Colecciones manfut.org ++++++++ Bienvenidos.. Nicaragua en cada lugar... Algo Especial..++++++++ Indice de Carazo Nicaragua

MUNICIPIOS DE CARAZO 
CASARES CARAZO NICARAGUA
BIENVENIDOS A CASARES !! Puerto de Pescadores
WELCOME TO CASARES !! A FISHING COMMUNITY.

Cuentan también, que una tarde el Cacique Casares llevó a su tribu a la costa del mar y allí les dijo: Del otro lado del océano han llegado hombres perversos que intentarán destruir a nuestros dioses, debemos aprender a navegar para salvarnos y salvar nuestras creencias. Todos se dedicaron a construir una piragua gigante en la que depositaron sus códices, ídolos sagrados y gran cantidad de alimento.
Cuando los españoles llegaron, todavía pudieron divisar desde la costa, la piragua en la que los indígenas navegaban mar adentro, cantando al compás de un atabal heredado de sus antepasados.
Nunca se supo qué fue de Casares ni de su pueblo. Dicen que en las noches de plenilunio, la silueta de la piragua se recorta contra el globo grande de la Luna. A la medianoche las sombras de los miembros de la tribu desembarcan en la playa, y entonan, al compás del tam- tam del grave atabal del cacique, una prolongada y triste canción de amor.
Dicen que la gente de Casares vivía en la costa, cerca de lo que es hoy La Boquita, pero no hay fuentes históricas donde confirmar ni la existencia de Casares ni la de su tribu. Esto parece conjugarse con la leyenda de su éxodo náutico. Los indígenas se llevaron todo, no dejaron ni el menor rastro de su ancestral existencia.
Donde ahora está Casares era una costa desierta, pero la fundación se remonta a un suceso con facetas románticas que ocurrió a principios del siglo pasado. Eso lo escuché cuando era un niño, de boca de don Crisanto Briceño, quien era dueño de muchas tierras en la zona costera de Carazo.

TRAS LA LINDA JUANITA ECHAVERRI
Vivían en Diriamba dos jóvenes, que desde muy niños cultivaron una hermosa amistad, uno de ellos era el propio don Crisanto y el otro don Enrique Granja, que era el play boy del pueblo; rico y visitado, con una corte de amigos con los cuales parrandeaba, jugaba gallos y correteaba a las mujeres.
Ambos eran enamorados platónicos de una linda jovencita, Juanita Echaverri, damita muy culta, preciosa flor del jardín diriambino. Pues ocurrió que durante una Semana Santa, la Juanita se fue a veranear con su familia a La Boquita.
Ambos muchachos supieron que ella estaba en el mar y decidieron ir a visitarla. Enrique se fue acompañado de toda su corte de amigos, cabalgando en buenos caballos, pero por eso mismo, iba haciendo estaciones en cada río, porque en ese tiempo había varias quebradas que corrían bajo árboles frondosos.
Don Crisanto alquiló una yegüita, porque en ese tiempo, a pesar de que era rico, sus posesiones las administraba un albacea hasta que cumpliera la mayoría de edad. Como no hizo estaciones llegó primero a donde estaba la Juanita, secándose el pelo sentada en una carreta. Se le declaró con todas las de ley y le propuso matrimonio, lo que ella aceptó.

PUDO MÁS LA HERMOSA AMISTAD
Mas tarde entró a La Boquita, Enrique Granja con sus compañeros, volando tiros al aire y derrochando alegría, pues eran jóvenes alegres y parranderos.
Cuando encontró a Crisanto, éste le dijo: Enrique, tengo que darle una buena noticia, le propuse matrimonio a la Juanita y ella aceptó, de tal manera que de ahora en adelante es mi prometida oficial. Enrique quedó abatido, pero se recuperó y con mucha hidalguía le contestó: Excelente noticia amigo mío, lo felicito y le invito a brindar por su felicidad.
Don Crisanto se casó con la Juanita, y ya como matrimonio continuaron llegando a La Boquita, pero a los dos o tres años ya no le gustó el lugar porque dicen que La Boquita siempre tuvo un aire carnavalesco y de alegría, nunca fue un balneario austero ni nada de eso. Con su esposa, don Crisanto recorrió la costa buscando un paraje donde establecer su casa veraniega; querían paz y tranquilidad, que encontraron en lo que hoy es Casares, donde hay una hermosa playa, un hermoso río y agua potable, profusión que ya no existe casi más que uno. Ahí construyó la casa y enramadas para la gente que comenzó a llegar con la intención de establecerse.
Ya para los años posteriores al terremoto de 1931, existían allí hoteles como El Pachalpa, El Casino y El Cantón Colorado (quién sabe de dónde sacaron ese nombre).
Había un buen camino para los automóviles, y don Crisanto se ocupó de instalar el primer teléfono.

                                                       
Colecciones www.manfut.org
 Casares (ubicado a unos 70 kilómetros de la capital), 
Ven las playas de Carazo para darte un sabroso chapuzón,  El mar está tuani 
 Date un chapuzón  !!
Euclides Cerda Calero  
Denunciando criminal explotación de niños 
Pescadores los meten a grandes profundidades sin la adecuada protección 
Pobreza de sus hogares los obliga a asumir ese trabajo 

la pobreza que impera en las comunidades campesinas  muchos niños, para ayudar a sus padres en el
sostenimiento del hogar, trabajan en situaciones sumamente peligrosas en la actividad de la pesca en alta
mar, según denunciaron autoridades del Movimiento Infantil “Luis Alfonso Velásquez”, MILAFV. 

Ricardo Baltodano, funcionario del Proyecto “Hijo del Sol” del MILAFV Carazo, dijo que preocupa la situación que viven  niños menores de 15 años que están siendo utilizados en la pesca en alta mar en situaciones muy peligrosas, como es introducirlos a las profundidades del mar sin proveerlos de tanques de oxigeno,  “A los menores solamente les ponen una boquilla conectada a través de largas mangueras
a un compresor que utilizan en las vulcanizaciones para echar aire a las llantas; además les amarran galones de agua o cadenas de acero a la cintura para que el peso los obligue a bajar a las profundidades del mar” refirió Baltodano. En muchos de los casos por pescadores que se dedican a la pesca de langosta, según dijo Baltodano, quien aseguró que los niños bajan a una profundidad de doce brazas en el mar sin las mínimas condiciones de seguridad. 

3 DE DICIEMBRE DEL 2000 /  La Prensa
 “Las primeras veces que uno se introduce al mar, a causa de la presión del
agua se le revientan los oídos, pero después uno se va acostumbrando a permanecer hasta por más de 40 minutos dentro del agua, a una profundidad aproximadamente de 30 varas”,   Cada vez que hace esa tarea él gana hasta 300 córdobas, con lo que ayuda a sus padres, “Para sumergirme me amarro galones de agua a la cintura o bien cadenas de acero o plomo en los pies para que el peso me obligue a bajar más rápido a las profundidades del mar, de lo contrario es tardado y cansado (descender)”, 
 “Los capitanes de las lanchas son los que nos pagan por nuestro servicio,
pero muchas veces se llega con ellos a algunos acuerdos, entre ellos el de agarrar el 50 por ciento de la producción de la pesca. En ocasiones he agarrado hasta 50 y 60 libras de langostas que son repartidas de manera equitativa”, 


Las estadísticas de la fundación reflejan que actualmente se desempeñan en este rubro económico tres mil personas a lo largo del Caribe, que se encuentran en riesgo por pescar en alta mar. 

Otras de las causas que provocan enfermedades en los buzos son:

  • la falta de fumigación contra la cucaracha marina, 
  • sobrecarga en los barcos,
  • insalubridad en los tanques de agua y alimentos. 
  • “No hay condiciones para dormir, entre 40 y 50 buzos y cayuqueros duermen en una embarcación de 75 pies, 
  • no fumigan ni limpian el tanque de agua mensual como se debe hacer”, 

  • ALTERNATIVAS VIABLES 

    Crear una pequeña escuela de entrenamiento para que el buzo esté apto para el trabajo, es una de las alternativas que considera viable la fundación norteamericana, para reducir el índice de lisiados y coordinar la enseñanza padre e hijo. 

    Crear un trasmayo para disminuir las salidas a la superficie de los buzos e impedir que las burbujas se introduzcan a la sangre a través de los poros y produzca en años futuros parálisis. 

    Que el gobierno establezca una veda por lo menos de cuatro meses, también beneficiaría a los buzos porque las langostas abandonarían las zonas profundas y buscarían sitios más secos. 

    “Al no existir veda, bucean entre 80 y 100 pies de profundidad, lo pesado del agua afecta a la persona, si estuviera reglamentada una veda, lo harían por la mitad de profundidad en la que lo hacen”, explicó. 

    Con la aprobación de la veda, también se protege la fauna marina. Se evitaría que extraigan langostas con huevos y fuera de su talla y peso, superior de 30 centímetros, arriba de las cinco onzas. 

    En la Ley de Pesca, también deberían reglamentar, según Samuel las salidas de los barcos durante el día y no por la noche para evitar accidentes, así mismo que los tripulantes estén sobrios sin ninguna toxina en su cuerpo. 

     
    el doctor Humberto Castro, mas de seis años de estudios de las consecuencias del buceo, exposición de los derechos indígenas y paralelo a ello,  testimonios. y entre otros temas, para la reglamentación de La Ley de Pesca y la Ley 202 que protege a las personas discapacitadas. 

    Es necesario mas aporte  muletas, sillas de ruedas, andariveles, medicamentos, productos de fisioterapia   para los  buzos lisiados. 

      

     9 de Febrero de 2002 |   Dramática muerte de un buzo—María Haydée Brenes Flores—
     El buzo Julio Flores Carmona, de 37 años de edad, falleció ayer en el balneario de Casares por descompresión provocada por la salida acelerada de la profundidad del mar en busca de oxígeno
    cuando su cuerpo se encontraba sometido a una alta presión. 
    En la actualidad hay en el país tres mil 250 buzos, pero sólo un 15 por ciento cuenta con equipo de tanque, boquilla y aletas. El resto se lanza al mar «a pulmón» y llevan como única compañía un arpón. 
     Flores Carmona ahora  pasa a la lista de cinco a seis buzos que mueren cada año, según las estadísticas de la Organización S.O.S Internacional, dirigida en Nicaragua por Juan Alejandro Samuel. 
     En concepto de exportación de langostas ingresan al país cada año más de cinco millones de dólares, la calidad de vida de los buzos no mejora. 
      En el país solo hay una cámara de descompresión y está ubicada en Puerto Cabezas, Ejército de Nicaragua tiene una ubicada en Xiloá que está en mal estado y podría estar salvando vidas. «Es una cámara rusa 
    Un buen buzo langostero, con el mar tranquilo, puede sacar hasta 25 libras por día 

      S.O.S Internacional planea incluir dentro de los 63 artículos del anteproyecto de Ley de Pesca y Acuicultura (Ley 202) que proteja y ampare a los buzos. 

    La Ley 202 que está siendo elaborada desde 1993 fue retomada hasta junio del año pasado por la Comisión de medio ambiente de la Asamblea Nacional en conjunto con el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC), para ser discutido por los sectores involucrados. 

    «Esta Ley tiene como objetivo fundamental regular y ordenar la actividad pesquera y acuícola para lograr el aprovechamiento sostenible de los recursos pero en ningún momento aborda la situación de los buzos ni les proporciona beneficios directos».
     
     

     



     El tres de enero de 1993 se detectó “marea roja” en los balnearios de
    Xiloá, Pochomil, La Boquita, Casares y Masachapa. El Ministerio de Salud prohibió la venta de mariscos como conchas, ostras, almejas, mejillones, punches, cucaracha del mar, jaibas, moros, lo que constituyó un duro golpe para este comercio. A pesar de las restricciones causó 28 casos de intoxicación. 
     resultado de las muestras de ostras, ostiones y otros productos marinos, recolectados  Los afectados presentaron adormecimiento en la boca, náuseas y vómitos durante 48 horas.  la presencia del citroplancton marino o marea roja, en
    muestras de carne de ostión vaca, que contenían toxinas paralizantes, 
     

    ¿QUE ES LA MAREA ROJA? 

    - Es un fenómeno expresado en el crecimiento de algas, causado por un
    dinoflagelado, el cual produce una toxina que afecta el sistema nervioso central de los peces, los que quedan paralizados y no pueden respirar, y como resultado de esto se presentan peces
    muertos en las playas. 

    - La toxina no se acumula en los tejidos de los peces, jaibas o camarones,
    por lo que su consumo no tiene riesgos, pero sí afecta a los bivalvos (ostiones,
    mejillones y almejas), que acumulan toxinas al estar expuestos a altas concentraciones de microorganismos. 

    - Se determina la incidencia de marea roja cuando hay presencia de peces
    muertos en la playa, el color rojizo de las aguas y la irritación de nariz, garganta y
    ojos de los seres humanos, hecho que se conoce como “efecto aerosol”. Y esto se confirma cuando se comprueba la presencia de más de cinco organismos o células por milímetro de agua 

    Fuente: Dirección General de Desarrollo Pesquero del Estado de Tamaulipas, México 

     10 de Septiembre de 1999 |ALBERTO CANO ESTEBAN El Nuevo Diario
    Más tortugas están saliendo muertas a la costa en los balnearios de Tupilapa y Punta de Piedra
    según los pescadores artesanales de Casares y  La Boquita.  de quince a veinte tortugas por día salen muertas a la costa luego de ser atrapadas en alta mar por pescadores internacionales que les extraen los huevos y luego las arrojan nuevamente al mar, el que a su vez las tira a la costa ya muertas y putrefactas. 
     23 de Mayo de 1999 |   MARIO MAIRENA MARTINEZ— El Nuevo Diario
    Camaroneros chinos y coreanos responsables de mortandad de peces
     Los pescadores artesanales de Casares culpan a los barcos camaroneros chinos y coreanos "Ellos son los que lanzan peces muertos al agua", Un crimen contra la fauna marina de nuestro país es el que están cometiendo barcos camaroneros de otras nacionalidades, especialmente chinos y coreanos, al estarse aproximando demasiado a nuestras costas a hacer rastreos en los cuales arrasan con todo lo que caiga en unas inmensas redes que los pescadores artesanales llaman "changos". 
    Cada arrastre con esas bolsas dura 6 horas y cuando terminan de escoger el camarón, tiran al mar entre 7 y 8 toneladas de pescado, el que inmediatamente comienza a entrar en descomposición y muchos llegan a las costas putrefactos, sin que haya autoridad que ponga freno a este abuso, pese a las constantes protestas de los pescadores artesanales. 

    Pescadores como Juan José Medal atestiguan que cerca de Casares hasta 7 barcos se han acercado a menor distancia de las tres millas que ha establecido el gobierno, los que en cada levante de sus grandes redes se llevan peces, langostas, tortugas, especies que después lanzan sin vida a las aguas. 

    Entre los barcos que los pescadores de Casares han visto e identificado
    cerca de las costas del Pacífico están: "El Britanic" que puede ser de Hong Kong, el "Tania Lea" posiblemente de Taiwán y el "Orca 3", color negro, cuya nacionalidad no la han podido determinar. 
     
     


       15 de Mayo de 2002 |  El Nuevo Diario —Armando Ñurinda Ramírez—
    Cooperativa para estafar  estafa el acto de Geybis Amílcar Dávila Jirón, quien con 19 (diecinueve)
    supuestos cómplices, incluidos dos familiares de Geybis, planificó: una «Cooperativa de servicios Múltiples y Desarrollo», legalizada con la Personería Jurídica número 2314.
    Concentrando actividades en la pesca artesanal en Casares, el acopio y comercialización de productos marinos; adquisición de equipos, artículos de uso en esos menesteres.  Pescadores de Casares, Carazo, que no poseían equipos para trabajar y que viven en condiciones precarias, fueron sujetos objeto del plan de Geybis Dávila, quien los contactó y engatusó; ilusionándolos para integrar «La Cooperativa», no como miembros, sino para que aportaran su trabajo y facilitaran sus propiedades. Los seleccionados, además de convencidos con halagos y aprovechando su estado de iletrados, son personas que poseen propiedad inmueble, para avalar el crédito de lanchas y motores. También financiamiento de redes, anzuelos, nasas, combustible y dinero. Los equipos fueron solicitados en CASA CROSS, el dinero y aperos los proporcionó
    NICANOR, entidad acopiadora, procesadora y exportadora de especies marinas.
     

    Fue tan elocuente y objetiva la concepción, exposición y perspectiva del proyecto de Geybis Dávila, que directores de empresas lo apoyaron, desembolsando unos US$8,000.00 (Ocho mil dólares), para primas de crédito de lanchas y motores marinos. NICANOR también suministró aperos, termos, hielo, transporte y dinero para acopiar peces, comprar combustible para pescar y otros elementos necesarios. Geybis Dávila se apropia del dinero, argumentando crisis exigió más sacrificios a los pescadores entusiasmados. 
    Geybis Dávila indagó requisitos para conseguir créditos de equipos para pescar. Había convencido a varios pescadores y gestionó la autorización de créditos, con detalles personales de pescadores y soporte de escrituras de propiedades en Casares y Diriamba. La empresa fabricante de lanchas y distribuidora de motores debió confirmar las solicitudes. 

    En Casares verificó los requisitos, autorizaron créditos de siete lanchas y motores para las personas siguientes: Melania del Socorro Gutiérrez Palacios, Angela Rosa Arias, Santos Manuel Bermúdez Palacios, Denis López Arias, María de los Santos Zúñiga Palacios y Vidal José Ramos.

    Esos pescadores garantizaron los créditos con sus propiedades y trabajo. La séptima propietaria es: Mercedes Angélica Jirón Taisigüe, madre de Geybis Dávila y no trabajaba pescando en el mar. 

    El crédito tenía soporte de prendas y por la relación del apoyo de NICANOR no se dudaba de lo objetivo del proyecto cooperativo y su futuro promisorio. Presidiendo su cooperativa, Geybis Dávila convenció a las
    propietarias de un local donde alojó el Acopio. Concertó rentas mensuales de $500 (quinientos dólares), que no pagó, después argumentó haber cancelado dos meses. Con ciertas dificultades los pescadores impulsaron el proyecto, generando utilidades, con las que se benefició Geybis Dávila. 

    Los pescadores tropezaron con problemas, en parte el mar ocultó sus frutos con aletas, quizá por agotamiento de especies, o debido a la pesca constante e inmoderada. Por bajas captaciones los ingresos fueron bajos, así sus abonos mensuales contratados con las empresas acopiadoras y
    propietaria de aperos, suministros, lanchas y motores. Los pagos no fueron cumplidos. Las inversiones de NICANOR no fueron atendidas y hay deudas, compromisos que los pescadores deben asumir. El lucrado fue Geybis Dávila.

    A pesar de las dificultades, los pescadores reunieron cantidades de dinero que abonaron Para garantía de ellos, pensaron que el indicado era Geybis Dávila, él recibió los abonos, pero el dinero no llegó a las empresas acreedoras y las deudas de los pescadores se incrementaron por la mora. 

    La otra fase de la estafa de Geybis Dávila consistió en que no entregaba todos los peces a NICANOR; lo desviado lo comercializaba para su beneficio. El desbarajuste lo completaron los compinches que Geybis impuso como empleados, uno guardaba el acopio y otro apuntaba. El cuidador también hacía sus ventas; el contable succionaba el dinero. Geybis los toleró para responsabilizarlos del desfalco y salir a «gallo limpio». 

    Geybis Dávila también pregonó que era activista de Arnoldo Alemán Lacayo y anduvo activo en la campaña electoral pasada. Ofreció a los pescadores que don Enrique Bolaños y el entonces Presidente de la República visitarían Casares, la oferta ilusionó a varios pescadores. Creyeron que el proyecto sería financiado por «Don Arnoldo, quien era un hombre bueno», pregonaba Geybis. Para cuando recibieran las lanchas y motores, los políticos se las entregarían. Ofreció Comisariato, clínica con médico donde regalarían medicinas y decenas de mentiras ofertaba el estafador Geybis Dávila. 

    Con otra falacia, Geybis logró embaucar a varios casareños, asegurándoles que las lanchas y motores le pertenecían y ofreció vender a precios bajos. Supimos que unos pescadores vendieron algunas pertenencias y entregaron el dinero, entre ellos Bartolo Díaz Díaz mordió el anzuelo, fue estafado con
    más de C$7,000.00 (siete mil córdobas), habiendo recibido lancha, motor y aperos que debió devolver porque tenían otro dueño. Tratando de ser vivo ese pescador creyó el cuento del estafador. Cuando descubrieron a Geybis Dávila, abandonó Casares. Dejando recibos por el dinero que robó. Los otros
    delincuentes barrieron el Acopio. Los trabajadores quedaron comprometidos con deudas y prendadas sus propiedades. Ahora están acosados por los acreedores, debiendo devolver equipos, ya que no tienen capacidad para pagar. 
     

    La cooperativa de la estafa que sustenta este relato, fue constituida el Primero de Mayo 2001, le concedieron Personería Jurídica el 23 de agosto de ese año, consta en el Registro Nacional de Cooperativas, en folio 168 está la Resolución número 2314-2001. Con sello del Ministerio del Trabajo y
    firma la licenciada Sonia Rivera García. 

    La constituyeron veinte supuestos estudiantes que suscribieron un Capital de C$20.000.00 (Veinte mil
    córdobas). En la actualidad Geybis Amílcar Dávila Jirón anda en taxi Hyundai placa número 221-262. 

    La noche del primero de septiembre del año 1992,  la furia de la naturaleza  provocó una enorme ola que
    arrasó con los habitantes de Huehuete, La Boquita, Casares y Tupilapa,  las gestiones de la entonces alcaldesa de Jinotepe, Aura Lila Aguilar, consolidaron la construcción de 46 viviendas con el financiamiento de la Organización “Ernest Thelman” de Alemania, que aún son habitadas por los maremoteados.  Estas constituyen el Barrio Lomas. 
    22 de noviembre de 1998
     
    GRAN Cruce Casares-Boquita  tercera edición 
    organizador Róger Zúñiga 
    personalidades deportivas que asistieron:
    el ex-tricampeón mundial Alexis Argüello, 
    el maratonista William Aguirre, 
    el eficiente miembro de la selección nacional de natación Marcelino López,
    María Antonieta Ocón 
    Mitchelle Richardson. 

    la participación de 21 nadadores de los diferentes clubes del país. 

    El recorrido que tiene este cruce es de 8 kilómetros a mar abierto y es una
    de las competencias más adecuadas para probar la resistencia de cada
    participante. 

    Entre nadadores figuraron: Yara Castillo, Norlan Castañeda, Néstor y Venus
    Chavarría, Carlos Morales, Sergio y José Centeno, Pedro Pérez, Alfonso
    Cabrera, Armando Zapata, Edgar Serrano, Carlos Pérez, Hermógenes Morales. 


    Cuando las lanchas se acercan a tierra firme, los compradores tradicionales corren con baldes, panas y sacos, listos para negociar el producto. 
     
     
    Apoye la Cruz Roja Nicaragüense
    El Plan de Verano en Semana Santa requiere de por lo menos 55 socorristas y guardavidas  en  La Boquita, Casares y Huehuete,  Tupilapa.

    Las lanchas traen consigo desde macarelas hasta tiburones y todo tipo de especies marinas, carnes que son tan codiciadas para la preparación de exquisitos platillos que ofrecen los hoteles cinco estrellas de la capital y restaurantes aledaños de Casares y La Boquita. 

    Ser Pescadero en Casares ?
    “Este trabajo es duro”,  laboran casi de forma primitiva y se introducen a las aguas a las 5 de la mañana para salir a las diez, y luego volver al mar para salir a las cinco de la tarde. 

    Salvemos el río Grande de Carazo 
     Tomemos medidas para frenar el despale y contaminación 
      OBSERVACIONES:
    “Entre los afluentes del río afectados por la deforestación figuran:
    los sectores El Aragón, Buena Vista y  en Paseo Real, se tumban los árboles a la orilla del Río, de tal manera se secan los afluentes y perece más rápido el paciente”,   las aguas se contaminan con todo tipo de sustancias tóxicas que utilizan para la extracción de camarones y otros desechos orgánicos y basuras que se encuentran en quebradas del territorio de las ciudades de Diriamba y Jinotepe. 

    En la quebrada El Perro, El Ticuiche, la gente deposita la basura, animales muertos y los desechos de los rastros municipales. 

    En Santa Teresa, en la quebrada El Pastor, hay un gigantesco basurero. 
     


     7 de Julio de 2001 | MARIO MAIRENA MARTINEZ Nueve casas en Casares 
     
    El complejo de nueve casas de protocolo que construyó el gobierno sandinista en el balneario de Casares,  ahora son propiedad de Armel González Mush.  en los años 80, llegaba  Daniel Ortega, lo que es recordado por los habitantes del lugar Armel González basó su reclamo en un ranchón que había
    levantado en el lugar su padre, el coronel G.N., Armel González.  Personas que tienen años de vivir en Casares recuerdan que cuando el coronel Armel González huyó del país, lo que tenía en el lugar era un
    ranchón al que llegaba en Semana Santa. Triunfó la revolución sandinista e INTURISMO construyó el complejo de 9 casas para que fuera utilizado como protocolo por el gobierno. 
    "El complejo lo construyó Herty Lewites cuando era ministro de Turismo y cuando aquí venía el comandante Daniel Ortega la seguridad rodeaba el lugar", recuerda uno de los pobladores con más de 30 años de vivir en la zona.  El ranchón original fue derribado por el gobierno sandinista, para darle paso a un complejo lujoso, el cual además de las nueve casas con aire acondicionado, está rodeado de muros, tiene sus calles pavimentadas, rotondas, iluminación, barandales y una piscina natural que fue embaldosada. 
     

    La mansión veraniega del alcalde de Managua, Herty Lewites, "Costa del Sol", de la cual los pobladores refieren que el ahora ex-edil la compró en dos mil dólares a Duilio González, hermano de Armel González. 

    A criterio de los pescadores, el calentamiento del verano aleja a los peces a las profundidades del mar. Sin embargo con la llegada del invierno los peces salen a las partes visibles y poco profundas, lo que posibilita una mejor producción de la pesca
     

    Los precios de las langostas  dependiendo del tamaño. Mientras el pargo rojo o blanco se cotiza  por la libra. 

     

     8 de Septiembre de 2001 |  El Nuevo Diario
      El Licenciado Eloy León Dobles, condecorado con la distinción Empresario Distinguido, por el Consejo superior de la Empresa Privada (COSEP).   Miembro  de la Cámara de Pesca de Nicaragua (CAPENIC),  En 1990 comienza a trabajar en un proyecto pesquero en San Juan del Sur, Casares y La Boquita, donde organiza a pescadores artesanales para que capturen especies de exportación, y para ese objetivo les brinda capacitación en el manejo del producto. 

    Tres años más tarde, con un grupo de inversionistas, comienza a trabajar en la producción y comercialización de marisco fresco, y con una inversión de más de medio millón de dólares consolida Expomar S.A. empresa que actualmente exporta más de un millón de libras de pescado al mercado
    norteamericano. Este empresario ha adquirido barcos de 54 pies, los cuales se unirán a la flota de seis naves de más de 80 pies para continuar trabajando en la actividad pesquera. 
     



    El reto de vivir enfrentado al mar 
    Lucía Vargas C.
     
     Don Pedro Baltodano, pescador tradicional de Casares, cuenta que su vida entera la ha dejado en esas aguas, junto a sus seis hermanos, dado que su padre también fue pescador  Don Pedro dice que un día “miró la muerte” cuando su lanchita se fue a pique, luego que un ventarrón provocara una marejada que terminó volteándola con toda la tripulación. 

    Asegura que se salvaron porque sabían nadar, y así cruzaron unos 10 kilómetros de mar hasta que por fin los levantó una lancha que andaba en búsqueda de ellos porque ya los daban por muertos. 

    Ahora la tradición es transmitida a su hijo de 18 años, quien decidió dejar las aulas para dedicarse a ese mundo lleno de riesgos, según dijo, en vista que él dedicó más de 30 años logró conocer palmo a palmo esas aguas y hasta las piedras, a las que identifica por sus nombres:

    “el pescadero de las quince,
    el matapalos,
    las ballenas,
    la gringa”.


     

    la última tragedia en aguas de Casares en febrero de 2000,
     tres pescadores —Carlos Baltodano (de 14 años), Gregorio Areas, de 55 años, y Héctor Mojica—, perecieron ahogados.    a Héctor lo encontraron amarrado a la lancha, por lo que suponen que fue dejado ahí por los otros dos antes de ser arrastrados por las corrientes, ya que a ellos nunca los encontraron, pese a la intensa búsqueda que emprendieron sus colegas y familiares. La lancha  era propiedad del adolescente Carlos Baltodano ahora permanece en la costa de Casares, como único testigo de aquel día que enlutó a la familia de pescadores de esta zona. Cristina Muñoz, madre del jovencito, dijo que nunca más volvió al mar, pese a que habita a pocas cuadras, dijo don Pedro, porque el recuerdo no la deja tranquila. 

     El Mar cobró la vida de 7 hombres en las aguas de La Boquita hace unos años, 
    historia. 
     
     

    28 de Diciembre de 2002 |  La Prensa
      el joven Alexander Laínez Rivera, de 17 años, residente en el barrio San Juan, de Masaya, quien al parecer se introdujo en una zona peligrosa, porque desconocía el lugar. 
    Alexander se ahogó a las 7:40 de la mañana del miércoles 25 de diciembre, pero su cadáver flotó hasta el viernes, a treinta kilómetros de distancia de la costa de Casares, donde fue rescatado por algunos pescadores, frente a Matapalo, informó el señor Alvaro Pérez Cortez, oficial de turno de la Cruz Roja de Masaya.
     
     

     28 de Diciembre de 1999 | 
    Aumentan víctimas por ahogamiento 
    —ERICK HURTADO Y EDWIN SOMARRIBA— 
    Escobar Silva se bañaba tranquilamente en las frescas aguas de Casares cuando de pronto fue bañado por una ola gigante y posteriormente una corriente la halaron a las profundidades del océano. 
     

     

     

     CARAZO     INDICE PRINCIPAL