Colecciones NiKa-CyberMunicipio
Bienvenido a Comalapa, Chontales donde los ríos tambien son de leche...
Celebre sus fiestas patronales en honor a la virgencita de la Candelaria..el novenario empieza el 23 de enero y culminan el 31 del mismo mes. Las fiestas comienzan el dos de febrero y finalizan el 6 del mismo mes.
 
Las Islas de Puerto Díaz
Tour Gran Cocibolca de Chontales
Puntos a visitar en Chontales: 
Isla Grande, 
Isla Redonda, 
Isla El Muerto 
Isla La Pelona. 
Laguna San Miguelito 
Laguna Las Mesas.
La Punta de Mayales, en la desembocadura del Río Mayales

  A=Area territorial/Km² 
P=Poblacion    V=Votos
D=Densidad       INIFOM 96
Departamento: 6481.27  Km²
A             P           V          D
 1,037   50,791   28,762   49.5

Alcalde 
ERWIN D CASTILLA URBINA
Teléfonos de Alcaldia:
081-20641-
812-2388, Fax 812-2974

A              P          V          D
1,055   16,882   8,789     15

Alcalde 
ARMANDO CHAVARRIA B
Teléfonos de Alcaldia: 
818-0084

A         P           V          D
 586  10,940   5,976   15.6 

Alcalde 
GONZALO BELLANGER M
 Teléfonos de Alcaldia:
849-2048

A         P       V          D
306

Alcalde 
JULIO A.  RIOS FARGAS 
Teléfonos de Alcaldia:
816-0007

A         P       V          D
277  11,000   5460    15

Alcalde 
LESLIE LOPEZ MARTINEZ
Teléfonos de Alcaldia:
812-3206

A         P           V          D
717    12,543  5,631   16.3

Alcalde 
DENIS A. URBINA PALMA
 Teléfonos de Alcaldia:

A         P           V          D
761   9,814    4,912     16.5

Alcalde 
RAFAEL A. OBREGON LAZO
Teléfonos de Alcaldia: 
081-92370

A         P             V          D
604    7,125    3,986      11

Alcalde 
CRUZ A. VEGA GONZALEZ
Teléfonos de Alcaldia: 
819-2563

A             P           V          D
1,168  20,543    8,023    12.6

Alcalde 
MIGUEL BUSTAMANTE A
Teléfonos de Alcaldia:
816-0045, 816-0058

A           P            V          D
450    15,997    8,023    34.4

Alcalde
MANUEL SEVILLA SOLANO 
Teléfonos de Alcaldia:
819-2171, Fax 819-2934 
EL AYOTE

 

 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 Población: 1,740 habitantes. - Producción: Ganadería, leche, maíz, frijoles. - Extensión territorial: 461 kilómetros cuadrados. - Altura sobre el nivel del mar: 270 m 
- Norte: Municipio de Camoapa, Depto. de Boaco. - Sur: Gran Lago de Nicaragua. - Este: Municipio de Juigalpa. - Oeste: Municipio de San Lorenzo, Departamento de Boaco.
   Comalapa:
Pueblo de leyendas y personajes
 Iglesia terminada de construir el 12 de abril de 1816. 
Orlando Valenzuela
 laprensa.com.ni 
 * Es uno de los más pequeños y antiguos poblados del Departamento de Chontales, lleno de míticas leyendas sobre ceguas, y con una gran devoción religiosa a la Virgen de Candelaria, patrona oficial del poblado

Comalapa es el municipio más antiguo de Chontales. Según datos históricos, entre 1600 y 1752, este poblado se llamaba San Bartolomé de Comalagualpan, en honor de su primer patrono. 

En sus escritos, el Obispo de Costa Rica y Nicaragua, Fray Agustín Morel de Santa Cruz, que visitó este lugar el 20 de marzo de 1752, describe que éste era un poblado pedregoso compuesto de 16 chozas de paja, que tenía una ermita consagrada a San Bartolo donde la mayoría de sus habitantes eran indígenas que aún usaban taparrabos.

Durante muchos años los antiguos pobladores del entonces Comalagualpan vivieron en el sitio conocido como El Limón, ubicado unas cuatro leguas al oriente de su actual posición urbana, hasta que a principios del siglo XVIII fue trasladado al definitivo lugar donde hoy se desarrolla como un pueblo tranquilo y trabajador, distante unos 130 kilómetros de Managua y 37 de la ciudad de Juigalpa.

Se cuenta que durante las guerras civiles que azotaron Nicaragua después de la independencia de España, el pequeño y pacífico poblado de Comalapa sirvió de refugio a muchos ciudadanos que huían de los bandos en pugna.
En varias ocasiones la población se vio obligada a tomar las armas para defenderse. Incluso se dice que de aquí salió el derrocamiento del general Zelaya a principios del siglo pasado.

GLORIA POR EMILIANO CHAMORRO

Pero la época de mayor gloria de Comalapa no fue durante la guerra, sino cuando subió al poder el General Emiliano Chamorro, que desde niño se crió en este poblado. 

Se casó con una comalapeña, razón por la cual este poblado se convertía en la capital de Nicaragua cada vez que el General Chamorro lo visitaba, pues era motivo de fiesta y grandes agasajos por parte de las autoridades y la población.

En la actualidad el pueblo de Comalapa sigue siendo un lugar tranquilo, lleno de gente amable y afectuosa con los visitantes.

Tiene en su centro urbano, una antigua y muy bonita iglesia parroquial, la que fue terminada de construir el 12 de abril de 1816. 

Cuenta con un amplio parque municipal y al menos las calles principales del casco urbano están adoquinadas. Sobre el costado izquierdo del parque se encuentran varias casas estilo colonial que le dan un ambiente muy especial a este pueblecito chontaleño.

LEYENDAS Y PERSONAJES INOLVIDABLES

La historia de Comalapa está llena de leyendas misteriosas y curiosas anécdotas de personajes de la vida real que de alguna manera han contribuido al desarrollo de la identidad cultural de este pueblo.

Una leyenda que todo poblador conoce y afirma que no es cuento sino verdad, es que a principios del siglo pasado XX, desde el cerro de La Cruz, ubicado frente al poblado, bajaba una manada de yeguas en celo a relinchar en la plaza, ubicada frente a la antigua iglesia. 

Se dice que eran las brujas de la comunidad de San Francisco que llegaban para verse con sus amantes. 

Pero un día de tantos, el cura párroco del pueblo subió con un grupo de feligreses a poner tres cruces en lo alto del cerro para que se calmaran las bestias.

Desde entonces ya no bajan al pueblo las yeguas, aunque algunos trasnochadores aseguran que a veces escuchan a lo lejos el relincho de las famosas potrancas.

El licenciado José Orentes Bellanger, cuenta que en el pueblo existieron varios sacerdotes que se hicieron famosos, no sólo por su prédica desde el púlpito sino por su amor a este pedazo de terruño.

El padre Juan Ignacio Arias, fue párroco de este pueblo a inicios de la década de 1950 y en una ocasión había dicho: “Yo quiero venir a morir a Comalapa”.

Pues resulta que una vez que el padre fue enviado a otra iglesia, él siempre venía a visitar a sus antiguos feligreses y a unos familiares del pueblo. 

En 1958, el padre volvió como de costumbre a visitar el pueblo y de forma repentina, murió de un infarto al corazón, cumpliéndose así su deseo de “venir a morir a Comalapa”.

Otro caso curioso es el del padre Máximo Gutiérrez, que tenía un carácter muy temperamental. 

Era tan arrecho, que por las tardes salía con su chilillo a las calles y se metía a las cantinas a sacar a los hombres y los ponía a trabajar en un gran cerco de piedras alrededor de la casa cural. 

El padre tenía un caballo que llamaba “Pirata” y resulta que un día, alguien, por bandidencia o mala intención, le cortó la cola al cuadrúpedo del sacerdote y cuando el padre se dio cuenta, se enojó tanto que le vino una cólera tal, que se enfermó y luego se fue del pueblo, pero al poco tiempo le vino la muerte.

CAMBIOS DE NOMBRES

El pueblo de Comalapa se mudó de lugar en dos ocasiones, también su nombre sufrió varios cambios lingüísticos, para 1752 se llamaba Comalagualpan, en el año 1850 pasó a llamarse Comalapan, para finalmente, en 1895, quedar con el nombre de Comalapa.
 
 
 


Iglesia de Comalapa
El templo parroquial fue reedificado y se concluyó el 12 de abril de 1816, costeada por don Juan Toledo, Juan Lucas Beltrán y Narciso Bellido, siendo alcalde Tobías Pérez, la mano de obra de la construcción la suplieron el señor Mauricio Xirón, el padre Kickes, originarios de Hungría, quienes refaccionaron el templo con el apoyo de sus habitantes.
Fachada de la Iglesia de Comalapa, donde se encuentran sepultados hombres ilustres. El templo fue declarado monumento
histórico en 1950 por el General  Anastasio Somoza G. Los feligreses comalapeños celebran a la Virgen  Candelaria, patrona de la  ciudad.
La Prensa 12/12/99
Iglesia de Comalapa
 MERCEDES SEQUEIRA
 COMALAPA.- En una de las ciudades pequeñas y silenciosas del Departamento de Chontales, rodeada de cerros que tapan las humildes viviendas yace la iglesia consagrada a la Virgen de la Candelaria, cuya aparición de la imagen sagrada encierra una gran historia. Este edificio de la Iglesia Católica fue construida frente al parque y fue declarado monumento históricode la ciudad en 1950, en tiempos de la presidencia del general Anastasio Somoza.Según datos suministrados por el Lic. Orente Ballanger Mejía, profesor de Literatura, quien se ha preocupado por recopilar información, el templo parroquial es de estricto estilo colonial. En el centro se mira su cruz de metal, sus paredes son de adobe y revestida de concreto pintado en color blanco. En la parte de arriba está San Bartolomé, quien fue el patrono de la ciudad.

Porque según la historia, actualmente la iglesia está consagrada a la Virgencita de la Candelaria, después que la imagen apareció en el centro de una roca cercana al pintoresco paisaje ribereño que custodia la vega del río "La Chocolatera", la cual se conoció como la "Poza de la Virgen", ubicada al este de la población. En la parte interna de la casa de Dios se encuentran cuatro tumbas donde están sepultadas la señora Gregoria Vargas de Enríquez, quien era la mamá de Emiliano Chamorro, ex presidente; Martín Díaz, quien era cuñado del presidente, Agustín Miranda Sequeira y Felipe Robleto junto con su esposa Josefa Duarte, quienes también fueron personas ilustres en la sociedad. Doña Catalina Suárez, quien ha conoce la historia de generación en generación, cuenta de que estas personas fueron sepultadas allí por deseos de sus familiares, sin importarles que es la casa de Dios.A la par de la iglesia está sepultado el sacerdote Ignacio Arias, quien falleció en 1959. Fue uno de los padres de la ciudad.

El altar se hizo en el año 1926 en medio se encuentra Jesucristo Crucificado con sus dos angelitos a la par, sosteniendo una lámpara vistosa de color rojo. Según explicó el párroco Benno Kosmala, donde está el Sagrario se guardan las santas hostias que sobraron en la Santa Misa, las cuales se guardan para los enfermos y la luz que está perenne significa que Dios está presente.
 
 

Cuando don Mheinar ‘tiró’ una cegua

Orlando Valenzuela
Don Ower Mheinar Hegg vive en la entrada de Comalapa, donde tiene un pequeño taller de zapatería desde 1962, tiene 67 años y desde que tenía 13 años ya alistaba y montaba cualquier tipo de zapatos.

En el taller de don Norberto Ortega, en Camoapa, trabajó como ayudante a veces hasta tres turnos al día para recoger el dinero suficiente para comprar sus herramientas y poner su propio taller de cuero. 

Don Mheinar, quien padece de flebitis y ha sufrido cinco derrames cerebrales, no se deja vencer por las adversidades, diversificó su oferta de servicios, con zapatos, fabrica aperos para caballos y otros productos, como cabezadas, tapa estribo, fundas para machetes, fajas de cuero de culebra.

Dice que hace unos 30 años, cuando venía de ver una película de Pedro Infante que habían presentado en el cine de Camoapa, distante unos 13 kilómetros de Comalapa, en medio del camino le salió una cegua y ‘la tiró’ con su pistola.

“Cuando voy pasando por Palo Solo, me salió el espanto; era una mujer con pelo alborotado, me bailaba y no me daba pasada”, dijo. 

“Después se me volvió a aparecer por la Escuela San Gregorio, como llevaba la pistola 38, ‘la tiré’ y la mujer va de carcajadas, me bailaba enfrente y no me daba pasada, le tiro otro balazo y me siguió como dos kilómetros”, relata. 

“Luego me di cuenta que estuvo muy grave y que se murió... desde entonces nunca me volvió a salir esa cegua”, aseguró don Mheinar.



La Tribuna 30/4/00
Para que no tomen un mal camino

         Comedores Infantiles para los niños
           DANILO FAJARDO
            Más de un millón de córdobas es el costo de la reparación de dos comedores infantiles del municipio de Comalapa, en Chontales, y con fondos aportados por el  Fondo de Inversiones Sociales de Emergencia (FISE).

            Uno de ellos es el comedor infantil "Los Llanitos", que tiene un costo de casi  458,000 córdobas y mide unos 155 metros cuadrados, donde se atenderán unos 100 niños. Mientras que el "Enmanuel Mongalo" costó más de 555,000 córdobas y albergar a unos 120 niños que buscan alimento.

            Germán Otero Arróliga, alcalde de Comalapa, dijo que estos proyectos se desarrollan con el objetivo de darle atención a los niños del municipio que necesitan atención y un poco de comida.

            Los comedores infantiles son obras importantes en los municipios porque se le brinda ayuda a la niñez y es para estar pendiente de ellos, para que no tomen un mal camino, agregó el edil.

            El comedor "Los Llanitos" comenzó a construirse en febrero de este año y espera esté listo para finales de junio, mientras que el "Enmanuel Mongalo" estará terminado  para principios de septiembre.



 

                    DOMINGO 18 DE JUNIO DEL 2000 / La Prensa

           El Pochote quiere ser de Camoapa
 

               Líderes dicen que pertenecen a Comalapa, pero allí se acuerdan de ellos sólo en períodos electorales
               CONSUELO SANDOVAL
                          Más de mil pobladores de la comunidad El Pochote, municipio de Comalapa,  Chontales, denunciaron en la Asamblea Nacional que el Partido Liberal  Constitucionalista (PLC) se opone a que se anexen a Camoapa, Boaco,  municipio con el que tienen más relación.

              El dirigente de la comunidad, René Barrera Suárez, manifestó que todas las  autoridades edilicias que han pasado por Comalapa durante 25 años, los han   dejado abandonados y sólo se acuerdan de El Pochote cuando se aproximan  las elecciones.

              Afirmó que en ese período, el municipio de Comalapa no les ha proporcionado servicios de salud, educación, viviendas e infraestructura social.

              Sin embargo, ahora que se acercan los comicios, intentan obligarlos a mantenerse bajo el dominio de Comalapa porque su alcalde Germán Otero,  miembro del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), pretende conseguir los votos de esa comunidad para su partido.

              Aseguró que las mejoras que poseen se las donó el vecino más cercano, el  municipio boaqueño de Camoapa, cuyas autoridades edilicias los acogieron  por unanimidad como parte del mismo, en la sesión ordinaria del Concejo del  26 de mayo pasado.

              Esa decisión requerirá de la aprobación de una ley especial del Parlamento, dijo Barrera. “Camoapa nos construyó un moderno centro de salud, dos escuelas, calles, alumbrado público, agua potable, iglesia, beneficios y progreso que posee El Pochote, sin pertenecer a ese municipio”, aseveró el  denunciante.

              Afirmó que el director del Ministerio de Salud de Comalapa, Roberto Campos, en complicidad con el edil de ese municipio, Germán Otero, interpuso una  demanda de desalojo del Centro de Salud que fue tomado por el personal en oposición a que las autoridades de Chontales lograran el control del centro   asistencial.

              Barrera declaró que los trabajadores se declararon en rebeldía porque se  rehúsan a ser controlados por Comalapa, ya que a sus autoridades no les  costó ningún tipo de gestión para su construcción. Aseguró que la juez  Raquel Montiel ordenó la golpiza que la Policía de Chontales propinó contra  nueve trabajadoras.

              Los pobladores de El Pochote han solicitado la intervención de la comisión de  Defensa y Gobernación de la Asamblea Nacional para la elaboración de un   proyecto de ley, a fin de legalizar su anexión a Camoapa.

              Barrera explicó que para llegar a Comalapa en vehículo tienen que atravesar Camoapa y recorrer 20 kilómetros sobre trocha. Si lo hacen por Chontales  deben ir a San Francisco, carretera a El Rama, y recorrer 43 kilómetros. Si  deciden viajar a pie de El Pochote a Comalapa tendrían que caminar cinco  horas. En cambio, con Camoapa están a diez minutos de viaje, aseguró



 

Una vida al servicio de la Virgen

Orlando Valenzuela
 

A sus 80 años, doña Catalina Suárez viuda de Sándigo, siente que ha cumplido con la misión de su vida y no es para menos, ya que por 50 años ella ha sido la mayordoma de la Virgen de Candelaria; encargada de la organización y realización de las fiestas en honor a la patrona de su querido pueblo de Comalapa.

Doña Catalina nació en Juigalpa y sólo tenía 19 años cuando vino a Comalapa, donde contrajo matrimonio, procreó ocho hijos y estuvo casada por 60 años, hasta que el año pasado enviudó.

Cuenta doña Catalina que cuando organizaron el comité de las fiestas patronales, a ella la eligieron vocal y su primera tarea fue cooperar en actividades para recaudar fondos para la festividad.

Al año siguiente la eligieron vicepresidenta y dos años después, en 1951, el padre Máximo Gutiérrez la nombró Mayordoma de las fiestas patronales de la Virgen de Candelaria, cargo que desde entonces ocupa con mucha dedicación y devoción.

Durante todo este medio siglo, doña Catalina se ha encargado de coordinar las actividades para realizar toda la “función” que empieza desde el 31 de enero con la vela de la Virgen.

El dos de febrero, que es el día principal de las fiestas religiosas, vienen el obispo y sacerdotes invitados. 

Ese día en cada casa por donde pasa la procesión se cantan salves y al final se canta el Rosario. El tres del mismo mes, las fiestas patronales terminan con la misa de San Blas. 
Cuando don Mheinar ‘tiró’ una cegua



 

Los molinos de Comalapa

Orlando Valenzuela
 Empiezan a trabajar desde las cinco de la madrugada y son tan indispensables en un pueblo que sin ellos muchos no podrían disfrutar de las riquísimas tortillas calientes ni del humeante y aromático sabor del café. Así son los molinos de pueblo. 

Desde hace algún tiempo, don Vital Miranda, dueño de uno de los más antiguos molinos, descansa un poco porque su nieto, Máximo Sequeira, le ayuda en la atención, tiene 20 años y estudia el sexto grado en la escuela nocturna.

Aunque este trabajo le trae algunas satisfacciones, también lo ha asustado cuando la banda del motor le ha quitado y “molido” la camisa, pero aún así, se mantiene fiel a su viejo molino y a la compañía de su abuelo. 

 
Nika CyberMunicipio