Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Carazo Nicaragua

MUNICIPIOS DE CARAZO 
Iglesia parroquial Santiago, de Jinotepe
CARAZO NICARAGUA

                                                       


Colecciones www.manfut.org
 

Iglesia parroquial Santiago, de Jinotepe
La construcción de la imponente e histórica Iglesia parroquial Santiago de Jinotepe se remonta al año 1860 cuando los vecinos, de lo que en aquel entonces se conocía como "Curato de Xilotepetl", procuraban un buen templo de cuyo intento se hizo eco la corporación municipal a fin de sustituir la antigua ermita que estaba ubicada donde hoy es la Administración de Rentas de Jinotepe y que fuese seriamente deteriorada por la erupción del volcán Mombacho  en el año 1739.
Fue el arquitecto Felipe Granera, leonés, y sus albañiles los responsables de su construcción, gracias al apoyo económico de las autoridades y de las más acomodadas familias de la localidad que se alternaron en la manutención semanal de los oficiales.


Pequeña parte del material empleado en la construcción de la primera Iglesia erigida en Jinotepe, fué de "malpaís", la cual pasó de mano en mano por una columna de indios, quienes estaban calculadamente separados, para poder cubrir cerca de veinte kilómetros, desde un conocido punto de partida hasta un lugar inmediato al volcán Masaya.


Numerosa población y segunda Iglesia.

Es de buena lógica deducir; tal tradición arroja una luz directa encaminada hacia el siglo XVI, a poner claro la numerosa población jinotepina, en los primeros años de su conversión al cristianismo, sumado a la falta de vías de acceso, en resta de condiciones, para el transporte adecuado.

Luego viene la Iglesita vista en Jinotepe, por el Ilustrísimo Obispo de la Diócesis de Nicaragua, Licdo. Fray Pedro Agustín Morel de Santa Cruz, durante su pastoral visita realizada en 1751, a lo largo de todo el país, es la segunda, la misma observada por él, ya en deterioro, derivada consecuencia del Mombacho; pues en 1739, con truenos de sísmico relincho y desbocado, arruinara su cuerpo en parte y rompiese su cabeza; pero sin lograr terminar con ella.
La ermita inservible

En 1811, a ser promovido al obispado de Nicaragua quien fuera Prior del Convento de Cartagena, caballero de la Cruz Isabel la Católica, Fray Nicolás García Jeréz,


coexistente a la iniciación de las primigenias manifestaciones insurreccionales a contra España, ya anunciadas en León, al desconocer el ejercicio autoritario del Intendente, Brigadier don José Salvador, 
no bien convalecida la débil amazona llamada entonces, Ermita, vuelve a jinetear nuevo chúcaro de tierra en 1852 la solventa y la deja, casi podemos decir, inservible allí mismo donde se alzaba la casa municipal, en servicio de oficinas hasta el año de 1976, a Rentas de Carazo, demolida en tál época para dar paso al nuevo edificio de moderno estilo; Banco Nacional, con posterioridad Banco Nacional de Desarrollo.
A pesar de la decadencia en los días subsiguientes, al momento de sostener la vejez de sus adobes sobre altos y gruesos puntales, vecinos de la población la reedificarón dejándola con tanto mayor condiciones de oficiar cuanto al ir de los años aumentó el número de prelados.

Templos, eclesiásticos y número activo.

Para el año de 1820, el precitado Fraile Nicolás García Jeréz, Obispo de Nicaragua, informaba de costumbre a las autoridades peninsulares, acerca de los templos administrativos por eclesiásticos seculares, ofreciendo significativos pormenores.


De acuerdo con tal información, el curato de Xinotepet, tenía la extensión superficial de cuatro leguas, dos pueblos de 5,200 almas, dos curas y una congrua de 900 pesos y dos reales al año, provenientes de primicias, medios, derechos y ración.

Por aquel año residían en Jinotepe, los eclesiásticos don Pablo Bonilla, Cura, el Preceptor de Gramática don Antonio Velasco y los tonsurados señores Domingo Laguna, Dionisio Gutiérrez, Pedro Hurtado, Simón Román, Juan Mauricio Tapia, Esteban Bendaña, Dionisio Matus y Laureano Pineda, de lo cual de infiere la Ermita prestó servicios durante una cuarentena. 

Ya el año de 1860, los vecinos procuraban construir una buena Iglesia de cuyo intento se hizo eco la Honorable Corporación Municipal y presidida por el Señor Alcalde para discutir asunto de trascendencia tanto, como el abrazado por la sustitución de la Ermita, estrujando ideas tal quisiera exprimir las resoluciones, dispuso crear una Junta de buena Edificación, lo cual fué aprobado en el acto y ratificado después, por el Gobierno de la manera siguiente.

1.- Apruébese la creación de una "Junta de Edificación", de la Iglesia de Jinotepe, verificada en el acta municipal de la misma villa.

2.- Comuníquese a quién corresponda. Managua, marzo 1 de 1860.
(Tomás Ayón. Historia de Nicaragua. Escrita por disposición del Señor Presidente Gral. D. Joaquín Zavala. Tomo 1-1956. p. 357)

Lugar escogido para construir Iglesia:

Al poco tiempo la Honorable Corporación Municipal, el señor cura y el vecindario, designarón sitio donde debiera levantarse la Parroquia; 

sería en la parte oriental de la Plaza, no dentro de la limitación de la Ermita, pues seguría sirviendo para los oficios religiosos, miemtras se levantaba en el mismo predio la Casa Consistorial superior a la para aquel entonces, designada Cabildo.
 


 

Así las cosas, con interés de construir la Iglesia, el cura de Jinotepe, demostró a S. S. ILMA, Obispo Piñol y Aycinena, el deseo de la comunidad porque se nombrara Mayordomo Ecónomo de la Parroquia de Jinotepe a don Felipe Rodríguez. (corona fúnebre de P.A. Vargas P.P. 4 y 5)

Título por el cual se nombra mayordomo ecónomo de la Iglesia de Jinotepe, al señor Felipe Rodríguez

"Nos el Doctor Piñol y Aycinena por la gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica de Nicaragua.

Habiéndonos informado el Sr. Cura de la Villa de Jinotepe, ser necesario nombrar Mayordomo Ecónomo de áquella Iglesia, y concurriendo la precisa circunstancia en el Sr. Don Felipe Rodríguez que al efecto nos ha propuesto el mismo Sr. Cura, mandamos librar el presente título, por el cual elegimos y nombramos el referido Sr. Rodríguez, Mayordomo Ecónomo de la Iglesia de Jinotepe, durante el trabajo de la torres y frontispicio, y le damos poder y facultad para que pueda usar y ejercer este cargo cobrando y percibiendo las rentas, limosnas y demás pertenencias correspondientes a este ramo; dar cartas de pago y otros concernientes de resguardos; y presentarle judicial y extrajudicialmente en caso necesario, a fín de que se verifique la cobranza y recaude lo que se adeudare a la Economía llevando de toda la cuenta y razón individual del ingreso y gasto para rendirla anualmente a la Junta de edificación, y ésta le remita a Nos o a Ntro. Vicario General. Y le señalamos en compensación de su trabajo el seis por ciento de todo lo que llegue a su poder, y mandamos que el expresado Sr. Rodríguez sea tenido y habido por tal Mayordomo Ecónomo y se le guarden las preemonencias y consideración que corresponden.

En testimonio de lo cual mandamos dar y damos el presente título firmado de nuestras manos, y sellando con el sello de nuestras Armas y refrendado por ntro. Pro. Srio. de Cámara y Gobierno, en la Santa Visita de la Parroquia de Santiago de la Ciudad de Managua a trece de Marzo de mil ochocientos sesenta y uno.

Bernardo Obispo de Nicaragua.

(Un sello que dice: Dela Irtas gratia episcopalis. Nicaraguensis Bernardos Piñol e Aycinena) Por disposición de S.S. Yiltma. Mateo Espinoza. Pro. Srio.

Arquitectos y Operarios llegan de León:

A continuación de ser nombrado Mayordomo Ecónomo don Felipe Rodríguez, se le comisionó para contratar un arquitecto de la ciudad de León, el cual resultó ser don Felipe Granera, quién llegó acompañado de sus respectivos albañiles. Este, una vez terminados los planos , convino con las autoridades y vecinos se alternarían, las más acomodadas familias de la localidad en la manutención semanal de los oficiales.

Fué así en efecto al comenzar el trabajo que sería utilizar los antiguos muros, habría también de cumplir el compromiso exactamente.

El Alcalde Indio requería a los de su gremio

Iniciábase, por otra parte, la ponderada energía del alcalde Indio, incitador tenáz, quien por aquellos días jugaba papel preponderante; requería con seriedad a los de su gremio, para ir a procesar cales en los hornos situados cerca del Río llamado "Cabecera de don Gaspar", y previa promesa para la alimentación de los operarios, todos los adinerados habrían destazar ganado vacuno en el propio lugar. Y comenzó a llegar cal por carretadas..de tal forma se practicó el transporte cuyos dueños no cobraron ningún dinero.

El cura recorría las calles en busca de colaboración

Interín el prebistero, Julían García, con una desbordante, inmensa energía constructiva, nunca superada quizá, recorría, convertido en jinete de un caballo peruano, según dicen los muy sabidos quienes así lo miraban por las calles de la Villa, cuando a trotecito se acercaba previniendo a los vecinos, fueran unos por materiales de cosntrucción hacia las zonas montañozas y por agua otros hacia la fuente de "Chaliapa", en límite Norte de la población.

Todos estos materiales eran depositados por caballeros y señoritas, en el predio del Templo de la constrrucción.
 

Timado del libro Carazo , Corazón de Nicaragua p. 309- 310 y 311.  Manuel Meza Fernández
 
 
 

Parroquia de Santiago en Jinotepe
Reserva Silvestre La Máquina
Pictorico Balneario de Casares
 
 CARAZO     INDICE PRINCIPAL