia alemana en aquella tierra lejana. Pero antes de emprender dicho proyecto enviaron en 1844 a tres alemanes para hacer un recorrido de la región referida 218 Los tres alemanes que componían la expedición fueron: Fellechner, Mueller y Hesse. El primero era consejero del gobierno, el segundo un médico y el tercero un comerciante.219

Los comisionados no solamente exploraron la concesión, Hillock-Alexander, sino que también otra concesión al norte de Cabo Gracias a Dios. Esta última abarca la región cerca del río Patuca. En este lugar se cortaba maderas de caoba en pequeña escala.220 Los exploradores al regresar a Alemania relataron sus aventuras. Dijeron que la tierra era fértil pero que el clima no era saludable para emigrantes de la Europa septentrional. De modo que este proyecto de colonización tampoco se materializó.221 Los tres exploradores publicaron en forma de libro el relato interesantísimo de sus aventuras222  Este libro hizo una impresión muy grande y motivó el inicio de la obra morava en Nicaragua pero de esto hablaremos más adelante.

No sabemos en qué año ocurrió, pero al rey se le presentó un conflicto territorial. Quizás su generosidad había llevado a algunos a abusar de ella. Sucedió que Sir John MacGregor, de quien ya hicimos mención, se hizo rey de una parte del dominio mosco que él llamó «Nueva Neustria» del que hoy apenas ha quedado un recuerdo vago en la historia de la Mosquitia.223

El año 1841 fue otro año de invasiones inglesas. La coyuntura política de los estados centroamericanos se prestaba para ello. Debido a las constantes invasiones en suelo nicaragüense por parte de tropas hondureñas y salvadoreñas, Inglaterra se aprovechó de la situación para ocupar de nuevo la Mosquitia que había sido desocupada en 1786. La ocupación comenzó en Bluefields.224 De allí los ingleses procedieron a la ocupación de San Juan
del Norte225 que había sido capturado por Nicaragua en 1836.226 La invasión tuvo lugar precisamente en 1841, durante la administración de Pablo Buitrago, el primer presidente de la República 227

A continuación narramos los pormenores de cómo ocurrió esta ocupación. El 12 de agosto de 1841 llegó a San Juan del Norte abordo de la fragata de guerra inglesa "Tweed" capitaneada por el jamaicano, Peter Sheperd. Acompañaban al rey mosco el superintendente inglés de Belice, Sir Alejandro McDonald y otros oficiales ingleses. Capturaron al coronel don Manuel Quijano, nicaragüense, comandante del puerto de San Juan del Norte228.

George IV
George IV, 1841-1849. A la muerte de Roberto II, el coronel Alejandro McDonald, quien desempeñaba el papel de regente de la Mosquitia y tutor de los hijos menores de Roberto II, hizo un viaje a Londres en misión diplomática para proponer que la Mosquitia fuera considerada como una nación. Señaló el coronel McDonald que esto podría resultar ventajoso para Inglaterra. Le acompañó en esta gira su secretario, Mr. Patrick Walker. Desafortunadamente, los cancilleres, Lord Palmerston y Lord Aberdeen no hicieron caso. Con la muerte de McDonald, Mr. Walker redobló sus esfuerzos logrando que la cancillería le atendiera. Logró que se reconociera a George como legitimo al rey mosco. Walker por su parte fue nombrado agente diplomatico y Consul General de Inglaterra ante su majestad el rey mosco George IV, conocido como Jorge Guillermo. Este rey llegó a ser el sucesor de Roberto II.229

La coronación de este rey tuvo lugar en Belice en 1845 llevado a cabo bajo gran pompa. De Belice el joven rey se trasladó a la Mosquitia donde fue reconocido por el cónsul Patrick Walker.230 El rey se estableció en Bluefields, lugar donde se había instalado Patrick Walker, después de su gira por Londres. 

Bluefields era en aquel entonces residencia de la Corte Mosquitia. Walker hizo que el joven rey de 15 años anulara los reales decretos de su padre y abuelo respecto a las concesiones de tierra. Debido a la corta edad del joven rey mosco el que realmente gobernaba fue Patrick
Walker.231
 
El Rey George William tenía sólo 15 años por lo que Walker gobernaba en su nombre. 
Al año siguiente llevó al joven monarca a ser coronado en Jamaica y al regreso de este viaje lo llevó a San Juan a tomar posesión del puerto que sería declarado franco para el conmercio y de paso anunciarle el hecho al gobierno de Nicaragua, así como de la "protección" que estaba dispuesto a darle el gobierno británico.

BLOQUEO Y TOMA DE SAN JUAN DEL NORTE
Ese mismo año llegó al puerto el vice-almirante Sir Charles Adam a bordo del Illustrious de 76 cañones desde donde envió una nota al gobierno anunciándole que por no haber pagado las expropiaciones hechas a súbditos ingleses, el puerto de San Juan estaba bloqueado. Adam amenazó además bloquear todos los puertos del Pacífico si Nicaragua y los otros Estados Centroamericanos no arreglaban el reclamo.

A partir de ahí se sucedieron una serie de incidentes y forcejeos por la soberanía del puerto y reclamos de límites territoriales ingleses bajo el "mandato'' miskito, hasta que en 1848, Sir Charles Grey, gobernador de Jamaica, por orden de su gobierno envió una expedición a ocupar San Juan del Norte y los fuertes en el mismo lado del Atlántico y por el Pacífico, la isla del Tigre en el Golfo de Fonseca, reclamando para Inglaterra el control de la ya abiertamente discutida vía interoceánica.

Unos meses antes, Patrick Walker había preparado el terreno al enviar a un mulato, Jorge Hodgson, bajo el cargo de "Consejero de su Majestad el Rey Mosco" a intimidar al Administrador de Aduanas del Puerto, Patricio Rivas para que desocupara el lugar. Rivas, un triste y obscuro personaje que más tarde llegaría a ser presidente títere de Nicaragua al servicio del segundo Walker, le propuso al Walker británico una suspensión de hostilidades para mientras se arreglaban amistosamente las cosas en Guatemala, con el Cónsul Chatfield.

Patrick Walker prácticamente se le rió en la cara. Llegó a la plaza del puerto, formó las tropas de los barcos en presencia del rey George William, bajaron la bandera de Nicaragua e izaron la mosquita. Hecho esto, dio a conocer a Hodgson corno Gobernador del Puerto no sin antes prevenir a Patricio Rivas que de molestarlo expondría a Nicaragua al resentimiento del gobierno inglés.

Las tropas nicaraguenses sin embargo, ocuparon- el lugar y tomaron prisionero a Hodgson, a un oficial inglés y algunos miskitos. Walker regreso pero se quedó a la expectativa de la llegada de la escuadra inglesa procedente de Jamaica y encabezada por el Alarm bajo el mando de Granville Loch.

Cuando arribó, tomaron el puerto, avanzaron sobre Sarapiquí y llegaron hasta la isla Trinidad donde se entabló un violento combate, hasta que muchos soldados nicaraguenses quedaron heridos. Los ingleses lanzaron entonces una carga a la bayoneta, bajo los fuegos de cañón y fusilería. Hecho esto avanzaron hacia el castillo Viejo y después le cayeron por sorpresa a la fortaleza de San Carlos a la entrada del lago. Walker no pudo ver su triunfo porque durante el combate cayó de una lancha y murió ahogado en el río.

El Comandante del Alarrn pasó entonces a entablar pláticas con los comisionados criollos Francisco Castellón, Juan Zavala y José María Estrada, en una isleta llamada Cuba, donde firmaron un convenio en el que. entre otras cosas, Nicaragua se comprometía a no perturbar a las autoridades mosquitas. Después de esto los ingleses quedaron en posesión del Puerto, al cual rebautizaron con el nombre de Greytown, en honor al gobernador de Jamaica que envió la expedición..

Estados Unidos que ya tenía su avanzadilla en la zona con la operación de la Compañía del Tránsito, no vio el asunto con agrado. Ese mismo año había llegado también el Cónsul norteamericano Efrain Squier.

Time de Londres:
"Es cosa clara que las fuertes medidas y lenguaje determinado del gobierno británico no admiten calificaciones y estamos tan obligados a defender Bluefields y San Juan como cualquier otra parte del Imperio Británico—.

Courrier des Etat Unis, de Nueva York: "En esa situación no es permitido ya dudar que se aproxima la hora en que las ramas de las razas anglosajonas van a encontrarse de frente en el Continente Americano".

Era la naciente Doctrina Monroe frente al colonialismo británico. Sin embargo, Inglaterra se arregló con sus primos norteamericanos por lo cual firmaron un acuerdo en 1850 en el que se comprometían a que ninguno mantendría para sí el dominio exclusivo del futuro canal de Nicaragua, a quien en este trato no tomaron en cuenta.

Los ingleses se quedaron con la Costa y lo norteamericanos con la ruta del Tránsito y el futuro del Canal.

Cuando el Rey George William pasó su residencia de Sandy Bay, en territorio miskito, a Bluefields, probablemente no sospechó el cambio trascendental que iba a haber en su vida ni en su reino dieciséis años después.

La nueva capital del Protectorado inglés, era ya un centro de bullicio y comercio. donde
las antiguas casas tradicionales iban siendo sustituidas por hermosas construcciones de
madera; con iglesias de techos puntiagudo, donde los rubios misioneros oficiaban con arreglo a la liturgia protestante. Habían hecho el milagro que su pueblo pagano pudiera hablar con Dios en Miskito y además, de entenderle cuando les hablaba a través de la Biblia.

En las calles de la ciudad deambulaban gentes de varios colores que hablaban tantos idiomas como si aquello fuera una pequeña y tropical Babel, resonando por encima del ruido, la sonoridad intlexiva de un idioma sin O y sin E, y el nasalismo del inglés... británico, yanki, creole.

Las plantaciones de plátano, no lejos de la ciudad, reventaban de verdor y de racimos y hacían extender una fiebre verde hasta el puerto donde a punta de músculos morenos semovía un círculo de hombres-bananos -barcos-hombres-bananos-barcos que parecía interminable.

El "predestinado de los ojos grises el segundo Walker, acababa de morir bajo el destino, manifiesto de sus pretendidas conquistas -las balas de los patriotas hondureños- cuando el gobierno conservador de Tomás Martínez logró concertar el Tratado de Managua en 1860 entre Nicaragua e Inglaterra.

Con ello, Gran Bretaña renunciaba a su Protectorado Mosquito y debía emprender su retirada paulatina de Centroamérica. Estados Unidos vendría a ocupar ese —vacío". Sin embargo, los ingleses retendrían su papel de "potencia protectora" insistiendo en que los derechos de Autonomía de los miskitos se incluyeran en el Tratado. Así nació la "Reserva Mosquitia".

El rey de un plumazo, dejó la corona y pasó a ser Chief, jefe hereditario de la Reserva que se extendía más o menos por el área que ahora se conoce como Zelaya Sur. Con ese esquema los ingleses mantuvieron el"gobierno indirecto" de la Costa asegurándose el manejo irrestricto del libre comercio. La "soberanía'' de Nicaragua era en realidad una formalidad.

Este régimen iba a durar las tres décadas que duró la "paz y revolución conservadora'' impuesta por la oligarquía granadina, que le imprimió a la gestión pública un sentido paternalista y señorial, el carácter latifundario de la tierra en lo económico en base a la liquidación de las comunidades indígenas del Pacífico. Lo de "revolución Conservadora" en realidad lo que indicaba era un cambio, pero para atrás: el retorno al trabajo servil, el trabajo forzado bendecido por las "leyes contra la vagancia'' que con tanto primor promulgaron. Esto iba a generar en el Pacífico una de las más explosivas reacciones clasistas en Nicaragua de parte de indígenas y campesinos.

 LA VIDA EN LA RESERVA

Un año después de firmado el Tratado de Manauua, en Bluefields se reunieron 51 Witas (alcaldes) y aprobaron la Constitución de la Reserva, inspirada por el cónsul británico y que establecía de manera general, leyes inglesas.

El ex-rey George William, ahora jefe, tenía una suerte de Consejo de Estado -fundamentalmente creole- con el que se elegiría al Consejo Ejecutivo (gobierno). Poco después crearon sus propios códigos penal y civil, como un indicio de la adquisición de los rasgos de un Estado.

Sin embargo, la vida no estaba exenta de contradicciones. En el orden social había ocurrido una inversión: los miskitos, antiguos amos de la Costa, estaban quedando marginados como pobres poblaciones rurales, mientras los creoles se hallaban en ascenso. .

Esto se expresaba políticamente en el gobierno de la Reserva, formado casi en su totalidad por creoles. Prácticamente miskito sólo era el Jefe., más por razones de linaje que por disposición del Tratado.

En el campo, la vida política de los. indígenas miskitos se concentraba alrededor de sus comunidades y su participación en el gobierno se daba a través de los Wita. 

Tomado de Memorias del Atlántico   Diario Barricada 


En 1847 el mulato Jorge Hodgson fue hecho consejero del joven rey mosco.232 Entre 1847 hasta la guerra de los filibusteros se incrementaba el problema de la ocupación inglesa. El caos es casi total en el régimen político y económico de Nicaragua. 233

Fue dentro de este contexto que los primeros misioneros moravos llegaron de Herrnhurt a la Mosquitia en el año 1847 para explorar y ver las posibilidades de iniciar una obra en la Mosquitia. Como veremos más adelante, el nexo politico de la Mosquitia con Gran Bretaña influiría en gran manera para el inicio de la empresa misionera de los moravos en la Mosquitia. Es un dato importante que hay que tomar en cuenta que si no hubiera existido esta alianza, difícilmente se hubiera iniciado la obra morava.

Antes de dar por concluido el trasfondo político, nos parece propicio señalar los limites del reino mosco a la llegada de los misioneros moravos en 1847 por el hecho de que los cambios limítrofes a partir de esa fecha afectarían la estabilidad de la obra misionera. A la llegada de éstos, la Mosquitia se extendía entre las latitudes 11° y 16° (es decir desde San Juan del Norte hasta Cabo Honduras) y como 40 millas tierra adentro desde la costa234

A partir del año referido en adelante, habrá una pugna entre Nicaragua y Gran Bretaña por una parte, y entre Gran Bretaña y los Estados Unidos por otra parte, respecto al dominio de la Mosquitia. Este conflicto territorial involucraría también a la República de Honduras. Gracias a diversos tratados, estos conflictos fueron arreglados satisfactoriamente.


Versión internet: Eduardo Manfut P : www.manfut.org
Fuentes:
#-Auth-op-cit-pp.


   Obra Morava en Nicaragua, Trasfondo y Breve historia John F. Wilson, 
El Proyecto de internet de Eduardo Manfut  P, www.manfut.org incluye el parcial de págs. 77-120. Dic 24-02- disfrutenlo,
216 Cornité Pro-Centenario, Misión Evangélica Morava de la Costa Atlántica de Nicaragua, (Blue-
217 Herds, Nicaragua, 1949), p. 2. Hooker, op. cit., p. 47. 
218 Comité Pro-Centenario, op.  P.
219 Mueller, op. cit., p. 8. 
220 Comité Pro-Centenario, „i.. Is.
221 Mueller p. 8
229 Ibid., p. 48, 
230 Gavidia, op. cit., p. 367.
231 Hooker, op. Cit., pp. -18-49,
232 Gavidia, op. Ca., p. 3ti7
233 Ibid., p. 364.
234 Hamilton y Ha*.nilton, ot>. ctt.,
200 Ibid., pp. 41-5-;. 
201 Mueller, op. cit., p. 
59.;f Hooker, op, cit., p. 42.49 Muelle,, op. cit., p. 59.
202 Hooker, op. oil., p. 42.
205 Ibid., p. 45. 
206 Mueiler, op, cit , pp. 59-60.
182 Conzemius op. cit pp. 82-84
183 Hooker, op. cit., p. 35. 
184 Hooker, op. cit., p. 36. 
185 Conzemius, op, cit.. p. 87.
186 Hooker op. cit p. 36
187 Mueller, op cit. p. 59
197 Hooker pp. 40 -41
198 Floyd p. 142
199 Hooker p.41
173 Floyd, op. cit., pp. 118-22.
174 Ibid., p. 23.
175 Mueller, op. cit., p. 59.
176 Hooker, op, cit., p. 34. Según Hutton, Gran Bretaña asumió el protectorado de la Mosquitia
n, 1 FI; Ver Hutton ,op cit „p. 344
222 Comité Pro-Centenario, op.
223 Hooker, op. cit., , . 4i.
224.Teran e Ince p. 59 13., op.
225 Gavidia, op. cit., p. 364
188 Hooker, op. cit., pp. 36-37. 
189 Ibid., p. 37. 
190 Mueller, op. cit., n. 59, 
191 Hooker, op. cit., p. 38. 
192 Ibid.
193 Mueller, op. cit., p. 59. 
194 Ibid.
195 Hooker, op. cit., pp. 37, 40 
196 Floyd, op. cit., pp. 141-142.
Conzemius op. Cit p. 85.
ibíd., p. 84. Según Warren Wenger (misionario moravo por muchos años en Nicaragua) el término debiera ser Bapan y no Buppan como lo señala Conzemius. La palabra Bapan es un término miskito que significa pagado. El Peñasco de "Buppan" era el lugar donde los indios Valientes pagaban tributo a los mískitos. Este informe fue dado por Ephraim Alphonse, misionero entre los indios Valientes, al pastor moravo Robert A lobst quien comunicó a Wenger. ver interview with Robert A. Iobst, Moravian Minister in Winston Salem, N>C. formerly of Puerto cabezas, Nicaragua, December 4, 1968. 

Relaciones Sexuales afectivas entre los Miskitos de la Costa de Mosquitos, 
siglos XVII y XVIII
Claudia García
EN ESTA PAGINA ME PROPONGO
Reflexionar sobre las relaciones sexual/afectivas entre los miskitos de la Costa de Mosquitos, nombre con el cual se denominaba al litoral del Caribe de Nicaragua y Honduras durante el período colonial.1

Al contextualizar las relaciones sexual/ afectivas debe entenderse que éstas se encuentran constituidas, y son constitutivas de un amplio espectro de relaciones sociales. Por eso no es posible enfocar en esta parte del dominio de las relaciones de género, sin considerar su multidimensionalidad, y su intersección con otros parámetros como, por ejemplo, pertenencia étnica, clase y sexualidad 2  Esto es particularmente relevante en el caso de la Costa de Mosquitos, ya que ésta se caracterizaba por la diversidad étnica, cultural v religiosa. 
Además es importante destacar cómo han influenciado las relaciones coloniales en la construcción de lo femenino/lo masculino.

1. Este es un tema al que sorprendentemente se le ha prestado poca atención. Una excepción sería Helms. 1976. Helms también ha analizado el intercambio de mujeres entre las tribus de la Costa Atlántica de Nicaragua y Honduras. durante los siglo XVII y XVIII. Consultar. Helms, 1983 Por mi parte, en otro trabajo anterior he prestado atención al papel desempeñado por las mujeres en Ia interacción étnica en la región. en el contexto de los acuerdos políticos entre Gran Bretaña y España (García, 1999).

2. Collins, 1990, 1994

Ferguson (1997: 41) afirma que la categoría conceptual sexo/producción afectiva permite comprender cómo se organiza socialmente el trabajo y el intercambio de servicios entre los hombres y las mujeres en la producción de los hijos, el afecto v la sexualidad.' Al hablar de relaciones sexual/afectivas rescato esta idea. Cada sociedad humana tiene su modo o nodos particulares de organizar y de controlar la sexualidad, las interacciones afectivas v las relaciones de paternidadhnaternidad.1

El concepto de poder adquiere un significado especial en este contexto, porque tanto la sexualidad como la paternidad/ maternidad son campos primarios para la articulación de las relaciones de poder. Me refiero a "poder— en sentido de una multiplicidad de relaciones de fuerzas inmanentes que caracterizan el dominio en el cual se las ejercita, siguiendo la línea de pensamiento de Michel Focault. Las relaciones de poder poseen variación temporal e incidental y por eso, por no ser más que relaciones maleables que caracterizan la interacción humana es necesario contextualizar su análisis. En otras palabras. deben ser consideradas en forma situacional y relacional 5

El carácter de las relaciones sexual/afectivas entre los miskitos

Barrueta quiso examinar a fondo cual era la primera y quién fuese legítima (esposa). Para eso tornó dos intérpretes, la cautivo de Juigalpa Juana Bello y un marinero Antonio Ocampo de Cartago y asistido de dos testigos... examinó a Hermenegildo Bisibel reputada por primera haciéndole quince preguntas de cuyas respuestas resulta, que la primera era cuarta en razón de tiempo y primera o principal por jerarquía de nacimiento, que fue pedida a sus padres y entregada por estos sin contrato ni consentimiento suyo, que no hubo presentes ni otra, fiesta que la atención de dar de comer a los capitanes que fueron por ella, y que repudiada por celosa del gobernador tuvo sucesivamente otros maridos.
... La decimocuarta pregunta es general al gobernador a la mujer y a los intérpretes, si era así con todas las mujeres que tenían los gobernadores. Respondieron que unas eran cautivas, otras compradas y otras cogidas que le agradaban, quisiesen ellas o no, no quedando a su arbitrio decir si o no.

...Barrueta cerró su diligencia... resultando de ellas haber tenido la Bisibel cuatro maridos todos vivos e hijos con ellos.'

3. Ferguson, 1997 1989. En forma similar. v a partir de la idea de "sistema género-seso- 4lesarmllada por Gayle Rubin 1975. define Nancy Chodorow 1997 1989. la organización social del eéncm como la construcción social de la sexualidad, la procreación _y el parentesco.
4. Rronislaw Malinowski estableció la distinción entre procreación v paternidad e introdujo un mndelo de "hechos naturales y sociales" para interpretar los sistemas de parentesco. De esta nnmcru distinguia entre paternidad biológica y social. Malinowski. 1913. En años recientes se ha c nicozado a prestar atención al estudio de la maternidad v de la paternidad. aunque la masona de I— estudios adolecen de una visión integradora. Una excepción sería Drown. 1981 Sobre la maternidad pueden consultarse, por ejemplo. Bassin. Honey & Kaplan, (eds.) 1994_ Ginsburg Sa Raph. 1995, y Hay°s_1996. En relación a la paternidad ver, por ejemplo: Delancv_ . 1986_ Laquear. I )`)u ~ Ruddick, 1990.
"Poder" es la habilidad de un actor o grupo de actores de restringir las elecciones posible, de oto actor o grupo de actores, en forma no trivial. Se trata de un "poder para" de acuerdo con Allen. 1988. Por lo tanto es indiscutible que al poder hay que concebirlo en términos de intcracei,,n humana. tal como sostiene Rech Dvrberg, 1977. Las relaciones de poder pueden estar basad: s cn la retórica o la comunicación. Y en esto concuerda Focault 1978 1980 1982 con el ni dale eomanicativo de Arendt 1954 v con la concepción dual de poder formulada por Fav. 1987

Esta cita refleja la visión de un misionero español enfrentado a la tarea de analizar las relaciones familiares en el hogar de un jefe principal miskito a fines del siglo XVIII. Era éste el gobernador miskito Briton, quien quería contraer matrimonio con una de sus cautivas españolas, María Manuela Rodríguez, apresada en un ataque al poblado de Juigalpa a la edad de nueve años. Y para contar con el beneplácito de la familia de la muchacha, así como con el de las autoridades españolas, condición necesaria para que la unión fuese bendecida por la iglesia católica, aceptó separarse de todas sus mujeres anteriores y compensarlas económicamente. Baruetta fue comisionado para levantar el testimonio de las esposas de Briton. La forma minuciosa en que el misionero describe su estancia en casa del jefe miskito permitió posteriormente (el 17 de diciembre de 1788) al licenciado don Diego de Piloña incluir a los miskitos en la categoría más baja de indios, a los que denominó como una "clase de bárbaros—. es decir.. "en suma idiotas, ignorantes del derecho natural del matrimonio y sus leyes" y concluir que Briton podía casarse legítimamente con María Manuela ya que los miskitos "no conocen ni guardan matrimonio ni lo fueron los del gobernador."7

Del relato del misionero Barrutta trasciende que los miskitos eran polígamos, que algunas de sus esposas eran cautivas y que otras habían sido "compradas" a sus padres, o sea que siempre eran "elegidas" por el hombre, sin quedar a su arbitrio aprobar o no esta elección. Pero ¿no es una contradicción entonces que una de las mujeres del jefe indio tuviera otros "esposos" con los que procreaba hijos, mientras cohabitaba con el gobernador?

¿Era ésta una situación única o esta generalizada? ¿Qué control tenía la mujer sobre su sexualidad? ¿Cómo eran relaciones sexual/afectivas de hombre mujeres? y ¿cuáles las relaciones que entablaban con sus hijos?

Tratando de dar respuesta a estas cuestiones realicé una investigación en los principales archivos españoles (Archivo General de Indias, Biblioteca Nacional Archivo Histórico Nacional). con el objetivo de profundizar en la conformacion de las relaciones de género entre los mis- kitos durante el período colonial.5

Para la discusión de las relaciones sexo afectivas entre los miskitos voy a enfocar en tres períodos, producto de relaciones históricas diferentes.

6. García Pelaez 1943. págs. 123-128. 7. Ibidem, pág. 126.
8. Esta investigación financiada por V.'enc tiren Stiftelser. HSFR, v la Fundación Memoria de Lars 1-berta. que posibilitaron estancia en el Departamento de Historia América del CSIC. Y también de la I.ecu de Estudios Hispano Americanos de ., cti cine me concedió una beca de alo¡amienI la residencia de la escuela durante r l invc gacünn en el Archivo General de Indias

En una primera sección -Etnnogénesis étnica voy a centrarme en el siglo XVII, que se caracteriza por la aparición de los miskitos como grupo étnico diferenciado a consecuencia de la práctica de la exogamia.

En la segunda -Primer período del reino miskito- voy a enfocar en el establecimiento y primera fase de vida del reino que contó con una dinastía hereditaria de reyes zambos miskitos. Este reino conocido con el nombre de la Costa de Mosquitos, fue instaurado en 1687 y perduró como tal hasta que en 1894 fue disuelto por la fuerza gracias a una intervención armada del gobierno de Nicaragua. Existen diferentes momentos en la vida del reino.. caracterizados por relaciones políticas peculiares que influyeron de distinta forma en las relaciones sexual/afectivas. En esta segunda sección voy a enfocar en la relación que el grupo estableció con los británicos y la influencia que dicho trato tuvo en la interacción entre las diferentes tribus locales, así como en las relaciones entre los sexos.

La tercer sección -La hegemonía de los zarnbos-examina la interacción entre los hombres, las mujeres y los hijos, en el contexto de los conflictos entre los líderes miskitos de fines del siglo XVIII, nioniento en que la región se integró formalmente al dominio español durante trece años.

No es posible extender el análisis temporal por limitaciones de espacio. A esto se debe que el texto abarque desde el siglo XVII al XVIII, y presente una estructura diacrónica. Sin embargo, pretendo presentar diferentes lecturas del mismo incluyendo observaciones referentes a aquellos aspectos que han tenido continuidad o discontinuidad en el tiempo. Intento de esta manera enriquecer la lectura y proporcionar un conocimiento más profundo acerca de las relaciones sexual/' afectivas del grupo.

Etnogénesis étnica

El área del Atlántico de Nicaragua no contó con poblados españoles fijos. \ por eso se convirtió en el escenario de frecuentes interacciones entre los grupos aborígenes y los nuevos actores sociales provenientes de Europa. Los conquistadores españoles, que acompañados por misioneros católicos intentaron infructuosamente adentrarse en la zona,. compitiendo por el control de la región con los comerciantes y colonizadores británicos. los aventureros europeos, los piratas y los bucaneros.

En este contexto se produjo la etnogénesis de los miskitos en el siglo XVII  es decir, su emergencia corno grupo social diferenciado.9 Suele aceptarse que los miskitos constituyen un grupo de `indios nuevos' producto de las relaciones exógamas entabladas por indios de habla bawhika, con europeos y africanos."' Se debe a Alexander Exquemelin la primer reseña de esta migración africana a la región.' 1 Este afirma que la población de los miskitos era poco numerosa, aproximadamente unos 1.700 individuos. Señala que entre ellos había africanos escapados de un barco que naufragara pocos años antes y que habían sido tornados como esclavos por el grupo y que vivían entre ellos de acuerdo a sus costumbres tradicionales.

Otro viajero, posiblemente un ex bucanero que firmó su relato con las iniciales M. W, y que recorrió la región pocos años después que Exquemelin, señala que la población de miskitos estaba compuesta por —indios- y --zambos,'- lo que indica que para entonces los africanos ya se habían integrado al grupo.12

En el siglo XVII, los miskitos mantenían aún poco contacto con las islas adyacentes, y ningún trato con los españoles, pero uno de sus jefes principales ya había sido invitado a viajar a Gran Bretaña. Se trataba de un grupo pequeño que se regía a modo de comunidad, sin ninguna jerarquía política, pese a que tenían un rey. Este estaba investido de autoridad para decidir en cuestiones relacionadas con la guerra, pero con excepción de estas ocasiones se lo consideraba uno más del grupo. El rey compartía el liderazgo con los sukias (shamanes), quienes en muchos casos poseían no sólo el poder espiritual, sino también el político." Aquí es importante señalar, que como sukias podían ejercer tanto hombres como mujeres. Por lo tanto era éste un espacio de poder al que podían acceder ciertas mujeres.

Relaciones sexual/afectivas de las mujeres miskitas con hombres no miskitos

En 1630 se estableció una compañía de puritanos en la isla de Providencia, frente a Cabo Gracias a Dios. Estos hombres británicos establecieron relaciones amistosas con los indios de tierra firme, con quienes comenzaron a intercambiar productos. Y pese a que una ordenanza lo prohibía. la mayoría de los hombres británicos establecieron relaciones sexual/ afectivas con las mujeres locales. Esta situación preocupaba, al parecer, a la dirección de la compañía ya que decidió regular el trato entre ambos estipulando que los hijos que nacieran de dichas uniones debían ser bautizados y educados en forma cristiana. 14

Tanto M. W. como Exquemelin mencionan que estos hombres británicos intercambiaban productos no tradicionales por otros locales con los miskitos- y por los `'servicios" domésticos y sexuales de las mujeres.15   M.W. menciona también que entre los miskitos habitaban algunos ingleses que tenían en su hogar "prostitutas" con quienes hacían "una vida de holgazanería y paganismo.'' Seguramente, lo que ocurría era que aquellos ingleses habían adoptado la forma tradicional del hogar indígena, donde un hombre cohabitaba con varias mujeres.

Relaciones sexual/afectivas de los hombres miskitos con mujeres no miskitas

El siglo XVII se caracteriza por las continuas guerras intertribales. Los miskitos invadían a las demás tribus y se les llevaban las mujeres jóvenes y los niños para hacerlos esclavos, matando o haciendo huir a los hombres y a las mujeres de mayor edad. Y éstos solían pagar a los miskitos "con la misma moneda.' Por lo tanto, así como los hombres miskitos hacían cautivas mayangnas (sumus) y ramas, los hombres de estas tribus se apropiaban de mujeres miskitas. Las mujer capturadas eran utilizadas como esclavas para todo servicio doméstico, inclusive el sexual y la procreación de hijos. En caso miskito, las cautivas contribuyeron a consolidar al grupo como grupo étnico diferenciado.

9. Sobre el origen de los miskitos a consecuencia del contacto pueden consultarse Conzenius 193 Helms 1971 v Nietschmann 1973. Un análisis crítico se encuentra en. Smutko. 1981 ~ Wilson. 19
10. La idea de "indios nuevos" se relaciona con la de "cultura emergente" que se basa en la noción etnicidad cono proceso. v es lo que conduce a Whitten a referirse a "un proceso formato o con nuo." Ver: Whitten 1976.
11. Exquemelin 19821684. pág. 35. 12. M. W 1982 1699, págs. .17-65. 13. Rosbach 1986. 14. Ver Sorsbv 1982, págs. 69-76.
15. Exquemelin, op. cit, y M.W. op. cit. 16. Ibídem, pág. 52. 17. Ibidem, pág. 55.
 
 

Relaciones sexual/afectivas entre los hombres y las mujeres miskitas

Del relato de MW, trasciende que los miskitos practicaban el "amancebamiento de prueba—. es decir, un hombre se unía a una mujer y ambos cohabitaban durante algún tiempo o hasta que naciese su priiner hijo. - si entonces los dos estaban de acuerdo  la unión era considerada estable. Y para "oficializar— la pareja, el hombre ofrecía un regalo a los padres de la mujer.18  Al hombre le estaba permitido tomar otras --esposas o amantes'' con el consentimiento implícito de su mujer. Pero no era éste un privilegio masculino  sino que las mujeres también podían entablar otras relaciones sexual/afectivas si su compañero se ausentaba y la dejaba sola. M.W. afirma: "cualquier otro que en ausencia de aquel la mantenga dándole de comer puede hacer uso de ella sin que nadie los critique—. 19

Se sabe también que las relaciones amorosas entre los miskitos eran expresivas,y que hacían uso de la bebida alcohólica y de hierbas con fines anmorosos.'' Los hombres miskitos festejaban sus victorias armadas, y solían beber hasta enmbriagarse, bailar y cantar. Las mujeres eran quienes fermentaban las diferentes fritas para preparar las bebidas embriagantes, que ellas mismas ofrecían a los invitados.` En esas ocasiones festivas, los hombres hacían "la mar de arrumacos y caricias a las hembras" _ demostrando de esta forma "el amor" que sentían por la mujer Y llegaban a lacerarse el pene como una expresión extrema de afecto.' Cabe señalar que la laceración sexual era una práctica precolombina usual que demostraba un gran sacrificio personal. Al practicarla los hombres miskitos en el contexto de sus relaciones sexual/afectivas demostraban el valor que concedían a las mismas.Todo parece indicar que las relaciones sexual /afectivas entre los hombres y las mujeres miskitas durante este primer período eran reflejo de una sociedad en donde reinaba la igualdad. Existía una división complementaria en las tareas productivas del hogar entre los sexos. William Dampier, que viajo por la región acompañando a un grupo de bucaneros_ entre 1681 v 1688, observó que los hombres miskitos solían limpiar una parcela. pero que luego no volvían a trabajar la tierra sino que salía de pesca o de caza, quedando la responsabilidad del cultiv o v de la cosecha en las autjeres." Correspondía a los hombres también intercambiar productos con los británicos, abastecer sus embarcaciones v servirles de guías.
 

18 Ibidenim pág. 61 Posteriormente. en el siglo XIX. otro relato de viaje deja constancia de que a las i n ieres iniskitas se las comprometía en matrimonio a temprana edad. v que lo usual era que el joven se mudara a la casa de la niña donde permanecía hasta que la misma tuviese su primer menstruación. momento en que se consumaba la unión. Mientras el joven habitaba en el hogar de la nniehacha contribuía con su trabajo al hogar de la mujer. Esta especie de "servicio del novio" es interesante de comentar. en parte porque reatirina lo antedicho sobre el papel de proveedor del hombre. El hombre debía demostrar que era capaz de trabajar. de cazar v pescar, en resumen, de mantener a su esposa. Y en parte. porque es el primer indicio de la práctica de la niatrilocalidad, la que ha continuado hasta la actualidad. Es difícil de precisar en qué momento se produce este cambio en la forma de los asentamientos. Pero si estas observaciones son acertadas, para el siglo XIX, la patrilocalidad se había transformado en matrilocalidad, tina explicación posible para este cambio podria ser que la comunidad reajustara su funcionamiento a la posibilidad de las reiteradas ausencias masculinas. Al convivir la mujer cerca de su fanulia_ se establecía una red de solidaridad femenina relacionada por lazos maternos que suplía el trabajo del hombre cuando este no estaba presente. Pini, Ft. v Seenian, 1869.
19. M-W.. op. cit.. Pág. 61.
20. Exquemelin., op. cit., pág. 36. 21. tlarcia, Cobo, & Olivera.1983, 22. M:W, op. cit., pag.s. 58-59. 23. Exquenielin op, cit.. pág. 36.
24. Danipier 1968 1697, págs. 66-67.
 

La mujer, por su parte se responsabilizaba del cuidado v socialización de la nueva generación, pero no por eso se encontraba confinada al ámbito doméstico sino que participaba por igual de las celebraciones del grupo. donde incluso se la agasajaba de manera especial. 21  Podía también llegar a convertirse en sukia, y ejercer el liderazgo religioso.

Además tanto los hombres como las mujeres tenían libertad para entablar relaciones sexual/afectivas y procrear hijos con diferentes parejas. La voluntariedad que caracterizó las uniones entre las mujeres miskitas y los hombres británicos diferenció a las miskitas de la mavoría de las mujeres indígenas, cuya sexualidad era apropiada por la fuerza por los hombres europeos.

Primer período del reino miskito

En 1687. Gran Bretaña "regularizó— su presencia en la región al apoyar el establecimiento de un reino (la Costa de Mosquitos) que  con una dinastía de reyes zambos miskitos gobernaria durante 207 años. Por constituir los miskitos la clase gobernante aliada a los britanicos en contra de los españoles, el enemigo en comun) asi como por la adquisicion de armas de inicio otros productos no tradicionales. los miskitos comenzaron a considerarse indios 'Civilizados.' La denominación de sumu,  conque se referian a la tribu vecina. marcaba la diferencia por oposición con ellos. va que significaba -indios incultos." De está manera el contacto con el mundo no miskito fue confornnando una identidad diferenciada en los miskitos, y una autoimagen de grupo social con mayor contacto con el mundo no tradicional así como de grupo combatiente. que han tenido continuidad hasta el momento actual.

A partir del reinado del tercero de los reyes miskitos  Peter ( 1729-1739). se comenzo a dividir el territorio del reino en cuatro parcialidades dos zambas (la del rey y la del general) y dos indias (la del gobernador y la del almirante). Tanto los zambos como los indios reconocían en el rey a la autoridad máxima. Puede decirse que cuando la presencia británica se fortaleció en la región se diversificaron los rangos políticos y militares locales.. dando inicio a un período de relaciones intertribales desiguales. Esto se debió principalmente a que la relación entre los miskitos y los británicos creó en los primeros la necesidad de obtener productos no tradicionales. Y ello fue transformando el carácter de las Guerras intertribales- las que, se convirteron en incursiones armadas de los miskitos a las otras tribus, con el fin de obtener productos, hacer esclavos y apropiarse de mujeres, para intercambiar con los británicos por aquellos productos que el grupo deseaba. o para adoptarlas como "esposas'.

Las tribus vecinas fueron obligadas a pagar tributo a los miskitos y continuaron haciéndolo aún en el siglo XIX. De igual manera, las autoridades españolas del territorio centroamericano pagaban a los miskitos un impuesto en productos (conocido como --el regalo del rey mosco") para evitar sus incursiones armadas."

Al tiempo que la estructura política del reino se volvia más compleja, los miskitos acrecentaron también sus incursiones armadas a los poblados españoles.'` Helms afirma que estas incursiones armadas deben ser examinadas desde una doble perspectiva. Por una parte.. como consecuencia directa del contacto con los europeos. Y  por otra, como la estrategia implementada por una población local que aumenta en número en forma acelerada y que debe expandirse territorialmente, al tiempo que adquiere una nueva identidad étnica v redefine los recursos.') El crecimiento acelerado de la población miskita, apróximadamente un 150% entre 1700 y 1710, puede ser explicado por la incorporación de las cautivas y de su descendencia al grupo."

El poderío militar de los miskitos se debió a que fueron la única tribu indígena que tuvo acceso a las armas de fuego.  Y sus victorias armadas contribuyeron a conformar en la región del Caribe una sociedad segregada sobre la base de parámetros étnicos y de género.

Los hombres miskitos establecieron un dominio indirecto sobre la sexualidad reproductora de las mujeres de las otras tribus, para quienes el objetivo de la procreación pasó a ser reproducir la capacidad defensiva del grupo." Se expreso asi en la preferencia por la descendencia masculina y en la práctica del infanticidio femenino.

25. Los printcr,s prisioneros que IIccanni a la r - aton describieron esta situacion cn los s.uientes términos: 'la !nnrachcía, la lalta de verguenza, sobre lodo crn la, poderes. es imle,criptible Ver Grossman 1988 i') u. pa_ ~ I Y pese a que esas ticstas caraclumul;i, p01 el gran consumo de bebidas a!c,dholica, , l: licencia sexual ILeron comlnUd;is por l'', níisionuros moraeos. estas pcrsi,tiernn has)u comicn,os del stclo XX I u, misa,nicn„ se referían a -los pecad'), de In cinc % irNahan de imponer normas de amdacta que Ir notaran este tipo de conducta Iemenm:, (n uncvva!d. 1998'. c Carlss(,n 194'
20 Ver. por ejemplo, Ilernandec. Alurcuial 1;n 1993
27. M.W_ señala que "(los otro, indios) c,cen en continua cierra con los niuskrtu_ quielie-; sim tan atrasados como los otros. peos en vista de que mantienen un ragmtieo comerun 11111 I„ ingleses_ presun)en de ser _ente non n tahlr jactándose de su genttlíclo inl itu Lara di,tmguirse de sus vecnnis a quienes alithcum de salvajes." Ver M. W-. op. ci) . pás -1S
28. Para tina discusión sobre este aspect . Omsultar(iarcía 199(,x_
20. Game/ 1931)1013
30. 1:1 historiador niearaatlenae limas ,Y n li u en 1704 el momento en que las u_resnmr, ;amadas de los miskitos se voMm'on reaul;ir, ~ organizadas Ve¡ Aon 1 pa,, I')-l-I')
31W llehns 1983. pác 179. 32. Ibídem. pág !So
33. Archivo (¡enerai de Sintancas (,')34. 'y) diente 50,1792: Archno General de Sinímicas 6934, expediente 38 171)-1 .'\cebe t rcneral de Sinianca.s (;946_ expediente 17S^
Los Indios m o, )nanas Isunms) se dn idee vil diez grupos diferentes, que hablan !)alea ,. distintos (uk a. tes ahka_ pananuik;i. h ni hik;i kukra. v°usku, primo_ boa. silan % ku) ! indios rapta. por su parte_ son conoudl ; en las fuentes hístor)cas con e¡ noníbrc de ,',),, caribe o mole hora. (',,ti /el lit ti Seman,
op. cut , ¡tosdhus 1 887

Relaciones sexual/afectivas de las mujeres miskitas con hombres no miskitos

Las relaciones sexual/afectivas se vieron también influenciadas por la interacción con los británicos. Ya se ha dicho que tanto los hombres como las mujeres formaban pareja con individuos no miskitos. Y luego de aquellas primeras relaciones mixtas a las que me he referido, el grupo continuó incorporando un significativo número de africanos. esclavos o cimarrones que llegaron a la región desde diferentes lugares del Caribe. Además, las mujeres solían unirse con los hombres europeos (piratas, soldados, comerciantes, tripulación de los barcos o aventureros europeos) que arribaban a la zona y que en su gran mayoría lo hacían sin sus familias. Y cuando dichos hombres no miskitos se ausentaban, las mujeres miskitas y los hijos procreados en el contexto de dichas uniones ocasionales, se reintegraban en forma no conflictiva a la comunidad. Este aspecto de la sexualidad reproductora de las mujeres miskitas fue observado posteriormente por Orlando Roberts, quien aseguraba que los capitanes de los barcos que anualmente viajaban de Jamaica a la Costa del Atlántico de Nicaragua, solían bautizar a todos los recién nacidos los que, en muchos casos eran sus propios hijos. Roberts decía conocer personalmente a dos de ellos que había procreado al menos una docena de hijos cada uno con diferentes mujeres miskitas.

El relato de Roberts a la vez que reafirma el de Exquemelin y el de M.W. y le concede continuidad temporal, permite extraer dos conclusiones. En primer lugar puede decirse que desde el siglo XVII y hasta el XIX había hombres no miskitos que incorporaban el modelo de relaciones sexual/afectivas de los hombres miskitas (un hombre que mantiene clones sexual/afectivas con varias mujeres con las que procrea hijos)- A principios del siglo XX se registran casos de hombres no miskitos (europeos o norteamericanos) que residían en aldeas miskitas y que practicaban la poligamia.36

Y en segundo, que los hombres no miskitos continuaron legitimando sus relaciones sexual/afectivas con las mujeres miskitas por medio del bautizo de su descendencia. Además, el establecimiento de relaciones ocasionales por parte de las mujeres implicaba que las mismas contaban con el consenso social para crear hijos de diferentes padres,  situacion observada tanto por Exquemelin y MW en el siglo XVII como por el misionero, Barrueta en el XVIII. 37

Podemos suponer que las relaciones sexual/afectivas que las mujeres establecían con los poderosos aliados de los miskitos las convirtió en intermediarias entre los hombres de ambos grupos. Considero que esas relaciones sexual/afectivas autorizaban socialmente a las mujeres miskitas porque por una parte eran la causa de que el grupo obtuviese productos no tradicionales y armas de fuego, que eran muy apreciados. Y por otra porque ser las concubinas y las madres de los hijos de aquellos hombres (que eran los aliados militares del grupo) debió acarrearles prestigio y revestirlas de poder ante la comunidad.38

Relaciones sexual/afectivas de los hombres miskitos

Aquellos hombres que tenían mayores recursos económicos (los que provenían tanto del intercambio con los británicos como de sus ataques a las tribus vecinas y a los poblados españoles) estaban en condiciones de mantener más mujeres y su sexualidad derivaba en uniones polígamas. Los hombres de menores recursos sólo tenían una compañera fija, y aunque podían llegar a mantener relaciones sexual/afectivas con otras mujeres no las incorporaban a su hogar. El numero de esposas aumentaba la capacidad de trabajo del hogar y establecía una sutil distinción económica dentro del grupo 39

Las -esposas- eran en muchos casos hermanas entre si,  viudas de un pariente masculino o cautivas apresadas en los ataques a las tribus vecinas o a los poblados españoles. El núcleo estable del hogar miskito durante este período estaba constituido por esas mujeres relacionadas entre sí por medio de lazos de cooperación, solidaridad y amistad, aunque es posible también que dichas relaciones no estuviesen exentas de fricciones o conflictos.40

Los cautivos que quedaban en las aldeas miskitas y que no eran vendidos en los mercados de esclavos de Jamaica o del continente americano también contribuian al trabajo en las plantaciones. Por lo tanto la practica de la poligamia y el número de esclavos obtenidos por medio de incursiones a otros grupos a la vez que aumentaba la prosperidad del hogar miskito, constituían seguramente un factor importante de prestigio del hombre.

Hay que señalar que durante este periodo aumentó el número de cautivas. lo que volvió la poligamia más `popular--." Si bien eran los líderes principales quienes tenían mayor número de esposas,  la mayoría de los miskitos practicaba la poligamia. Helms (1983:W ) afirma que esta costumbre relaciona a los miskitos con los grupos del Africa Occidental que seguramente los miskitos la incorporaron junto con individuos de este origen. 42  Sin embargo está bien documentado que ésta era la manera de proceder entre muchas poblaciones indigenas de América. 43

Modelos de conducta masculina/femenina. Paternidad vs maternidad.

Las mujeres- por su parte_ seguian un modelo de relaciones sexual alfectivas que podía incluir simultáneamente un patron de conducta inverso al del primer grupo de hombres y similar al del segundo Es decir, la mujer pasaba a cohabitar en el hogar de un hombre, pero si éste no cumplía en forma satisfactoria con su papel de proveedor, lo abandonaban y se unian a otro. Y también podía hacerlo si su compañero la dejaba sola. De aquí puede inferirse que el incumplimiento del papel de proveedor por parte del hombre ponía en riesgo la continuidad familiar. Y para llevar a cabo en forma satisfactoria su labor de proveedor el hombre miskito se relacionaba con el mundo no miskito.. por medio de las incursiones armadas que le permitían aumentar el bienestar del hogar y- la capacidad de intercambio con los británicos.

3 ~ kobcrtsl P27 1 818, pag 3 y 3t, Ver botos 1971
37 (jarcia 1>clac/. op el t.- tomo Il, pae- 1
38 La ob,enuciones de Roberts. en el siglo XIX, otorgan continuidad temporal a las de I)ampier ( s. XVII). I.ste recimoci(l la existencia de hogares polígamos. cava muleras cooperaban en el ti aha)o de plantacion. Ver Robei1s_ op. cit . pág 115
3') Ibidcm.
-N! ilelms 1983, pág. 187. 41 Ibident.pág.185.
-12 I-:ntre las poblaciones indígenas precolombinas. por ejemplo, la poligamia era un privilegio de las clases dirigentes. o una lorma de premiar las victorias en las guerras.
13 1 lelms 1983. pá2. 185.
 

El patrón de conducta masculina fue conformándose en torno a actividades que investían al hombre de prestigio y del poder de dominación. Este comportamiento infiere en forma directa de la relación que los hombres miskitos establecieron con los británicos. Al comienzo de los contactos. los hombres miskitos se ausentaban para acompañar a los británicos en sus viajes que se prolongaban a veces por varios años. Durante el período de consolidación del reino, sus ausencias se volvieron mas asiduas porque sus ataques, ya fuese en compañía de los británicos o solos, llegaron a extenderse por toda el área de América central, desde el norte de Honduras hasta Panamá.

Las incursiones armadas de los miskitos para obtener prisioneros que vender como esclavos a los británicos corresponde con el período de consolidación de la colonia britanica en Jamaica.  El establecimiento de la misma como enclave productor de azúcar originó la demanda de fuerza de trabajo barata y los esclavos indígenas suplieron a la servidumbre blanca hasta que comenzó la importación organizada de esclavos africanos. En esos momentos, la Costa de Mosquitos abastecía a Jamaica de esclavos. 44

La vida de la comunidad empezó a organizarse en torno a la recurrente ausencia masculina. En manos de las mujeres recaían las tareas de agricultura y la reproducción social y cultural. El trabajo maternal de las mujeres miskitas durante el período de predominio de las relaciones exógamas tendía a socializar tanto a los hijos procreados con los hombres miskitos, como con los hombres no miskitos en la lengua indígena y en la cultura tradicional. De esta manera, la labor maternal autorizaba a la nueva generación, a la vez que a la mujer-madre.45  La reproducción cultural es el fin último del trabajo maternal, en el caso de una población que crece en forma acelerada como resultado de las relaciones sexual/afectivas exógamas.

44. Virginia tleld , Sara Ruddick sk. instas mas Conocidas que po,tulmiI tica maternal autoriza a la mujer domestica. Held 1997 1989 Rw 1989. 1994.
45. Los aztecas enterraban el corddhi u las hijas recién nacidas en cl tcrrem para unirlas al ámbito doméslico) nuez 1991.

Entre los miskitos. la pertenencia al grupo comenzó a ser una categoría de adscripción cultural más que una racial, por eso la labor de socialización era particularmente importante. Y por ser la actividad femenina la que garantizaba la continuidad material y cultural del grupo debió haber revestido a la mujer de autoridad en el contexto de las comunidades.

Quisiera definir a los hijos procreados por los miskitos. ya fuese dentro de uniones estables como de relaciones sexual/afectivas de carácter ocasional, como "hijos legítimos de la comunidad." Creo que el concepto -hijos legítimos de la comunidad,` es adecuado para referirse a la nueva generación en el caso de un grupo social que, como el miskito, se reprodujo aceleradamente a consecuencia de la práctica de la exogamia. Esta idea encuentra su expresión simbólica en la práctica tradicional de enterrar el cordón umbilical de los recién nacidos en la yapti tasba. (madre tierra). Así quedaban unidos todos los miembros de la nueva generación a la comunidad v se legitimaba su existencia. i,Cuando una mujer-madre se unía al hogar de otro hombre era acompañada por los hijos anteriores procreados con otros hombres, situación que al parecer no era conflictiva.47n Durante este período. los hombres miskitos cumplían con su función de proveedores de los hijos procreados por su compañera con otros hombres. La paternidad adquiría entonces una doble dimensión: procreación en sí y labor social. 48

Posteriormente. la misión morava (que se estableció en la Costa de Mosquitos en 1849) lucharía por establecer un mecanismo ideológico que limitara la libertad sexual de las mujeres y a eso se debe en gran medida que la paternidad en cuánto práctica social se debilitara. En la actualidad puede observarse un rechazo casi generalizado de los hombres a aceptar los hijos anteriores de la mujer, lo que ha reforzado la práctica de la crianza de las mujeres, ya que otras mujeres se encargan del cuidado y socialización de los hijos no deseados. `

Además puede señalarse que desde el período del reino comenzó a existir la tendencia a enviar a los hijos a educarse fuera de la comunidad. Esta práctica de alejamiento de la descendencia no parece haber estado generalizada, sino haber correspondido a los hijos de los jefes miskitos principales. Pero no presentaba diferencias por sexo, ya que hay información de muchachos y de muchachas que fueron enviados por sus padres a Jamaica, Belice o Inglaterra. Por lo tanto puede inferirse que tanto las mujeres copio los hijos eran mediadores culturales entre el grupo v el mundo no miskito, ( informe español de 1790 proponia —pedirles a los principales (miskitos) sus lujos para educárselos pues hay experiencia que los dan sin dificultad. de cuyo sistema se seguiría una paz duradera— si es como las autoridades españolas trataban de implementar un trato similar al que los miskitos tenían con los británicos,  convertir a los hijos de los jefes miskitos en "rehenes de la paz. 50.

Los misioneros moravos darían continuidad temporal a esta práctica de enviar a los hijos fuera de la familia, como lo prueba el hecho de que muchos niños fueron educados en el contexto de la misión. 51

La hegemonía de los zambos miskitos 

A finales del siglo XVIII se acrecentaron los conflictos entre los diferentes lideres zambos e indios miskitos y sus luchas por el poder. Quizás no sea desacertado suponer que los problemas en la Costa de Mosquitos infirieran en forma directa de la controversia entre Gran Bretaña y España. Luego de un período de intensos tratos diplomáticos, la Corona española pactó con Gran Bretaña la entrega de Belice, y en correspondencia Gran Bretaña se comprometió a evacuar a los habitantes de este origen del reino miskito. Desde ese momento. 1787 y hasta 1800 puede decirse que la Costa de Mosquito estuvo "formalmente' dentro del domino español` El enfrentamiento entre zambos e indios fue considerado tanto por Gran Bretaña como por España,  quienes trataron de beneficiarse del mismo."Sin embargo, y si bien los antagonismos entre los líderes miskitos se agudizaron cuando en la región se fortaleció la presencia española (debilitándose la británica), lo cierto es que ya habían comenzado durante el reinado del rey zambo miskito George I (1755-1776). En el período de mandato de su hijo, George II (1777-1800), los conflictos derivaron en la hegemonía de los zambos.
 

40. l;n García I'el,no cu e enramo, une mcna~ n a la prnncra de Iav esposa, dcl _ohcrna i d rnnsktto tintan que tenía otros cuutI c,h ,uw v con todos ellos hijas_ Ver. ( jarcia 1'elavo_ op. cit. pag I I')
d7. Aquí puede cnleuiderse ciar:uncnte. ,ice vendo a MalinoM skt, que los hecho, naui:,le, n,necesariamente determinan lo, s,ci;dc, I :i paternidad hioloaica era sustiuiida (por In cial que desarrollahan lo, nucvo, annhan;ros de las nnilere, Ver hiulinI,~„k, ~1I~ pil So
-IS. (inicia I')9hh
40. (;onsultaral rerpccio "i.elaciinI del reetni 1cumucnto ccomeuico v polilir de le t'-t: de Mosquitos_ desde el estahlecnniento de c al' Gracia, a Dios ha,ta cl dc 131uetield,. I,ruc!r cado por el msenicro ordinario d"n :Anlani Porta Cu rtas. cn cirtud de orden de h1 I s Ir.sidcnic don lo,c dc Isi.uichcrr.i una, I 295 i`
50. (iruncvcaldU op.cit.
51. Gaicia1999v'..or,hs 11)72
 
 

Relaciones sexual/afectivas entre los hombres y las mujeres miskitas

Durante este período existe una relación estrecha entre el número de "esposas" de los hombres y el status / poder de los mismos. La importancia de la poligamia en la construcción social de la identidad masculina y su relación con el del hombre, no debe subestimarse.

Aunque hay discrepancia en las fuentes se calcula que el rey George II llegó a tener entre catorce y veintidós esposas. Su gobernador indio.. Briton, cinco. Mientras que los jefes menores de las comunidades (los wita) y los hombres que no ejercian cargo político ni militar, por su solían pasar de las dos o tres esposas. Por lo tanto puede inferirse una relacion  directa entre la práctica de la poligamia y  el prestigio y autoridad del hombre.

Al pactar el gobernador indio Briton con las autoridades españolas para matrimonio con su cautiva. Maria Manuela  Rodríguez, apoyó la llegada de misioneros, entre ellos el mencionado Barrueta, a sus dominios. Esta situacion creo desconfianza entre sus seguidores y cuando Briton se convirtió al catolicismo y optó por la monogamia, los miskitos lo acusaron de querer imponer dicha práctica en el grupo. Adoptar la poligamia desencadenó los conflictos e intrigas que derivaron en el juicio y ajusticiamiento de Briton por traidor. Los hombres miskitos interrogados por la comisión española encargada de investigar estos sucesos dirían que "(Briton) quería que los hombres dejemos a nuestras esposas'. 54
 

52 Ver_ por ejemplo_ Archivo General de Simancas. Secretaría de Guerra. 6950. expediente 20. 1791. 
53- Archivo General de Simancas. Secretaria de Guerra. 6950. expediente 6. 1792
 

La poligamia iba a ser posteriormente combatida por los misioneros moravos No obstante, ésta no Ilegaria a desaparecer totalmente sino que se transformaría en la práctica usual masculina de mantener relaciones sexual/afectivas simultáneas con diferentes mujeres, y procrear hijos con ellas con el consenso de la comnunidad. El número de relaciones sexual/ afectivas así como el número de hijos continúa en la actualidad relacionándose con un poder masculino que denomino, siguiendo a Melhuus, "poder procreador' 55

Las intrigas, las venganzas y las luchas por el poder entre zambos e indios influyó notablemente en la situación de las mujeres de ambos grupos. Al convertirse en rivales,  los hombres zambos y los hombres indios (a raíz de la conversión de Briton) buscaron en las incursiones armadas un medio para resolver los conflictos. Los hombres de ambos grupos trataron de demostrar que tenían el control sobre los hombres del grupo contrario. Y una forma de hacerlo era vía la apropiación forzosa de la sexualidad de las mujeres de los vencidos. De esta manera, por medio de despojar a los dominados de uno de sus bienes más preciados (las mujeres) se reafirmaba la victoria de un grupo de hombres sobre otro.

Puede decirse que durante este período la situación de las mujeres miskitas tendía a parecerse en muchos aspectos a la de las cautivas- ya que eran forzadas a mantener relaciones sexual/afectivas no voluntarias, podían ser canjeadas por productos o un medio adecuado para vengarse de otros hombres.`

El autoritarismo masculino se ejerció en algunos casos también sobre los hijos de los líderes rivales." Si bien no es posible sacar conclusiones generales es necesario señalar que las mujeres resistieron el poder autoritario masculino. Un ejemplo de ello serían los testimonios de las ex esposas del gobernador Briton ante la comisión española que investigaba su muerte. Algunas de estas mujeres pidieron protección por que tanto ellas cono sus hijas se veían acosadas por los otros líderes, que querían vengarse en ellas que Briton se hubiese convertido al Catolicismo. Así como el hecho de que al mandar el rey miskito a eliminar a Alparis, sucesor de Briton. se mató también a sus esposas.

Las relaciones sexual/ afectivas de los hombres miskitos con sus cautivas

A rasgos generales puede decirse que las relaciones sexual/afectivas establecidas por los hombres miskitos con las mujeres no miskitas era de carácter diferente a la que establecían con las mujeres del propio grupo. En su mayor parte se trataba de cautivas que los miskitos traían de sus ataques a las tribus vecinas y a los poblados españoles del área. Estas mujeres eran indias, negras, zambas, mulatas o españolas.` En su calidad de cautivas ocupaban el nivel más bajo de la jerarquía social y su mera existencia indicaba que había --diferentes" clases de mujeres. Por un lado estaban las miskitas, que poseían un cierto control sobre su sexualidad. y por otro las cautivas. cuya sexualidad tenía un precio de mercado. Las cautivas eran compradas, vendidas o usadas para pagar deudas personales, no sólo por los hombres miskitos, sino a veces también por otras mujeres que actuaban de intermediarias.` Lo que es un indicador de que la relación dominación/subordinación no siempre puede ser explicada en términos de desigualdades de género, sino que en muchos casos depende de su articulación con otros parámetros, tales como la pertenencia étnica y/o de clase. en un contexto social específico.

Cuando las cautivas se incorporaban al hogar de un hombre era para realizar allí todo servicio doméstico y sexual, inclusive la procreación de hijos. La apropiación forzosa de su sexualidad conducia a una maternidad tendiente a la reproducción acelerada del conquistador. Por eso puede decirse que su práctica maternal se llevaba a cabo en una --area de no poder.--

Las cautivas no conformaban tampoco una categoría única. La sociedad colonial asignaba a la mujer española el papel de conservar la pureza racial de la clase dominante. Existía un estricto con.trol sobre su sexualidad. ya que su capacidad potencial para la maternidad era instrumental y favorecía en forma eficaz tanto la transmisión genética de la pureza racial como la perpetuación económica y legal de los privilegios y rangos sociales. Se consideraba que no había términos medios, o bien la sexualidad femenina estaba bajo control. o bien no lo estaba. Esto significaba que aquellas mujeres que por algún motivo hacían dudar sobre su respetabilidad estaban fuera de control, y su estado era similar al de una prostituta. Muchas de las mujeres de las castas (mulatas, negras, indias y zambas). en el contexto de amancibamiento  y no de matrimonio monógamo estaban consideradas como malas mujeres -lujuriosas- Y a esta categorizacion  se oponía la de las mujeres de la clase dominante, cuya virtud se resaltaba. (asexuadas).
 

54-t .Melhhus 1998
55 irte cambio en las relaciones alectivas del grupo se relaciona directamente con las luchas de poder entre los diferentes jeles miskitos. Susan Brossnmiller ha señalado en su estudio sobre la violación. que la actividad armada se relaciona con un poder netamente masculino. o que para un determinado rapo de hombres una forma de comprobar su superioridad ante sí mismos. así como ante otros hombres. es por medio de la apropiación fórzosa de la sexualidad femenina. Ver Broennailler 1975.
Consultar. Archivo General de Sinancas. Secretaría de Guerra, expediente (,. 1792 Acon- op. ca , pag i-17
I Ira comision española que recorrió los poblados miskitos a lines del siglo XVIII informe sobre una mestiza inglesa que tenía en su poder tres mueres españolas. que hablan estado "casadús" con hombres miskitos, pero como éstos le adeudaban dinero se las había quitado. Para mayor informacion consultar -`Diario de ocurrencias particulares acaecidas en las dos ocasiones que el Capitán de Fragata y Comandante ele la Corbeta San Pío, don Gonzalo Valle¡o. se le conaisionoí en la Costa de Mosquitos desde el Rio'Iinto a los establecimientos de Barlovento'.
 
 

Sin embargo, cuando los informes oficiales o la prensa comentaban la situacion de las cautivas se referían a ella como un grupo homogéneo. Y se lamentaban por su destino, ya que su sexualidad había quedado fuera de todo control. por que los miskitos las - aplicaban a su torpe uso, asiéndolas a todos comunes  60.   Las cautivas, por lo tanto, tenian un futuro incierto, de ser rescatadas y devueltas a su lugar de origen. Es en este contexto que se puede explorar la operatividad del concepto "reproduccion estratificada." propuesto por Shelleen  Colen  61. Al hablar de reproducción estratificada, es posible considerar la variacion individual en la situación de las cautivas en el transcurso del tiempo. La falta de alternativas que la sociedad colonial les ofrecía tanto a ellas, en cuanto mujeres "mancilladas", como a sus hijos pudo haber sido uno de los motivos para que cautivas fuesen asimiladas a I„ miskita. No hay que descartar que en ciertos casos pudiera hay sarrollado una relación afectiva entre captor y cautiva- que ayudase a la asimilación de la mujer. 62

El proceso de "amistikitización" de muchas cautivas debió ser bastante confictivo pero condujo a su autorización en la practica maternal. Y a que su labor de cuidado y socializacion de la nueva generacion en la lengua y la cultura tradicional del miskito, autorizase tambié asus hijos como miembros activos del grupo 

A modo de comentario final
El esquema de las relaciones sce tivas de los miskitos durante los siglos XVII y XVIII permite apreciar cómo las mismas dependían de la ubicación del grupo en el complejo mundo de relaciones sociales y étnicas, conformadas durante el colonialismo. Si relacionamos la pertenencia étnica con el control que la mujer poseía sobre su sexualidad reproductora en un primer período, es decir, cuando la influencia británica recién comenzaba (siglo XVII) se ve con claridad que en un extremo del orden jerárquico se ubicaban las mujeres miskitas, que eran las que poseían un mayor control sobre su sexualidad reproductora. Este mayor control de la mujer miskita era resultado. indudablemente, de una sociedad de tipo igualitario.

60. La Gazeta de Guatemala (19 de abril de 1730). citada en García Pelaez, op, cit. tomo 11. pág. 122.
61. Celen 1995.págs. 78-102. 62. Ver García 1999.

Luego seguían en orden decreciente las cautivas, cuya localización dependía en forma directa de su grado de asimilación al grupo. Durante este período, las cautivas eran producto de las guerras intertribales, en donde también existían mujeres miskitas capturadas y adoptadas como "esposas" por hombres de las tribus vecinas. Sc trataba, tal como se ha dicho, de un intercambio de mujeres.

Cuanto mayor era el control que las mujeres poseían sobre su sexualidad reproductora, mayor era el poder de la mujer madre. En el caso de las mujeres miskitas, dicho poder se expresaba en la libre elección de sus parejas afectivas, en la participación igualitaria en los eventos sociales, o en la posibilidad de ejercer de sukias (shamans), Y además, en su autorización para el trabajo maternal tendiente a la reproducción cultural. He sugerido también que las relaciones sexual/ afectivas que entablaban con los hombres europeos debió otorgarles prestigio y poder social.

Sin embargo, pese a que las mujeres miskitas tenían un mayor control sobre su sexualidad que las mujeres de los demás grupos étnicos de la región, no hay que idealizar su situación. El poder de las mujeres miskitas se vio limitado al aumentar el poder masculino, originado y sustentado por las armas de fuego obtenidas de los británicos. En éstas se basó el proceso expansionista del grupo, así como la aparición de rangos políticos y militares en el reino miskito. Y también la jerarquización de la estructura social del reino, en donde en la escala más alta se ubicaban los hombres miskitos de mayor prestigio y status social, los que derivaban de las victorias militares y del número de esposas que poseían. La poligamia se volvió más común, al tiempo que aumentaba el número de cautivas de diferentes orígenes étnicos incorporadas al grupo como "esposas".

La mujer miskitas se vio sometida al autoritarismo masculino a fines del siglo XVIII, cuando a raíz de los acuerdos diplomáticos entre Gran Bretaña y España la población de origen británico abandonó la región y el reino pasó a estar formalmente dentro del dominio colonial español,  En esos momentos se acrecentaron los conflictos internos entre los indios miskitos y los zambos miskitos. La lucha por el poder político entre ambos grupos derivó en muchos casos en la apropiación forzosa de la sexualidad femenina y en la consecuente falta de poder de la mujer-madre, situación ante la que muchas mujeres se rebelaron.

No es desacertado suponerse que las cautivas constituían un grupo sin mayor poder social, aunque au situación podía variar en el transcurso del tiempo, ya que luego de procrear hijos eran asimiladas a la cultura miskita. La descendencia de estas mujeres contribuía a aumentar la población del grupo, por lo que es posible inferir una relación directa entre procreación y autorización a la práctica maternal y, consecuentemente, un cierto poder doméstico.

Posiblemente, quienes poseyeran menor poder como mujeres y madres eran las mujeres de las tribus vecinas, cuya maternidad estaba condicionada a su posición desventajosa en calidad de grupos dominados por los miskitos. Estas mujeres se vieron obligadas a responder a las necesidades defensivas del grupo, optando por una selección discriminatoria de su descendencia. Su sexualidad reproductora fue coaccionada externamente a desarrollarse en un área de no poder. ?
 

Tomado de La Revista del caribe Nicaragüense. WANI Enero-Marzo 2002.
incorporado a la Colección www.manfut.org en Dieciembre 2002.

Bibliografía

Allén, A. 1988. "Rethinking Power" Hvpatia, vol. 13, nr1:21-40

Arendt, 11. 1954. `What is Autority?" en Between fast and Future: Light h,,xercises in Political Thought. Harmondworth: Penguin.
Avón, T. 1956. Historia de Nicaragua. Vol. 2. Madrid: Escuela Profesional de Artes Gráficas, pág. 194-195.
Bassin, I)., Iloney, M. Y Kaplan, M. M. (eds.) 1994. Representations of Motherhood. New Haven y London: Yale University Press.

Bech Dyrberg, T. 1977. The Circular Structure of Power Politics, Identity, Community London:Verso
Bovallius, C.E. 1887. Resa i Central-Amerika 1881-18R3.lJppsala: Almquist & Wiksells Boktrickeri.
Brown, C., 1981. "Mothers, Fathers and Children. From Private to Public Patriarchy in Sargent, L. (ed.) Women and Revolution. Boston: South Fred Press.

Brownmiller, S. 1975. Against our will. Alen, Women and Rape. New York: Ballantine.
Carlsson, 1). 1947. Mina anteckningar ur livet. (manuscrito) TOHinge,
Colon, S 1995. "Like a Mother to Them. Stratified Reproduction and West Indian Childcare Workers and Employers in New York" in Ginsburg, F. 1). & Rapp, R. (eds.) Conceiving the New World Order The Global Politics of Reproduction. Berkeley, University of California Press, pág. 78-102.

Collins, P. if. 1990. Black Feminist Thought. Knowledge, Consciousness. and the Politics of Empowerment. Cambridge: Unwim Hyman.

Collins, P. H. 1994. "Shifting the Center: Race. Class, and Feminist Theorizing about Motherhood" in Basin, M, Honey. M y Mahler, M. Representations of Motherhood. New Haven Y London: Yale University Press.

I)elaney, C. (1986) "The Meaning of Paternity and the Virgin 1drtt Debate." Man, 21(3): 494-513.

Exquemelin, A. O. J. 1982/1684. "Piratas de América.' Nicarm guac, octubre.
Fay, B. I987.Critical Social Science. hhaca. Cornell University Presoo

Ferguson, A. 1997/ 1989. "On Conceiving Motherhood and Sexualh ty. A Feminist Materialist Approach" in 'Fletjens Movers. I).(cd.. Feminist Social Thought: A Reader. New York v London: Routledga

Focault, M. 1978. The History of Sexuality. New York: Random House.

Focault, M. 1980. Power/Knowledge. Selected Interviews and Gthe' Writings, 1972-1977.New York: Pantheon Books.

Focault, M. 1982 "The Subject and Power", in Dreyfus, H.l.. Rabinow, P. Michel Focault, Beyond Structuralism and Herrucneun tics. Brighton: Harverster.
Gamez, J. D. 1939/1915. Historia de la Costa de Alosquitos. Mru drid: Escuela Profesional de Artes Gráficas.

García, A., Cobo, T. y Olivera, M. 1983. La participación politico de la mujer en las regiones autónomas. Managua: Cenzontle.
García, C. 1996a The Making of the Miskntu People o/ Nicaragum The Social Construction of Ethnic Identity. Acta tJniversitatis I Jp: saliensis. Studia Sociologica Upsaliensis, 41.
García, C. 1996b. "Que implica ser madre y mujer en Asang. Ríe Coco. Wani, Revista del Caribe Nicaragüense. 19.

García, C. 1999 . "Interacción étnica y diplomacia de fronteras el el reino miskitu a fines del siglo XVIII', Anuario de Estudios .'Ion" ricanos LVI-I, pág. 95-121.
García Pelaez. F. de P. 1943. Ueniorias para la historia del anti guo reino de Guatemala, tomos II y III Biblioteca Payo de Rivera.
 

Dampier, W. 19681 1697-4 New Ióvague around the World. " Lon- Flays, S. 1996. The Cultural Contradiction of b-íotherhood. New don: Dover Publications, pág. 66-67. Haven y London: Yale 1Jniveristy Press.

Meld, V. Feminist Alorality. Transforming Culture, Society, and Politics. Chicago: University of Chicago Press. (leld_ V. 1997, 1989." Feminism and Moral Theory" in Meyers Tietjens, D. (ed.) Feminist Social Though: A Reader. N.Y y London: Routledge.

Helms, M. 1971. Asang. l daptatioiis to Culture Contact in a Miskito Community. Gainsville: University of Florida Press.

Ilelms. M. 1976. "Domestic Organization in Eastern Central America: the San Blas Cuna, Miskito, and the Black Carib Compared", 11estern Canadian Journal of Anthropology 6: 133-63.

Helms, M. 1983. "Miskito Slaving and Culture Contact: Ethnicity and Opportunity in an Expanding Population" Journal of Anthropological Research 2. 179-187.

Hernandez_ T. y Murguialdav, C. 1993. Mujeres indigenas aver y hoy Managua: Punto de encuentro.

Laqueur. T. W. 1990 "The Facts of Fatherhood" in Ilirsch, M. y Fox Keller. E. (eds.) ('or?/lids in Feminism.New York: Routledge. M.W. 1982 1699. "Los Indios Miskitos y su Río Dorado" Nicaraguac , octohre, 47-65.

Malinowski, B. 1913. The Family among Australian Aborigines. London: University of London Press.

Melhhus. M. 1998, "Configuring Gender: Male and Female in Mexican Heterosexual and Homosexual Relations" in Ethnos, vol. 63, in- 3, pug. 353-382.
 
 

 3 DE NOVIEMBRE DEL 2003 /  La Prensa
 

Reportaje especial
Emperador de Austria a favor de la Autonomía 

    En 1860 se celebró el primer tratado entre Inglaterra y Nicaragua sobre el territorio Mosquito. En 1881, el Laudo del Emperador de Austria falló a favor de la Autonomía (Self Government). En 1894 el gobierno declaró la Reincorporación. En 1905, el Tratado Altamirano - Harrison da pleno dominio a Nicaragua. El 30 de octubre de 1987 se decretó la Ley de Autonomía, y la del Reglamento en el 2003 
 
El jueves 30 de octubre, las principales autoridades de la RAAS y la RAAN celebraron el aniversario de haberse decretado la Ley de Autonomía, en 1987. En Bluefields hubo sesión especial del Concejo Regional, desfiles escolares y fiestas. (LA PRENSA/G. Miranda)
   

Roberto Sánchez Ramírez
Especial para LA PRENSA
escritor@ibw.com.ni

Fue en 1881 que por primera vez se usó la palabra “Autonomía” (self government), en documentos referentes a la Costa Atlántica o Caribe de Nicaragua, y figura en el artículo primero del Laudo Arbitral de S.M. el Emperador de Austria en la cuestión entre Nicaragua y la Gran Bretaña, respecto a la Reserva Mosquita. 

Ha sido de siglos el proceso para gobernar y administrar este territorio, no siempre integrado legalmente al de Nicaragua, históricamente en disputa por los Imperios Británico y Español, dominado por piratas y comerciantes de madera y banano, sujeto a los vaivenes de los cambios políticos del Pacífico, sometido por el colonialismo interno y externo. 

REFUGIO DE PIRATAS 

A inicio de los años 1600, la Costa Atlántica o Caribe de Nicaragua se convirtió en refugio de piratas, Bluefields, su principal población recibió su nombre de un bucanero holandés. La llamada entonces Costa de los Mosquitos servía como lugar de descanso y hasta escondite de tesoros robados en alta mar. Aquí estuvieron famosos piratas, entre ellos Henry Morgan, Morris y Jackman. 

Ya para 1705 habían establecimientos de ciudadanos originarios de Inglaterra a lo largo de la Mosquitia. Se establecieron tres colonias en lo que ahora es el río Negro, Cabo Gracias a Dios y Bluefields. Fue la primera presencia del Imperio Británico, bajo la protección del gobernador residente en Jamaica. 

El 8 de abril de 1740 llegó a Bluefields Roberto Hodgson, en calidad de Comisionado del Gobernador. Acordó con los pobladores que se convirtieran en súbditos del Rey de Inglaterra, se izó la bandera en el acto conocido como “Cesión del Territorio de la Mosquitia”, iniciando la llegada de colonos desde Jamaica. Hodgson fue nombrado Superintendente de la Mosquitia por el Rey de Inglaterra en 1748, dependiente de Jamaica. Falleció en Bluefields en 1759. 

LOS GRANDES CAPITALISTAS 

Aunque no había un gobierno formal, ni el Rey Mosco tenía mayor influencia, el verdadero poder lo ejercieron aquellos comerciantes que rápidamente se enriquecieron como fue el caso de Guillermo Pitt. También Roberto y Guillermo Hodgson, descendiente del primer Superintendente. Fueron dueños de casi todo Bluefields y sus alrededores, tenían grandes barcos que cargados de productos viajaban al puerto inglés de Bristol. Llegaron a tener más de 200 esclavos. Años más tarde, otro Hodgson, Jorge, sería también Superintendente. 

Conforme el Tratado de Versalles, Inglaterra y España acordaron en 1786 la soberanía española sobre el territorio Mosquito y la desocupación de los establecimientos ingleses. Al respecto se dictaron varias “Reales Órdenes”. Se proyectó traer familias de España para que colonizaran el territorio. El proyecto fracasó al regresar los primeros viajeros que no soportaron el calor ni las condiciones precarias en que vivían los mosquitos. 

BLUEFIELDS CAPITAL 

Para mediados del siglo XIX, Bluefields era considerada la capital de la Costa Mosquita. En la residencia del Rey se destacaba la insignia y la bandera de la Nación Mosquita, diseñadas y hechas en Inglaterra. Bluefields, junto con Carlsrube (Colonia con ciudadanos de origen prusiano) y Greytown (San Juan del Norte), eran las principales poblaciones de la Costa Atlántica de Nicaragua. 

El 28 de enero de 1860, el Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Lic. Pedro Zeledón y el Ministro Plenipotenciario de la Gran Bretaña, Carlos Lennox Wike, firman un Tratado en el que S.M. Británica “reconocerá como parte de Nicaragua, el país hasta ahora ocupado o reclamado por los indios mosquitos, dentro de la frontera de dicha República, cualquiera que sea aquella frontera”. 

Señala el mismo Tratado que “Se asignará a los indios mosquitos dentro del territorio de la República de Nicaragua, un distrito que permanecerá como se ha estipulado arriba, bajo la soberanía de la República de Nicaragua”. El territorio fue basado en el mapa de John Bayle, que data del año 1850. 

Entre los términos establecidos estaba que los indios mosquitos gozarían del derecho de gobernarse a sí mismos y de gobernar a todas las personas residentes dentro de dicho Distrito, según sus propias costumbres, y conforme a los reglamentos que puedan de vez en cuando ser adoptados por ellos, no siendo incompatibles con los derechos soberanos de la República de Nicaragua. Greytown o San Juan del Norte quedó como puerto libre bajo la autoridad de la República. 

EL LAUDO DEL EMPERADOR 

En 1877, el jefe Mosco William Henry Clarence, se quejó ante el gobierno de Inglaterra del trato que les daba el gobierno de Nicaragua, varias de las razones son coincidentes a las mismas de la actualidad, en resumen de la indiferencia gubernamental ante los problemas del territorio mosquito (ahora RAAN y RAAS). A consecuencia de las quejas y denuncias por los términos tratados en 1860, se acuerda someter el caso en calidad de árbitro a Francisco José S.M. el Emperador de Austria, Rey de Bohemia y apostólico Rey de Hungría. 

El Laudo, firmado en Viena el 2 de junio de 1881, entre los principales términos expresa “que la soberanía de Nicaragua no es plena e ilimitada, sino limitada por la Autonomía (self government) reconocida a los indios mosquitos, por lo que tienen derecho a enarbolar su bandera en el territorio asignado, debiendo sin embargo a ésta un emblema de la Soberanía de la República de Nicaragua; también se les dio a los mosquitos el derecho a explotar los productos naturales. 

EL 12 DE FEBRERO DE 1894 

El 12 de febrero de 1894, Rigoberto Cabezas, Inspector General de la Costa Atlántica, emite un decreto, fechado en Bluefields, en el que establece la ocupación militar de la ciudad y declara el estado de sitio. Desconoce a las autoridades de la Reserva Mosquita (el jefe era Robert Henry Clarence). El Comisionado de la República organizaría, según lo creyera conveniente, el régimen administrativo y político. Esta es la acción conocida en la historia como Reincorporación de la Mosquitia, otros historiadores la califican de “Anexión”. 

El jefe mosco con su gabinete se retiró al poblado Laguna de Perlas. Inmediatamente intervino el Cónsul inglés, quien con fecha 28 de mayo de 1894, firmó un acuerdo con el Comisionado del Supremo Gobierno de Nicaragua en la Reserva Mosquita, doctor José Madriz, en el Decreto figura que: “Todas las disposiciones expedidas por la autoridad soberana deben ser fielmente cumplidas en la Reserva. Las autoridades nicaragüenses vigilarán porque dichas resoluciones no sean contrarias a los privilegios municipales”. 

El 6 de octubre de 1894, la Asamblea Nacional, crea el cargo de Gobernador e Intendente para la Reserva Mosquita y el 9 es nombrado el Gral. Rigoberto Cabezas, con el sueldo de trescientos pesos mensuales. Se decreta la instalación del municipio para el lunes 29 de noviembre, día que se declara feriado, por abrirse “Una era de paz y reconciliación”. 

El 20 de noviembre de 1894, la Convención Mosquita, decreta la Reincorporación, en uno de los considerandos se señala que “Aunque la Constitución de Nicaragua provee a todas las necesidades y aspiraciones de un pueblo libre, eso no obstante, deseamos conservar privilegios especiales que acuerdan con nuestras costumbres e índole de raza”. Otras consideraciones fueron que todas las rentas que produzca el litoral mosquito serían invertidas en su propio beneficio, reservándose así la autonomía económica. 

En el capítulo II se estableció que “Como un voto de gratitud al Magistrado Presidente de la República, General don J. Santos Zelaya, a cuyos esfuerzos se debe que entremos a disfrutar de libertades, lo que antes se denominó Reserva Mosquita, de hoy en adelante se llamará Departamento de Zelaya”. Cabe aclarar que hubo necesidad de testigos pues los miembros de la Convención no sabían firmar. Uno de los testigos fue B.B. Scot, Agente Consular de los Estados Unidos de América, en el Puerto de Bluefields. 

El 5 de junio de 1900, el gobierno del Presidente José Santos Zelaya López, dictó una disposición relativa a la instrucción pública para el departamento de Zelaya, en la que ordena que la educación primaria y secundaria se impartan en lengua castellana. Parte de los centros se vieron obligados a cerrar. 

Con fecha 11 de octubre de 1903, La Gaceta publicó el Decreto elevando Bluefields a ciudad y declarándole cabecera del Departamento. En 1905 se crea una Corte de Apelaciones. 

TRATADO ALTAMIRANO - HARRISON 

El 19 de abril de 1905, se firma un Tratado que expresa en su primer párrafo que “Su Majestad el Rey del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda, y de los Dominios Británicos de Ultramar, Emperador de la India, etc. etc.; y su Excelencia el Señor Presidente de la República de Nicaragua; deseosos de terminar de una manera amigable las cuestiones pendientes con relación a la Reserva Mosquita”, disponen celebrar un Tratado. 

Representaron a sus respectivos gobiernos el “Honorable señor Herbert William Broadley Harrison, Caballero, Socio de la muy distinguida Orden de San Miguel y San Jorge, Encargado de Negocios de Su Majestad Británica en Nicaragua y el Dr. Adolfo Altamirano, Ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno del Presidente Zelaya López. 

Por primera vez el Imperio Británico reconoció la absoluta soberanía de Nicaragua sobre la Reserva Mosquita pero atendiendo que los indios mosquitos estuvieron bajo la protección de Gran Bretaña, el gobierno de Nicaragua convino otorgar una serie de concesiones, entre ellas: a los indios y criollos nacidos antes de 1894, exoneración del servicio militar, impuestos directos sobre sus personas, bienes, posesiones, animales y medios de subsistencia. 

Los indios podrían vivir según sus propias costumbres, siempre que no se opusieran a las leyes del país y la moralidad pública. Se daría prórroga de dos años para legalizar los terrenos adquiridos por las disposiciones que regían en la Reserva antes de 1894, el gobierno no cobraría nada por las tierras y su medida, ni por el otorgamiento de los títulos. 

Otra de las disposiciones es que se permitiría al ex jefe de los indios mosquitos, Roberto Henry Clarence, residir en la República, gozar de completa protección, en tanto “no infrinja las leyes y con tal que sus actos no tiendan a incitar a los indios contra Nicaragua”. En el mes de julio hubo una rebelión. El jefe mosco asumió el poder al abandonar Bluefields las tropas nicaragüenses comandadas por el General Cabezas, con destino al Rama. 

En agosto de nuevo fue tomado Bluefields por las tropas del Gobierno de Nicaragua. El ex - jefe Clarence con más de cien criollos se refugió en el barco inglés Mohawk y partió hacia Jamaica. Terminó así el último intento de mantener la Reserva Mosquita. Roberto Henry Clarence falleció en Jamaica en 1908. 
 

 3 DE NOVIEMBRE DEL 2003 /  La Prensa  


El memorial del senador Hogdson 

    
El último Jefe Mosco, Roberto Henry Clarence, con sus ministros. De pie James Cuthbert h., Piets y McCray. Sentados Charles Peterson, el jefe mosco y James Cuthbert padre. (LA PRENSA/Archivo/Cidca)
   

Roberto Sánchez Ramírez
Especial para LA PRENSA
escritor@ibw.com.ni

En 1935, el senador Horacio Hogdson, en nombre de los ciudadanos indios y criollos, presentó un Memorial ante el Congreso Nacional de Nicaragua. Era Presidente el Dr. Juan Bautista Sacasa. Publicamos una parte, el texto completo figura en la obra Historia de la Costa Atlántica del Dr. Germán Romero Vargas, editada por el Cidca - UCA. Es lamentable que 68 años después muchos de los reclamos son valederos, basta con cambiar fechas y nombres. 

EL MEMORIAL 

“Al presentar el proyecto que envuelve este memorial para el desarrollo moral y material de este Departamento, que ha sido notablemente abandonado por todos los partidos políticos del país desde su reincorporación a la República por los últimos 41 años, esperamos que esa Honorable Asamblea tomará en cuenta nuestra justa posición y que escuchará con interés y paciencia nuestra exposición”. 

“El Departamento de Zelaya no es una colonia, nunca fue conquistado por el gobierno de Nicaragua, sino que anteriormente a la Reincorporación había sido un pequeño Reino bajo el protectorado de la Gran Bretaña. Circunstancias políticas bien conocidas del mundo, trajeron nuestra unificación con el resto de la República, la cual se fortaleció por medio de la Convención Mosquitia, documento formulado por los oficiales de la Costa Indígena en la ciudad de Bluefields el 4 de diciembre de 1894. Los representantes de los indios mosquitos fueron traídos a Bluefields, mantenidos aislados y compelidos por los políticos a firmar esa Convención, sin que se les diera ocasión para consultar con sus consejos, a fin de que tuvieran la oportunidad de estudiar detenidamente los términos de la repetida Convención. Sin embargo, habiendo sido ratificada esa Convención por el Congreso Nacional el 23 de febrero de 1895, desde entonces vino a ser una Ley de este país”. 

“Desde su Reincorporación a la República, este Departamento no ha hecho progreso en ningún sentido, por el contrario, ha retrocedido completamente; retroceso en el comercio, en la educación y en su desenvolvimiento social y moral, y este retroceso es tan alarmante que presagia un porvenir oscuro para esta región del Atlántico. Y es bueno recordar que cuando el gobierno de Nicaragua nos incorporó bajo su bandera, prometió encauzar nuestra vida por la senda del progreso y la civilización y de redimirnos de la esclavitud en que nos encontró, según dice la Convención Mosquitia, sin embargo, esto no se ha hecho, y por tal razón es que este pueblo solicita un nuevo modus vivendi, que nosotros creemos se puede asegurar dentro de los límites que señala la Convención Mosquitia. Creemos que la siguiente relación histórica merece exponerse, porque ella nos da razones apreciables y fuertes que robustecen la justicia de nuestra petición”. 

“El Presidente Zelaya, sin otra razón que la de principiar a poner obstáculos al desenvolvimiento de ese Departamento, trasladó a la capital las entradas aduaneras que se invertían aquí, violando de esta manera la Convención Mosquitia. Además de esa flagrante violación, Zelaya concedió a sus amigos grandes cantidades de tierras, por medio de denuncias, acomodados a leyes dictadas ad hoc, sin tomar en cuenta los intereses del pueblo”. 

“Esas grandes concesiones de tierra alcanzaron su máximun en el Distrito Punta Gorda, donde los terrenos de más valor fueron dados a personas del interior de la República en detrimento de los de esta Costa. El resultado actual es que los nativos del Departamento ahora no tienen terreno para sus trabajos de agricultura u otros fines. Esto demuestra que este Departamento ha sufrido grandes perjuicios en lugar de haberse beneficiado bajo el gobierno de Nicaragua, y por lo tanto nosotros sometemos a vuestro alto criterio las siguientes consideraciones”. 

- “Desde la Reincorporación de la Mosquitia, pareciera que una sistemática destrucción económica de este Departamento ha sido llevada a efecto por el gobierno de Nicaragua. Antes de esta Reincorporación los indios mosquitos y criollos mantenían un comercio lucrativo y exterior con Europa y Estados Unidos”. 

- “Los nativos de este Departamento poseían grandes establecimientos comerciales, líneas de vapores que llevaban bananos, maderas y cocos y muchos otros estaban interesados en diferentes industrias como las minas y pesca de tortugas. En aquel tiempo permanecían tres y cuatro barcos amarrados al muelle de El Bluff. Bien comprendemos que todo el mundo sufre ahora las angustias de las crisis económicas; pero esta destrucción del comercio de Bluefields viene desde antes de la crisis, el decaimiento paulatino se nota durante los últimos 41 años”. 

- “Desde la Reincorporación de la Mosquitia aquí ha existido una destructiva explotación de los recursos naturales de este Departamento por concesionarios extranjeros que han operado en esta región, y astutos especuladores que han venido del interior de la República. Grandes empresas extranjeras que trabajaban en esta costa han violado las leyes del país de muchas maneras; esto ha sido especialmente notado en los cortes de maderas en donde los inspectores forestales eran sobornados para que no cumplieran con las obligaciones que las leyes imponían. Estos inspectores casi en su totalidad eran personas que nos mandaban del interior de la República. Ésta es una de las causas del decaimiento de la industria maderera porque en muchos lugares no fueron plantados los árboles para reponer los cortados”. 

- “La destrucción del Departamento de Zelaya, es no sólo en su parte económica, sino que se manifiesta asimismo en el desenvolvimiento social, moral y educativo. Cuando el gobierno de Nicaragua llegó a esta región nos encontró no esclavos como dice la Convención, sino como un pueblo civilizado, con un buen sistema educacional basado en los métodos de la raza anglosajona. El gobierno nunca se ha preocupado para introducir a esta Costa un sistema moderno de educación”. 

- “Otro error de nuestro gobierno en sus relaciones con este Departamento durante los últimos 40 años, es que no ha promovido el desarrollo del capital nacional, alentando a capitalistas y hombres de negocios del interior para que vengan a estas costas a tratar con nosotros. Sin embargo, hemos tenido una irrupción de astutos políticos y abogados inescrupulosos a quienes sólo les ha animado adquirir prestigio y riquezas”. 

- “Este Departamento carece de buenos caminos, puertos modernos, de sistemas telefónicos y servicios adecuados de hospitales. Muchos departamentos del interior, especialmente Managua, Granada y León gozan de todos estos beneficios de una ciudad moderna, y sin embargo Bluefields no tiene nada “y produce la tercera parte de las ventas nacionales”. 

FUENTES DE INFORMACIÓN 

Especial agradecimiento por el apoyo del Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos (Cedehca), a su Directora Ejecutiva, Lic. Miriam Hooker. Al Centro de Investigaciones y Documentación de la Costa Atlántica (Cidca – UCA), Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe de Nicaragua (Uraccan),Profesor Hugo Sujo Wilson. Expediente de Campos Azules del Dr. Eduardo Pérez Valle, Historia y Autonomía del Caribe Nicaragüense del Dr. Owyn Hodgson Blardford, colección de revista Wani, Historia de la Costa Atlántica del Dr. Germán Romero Vargas.
 
 
  3 DE NOVIEMBRE DEL 2003 /  La Prensa 
 

Reportaje especial
El complejo proceso de la Autonomía 

    
El Jefe Mosco, rodeado de sus minitros y guardia de honor, en Bluefields. Hasta 1860 se llamaron Reyes y luego Jefes, hasta 1894 cuando Roberto Henry Clarence se marchó al exilio en Jamaica, donde falleció en 1908. (LA PRENSA/Archivo/Cidca)
   

Roberto Sánchez Ramírez
 
escritor@ibw.com.ni

“El pueblo de Nicaragua es de naturaleza multiétnica”, parte del artículo ocho de la Constitución Política, aprobada en 1985, marca el inicio del proceso de Autonomía de las Regiones de la Costa Atlántica (Caribe) de Nicaragua. 

El 30 de octubre de 1987, se publicó en La Gaceta No. 238, la Ley No. 28 que contiene el Estatuto de Autonomía, se reconoce por primera vez en un documento oficial del Estado que las poblaciones indígenas han estado sometidas a procesos de empobrecimiento, segregación, marginalidad, asimilación, opresión, explotación y exterminio. 

Se decreta que las lenguas de las comunidades de la Costa Atlántica serán de uso oficial en las Regiones Autónomas. Quedó plasmado en la ley el respeto al patrimonio histórico, artístico, lingüístico, cultural, étnico, religioso, etc. Firmaron la Ley No. 28, Carlos Núñez Téllez en su calidad de Presidente de la Asamblea Nacional y Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República. 

La Ley No. 28, estableció en su arto. No. 44 que el Estatuto de Autonomía sería reglamentado. Tuvieron que pasar 16 años para que la Asamblea Nacional decretara el Reglamento. Entre la Ley de Autonomía y su Reglamentación se dictaron otras leyes, entre ellas la Ley 162 sobre el uso oficial de las lenguas de las comunidades de la Costa Atlántica de Nicaragua. 

Ley No. 445, referente al régimen de propiedad comunal de los pueblos indígenas y comunidades étnicas de las Regiones Autónomas y de los ríos Bocay, Coco, Indio y Maíz. Fue aprobada en la Asamblea Nacional el 13 de diciembre del 2002. Se creó la Comisión Nacional de Demarcación y Titulación (Conadeti) y las Comisiones Intersectoriales de Demarcación y Titulación (CIDT). 

FALTAN LEYES 

Ha sido grande el avance, principalmente en la toma de conciencia de los propios pobladores de las Regiones Autónomas. Es extraordinaria la cantidad de organismos no gubernamentales que laboran sobre diferentes aspectos, en busca de consolidar una identidad común centrada en la “costeñicidad”, en una suma de etnias, lenguas, culturas, religiones etc. 

Existe ya un alto grado de confianza, credibilidad y auto- estima. Quedan huellas después de tantos años de irrespeto y explotación de los recursos locales. Todavía la ignorancia de la gente del interior se exhibe como ocurrió el pasado 11 de octubre, en un público atropello a los valores de la Costa Caribe. Poco faltó para que se imitara la Convención Mosquita de 1894. Se dio un retroceso de más de cien años, cuando se pretendía celebrar el Centenario de haberse dado el Decreto declarando ciudad a una ciudad que lo era desde hacía mucho tiempo. 

Faltan todavía muchas leyes. La de pesca, es necesario incorporar a la nueva Ley General de Educación el sistema educativo autonómico regional con verdaderos educadores representativos de una región donde ya habían centros de enseñanza desde mediados del siglo XIX, donde hubo indígenas ramas y criollos educados en Inglaterra. No se ha elaborado el modelo de administración de justicia que reconoce el derecho consuetudinario conforme la nueva ley del sistema judicial en sus artículos 60 al 62. Es necesaria la reforma a la Ley Electoral en lo referente a la Costa Atlántica. 

Pero sobre todo hace falta preocuparse más por conocer la historia, las expresiones que permitan romper la ignorancia que aún existe en el Pacífico, incluso a nivel de gobierno, y no seguir creyendo que todo se limita a un grupo de negros y negras bailando palo de mayo. El progreso debe cimentarse en el conocimiento y comprensión, el respeto y tolerancia. Sólo así habrá una verdadera integración y el ejercicio de la Autonomía

I
Regresa al siglo XIX
Regresa a Ciudad de Bilwi
comienzo de esta hoja
 
 
 
 
 
 
 

 

DISCLAIMER
Todos los documentos públicados a mi entender son del dominio público, Al hablar del pasado, es mi intención presentar nuestras edades en la historia local por orden cronológico,  Siglos con todas aquellas épocas de guerra y paz, siglos expresados en documentos y pocas escenas narradas por historiadores reconocidos,  Busco los detalles de los grandes eventos, procuro ordenar por meses , o días..Mi intención es  formar una pieza..   espero que todos los documentos disponibles en ésta colección tengan su fuente citada correctamente,  y si no lo és así, favor citarla por e-mail y la corregiré adecuadamente, se trata de poner las piezas de nuestra historia en su lugar .
COLECCIONES NIKA CYBERMUNICIPIO
Diseño y recopilación de datos por Eduardo Manfut P. (mayo - 2001).