1749 Poblacion urbana de Boaco www.manfut.org
En las primeras décadas de los 1600s., los españoles continuaron buscando un acercamiento con estos indios Boac y se establecieron junto a ellos en un paraje llamado Boaco (lugar de encantadores), escogiendo al apóstol Santiago como patrono del pequeño caserío.
Los misioneros catequizaron a los indios y les bautizaron llevando apellidos como López, Jirón, Pérez, Méndez, Martínez, Sánchez, García, González. Hernández, Ramos, etc..
Enseñaron a los indios a cultivar la tierra y a construir casas de barro zacate con techo de tejas.
Los moradores de Boaco vivían prácticamente en la frontera que separaba el territorio dominado por los españoles de los que estaba bajo la influencia inglesa.

DESTRUCCION DEL PRIMER ASENTAMIENTO DE BOACO: 1749 22 de Diciembre:
Invasión de Piratas Ingleses con Zambos, Caribes y Mosquitos


En 1749 el caserío fue destruido por indios venidos de la Costa Atlántica apoyados por los ingleses. Los invasores quemaron todo lo que encontra-, ron, robaron las escasas cosas de valor que allí había, mataron al Padre Cáceres y secuestraron a varias mujeres para pedir un rescate por ellas.
El cacique Sebastián González con autorización de las autoridades españolas persiguió y castigó severamente a los invasores.
En Desde el 22 de Diciembre de 1749, fecha de la invasión de los Zambos, Caribes y Mosquitos, alentados por los ingleses, destruyeron a BOACO Viejo, en son de robo y exterminio
La invasión europea trae la pestes a América, El intercambio de mercancias inclusive armas a bandas que se dedicaban a robar y matar y preñado de ferocidad y odio entre Britanicos e Ibéricos.
Sabemos que el caserío fue destruido totalmente. y BOACO Viejo desapareció, y del antiguo poblado no quedan vestigios de ninguna clase, ahora es una comarca.

En 1752 el Obispo Fray Agustin Morel de Santa Cruz, visitó éste Boaco poniendo como Patrón y Titular a Santiago.
Boaquito fundado en 1742 y  abandonado supuestamente por una epidemia en 1774 .- Cuando el pueblo que apenas alcalzaba su 32 aniversario.
El éxodo de los pobladores de Boaquito si fué por una invasión del cólera,  sembró el pavor y la desolación en todo el pueblo.  El temor de contagio obligaba a la gente a dejar todo, inclusive parientes ya enfermos quedaban atras en abandono.   La epidemia y la hambruna que asoló en ese año a Boaquito, seguramente disminuyó la población de Boaco..

Los pobladores que se salvaron de este ataque huyeron del lugar y procuraron acercarse mas al territorio dominado por los españoles y a orillas del río Malacatoya levantaron otra vez el caserío, con 60 casas humildes teniendo como autoridades a un alcalde, un fiscal y dos regidores. Otro grupo buscó refugio en Comalapa y posteriormente fundaron Camoapa 1768)
El pueblo destruido es ahora Boaco Viejo y el recién fundado corresponde a Boaquito.

SEGUNDO ASENTAMIENTO DE BOACO
Cementerio de Ojo de Agua a 1 Km de Boaco


Esta Comunidad o Casta Indígena tenía leyes especiales para regirse y sus autoridades, democráticamente electas, an en arriendo las tierras a quienes las necesitaban, por un pago casi bélico. entras tanto, Teustepe ya era una población de gran importancia administrativa y política, pero las frecuentes crecidas del Río Malacatoya ponían en dificultades a sus pobladores, hasta que en 1776 obtuvieron el permiso de trasladarse de El Tamarindo, lugar donde estaban, al sitio que ocupa actualmente.
Boaquito éra incomodo, por las piedras, pantanos y arañas. Por lo bajo del terreno.
Aquí los boaqueños recibieron al Obispo Morel de Santa Cruz en 1752 y le manifestaron que siendo ellos hombres de campo deseaban volver a sus antiguas posesiones, pero tenían miedo a nuevas incursiones de los indios e ingleses.
El clima cálido y la falta de buenos pastos para la cría del ganado hicieron que los boaqueños se apresuraran a buscar un nuevo lugar donde establecerse y lo hallaron en unas lomas verdes, cerca de un río de aguas aras y con un clima agradable.
Allí fundaron el Boaco actual en 1763, gimas o menos. Boaco continua bajo la administración y protección de Sébaco, que era la cabecera del corregimiento al que pertenecía

SOBRE LAS PESTES QUE DIEZMARON LA POBLACION INDIGENA Y COLONIAL

Vamos a tomar ahora otro camino de la historia para descubrir la fecha mas aproximada en que sucede esta peste del cólera en Boaquito, supuesto motivo histórico de los antiguos pobladores de Boaquito para buscar el sitio actual de la Ciudad de Boaco.
Sabemos que el Rio Malacatoya y sus pantanos en el área de Boaquito presentaba un gran desafio a los habitantes del Segundo Boaco, conocido como Boaquito

Cuando maneje sea cortez
Letalidad del cólera en los Siglos:


Gaspar Correa, en Leyendas de la India, refiere la mortandad producida por un brote de cólera que azotó a Calcuta en 1543. En 1667 Knud Faber reportó la muerte de 2 mil habitantes de Londres por esta enfermedad (Howard-Jones, 1974). En 1872 Los Escritos de Gaspar Correa, entre ellas las de Macpherson, que en Annals of cholera registra la presencia de la enfermedad desde 1503 a 1817. Thevenot (en 1678) y Fryr testificaron la aparición del cólera en la costa de Surat, “algún tiempo antes de 1678”. En 1770, el cólera endémico en Madras se diseminó al área de Travancore. De 1772 a 1782, prevaleció en el distrito de Ganjam en el noreste de Madras (Shears, 1994). El periodo abarcado entre 1817 y 1838 es importante en la historia del cólera, en la India se inicia la primera pandemia, la cual se disemina a través de varios países, particularmente de Europa cicunstancias metereológicas anormales en la India, en 1815 y 1817, copiosas lluvias y pérdida de cosechas. En 1816 el clima fue extremadamente caliente y seco . Comienza en Bengalia (20 mil muertos) entre los ríos Ganges y Brahmaputra, llegando posteriormente a Calcuta; desde su aparición en el delta del Ganges, el cólera avanzó de oriente a occidente para extenderse al resto del mundo.
De 1818 a 1820, se disemina hacia el interior de la India, hasta estacionarse en 1821. Burma y Siam son invadidas vía terrestre en 1819, Bangkok, Malasia, Penang y Singapur son infectadas por mar en 1820; también en ese año el cólera atacó Indonesia, Filipinas y China,en 1822 apareció en Japón (Politzer, 1959).
La invasión del cólera a Arabia tuvo una relación causal con el asentamiento de fuerzas británicas en 1821 enviadas de la India a Omán y posteriormente a Irán. En 1822 el cólera se diseminó a través de los ríos Tigris y Eufrates; también fue llevado por caravanas hacia Siria, a la que alcanzó en noviembre de 1822.

PRIMER BROTE DE COLERA EN EL CONTINENTE AMERICANO:


En la segunda pandemia (iniciada en 1829) alcanza Nicaragua y existen en consideración dos teorías: la primera propone que se inició en Astrakhan como el recrudecimiento de la pandemia anterior, y la segunda dice que se originó en China en 1826, para después internarse en Mongolia y de allí a Moscú. Al parecer, la infección persistió en Persia durante el invierno de 1829-1830, hasta activarse en el verano de este último año; de allí se diseminó hacia el norte, a Resht y Baku en el Mar Caspio. El cólera alcanzó Moscú, Finlandia, Polonia, Austria, Hungría y muchas otras partes de Europa en 1831; posteriormente llegó a Irlanda, Francia, Bélgica, Holanda, Noruega y otros países en 1832.
En el año 1832 el cólera se presentó en América por primera ocasión: en Canadá, cerca de la provincia de Quebec; casi al mismo tiempo, el cólera en Estados Unidos de América y se diseminó a través de las Montañas Rocallosas hasta la costa oeste del Pacífico (Politzer, 1959). Es en el curso de esta segunda pandemia en América que el cólera apareció en la primavera de 1833 en las costas y altiplano de la República Mexicana, y llega a Cuba aparentemente importado de España. Simultáneamente, se presentó en las áreas costeras de Guyana sin causar serios problemas.
En 1837 Nicaragua sufrió el embate de una pandemia de cólera que fué devastadora.
Mientras tanto, en el ámbito internacional, Hungría, Portugal, España y países limítrofes de África. En 1834 el cólera llegó a Suecia, la cual había permanecido libre de esta enfermedad y también a la región balcánica (Rumania, Bulgaria), proveniente de la región noroeste (Rusia) (Patterson, 1994).
De 1835 a 1837 hubo una gran actividad de esta enfermedad en Egipto, Sudán, Abisinia, Somalia y Zanzíbar. En el verano de 1837, el cólera se recrudeció en Prusia, Hamburgo y Polonia. En los siguientes años no existieron más epidemias de cólera, pero sí hubo casos esporádicos; en 1839 se registró un brote en Kabul, Afganistán y otro más en 1844. La infección se diseminó desde la India. Durante el invierno de 1846-1847, el cólera alcanzó la región sureste de Europa y llegó al puerto de Baku en el Mar Caspio, lo que provocó una segunda invasión del cólera a Persia, de donde se distribuyó hacia Rusia en el verano de 1847. En 1848, el cólera llegó a Noruega, los países Balcánicos, Inglaterra, Escocia, Irlanda, España, Egipto y los Estados Unidos de Norteamérica, donde Nueva York se convirtió en el punto clave de la diseminación hacia Nueva Orleáns, para de ahí seguir su camino hacia México, Panamá, Colombia y Ecuador (Patterson, 1994; Politzer, 1959).
La tercera pandemia tuvo su origen en un brote ocurrido en la India durante 1852, desde donde se diseminó a Persia y Mesopotamia. En 1853 atacó la parte norte de América donde llegó a los Estados Unidos, Canadá, México, Colombia y las Indias Occidentales. Excepto en España y Portugal, en general el cólera no causó estragos en Europa durante el periodo de 1856-1858 (Kumate et al., 1993).
El cólera llegó a Indonesia en 1852 y a los imperios de China y Japón en 1854. De 1854 a 1862 atacó África presentándose en Mauricio y Réunion; en África del Este llegó a Zanzíbar, Mozambique, Madagascar, las Islas Comoro y Uganda. En 1853, 1855 y 1858 apareció en Etiopía. Durante la tercera pandemia, América registró algunos casos en Centroamérica y Guyanas. Europa se liberó de esta enfermedad hacia 1859 (ibid.).
Durante el periodo de 1865-1870, el cólera se presentó en forma epidémica en varias islas del Oeste; de Guadalupe ataca Santo Domingo, Santo Tomás, Cuba, y posteriormente los Estados Unidos de Norteamérica.En 1868, una importación del cólera proveniente de Nueva Orleans atacó Nicaragua y Honduras Británicas. Al mismo tiempo, la enfermedad se presentó en tropas paraguayas en guerra contra fuerzas combinadas de Argentina y Brasil; Uruguay también fue afectado. Desde Argentina el cólera llegó a Bolivia y Perú. Ésta parece ser la primera aparición de la enfermedad en estos países de Sudamérica (Kumate et al., 1993; Politzer, 1959).
Desde la primera epidemia del cólera (1831-1832) existió una gran influencia en contra de las medidas contagionistas. Previo al descubrimiento del microorganismo colérico por Roberto Koch en 1884, la opinión de mayor certidumbre acerca de la etiología del cólera era la del profesor alemán Max Pettenkofer, quien decía que este padecimiento no era ni contagioso, ni miasmático.
Él mencionaba que debían de existir cinco condiciones esenciales para la aparición de un brote de cólera:
  • 1) predisposición individual junto con malos hábitos alimenticios,
  • 2) contacto humano,
  • 3) terreno habitable por seres humanos, poroso y mezclado con aire y agua,
  • 4) variaciones en la mezcla del suelo,
  • 5) suciedad en los suelos (Morales-Pereira, 1885).

    CUARTA EPIDEMIA DE COLERA
    Afectó Asia, Europa y América ( Estados Unidos , Guadalupe, República Dominicana , Cuba, Saint Thomas, Nicaragua, Belice , Honduras, Paraguay , Brasil, Chile, Bolivia, Perú , Uruguay y Argentina ).

    Existen varias referencias históricas sobre epidemias de cólera en Nicaragua, En el Departamento de Chontales, zona sur vecina de Boaquito por ejemplo, se encuentra el Municipio de La Libertad. Aquí los primeros pobladores eran de origen sumu-caribe, luego fueron desplazados por la cultura de los Chontales.
    La historia de éste Municipio, menciona el último asentamiento caribe en un lugar llamado El Jobo, situado a 2 kilómetros al occidente, de la actual ciudad de La Libertad, Este asentamiento indígena fué abandonado en 1730 por una epidemia de cólera que diezmó a la población.

    Cólera ? talvez otra Pandemia de aquellos tiempos


    Sobre algunas Pandemias que más se conoce entre los Nahualts y Mayas,
    En el Informe Presentado a Fundación para el Avance de los Estudios Mesoaméricanos, en la reunión anual 2003 de la Asociación Americana de Antropólogos Físicos, Tempe, AZ. . "La epidemia Matlazahuatl de 1737 en Mixquiahuala y Tecpatepec, México." Por: Alexander F. Christensen, Universidad Rutgers-Camden, Camden, NJ 08102. El estimado de la magnitud de la decadencia de la población indígena de principios de la colonia en Mesoamérica, oscila entre el 25% y el 90%. Debido a que no existen informes de mortalidad detallados para las epidemias del siglo dieciseis, los estudiosos se apoyan en las descripciones generales de su extensión, al igual que en los relatos modernos de epidemiología sobre las enfermedades que pueden haber sido las responsables.
    Las epidemias del siglo dieciocho pueden ser estudiadas con mayor detalle. Una de las más destructivas fue la epidemia del matlazahuatl, que asoló México entre 1736 y 1738. Los relatos contemporáneos dan cuenta de 40,000 muertes únicamente en Ciudad de México.
    El nombre de matlazahuatl también fue usado para describir una pandemia anterior, que tuvo lugar entre 1576 y 1580. Una terrible epidemia matlazáhuatl y muchos de sus incipientes colonos fueron víctimas de este mal que atacaba a los indígenas y jamás a los blancos. Según el barón de Humboldt, el matlazáhuatl es una enfermedad muy semejante al vómito prieto o fiebre amarilla. ¿Cuál fue el agente patógeno responsable? Se ha propuesto al tifus, la plaga, la viruela, y más recientemente, una fiebre hemorrágica causada por un arenovirus.
     En el transcurso del lapso de 15 meses que duró la epidemia en estos pueblos, 218 personas fueron enterradas en Mixquiahuala y 380 en Tecpatepec. Si asumimos que no hubo cambios en el tamaño de la población entre 1718 y 1737, ésto estaría indicando una mortalidad del 53% y del 57%. In Mixquiahuala, murieron 95 individuos no casados y 123 casados, lo cual equivale al 52% y 54% de la población de 1718 en cada una de estas categorías, y en Tecpatepec murieron 194 y 186, o el 54% y el 61%. La alta tasa de mortalidad y la transmisión familiar sugieren que ni el tifus ni una fiebre hemorrágica zoonótica fueron los responsables.
    No se sabe lo que ocurrió en Boaquito en 1774, no existían en ese entonces ningun registro público, nadie puede asegurar si en efecto fué una pandemia de cólera la que obligó que los pobladores evacuaran rapidamente el pueblo,   si tomamos en cuenta las varias epidemias que azotaban Guadalajara en los años 1725, 1745 y 1762 , En 1745, Guadalajara sufría una epidemia de sarampión, y en 1762 una Epidemia de matlazáhuatl o tabardillo. Para 1779 la viruela cunde.
    Las continúas migraciones de aztecas desde México quizás facilitó la transmisión de las epidemias.




    Títulos Reales de las tierras de Boaco


    En el mes de noviembre de 1764, los alcaldes, regidores y principales de Boaco o Santiago de Boaco, como era el efectivo nombre de Boaquito, se presentaron al Corregidor y Capitán Aguerra, del Partido de Sébaco y Chontales, Don Justo Buenaventura Morales, con un extenso memorial de las vicisitudes de los hijos de la ciudad de Boaco, las invasiones sufridas y los cuatro cambios de asiento que habían padecido. En este relato se refieren a la quema de los Títulos Reales de las tierras de Boaco, que conservaba un encomendero español llamado Jerónimo Vásquez. Esto incluía las medidas de las tierras y el recibimiento de ellas por el Señor Don Pedro de Abaunsia, Oidor de la Real Audiencia de Guatemala.

    El 5 de noviembre de 1764,
    Es enviado a Teustepe el Escribano Público Bernabé Renffel para recibir las pruebas ofrecidas por los principales y autoridades de Boaco.

    La Comisión se instaló el 5 de noviembre de 1764. En esa misma fecha recibió las primeras declaraciones juradas de varios testigos. Por falta de notario sirvieron de testigo Don José Benito y Don Eusebio Somoza.

    Declaran ese día: Juan José Calero, Antonio Alvarado, Alférez Adriano Jarquín, Victorio Miranda, Sargento Antonio Torrealba, Villagra, Lucas Mendoza y Manuel Luna.
    Las pruebas fueron presentadas al Fiscal de Tierras de su Majestad en Guatemala, quien dio la aprobación plena el 14 de enero de 1765.

    La reexpedición del Título de las Tierras de Santiago de Boaco fue el 23 de Enero de 1766 a la vista de Don Domingo López de Urrelo, Caballero de la Orden de Calatrava, Oidor, Alcalde de Corte y Subdelegado Principal de la Real Derecho de Tierras.

    el 1 de Febrero de 1775 que se conserva en la Alcaldía Municipal
    Los Títulos Reales de las tierras de Boaco, ex didos por el Rey de España, Carlos III, a favor de la Comunidad Indía y en donde se hace constar que nuestras tierras tienen una superfide 1,341 caballerías.

    NICARAGUA EN CADA LUGAR.. ALGO ESPECIAL