En cada lugar...
algo especial....

Colección de Documentos Históricos 
Acta de Independencia de Centro América

DECRETO DE INDEPENDENCIA ABSOLUTA DE LAS PROVINCIAS DEL CENTRO DE AMERICA Y DE LA CREACION DE LA FEDERACION



Acta de Independencia de Centro América.
Palacio Nacional de Guatemala, quince de Septiembre de mil ochocientos veinte y uno.

Siendo públicos e indudables los deseos de independencia, del gobierno español que por escrito y de palabra ha manifestado el pueblo de esta Capital: recibidos por el último Correo diversos oficios de los Ayuntamientos, Constitucionales de Ciudad Real, Comitán y Tuxta, en que comunican haber proclamado y jurado dicha Independencia, y excitan a que se haga lo mismo en esta Ciudad: siendo positivo que han circulado iguales oficios a otros Ayuntamientos determinados de acuerdo con la Excelentísima diputación Provincial que para tratar de asunto tan grave se reuniesen en uno de los Salones de este Palacio la misma Diputacion Provincial, e ; Ylmo. Señor Arzobispo, los Sres. individuos que disputasen, la Excma. Auda. Territorial, el Venerable Sr. Dean y Cabildo Eclesiástico, el Excmo. Ayuntamiento, el M. Y. Claustro, el Consulado y Colegio de Abogados, los Prelados regulares, jefes y funcionarios públicos: Congregados todos en el mismo Salón: leídos los Oficios expresados: discutido y meditado detenidamente el asunto; oído el clamor que Viva la Indpendencia que repetía de continuo el pueblo que se veía reunido en las Calles, plaza, patio, corredores, y ante Sala de este Palacio se acordó: por esta Diputación e individuos del Excmo. Ayuntamiento.

1.- Que siendo la Independencia del Gobierno Español, la voluntad general del pueblo de Guatemala, y sin perjuicio de lo que determine sobre ella el Congreso que debe formarse, el Sr. Jefe Político la mande a publicar para prevenir las consecuencias que serian temibles en el caso de que la proclamase de hecho el mismo pueblo.

2.-  Que desde luego se circulen Oficios a las Provincias por Correos extraordinarios para que sin demora alguna se sirva a proceder, a elegir Diputados y representantes suyos, y estos concurran a esta Capital a formar el Congreso que deba decidir el punto de Independencia fijar, en caso de acordarla la forma de gobierno y la ley fundamental que debia regir.

3.- Que para facilitar el nombramiento de Diputados, se sirva hacerlo las mismas Juntas Electorales de Prova que hicieron o debieron hacer las elecciones de los últimos Diputados o Cortes.

4.- Que el número de estos diputados sea en proporción de uno para cada mil individuos, sin excluir de la Ciudadanía, a los originarios de Africa.

5.- Que las mismas juntas electorales de Prova teniendo presente los últimos censos se sirvan determinar según esta base el número de Diputados o representantes que deban elegir.

6.- Que en atención a la gravedad y urgencia del asunto, se sirvan hacer las elecciones de modo que el día primero de Marzo del año próximo de 1822, estén reunidos en esta Capital todos los Diputados.

7.- Que entre tanto, no habiendo novedad en las autoridades establecidas, sigan éstas ejerciendo sus atribuciones respectivas con arreglo a la Constitución, Decretos y Leyes, hasta que el Congreso indicado determine lo que sea más justo y benéfico.

8.- Que el Sr. Jefe Político Brigadier Don Gabino Gaínza, continúe con el Gobierno Superior Político y Militar, y para que este tenga el carácter que parece propio de las circunstancias, se forme una Junta provisional consultiva, compuesta de los Sres. individuos actuales de esta Diputación Provincial, y los Sres. Don Miguel de Larreynaga, Ministro de esta Audiencia, Don José Cecilio del Valle, Auditor de Guerra, Marqués de Aycicena, Doctor Don José Valdez, tesorero de esta Sta. Iglesia, Dr. Don Angel Ma. Candina, y Licenciado don Antonio Robles, Alcalde 3o. Constitucional; el primero para la Provincial de León, el 2o. para la de Comayagua, el 3o. para Quesaltenango, 4o. para Sololá y Chimaltenango, 5o. para Sonsonate, y el 6o. para Ciudad R. de Chiapa.

9.- Que esta Junta provisional consulte al Sr. Jefe político en todos los asuntos económicos y gubernativos degnos de su atención.

10.- Que la Religión Católica, que hemos profesado en los Siglos anteriores, profesaremos en lo sucesivo, se conserve pura e inalterable, manteniendo vivo el espiritu de religiosidad que ha distinguido siempre a Guatemala, respetando a los Ministros eclesiásticos seculares y regulares, y protegiéndose en sus personas y propiedades.

11.- Que pase ofocio a los dignos Prelados de las comunidades religiosas, para que cooperando a la luz y sosiego, que es la primera necesidad de los pueblos, cuando pasan de un gobierno a otro, dispongan que sus individuos exhorten a la fraternidad y concordia, a los que estando unidos en el sentimiento de la independencia deben estarlo también en todo lo demás, sofocando pasiones individuales que dividen los ánimos, y producen funestas consecuencias.

12.- Que el Excelentísimo Ayuntamiento, a quien corresponde la conservación del orden y tranquilidad, tome las medidas más activas para mantenerla imperturbable en toda esta Capital y pueblos inmediatos.

13.- Que el Señor Jefe Político publique un manifiesto haciendo notorio a la faz de todos, los sentimientos generales del Pueblo, la Opinion de las autoridades y corporaciones; las medidas de este Gobierno; las causas y circunstancias que lo decidieron a prestar en manos del señor Alcalde 1o. a pedimento del Pueblo, el juramento de Independencia y de fidelidad al Gobierno Americano que se establezca.

14.- Que igual juramento presten la Junta Provisional, el Excmo. Ayuntamiento: el Ylmo. Señor Arzobispo; Los Prelados regulares: sus comunidades religiosas: jefes y empleados en la Rentas: autoridades, corporaciones; y tropas de las respectivas guarniciones.

15.- Que el Señor Jefe Político, de acuerdo con el Excelentísimo Ayuntamiento disponga la solemnidad y señale el día en que el Pueblo deba hacer la Proclamación, y Juramento expresado de Indpendencia.

16.- Que el Excmo Ayuntamiento disponga la acuñación de una medalla que perpetúe en los Siglos la memoria del quince de Septiembre de mil ochocientos veinte y uno, en que Guatemala proclamó su feliz Independencia.

17.- Que imprimi^ndose esta Acta, y el manifiesto expresado se circule en la Exmas. Diputaciones provinciales. Ayuntamiento constitucionales y demás autoridades eclesiásticas, regulares y seculares, y militares para que siendo acordes en los mismos sentimientos que ha manifestado este Pueblo, se sirvan obrar con arreglo a todo lo expuesto.

18.- Que se cante el día que designe el Sr. Jefe político una misa solemne de gracia, con asistencia de la Junta Provisional de todas las autoridades, corporaciones, y jefes, haciéndose salvas de artillerias, y tres días de iluminación.

Gabino Gaínza, José Matías Delgado, Manuel Antonio de Molina, Mariano de Larrave, Mariano de Aycicena, Pedro de Arrollave, José Marno Calderón, Antonio de Rivera, Isidoro de Valle y Castricione, Joé Domingo Dieguez (Secret. de pac. ), Lorenzo de Romaña (Secret.)



DECRETO DE INDEPENDENCIA ABSOLUTA DE LAS PROVINCIAS DEL CENTRO DE AMERICA Y DE LA CREACION DE LA FEDERACION


1 de Julio de 1823.
Los Representantes de la Provincias unidas del Centro de América,...

Habiendo discutido la materia, oido el informe de las diversas comisiones que han trabajado para acumular y presentar a esta Asamblea todas las luces posibles acerca de los puntos indicados; teniendo presente cuando puede requerirse para el establecimiento de un nuevo Estado, y tomando en consideración:

PRIMERO: Que la Independencia del Gobierno Español ha sido y es necesaria en las circunstancias de aquella nación y las de toda la América: que era y es justa en si misma y esencialmente conforme a los derechos sagrados de la naturaleza: que la demandaban imperiosamente las luces del siglo, las necesidades del Nuevo Mundo y todos los demás caros intereses de los pueblos que lo habitan.

Que la naturaleza misma resiste la dependencia de esta parte del globo separada por un Oceáno inmenso de la que fué su metrópoli, y con la cual le es imposible mantener la inmediata y frecuente comunicación, indispensable entre los pueblos que forman un sólo Estado.

Que la experiencia de más de trescientos años manifestó a la América que su felicidad era del todo incompatible con la nulidad a que la reducia la triste condición de colonia de una pequeña parte de Europa.

Que la arbitrariedad con que fue gobernada por la nación española y la conducta que ésta observó constantemente, desde la conquista, excitaron a los pueblos al más ardiente deseo de recobrar sus derechos usurpados.

Que a impulsos de tan justos sentimientos, todas las provincias de América sacudieron el yugo que las oprimió por espacio de tres siglos: que las que pueblan el antiguo Reino de Guatemala proclamaron gloriosamente su independencia en los últimos meses del año de 1821, y que la resolución de conservarla y sostenerla es el voto general y uniforme de todos sus habitantes.

SEGUNDO:  Considerando por otra parte: Que la incorporación de estas provincias al extinguido Imperio Mexicano, verificada sólo de hecho en fines de 821 y principios de 822, fué una expresión violenta arrancada por medios viciosos e ilegales.

Que no fué acordada ni pronunciada por órgano, ni por medios legítimos; que por estos principios la representación nacional del estado mexicano, jamás aceptó expresamente, ni pudo con derecho aceptarla; y que las providencias que acerca de esta unión dictó y expidió D. Agustin de Iturbide, fueron nulas.

Que la expresada agregación ha sido y es contraria a los intereses y a los derechos sagrados de los pueblos nuestros comitentes; que es opuesta a su voluntad y que en concurso de circunstancias tan poderosas e irresistibles exigen que las provincias del antiguo reino de Guatemala se constituyan por si mismas y con separación del Estado Mexicano.

Nosotros, por tanto, los representantes de dichas provincias, en su nombre, con la autoridad y conformes en todo con sus votos, declaramos solemnemente:

1ª   Que las expresadas provincias, representadas en esta Asamblea, son libres e independientes de la antigua España, de México y de cualquiera otra potencia, así del antiguo como del nuevo mundo; y que no son ni deben ser patrimonio de persona ni familia alguna.

2ª    En consecuencia, son y forman nación SOBERANA, con derechos y en aptitud de ejercer y celebrar cuantos actos, contratos y funciones ejercen y celebran los otros pueblos libres de la tierra.

3ª    Que las provincias, representadas en esta Asamblea (y demás que expontaneamente se agreguen de los que componian el antiguo Reino de Guatemala) se llamarán por ahora sin perjuicio de lo que resuelva en la Constitución que ha de firmarse. "PROVINCIAS UNIDAS DEL CENTRO DE AMERICA"

Y mandamos que esta declaratoria y la acta de nuestra instalación se publiquen con la débida solemnidad...

Dado en Guatemala a 1ª de Julio de 1823.- José Matías Delgado, etc

.
Versión internet: Eduardo Manfut P.
Recopilación Antonio Esgueva
Universidad Centroaméricana
Facultad de Ciencias Jurídicas
Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica

Regresa al siglo XIX
 
 

comienzo de esta hoja
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

DISCLAIMER
Todos los documentos públicados a mi entender son del dominio público, Al hablar del pasado, es mi intención presentar nuestras edades en la historia local por orden cronológico,  Siglos con todas aquellas épocas de guerra y paz, siglos expresados en documentos y pocas escenas narradas por historiadores reconocidos,  Busco los detalles de los grandes eventos, procuro ordenar por meses , o días..Mi intención es  formar una pieza..   espero que todos los documentos disponibles en ésta colección tengan su fuente citada correctamente,  y si no lo és así, favor citarla por e-mail y la corregiré adecuadamente, se trata de poner las piezas de nuestra historia en su lugar .
COLECCIONES NIKA CYBERMUNICIPIO
Diseño y recopilación de datos por Eduardo Manfut P. (mayo - 2001).