MANFUT.ORG
Muerte 

del 
cacique Diriangén

COSIGUINA
RESERVAS NATURALES GOLFO DE FONSECA
RESERVA NATURAL ESTERO REAL "LOS HUMEDALES"
MARINA "PUESTA DEL SOL"



 
El Complejo de Marina Puesta de Sol, ubicada a 35 kilómetros de Chinandega,

el tráfico de veleros y yates, procedentes del Norte y del Sur, no se hizo esperar y compiten con otras formas de conocer el país.

“En el 2006, se recibieron 107 embarcaciones, vienen desde Canadá y Estados Unidos o de Ecuador o Costa Rica”, afirmó María Laura Membreño, propietaria del singular proyecto turístico en el litoral del Pacífico.

Membreño dijo que yates de más de 90 pies atracaron en la Marina. Uno de ellos fue Cielo Mare y Timoneer, que llegaron a cargar combustible, alimentos y conocieron el proyecto y hasta hicieron paseos a León, Managua y Granada.

José Angulo, de padres mexicanos pero nacido en California, es capitán del yate Cielo Mare, que consta de cinco habitaciones, todas ocupadas por capitanes de embarcaciones menores, interesados en la ruta.

Angulo y sus acompañantes, buscan sitios perfectos para realizar travesías en la temporada alta. “Nuestro trabajo es diferente. Somos responsables por la vida de los marineros y esta Marina es un lugar acogedor, ideal para descansar y para apertrecharse de víveres y combustible”, dijo.
 
Angulo tiene su destino final en Costa Rica. Ha surcado las aguas tres veces con destino a Costa Rica, pero es primera vez que venimos a Nicaragua. “ ”Nos invitaron a hacer un tour a ese volcán (el San Cristóbal) y a las ciudades, pero será en otra ocasión”, dijo.

Angulo parte de regreso el 25 de enero. Él y los cinco capitanes exploran la ruta para ofertar el paseo por el Pacífico, que representa una travesía de dos mil 700 millas náuticas.

Los veleros anclados calzan en un panorama perfecto, donde hay una vista hermosa de la cordillera de Los Maribios, el encanto de las aguas de la bahía de Aserradores, adornada con elegantes yates y una infraestructura diseñada para embrujar a sus visitantes.

En el atracadero encontramos también a Sam Mazza y su amigo David. Ellos llegaron a bordo de Timoneer hace tres semanas. Se han desplazado sobre las aguas del Pacífico a lo largo de tres años y visitaron múltiples lugares en el mundo. Luego de navegar encontraron la Marina y decidieron atracar por un desperfecto, que los mantiene varados. Por mala coordinación no pudieron hacer traer un repuesto y ello los obligó a estancar la gira, pero aseguran que no perdieron mucho el tiempo porque tuvieron la oportunidad de conocer la capital y las ciudades coloniales. Ahora se dirigen a Ecuador.

“Nos gusta mucho la gente, las artesanías y las comidas. Cuando hablamos de la gente me refiero a que son amistosas, que sonríen, contrario a otros países donde las personas no miran a la cara y son frías, poco amistosas”, aseguró.

En stand by

A Marina Puesta de Sol llegan veleros que viajan impulsados por la fuerza natural del viento y yates que se mueven por un motor. Ellos forman parte de un espectáculo singular, en este lugar de descanso para navegantes internacionales como para turistas locales. María Laura Membreño es experta en el tema, por sus recorridos por el mar, junto a su marido don Roberto Membreño.

“Una marina en este país tiene muchas ventajas, existe fácil acceso al mar, paisajes bellos, cerros y montañas”, dijo al justificar el proyecto turístico de más de 10 millones de dólares.

Ella explica que la Marina tiene las condiciones para prestar servicios a las embarcaciones, porque creo que en Corinto hay dificultades porque llevan el combustible a alta mar.

“Aquí tenemos gasolinera. Como máximo se compran cinco mil galones. Si hay más demanda se pide a Petronic”, agregó.

“Venimos a Nicaragua sabiendo que éramos pioneros e invertiríamos sin tener al comienzo resultados. Nosotros estamos con cualquier gobierno, como inversionistas queremos ser positivos, porque lo que cuenta es la voluntad y nos anima mucho cuando nos encontramos con personas que quieran mucho a Nicaragua, país que debería estar mejor, por la cantidad de recursos naturales, dijo la inversionista.

Haciendo un poquito por el país, es un potencial grande, imagínese si fuera limpio, es bello y atractivo para todas las personas, extranjeras o nacionales, sostuvo.

Aunque la carretera no es buena, al menos está en reconstrucción. La mayor dificultad es el cambio de personas en los puestos de trabajo, porque al cambiarlos, el que sustituye viene con otras políticas. También existen problemas con la aduana, que tiene ciertos desaciertos, con las importaciones, quizás con piezas de repuestos que no hay en el mercado nicaragüense y que se piden con urgencia para proseguir la ruta y que por burocracia se pierde tiempo y paciencia.

El negocio turístico en una inversión a largo plazo. “Necesitamos una mentalidad más abierta al turismo”, dijo María Laura, quien asegura que el proyecto podría ser más grande, porque hay ocasiones donde la capacidad rebasa la demanda, pero eso es ocasional.

“Todo el año la pasamos con un 20 por ciento de ocupación. Las inversiones no se recuperan pronto, es un lugar donde no había nada, una zona que no se considera turística, pero lo más importantes es que nuestros muchos visitantes disfrutan mucho y nos recomiendan entre sí, que es una buena propaganda”.

“Turismo de playa en verano no significa la Semana Santa. Esto no es así en turismo. El proyecto no es para hacer visitas dos veces al año, es una inversión de primera clase, pero vamos con cautela y quienes nos visitan son nuestros principales promotores del proyecto”, concluyo la inversionista.

Marina Puesta de Sol es un resort construido con material de construcción nicaragüense. “Las piedras fueron labradas en Estelí, la tubería en Masaya, la mano de obra es chinandegana”.

Sus inversionistas impartieron capacitaciones y entrenamiento para cortar el mármol, tallar muebles, puertas, ventanas y balcones. También hubo cursos de alta cocina dirigido a los oriundos de Aserradores, que constituye un buen porcentaje de sus empleados.

Consta de 19 lujosas y exclusivas habitaciones, diseñadas para aquellos que aprecian la elegancia y prefieren un servicio de más alta calidad.

El club de yates es una réplica de la hacienda San Jacinto, como un homenaje a la gesta heroica nacional del 14 de septiembre de 1821.

Actividades

En Marina Puesta de Sol se han realizado concursos de pesca, ha tenido éxito la pasarela de las candidatas al certamen de belleza de Miss Nicaragua. La demanda ha sido de embajadas extranjeras y navegantes de todo el mundo, que se van cautivados por el embrujo de sus cálidas aguas, la pesca deportiva, la admiración de la naturaleza y la hospitalidad de los anfitriones. Otro de los servicios es el alquiler de lanchas para los paseos por la bellísima laguna, a un costo de 25 dólares la hora, pero que tiene enormes beneficios para aquellos que amen la naturaleza, con la cualidad de que serán huéspedes con una variedad de comodidades, en un mundo tranquilo, que le rejuvenece y lo relaja.
“Para que el extranjero se sienta bien debe existir una plataforma que estimule la confianza. Algunos demandamos seguridad para que esa estabilidad sea perdurable”, dijo al señalar que cualquier gobierno debe garantizar el derecho a la propiedad, el respeto a las leyes y protección a los inversionistas, ya sean nacionales o extranjeros.