Diócesis de León
PARROQUIA DULCE NOMBRE DE JESUS
EL CALVARIO
                                                                  - CHINANDEGA, NICARAGUA
Teléfono 0-341-21-82

La Iglesia de El Calvario está localizada en el Barrio de su mismo nombre en la Ciudad de Chinandega, Municipio de Chinandega, Nicaragua.

En 1874, el párroco era el Pbro. Faustino Reyes, él fué aparentemente su primer párroco, luego un 22 de Enero, fungió como párroco interino el padre Juan Somarriba, estos datos son basados en el Libro de Bautismos de la Parroquia que data desde 1874 a 1884.


-1613
COMENTARIOS DE DON ANTONIO VASQUEZ DE ESPINOSA
En 1613 visitó a León de Nicaragua el notable escritor español Antonio Vásquez de Espinoza, carmelita descalzo. Nació en Jerez de la Frontera en el último tercio del siglo XVI y murió en Sevilla en 1630. Abrazó el estado eclesiástico y se aplicó con gran éxito al estudio llegando a ser un eminente téclogo. Para extender la fe católica pasó a América, y recorriendo los reinos del Perú, México y Centro América, se señaló como uno de los más fervientes catequistas del Nuevo Mundo.
 


En su libro "Compendio y descripción de las Indias Occidentales", publicado por el Comité Interdepartamental de Cooperación Científica de los Estados Unidos de Norte América, encuéntranse esas descripciones sobrias y bellas de Nicaragua, y creo que debemos conocerlas sin comentario alguno.

Dice: CAPITAL DE LA PROVINCIA Y NUEVO REINO DE LEON DE NICARAGUA.

La provincia y Nuevo Reino de León de Nicaragua descubrió y comenzó a conquistar Gil González de Avila .el año 1522 y bautizó más de 30,000 indios; y después el gobernador Diego López de Salcedo le dió el nombre de Nuevo Reino de León; dista de Guatemala 134 leguas de oriente. A esta provincia envió Pedro Arias de Avila, Gobernador de Panamá al capitán Francisco Hernández de Córdova que la conquistase en la cual el año de 1523 fundó la ciudad de Granada a la orilla de su gran laguna en un sitio llano y ameno, y aunque la tierra es de temple caliente es de buen cielo y sanos aires, la cual dista de Guatemala 150 leguas. 

La ciudad tiene más de 250 vecinos españoles, sin la gente de servicio indios, negros y mulatos; tiene igletiia mayor, aunque la catedral de este obispado está en la ciudad de León. 

Hay en ella conventos de San Francisco y de Nuestra Señora de la Merced, la Compañía de Jesús, un hospital y otras iglesias y ermitas de devoción ; asiste en ella el obispo y gobernador de estas provincias. 

Está pegado a la ciudad un pueblo de indios muy buenos dicho Agaltega y viven otros muchos negros y mulatos libres en los arrabales. La ciudad es abundante de mantenimientos, y barata, y aunque por ser de temple caliente no se coge en ella trigo, se traen harinas de la ciudad de Cartago de Costa Rica; hay muy buenas gallinas, vacas, terneras, abundancia de mojarras y otros pescados que se pescan en la laguna, y valen muy baratos, mucho maíz, frijoles y otras semillas y legumbres así de la tierra copio de España y muchas frutas regaladas de las tierras y algunas de las de España.

Tiene en la comarca algunos ingenios de azúcar, estancias y crías de ganado mayor, de mulas y milpas de cacao, que en aquella tierra es gran riqueza y grande cosecha de tabaco, en particular en la provincia de Chontales. La ciudad es de mucho trato y comercio, por dos puertos que tiene, el de la Grande Laguna al norte, por donde se navegan por ella, y su desaguadero los frutos de la tierra, que son añil, cochinilla, tabaco, jarcia, brasil, corambre, gallinas y otras cosas a Cartagena, y puerto Velo, de donde vuelven cargadas de retorno de mercaderías y vinos a la ciudad con que es muy abastecida. 

El otro puerto, que tiene es el del Realejo, que está a 30 leguas en el mar del sur a donde vienen muchos navíos del Perú, a cargar los frutos de la tierra que son los referidos, y otros como son cantidad de brea que se carga en ellos, lona que se hace en esta provincia muy buena de algodón, bateas, miel, cera y otros a este respecto, que todas son en el Perú de mucha estima. 

Tiene este obispado de largo casi de Este a Oeste 150 leguas y por lo más ancho más de 70, en el distrito tiene cuatro ciudades de españoles y dos villas que son la ciudad de Granada, la de León, la de Nueva Segovia que está al norte más de 30 leguas donde se hace la brea, la ciudad de Cartago en Costa Rica y las villas y puerto del Realejo y la de Esparta, camino de Costa Rica y muchas provincias y poblaciones de indios, y en ellas dos gobiernos y alcaldía mayor, proveídos por Su Majestad por consulta del Supremo Consejo de las Indias que son: el gobierno de Nicaragua, el de Costa Rica, la alcaldía mayor del pueblo, y puerto de Nicoya, donde hay maravillosas y fuertes maderas para fábricas de navíos y astilleros en que se fabrican; tiene esta provincia y obispado en la costa del mar del sur otros puertos demás de los referidos, que son el de San Juan, el de Sapeapa y otros.

En el distrito de este obispado y gobierno de Nicaragua, prové el presidente de Guatemala cuatro corregimientos que son el de la villa y puerto del Realejo y provincia del Viejo, el de Casalguaque y Subtiaba, el de Monimbó, Masaya y Managua, el de los chontales cuya cabeza es Sébaco ; todos ricos y de mucho aprovechamiento, porque la tierra es rica, fértil de frutas de la tierra de mucho comercio, y saca de ellos. 

La villa y puerto del Realejo dista de la ciudad de Granada al sur, 30 leguas, es puerto famoso a donde vienen todos los años muchos navíos del Perú con plata, y mercaderías a cargar los frutos de la tierra, que son muchos, y de importancia, como ya se ha referido, tendrá la villa cerca de cien vecinos españoles sin los mulatos y negros libres, y esclavos que viven en ella, y acuden al servicio de los españoles, y algunos indios, tienen iglesia parroquial con un cura que administra los santos sacramentos, y tres conventos pequeños y modernos de fundación que son San Francisco, Nuestra Señora de la Merced y la Compañía de Jesús, y un hospital donde se curan los pobres, y otras ermitas de devoción.

La villa y toda la tierra es siempre de temple caliente, de mucha montaña y arboleda : hay un estero que sube de la mar arrimado a las mismas casas de la villa, por donde suben los navíos pequeños, y fragatas hasta las casas cuando es pleamar. 

Hay en esta villa y en los pueblos de su comarca muchas frutas de la tierra muy buenas y regaladas, como son aguacates de muchas suertes, zapotes y chiquizapotes, piñas, jocotes, que son las ciruelas, muchas suertes de guayabas y entre ellas las de matos, que es excelente fruta, y son muy preciadas, naranjas dulces y agrias, limas y limones; cójese cantidad de maíz, frijoles y otras semillas, verduras y legumbres así de la tierra como de España, y de todos los pueblos de la comarca es muy abastecida de todo género de frutas y regalos de gallinas y otras cosas.

Tiene esta villa y puerto famosos astilleros, y por la abundancia que hay ole buenas y fuertes maderas se fabrican en la dicha villa de ordinario navíos y en los astilleros de la Coti guina, que son buenos, y otros muchos que hay en la comarca, donde todos los años se echan navíos al agua, que se fabrican en ella, en que cargan los frutos de la tierra para el Perú.

Prové en esta villa el presidente de Guatemala un corregidor para el buen gobierno y que administre justicia en ella, y en todos los pueblos (le su distrito que son muchos y grandes, como son la provincia del Viejo, que dista tres leguas de la villa donde hay 12 pueblos juntes o barrios, el de Chinandega, Chichigalpa, Posoltega y otros, y así este corregimiento, además de ser de mucho regalo, es de grandes aprovechamientos, así por la grande jurisdicción, que tiene, como por los muchos navíos que vienen a este puerto, y los muchos frutos, que hay de cargar en ellos de la tierra.

El puerto, aunque es caliente, por cuya causa tiene mucha broma, que hace harto daño a los navíos es bueno, y seguro. La broma son unos gusanillos como gusarapos que agujereare la madera de los navíos aunque aquellas maderas son tan buenas, y fuertes, que por esto o por ser amargas les hace poco daño. Cargan en estos navíos los frutos de la tierra referidos, y la más principal carga es la brea, por ser tan necesaria para los navíos y viñas del Perú. en que los mercaderes tienen excesivas ganancias, porque un quintal de brea que se trae como se ha dicho de la Nueva Segovia vale en el puerto del Realejo de ordinario 20 reales y se vende en el Callao de Lima cuando menos por doce pesos y de allí para arriba, y suele llegar a valer un quintal 30 reales y más, aunque es verdad que tiene mucho gasto de fletes y derechos pero como cuesta tan barata y hay tan grande gasto de ella en el Perú es de mucha ganancia, pues ha hecho a muchos hombres ricos este trato. 

Es esta villa muy abundante y regalada de pescado, como tiene cerca la mar y mucho que se pesca en este estero de toda suerte, hay muy buenas gallinas baratas, vale cada una un real; cómense buenas terneras y vacas muy gordas y de buen gusto, ganado de cerda, y cerca tiene un ingenio de azúcar, sin lo que le viene del Perú con otros regalos de vinos, aceitunas, pastas y otros dulces. Y de todas las demás cosas es abastecida, aunque el pan le viene la harina de afuera, por no cogerse trigo en la tierra, por ser caliente, y muy viciosa, ponen los oficiales reales de esta provincia de Nicaragua un teniente para que visite los navíos que vienen y salen del para que cobre los reales derechos.

La provincia y pueblo del Viejo, dista del Realejo al oestenoreste 3 leguas todas de arboledas y florestas y entre ellas algunos arroyos y ríos (le dulces y cristalinas aguas por las cuales hay mucha diversidad de aves y animales, toda la tierra llana de frondosas y frescas arboledas, antes de llegar al pueblo del Viejo; tres cuartos de legra, al lado derecho está el pueblo de Chinandega compuesto de muchos indios, abundante de maíz, y todas las frutas de la tierra, que parece un pedazo de paraíso; este pueblo doctrinan y administran religiosos de San Francisco; los indios están bien enseñados, son buenos cristianos y afectos a las cosas del culto divino, y así tienen su iglesia curiosa y bien aderezada, muchos cantores con todos los instrumentos músicos para oficiar, y cantar la misa. 

El pueblo del Viejo es de los mayores que hay en la provincia de Nicaragua; está repartido en once linajes, parcialidades o barrios. En cada barrio hay su ermita, para celebrar en ella el día del santo de advocación la fiesta; tiene este pueblo convento de San Francisco con guardián y tres o cuatro religiosos que les doctrinan y administran los santos sacramentos. El pueblo aunque es de temple caliente como toda la provincia es de buen cielo y sanos aires, abundantísimo de gallinas, vacas, terneras y muchas diferencias de frutas de la tierra muy regaladas.

Este pueblo es de mucho trato, y comercio, viven entre los indios españoles, y tratantes que llaman en aquella tierra quebrantahuesos, que tratan y contratan con los indios y demás vecinos españoles de la tierra : tienen tambos mesones, o ventas que sirven de refugio a los españoles pobres que llaman chapetones a los recién llegados, estos tambos están llenos de esos pasajeros, que de ordinario los hay en ellos, esperando pasaje para el Perú, cuando salen navíos del puerto del Realejo, y por ser esta tierra tan abundante, y barata, y de buen gobierno, el gobernador o cacique principal y alcaldes tienen en estos tambos puestos indios de servicio con alguaciles, que acuden a servir a los pobres españoles que están en ellos, y buscarles la comida y indias que por semanas les sirven, hacen de comer y tortillas de maíz, que es el pan ordinario de esta provincia y así con poca costa se sustentan, porque con un real compran dos arrobas de vaca chorreando manteca y con otro compran dos celemines de maíz con que también tienen pan para muchos días y para la fruta de que hay grande abundancia de aguacates, plátanos, zapotes, guayabas, chiquizapotes, naranjas, limas, con ocho o diez cacaos las compran, y para guisar de comer los indios les traen leña de que hay gran cantidad por todas partes. 

Todos los indios de este pueblo y provincia son ladinos y andan vestidos al traje español, de calzón y ropilla de algodón teñido de negro; en este pueblo y aun en toda la provincia curten gran cantidad de cueros de venado, de que hacen botas y zapatos de que se calzan; hay en este pueblo oficiales de todos oficios, el cual está todo, que parece un pedazo de paraíso terrenal, metido entre arboledas, todas de frutales; han sembrado en él tamarindos reales, que son unos árboles medianos de muchas hojas menudas, algo de color frailesco; la fruta que echan son unas vainillas, al modo de alverjones o guisantes, la fruta que tienen dentro es algo más larga, a modo de frijoles, su sabor es agrio dulce suave, es purga excelente y sin riesgo, estos los hay en Philipinas, de donde los han traído. En el puerto de Acapulco y en Chiapas de los indios, y cuanto es excelente purga no la hay en otras partes, que solo se dan en tierras calientes.
 

Hay en esta provincia diversidad de árboles preciosos y de estima : ébano, brasil, cedros. El árbol gigante que es la ceiba de notable grandeza y muy gruesos. 

A poco más de una legua de este pueblo, está un alto volcán que echa humo y algún fuego, que llaman el volcán del Viejo, es muy alto y descollado, de la hechura de un Pilón de azúcar; 

a tres leguas de este pueblo está Chichigalpa, del mismo temple, doctrina de religiosos de Nuestra Señora de la Merced, y una legua adelante el de Posoltega, donde está el convento con comendador, y dos religiosos que acuden a doctrinar a los indios: hay en este pueblo milpas de cacao, vainilla y se coge mucho achiote. 

En este distrito del corregidor del Realejo hay muchas estancias de ganado mayor obrajes en que se hace la tinta añil, cañaverales de caña dulce, hay cañas bravas que son como vigas, en cada cañuto cabe una botija de agua.

En la orilla de la mar, por los esteros de agua salada, se crían unos árboles llamados mangles más recios, durables y pesados, que el hierro, echan las raíces en el pimpollo, y cuelgan abajo que llaman bejucos que sirven, como sogas y cordeles, y así todas las casas, que se enmaderan en esta tierra, se ataln con ellos; parece esto contrario a naturaleza, aunque no lo es, o porque estos árboles los dió el Criador este natural, o es como se crían en parte cálida y húmeda, que también le debe causar, porque estos bejucos se hallan en esta tierra en otros árboles, que cuelgan desde lo alto del árbol hasta la tierra, hay por la causa referida grandes pastos que por donde quiera cubren un hombre... Hay muchos venados y otro ganado silvestre parecido a liebre llamado lapa, aunque es mayor, su carne es buena, y regalada, su pellejo es pintado a modo del de tigre con manchas blancas y pardas ; hay diferencia de ardillas y monos, hay otros grandes bermejos con barbas como hombre, hay tities ; el árbol del copey, las raíces que echa suben derechas al pimpollo, de que se hacen muy buenas astas de lanzas.

Toda esta provincia del Viejo y la de Posoltega hasta Subtiaba, tiene muchos ríos de aguas regaladas, muchas florestas y arboledas que parece un paraíso y desde Subtiaba hasta Granada no hay río en todo el camino aunque toda la tierra es fértil, y abundante, con muchas estancias de ganado mayor, y de mulas, y obrajes de añil y toda es llana hecha una floresta.

Confina con el corregimiento del Realejo el de la provincia de Casalguaque, que dista del puerto siete leguas y del pueblo de Posoltega, tres; es del mismo temperamento, regalo y amenidad, que los referidos, tiene ríos de lindas aguas, muchos árboles frutales como en la provincia del Viejo con grandes florestas; cógese en él cantidad de más frijoles otras semillas y legumbres; hay abundancia de cabras, gallinas y mucha caza hácese en este pueblo y en los de su distrito jarcia de la mata magüey, o cabuya, es abundante todo; viven y tratan en él españoles; tienen en su distrito otros pueblos como son Telica y Subtiava, que es el mayor de la jurisdicción, que está a una legua de la cabecera, en él reside el corregidor que provee el Presidente de Guatemala para su buen gobierno, y que administre justicia; este pueblo de Subtiaba es algo más templado que los otros; tiene los mismos frutos en abundancia, y se hace en él cantidad de sogas, y jarcia; viven en él algunos españoles y es de mayor contratación por la abundancia que tiene de todo, y estar en el camino real de esta provincia y dos tiros de mosquete de la nueva ciudad de León; en el distrito de este corregimiento se labora algún añil y hay un volcán que siempre está ardiendo y echando fuego, el cual está en una sierra pequeña, echa grandes llamaradas de fuego que parece un campo cuando se quema.

La ciudad de León, cabeza de esta provincia, donde está la iglesia Catedral y asistían los gobernadores la fundó también el capitán Francisco Hernández de Córdova, por orden de Pedro Arias de Avila, gobernador de Castilla del Oro (que residía en Panamá) año 1523, a la orilla de la laguna menor, 21 leguas de Granada, en sitio llano, ameno y apacible, cerca de un alto volcán que siempre arroja cantidad de fuego.

A este capitán Francisco Hernández de Córdova le cortó la cabeza el gobernador Pedro Arias de Avila el año 1526 en la dicha ciudad de León, bien sin causa, acumulándole que se quería alzar, porque sospechó que era afecto a don Hernando Cortés, Marqués del Valle.

Esta ciudad fué en sus principios muy rica, y ilustre de mucha gente principal, tuvo más de 500 vecinos españoles. Casó el gobernador Pedro Arias a su hija Doña María de Peñalosa con Rodrigo de Contreras, caballero noble natural de Segovia, y después de su muerte dejó por gobernador a su yerno, que ya tenía dos hijos, que eran Hernando de Contreras y Pedro de Contreras. Gobernó a los principios con prudencia y cristiandad, pero después prevaricose hizo muchos agravios a los vecinos quitándoles las rentas, y encomiendas, poniéndolas todas en su cabeza y de sus hijos. Los vecinos acudieron con quejas a la nueva audiencia que se había puesto en Guatemala, que había estado primero en la ciudad de Gracias a Dios. La audiencia, por los agravios y culpas le suspendió, y privó del gobierno, y quitó las encomiendas, por ser contra las nuevas ordenanzas, con lo cual le obligó a venir a España en demanda de su causa al supremo consejo de las Indias, que aprobó y confirmó lo que la audiencia había hecho, con que quedó despojado, y privado de gobiernos y encomiendas.

La ciudad desde que se fundó había ido en aumento, y opulencia, y desde el gran sacrilegio que cometió el Contreras matando a su prelado, comenzó a sentir el castigo del cielo con grandes plagas y desastradas muertes.

Las mujeres no parían a la luz sus hijos, y los que nacían, no se lograban; el volcán vecino dió grandes truenos, y bramidos, que hacía temblar muchas veces la tierra, y con más violencia echaba ríos de fuego que atemorizaban a los vecinos congrandes castigos del cielo; con estas plagas se sustentaron yendo siempre en disminución 50 años, hasta el de 605 y 606, que el volcán daba tan grandes bramidos, y tan espantosos, con terribles temblores que me certificaron personas fidedignas que se hallaron presentes, vecinos de la ciudad, que se levantaban la tierra, por unas partes un estado en alto, dando grandes oleadas de una parte a otra, que parecía que no los podría sufrir, estando todos muy atemorizados con tan grandes amenazas, teniendo el Santísimo Sacramento sacado en medio de la plaza, pidiendo a Dios misericordia, y que' aplacase su justa ira, que para aplacarla dejarían aquel lugar maldito, donde tan gran homicidio y sacrilegio se había cometido, matando violentamente a su prelado, y pastor, y así atemorizados, desampararon la ciudad, y sitio y se poblaron nueve leguas adelante hacia el mar del sur, junto al pueblo de Subtiaba, donde por la bondad de Dios, después que se mudaron y poblaron de nuevo, va la ciudad en aumento, y parece que con haber desamparado aquel lugar ha usado Nuestro Señor de su acostumbrada clemencia.

En 1523 el conquistador Francisco Hernández de Córdoba (1523-1526) llegó a la ciudad indígena de Nagrando y fundó la ciudad de Santiago de los Caballeros de León, al occidente del lago Xclotlán, frente al volcán Momotombo, en honor de la ciudad española de León, y concluyó la segunda iglesia que se levantaba en territorio nicaragüense, estando ésta bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción y también se construyó una fortaleza. 

En 1526 el Alferez Mayor Munguía de Mendiola portando la real insignia, acompañado del obispo Fray Pedro de Villarreal y principales habitantes de la ciudad, abandonó el lugar y después de caminar 9 leguas hacia el poniente llegaron al valle extenso y fértil donde plantaron el estandarte real fundando la nueva ciudad.

Cuando estuve en aquellas provincias la primera vez, el año de 1613, fui a ver las ruinas de la ciudad, y la casa del obispo, que decían estaba la sangre fresca, y es cierto que había manchas de ella en la pared ruinada, en el lugar donde lo mataron. que así esto, como ver las ruinas de la ciudad, y sus templos derribados, que habían sido muy buenos, y entonces andaban llevando materiales para la nueva ciudad me movió a compasión.

La misma ciudad de León tendrá 80 vecinos españoles con iglesia catedral que la asisten algunos probendados, porque el obispo vive de ordinario en Granada de donde dista 24 leguas; hay en ella convento de Nuestra Señora de la Merced; puédese considerar el respeto que se debe tener a los prelados, de quien. dice su divina Majestad por David: nolite tangere Cristos meos, estando, etc., pues encargan los respeten, porque semejantes maldades ni las permite, ni deja sin castigo, pues uno cometió el delito, y toda la ciudad la paga, como se vió en esta ciudad y sus móradores.

Casi al mismo modo sucedió en Comayagua de Honduras, donde era obispo un Santo Fray Don Luis de Andrada, franciscano; hizo don Juan Guerra de Ayala, gobernador de estas provincias un agravio injustamente a cierta persona honrada, que competía a la iglesia volver por esta causa por ser suya, requirióse al gobernador por parte del obispo volviese al preso a la iglesia, que injustamente había sacado de ella, no quiso admitir los requerimientos, fuese encendiendo el fuego de la fricción del gobernador con el obispo que su inobediencia obligó a que le excomulgase; quiso por fuerza el dicho gobernador que el obispo le absolviera de la censura y excomunión en que había incurrido, sin hacer de su parte lo que debía, ni restituir a la iglesia al preso, que por fuerza y con violencia había sido sacado de ella, y porque el obispo no le quiso absolver sin los requisitos referidos, le quitó las temporalidades, y tapió las puertas de su casa poniéndole juntamente guardas, prohibiendo con graves penas, no le llevasen sustento ni agua, por obligarle con la necesidad que le absolviese; aunque algunos sacerdotes, y buenos cristianos socorrían a su pastor a escondidas, echándole algún sustento por las paredes a descras; en que padeció el santo prelado por la justicia, y volver por la autoridad de su iglesia grandes trabajos, y hambres, hízcle información injusta con falsos testigos; fué la causa a Guatemala a la audiencia, y vista la justicia del obispo, y su inocencia fué condenado el gobernador. En esta ocasión fué por presidente de la Audiencia el conde la Gomera, (leudo cercantj del gobern idcr, con que la sentencia se volvió contra el obispo, y en favor del gobernador, y viendo Dios que había faltado la justicia a este santo prelado, volvió por ella, y comenzó a castigar les delitos que contra él habían cometido: al gobernador le nació un grano en el rostro, y dentro de seis. meses tenía comida la cara de cáncer, y hedía que no había quien ei:tuviese junto a él, y así murió rabiando: a una hermana suya, que le asistía y yo conocí, se le llenó la cara de mal de lepra; uno de los oidores que votó injustamente contra el obispo se ahorcó, ctro murió sin confesión, y otro de este modo: los que juraron contra el obispo, el hijo mató a su padre, a otro le arrastró y mató un caballo, otro se cayó muerto sin confesión, y todos los que fueron injustamente contra el obispo acabaron desastradamente; parte de esto vide, y los más me contaron y testificaron vecinos de Comayagua, gente principal, y otras cosas.

Cinco leguas llanas con florestas y arboledas en las cuales hay algunas estancias de ganado mayor y obrajes de añil (que de uno y de otro hay mucho en esta provincia) está el pueblo de Managua, fundado a la orilla de la laguna; el pueblo es grande, de mucha amenidad y regalo, suele asistir en él el corregidor que prove el presidente de estas provincias. Lábrase en él cantidad de carmín, jarcias para navíos; viven en él muchos españoles, y en los tambos o ventas hay mercaderes que llaman quebrantahuesos, o mercachifles, por ser de caudales cortos; venden entre los indios ropa de la tierra y de España, sombreros, cuchillos y otras menudencias, cacao, que les sirve de moneda, restan y truecan unos géneros con otros; cógese en este pueblo cantidad de maíz, frijoles con otras semillas y legumbres, hay abundancia de pescado, que pescan de la laguna la cual dista de la grande donde desagua menos de cien pasos, aunque esta laguna tiene más de 25 leguas de circunferencia; hay en este pueblo muchas frutas de la tierra regaladas, y aunque esde temple caliente es sano de suelo arenisco.

Cuatro leguas adelante de Managua, hacia la cuidad de Granada, está el pueblo de Nindirí, de muchas frutas y regalo, parece un pedazo de paraíso; hácese en él cantidades de jarcias y lona de algodón para velas a los navíos del Perú; en este pueblo no hay agua, y así bajan por ella a una laguna que tiene junto a sí muy profunda, que solo para escribir las cosas de ella y de este distrito habría bien que alargar la pluma.

Adelante está el pueblo de Masaya, obra de media legua de este pueblo, el cual es de los mayores de esta provincia; es de mucho recreo, con cantidad de frutas, maíz y otras semillas y legumbres, aunque no tiene agua porque los indios beben de la misma laguna que los de Nindirí; hácese en este pueblo cantidad de jarcia, y lona, que es gran trato en esta tierra, y los corregidores enriquecen. 

Cerca de este pueblo está el volcán tan nombrado de Masaya, que aunque el cerro donde está es pequeño respecto de la grandeza de los demás, les excede en la cantidad de fuego y humo que de sí arroja, que es de tal suerte, que cuando hace viento, lleva el humo tras de sí tan espeso que parece una grande y densa nube.
 

A una legua de Masaya está el pueblo de Monimbó, cabeza de este corregimiento que tiene los frutos que los demás, y ctros pueblos como son Niquinohomo, Nicaragua de los indios, y otros. Masaya está 5 leguas de Granada, y 6 adelante, y 2 de la laguna está el gran volcán de Mombacho, que ha echado y echa mucho fuego, y ceniza, y es de los mayores y más altos de aquella tierra, en cuyas faldas y contornos tiene muchos , árboles frutales con grandes florestas de recreo y huertas de .cacao que es lo más grueso y crecido que hay en todas aquellas provincias, todo cual es del distrito de este corregimiento.
 

De la otra banda de la laguna grande que tiene de circunferencia más de 80 leguas (que por la parte de Nicaragua de los indios dista del mar del sur tres leguas de tierra llana) está la provincia de los Chontales, cuya cabeza es el pueblo de Sébaco. En esta provincia se siembra y coge gran cantidad de tabaco, y otras cosas de estima, que no hacen menos ricas estas provincias. Los indios son los más rústicos, en tanto grado que cuando en las otras provincias se dice alguna pesadumbre a alguno, le dicen que es un chontal, que es cuanto se le puede decir en razón de bruto.
 

-1699
(Capítulos XIX, XX y XXI tomados del libro "Recordación Florida", del Cronista del Reino de Guatemala Don Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán).

El orden que hemos elegido para narrar aquesta historia, llevando sucesivas en esta segunda parte las previsiones y mercedes que están a la distribución del Presidente, en conferir corregimientos que son de su mera regalía, nos hace ahora el desmembrar de la Provincia de Nicaragua, a quien Diego López de Salcedo le dió el nombre de Nuevo Reino de León, provincia que se ha de describir en la tercera parte por ser la inmediata distribución del rey, con otros oficios que reparte, este corregimiento del Realejo, importantísima plaza a mi entender por su admirable y grande puerto del Jaguei o del Cardón, conocido y frecuentado de las embarcaciones del Sur; con que en esta quedará referido y anotado todo lo que a este distrito pertenece, por ser de la distribución presidencial, haciendo también recordación de los de Pacacá, Turrialbó, Quipó, y Chirripó, corregimiento que confería el Presidente a su arbitrio en la parte del gobierno de Costa Rica, y los de Quezalguaque y Monimbó del de Nicaragua, incorporados a aquellas dos gobernaciones por orden de la majestad del rey Felipe IV; como Nicoya de aquella provincia de Nicaragua, que ha pocos años que se provee por el Consejo como era antes. Y en la de Honduras el corregimiento de Tencoa incorporado a la gobernación, que así lob unos como los otros hicieron falta y mala obra al premio y conveniencia de algunos beneméritos necesitados.

Fué el territorio del Realejo (le aquella pertenencia de país que descubrió Gil González Dávila, más esta villa no es de la que se pobló por Francisco Hernández de Córdoba y Pedrarias, porque después, andando el tiempo, se fundó por los españoles de la parte de Don Pedro de Alvarado, vecinos de Goathemala, con ocasión de las fábricas de la primera armada con que este caballejo socorrió a Pizarro y Almagro en la parte del Perú, por el año de 1534, desde cuyo tiempo, reconocida la importancia y seguridad de aquel puerto, se fué aumentando de vecindad aquella villa, que siendo entonces el real de las fábricas de Alvarado que llamaban por su parte población y hoy se numera y reputa por más de ciento y veinte vecinos españoles y cien mulatos también vecinos, que son de utilidad para las fábricas de embarcaciones, para los cortes y conducción de maderas, y por los más son carpinteros de rivera. 

Más no sin lástima y grande mengua fué saqueada y casi destruida con fuego por el pirata del Sur el año 1686, gobernando aquella provincia el Lodo. Don Antonio de Navia, por nombramiento del Presidente Don Enrique Enriquez de Guzmán, muerto el gobernador prol-ietario Don Alvaro de Lozada ; y en cuya ocasión padecieron no menos otros lugares como en su lugar propio quedarán apuntados estos sucesos, por el peligro de macular la fama de los vivos, contra quienes puede conspirarse el odio y la aversión, y más por la consideración de la importancia de aquella plaza, en que la paz universal de todas las Yndias se asegura, y el comercio y tráfico de ambos mares, siendo la recordación de este miserable suceso y pérdida de Nicaragua, funesto y melancólico, en que el R. Obispo Don Fr. Juan de Rojas, enfermo y viejo, huyendo por los montes, rindió su estimable vida en la corta miseriaa de Pueblo-nuevo de los Chocoyos, y otras muchas personas por les montes, hallándose en ellos muchas mujeres muertas de hambre y cansancio, y sus criaturas al pecho ; más estos sucesos lamentables omitiremos ahora, por no renovar heridas tan penetrantes.

El puerto siendo el mismo que hoy es, daba distinta entrada a las embarcaciones ole la que hoy tiene, porque entrando antes por lo que ahora se conoce por la entrada antigua derrumbada, por entre la punta del Cardón de la banda del Sur, y la península del Castañón, y de allí navegando por el Jaguei, al Sudoeste, se entraba por el río arriba de la Piedra encantada, hasta el pueblo de Nuestra Señora del Puerto viejo, que era el desembarcadero; pero estas dos entradas eran estrechas y peligrosas por largas, y anchísimas relingas en que peligraban las naves. Más sobreviniendo un recio tiempo de inundación procelosa, y grave terremoto, derrumbándose a la entrada gran cantidad de peñasquería, así de la isla del Cardón como de la península del Castañón, quedó cerrada aquella boca con la relinga y los fragmentos de peñascos, que imposibilitan totalmente su entrada. Pero negada y perdida aquella puerta al Jaguei, se observa y tragina hoy la boca que abre la isla del Cardón e isla de Ycacos, a la banda del Norte; y así quedó el Pueblo de Nuestra Sra. del pronombre de viejo; no porque como quiere la ignorancia vulgar fuera la Santa imagen de su viejo, sino por razón de ser aquel pueblo el desembarcadero antiguo y dejado por la apuntada ruina; más no por disminuido y corto de vecindad: pues la de los indios es de más de ochocientos y de más de trecientos españoles, sin los mestizos, mulatos y negros que en él hay avecindados.

Más porque no se ignore la precicsa historia, antiguedad y aprecio de la Santísima imagen de Nuestra Señora del Viejo, nos será lícito el narrarla, fuera de ser preciso por tan notable y milagrosa, y no salir de su legítimo lugar. Pasa a decir y que se sepa que de los hermanes ole la Sra. Santa Teresa de Jesús que pagaron a este Occidente, don Lorenzo y don Alonso de Ahumada, al despedirse para hacer su viaje de su Santa hermana, esta venerable y prodigiosa Señera, entre las religiosas alhajas que les donó, al don Alonso le dió esta Santísima imagen. diciéndole era joya y presea de más estima con que se hallaba; que la trajese y no apartase jamás de sí. Pero estos caballeros Ahumadas hicieron su viaje para la Darte del Perú, y en sus conquistas sirvieron como pedía su cristiandad e ilustre sangre, muriendo don Lorenzo en una batalla que se tuvo con los indios de aquella parte, y de éste decía la santa madre muchas veces y siempre que le nombraba: 

Al santo mártir Lorenzo. que por tal le tengo, por haber muerto en la conquista de los indios infieles. Gran crédito es este para nuestros gloriosos progenitores conquistadores de estas partes. Pero habiéndose allanado aquella tierra del Perú, den Alonso de Ahumado vino a casarse a esta ciudad de Guatemala con doña Juana de Fuentes y Guzmán, y vuelto al Perú con su esposa; tuvo en ella algunos hijos cuya descendencia está hoy bien conocida en el reino de Chile. Este caballero, como otros, después de casado continuó en muchos viajes a Guatemala a conveniencias y tratos particulares; pero en uno de ellos y el último que hizo, saliendo el bajel del puerto para Lima tuvo tres arribadas al propio puerto, en cuyas demoras enfermando hubo de quedarse allí con la Santísima virgen, y mientras el bajel hizo el viaje a salvamento con seriedad y bonanza, agravado del accidente y del achaque, con las cristianas disposiciones que lo alcanzarían los ruegos e intercesión de la Santa Madre Teresa de Jesús, hermana suya, pasó a gozar de mejor vida, donando la reliquia estimable de la Santísima imagen a aquella Parroquia y convento de San Francisco que allí administran, y pasándose después el puerto a la parte del Realejo, y llamándose aquel que se dejó el puerto viejo, la milagrosísima imagen le llamó Nuestra Sra. del Viejo, pero no por el dueño, que aún era mozo cuando murió, sino por el sitio, donde yace su ilustre, admirable y rico santuario cual otro ninguno de las Indias no le excede así en riqueza grande de sus adornos, como en le material de su temple, frecuencia de sacrificios y de romeros que confiados y socorridos la buscan de todas partes.
 


 
 
La milagrosa imagen de la Virgen de Concepción, obra escultórica del siglo XV que se venera en El Viejo y que según la tradición fué traída por un hermano de Santa Teresa de Jesús quien se la había regalado.

EL REALEJO
Podríamos aquí introducir el discurso que a la Majestad del rey liemos propuesto acerca de la grande importancia y conveniencia que está ofreciendo la propia naturaleza de este puerto de la mar del Sur para la Armadas del Perú, si acaso el de Taure en el mar del Norte, per donde desemboca la laguna de Nicaragua se frecuentara asegurado; más considerando seria dilatar aqueste asunto lo suspedemos por ahora, y solo dirá nuestro cuidado como la villa del Realejo le da nombre a su puerto, sibien es señalado con los proncmbres de Jaguei y del Cardón, es este puerto surgidero un estero o caño que corre su costa norte y sur y es capaz de mil embarcaciones, y dentro muy seguro, pues con cualquiera cabo están resguardadas las naves; siendo todo y en todas partes muy hondable y de grande y sosegado abrigo, y su embarco y desembarco tiene convecinos grandes, como lo experimentan cada día los navegantes que llegan a aquel puerto, teniendo en él muchos careneros e inagotables y preciosos astilleros. En la entrada del puerto del Realejo una barra de piedra que hace una relinga fuera; y de la parte de un islote que está fuera a la banda y rumbo del Norte, enfrente de la misma boca, que llaman el Cardón, por una mata de esta penca que en él hay, tan limpio y hondable que llegan para entrar las naves con el bauprés casi en tierra.

Puede en este puerto cualquier marinero entrar las naos muy a salvo, sin riesgo ni peligro que se le ofrezca a la entrada; pues ni al entrar ni al salir, ni al echar las embarcaciones que allí se han fabricado al agua, ha sucedido jamás avería ni desgracia ; y así este puerto para las fábricas es muy apetecido y en él se fabrican todos los años muchos navíos de vecinos del Perú, y entre ellos tales y tan famosos galeones que los virreyes de aquel reino los han apetecido para capitanas de la armada, como el de Astolabetia, que después de interesar los considerables fletes del viaje, llegado al puerto del Callao se le dieron por aquel galeón cien mil pesos, y si nuestra negligencia no fuera tanta, en este puerto y otros de este piélago del Sur pudiéramos conseguir muy buenas conveniencias; asegurando de este del Realejo, que en él puede cualquiera armada con muy cuidado estar asegurada de la codicia y astucias del enemigo, si lo hubiera en aquel mar, siendo como es por naturaleza fuerte, y que en la monarquía parece no tiene el rey puerto tan seguro y capaz, porque con solo cuatro piecesillas que se sacaran de los navíos a la entrada del Cardón quedara defendido, así por la eminencia del islote que coge a caballero la boca, como por razón de la estrechura de ella.

Es en grande y apreciable molo la abundancia y provisión de este puerto, así por lo que toca a bastimentos, como de gente y todo género de pertrecho para las fábricas, pareciendo imposible agotarse los cedros si de aquí a el fin del mundo hubiere corte continuado en sus montes, siendo lo mismo el puerto y boca de Taure del desaguadero de la Laguna de Nicaragua, donde sus montañas vírgenes pueden ministrar aun mayor suma, y así juzgamos que si la armada de galeones viniera a este puerto del Norte, pues siempre se le reconoce por el padrón de Puntagorda para ir su viaje a barlovento, perdiéndose la que no reconoce aquella punta (le tierra que sale a la mar, como se perdió la armada del cargo de don Juan Vicentelo dando en los bajos, sin otra armada del cargo de don Pablo de... que por apartarse del abrigo de aquel puerto que a la vuelta de España, desgaritó, perdiéndose las más de aquellas naos, en ocasión que apartando unos a isla de Pinos, arribó desarobolada una nave al golfo dulce por el tiempo del gobierno de don Martín Carlos de Mencos, quien a sus pasajeros amparó y remedió con mano liberal; y que la armada del Perú viniese al puerto del Realejo, el rey ahorrara mucho gasto en las carenas de la una y otra armada, y nuevas fábricas que a precio barato-pudiera conseguir en uno y otro puerto; puesto que en toda la Provincia de Nicaragua, en donde tienen su situación los puertos del Realejo y de Taure, se teje excelentísima lona, y se cosecha toda cuanta jarcia se pida, y en la Provincia misma se coge la brea y el alquitrán abundantísimos, y que esto para la gente de España y para los peruanos fuera de conocido logro, en temperamento muy sano y en tierra proveída de mantenimientos baratos y frescos, que se llevan de aquí a tierra firme, con caserías de teja sobradas y de alegre y político repartimiento, y que en veinticuatro leguas que hay del Realejo a Granada es el tragín en carros, y desde puerto de Taure a la misma ciudad de Granada, se puede todo conducir por agua a beneficio del río de San Juan y la Laguna, y que lo que viene del Perú sale de las embarcaciones a las casas de la villa del Realejo, sin que se necesite de trajinarlo a lomo. Es este partido abundante en aves, ganado mayor y de cerda, azúcar, maíz, frijoles, quesos, sal y frutas exquisitas y regaladas con que el puerto del Realejo es memorable por todo esto, como por haber hecho en él su embarco Hernando y Pedro de Contreras cometidos aquellos excecrables delitos, pasándose en continuación de sus desleales acciones desde este puerto del Realejo al de Perico en Panamá.

Diremos en breve suma y comisión de este partido y corregimiento del Realejo, Provisión de los Presidentes de Audiencia de Goathemala, la jurisdicción temporal por su abreviado territorio y por los pocos lugares que la componen, su administración espiritual en corta narración porque siendo el lugar y villa del Realejo, la silla asiento y cabecera del partido, en donde tiene su residencia el corregidor, y el mejor y más estimable lugar de su corregimiento, este por razón de su vecindad española, y estar plantado en el propio surgidero de las naves, deben los otros reputarse por de menos consideración e importancia ; porque la vecindad de esta villa es de cien vecinos españoles y de ciento y cincuenta mulatos; más de este lugar en que hay conventos de Nuestra Sra. ele la Merced y San Francisco no nos señalan las noticias que de estas sagradas religiones tenemos, que en ella tenga alguna de ellas jurisdicción espiritual, porque siendo como es lugar de vecindad española, sin interpelación de indios tributarios, es solo curato conferido por el Obispo de León de Nicaragua en eclesiásticos seculares; pero también debo entender que por no hallar en la razón apuntada el pueblo de Chinandega de esta jurisdicción sujetos a la administración de aquestas religiones que es anexidad del curato del Realejo, que cuenta en su padrón ciento y cincuenta indios tributarios. Su temperamento de este lugar como el de los otros es caliente, abundante su territorio y bien proveído por los cultivos del grano de maíz, común y general pan ele estos indios.

Chichigalpa que es otro lugar de esta jurisdicción situado en tierra de llanura, y de buenos y descubiertos horizontes, tiene doscientos indios tributarios, que es pueblo de visita del curato de Posoltega, administración de la religión de Nuestra Sra. de la Merced, y sus habitadores producidos de aquellos vecinos tributarios son en número de ochocientos, gente dócil, muy hacendosa y de buena industria y capacidad. Mas el pueblo de Nuestra Sra. del Viejo es uno de los lugares mejores, no solo de esta jurisdicción sino de toda la gobernación y Provincia de Nicaragua; porque además (le constar en su padrón de ochocientos indios tributarios, cuyo producto llega a la calculación de tres mil y doscientos habitadores, le hace más estimable la vecindad de trescientos españoles, fuera de otro gran número de mestizos, mulatos y negros, que de esto y acerca de otras particularidades dejamos dicho de él lo que se ofrece, y ahora el que siendo esta que hemos referido toda la jurisdicción temporal, aún no es desestimable su gobierno, y fuera de mucho mayor aprecio, si se agregaran los pueblos de Pozoltega y Pozolteguilla.

-1751
VISITA APOSTOLICA HECHA POR EL ILSMO. SEÑOR DON PEDRO AGUSTIN MOREL DE SANTA CRUZ, Obispo de la Diócesis en 1751 y elevada al conocimiento de S. M. Católica Fernando VI en 8 de septiembre de 1752.
CHICHIGALPA.-Día 21 ele Junio marché para el terreno que es Chichigalpa y está a dos leguas escasas del antecedente (Poscltega) : tiene por titular a la Purificación: su asiento es en un llano alegre, montuoso y con buena agua: su clima es algo templado; una iglesia de paja de un cuerpo muy reducido y maltratado: des altares con sus retablos en blanco y sin adorno; (les campanitas en una ramada. La iglesia antigua era de teja y or estar amenazando ruina, se hizo preciso derribarla por el año de 46; desde Mayo de este,
a instancias mías, se extiende en la construcción de otra, que se halla entejada y con alguna parte de las paredes, que con la
resultante se perfeccionará en todo el año próximo venidero

El obispo MOREL DE SANTA 

por no haber caudal con que para continuar: concedí licencia.

Débese a su pluma el conocimiento exacto de los pueblos y ciudadescia al mayordomo interino que de Nicaragua. nombré para que pidiese una limosna. Compónese de 40 casas de indios y ladinos: estos están sujetos al Corregidor de la Villa del Realejo, cuya jurisdicción comienza desde este pueblo y comprende también los (le Chinandega y El Viejo: aquellos gobernados por un Alcalde; alguacil mayor, dos regidores y fiscal pagan de tributo anual ciento once yesos. Las familias de unos y otros se reducen a sesenta y dos y las personas a 292;la renta del cura resulta de los mencionados pueblos inclusive el servicio y ración pasará de $600 y el territorio de su administración llega a cuatro leguas; en ellos no hay sino algunas chacras y labores de los vecinos, porque las haciendas principales tocan a las de León.

Mi demora fué de un día: prediqué dos sermones y confirmé 47 personas.
CHINANDEGA.-A cuatro leguas está CHINANDEGA, cuyo titular es Santa Ana: su situación la misma del antecedente, pero su clima bastante cálido: compónese de 241 casas de indios y ladinos, las dos de teja y el resto de paja. Numéranse 268 familias y mil ciento once personas de confesión y comunión. Hay dos alcaldes, alguacil mayor, tres regidores y un fiscal ; págase anualmente 245 pesos un real de tributo. La iglesia es capaz y de tres naves sobre horcones con su sacristía y coro alto, e inmediato a él dos campanas pequeñas; las paredes de cal y piedra y el techo de tabla y teja; tienen tres altares decentes con retablos y frontales dorados ; el de mayor consta de tres cuerpos y en él hay seis efijies de santos de cuerpo entero bastante primorosas ; es administrado por un religioso franciscano cuya renta total importará 800 pesos.

El territorio se extiende a nueve leguas de longitud sobre dos de latitud en que cuentan nueve haciendas de ganado mayor y algún número de chacras y labores de los vecinos. Mantiénense en su compañía otros dos religiosos sacerdotes con título: el más antiguo de Vicario y el otro de compañero y un lego; habitan todos en una celda con sus claustros de teja y varias ofi= cinas de paja que están bajo unas cercas de tapias y piñuelas, a modo de convento: pendiente mi demora que se redujo a dos días, prediqué cuatro sermones; confirmé 308 personas, y a la procesión de penitencia concurrieron 593.

EL VIEJO.-El 24 pasé al pueblo del Viejo distante una legua del antecedente: tiene su asiento en un llano alegre, pero lleno de árboles frutales y de algún monte bajo, compónese de españoles, ladinos e indios. Las casas se reducen a 356, las cinco de teja y las restantes de paja con el mismo desorden que los otros pueblos; sus familias a 366 y las personas de confesión y comunión a 1698.
El corregidor de la Villa del Realejo reside en este pueblo y en él hay también dos alcaldes ordinarios indios, alguacil mayor, cinco regidores, y fiscal. El tributo que pagan son 333 pesos un real; una compañía de ladinos con su Capitán, respectivos oficiales y 195 soldados, 44 fusiles, 43 bayonetas y 14 lanzas, es el único armamento que existe y se escapó en el incendio que el 7 de diciembre de 749 hubo de las casas de cabildo. 

La iglesia consta de tres naves, capilla mayor y sacristía, muy capaz, de cal y piedra, de teja; tiene su alto, sano, con cuatro gradas, de ladrillos que cojen al frente y costado izquierdo; tres campanas en sus palos y techo de paja, porque la torre cayó con un temblor; seis altares decentes; en el mayor está colocada la Patrona que es la Concepción; el título que comunmente le dan es Nuestra Señora del Viejo; esta denominación se originó de que un venerable anciano, hermano de Santa Teresa de Jesús, llegó a este pueblo trayendo en su Compañía a la referida imagen; habiendo fallecido en él la dejó a la misma iglesia donde fué colocada por haber sido pues, un viejo el donante, se le tributó este nombre a la imagen, a la iglesia y al pueblo: consta así por tradición de los mayores y también por una certificación que he visto, dada por el Ministro don Fr. Juan de Rojas, obispo que fué de esta Diócesis: su estatura es ele media vara; las manos y rostro trigueño, sin perfección particular que sobresalga; pero tan milagrosa que su nombre se ha extendido por todas estas provincias y sus habitantes no cesan de venir a visitarla para su consuelo y alivio; en efecto, nuestra Señora del Viejo es el refugio de todas las necesidades y la devoción que la profesan tan particular que no hay alguno que deje de venir aun de partes muy remotas, a verla y obsequiarla con limosnas. 

Asegúrase haber sido tan copiosas que el templo pudiera estar fabricado de plata, sea lo que fuese, lo que puedo testificar es: que es un trono primoroso y elevado de madera tallada y dorada sobre 4 columnas, abriga en su centro a otro pequeño con una vidriera, por delante, y sus andas de plata en que está ala Señora. Un círculo que la rodea por fuera y una media luna que tiene a los pies son del mismo metal: el vestido es de tela muy rica, sembrado todo de piedras de oro, perlas y diferentes piedras preciosas; gran número de estas sirven de realce a la corona, que es de oró delicadamente trabajada; hállase en fin de pies a cabeza tan llena de alhajas y primores que puede competir con otra cualquiera de las más adornadas del orbe; el altar es de 4 frentes, la principal que mira al pueblo tiene su frontal de plata con 3 efigies y una puntilla sobredorada; conchas y otros juguetes bastantemente pulidos de la misma materia y construcción, con 'dos atriles, otras tantas lámparas: seis arañas, ocho bujías y 6 blandones que están en el mismo altar y capilla; en la sacristía se encuentran otras alhajas para la celebración del Santo Sacrificio de la Misa; es en suma el templo de mayor riqueza que se conoce de la Diócesis, sin más rentas ni fondos que las limosnas contribuidas por la piedad y devoción cristiana.

REALEJO.-Evacuadas estas funciones pasé a la Villa del Realejo; tiene su situación en un llano montuoso, con las cualidades de cálido y húmedo; compónese de la parroquial, Convento de San Francisco y las Mercedes y casas particulares. La parroquia que tiene por titular a Santiago es de tres naves y medianamente capaz: la principal está sostenida de pilares de madera y las colaterales de paredes de piedra y ladrillos con su techo de teja: la sacristía de dos capillas, son de la misma fábrica: la torre en que hay cuatro campanas, remata en su cimborrio de bóveda y hace vistosa la fachada. Los altares siete e indecentes, carecen de ornamentos; el arco toral se ha hundido por medio con el referido temblor del siete de marzo; la sacristía se halla derrotada, una pared del bautisterio amenazando ruina, y el techo por aquella parte apuntalado para que no caiga: todo en fin necesita (le reparo, porque desde el año cuarenta y ocho que se le quitaron sus novenos y escusados no le quedó más ingreso que un real por cada bautismo y un peso por cada entierro que son dos renglones muy cortos, y así es mucho se haya mantenido en pie: es administrada por un Cura clérigo.

Luego en el mismo año, el 21 de octubre de 1895 el Pbro. Elias Aguado en carácter de temporal firma su primera acta de nacimiento del Libro de Bautismos, el nombre de éste Registro es de don Juan R. Espinoza.

Es nombrado luego, un 15 de diciembre de 1895, el Pbro. Macario Vargas. El Pbro. Rafael Bustos estaba a cargo de la Iglesia Parroquial ya para el 5 de Enero de 1896. Mas tarde en ese mismo año aparece firmando el Acta de Nacimientos el Pbro. Ramón G. Pérez, quien permanece en esta Parroquia por varios años.
 
 

La Parroquia fué reconstruida en el año 1938 durante el período administrado por el Pbro. Abel Ruiz, este era muy querido entre la felígresia, era un hombre sencillo y humilde.

La Parroquia celebra su primer centenario de existencia en 1974, a cargo del padre Roger Sandoval.

El 16 de Febrero de 1996, ocurre la trágica muerte del Padre Roger Borge en la propia Parroquia, El párroco fué sepultado, a como fué su deseo, en su Parroquia del Calvario.

En ésta Parroquia del Calvario se celebran con solemnidad a El Dulce nombre de Jesús, su verdadero patrón,  último domingo de Enero.

Durante la Semana Santa es celebrada la procesión del Via Crucis , el día Jueves Santo; muy temprano a eso de las 5:30 de la tarde el Santo Entierro recorre las calles del Barrio del Calvario.
 
 


 
HISTORIA DE LA PARROQUIA DEL CALVARIO DE CHINANDEGA
La necesidad de atender oportunamente al servicio espiritual de un importante sector de Chinandega, fue la razón que movió al Ilustrísimo señor Obispo Manuel Ulloa y Calvo a constituir en parroquia independiente al extenso barrio del Calvario. Se verificó este hecho en octubre de 1874. Fue primer Cura de la nueva parroquia, el virtuoso sacerdote don Faustino Reyes y Salafranca. Sucesores del Padre Faustino fueron los presbíteros: Atanasio Peñalva, Gordiano Castillo, Rafael Ramírez, Jesús María Santamaría, Julio Soto, Román Martínez, a este cura cupo el honroso privilegio de poner los los cimientos y principiar la construcción del actual, hermoso templo del Calvario. La iglesia anterior era de adobes, y cayó con motivo del temblor del 11 de octubre de 1885. Algunos meses sirvió de coadjutor el Presbítero Hermenegildo Rosales. Volvió al curato Monseñor Rafael Ramírez, a quien reemplazó el Presbítero Juan Somarriha, a este sucedió el Padre Elías Aguado en 1895 y a principios de 1896 el Padre Rafael Bustos sucedió al Padre Aguado. Del 3
V286 CHINANDEGA
de julio de 1896 al 6 de septiembre de 1906 sirvió el curato del Calvario el sacerdote leonés Ramón Isaías Pérez y Pereira. El 7 de septiembre de 1906 se hizo cargo del curato, en cuyo cargo se conserva aún, el virtuoso sacerdote hijo del Diriá, Abel Ruiz Castillo, muy querido de sus feligreses, y a quien se deben muchísimas mejoras en el templo y la construcción de la Casa Cural..

 

17 de Mayo
LAS FIESTAS DE SAN PASCUAL BAILON

DATOS RECOPILADOS POR La MAYORDOMA DE LAS FIESTAS DE SAN PASCUAL BAILON, Año 1991. Bernarda Picado

Las fiestas patronales de San Pascual Bailón, comenzaron en el año de 1955, fecha en que fué traída la imagen del Santo a la Parroquia del Calvario de Chinandega, pero al poco tiempo lo abandonarían y un día estando yo en mi casa llegó a decirme el Prebístero Orlando Ordoñez Toledo, cura párroco del Calvario en ese año de 1962, que San Pascual estaba abandonado que buscara yo como hacerle la Fiesta.

Como el tiempo era muy apremiante, no me dió lugar para tantas cosas, sólo tuvo su Misa y una Procesión sin música, sólo con bombas y cohetes y, sin baile, pero el siguiente año de 1963, ya fué con misa cantada, bastante pólvora, Vela, baile tradicional de él, con chicheros que saben la música de San Pascual, al día siguiente lo llevé en Procesión con música y con baile en las calles hasta mi casa de habitación, así ha quedado hasta la fecha.

El día 17 de Mayo en la noche, es la Vela del santo en mi Casa de habitación o sea La Casa del Mayordomo, toda la noche hay un gran derroche de pólvora, sarta, toros encohetados, una muñeca, la gigantona con el enano cabezón, y el Palo encebado.  El mismo día cuando llega a mi casa, que vá llegando a las doce del día, entonces se les reparte la tradicional chicha de maíz negrito en guacales a todos los devotos del Santo. En la noche se reparte en la vela, nacatamales, café negro, chancho en caldillo e indio viejo, etc.

También en la noche todos los devotos le pagan sus promesas a San Pascualito, entonces se reparte la reliquia del santo que consiste en un pedacito de cebo, para todos los devotos y flores benditas.

El día 18 de Mayo por la tarde, es llevado a la Iglesia El Calvario, con música de los Chicheros, baile por sus devotos, bombas y cohetes.

San Pascual es el Santo más milagroso, todo lo que pedimos nos lo concede, les voy a contar un milagro a continuación:

En el año de 1978, Nicaragua estaba en guerra, y aquí en Chinandega un poco de muchachos, que así le decíamos nosotros a los sandinistas, estaban refugiados en toda la cuadra de la Cruz Roja Nicaraguense, pero no podían salir, porque los tenían muy bien vigilados por la Guardia Nacional, y muchacho salido, era muchacho muerto por la genocida, pero un grupo de devotos de san Pascualito en cuenta las Madres de los muchachos sandinistas, le pidieron que si los mataban antes del 17 de Mayo, día del Santo, todos los muchachos iban a ir disfrazados de Mantudos a bailarle al Santo en la Calle, hasta llegar a mi casa, y así lo hicimos el día de San Pascualito, todos los muchachos estaban vivos, no les ahbía pasado nada, entonces disfrazados de Mantudos los muchachos le bailaron a San Pascualito Milagroso en la calle hasta mi Casa, y después huyeron cada quien a su casa u otro lugar sanos y salvos, gracias a San Pascualito Bailón.Parroquia Dulce Nombre de Jesús, Chinandega Templo estrena campanas en El Calvario END - 18:14 - 27/01/2008 La Parroquia Dulce Nombre de Jesús, ubicada en el barrio El Calvario de esta ciudad, cuenta con dos nuevas campanas valoradas en quince mil dólares, las cuales fueron compradas con la colaboración de la feligresía en la empresa española de objetos eclesiásticos conocida como Caresa. “Todas los objetos están sometidos al tiempo y caducidad. Unas de las campanas estaba rajada y no sonaba igual”, dijo el párroco Donald García, quien añadió que los fieles realizaron diversas actividades para recaudar fondos. Las campanas con oro y bronce fueron elaboradas el año pasado, llegaron vía puerto de Corinto y fueron retiradas el 16 de julio de 2007 en Managua. Lucen en el campanario de la parroquia chinandegana, donde invirtieron cinco mil dólares en la escalera y torre. Fundada hace 130 años La iglesia Dulce Nombre de Jesús fue fundada hace 130 años, y remodelada con apoyo de la Fundación Coen. Desde allí se aprecia el centro de la ciudad de Chinandega, una de las más prósperas de Nicaragua. Una de las campanas sustituidas tiene la inscripción “1897, fabricada en León por Vicente Osorno”; la segunda muestra que fue obsequiada el 25 de julio de 1951. 

Yo, Bernarda Picado, tengo de ser Mayordoma de San Pascualito 25 años, y no dejo de celebrarlo hasta que me muera, pero quedan mis hijos que van a seguir con la tradición de celebrarla.

Esta Fiesta yo la realizo con ayuda de todos los devotos de San Pascual.

Datos recopilados por Ed Manfut, información brindada por la Mayordoma Fernanda Picado, correspondiente a uno de los existentes Pascuales. Para www.manfut.org la Alcaldia de Chinandega, Oficina de Promoción de Cultura Municipal.
 



LEYENDA DEL JAGUAR DEL CASITAS.
Muerte del cacique Diriangén

manfut.org