I. CRITERIOS DE USO DE LA TIERRA

1. Criterios de Uso

Rodolfo Stavenhagen expresa que ambos derechos –positivo y consuetudinario- entran en conflicto cuando una legislación sobre la propiedad de la tierra contradice las normas tradicionales de distribución y usufructo de derechos agrarios… conflictos con las concepciones tradicionales sobre la propiedad agraria prevalecen entre los pueblos indígenas y sus derechos colectivos (1999: 29,40). Es lo que sucede con la definición de criterios de uso de la tierra establecidos en el Tratado Harrison Altamirano y lo que las comunidades llevan a efecto.

A través del tratado Harrison-Altamirano la Comunidad Indígena de Karatá obtuvo un título de propiedad que especifica las cantidades de tierras que deben tener para su uso entre ellas "2,500 hectáreas para uso agrícola, 1,271 hectáreas para uso de ganadería y 68 hectáreas para el asentamiento de la comunidad siendo un total de 3,839 hectáreas.

Los rubros más importantes de la economía de entonces (1905) en Nicaragua era la exportación de productos como materias primas destinadas al mercado internacional.  Estaba el auge del cultivo del café, el aumento de las tierras aptas para la ganadería y minería, que permitieron definir los distintos usos de las tierras en las comunidades indígenas del Atlántico a través de los rubros que definían la economía a nivel internacional.

Dora María Téllez afirma que entre 1820-1890, el modelo económico de la república de Nicaragua privilegiaba la articulación con el mercado externo.  Los grupos hegemónicos estaban motivados por las ventajas que veían en esa articulación, por lo que se lanzaron a crear condiciones propicias para el desarrollo productivo extensivo en gran escala.

Mientras la propiedad particular de ladinos se ampliaba y consolidaba, las tierras indígenas se veían presionadas por la ganadería, las explotaciones mineras, las pequeñas posesiones de ladinos y la expectativa que el cultivo del café en escala comercial exportable desató a finales de 1870, entre los grupos hegemónicos locales y de la región del pacífico. (Téllez, 1999:299).

En la región norte del país, las tierras cercanas a los pueblos principales, aptas para los cultivos de exportación y para la expansión de la ganadería latifundiaria, que había sido lo más apetecido para los latifundistas, quedaron disponible. (Téllez, 1999: 300).

También es importante destacar que ante la falta de conocimiento de los tipos de suelos en el Atlántico, los patrones culturales y la cosmovisión indígena relacionados al uso de la tierra, el gobierno a través del tratado Harrison Altamirano define usos para agricultura y ganadería de las tierras que utilizarían posteriormente las comunidades indígenas en el caribe nicaragüense.

Los tipos de uso que se detalla en el título de propiedad - Agricultura y Ganadería - distan mucho de la  realidad productiva de la zona debido a la poca fertilidad de los suelos. La agricultura representa un área de uso mucho menor de la que expresa el título debido a que éstas son destinadas al cultivo de subsistencia para consumo familiar y no para el mercado.

Las comunidades siembran en sus parcelas “Yuca, plátano, maíz, caña, arroz, usi (malanga), quequisque” (Comunitario de Karatá).  Las distintas localidades miembros de Karatá siembran tubérculos y musáceos aunque en muy pocas proporciones. Las razones se deben a que la mayor parte de los suelos del Municipio de Puerto Cabezas son muy profundos, de textura moderadamente fina y buen drenaje; son suelos muy ácidos con un contenido alto de aluminio (50%) y pocos nutrientes; contienen generalmente gran cantidad de piedras y graves silíceas, por lo que son de baja fertilidad y limitan el desarrollo de cultivos a excepción del pino que se desarrolla satisfactoriamente.

Se localiza una microzona en el litoral, de suelos arenosos de playa marina.  La fertilidad es pobre y rápidamente permeable, aprovechable sólo para el cultivo del coco. (AMUNIC 1997: 24).  La mayor parte de las tierras corren el riesgo de degradarse progresivamente si son sometidas a otros usos que no sean los recomendados.

Al sur de Lamlaya, - tierras que circunscriben este estudio - cercanos a la laguna de Kauhrapura y siguiendo el curso del río Wawa los suelos son extremadamente húmedos por las frecuentes inundaciones y estacionamientos prolongados de agua, no son suelos aptos para muchos usos.  Pueden localizarse microzonas (a orilla de los ríos) para cultivos de granos y pastos resistentes (AMUNIC 1997:24).

Con la presencia de Empresas Extranjeras que han venido extrayendo los recursos de la zona, las comunidades han sido afectadas es el caso de la explotación de madera preciosa que se encuentra dentro de las tierras comunales. Suelos que se encuentran seriamente afectados y que no han sido reforestados. Es el caso de la comunidad de Dakban, que ya no cuenta con bosques en su espacio.

Es por esa razón de que el uso de las tierras del sector del Litoral Atlántico, donde se encuentra ubicada la comunidad en estudio, han sido recomendadas desde diferentes estudios, para “conservarse como reserva de flora y fauna” (AMUNIC 1997:24). David Bradford también explica que estas tierras “no presentan mucha utilidad desde el punto de vista agrícola, pero si para crianza de otro tipo de especies de acorde a la tradición productiva de esta etnia”. (1997:26).

La tradición productiva de la tierra en el área de estudio es la pesca que actualmente ha bajado su densidad de captura debido a que la misma tiene fines comerciales destinadas a las empresas acopiados de la zona. A pesar de que las aguas que se encuentran alrededor de las comunidades es para la pesca artesanal, misma que abastece a la industria de mariscos de la zona.

En un diagnóstico situacional que hiciera MIKUPIA en 1997 en la comunidad de Karatá, encontró que la ocupación mas importante de sus habitantes es la pesca   con un 26% mientras que la agricultura representó solamente un 10% de las actividades productivas de la localidad. Resultados que confirmación el tipo de producción de esta circunscripción.

Aunado a las fines ecológicas de la zona, por razones Culturales los miskitos han vivido de la caza, pesca y de la agricultura de subsistencia. De acuerdo a la zona geográfica en que se encuentran, la actividad alimenticia-social, económica y productiva va a cambiar. Germán Romero Vargas se refiere de la siguiente manera a las actividades productivas de los indígenas en décadas anteriores “Los indios obtenían su subsistencia de frutas de toda clase, verduras y vegetales que crecían de forma silvestres, pescados y mariscos si vivían cerca del litoral y caza” (1996:109).

2.1 Áreas de Uso

La tierra es donde los pueblos indígenas cazan, pescan, cultivan donde aprovechan los  recursos naturales,  la tierra donde las poblaciones están ubicadas “ ( Rojas, p.25).  Todo ello circunscribe un territorio donde se encuentran diferentes áreas de uso que clasifica la comunidad.

Dentro de los criterios de uso existen áreas de uso de la tierra en las comunidades indígenas. Las áreas de uso que se encontraron corresponden a: Áreas de cultivo, área de reserva, área de pesca, área de conservación para caza,  área de bosque, áreas históricas y de asentamiento.

En la comunidad de estudio se identificó que el uso de la tierra es colectivo aunque individual respecto al usufructo, cada familia trabaja determinadas parcelas que utiliza en su beneficio, confirmando la expresión de Nelly Arvelo cuando se refiere a la sociedad Ye?kuana en México sobre las formas de utilización de la tierra.

Asi como lo dice Arvelo, las áreas de caza, pesca, recolección dentro del territorio de una comunidad es utilizada por todos sus miembros. Se observaron algunas prácticas culturales respecto a la agricultura y la pesca aunque esta última es destinada en su mayoría para el mercado.
 

Las características de la propiedad comunal difieren de otras comunidades ya que aunque la comunidad de Karatá tiene diversas áreas de uso también hay una parte de sus tierras que están entre Bilwi y Lamlaya y son cedidas en arrendamiento, siendo una forma de cohesión de todo el bloque de comunidades miembros.

El concepto retomado de Rodolfo Stavenhagen sobre derecho consuetudinario se aplica en la Comunidad Indígena de Karatá quien al no utilizar los tipos de usos definidos en su título, interpreta y adapta las normas positivas de acuerdo a sus intereses y valores.

Ser miembro de la comunidad indígena de Karatá define el derecho a la tierra incluye acceso, usufructo, distribución, propiedad y transmisión. Sin embargo, respecto al uso del manglar, la pesca y la madera se pudieron reconocer ciertos conflictos que resultan de la sobre explotación de estos recursos.  Como consecuencia las comunidades están normando el uso de dichos recursos.

2.1. Criterios Productivo

Las actividades de subsistencia no han tenido mayor alteración al pasar de los años. Las comunidades han tenido influencia externa en la definición de sus hábitos sin embargo, han sido modificados de acuerdo al contexto y a su propia cultura.

2.1.1 Area de cultivo

La agricultura es de subsistencia, en todas las localidad integrantes de Karatá. Diversos cultivos se producen en insumos mínimos. No hay labranza, no se utilizan bueyes. Todas las comunidades cultivan arroz, tubérculos, musáceas, y menor medida maíz y frijoles.

Los comunitarios gustan sembrar cocos, fruta de pan, cítricos. Estos cultivo casi siempre los tienen en el mismo sitio donde están sus “plantaciones” de arroz. Estas plantaciones suelen estar alejadas del asentamiento de la comunidad, sobre el curso de los ríos, en busca de mejores tierras que las del litoral o al borde de la laguna.

Los sitios para cultivar no quedan en las comunidades donde se encuentran asentadas ellos le llaman plantaciones y estas están ubicadas en lugares como Kligna Landin, Wakwak, Kuku que es donde están ubicadas la mayoría de las “fincas” o “caseríos”. Los comunitarios viajan constantemente hacia las áreas de siembra sin embargo no es la actividad de mayor importancia, el cultivo y la ganadería en pequeña escala es de autoconsumo en las comunidades ya que las personas con mayores ingresos tienen “cuidadores de fincas” o bien los miembros más viejos de la familia son los que llegan hasta allá, regresando por temporadas.

Es notoria la escasa mercantilización de la agricultura.  Las plantaciones no tienen cercos, periódicamente se mueven de un sitios a otro para dejar descansar la tierra y pueden estar alejadas hasta dos horas de camino de donde habitan.  No son por lo tanto parcelas propias, sino de la comunidad.

El nivel de inversión que el agricultor hace en las parcelas es poco.  Sus árboles más preciados lo siembran cerca de su casa. En su comunidad o en su finca tienen aves de corral y cerdo.
 

Se identificaron algunas prácticas culturales para las actividades agrícolas. “Para la siembra de yuca nosotros avisamos una semana antes para la siembra y todos los hombres y mujeres van a una sola finca a sembrar y otro día vamos a ayudar a otra finca a eso nosotros le llamamos Mihta Alki (mano vuelta)”. (Don Oscar Hogdson-comunidad de Karatá). Otra de las formas de organización de la comunidad para hacer alguna actividad en colectivo es el “pana pana mana, para la siembra, chapear parcelas” (Orcelo Felipe-comunidad de Karatá)

Son algunas de las práctica socio cultural identificadas en la comunidad de estudio y que practican los miskitos, consiste en la colaboración entre miembros de la una misma familia o taya nani, también entre los amigos; son los rasgos de solidaridad que todavía persisten en muchas comunidades indígenas miskitas y que se presenta especialmente en la agricultura que es de subsistencia.

Algunos siembran donde lo hacían sus abuelos pero algunos escogen donde quieren cosechar, un comunitario expresaba que “cuando ud. escoge su terreno, siembra coco eso es personal” (Comunitario de Karatá), no necesariamente se “heredan” por lo que las tierras son comunales pero el usufructo es individual.

“Una comunitaria dijo “hace mucho tiempo las familias de Lamlaya no tienen plantaciones… estaban ubicadas en Wakwak y solamente dos familias aun van a sembrar allá”. (Carmen Ríos-comunidad de Lamlaya)

En Lamlaya las actividades económicas más importantes son: mano de obra en empresas pesqueras y madereras ubicadas en la comunidad, astillero para reparación de pequeñas embarcaciones, comercio informal (pulperías, comiderías) y administración del muelle comunal.  La agricultura es de subsistencia y la mayoría de los productos para el hogar son comprados en el mercado de Bilwi.

Las comunidades tienen ganado en los mismos lugares de uso agrícola. Existen alrededor de 20 cabeza de ganado bovino en cada comunidad, aunque luego de la entrega que ha hecho el Presidente de la República lo más probable es que haya crecido el número de “vacas”  en cada localidad. El ganado deambula en los sitios abiertos buscando su propio alimento.  No se cultivan pastos. Este sector productivo es destinado al autoconsumo.

2.1.2 Madera

Karatá por sus características tiene distintos tipos de madera y los sitios donde están ubicados es dispersa entre ellos: alrededor de la laguna, detrás de Karatá,  por Wawak, Kligna Landin, Wawa y Wiwas ambos quedan retirados de cada una de las comunidades.

“El corte de madera se realiza entre miembros de una misma familia” (Orcelo Felipe-Comunidad de Karatá), se realiza para bienes familiares para la cual los mismos miembros de una misma familia se unen para poder realizar dicha labor.

La madera es utilizada para construir casas, duris y nazas, la madera es para autoconsumo y por el valor comercial de algunas especies, cuidan mucho de ellas. No se conoció si esta madera se comercializa, lo que si se supo es que los comunitarios estaban preocupados por el destino de la madera cedidos a través de permisos de corte del sector de Wiwas.

“Prohibición de los permisos de corte de Madera en Wiwas” (acuerdos asamblea comunal-1998).  Fue un acuerdo entre los líderes presentes en la asamblea debido a que se dijo que estaban sacando mucha madera de ese sector considerado por los comunitarios como “reserva” sin embargo, por la cantidad de madera preciosa existente los madereros buscan permisos de corte en esa zona.

La persona que estaba cediendo permiso de corte de madera en Wiwas se negó a aceptar la situación, se formó una comisión para ir hasta allá  pero no funcionó.

Existen tres tipos de mangle: rojo, negro y blanco.  Las comunidades distinguen los mangles de la siguiente manera- mangle macho que se usa para leña cuando está seco, mangle hembra que se usa para poste en la construcción de casas; y el mangle negro que es para poste en la construcción de casas de habitación.

La laguna de Karatá está rodeada de manglares. Los manglares juegan un papel importante en el funcionamiento de las lagunas;  protege la laguna y a sus residentes de las frecuentes inundaciones; también actúan como filtro purificador de agua y protegen las laguna de la contaminación y los sedimentos. (PROARCAS/COSTAS, 20).

“Prohibición del corte de mangle” (acuerdos de la asamblea de Karatá 1998), el mangle negro es el que más cortan gente de Wawa bar y la comunidad de Lamlaya se utiliza para leña y construcción, en Karatá y Dakban la situación es diferente a la que vive la comunidad de Lamlaya donde el despale del mangle es visible convirtiéndose en corto plazo en un problema ecológico de esta comunidad.

“Con Wawa - comunidad vecina de Karatá- hay problemas con el corte de mangle (Orcelo Felipe-Karatá). Ellos cortan el especialmente el mangle negro que es para postes en la construcción de casas, por lo mismo que en la asamblea de 1998 los líderes comunales prohibieron el corte del mangle y a la vez propusieron que todo aquel que no fuera miembro de Karatá “Pagará un impuesto por los recursos que sacan de la comunidad.”

Donde más se visualiza el corte de mangle es entre la comunidad de Wawa y Karatá, quien corta mangle para su uso es Wawa y no Karatá, en esta última comunidad no existe despale.  Lamlaya últimamente estuvo removiendo  gran cantidad de Manglar, la corteza la utilizan para curar cuero en Bilwi; cuero que utilizan para introducirlos en las nasas en la captura de langosta en los cayos.

La palma de cancú es utilizada por Don Enarte, Norman, Gavino quienes utilizan el árbol que crece alrededor de la laguna para la elaboración de nazas. Los naceros de la comunidad de Karatá son los señores Guadalupe, Delman, Gibidi y Wilton Glascow, solicitan nasas ya que ellos tienen ponkin para ir a los cayos a capturar langostas.

2.1.3. Caza

Algunas familias se dedican a cazar, entre tres a cuatro días van al monte a buscar animales para caza, en la comunidad de Karatá y Lamlaya, la caza es para el consumo de la familia;  En Dakban la caza es destinada para la venta en el mercado aunque en pequeñas cantidades en Bilwi o en el puente de Wawa. los lugares de caza son cercanos a la comunidad, a veces van hasta Wakwak. Los métodos utilizados son artesanales entre ellos el perro aunque también tienen arma para la caza de aves.

2.1.4. Área de pesca

Dentro de los criterios de uso de la tierra, se incluyen las tres millas costeras, que es parte del sistema interlagunar que definen una de las áreas más importantes que utilizan las comunidades que viven a orillas de los ríos, lagunas y el mar caribe que son de uso exclusivo para la pesca artesanal.  (Propuesta de ley de Pesca y Acuicultura, Cap. III Arto. 19. 1994:7) (Ver Mapa adjunto)

La laguna de Karatá es la tercera más grande de la región (33. 63 km2); Esta laguna es el punto final de la cuenca de Río Wawa.  La cantidad y calidad e agua que fluye del interior y todo lo que el agua contiene: sedimento, contaminantes, nutrientes, son los principales factores de cambio en la laguna (PROARCAS/COSTAS, 1997: 14).

Cada laguna tiene un complejo sistema de interconexiones para ríos, esteros, lagunas pequeñas y humedales.  Semi cerradas debido a las barreras arenosas en la desembocadura de wawa. Es en cierta forma un sistema estuarino, ya que está conectada a través de las lagunas de Bisbiskira, el río Wak wak que alimenta la laguna y se conecta con él arrollo de Slim Slim Bila. (PROARCAS COSTAS, 1997: 14)

En los años anteriores la extracción de mariscos en la laguna era en menor proporción.  Situación que ha explicado el cambio de modelo de pesca en la última década, pasando del Modelo de subsistencia al Modelo de Mercado. En la actualidad hay desbalance en los períodos de pesca lo que ha provocado un descenso en la pesca de la laguna.

Los lugares de pesca y los tipos de peces son entre otros: Barbudos-icris tara, takkia, son los lugares para pescar.  Bakra, kukisin, butsum, ukakalaya (mas-mas, guapote, barbudo).Yulu bila, raya tara, wantaruraya, slrap.  Unkrabila, bilatara, kauhrupura, batupura, sanitá, battubila, wahan tá. (Ver cuadro adjunto).

Los métodos de pesca son diversos dependiendo para que se utilizan: los chinchorros para pescados, tienen el tamaño de una pulgada. El atarraya para camarones y también palometa que pescan entre los meses de Enero y Junio. Los Trasmayos para pescado. Las Líneas de Mano y Arpones para pescado.

Los miembros de la comunidad para las labores de pesca se organizan de la siguiente manera “nosotros nos reunimos con algunos hombres y planeamos por la tarde para el siguiente día ir a pescar ya que algunos lugares son muy largos” (Sr. Alfredo Hogdson-comunidad de Lamlaya). Aunque también puede suceder que los comunitarios van entre dos personas para la pesca dependiendo si se trata para comercializar o para el hogar aun cuando los lugares de pesca queden lejos de la comunidad.

El Juez de la Comunidad de Karatá expresó que “Hay muchos trasmallos en la comunidad y ya no hay espacios para tantos” (Guadalupe Williams), los trasmallos generalmente se colocan en la entrada y salida de ríos, en las bocas de conexión de los ríos con la laguna y de la laguna con el mar y eso esta provocando la escasez de las presas ya que aunque están prohibiendo poner trasmallos de 3 pulgadas porque agarran pescados fuera de talla, comerciales y biológicamente sostenible. Está permitido el uso de los trasmallos de cuatro pulgadas para arriba aunque todavía esa disposición comunal no se cumple.

Con relación a la disposición de evitar pescar en la laguna hasta que cayeran las primeras lluvias no se cumplió ya que apenas llovió entre el 15-20 de Mayo los pescadores pensaron que ya la laguna estaba dulce y empezaron a trabajar.

“No hay tantos peces como en años anteriores, pero en una ocasión estuvimos sacando Róbalos de buen tamaño en la laguna y era tan abundante que no había necesidad de poner redes porque con arpones los podíamos sacar” (comunitario de Karatá)

Hacía mucho tiempo que no utilizaban los arpones debido a la poca abundancia de peces en la laguna. En esta ocasión los peces descendieron de río arriba por el sector de Yulu bila, el tipo de peces que bajaban era robalos y sábalo.

Antes en la laguna no era necesario poner redes porque había en abundancia, ahora la situación es diferentes los niveles de pesca han descendidos ya que la mayor parte es para comercializar. En verano habían fechas que salían a pescar pero regresaban sin nada de la laguna, los pescados se habían escaseado.

“Había bastante camarón no había necesidad de utilizar atarraya porque no existían, solamente pescaban a través de canaletes, se ponían a un lado el cayuco y a través de los canaletes se molestaba a los camarones y saltaban al duri, claro la pesca era tan abundante. Actualmente solo se utiliza atarraya y la pesca es difícil porque se están terminando.”

Entre los problemas más comunes que afectan la disminución en la abundancia de pesca destacan, la pérdida de hábitat como resultado de efectos de la excesiva sedimentación provocada por la actividad forestal y agrícola en la cuenca alta de los ríos que desembocan en la laguna; entre otros factores también, se encuentra la sobre pesca tanto en volumen y en talla de organismos pequeños no permitiendo el mantenimiento de la reproducción poblacional; así mismo, se emplean artes de pesca que afectan la comunidad biológica y la dinámica del sistema lagunar.

Como consecuencia de este fenómeno, se ha tenido que recurrir a una mayor inversión en el esfuerzo de pesca con el objetivo de crear las condiciones técnicas para mantener la pesca.

Referente a la falta de camarones este año un comunitario dijo:  “una mujer que sabe de brujería le dijo a una señora que alguien sembró un ataúd en la laguna de Karatá por eso no entran los camarones y si entran vuelven a salir”.

La falta de camarón es explicada a través de la cosmovisión miskita, la brujería que es una causa de enfermedad entre esta comunidad indígena, es un daño que quieren hacerle a los pescadores de Karatá; en el estudio se identificaron conflictos por el uso de la laguna entre las comunidades circunvecinas.

El pescado en las comunidades costeras es un plato cotidiano y hace falta en la mesa cuando este escasea, aunque se puede decir que en Karatá existe red de solidaridad entre parientes y amigos evitando que desaparezca por completo este apetecida comida.

2.1.4.1 Conflictos intercomunales por el uso de la laguna de Karatá

“Con Dakban, Lamlaya no existen problemas, porque son familias y la razón es la unidad” (comunitario de Karatá), a pesar de la afirmación de un hijo de la comunidad de Karatá eso no es totalmente cierto ya que actualmente se presentan problemas por el uso de la laguna.

“En Dakban no permiten que nadie entre a su laguna”

Dakban tiene una laguna de alrededor 1500 metros, es una laguna pequeña sin embargo, por su ubicación es difícil que otros comunitarios puedan pescar en estas aguas, la mayor parte del producto es camarón o chacalín que expenden en la ciudad de Bilwi o en Lamlaya. En cambio la laguna de Karatá es mas grande y la comunidad que lleva el mismo nombre esta ubicada frente a la laguna, la que consideran como suya.

“La gente de Dakban y Lamlaya son cochinos, limpian los pescados en la laguna, nosotros no” (comunitario de Karatá), estos son rasgos de la tensión que viven entre las comunidades que componen Karatá, en especial cuando se refieren al uso de la laguna que aunque todas deben usarlo por situaciones como la descrita empiezan los “pleitos”.

“La gente de Lamlaya irrespeta los períodos de Veda de la pesca. Pescan de lunes a domingo si es posible, pasan dos a tres días seguidos y van a pescar inclusive los días sábados amaneciendo el domingo”, el domingo es el día en que muchas comunidades respetan debido a que tienen la obligación de ir a la iglesia, Karatá es considerada una comunidad muy cristiana.

El juez de la comunidad a través de reuniones con los miembros de la misma es quien declara la veda para la pesca de pescados y camarón. El camarón se prohíbe de Enero a Marzo, aunque si se pesca solamente es para consumo interno; de Abril a Junio se puede pescar para comercializar.  Generalmente en los meses de agosto, septiembre y octubre y en fechas de prohibición los Pescadores artesanales van a pescar al mar cuando éste está calmo, haciendo efectivo el derecho a las tres millas náuticas.

En una asamblea efectuada en 1998 los delegados de las comunidades dijeron que debían “poner veda desde enero-mayo, no usar trasmallos en la laguna, la pesca de camarones serán hasta las 10 am del día” en esta reunión se visualizó la problemática intercomunal sobre el uso de los recursos de la laguna, buscando a través de la presencia de todos los líderes comunales consensuar alrededor de los problemas que tienen buscando soluciones.

Ante esta situación los comunitarios de Lamlaya dijeron que “había que notificar con tres días de anticipación ya que todas las comunidades de Karatá tienen el mismo derecho del uso y disfrute de los recursos pero racionalmente”, tal parece como que solamente ellos fueran los aludidos ante la queja del resto de comunidades ya que su mensaje es defensivo ante el uso de la laguna que es intercomunal.

Producto del descenso de la pesca en la Laguna de Karatá, entre 1996 y 1997 se formaron comités intercomunales para el manejo de la Laguna ya que este sector es protegido por la Reserva Biológica Cayos Miskitos.  El Gobierno Regional  y el Ministerio del Ambiente emitieron comunicados prohibiendo la pesca del camarón en la laguna lo que obligaba a respetar la veda en el sistema interlagunar incluyendo las seis millas náuticas. (ver anexos)

Los ancianos de Karatá dicen que “los que tienen derecho al uso de la laguna son los nacidos en Karatá pero no así los que son de Lamlaya y Dakban pero que no nacieron en Karatá”.  La situación se vuelve aun más tensa porque el uso de la laguna se diferencia entre “hijos legítimos e ilegítimos” de Karatá, haciendo esta diferencia con los descendientes de los hijos de Karatá pero que viven en otras comunidades como Lamlaya, Dakban u otras comunidades, también los que viven en Bilwi.

“Existe un señor que vive en la comunidad de Sisin solamente en períodos de pesca llega a Karatá y cuando no hay peces en la laguna el regresa a Sisin, los ancianos de la comunidad exigieron que apoyara la construcción de la casa pastoral” (Orcelo Felipe- comunidad de Karatá) Pero si uno de Karatá vive en Lamlaya ese miembro tiene derecho pero debe dar un reconocimiento ya sea material o humano a Karatá, la comunidad madre.

“Si son de comunidades vecinas, si ven que es demasiada pesca les pueden llegar hasta quitar el producto pescado” (Orcelo F-comunidad de Karatá). Como efecto del Descenso de la cantidad de captura pesquera por semana los ancianos de Karatá ven necesario evitar la sobre pesca en toda la laguna y esto se puede lograr restringiendo el acceso a pescadores de otras comunidades para lo cual han definido una serie de normas tales como: quitar el exceso de captura y regular el desarrollo de la pesca en ciertas zona de la laguna.

El acopiador de PROMARNIC en Karatá dice que “semanalmente pescan entre 4 a 6 mil libras de pescado”. (Guadalupe Williams).

Los conflictos en la laguna son avivados por los intereses que existen en el aprovechamiento de la pesquería en el sistema interlagunar; recursos que generan la pesca artesanal destinada a los acopios de mariscos que se encuentran en Lamlaya y Bilwi. Otro de los efectos es la sobre pesca y los tipos de aperos de pesca que utilizan las comunidades aun cuando existe un plan de manejo en dicha laguna.

2.2. Criterios Histórico Tradicional.

Los puntos de referencia histórico tradicional se encuentran en la comunidad madre “Karatá” que define el nacimiento de las comunidades y sus referencias se encuentran localizadas en dicha comunidad.

2.2.1 Lugares históricos

Karatá es la comunidad madre por lo que los lugares históricos se encuentran ahí, logrando identificar los lugares como:

“Área del primer muelle, primera iglesia, sitio de salomón-salaman siti, Utla almuk, Karas Tingni, área de la segunda iglesia, segunda escuela (1930), lugar del pastor Sanky Sam ahora campo de Bolley Ball, el campo santo o cementerio”.
 
 
 

La mayor parte de los lugares históricos están en Tawan Tá tales como: primer muelle, primera iglesia, sitio de salomón-salaman siti, Utla almuk, Karas Tigni.

En verano cuando baja la marea se puede visualizar una gran playa donde antes estaba la comunidad, queda muy poco de lo que antes era Tawan tá.  Atrás había mangle, suampo y el llano o montaña donde posteriormente la gente se trasladó a vivir cuando la punta se estaba perdiendo.

Ahora existe un puente que une el asentamiento anterior con el nuevo lugar de asentamiento entre ambos lados hay un suampo que los comunitarios llaman Karas Tigni, actualmente “Tawan Tá”, pocas familias lo habitan debido a que ya no hay espacio para construir casas.

“El cementerio antes estaba al otro lado” en Tawan ta, ahora es parte de la laguna, pero cuando llegó la laguna, fue trasladado… puede tener unos 125 años” (Norman Richinald-comunitario de Karatá) actualmente queda apartado de la comunidad a 15 minutos de donde vive la gente, en la parte trasera de la comunidad.

“Antes todos los que morían los traían aquí, los que son nativos de Karatá,  pero ahora tienen su propio cementerio en Lamlaya” (Norman Richinald-comunidad de Karatá). Lamlaya y Dakban tienen sus propios cementerios, y tiene también valor histórico para ellos ya que ahí se encuentran sus antepasados.

Entre las personalidades encontradas en el cementerio se logró identificar a Witrak Peralta-primer síndico de la comunidad, a dos pastores que ha tenido la comunidad de Karatá entre ellos Sanki Sang; Tumbas que datan de 1900 y que son testigo silencioso de la antigüedad de la comunidad.

Han construido tres iglesias que pertenecen a la congregación Morava llegó a esta comunidad en 1975, se han celebrado los 125 años de su llegada, actualmente es la única denominación religiosa presente en Karatá; es una comunidad que se autodenomina como “cristiana”.

En la comunidad no existe ninguna otra casa que esté construida de cemento a excepción de la iglesia, cosina-comedor y últimamente la casa pastoral que será de doble piso y de cemento, todas éstas construcciones han sido financiadas con fondos propios de la comunidad a través de la Junta Directiva.

“Existía un muelle donde atracaban barcos grandes, que transportaban madera hacia otros lugares del mundo, antes Karatá era como un Puerto” (Don Orcelo Francis-comunidad de Karatá), el muelle era la cara visible de la comunidad, cuentan que llegó gente de muchos lugares, los ancianos de la comunidad recuerdan todavía hasta nombre de los barcos que atracaban en el muelle y que es parte de la historia de Karatá.

“La compañía  Fruit Company a través de sus ingenieros la traían – la madera – a través de Wawa  Bumh y lo traían al barco anclado en el muelle de Karatá,  y los sacaban a Snaki que era un lugar que cortaban  troncos para sacar madera” (Don Orcelo Francis-comunidad de Karatá).
 
 

El muelle sirvió como puente para la extracción de la madera preciosa que se llevaban las compañías extranjeras que llegaron a la zona y no solamente Karatá, posteriormente Lamlaya también fue un puerto de mucha importancia donde diversas empresas hacían llegar madera que posteriormente trasladaban a Puerto Cabezas.

2.3.. Criterio político institucional

MIKUPIA propuso la utilización del criterio histórico cultural para todas las comunidades que se encuentran con o sin titulo de propiedad. Los límites de las tierras de las comunidades llegan hasta los sitios donde pescan, cazan, siembran… empalmando una comunidad con otra, que busca eliminar las tierras nacionales definidas después del tratado Harrison Altamirano.

“Entre Karatá y las Diez Comunidades no existen tierras nacionales…entre las comunidades no existen fronteras para el uso de las tierras; hay un área de uso común” (miembros de la Junta Directiva de la Comunidad Indígena de Karatá).

Con lo expresado en el párrafo anterior se puede resumir el sentimiento de las comunidades referente al uso de las tierras, después del tratado Harrison Altamirano la disputa por las tierras que le pertenecen al gobierno y las que le corresponde a las comunidades han sido constante ya que las comunidades reclaman áreas más extensas y el gobierno dice que las tierras de las comunidades están adscritas al terreno donde se encuentran asentadas.

El sentir de las comunidades es la inexistencia de las tierras nacionales, en las diferentes entrevistas que se hicieran a autoridades locales así como a comunitarios coincidieron en que las comunidades empiezan donde termina la otra, es decir no hay límites territoriales entre ellas.

Ante esta situación un miembro de la Junta Directiva de Karatá dijo “El título habla de una extensión de tierras que es muy pequeña que no concuerda con la realidad de las comunidades… las áreas tienen más de 10,000 ha, pero el gobierno dice que son terrenos nacionales, lo que no aceptamos.”

Reinaldo Francis miembro de la Junta Directiva expresó “las áreas pantanosas   no fueron tomadas en cuenta ni las lagunas, existe un vacío de terreno”. Las tierras son pantanosas y se visualiza alrededor de las comunidades miembros de Karatá ausencia de “tierra sólida” lo que no permite visualizar la riqueza y variedad de los pantanos dificulta cualquier tipo de cultivos a su alrededor.

Las tierras otorgadas a las comunidades muestran la realidad de muchas comunidades del litoral que se encuentran en la misma situación, son áreas muy pantanosas. Dicha situación contradice a las áreas de uso que fueron destina a través del título de propiedad ya que tierras para ganadería y agricultura son las que menos hay, éstas no son aptas para el cultivo de granos y legumbres en grandes cantidades y muchos menos para el pastoreo de ganado ya que son tierras frágiles.

“Se pelea más por los mojones y no por la cantidad de hectáreas que tiene la comunidad”, una situación que sucede con muchas comunidades entre ellas la comunidad en estudio; con la disputa por las tierras de Bilwi, Karatá y las Diez Comunidades pelean los mojones que se encuentran desde Waihwin Ankan hasta Bilwi tigni, sectores que las Diez Comunidades reclama ser dueña (Ver mapa anexo) y no Karatá, sin embargo ambas comunidades tienen extensiones de terrenos que no corresponden con la cantidad de tierras estipuladas bajo el título de propiedad, es decir son más hectáreas.

El Ingeniero Roberto Wilson, síndico de las Diez Comunidades se refiere a lo anteriormente señalado así “Si nosotros nos basamos en los títulos que dio el tratado Harrison Altamirano, la mayor parte son tierras nacionales, por eso los indígenas tuvieron problemas serios en tiempos de INFONAC.”

Los líderes de la comunidad de Karatá dijeron: “no manejamos cuántas hectáreas  hay”. Hay desconocimiento de la cantidad de hectáreas que tienen en toda su extensión territorial, aunque conocen por donde pasan los mojones no pudieron decir con exactitud cuantas hectáreas tienen hasta el momento, sin embargo puede ser una forma de defensa de parte de las comunidades el no decir que cantidad de tierras tienen aunque entra en contradicción al expresar que “sus mojones no han sido movidos” (comunitario de Lamlaya).

2.4. Criterio Demográfico

Aunque las comunidades indígenas están creciendo considerablemente, las comunidades cercanas no tienen claro el área de reserva y difiere de quien lo dice, si los miembros de la Junta Directiva o los comunitarios ya que para la Junta Directiva hay reservas pero para el arrendamiento de terrenos que efectúan en Bilwi  mientras que para las comunidades su función es de conservación de sus recursos además de ser un legado histórico de sus ancestros.

2.4.1 Área de Asentamiento

“Karatá tenía 13 familias cuando fue a inscribir. No se usan las 50 manzanas, ahora la comunidad ha crecido” (Ronald Witiham-secretario Junta Directiva de la comunidad de Karatá). Evidentemente la comunidad ha crecido en el transcurso del tiempo, al punto que del primer asentamiento nacieron dos comunidades, Lamlaya y Dakban y muchos que emigraron hacia Bilwi y a otras
comunidades. Actualmente los lugares de asentamiento son: Lamlaya, Karatá, Dakban y la ciudad de Bilwi.

“Antes cuando nosotros obtuvimos el terreno era para ganadería ahora es ciudad” (Delman Richinald-comunidad de Karatá). Así resume Don Delman el hecho de que el título de propiedad expresa que en las tierras que hoy se encuentran la comunidad de Dakban y Lamlaya, la ciudad de Bilwi eran tierras para ganadería sin embargo con la expansión de las familias de Karatá hacia las otras comunidades y el posterior asentamiento en Bilwi producto de las migraciones de otras comunidades y municipios hacia la ciudad, estos lugares ya no se utilizarían para los fines estipulados en el título de propiedad.  Sin embargo, realmente no se han utilizado las tierras según la distribución que se hiciera a través del título de propiedad.

2.4.2. Área de Reserva

“La reserva forestal se encuentra camino a Waspam en un lugar que llaman Wiwas” (Ver mapa adjunto) (Rodolfo Spear-síndico).  Muchos miembros de la comunidad coincidieron en decir que Wiwas es su reserva de tierras,  es una área que se encuentra fuera de la circunscripción del asentamiento y las tierras para ganadería de la comunidad.

“MADENSA está en Snaki, no lo arrendamos todavía está en negociación” (Ronald Witiham-junta directiva). En algún momento la junta directiva entró en conflicto con los comunitarios ya que se decía que en Snaki estaban sacando madera y en una asamblea celebrada hace dos años llegaron al acuerdo de eliminar todos los permisos cedidos por la comunidad. De igual manera para las elecciones a síndicos en Abril de este año la plancha opositora al actual síndico  expresó “Rodolfo está vendiendo madera del sector de Wiwas” y fue quizá uno de los puntos mas conflictivos para ese entonces.

Entre otras áreas en reserva se encuentran alrededor de la ciudad de Bilwi “por la carretera nueva hacia la salida –yendo hacia Kamla- por el reten,  y por la carretera nueva hacia Lamlaya por donde Mrs. Rosina, toda la parte de atrás de la Normal “Luxemburgo”. Se refieren a las tierras fuera de la ciudad y ya en territorio de la comunidad de Lamlaya, sin embargo en poco tiempo estas tierras van a ser cedidas en arrendamiento debido a la presión de la población emigrante y el déficit habitacional en Bilwi.

Se observa en este estudio que las comunidades tienen sus propias normas relacionadas al uso de los recursos naturales, en especial la tierra; "las normas de derecho comunitario deben expresar... autonomía en el sentido de derechos históricos a la tierra madre, al bosque, al mar..."(Rizo, 1991:81), que hasta el momento no han sido integradas en las leyes nacionales sobre la tierra.

En Nicaragua existen diferentes formas de propiedad reconocidas en la Constitución Política de la República, en las tierras de Karatá se identificaron dos tipos de propiedad: propiedad privada y propiedad colectiva quedando fuera los otros tipos de propiedad en dicho extensión territorial.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

1.TIPOS DE USOS
 
 

        DERECHOS DE ACCESO
       (Hijos de la comunidad de Karatá)
 

CONFLICTOS
(Por el uso de la laguna en la comunidad de origen, uso del manglar)
 

 
COMUNITARIOS    TIPOS DE USOS
(La propiedad comunal)     (Agrícola, Pesca, Caza, madera)
 
 

FORMAS DE admón.
(Es regulado por las autoridades tradicionales de la comunidad, el juez de la comunidad juega un rol importante en la administración de los recursos de la zona.)
 

USOS

        CONFLICTOS
(Con los arrendatarios: empresas  privadas, instituciones estatales y ciudadanos de Bilwi)
 

PARTICULARES
 (Terrenos Arrendados-Bilwi, Wiwas)
 

        FORMAS DE ADMÓN.
(El síndico regula el sistema de arrendamiento de terrenos y recursos naturales en todo el bloque)
 
 
 
 
 
 
 
 

4. Tabla de Jerarquización

En la tabla de Jerarquización de la comunidad de Karatá, Dakban y Lamlaya se puede identificar lo que producen, los sectores donde cultivan pescan, cazan y cortan madera, lo que venden, que compran y métodos de trabajo, los datos aquí expresados se describen a continuación, en orden de importancia.
Tabla de Jerarquización
Qué producen Dónde lo producen Qué venden- Cómo la utilizan? Qué compran Métodos de trabajo- Cómo lo hacen?
Pesca:
Drumar, macarel (lasisi), krahwi, roncador (drumar), robalo (mupi, biarpus, kalwa tanh ta, kalwa yari), Jack o Jurrell (Krahwi). Pez Cebra (sikuku). Tuba. Pez lisa (kuka li). Tunki laha (barbudo). Palometa (triso). Kapamuk. Spanar. Cangrejo, tortuga de rio. Camarón. Sábalo, Mojarra, Mas-Mas, susumaia, sardina. *Lugares donde se corta madera Río Wawak, Takkia, la laguna de Karatá.
*Camarón: Kauhru pura, ibanbait, antin bila, raya tara, buhni tara
*Chinchorro: captura de cualquier especie de pescados y camarón. Cerca de los puntos: Krasa raya, antin bila, unkra bila, en las partes secas de la laguna y en las bocas de ríos.
*Trasmallos: lugares  ubicados en las entradas y/o salidas de las lagunas y la unión con los ríos, entre ellos: bila tara, yulu bila, por la barra de río Wawa, río wawak y río lamlaya.
*Ansuelos-sectores de pica: Srap laya, Karma, barra de Wawa bar, waham ta, bila lupia, walpa ta, Pika lalma, yankin ta, sula laya, balis pura, bodega ta. Laguna de Dakbam.

- Las torturas, sardina y mas-mas lo pescan de los pantanos cerca de la comunidad.

 

 *Para auto consumo
*La mayor parte es para venta en las empresas como PROMARNIC y ATLANOR. Satisfacen necesidades de la familia tales como: provisión, ropas.  Fishind line “Kiuhl awa” (cuerda de ansuelo). Atarrayas (camarón), Trasmayos (Gilnet) (pescados), chinchorros (redes) (pescado y camarón), arpones (pescado).

*Entre dos o más personas van a pescar de noche y día, dependiendo del estado del tiempo, la necesidad en el hogar, y el horizonte del viento; se reparten la pesca entre los que van a pescar cuando es para el hogar.

Para venta van en cualquier dia de la semana exceptuando el día sábado, no se reparte ya que solamente son miembros de la familia y todo lo que sacan lo venden.
Productos agrícolas:
Yuca, plátano, maiz, caña, arroz, usi (malanga), quequisque
 Wakwak, Kligna Landin. Watla laya, Tum tum, Nata pari. Wawa, Kuku, Maya Landin.  Para auto consumo  A veces van uno a dos miembros de la familia a cultivar en sus plantaciones, pero también hay temporadas donde va toda la familia a cooperar para la limpia, siembra y cosecha (pana-pana mana y mihta alki (mano vuelta).
Instrumentos como: machete, hacha, piocha, macana, espeque, los trabajos agrícolas se hace manualmente.
Madera:
Pino, cedro macho, cedro real, caoba, santa maría, mangles, palma de cancú
 *En Wiwas pero la gente de las comunidades miembro de Karatá no llegan a ir hasta allá sino, los hijos de Karatá que viven en Bilwi. Hay todo tipo de madera preciosa.
*En el llano de Karatá, detrás de la comunidad donde sacan madera de Pino. Nancite, usu pum (gayacan), ihin sa, pihni ra, mustuk ra, todos estos se utilizan para leña y usos menores.
*Alrededor de la laguna encuentran mangle y palma de cancú.
*En Wakwak Awala, Lapan Landin, Klapu tigni, kiswa lakan, kunkuna, iskri tara, iskri tigni, Slim Slim Bila, takkia que queda aun más retirado de Wakwak y Lapan Landin.
* Existen otros lugares tales como: Kiswalakan, Butsung tigni y Kuri tigni, Watla laya, Tum tum, Nata pari. En todos estos lugares hay madera preciosa como- pino, cedro macho y santa maría.   Para construcción de casas en la comunidad.
  Para la construcción de nazas que venden a los “naceros” de la comunidad.
  Para la construcción de cayucos-duri.
  Para leña    Generalmente con motosierra, machete y hacha.

Van dos o mas personas para cortar madera aunque no siempre porque cuando lo hacen es para construir casas.

  Para la construcción de nazas se usa la palma de cancú, planta que se encuentra alrededor de la laguna. Las nazas se elaboran cortando reglas que lo hacen con machete, clavo y se introduce cuero de vaca para la captura de langostas en los cayos. Para que estas se hundan se llenan de cemento.
  Para construir los duri, diseñan la forma del mismo con palma de ohon, lo parten por la mitad posteriormente lo escarban con hacha o motosierra; luego lo cepillan y lo pintan.
Caza:
Venado (sula), ibina (guardatinaja), guatusa, garrobo, aves (pato, pavones), cusuco, chancho de monte.       Wakwak, Kligna Landin, Kiswalakan, Antin Bila. Papta tara, tum tum, usus watla, wawla laya, sanita, papta warban. Pikua laya.  *Para auto consumo
*Para venta en el mercado de puerto cabezas, en especial venado
  Depende de las épocas del años, el venado y las aves se cazan con arma (rifle 22 y 16), y los demás con perro.

Se reúnen entre dos a tres personas y van de cacería.
 
 


5. Limites territoriales

La extensión y los límites territoriales de Karatá con otras comunidades los
miembros de la Junta Directiva y los comunitarios los describen así:

En el sur se encuentra Smuh Bila cerca de Wawa Bar donde existen unos
siembros de cocoteros, luego llegamos al norte donde existe el punto de Waihwin
Ankang que colinda con tierras nacionales según el título de Karatá, ahora es
Colindante con las Diez Comunidades o bien con la comunidad de Tuapi.

De Waihwin Ankang a 1500 mts está la base militar, Bilwi se encontraba antes en el sector del barrio El cocal. Donde vivía el Dr. Mongalo, más adelante se ubicaba La Bragman Bluff Co. es ahora donde se encuentra el Hotel el Pelícano-ciudad de Bilwi.

Pasamos al noreste en línea recta al punto de Wisup ta donde topamos con el  Aeropuerto, la base militar “Luis del Gadillo” pasamos por el vivero comunal-Bilwi, hasta llegar a Smuh Bila se llega a Ling ling watla que topa con Karabila, hasta el pispis por el oeste llegado a Kubi sobre el puente de Yulu pasando por Karabila, Klin klin Watla, Landin donde atracan los botes hacia arriba pasando por las milpas de Lapan, Slim slim bila al sureste a cuatro vueltas del desvío, colindando por Sula Watla, ya de regreso al suroeste tocamos el punto de Sim slim bila Buta, por Wawa Bar. Siempre al suroeste colindamos por el sector de Sula watla  por donde se encuentra el caserío de Wakwak.  (Ver mapa anexo).

Conflicto por los linderos o mojones con otras comunidades

1.Comunidad de Kligna: Kligna la compone un bloque de tres comunidades  (Klingna, Sukatpin y Lapan).  Kligna recibió título de propiedad de 500 mza de la Comisión Tituladora de la Mosquitia.  Actualmente tiene conflictos con la comunidad de Karatá debido a la entrega de Tierras hechas por el INRA  a ex combientes de Karatá en la zona que el bloque de Kligna reclama como propio (CARC 1998: 140).  Uno de los mojones (llamado Pika) de Kligna se encuentra en medio de la laguna de Karatá lo que ha provocado la molestia en los hijos de esta comunidad. (Ver Mapa Anexo). Karatá utiliza también Kligna Landin para la siembra y pastoreo de animales.

2. Diez Comunidades Indígenas: La componen 21 comunidades miembros en un solo bloque, recibe título de propiedad bajo el tratado Harrison Altamirano y se le otorgó tierras para ganado y agricultura, esta última está pendiente de titular la área para agricultura. La Comunidad de Karatá recibe titulo de propiedad que incluye la ciudad de Bilwi, dichas tierras continuan en disputa con las Diez Comunidades ya que al ir a denunciar las tierras a la Comisión tituladora incluyen a la anterior comunidad de Bilwi. Los puntos del conflicto van desde Bilwitingni hasta Waihwin ankan.
 
 
 
 

5.1.1. Descripción de los mapa de distribución de áreas de uso en la comunidad Indígena de Karatá. (Ver mapas adjunto).

En el no. 1 se encuentra ubicada la comunidad de Karatá que queda frente a la laguna de Karatá que conecta a la laguna de Kauhrupura y la laguna donde se ubica la comunidad de Dakban y Pto Cabezas – la ciudad de Bilwi- a 5km de Lamlaya frente a las costas del mar caribe como numero tres y como número cuatro la comunidad de Lamlaya frente al puerto lacustre.  Por último podemos localizar el cacerío de Wakwak que se utiliza para sembrar- las plantaciones de la gente de la comunidad de Karatá. Y Wiwas que tiene una extensión de 2,500 hectáreas en el sector de la carretera hacia Waspam- municipio vecino a Puerto Cabezas.

Fuera del terreno dentro del mismo título esta área para agricultura. (Ver mapa adjunto-elaborado entre todos los miembros de la junta directiva presentes en la reunión).

Los mojones de Karatá son:  Waihwinanka, Silabuskam que colinda por Tuapi y Kambla, Wawa bumh-Inawaska, Sitataya, Takkia-Wakwak, cerca de la comunidad de Lapan de Wawabuhm a 500 metros está Lapan bila.  Pispis, Sulawatla, Smuh bila, la orilla hacia el mar, 3 millas afuera (dentro del mar).

I. RELACIÓN EXISTENTE ENTRE LA JUNTA DIRECTIVA DE LA COMUNIDAD INDÍGENA DE KARATA, ALCALDÍA MUNICIPAL, HIJOS DE LA COMUNIDAD, ARRENDATARIOS Y DIEZ COMUNIDADES INDÍGENAS.

1. Relación entre la Junta Directiva de la Comunidad Indígena de Karatá y la Alcaldía Municipal de Puerto Cabezas.

La ciudad de Puerto Cabezas fue creada bajo un decreto legislativo en 1929. Cuando se hace efectivo dicho decreto, la comunidad de Karatá ya daba terrenos en arrendamiento es el caso de las compañías transnacionales asentadas en dicha ciudad.

A través de los años la ciudad fue creciendo en desorden ya que los síndicos de ese entonces no tenían coordinación de trabajo con la Alcaldía municipal y mucho menos existía un departamento de urbanización.

Como consecuencia nos preguntaríamos ¿Cómo separar y distinguir lo urbano de lo rural al interior de una misma ciudad? ( Membreño, 1999:23) ya que hasta el momento dicha “ciudad” es parte urbana porque se ofrecen servicios básicos necesarios para la vida en las ciudades tales como agua potable, energía eléctrica, trazado de calles y además hay establecimientos comerciales aunque se carezca del alcantarillado sanitario que es una necesidad, agua potable y energía eléctrica que solamente una parte de la población la recibe.
 
 
 
 

Sin embargo, lo anteriormente señalado entra en contradicción con la realidad de muchas ciudades del país y nuestra ciudad es una de ellas y eso lo demuestra Membreño al afirmar que el INEC concibe lo urbano con una característica jurídica administrativa. Bilwi es la cabecera de la región y del municipio, además, la cantidad de habitantes es casi igual en cifras al área rural de nuestro municipio.

Los miembros de la Junta Directiva de la Comunidad Indígena de Karatá dicen “Alcaldes anteriores se han quejado de la des-urbanización de la ciudad.  ¿Pero, quién autoriza las construcciones? Es la Alcaldía, Karatá da el título de arriendo”, dicha situación es producto de la falta de coordinación en la urbanización de la ciudad ya que ambos han estado cada cual por su lado.

Según expresa Rodolfo Spear -actual sindico de la comunidad- “el daño ya está echo, en los años ochenta la gente empezó a construir” mucha gente de las comunidades vinieron vivir a las ciudades durante la guerra de esos años; en los años noventa también se da una segunda ola migratoria de gente que estuvo en la guerra por ambos bandos, volvieron a la ciudad y esta empezó a crecer sin control.

José Esteban Álvarez responsable de urbanización de la alcaldía municipal expresó que “en los años anteriores la urbanización en Puerto Cabezas a sido nula, porqué? Por una parte las administraciones han dejado solo a Karatá que lotifique y ellos hacen una lotificación sin tomar en cuenta el derecho de vía pública”.

Con la administración del alcalde anterior Sr. Gustavo Bécker, se empezaron a entablar coordinaciones de trabajo y con la alcaldía actual también se reconoce el desorden que hay de la ciudad. Se pretende que a través de estos acuerdos respondan a esta situación.

La comunidad de Karatá ha sido parte del crecimiento urbano de la ciudad de Bilwi al conceder lotes de terrenos en arrendamiento que no ha sido planificado con urbanización de la alcaldía municipal para su debida asignación y distribución  creando un desorden en esta ciudad. Situación que impide que la municipalidad pueda brindar los servicios que están obligados a ofrecer tales como recolección de basura, alcantarillado sanitario, entre otros.

Es necesario recordar que la ciudad de “Puerto Cabezas” se creó sobre las tierras de una comunidad indígena, tal como sucedió con comunidades indígenas del resto del país, como por ejemplo edificar el municipio de San Isidro sobre tierras que le pertenecen a la comunidad indígena de Sébaco (Rizo, 1999:122)
 
 
 
 
 
 

Bajo la administración del Sr. Hurtado Bécker en 1995 se firmaron los primeros acuerdos con la municipalidad, el síndico de Karatá en ese momento era el Lic. Rodolfo Spear entre los elementos que llegaron a consensuar son los siguientes:

  Establecer mecanismos de recuperación de cobros por arriendos vencidos
  Proponer políticas de urbanización del municipio
  Establecimiento del departamento de Urbanística municipal, toda queja de conflicto llega a través de esta vía
  Establecer mecanismos permanentes de coordinación para el otorgamiento de permisos de construcción en terrenos de la comunidad
  Conocer y dirimir en la instancia administrativa los conflictos de posesión en el caso que existan dos arrendatarios en un sólo terreno
  Acuerdos de zonificación del casco urbano de Bilwi (existencia y accesibilidad a los principales servicios básicos y vías de comunicación y accesibilidad vial)
  Las dimensiones mínimas y máximas de los lotes o arrendar según el uso
  Áreas donde se permite construir
  Áreas donde queda prohibido arrendar y construir
  Cánones de arrendamiento según el uso del terreno y la zona de ubicación

También con el alcalde actual Profesor Henry Herman se han llegado a algunos acuerdos firmados en Junio 1997 (anexo)

? La alcaldía municipal de Puerto Cabezas hace saber que la única
organización que puede arrendar terrenos en Bilwi es Karatá
? Karatá extiende dicto de arrendamiento, la alcaldía autoriza la construcción
? En urbanización, la alcaldía solamente extiende permiso de construcción cuando existe un contrato de arrendamiento
? Elaborar un plan de urbanización entre la comunidad de Karatá y la alcaldía
? Impulsar de manera conjunta un programa de urbanización, entre la vía de comunicación de Bilwi a Lamlaya y entre Bilwi y Kamla

A pesar de los acuerdos suscritos entre la alcaldía y la junta directiva de la comunidad de Karatá los problemas han continuado especialmente con la población arrendataria de la ciudad de Bilwi, situaciones que se están tratando de regular.

Están tratando de regular actualmente la apertura de callejones ya que la mayor parte de los barrios han crecido desordenadamente y no existen cuadras ni andenes, José Esteban responsable de urbanización de la alcaldía se refiere a este problema así “ahorita en Puerto Cabezas es un dolor de cabezas, por el gran índice de delincuencia que hay; toda la ciudadanía está buscando como cerrar,  muchos ciudadanos que vive en la parte trasera de los lotes han quedado encerrados”.
 

Otro problema producto de la apertura de los callejones es “la accesibilidad ha sido muy estrecha y hay personas que no quieren ni ceder dos o tres pies para hacer el acceso más fácil” (Axel Sang-secretario del consejo municipal).
 
Para sacar permiso de construcción, que se hace en la alcaldía municipal de Puerto Cabezas “hay que venir primero a las oficinas de Karatá de lo contrario paran la construcción” (Roberto- responsable de urbanización de las oficinas de Karatá). Que es quizá uno de los casos más precisos de coordinación entre ambas oficinas.

Con relación al arrendamiento de los terrenos de los mercados que hasta el momento regula la alcaldía municipal el síndico de Karatá ha expresado que “El terreno del mercado San Jerónimo se ha arrendado por poco, la comunidad quiere arrendar el derecho de piso… si la alcaldía lo cobra que reporte un 50% para la comunidad y otro 50% para la alcaldía”.

Se visualiza que existe tencionamiento entre ambas partes por el porcentaje obtenido a través del arrendamiento que efectúa la alcaldía municipal de los terrenos del mercado San Jerónimo, aunque existe un acuerdo para el arrendamiento de los terrenos del mercado, no deja de haber descontento por parte de la junta directiva de Karatá.

Aunque la junta directiva toma los acuerdos como válidos les preocupa el cambio de alcaldes cada 4 años según la ley electoral, ya que es incierto el tipo de relación entre las oficinas de Karatá y el nuevo alcalde.

Entre el discurso manejado por los distintos candidatos a alcaldes en la presente contienda electoral municipal, ‘es el desorden existente, la urbanización de la ciudad y la carencia de servicios básicos’ necesarios para la vida en las ciudades, sin embargo hasta el momento ninguno de los candidatos a hablado de una política para urbanizar la ciudad o continuar con el trabajo que vienen efectuando la alcaldía y la comunidad de Karatá.

1.3. Soluciones

“En la ciudad de ‘Puerto Cabezas’ es difícil aplicar un plan de urbanización ahorita, por lo que hay que afectar a un sin número de ciudadanos en sus lotes de terrenos, por que hay que abrir nuevas calles, hay que hacerles retroceder su cerco, su muro a la debida posición por el derecho de vía pública para la urbanización”.  (José Esteban Álvarez-responsable de urbanización Alcaldía)

“La gente va ha pedir que lo indemnicen pero la alcaldía no está en la capacidad” (Axel Sang-secretario del consejo municipal), situación del porque están buscando recursos para poder apoyar el proceso de ordenamiento interno de la ciudad.

“Para ordenar eso se requiere de fondos… es responsabilidad de la alcaldía, como Karatá estamos tratando de urbanizar la ciudad a través de los nuevos terrenos… estamos tratando de hacer esto en carretera a Lamlaya y todo el sector de las Diez Comunidades por la parte que llamamos popularmente “el reten”, buscando la salida (Roberto-demarcación oficinas de Karatá) Terrenos que ya han sido dados en arriendo, esperan que esta nueva iniciativa les de ‘buenos resultados’, ya que ellos asumen que no es su responsabilidad.

En referencia a esta situación el Sr. Axel Sang expresó que “Existe un plan con el BID  y estamos por obtener un financiamiento de 120 mil dólares para hacer un estudio en Puerto Cabezas;  también con un organismo de los Estados Unidos nos van a ayudar a hacer lo que serían aguas servidas y alcantarillado sanitario que también se incluye dentro del paquete de urbanización”.

La alcaldía ha estado buscando fondos para proporcionar los servicios básicos a la ciudadanía de Bilwi, aunque estos proyectos no han sido aprobados se piensa que el alcalde siguiente continuará la gestión de dichos fondos.

1.2. Tierras del municipio

“Existen las tierras que son del municipio las ‘famosas’ 265 metros… la ley faculta a los gobiernos con áreas de 265 metros como área de gobierno, en nuestro municipio desgraciadamente se ha heredado un gran desorden, se viene arrastrando desde hace muchos años” (Axel Sang-secretario consejo municipal).

El alcalde de la ciudad Sr. Henry Herman ha expresado en diferentes ocasiones que: “existen dos dueños: la comunidad de Karatá y la comuna”. Hasta el momento aunque la alcaldía reconoce a través de diferentes acuerdos que estas tierras son de Karatá continúan manejando en su discurso que también estas tierras les pertenece, situación que contradice la versión de la comunidad.

“Los 265 metros ya no existen… por las constantes erupciones ya no existen los mojones que están sobre la playa… quedan 5 metros… las tierras que están en esa zona están inscritas bajo el título de propiedad de Karatá y como patrimonio de Karatá” (Ronald Witiham y Mario Córdoba, miembros de la junta directiva de Karatá)

Con relación a la Franja costera que incluyen los 265 metros en disputa entre la alcaldía y Karatá, Ronald Witiham miembro de la junta directiva dice “este terreno está incluido dentro del documento legal de Karatá”.

Para comprender esta situación es necesario recordar que por muchos años la comunidad de Karatá arrendó a las compañías extranjeras una parte de las tierras que se ubican en Bilwi.

“La Standar Fruit Company vienen con una orden del gobierno de Nicaragua… quien llegó a hacer la demanda fue NOA pero como no tiene ni aparece en el documento… el Síndico de Karatá contrató a Acevedo, dicen que pasó como un año la lucha y ganó el caso, obligó a la Standard a hacer el contrato, pagaba U$ 500.00 dólares al año, pero, en ese tiempo era poco” (Don Orcelo Francis-anciano comunidad de Karatá)

“El terreno que la Standard agarró era como de 400 y pico de hectáreas, dijeron que ellos no iban a pagar todo porque no iban a ocupar toda el área, solo una parte, aunque tenían mucho; dieron una orden para que cobrara a la gente que estaba en el distrito de los chinos (comercio). La comunidad lo que trató de hacer es que después de eso cobraron a la gente que estaba ahí… porque solamente ocupaban la parte donde ahora es MARENA, el Muelle, Portuaria.

Las comunidades al hacer referencia a las compañías aluden a la Standard Fruit Company que fue una última compañía que tuvo presencia en la zona; efectivamente arrendó tierras a Karatá, sin embargo al irse esta compañía el contrato se cancela.

“Cuando el período que se ha suscrito entre Karatá y la Standard Fruit Company se vence el registro público de la propiedad en Bluefields envía a notificar por certificado a Karatá, esa propiedad ingresa nuevamente a la comunidad de Karatá”. (Mario Córdoba-junta directiva de Karatá)

Sin embargo aunque se dice que vuelven a ingresar a la comunidad la verdad es que no solamente la alcaldía reclama derechos sobre esas tierras sino personas que se encontraban en el sector de los ‘chinos’ y que abarcaba tierra que arrendaba la Standard, al irse la transnacional piensan que no deben arrendar a Karatá ya que “son ‘tierras nacionales’ y la Standard arrendaba al gobierno” (ciudadano de Bilwi)

En relación con este mismo caso, La Empresa Portuaria Nacional (ENP), ha expresado que los terrenos que ocupan los heredaron de la Standard y como ella arrendaba al Estado no tiene porqué pagar arrendamiento a la comunidad de Karatá.

La posición de la Junta Directiva de Karatá es que “Karatá y la portuaria no tienen ningún compromiso directo, lo que sucedió es que el terreno que ocupa la portuaria anteriormente se había arrendado a la Standard Fruit Company y cuando se iba tenía un espacio todavía a su favor de derecho y este se traspasa a la portuaria, por ser un órgano de gobierno, abusa en los trámites que debería hacer e inscribe en Bluefields como si fuera de él”. (Mario Córdoba-junta directiva de Karatá)

Ante la situación de ‘despojo’ por parte de ENP de tierras arrendadas a la Standard un miembro de la junta directiva dice “Cómo una empresa extranjera va a venir a adueñarse de nuestros terrenos? Hasta el momento se sabe que la comunidad arrienda terrenos a las personas que se encuentran asentados en esa  zona pero que también EPN y la Alcaldía municipal reclama derechos de propiedad.

¿A quien le pertenecen las tierras de Bilwi? Nuevamente vuelve al aire la incógnita ya que aunque existen acuerdos suscritos entre la comunidad de Karatá y la alcaldía, ésta última dice “he pensado en indemnizar a Karatá para así de esa manera indemnizar a cada dueño de propiedad y entregarles un título el cual puede vender, hipotecar” (Axel Sang-secretario del consejo municipal).

“La ley nos faculta para indemnizar a la gente y declarar de utilidad pública pero desgraciadamente en lo que es la Ley de Comunidades Indígena no,  esto me refiero a lo que está fuera del poligonal de Puerto Cabezas” (Sr. Axel Sang-secretario del consejo municipal) Aunque la alcaldía municipal se rige a través de la Ley de municipios, la comunidad de Karatá se rige bajo la ley de comunidades indígenas y la Ley de Autonomía que impide declarar de utilidad pública las tierras localizadas en Bilwi.

“Muchos son del conocimiento que no son tierras de Karatá, ósea la poligonal que existe no es propiedad de Karatá… nosotros ya estamos con el error encima cómo lo vamos a corregir?”(Sr. Axel Sang-consejo municipal) (adjunto-poligonal)* Aunque aparentemente la relación entre ambos ha mejorado, el conflicto no deja de existir porque además de reclamar los 265 metros sobre la franja costera también la alcaldía cuestiona la propiedad que se dice le pertenece a la comunidad de Karatá.

Miembros de la Junta directiva dicen que “en tiempos de INFONAC obligaron al síndico hacer ese poligonal”, están negando que las tierras que circunscribe el poligonal son las únicas que le pertenecen a Karatá, además la relación con INFONAC y las comunidades indígenas en ese entonces fue conflictiva referente a las tierras que eran “nacionales” y las “comunales”.

2. Relación entre la Junta Directiva y los hijos de la Comunidad Indígena de Karatá

Roberto responsable de las oficinas de Karatá define a los “hijos de la comunidad” como “Las personas que tienen derecho al voto, solamente son los hijos de la comunidad de Karatá, si un hijo o hija de Karatá está casado (a) con otra persona que no es de la comunidad, éste (a) tiene derecho a votar pero no el resto de familiares del dicha persona”.

A través de los que pueden o no pueden votar se podría decir quienes tienen derechos y quienes no a los beneficios que les brinda ser ‘hijos de la comunidad’, el hecho de haber nacido en Bilwi no da derechos a ser ‘hijo legítimo’ de la comunidad, ya que deben tener padres y madres nativos de Karatá.

El síndico es la persona que administra los bienes de la comunidad pero especialmente los recursos naturales que se encuentran en su territorio, el Lic. Rodolfo Spear define las características que debe tener un síndico así: “amar a Dios y amar a sus ancianos, a sus viejos…  tener educación, por lo menos saber leer y escribir… de una manera buena para que ellos le den la bendición y fortaleza y confianza…”

Karatá a tenido alrededor de 19 síndicos quienes han administrado las tierras de la comunidad, sin embargo es necesario conocer el tipo de relación que existe entre los hijos y el actual sindico ya que los arrendatarios de la ciudad han sentido los efectos de la mala administración de los bienes de la comunidad que han efectuado los anteriores síndicos de la comunidad.
 

El Licenciado Rodolfo Spear síndico actual expresa “Antes no teníamos oficinas y hasta ahora nos estamos organizando” los ciudadanos de Bilwi expresan que en tiempos del Sr. Jacobo Francis sindico por 35 años, las oficinas eran ‘un maletín’ ya que carecían de lo elemental para empezar a construir una institución, una oficina donde atender a los arrendatarios y a los beneficiarios de la comunidad.

“Había un grupo dirigido por Kinlsey Wiggins y Damasio Joseph era del otro grupo que estaba con mi tío ya fallecido Jacobo Francis, habían distintas oficinas… habían problemas en la administración de los bienes de la comunidad por eso no se hacía nada en Karatá, ni había algo concreto, que la comunidad podría decir que ese síndico había hecho porque sólo existían ese tipo de pleitos, peleas callejeras, tomadera de licor… entonces yo entre a ser síndico por solicitud de la gente de la comunidad de Karatá,…yo… agarre los dos grupos y yo dirigía el grupo, después de eso venimos haciendo los cambios, pero ya no hubo problemas” (Rodolfo Spear-síndico).

Esta es la visión que tiene el síndico de Karatá de la situación que antes vivía la comunidad referente a la administración de las tierras de la comunidad.

Rodolfo Spear fue elegido Síndico en 1993 en el mes de julio y dice “la gente de la comunidad me ha dado ese espacio y me han querido, por los tratos que les he dado a ellos”.

El Lic. Spear, goza de simpatía entre los hijos de Karatá que viven especialmente en las comunidades como Dakban, Lamlaya y Karatá ellos consideran que “ha apoyado a la comunidad en algunos proyectos sociales, ha hecho algo en la comunidad” (Sra. Laurel Chavarría-comunidad de Karatá)

Pero también el mismo síndico expresa “hemos hecho algunas cositas que la gente lo valora, una de las cosas que yo hice para las comunidades fue unir  la familia de Karatá”. Entre la situación anterior y la actual, la gente de la comunidad considera que están mejor ahora.

El síndico considera que la relación con las comunidades es buena ya que “El fin de semana lo utilizo para visitar las comunidades para reunirme con mis ancianos… hacer un almuerzo, comer con ellos, ver los problemas y qué se puede hacer en la comunidad, pero en esas reuniones no solamente asisten los ancianos, asisten los grupos de mujeres, los jóvenes” (Rodolfo Spear-síndico). Aunque según el síndico expresa que las visitas son regulares, realmente estas visitas no son constantes.

Los jóvenes sin embargo sienten que esta relación es distante ya que “cuando vienen en situación de emergencia (la junta directiva) hacen su reunión a parte… en caso de reuniones con el síndico casi no nos invitan, especialmente el síndico, solamente a unos cuantos ancianos” (Juan Carlos-comunidad de Karatá) Aunque el síndico dijo que “se ha roto esa relación con los jóvenes, ahora nosotros le invitamos… ellos pidieron guantes nosotros se lo llevamos”, la relación no es de trabajo sino de recreación que es el papel tradicional que se les otorga a los jóvenes.

Los ancianos en las comunidades son el verdadero poder detrás del trono, aun cuando el síndico es una persona estudiada pide el consejo de los ancianos y jueces de las comunidades miembros de la comunidad, aun cuando los jóvenes se sienten excluidos del poder de decisión en las comunidades, los ancianos les dan espacio a estos cuando en verdad lo merecen situación observada en la comunidad de Karatá.

2.1. Informes

“Se hacen informes financieros sobre los ingresos y egresos que percibe la oficina producto del arrendamiento de terrenos en Bilwi, se elabora un informe mensual para la Junta Directiva y uno anual para la asamblea de la comunidad” (Rodolfo Spear-síndico).

Entre los acuerdos a que llegaron los comunitarios de Karatá en la asamblea anual de 1998 “se vio la necesidad de que el síndico rinda informe trimestral que rinda inventario, los documentos de la comunidad que los deposite en el banco y cada fin de mes informar por radio a las comunidades miembros de su gestión” (asamblea anual 1998)

Dichos acuerdos no han sido cumplidos por los miembros de la junta directiva ya que hasta el momento los informes son anuales.

 “Yo no he visto dar un informe completo por parte de la junta directiva acá” (comunitario de Karatá). Las comunidades sienten la necesidad de ser informados y aunque actualmente según el síndico se hacen informes anuales, las comunidades exigen un informe mensual y a la vez que éstos sean informes transparentes.

Elecciones

“Se tienen tres años de no hacer elecciones, solo por Asamblea, pero nosotros detuvimos las elecciones como ancianos de la comunidad por el alto costo que significa hacer elecciones… también por los problemas internos que hay entre la gente que esta en la oficina” (Don Orcelo Francis-comunidad de Karatá).

Las elecciones según la ley de comunidades indígenas deben realizarse la tercera semana del mes de Abril de cada año, este año la alcaldía que regula las elecciones a sindico para las comunidades llamó a elecciones por solicitud de algunos miembros de la comunidad. Los gastos de la misma deben ser asumidos por la comunidad que realiza las elecciones.

“En tiempos pasados se ponían y buscaban personas con capacidad de gestión, en tiempos actuales, es difícil encontrar una persona con esas cualidades, los que se proponen a ser candidatos mayoritariamente son personas con poca capacidad de gestión, se dedican a tomar licor-emborracharse” (Don Orcelo Francis-comunidad de Karatá)

Así se refiere don Orcelo a la falta de elecciones en la comunidad, para ellos tiene mucho valor la ‘capacidad de gestión’ que debe tener un síndico, situación que ha motivado a los ancianos de las comunidades miembros a prolongar las elecciones, se sienten satisfechos por los resultados hasta ahora logrados por el sindico actual.

Con la solicitud que hiciera algunos miembros de la comunidad el Lic. Rodolfo Spear dice “En Bilwi hay un grupito que está aprovechando esta presión que hace el alcalde para que haya elecciones”.

“Unos hijos de la misma comunidad de Karatá me quieren desprestigiar acusándome que yo he vendido el terreno de WIWAS, y los políticos han aprovechado para acusarme con el Presidente de la República que yo vendo tierras y que a la gente de Bilwi por el arriendo les cobro muy caro”.

En ese momento el Lic. Rodolfo Spear era eliminado de la pre candidatura a alcalde por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), a eso lo consideró como presiones para eliminarlo como candidato a síndico no solamente por los ‘hijos de la comunidad’ sino por algunos militantes del mismo partido.

En una carta remitida por la plancha opositora al alcalde del municipio alrededor de las elecciones a sindico en la comunidad de Karatá Reinaldo Anigol consideró “como un manipuleo político” la carta remitida al alcalde el 10 de Marzo por los líderes comunales de Lamlaya, Dakban y Karatá.

“El grupo que anda, sino respeta a la comunidad nosotros no le daremos nuestro reconocimiento como candidatos legales” (Don Delman Richinald-anciano Karatá) Fueron algunas de las posiciones de los comunitarios respecto a la situación de las elecciones a síndicos.

Toda la campaña electoral de esta plancha fue constantemente confrontativa no solamente dirigida hacia la Junta Directiva y el síndico sino hacia líderes comunales como al juez de Karatá diciendo por la radio que “Rodolfo le da confite a él por eso lo apoya” la reacción de los comunitarios de Karatá fue de rechazo hacia la plancha opositora demostrándose cuando ellos visitaron la comunidad de Karatá, en los resultados electorales los votos expresaron esa realidad en Dakban y Karatá y aunque Rodolfo Spear ganó las elecciones en Bilwi y Lamlaya el voto fue dividido por ambos contendientes.

La plancha opositora expresaba que “ya tienen mas de 6 años de no hacer una elección democrática… pudimos constatar que la mayoría de la población pide elecciones” por lo que estaban solicitando desde temprano elecciones en la comunidad.
 
 
 

En una asamblea anterior efectuada en 1998 los comunitarios acordaron hacer elecciones cada tres años, a pesar de lo que dice la ley de comunidades indígenas que las elecciones se efectúan en la tercera semana de Abril de cada año. Muchas de las decisiones que se toman en asamblea por las comunidades son de trascendencia en las comunidades y la posición que asumen los líderes comunales se toma en común por la comunidad.  Así que no todos deseaban elecciones en Karatá.

En una carta dirigida al Alcalde del municipio Prof. Henry Herman y al Sr. Axel Sang secretario del consejo municipal y firmada por el sindico de Karatá expresó que “cualquier plancha que quiera participar en las elecciones de síndico deberán tener la aprobación y visto bueno de las estructuras de las distintas autoridades comunales y líderes… nosotros no aprobamos ni avalamos la carta sometida por el Sr. Reynaldo Anigol solicitando participar en las elecciones a síndicos de la comunidad indígena de Karatá…” (adjunto).

2.3. Relación con las comunidades

“El camino de Dakban-Puerto Cabezas está siendo cerrado con alambrado” (Asamblea comunal, 1998-comunitario de Dakban) los comunitarios tienen dos vías de acceso hacia la ciudad de Bilwi, una que es un camino peatonal y otro sobre el rio Wakwak y el sistema interlagunar que une esta comunidad con Lamlaya.  Con la lotificación de terrenos hacia la comunidad de Lamlaya, la comunidad de Dakban esta siendo afectada, ante el crecimiento de fincas y su respectivo cercado ajenas a la comunidad.

La comunidad de Lamlaya históricamente ha servido como puerto fluvial a empresas transnacionales para la exportación de madera, banano y resina de pino.  Con el retiro de las empresas que hacían uso del puerto de la comunidad comienza a colapsar económicamente, agudizándose en 1990.

La actividad portuaria se reactiva a partir del financiamiento japonés a través del proyecto DIPARAAN, en junio de 1996 que financia 53 embarcaciones, 90 trasmallos, 5 motores fuera de borda y 103 termos lo que vino a fortalecer la actividad artesanal del litoral sur.

La comunidad de Lamlaya posee un muelle de madera en estado regular, construido en 1994 a través del financiamiento de FADCANIC, es una infraestructura de madera de 100 pies de largo por 12 de ancho, el que no reúne condiciones para las operaciones de cargue y descargue.  Ha sido reparado en dos ocasiones a un costo promedio de C$ 3000.00 cada uno.  La administración es ejercida por un comité de cinco personas, encargadas del cobro y mantenimiento, se remiten recibos por el cobro realizado.
 

El síndico de Karatá expreso en una ocasión “reconocemos que la administración del muelle es ineficiente, mucha gente que utiliza el muelle no quiere pagar debido al mal estado” Se dice que la administración es ineficiente debido a que no llevan un control contable y buena parte de las embarcaciones no pagan por falta de motivación, ya que no ven mejorar el servicio que pudiera brindar el muelle.

“En la oficina no podemos administrar el muelle directamente porque está dentro de la comunidad que ellos lo manejen, pero ha habido problemas, las personas que ponen a la cabeza de recolectar los fondos, de decidir sobre ese fondo, no han funcionado, ahorita tenemos que cambiar de nuevo al tesorero y al cobrador porque a existido conflicto”.

“La gente que viene de otra comunidad a atracar su barco ahí lo que le cobra, ese dinero tiene que entrar a la caja de uno de las seis personas que han sido elegido por ellos, entra la plata pero, qué pasa? la gente dueña de barcos reclaman un mejor servicio del muelle… nosotros estamos viendo que hay una necesidad de hacer cambios y dirigirlo directamente desde aquí de la oficina porque con ese mismo fondo hay que reparar el muelle. (Rodolfo Spear-síndico)

La autonomía concerniente a la administración de los bienes comunales, en este caso el muelle comunal, se ha visto afectada debido a la falta de beligerancia por parte de los líderes de la comunidad de Lamlaya; así mismo, aunque la junta directiva dice que ellos “nunca han tocado dinero de ahí” ven con pocas posibilidades que el servicio brindado por la comunidad en la administración del muelle se mejore.

En un acuerdo concerniente a la administración del muelle los líderes de las comunidades miembros de Karatá dijeron que “por el atraque en el muelle de Lamlaya se cobran C$10.00 a los hijos de Karatá y C$ 20.00 a los que no son hijos de la comunidad” sin embargo los comunitarios de Karatá expresaron que “no pagan porque son hijos de la comunidad”.

Se puede notar que el derecho que se adquiere al ser llamados “hijos de la comunidad” éstos no pagan por el atraque de sus duris y ponkis en el embarcadero, como consecuencia el acuerdo de 1998 no se hace cumplir, tampoco aumentan los ingresos y reinversión que se le pueda hacer al muelle.

Con relación a la gestión de construir el muelle comunal de Lamlaya a través del proyecto de transporte DANIDA existen dos propuestas para el arrendamiento (ver anexo) una propuesta por parte de la Alcaldía Municipal y otra que es propuesta por la Junta Directiva

de la comunidad, al hacer una revisión de los escritos encontramos contradicciones en la propuesta del arrendamiento una vez que concluya la obra que la agencia Danesa pretende apoyar.
 

Entre las contradicciones que se visualizan son los siguientes:

  Que los servicios brindados en el muelle serán facilitados por miembros de la comunidad a través de una asociación y/o cooperativa debidamente establecida (Rodolfo Spear-sindico Karatá) mientras que en la propuesta de la Alcaldía proponen que las facilidades que brindará el muelle sean proporcionadas a través de una junta compartida por Karatá, Lamlaya y la Alcaldía municipal.
  Que las utilidades que proporciones el Muelle el 10% se destinará para el mantenimiento de la vía Bilwi-Lamlaya. De los beneficios que genere el proyecto los habitantes de Lamlaya pueden solicitar a la comuna que los invierta en su comunidad (propuesta de la Alcaldía Municipal)

Todo lo anteriormente expuesto es una clara contradicción entre las autoridades municipales y la propuesta que hizo llegar el síndico de Karatá a DANIDA, hasta el momento han llegado a acuerdos tales como sacar el barco denominado “marmot” para poder limpiar la sedimentación que se encuentra en el puerto lacustre de Lamlaya y poder empezar la construcción del muelle comunal.

El proyecto del muelle comunal de Lamlaya, solicitado a la agencia de cooperación internacional DANIDA ya ha sido aprobado y solamente están esperando el cumplimiento adquirido por parte de la comunidad en donde debían eliminar el barco “Marmot” y hacer la limpieza del río Lamlaya, según el síndico “ya se empezó a desbaratar el “marmot” pero también están en conversaciones con una empresa de Chatarra para vender dicho barco en piezas”.

La comunidad de Lamlaya queda a 5 Kilómetros de Bilwi y una queja principal que tienen los comunitarios es que “por la carretera nueva hacia Lamlaya por donde Mrs. Rosina, la gente de Lamlaya no quiere que se alquile porque la gente de esta comunidad no quiere convertirse en un barrio mas de Bilwi”(Rodolfo Spear-síndico).

Con la distribución de lotes de terrenos para los desmovilizados del ARMINGOB toda esa parte de terrenos que menciona el Lic. Spear ya han sido concedidos en arrendamientos, aunque distan un poco del sector de donde Mrs. Rosina, es probable que dentro de poco esté lleno de casas debido a la presión de la falta de espacio en la ciudad para ceder terrenos en arrendamiento.
TERRITORIO DE KARATA 1  2  3  4

DESCRIPCION DE LAS COMUNIDADES MISKITAS.
PRECEPTOS ESENCIALES DE LA NACION COMUNITARIA MOSKITIA
LEY ORGANICA DE LA NACION COMUNITARIA MOSKITIA
Nación Comunitaria Miskita de Nicaragüa
BilwiBilwi(urbano)Bihmuna Lapan LayasiksaSanta Isabel  (Awasbila)
 PilphiliaKringkringnia WiwinakSanta Fe
---------------------------------
MUSEO LAKIATAVA
EN BILWI, RAAN, NICARAGUA
PRESENTA :
SOCIEDAD MISKITA EN EL ARTE DE LA GUERRA

SUKIAH !!
MITOS Y CREENCIAS
RESPECTO A LAS ENFERMEDADES
Por Avelino Cox Molina.
KINGS DE LA MOSKITIA
The Miskito Indians, described by William Dampier
Tratado de la
Mosquitia entre Gran Bretaña y Nicaragua
firmado en Managua, el 28 de Enero de 1860,
Tratado de Managua entre su Majestad Británica y la República de Nicaragua,
Ratificacion intercambiadas en Londres.

ESTATUTO DE AUTONOMIA
DE LAS DOS REGIONES DE LA COSTA ATLÁNTICA DE NICARAGUA
Ley No. 28